Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Las elecciones generales de Holanda, en directo

Redacción TO

Foto: YVES HERMAN
Reuters

Holanda celebra hoy elecciones generales en medio de una expectación y un interés internacional inusitados debido a la incertidumbre sobre una posible victoria del populismo de ultraderecha.

00.25

Con el 10% de los votos escrutados, despedimos la cobertura en directo de las elecciones generales de los Países Bajos. Gracias por seguir la jornada con nosotros.

VVD-ALDE(Mark Rutte, liberal, actual primer ministro): 22.4%

GL-G/EFA (Jesse Klaver, izquierda verde): 13.2%

PVV-ENF (Geert Wilders, populista de ultraderecha): 12.2%

D66-ALDE (Jan Peter Balkenende, socioliberal): 11.9%

CDA-EPP (Jan Peter Balkenende, democristiano): 11.3%

SP-LEFT (Emile Roemer, socialista): 8.4%

00.10

La Izquierda Verde es la formación más votada en Ámsterdam, la capital, con un 19.3% de los votos. El partido de Rutte ha sumado un 15.2% de los apoyos en la ciudad, mientras que Wilders se queda con un 7%.

00.04

Si bien no hay datos definitivos, el segundo puesto que de momento ocupa el ultraderechista Geert Wilders no le permitirá liderar el país, pues todos los demás partidos han afirmado durante la campaña que no harían coalición con él para formar Gobierno.

Dutch far-right politician Geert Wilders of the PVV party votes in the general election in The Hague, Netherlands, March 15, 2017. REUTERS/Dylan Martinez
Geert Wilders | Foto: Dylan Martinez / Reuters

23.55

“Después del Brexit y después de las elecciones en Estados Unidos, Holanda ha dicho ‘no’ al populismo”, ha celebrado el primer ministro en su primera comparecencia ante sus seguidores en La Haya, una de las ciudades más pobladas de los Países Bajos.

23.48

Sin que se conozcan todavía los resultados definitivos, el actual primer ministro, Mark Rutte, se da ya por ganador, en unas declaraciones recogidas por la cadena holandesa NOS

“Esta noche celebramos, mañana vamos a trabajar para los Países Bajos”, dice el liberal conservador.

23.39

La televisión holandesa RTV informa de que el ultraderechista PVV de Geert Wilders ha sido la formación más votada en Rotterdam, la segunda ciudad del país.

Rotterdam con el PVV, se ha apresurado a responder Wilders por Twitter

23.34

A falta de que se conozcan los datos definitivos, distintos líderes europeos empiezan a reaccionar a los resultados. Eso sí, ningún líder español se ha pronunciado todavía.

“Felicidades a los holandeses por haber detenido el avance de la extrema derecha. Voluntad de trabajar por una Europa más fuerte”, ha tuiteado el ministro de exteriores francés, Jean-Marc Ayrault.

“¡Holanda, oh, Holanda! ¡Sois unos campeones! ¡Felicidades por estos fantásticos resultados!”, ha felicitado el portavoz de la canciller alemana, Angela Merkel.

“No al #Nexit La derecha anti-UE ha perdido las elecciones en Holanda. Compromiso común para cambiar y revitalizar la Unión”, ha tuiteado el primer ministro italiano, Paolo Gentinoli.

“Bien”, ha sido el breve comentario de la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon.

23.10

Los mercados ya reaccionan a la victoria de Rutte, prácticamente asegurada. En las últimas horas, el euro ha llegado a su máximo nivel desde hace más de un mes. Según Bloomberg, la moneda única podría lograr su mayor avance desde junio.

El euro sale reforzado de la victoria, prácticamente asegurada, de Rutte | Foto: Kacper Pempel / Reuters
El euro sale reforzado de la victoria, prácticamente asegurada, de Rutte | Foto: Kacper Pempel / Reuters

23.07

Los partidos con preocupaciones medioambientales han duplicado sus escaños, pasando del 15% al 31%.

22.47

Kathalijne Buitenweg, número 2 de la Izquierda Verde: “Nunca hemos tenido unos resultados tan buenos. Hemos cuadriplicado nuestros escaños. Y estoy increíblemente orgullosa del partido y de todas las perdonas que han votado y han hecho campaña. Está claro que la gente ya está cansada del actual clima de polarización y quiere un mensaje de positividad. Y estoy orgullosa de eso”.

22.37

La izquierda verde celebra con humor sus buenos resultados. El partido liderado por Jesse Klaver ha logrado un 11% de apoyos y 16 escaños, según los sondeos a pie de urna.

22.35

La recta final de la campaña de estas elecciones ha estado marcada por la tensión con Turquía. El primer ministro neerlandés, Mark Rutte, vetó la participación de líderes turcos en mítines holandeses para promocionar el referéndum que dará más poderes al presidente otomano, Recep Tayyip Erdogan. Holanda actúa con “remanentes nazis y fascistas”, acusó Erdogan. Incluso la Unión Europea ha tenido que intervenir.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan (Foto: Reuters)
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan (Foto: Reuters)

22.24

Comparación, con datos de Ipsos, de los resultados de 2012 y los de 2017.

22.11

El populista antieuropeísta, antiinmigración y ultraderechista Geert Wilders reacciona en Twitter a los resultados: “¡Hemos ganado asientos! ¡Esa es la primera victoria! ¡Todavía no he acabado con Rutte!”

22.08

Con el 1% de los votos escrutado, estos son los seis partidos más votados:

VVD-ALDE: 26.2% (Mark Rutte, liberal, actual primer ministro)

PVV-ENF: 12.5% (Geert Wilders, populista de ultraderecha)

D66-ALDE: 12.3% (Jan Peter Balkenende, socioliberal)

CDA-EPP: 10.3% (Jan Peter Balkenende, democristiano)

GL-G/EFA: 9.4% (Jesse Klaver, izquierda verde)

SP-LEFT: 8.1% (Emile Roemer, socialista)

22.01

El Ministerio de Exteriores alemán celebra los resultados.

“Una holgada mayoría de los votantes neerlandeses han rechazado los populismos antieuropeos. Eso son buenas noticias. ¡Os necesitamos para una #Europa fuerte!”, ha tuiteado el organismo.

22.00

En las elecciones de 1977, el país estuvo 207 días sin formar Gobierno debido a la fragmentación del Parlamento. Actualmente, es el sexto país que más tiempo ha pasado con un Gobierno de interinidad. En estos comicios, según los primeros sondeos, 12 partidos tendrán representación y hará falta una coalición a cuatro (como mínimo) para formar Gobierno.

21.51

Según los primeros sondeos, será necesaria una coalición a cuatro para lograr la mayoría absoluta, de 76 escaños.

21. 50

Ya están contados los votos en dos de los 388 municipios de los Países Bajos. En ambos ha ganado el liberal de derechas Mark Rutte, actual primer ministro.

21.44

Estas eleciones son las que más participación han tenido en los últimos 31 años.

Votantes, en Ámsterdam (Foto: Cris Toala Olivares / Reuters)
Votantes, en Ámsterdam (Foto: Cris Toala Olivares / Reuters)

21.42

Los socialdemócratas están pagando en las urnas haber hecho una coalición con los liberales: el partido ha pasado de un 24.8% en 2012 de apoyos al 6%.

21.39

Los sondeos sitúan en primer lugar al actual primer ministro, Mark Rutte.

El actual primer ministro, Mark Rutte (Foto: Michael Kooren / Reuters)
El actual primer ministro, Mark Rutte (Foto: Michael Kooren / Reuters)

21.36

Los sondeos a pie de urna hablan de un 82% de participación, frente al 74.6 de la elecciones de 2012.

21.33

Los Verdes logran, según los sondeos, el mejor resultado de su historia

2003: 0.5%

2006: 1.8%

2010: 1.3%

2012: 1.9%

2017: 3%

Las elecciones generales de Holanda, en directo 1
Seguidores del Partido Verde GL celebran en La Haya los resultados a pie de urna. (Foto: Francois Lenoir / Reuters)

21.30

Estos son los partidos con representación parlamentaria, según los sondeos a pie de urna (datos de Ipsos MORI):

VVD-ALDE (Mark Rutte, liberal, actual primer ministro): 31 escaños

CDA-EPP (Jan Peter Balkenende, democristiano): 19 escaños

PVV-ENF (Geert Wilders, populista de ultraderecha): 19 escaños

D66-ALDE (Jan Peter Balkenende, socioliberal): 19 escaños

GL-G/EFA (Jesse Klaver, izquierda verde): 16 escaños

SP-LEFT (Emile Roemer, socialista): 14 escaños

PvdA-S&D (Hans Speckman, laborista socialdemócrata): 9 escaños

ChristenUnie (Gert-Jan Segers, democristiano): 6 escaños

Partij vo0r de Dieren (Marianne Thieme, animalista): 5 escaños

50+ (Henk Krol, laborista defensor de los mayores): 4 escaños

Denk (Tunahan Kuzu, laborista proinmigración): 3 escaños

Forum voor Democratie (Thierry Baudet, conservador): 2 escaños

21.15

Los sondeos a pie de urna dan al partido socialdemócrata de Hans Speckman el peor resultado de su historia.

1982: 30%

1986: 33%

1989: 32%

1994: 24%

1998: 29%

2002: 15%

2003: 27%

2006: 21%

2010: 20%

2012: 25%

2017: 6%

21.11

Los primeros sondeos a pie de urna dan la victoria, en minoría, al actual primer ministro, Mark Rutte, liberal. En segundo lugar, empatan el populista de extrema derecha antieuropeísta y antiinmigración Geert Wilders, el democristiano Jan Peter Balkenende y el socioliberal Jan Peter Balkenende (datos de Ipsos MORI):

VVD-ALDE: 21% (Mark Rutte, liberal, actual primer ministro)

CDA-EPP 13% (Jan Peter Balkenende, democristiano)

PVV-ENF 13% (Geert Wilders, populista de ultraderecha)

D66-ALDE 13% (Jan Peter Balkenende, socioliberal)

GL-G/EFA 11% (Jesse Klaver, izquierda verde)

SP-LEFT 9% (Emile Roemer, socialista)

PvdA-S&D 6% (Hans Speckman, socialdemócrata)

21.00

Cierran los centros electorales y comienza el recuento de votos, que se realizará a mano.

Comienza el recuento de votos tras el cierre de los colegios. (Foto: Cris Toala Olivares)
Comienza el recuento de votos tras el cierre de los colegios. (Foto: Cris Toala Olivares)

20.50

Faltan diez minutos para que cierren los centros electorales y se den a conocer los primeros sondeos a pie de urna.

20.38

La participación a las 19.15 es del 73%, un 8% más que en los comicios de 2012

20.17

Las urnas cierran a las nueve de la noche (hora local y española). Los primeros resultados en llegar serán los de las pequeñas islas del país. Se tendrá una idea bastante aproximada de los resultados a la una de la madrugada. Los votos se contarán a mano por temor a un ciberataque.

Las elecciones generales de Holanda, en directo
Una papeleta y un lápiz rojo en un centro electoral de Amsterdam. (Foto: Cris Toala Olivares / reuters)

20:00 

Desde las 07.30 horas y hasta las 21.00 horas permanecen abiertos los más de 10.000 colegios electorales para que 12,6 millones de ciudadanos elijan a su futuro gobierno.  A las 16 horas había ejercido su derecho al voto más del 43% de ciudadanos, según datos de la agencia Ipsos, lo que supone un aumento de 6 puntos respecto a las elecciones legislativas de 2012.

Sigue la cobertura especial de The Objective en Further Live.

Elecciones generales Holanda 2017
El primer ministro Mark Rutte, votó pasadas las 10.30h en su colegio electoral. | Foto: Michael Kooren / Reuters

Elecciones generales Holanda 2017 1
El líder del partido de la extrema derecha, Geert Wilders, acudió a votar en torno a las 10h. | Foto: Yves Herman / Reuters

Continúa leyendo: El fantasma del populismo marca las elecciones generales en Holanda

El fantasma del populismo marca las elecciones generales en Holanda

Redacción TO

Foto: DYLAN MARTINEZ
Reuters

Este miércoles los holandeses están llamados a las urnas. Nunca antes unas elecciones generales en este país con 17 millones de habitantes habían acaparado tanta atención fuera de sus fronteras. Pero el creciente apoyo ciudadano, según las encuestas, al líder de extrema derecha Geert Wilders y su Partido de la Libertad (PVV), mantienen al resto de la Unión Europea alerta ante la posible llegada del populismo más exacerbado basado en un discurso similar al que en Estado Unidos llevó al poder a Donald Trump.

Wilders el populista

“Espero repetir su mismo éxito y devolver Holanda a los holandeses”, ha declarado en varias ocasiones Geert Wilders, refiriéndose a la victoria de Donald Trump en EEUU el pasado mes de noviembre. Parece que su discurso basado en cerrar las fronteras a los ciudadanos musulmanes – se refirió a los marroquíes como “escoria” – y su deseo de emular al Reino Unido con un “Nexit”, han calado hondo en determinados sectores de la sociedad holandesa.

Conocido por sus declaraciones contra el islam, Wilders ha prometido cerrar las fronteras a los inmigrantes musulmanes, la venta del Corán en Holanda y acabar con las mezquitas, aunque esos cambios vayan en contra de la Constitución y de numerosas leyes locales. El programa de Wilders está recogido en un folio. No necesita más.

A sus 53 años considera su obligación mantener una cruzada contra “la islamización” de su país y compara el Corán con el ‘Mein Kampf’ de Adolf Hitler. Sus incendiarias declaraciones le han puesto en el punto de mira de grupos terroristas y ha recibido amenazas de muerte, lo que le ha obligado a llevar protección policial las 24 horas, además de renunciar a llevar a cabo mítines en lugares abiertos, en las últimas semanas.

Las elecciones en Holanda, marcadas por el fantasma del populismo 1
El ultraderechista Geert Wilders, del PVV, representa el populismo más exacerbado | Foto: Yves Herman /Reutes

Nacido en la localidad de Venlo, en el sureste del país, Wilders creció en una familia católica, junto a su hermano y a sus dos hermanas. Su interés por la política comenzó en los años 80, atraído por el poder, pero lo que de verdad le marcó fue, primero, el asesinato en 2002 del dirigente populista Pim Fortuyn, del que es heredero político directo, y dos años más tarde, el del cineasta Theo van Gogh. “Recuerdo que me temblaban las piernas, en estado de conmoción”, describió en un libro en 2012. “Puedo decir honestamente que sentí cólera, no miedo”.

Casado con una ciudadana húngara y sin hijos, su partido es oficialmente una asociación con un único miembro: él mismo. Diputado desde hace casi veinte años, si su partido es el segundo más votado, no será fácil ignorarle como líder de la oposición, desde donde ya ejerce después de una experiencia en el Gobierno del liberal Mark Rutten que acabó en un total desencuentro y con la convocatoria de nuevas elecciones en 2012.

Rutte frente al “populismo”

El primer ministro holandés y candidato a la reelección, Mark Rutte, aprovechó el debate electoral celebrado este lunes frente a su principal rival Geert Wilders, para hacer un llamamiento a los electores frente al “populismo” en Europa. “Quiero que Holanda sea el primer país en detener el populismo, en detener el efecto dominó” iniciado por el Brexit en Reino Unido, y representado en países como Francia – que celebra elecciones el próximo mes – por la líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, que aparece como una de las favoritas en las encuestas.

Las elecciones en Holanda, marcadas por el fantasma del populismo 2
El primer ministro holandés, Mark Rutte, del partido liberal VVD, en un acto electoral | Foto: Dylan Martinez / Reuters

Los sondeos

El Partido de la Libertad (PVV) de Wilders llegó a situarse como la fuerza más votada, según las diferentes encuestas. Sin embargo, el último sondeo publicado el domingo por la web Peilingwijzer, que reúne seis encuestas distintas, apunta a que los liberales del actual primer ministro Mark Rutte y su Partido Popular para la Libertad y la Democracia (VVD) serán los más votados, eso sí, después de que en la última semana su candidato endureciera el discurso contra la inmigración, uno de los principales caballos de batalla de estos comicios.

Este sondeo da al VVD el 16 por ciento de los votos y entre 23 y 27 escaños en un Parlamento de 150. Wilders sería el segundo más votado con una horquilla de 21 a 25 escaños y el 14 por ciento de los votos. En tercer lugar aparecen los democristianos de la CDA, con el 12 por ciento de los votos y entre 18 y 20 escaños, empatados con los liberales progresistas del D66.

Los verdes del GroenLinks obtendrían el 10 por ciento de los votos con 15 a 17 escaños y los socialistas del SP rozarían el 10 por ciento de los votos, logrado entre 14 y 16 asientos, por delante de los socialdemócratas de Lodewijk Frans Asscher y su PvdA que caen a la séptima posición con entre 11 y 13 escaños de los 38 que obtuvieron en anteriores elecciones. Los expertos consideran que haber gobernado en coalición con los neoliberales en esta última legislatura les ha pasado factura. También es verdad que los partidos socialdemócratas parecen estar perdiendo apoyo social en el conjunto de Europa, más allá de las coaliciones a las que lleguen con otros partidos.

Coaliciones

En Holanda, nunca un partido ha obtenido la mayoría absoluta necesaria de 76 escaños para poder gobernar en solitario y no parece que esto vaya a cambiar después del 15 de marzo. A las elecciones se presentan 28 partidos de los cuales, al menos 14 podrían obtengan representación parlamentaria, según las encuestas. Un parlamento fragmentado que obligará a alcanzar acuerdos entre más de dos partidos para formar gobierno en el que, en ningún caso, estará el partido de Wilders. Todos los candidatos han dejado claro que no llegarán a ningún tipo de acuerdo con el PVV.

Las elecciones en Holanda, marcadas por el fantasma del populismo
Más de 20 partidos se presentan a los comicios del 15 de marzo | Foto: Dylan Martinez / Reuters

Wilders, por su parte, ya ha advertido de las graves consecuencias que tendrá para el país que su partido – si resulta ser el segundo más votado – no está en el próximo gobierno holandés. Sus contrincantes, sin embargo, no parecen dispuestos a que Wilders tenga de nuevo capacidad para bloquear decisiones del Ejecutivo, como ocurrió en 2012 cuando formaba parte del gobierno y hubo que adelantar las elecciones. Los expertos creen que finalmente habrá un gobierno formado por cuatro o cinco partidos, liderado por los liberales del actual primer ministro Rutte, en poder desde 2012.

Europa, alerta

Las elecciones en Holanda se ven con inquietud en el resto de Europa porque la campaña ha estado marcada por los temas de inmigración y de identidad, y se consideran como barómetro del avance de la extrema derecha, en un año con múltiples citas electorales, entre ellas en Francia y Alemania. En este sentido, Rutte no ha podido ser más descriptivo.

“Podemos decir que estas elecciones son los cuartos de final para intentar impedir ganar al mal populismo. Las semifinales son en Francia en abril y mayo, y luego la final es en Alemania en septiembre”, ha dicho Rutte sobre los retos que esperan a Europa en las urnas durante el presente año.

Para la Unión Europea, el desafío del Brexit ocupa su principal preocupación. Necesita contrarrestar la salida del Reino Unido y la creciente desafección europea por parte de los ciudadanos con una imagen de unidad, como la que presentaron la semana pasada los líderes de Alemania, Francia, España e Italia en su reunión de Versalles. El mensaje es claro: el populismo excluyente, xenófobo y radical no tiene cabida en la UE y es necesario aunar políticas a favor de un mundo cada vez más globalizado que defienda los intereses generales frente a los de unos pocos.

Continúa leyendo: Por qué el #TakeAKnee de los deportistas de EEUU es en realidad una protesta contra el racismo

Por qué el #TakeAKnee de los deportistas de EEUU es en realidad una protesta contra el racismo

Redacción TO

Foto: Brian Spurlock
Reuters

Arrodillados, para luchar por los derechos de todos los ciudadanos americanos. Así están comenzando cada partido muchos jugadores de la liga norteamericana de fútbol, la NFL. Se trata de una protesta contra las palabras y las políticas de Donald Trump, pero no solo eso. Va mucho más allá. Es una reivindicación de un Estados Unidos sin violencia policial racial, sin segregación racial, sin discriminación, sin racismo.

El gesto no es de ahora. Comenzó en 2016 cuando el jugador de San Francisco Colin Kaepernick se arrodilló en un partido por la brutalidad de la policía contra ciudadanos negros desarmados —que desembocó en el movimiento #BlackLivesMatter—. Hasta este fin de semana, el movimiento contaba con apenas una decena de adeptos.

Han sido las declaraciones de Trump las que han agitado de nuevo el #TakeAKnee, después de que señalara que los partidos eran aburridos, que los jugadores se estaban reblandeciendo por prohibir los golpes fuertes y que los propietarios de los equipos deberían echar al “hijo de… que no respeta la bandera”, en referencia a Kaepernick que —recordemos— se arrodillaba durante el himno para protestar contra la violencia policial. Ahí se desencadenó todo.

Trump ha pedido el boicot y el despido de los jugadores que se arrodillen. Ellos, cada vez más, se arrodillan para pedir los mismos derechos para todos los ciudadanos de Estados Unidos. La mayoría de los jugadores de la NFL son negros y han cerrado filas en defensa de sus compañeros. Pero incluso el dueño de los Cowboys, Jerry Jones, se ha arrodillado en favor de esta protesta:

El jugador español de los Steelers, Alejandro Villanueva ha tenido que pedir perdón por no arrodillarse junto a sus compañeros en el último partido. Ha dicho que se siente avergonzado. Por esta razón, muchas personalidades están pidiendo a los deportistas blancos que también tomen partido, que aprovechen su posición de poder para apoyarlos:

Las muestras de apoyo a #TakeAKnee no dejan de crecer. Incluso muchos usuarios se han cambiado su nombre de perfil en Twitter.

Los gestos de apoyo a los jugadores no se han quedado en el mundo del deporte. El cantante Stevie Wonder se arrodilló con la ayuda de su hijo Kwame Morri: “Una por América y otra por el mundo”, dijo. “Si yo puedo verlo [la violencia racial], maldita sea, sé que vosotros también podéis”, añadió al día siguiente en un concierto en Charlottesville.

La NBA contra las políticas de Trump

La NFL no es la única de las grandes ligas que se ha rebelado contra Trump y la permisividad de los ataques raciales en EEUU. La joya de la corona del deporte estadounidense, la NBA, también está enfrentándose al presidente estos días. La estrella de los Warriors Stephen Curry dijo en una entrevista el viernes por la noche que no quería ir a la tradicional recepción honorífica que la Casa Blanca organiza cada año para el equipo ganador de la NBA.

Sus razones: “Con suerte, no ir a la Casa Blanca inspire algún cambio sobre lo que toleramos en este país, lo que aceptamos y sobre lo que hacemos la vista gorda. Estamos tratando de utilizar nuestras plataformas y aprovechar nuestras oportunidades para arrojar luz sobre estos temas. No es que crea que si yo no voy a la Casa Blanca milagrosamente todo empezara a ir mejor, pero es mi oportunidad para señalarlo”.

El objetivo de Curry no era Trump exclusivamente, sino las políticas del presidente, su falta de capacidad para “decir o no decir lo que debía en cada momento”, en referencia a la violencia de Charlottesville, cuando el mandatario equiparó a los supremacistas blancos que encabezaban las marchas en Virginia —y que provocaron la muerte de tres personas— con los antifascistas que trataban de evitar que los neonazis protestaran.

Sin embargo, el presidente no lo entendió. Y los 140 caracteres de respuesta no tardaron en llegar:

Compañeros de Curry como Lebron James han salido en su defensa. Su contrincante en la pista tuvo claro cuál era su lugar en esta discusión y le dijo a Trump que no se podía quitar la invitación a alguien que ya había dicho que no iba a ir. “Ir a la Casa Blanca era un honor antes de que tú llegaras“, terminó en Twitter.

Además, James envío un vídeo también a través de Twitter en el que explicaba un poco más sus motivos para defender a Curry y a los compañeros de la liga NFL. “Estoy un poco frustrado porque este tío que hemos puesto al mando ha intentado dividirnos una vez más. Obviamente, todos sabemos lo que ocurrió en Charlottesville y la división que eso causó. Ahora, está intentando utilizar el deporte como una forma de dividirnos. Todos sabemos la pasión que hay en el deporte, cuánto amor, cariño y amistad crea. Ahora él está utilizando esa plataforma para dividirnos más y eso no es algo sobre lo que me pueda quedar callado”. Touché.

Continúa leyendo: El triunfo del relato falaz

El triunfo del relato falaz

Jordi Bernal

Foto: Mondelo
EFE/Archivo

La novela que nos gusta y el periodismo clásico compartían una premisa precisa: contar una historia. Y contarla bien. En el ámbito del marketing político ha hecho fortuna el término storytelling, que no es otra cosa que transmitir un relato con fines persuasivos. O sea la Biblia de toda la vida pero en eslóganes torcidos. No hay que negarle eficacia a la estrategia nacionalista de construir, en los tres últimos siglos, y de manera intensísima en los últimos cuarenta años, un relato áureo que desafiaba, manipulaba y en último término tergiversaba los hechos más elementales de la historia. Para ello, como es bien sabido, ha contado con unos medios de comunicación públicos y privados bien cebados de subvenciones y con el adoctrinamiento pertinaz en centros de enseñanza básica, media y universitaria. Había que ser un pedazo de Haffner para resistir el bombardeo. Aunque el parapeto de las lecturas acertadas y las compañías cabales ayudaron a unos pocos a cuestionar el redil.

Ahora, merced al relato pacientemente urdido, los disidentes son señalados como renegados, traidores y vendidos al oro de Madrit. Incluso Serrat, el nano del Poble Sec, un hombre al que tan poco le gusta molestar y que siempre ha mantenido una hábil diplomacia, ha levantado las iras independentistas por cuestionar maneras marrulleras y carencias democráticas en el referéndum suspendido, dándole la razón así a Lluis Llach, a quien siempre le costó disimular su aversión visceral por el autor de Mediterráneo.

El relato, a manera de pegajosa tela de araña, se extiende a los desafectos perdidos para la causa. El odio que sienten por el catalán que en su propio idioma les rebate el cuento de sus mentiras (Boadella, Borrell, Marsé e incluso el pactista Serrat) es proporcional a la baba que se les cae rendida cuando el foráneo o charnego aparece en TV3 esforzándose por expresarse en catalán antes de disculparse cabizbajo por su precaria competencia con tan sacro idioma.

A estos ejemplos de la carencia de pluralidad (aunque se ufanan de pluralistas por incluir en todas las tertulias de sus medios a un unionista de guardia, siempre y cuando sea de derechas, la líe parda con los pronombres débiles o sea tierna carne de cañón) y de la fractura social producida en Cataluña, debe añadirse el que tal vez sea el triunfo del relato falaz y que puede convertirse en piedra de toque de un escenario dramático a partir del 1 de octubre: la democracia está por encima del estado de derecho. España demuestra que no ha superado su pasado franquista y que sigue siendo en esencia totalitario.

Dos axiomas que, en la lógica nacionalista, dejarían la calle en manos de la CUP. Y entonces el relato devendría en sangre y fuego frente al estado opresor.

Continúa leyendo: ¿Por qué no ha acogido España a todos los refugiados que debía?

¿Por qué no ha acogido España a todos los refugiados que debía?

María Hernández

Foto: ALVARO BARRIENTOS
AP

Este martes se acaba el plazo para que España cumpla la cuota de acogida de refugiados establecida por la Unión Europea. Sin embargo, España solo ha recibido al 11% de los refugiados que debía acoger obligatoriamente. La Unión Europea estableció que debía acoger a 17.337 personas, 9.323 de las cuales eran de obligado cumplimiento.

La media de cumplimiento con el cupo de acogida obligatoria en Europa se sitúa en torno al 50%, lo que demuestra que a España aún le queda mucho por hacer en este aspecto, aunque no es la única. El 86% de las personas refugiadas en todo el mundo son acogidas en algunos de los países más empobrecidos, como Pakistán, Irán, Etiopía o Jordania, por lo que Europa solo recibe un pequeño porcentaje de los más de 65 millones de personas que se han visto obligadas a huir de su país, explica la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR).

Los motivos del incumplimiento

Las organizaciones de defensa de los refugiados denuncian a menudo los diferentes motivos por los que la Unión Europea en general, y España en concreto, no cumplen con las cuotas establecidas de acogida de refugiados.

El primero de estos motivos es la limitación de reubicación a personas que tengan una nacionalidad que supere el 75% de reconocimiento de protección internacional por parte de los estados miembro. CEAR critica que este criterio de nacionalidad está dejando fuera a refugiados de países como Afganistán, Sudán o Nigeria.

Además, los criterios de reconocimiento no son iguales en todos los países, por lo que existe una falta de coordinación, especialmente entre la Oficina Europea de Apoyo al Refugiado (EASO) y países como Italia o Grecia.

Otro aspecto de gran importancia respecto a la acogida de refugiados es el acuerdo al que llegaron la Unión Europea y Turquía en marzo de 2016, tras el cual los estados miembros decidieron que las personas que llegaran a Grecia desde ese momento no podrían solicitar su reubicación a otro país europeo.

Esta decisión está estrechamente relacionada con la última comunicación la Unidad de Reubicación Griega, en la que afirmaba que no hay en Grecia más personas con un perfil adecuado para la reubicación. CEAR asegura que esto no es cierto, pues la Comisión Europea cifra en 4.700 las personas “potencialmente elegibles” para ser reubicadas desde Grecia, sumadas a las más de 7.200 personas que han llegado este año a Italia.

Además, CEAR destaca que existe una gran falta de voluntad política en los países de la Unión Europea, cuyos gobiernos han utilizado el discurso del miedo para justificar el incumplimiento de las cuotas de acogida de refugiados que ha establecido la Comisión Europea.

Las peticiones de CEAR

El hecho de que no exista un mecanismo efectivo de sanciones a los países que incumplen las cuotas establecidas por la Comisión Europea ha sido uno de los principales motivos por el que ningún país de la Unión Europea ha cumplido con el 100% de las acogidas obligatorias.

Por esta razón, desde CEAR piden que se impongan sanciones al Gobierno español y al resto de incumplidores para “que no queden impunes”, explica la secretaria general de la organización, Estrella Galán.

¿Por qué no ha acogido España a todos los refugiados que debía? 3
Un grupo de manifestantes pide que España acoja más refugiados. | Foto: Emilio Morenatti/ AP

Además, Galán ha recordado que España cuenta con una ley de asilo que no se está aplicando, así como con una directiva de protección temporal que le permitiría trasladar a personas con necesidades concretas durante un tiempo determinado, por lo que “no hay excusas, España debe seguir con su cumplimiento”, dice Galán.

Desde CEAR también piden a las autoridades que eliminen la discriminación por nacionalidad en el proceso de aceptación de solicitudes de asilo, así como que se deje de discriminar a las personas con vulnerabilidad, especialmente a los menores no acompañados, un grupo a menudo más rechazado por los países europeos debido a que necesitan más recursos que el resto.

El cumplimiento del acuerdo no acaba ahora

La directora de Políticas y Campañas de CEAR, Paloma Favieres, recuerda que, aunque el plazo fue establecido para el 26 de septiembre, el cumplimiento de la cuota de acogida de refugiados no debe finalizar.

¿Por qué no ha acogido España a todos los refugiados que debía? 2
Un grupo de manifestantes protestan contra el acuerdo de la Unión Europea con Turquía. | Foto: Jon Nazca/ Reuters

La Comisión Europea habla de un plazo “razonable” para seguir acogiendo refugiados hasta cumplir con la cuota establecida, explica Favieres, que insiste en que España debe seguir recibiendo a los solicitantes de asilo hasta cumplir con el número fijado a pesar de que se haya cumplido el plazo.

Además, señala que “la carta de Grecia no puede ser la excusa” para dejar de recibir refugiados, sino que todos aquellos que llegaron tras el acuerdo con Turquía también deben ser reubicados, así como los que lleguen hasta el día 26 de septiembre a las costas griegas.

El proceso de acogida en primera persona

Las cifras nos muestran que España se queda muy atrás en lo que respecta a acoger e integrar refugiados, pero son los propios refugiados los que mejor transmiten cómo es el proceso de reubicación a España.

Nedal, un refugiado sirio que llegó a España tras más de dos años de espera, explica que “mucha gente en España no acepta a los refugiados”, por lo que la integración en la sociedad es difícil en algunos casos.

¿Por qué no ha acogido España a todos los refugiados que debía? 1
Un manifestante protesta por los largos procesos que viven los refugiados para entrar en España. | Foto: Francisco Seco/AP

Nedal fue a la universidad en Siria, pero la guerra le impidió llevar una vida normal y tuvo que huir a Líbano, desde donde comenzó el proceso para venir a España. Aquí estudia español, alemán y un curso de Administración y Asistencia a la Dirección.

Todo suena muy bien, pero acabar sus estudios en España tampoco está siendo fácil para Nedal. “No todo el mundo acepta a los refugiados aquí”, explica, motivo por el que le está resultando muy complicado encontrar una empresa donde llevar a cabo las prácticas necesarias para acabar su curso.

También son difíciles otras situaciones cotidianas como la búsqueda de piso. Nedal asegura que en numerosas ocasiones le han denegado el alquiler de un piso por el simple hecho de ser un refugiado árabe. A pesar de todo, asegura que hay mucha gente que le ha ayudado en España y que “claro está, no todos son iguales”.

TOP