Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Las elecciones generales de Holanda, en directo

Redacción TO

Foto: YVES HERMAN
Reuters

Holanda celebra hoy elecciones generales en medio de una expectación y un interés internacional inusitados debido a la incertidumbre sobre una posible victoria del populismo de ultraderecha.

00.25

Con el 10% de los votos escrutados, despedimos la cobertura en directo de las elecciones generales de los Países Bajos. Gracias por seguir la jornada con nosotros.

VVD-ALDE(Mark Rutte, liberal, actual primer ministro): 22.4%

GL-G/EFA (Jesse Klaver, izquierda verde): 13.2%

PVV-ENF (Geert Wilders, populista de ultraderecha): 12.2%

D66-ALDE (Jan Peter Balkenende, socioliberal): 11.9%

CDA-EPP (Jan Peter Balkenende, democristiano): 11.3%

SP-LEFT (Emile Roemer, socialista): 8.4%

00.10

La Izquierda Verde es la formación más votada en Ámsterdam, la capital, con un 19.3% de los votos. El partido de Rutte ha sumado un 15.2% de los apoyos en la ciudad, mientras que Wilders se queda con un 7%.

00.04

Si bien no hay datos definitivos, el segundo puesto que de momento ocupa el ultraderechista Geert Wilders no le permitirá liderar el país, pues todos los demás partidos han afirmado durante la campaña que no harían coalición con él para formar Gobierno.

Dutch far-right politician Geert Wilders of the PVV party votes in the general election in The Hague, Netherlands, March 15, 2017. REUTERS/Dylan Martinez
Geert Wilders | Foto: Dylan Martinez / Reuters

23.55

“Después del Brexit y después de las elecciones en Estados Unidos, Holanda ha dicho ‘no’ al populismo”, ha celebrado el primer ministro en su primera comparecencia ante sus seguidores en La Haya, una de las ciudades más pobladas de los Países Bajos.

23.48

Sin que se conozcan todavía los resultados definitivos, el actual primer ministro, Mark Rutte, se da ya por ganador, en unas declaraciones recogidas por la cadena holandesa NOS

“Esta noche celebramos, mañana vamos a trabajar para los Países Bajos”, dice el liberal conservador.

23.39

La televisión holandesa RTV informa de que el ultraderechista PVV de Geert Wilders ha sido la formación más votada en Rotterdam, la segunda ciudad del país.

Rotterdam con el PVV, se ha apresurado a responder Wilders por Twitter

23.34

A falta de que se conozcan los datos definitivos, distintos líderes europeos empiezan a reaccionar a los resultados. Eso sí, ningún líder español se ha pronunciado todavía.

“Felicidades a los holandeses por haber detenido el avance de la extrema derecha. Voluntad de trabajar por una Europa más fuerte”, ha tuiteado el ministro de exteriores francés, Jean-Marc Ayrault.

“¡Holanda, oh, Holanda! ¡Sois unos campeones! ¡Felicidades por estos fantásticos resultados!”, ha felicitado el portavoz de la canciller alemana, Angela Merkel.

“No al #Nexit La derecha anti-UE ha perdido las elecciones en Holanda. Compromiso común para cambiar y revitalizar la Unión”, ha tuiteado el primer ministro italiano, Paolo Gentinoli.

“Bien”, ha sido el breve comentario de la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon.

23.10

Los mercados ya reaccionan a la victoria de Rutte, prácticamente asegurada. En las últimas horas, el euro ha llegado a su máximo nivel desde hace más de un mes. Según Bloomberg, la moneda única podría lograr su mayor avance desde junio.

El euro sale reforzado de la victoria, prácticamente asegurada, de Rutte | Foto: Kacper Pempel / Reuters
El euro sale reforzado de la victoria, prácticamente asegurada, de Rutte | Foto: Kacper Pempel / Reuters

23.07

Los partidos con preocupaciones medioambientales han duplicado sus escaños, pasando del 15% al 31%.

22.47

Kathalijne Buitenweg, número 2 de la Izquierda Verde: “Nunca hemos tenido unos resultados tan buenos. Hemos cuadriplicado nuestros escaños. Y estoy increíblemente orgullosa del partido y de todas las perdonas que han votado y han hecho campaña. Está claro que la gente ya está cansada del actual clima de polarización y quiere un mensaje de positividad. Y estoy orgullosa de eso”.

22.37

La izquierda verde celebra con humor sus buenos resultados. El partido liderado por Jesse Klaver ha logrado un 11% de apoyos y 16 escaños, según los sondeos a pie de urna.

22.35

La recta final de la campaña de estas elecciones ha estado marcada por la tensión con Turquía. El primer ministro neerlandés, Mark Rutte, vetó la participación de líderes turcos en mítines holandeses para promocionar el referéndum que dará más poderes al presidente otomano, Recep Tayyip Erdogan. Holanda actúa con “remanentes nazis y fascistas”, acusó Erdogan. Incluso la Unión Europea ha tenido que intervenir.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan (Foto: Reuters)
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan (Foto: Reuters)

22.24

Comparación, con datos de Ipsos, de los resultados de 2012 y los de 2017.

22.11

El populista antieuropeísta, antiinmigración y ultraderechista Geert Wilders reacciona en Twitter a los resultados: “¡Hemos ganado asientos! ¡Esa es la primera victoria! ¡Todavía no he acabado con Rutte!”

22.08

Con el 1% de los votos escrutado, estos son los seis partidos más votados:

VVD-ALDE: 26.2% (Mark Rutte, liberal, actual primer ministro)

PVV-ENF: 12.5% (Geert Wilders, populista de ultraderecha)

D66-ALDE: 12.3% (Jan Peter Balkenende, socioliberal)

CDA-EPP: 10.3% (Jan Peter Balkenende, democristiano)

GL-G/EFA: 9.4% (Jesse Klaver, izquierda verde)

SP-LEFT: 8.1% (Emile Roemer, socialista)

22.01

El Ministerio de Exteriores alemán celebra los resultados.

“Una holgada mayoría de los votantes neerlandeses han rechazado los populismos antieuropeos. Eso son buenas noticias. ¡Os necesitamos para una #Europa fuerte!”, ha tuiteado el organismo.

22.00

En las elecciones de 1977, el país estuvo 207 días sin formar Gobierno debido a la fragmentación del Parlamento. Actualmente, es el sexto país que más tiempo ha pasado con un Gobierno de interinidad. En estos comicios, según los primeros sondeos, 12 partidos tendrán representación y hará falta una coalición a cuatro (como mínimo) para formar Gobierno.

21.51

Según los primeros sondeos, será necesaria una coalición a cuatro para lograr la mayoría absoluta, de 76 escaños.

21. 50

Ya están contados los votos en dos de los 388 municipios de los Países Bajos. En ambos ha ganado el liberal de derechas Mark Rutte, actual primer ministro.

21.44

Estas eleciones son las que más participación han tenido en los últimos 31 años.

Votantes, en Ámsterdam (Foto: Cris Toala Olivares / Reuters)
Votantes, en Ámsterdam (Foto: Cris Toala Olivares / Reuters)

21.42

Los socialdemócratas están pagando en las urnas haber hecho una coalición con los liberales: el partido ha pasado de un 24.8% en 2012 de apoyos al 6%.

21.39

Los sondeos sitúan en primer lugar al actual primer ministro, Mark Rutte.

El actual primer ministro, Mark Rutte (Foto: Michael Kooren / Reuters)
El actual primer ministro, Mark Rutte (Foto: Michael Kooren / Reuters)

21.36

Los sondeos a pie de urna hablan de un 82% de participación, frente al 74.6 de la elecciones de 2012.

21.33

Los Verdes logran, según los sondeos, el mejor resultado de su historia

2003: 0.5%

2006: 1.8%

2010: 1.3%

2012: 1.9%

2017: 3%

Las elecciones generales de Holanda, en directo 1
Seguidores del Partido Verde GL celebran en La Haya los resultados a pie de urna. (Foto: Francois Lenoir / Reuters)

21.30

Estos son los partidos con representación parlamentaria, según los sondeos a pie de urna (datos de Ipsos MORI):

VVD-ALDE (Mark Rutte, liberal, actual primer ministro): 31 escaños

CDA-EPP (Jan Peter Balkenende, democristiano): 19 escaños

PVV-ENF (Geert Wilders, populista de ultraderecha): 19 escaños

D66-ALDE (Jan Peter Balkenende, socioliberal): 19 escaños

GL-G/EFA (Jesse Klaver, izquierda verde): 16 escaños

SP-LEFT (Emile Roemer, socialista): 14 escaños

PvdA-S&D (Hans Speckman, laborista socialdemócrata): 9 escaños

ChristenUnie (Gert-Jan Segers, democristiano): 6 escaños

Partij vo0r de Dieren (Marianne Thieme, animalista): 5 escaños

50+ (Henk Krol, laborista defensor de los mayores): 4 escaños

Denk (Tunahan Kuzu, laborista proinmigración): 3 escaños

Forum voor Democratie (Thierry Baudet, conservador): 2 escaños

21.15

Los sondeos a pie de urna dan al partido socialdemócrata de Hans Speckman el peor resultado de su historia.

1982: 30%

1986: 33%

1989: 32%

1994: 24%

1998: 29%

2002: 15%

2003: 27%

2006: 21%

2010: 20%

2012: 25%

2017: 6%

21.11

Los primeros sondeos a pie de urna dan la victoria, en minoría, al actual primer ministro, Mark Rutte, liberal. En segundo lugar, empatan el populista de extrema derecha antieuropeísta y antiinmigración Geert Wilders, el democristiano Jan Peter Balkenende y el socioliberal Jan Peter Balkenende (datos de Ipsos MORI):

VVD-ALDE: 21% (Mark Rutte, liberal, actual primer ministro)

CDA-EPP 13% (Jan Peter Balkenende, democristiano)

PVV-ENF 13% (Geert Wilders, populista de ultraderecha)

D66-ALDE 13% (Jan Peter Balkenende, socioliberal)

GL-G/EFA 11% (Jesse Klaver, izquierda verde)

SP-LEFT 9% (Emile Roemer, socialista)

PvdA-S&D 6% (Hans Speckman, socialdemócrata)

21.00

Cierran los centros electorales y comienza el recuento de votos, que se realizará a mano.

Comienza el recuento de votos tras el cierre de los colegios. (Foto: Cris Toala Olivares)
Comienza el recuento de votos tras el cierre de los colegios. (Foto: Cris Toala Olivares)

20.50

Faltan diez minutos para que cierren los centros electorales y se den a conocer los primeros sondeos a pie de urna.

20.38

La participación a las 19.15 es del 73%, un 8% más que en los comicios de 2012

20.17

Las urnas cierran a las nueve de la noche (hora local y española). Los primeros resultados en llegar serán los de las pequeñas islas del país. Se tendrá una idea bastante aproximada de los resultados a la una de la madrugada. Los votos se contarán a mano por temor a un ciberataque.

Las elecciones generales de Holanda, en directo
Una papeleta y un lápiz rojo en un centro electoral de Amsterdam. (Foto: Cris Toala Olivares / reuters)

20:00 

Desde las 07.30 horas y hasta las 21.00 horas permanecen abiertos los más de 10.000 colegios electorales para que 12,6 millones de ciudadanos elijan a su futuro gobierno.  A las 16 horas había ejercido su derecho al voto más del 43% de ciudadanos, según datos de la agencia Ipsos, lo que supone un aumento de 6 puntos respecto a las elecciones legislativas de 2012.

Sigue la cobertura especial de The Objective en Further Live.

Elecciones generales Holanda 2017
El primer ministro Mark Rutte, votó pasadas las 10.30h en su colegio electoral. | Foto: Michael Kooren / Reuters

Elecciones generales Holanda 2017 1
El líder del partido de la extrema derecha, Geert Wilders, acudió a votar en torno a las 10h. | Foto: Yves Herman / Reuters

El fantasma del populismo marca las elecciones generales en Holanda

Redacción TO

Foto: DYLAN MARTINEZ
Reuters

Este miércoles los holandeses están llamados a las urnas. Nunca antes unas elecciones generales en este país con 17 millones de habitantes habían acaparado tanta atención fuera de sus fronteras. Pero el creciente apoyo ciudadano, según las encuestas, al líder de extrema derecha Geert Wilders y su Partido de la Libertad (PVV), mantienen al resto de la Unión Europea alerta ante la posible llegada del populismo más exacerbado basado en un discurso similar al que en Estado Unidos llevó al poder a Donald Trump.

Wilders el populista

“Espero repetir su mismo éxito y devolver Holanda a los holandeses”, ha declarado en varias ocasiones Geert Wilders, refiriéndose a la victoria de Donald Trump en EEUU el pasado mes de noviembre. Parece que su discurso basado en cerrar las fronteras a los ciudadanos musulmanes – se refirió a los marroquíes como “escoria” – y su deseo de emular al Reino Unido con un “Nexit”, han calado hondo en determinados sectores de la sociedad holandesa.

Conocido por sus declaraciones contra el islam, Wilders ha prometido cerrar las fronteras a los inmigrantes musulmanes, la venta del Corán en Holanda y acabar con las mezquitas, aunque esos cambios vayan en contra de la Constitución y de numerosas leyes locales. El programa de Wilders está recogido en un folio. No necesita más.

A sus 53 años considera su obligación mantener una cruzada contra “la islamización” de su país y compara el Corán con el ‘Mein Kampf’ de Adolf Hitler. Sus incendiarias declaraciones le han puesto en el punto de mira de grupos terroristas y ha recibido amenazas de muerte, lo que le ha obligado a llevar protección policial las 24 horas, además de renunciar a llevar a cabo mítines en lugares abiertos, en las últimas semanas.

Las elecciones en Holanda, marcadas por el fantasma del populismo 1
El ultraderechista Geert Wilders, del PVV, representa el populismo más exacerbado | Foto: Yves Herman /Reutes

Nacido en la localidad de Venlo, en el sureste del país, Wilders creció en una familia católica, junto a su hermano y a sus dos hermanas. Su interés por la política comenzó en los años 80, atraído por el poder, pero lo que de verdad le marcó fue, primero, el asesinato en 2002 del dirigente populista Pim Fortuyn, del que es heredero político directo, y dos años más tarde, el del cineasta Theo van Gogh. “Recuerdo que me temblaban las piernas, en estado de conmoción”, describió en un libro en 2012. “Puedo decir honestamente que sentí cólera, no miedo”.

Casado con una ciudadana húngara y sin hijos, su partido es oficialmente una asociación con un único miembro: él mismo. Diputado desde hace casi veinte años, si su partido es el segundo más votado, no será fácil ignorarle como líder de la oposición, desde donde ya ejerce después de una experiencia en el Gobierno del liberal Mark Rutten que acabó en un total desencuentro y con la convocatoria de nuevas elecciones en 2012.

Rutte frente al “populismo”

El primer ministro holandés y candidato a la reelección, Mark Rutte, aprovechó el debate electoral celebrado este lunes frente a su principal rival Geert Wilders, para hacer un llamamiento a los electores frente al “populismo” en Europa. “Quiero que Holanda sea el primer país en detener el populismo, en detener el efecto dominó” iniciado por el Brexit en Reino Unido, y representado en países como Francia – que celebra elecciones el próximo mes – por la líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, que aparece como una de las favoritas en las encuestas.

Las elecciones en Holanda, marcadas por el fantasma del populismo 2
El primer ministro holandés, Mark Rutte, del partido liberal VVD, en un acto electoral | Foto: Dylan Martinez / Reuters

Los sondeos

El Partido de la Libertad (PVV) de Wilders llegó a situarse como la fuerza más votada, según las diferentes encuestas. Sin embargo, el último sondeo publicado el domingo por la web Peilingwijzer, que reúne seis encuestas distintas, apunta a que los liberales del actual primer ministro Mark Rutte y su Partido Popular para la Libertad y la Democracia (VVD) serán los más votados, eso sí, después de que en la última semana su candidato endureciera el discurso contra la inmigración, uno de los principales caballos de batalla de estos comicios.

Este sondeo da al VVD el 16 por ciento de los votos y entre 23 y 27 escaños en un Parlamento de 150. Wilders sería el segundo más votado con una horquilla de 21 a 25 escaños y el 14 por ciento de los votos. En tercer lugar aparecen los democristianos de la CDA, con el 12 por ciento de los votos y entre 18 y 20 escaños, empatados con los liberales progresistas del D66.

Los verdes del GroenLinks obtendrían el 10 por ciento de los votos con 15 a 17 escaños y los socialistas del SP rozarían el 10 por ciento de los votos, logrado entre 14 y 16 asientos, por delante de los socialdemócratas de Lodewijk Frans Asscher y su PvdA que caen a la séptima posición con entre 11 y 13 escaños de los 38 que obtuvieron en anteriores elecciones. Los expertos consideran que haber gobernado en coalición con los neoliberales en esta última legislatura les ha pasado factura. También es verdad que los partidos socialdemócratas parecen estar perdiendo apoyo social en el conjunto de Europa, más allá de las coaliciones a las que lleguen con otros partidos.

Coaliciones

En Holanda, nunca un partido ha obtenido la mayoría absoluta necesaria de 76 escaños para poder gobernar en solitario y no parece que esto vaya a cambiar después del 15 de marzo. A las elecciones se presentan 28 partidos de los cuales, al menos 14 podrían obtengan representación parlamentaria, según las encuestas. Un parlamento fragmentado que obligará a alcanzar acuerdos entre más de dos partidos para formar gobierno en el que, en ningún caso, estará el partido de Wilders. Todos los candidatos han dejado claro que no llegarán a ningún tipo de acuerdo con el PVV.

Las elecciones en Holanda, marcadas por el fantasma del populismo
Más de 20 partidos se presentan a los comicios del 15 de marzo | Foto: Dylan Martinez / Reuters

Wilders, por su parte, ya ha advertido de las graves consecuencias que tendrá para el país que su partido – si resulta ser el segundo más votado – no está en el próximo gobierno holandés. Sus contrincantes, sin embargo, no parecen dispuestos a que Wilders tenga de nuevo capacidad para bloquear decisiones del Ejecutivo, como ocurrió en 2012 cuando formaba parte del gobierno y hubo que adelantar las elecciones. Los expertos creen que finalmente habrá un gobierno formado por cuatro o cinco partidos, liderado por los liberales del actual primer ministro Rutte, en poder desde 2012.

Europa, alerta

Las elecciones en Holanda se ven con inquietud en el resto de Europa porque la campaña ha estado marcada por los temas de inmigración y de identidad, y se consideran como barómetro del avance de la extrema derecha, en un año con múltiples citas electorales, entre ellas en Francia y Alemania. En este sentido, Rutte no ha podido ser más descriptivo.

“Podemos decir que estas elecciones son los cuartos de final para intentar impedir ganar al mal populismo. Las semifinales son en Francia en abril y mayo, y luego la final es en Alemania en septiembre”, ha dicho Rutte sobre los retos que esperan a Europa en las urnas durante el presente año.

Para la Unión Europea, el desafío del Brexit ocupa su principal preocupación. Necesita contrarrestar la salida del Reino Unido y la creciente desafección europea por parte de los ciudadanos con una imagen de unidad, como la que presentaron la semana pasada los líderes de Alemania, Francia, España e Italia en su reunión de Versalles. El mensaje es claro: el populismo excluyente, xenófobo y radical no tiene cabida en la UE y es necesario aunar políticas a favor de un mundo cada vez más globalizado que defienda los intereses generales frente a los de unos pocos.

Algunas claves sobre el Brexit

Redacción TO

Foto: YVES HERMAN
Reuters

La notificación oficial por parte de Reino Unido a sus todavía socios de la Unión Europea de abandonar el bloque, ha puesto en marcha este miércoles un mecanismo hasta ahora desconocido en la historia de la UE, acostumbrada a realizar ampliaciones desde su creación en 1957. Han pasado 40 años desde que Alemania, Italia, Bélgica, Holanda, Francia y Luxemburgo pusieron en marcha una comunidad europea que en la actualidad cuenta con 28 socios.
La Unión Europea ha protagonizado seis ampliaciones y ningún abandono hasta ahora, con la invocación del artículo 50 del Tratado de Lisboa y el envío de la carta formal del gobierno británico a Bruselas que pone en marcha oficialmente el Brexit, la desconexión del Reino Unido, y un proceso de negociaciones que durará dos años como máximo.

La promesa del referéndum

Reino Unido ha mantenido desde que se integró en la UE el 1 de enero de 1973 una relación en el que no han faltado los desencuentros con el bloque que ha provocado la desconfianza mutua y el aumento del número de euroescépticos entre los ciudadanos británicos, según las encuestas publicadas durante años.

En el ámbito político, el pistoletazo de salida del Brexit lo inició en 2013 David Cameron. El entonces primer ministro del Partido Conservador se comprometió a celebrar un referéndum antes de 2018 sobre la permanencia o salida del Reino Unido de la UE si ganaba las elecciones en mayo de 2015. El Partido Conservador ganó los comicios con mayoría absoluta y en septiembre el parlamento autorizó la convocatoria de una consulta popular.

Resultado inesperado

El prometido referéndum se celebró el 23 de junio de 2016. El gobierno de Cameron protagonizó una campaña a favor de la continuidad de Reino Unido en una Unión Europea “reformada” que, confiaba, calara entre los ciudadanos tal y como apuntaban las encuestas, que daba una estrecha victoria a los defensores de permanecer en Europa. Ni el gobierno británico ni la Unión Europea imaginaron que el referéndum lo ganaría la opción del Brexit, que se impuso con un 51,9% de los votos al 48,1% de quienes votaron a favor de seguir en la UE.

Por regiones, en Inglaterra se impuso la opción del Brexit con un 53,4% frente al 46,6%. También Gales votó a favor de la desconexión (52,5% contra 47,5%). Escocia votó mayoritariamente a favor de la permanencia con un 62% frente al 38%. También en Irlanda del Norte ganó el no al Brexit aunque por una diferencia menor (55,8% frente al 44,2%).

La sociedad británica quedó dividida y tras el referéndum se han sucedido las manifestaciones a favor y, sobre todo, en contra del Brexit.

Claves para entender el Brexit 1
Portada de un periódico con el anuncio de la dimisión de Cameron tras perder el referéndum | Foto: Matt Dunham / AP Photo

Para los que defienden la salida de la UE, el principal argumento es que el bloque impone muchas exigencias que perjudican los negocios británicos y, sobre todo, los euroescépticos consideran que Reino Unido paga una contribución económica muy alta por pertenecer al bloque y recuperar el control de la fronteras, además de reducir el número de inmigrantes que llegan al país.

Theresa May

La derrota de la opción defendida por David Cameron le llevó a anunciar su dimisión el mismo día del referéndum, aunque no se hizo efectiva hasta julio, cuando la titular de Interior, Theresa May, es proclamada líder del Partido Conservador, pese a haber defendido la permanencia en la UE aunque manteniendo un perfil bajo durante la campaña. Dos días después, el 13 de julio, Cameron presenta su dimisión a la reina Isabel II y May recibe el encargo para formar Gobierno.

Empiezan entonces a tomarse las primeras decisiones  para cumplir con el mandato de los ciudadanos, empezando por el nombramiento de David Davis como ministro encargado de negociar la salida del país de la UE. May deja claro desde el primer momento que “Brexit means Brexit”, y, por tanto, que Reino Unido dejará de formar parte de la Unión Europea, y por tanto del Mercado Único y de la Unión Aduanera. Se compromete a iniciar el proceso antes de finales de marzo de 2017, como así ha sido, después de cumplir con la obligación del Tribunal Superior de Londres de consultar al Parlamento británico antes de activar el Brexit, tras perder el recurso presentado contra esta decisión.

La libre circulación de los ciudadanos europeos es la principal preocupación para Reino Unido y la Unión Europea 

El pasado mes de enero el Gobierno presentó el ‘Proyecto de ley de la Unión Europea (Notificación para la retirada)’ para invocar el artículo 50 y lo somete a debate y votación en la Cámara de los Comunes que el 8 de febrero aprueba la ley del Brexit con 494 votos a favor y 122 en contra. El texto pasa a la Cámara de los Lores que da su visto bueno con la inclusión de una enmienda para “garantizar los derechos de los ciudadanos comunitarios que viven en Reino Unido”, uno de los temas que más preocupan. El proyecto es aprobado definitivamente por el Parlamento el 13 de marzo y tres días después es sancionado por la reina, dando luz verde al Gobierno de Londres a comunicar a Bruselas su decisión de activa la salida del Reino Unido de la UE.

El artículo 50

Mucho se ha hablado del artículo 50 y su vinculación con el Brexit. Incluido en el Tratado de Lisboa suscrito por los Estados miembros en 2009, establece el mecanismo formal para que un país de la UE pueda abandonar el grupo con la exigencia de que, una vez activado, el proceso finalice antes de los dos años desde su invocación.

¿Y ahora qué?

Existen muchas incertidumbres sobre lo que va a pasar a partir de ahora y cómo y en qué términos se van a llevar las negociaciones para el proceso que ponga fin a la presencia de Reino Unido como socio de la UE. Ambas partes deben establecer las bases de dicha negociación y cómo se articularán las relaciones entre ambas partes. Las autoridades de la Unión Europea ya han dicho que quieren empezar abordando el espinoso tema de la factura que supondrá para Reino Unido abandonar el grupo y que cifra en 60.000 millones de euros.

Tras la notificación formal de la invocación del artículo 50, se sentarán las bases para comenzar la histórica negociación. Está previsto que el 29 de abril, la UE ofrezca una respuesta formal a la iniciativa de Reino Unido en la cumbre de jefes de Estado y del Gobierno que, por primera vez se celebrará con 27 miembros, ya sin Reino Unido.

El tema que más preocupa a ambas partes es la libre circulación de los ciudadanos. May ya expresó en su momento su deseo de “garantizar los derechos de los ciudadanos de la Unión Europea residentes en Reino Unido y los de los británicos que se encuentran en otros países” del bloque “lo antes posible”. Algo en lo que coincide con los estados miembros.

Desde Bruselas se ha insistido en que la salida de Reino Unido no será un castigo pero está claro que el ex socio quedará en una situación de desventaja en muchos aspectos con respecto al resto de los países del grupo. La UE teme el efecto dominó si las negociaciones benefician a los intereses de Reino Unido.

“Queremos un Brexit fluido y tranquilo”, ha declarado Theresa May durante su intervención en el Parlamento británico tras invocar el artículo 50. “Habrá consecuencias para Reino Unido, sabemos que perderemos influencia”, ha admitido, “pero nos acercamos a una posición de cooperación sincera a la negociación”, ha añadido. Reino Unido quiere seguir siendo amigo de la UE y ambas partes deben salir beneficiadas de este proceso, ha indicado.

Claves para entender el Brexit 2
La primera ministra Theresa May firma la invocación del artículo 50 para iniciar el proceso del Brexit | Foto: Christopher Furlong / Reuters

Ojos en el corazón

Lea Vélez

Foto: DENIS BALIBOUSE
Reuters

Año 2004. Viajábamos de Inglaterra a Madrid en coche, sin paradas. El viaje había sido incómodo, largo, cansado. Dejábamos Francia atrás. En cuando cruzamos la frontera de Irún y cogimos esa cuesta de pura curva y contra curva a 120 por hora, vimos los primeros coches quemados. Los restos de un horrible accidente. Cien metros más abajo, un camión volcado en la cuneta. Un kilómetro después, dos coches con los hierros entrelazados en un abrazo mortal, cristales rotos, esqueletos oxidados, restos de coches volcados, frenazos frescos sobre el asfalto, vehículos empujados de cualquier forma hacia el arcén. Durante las siguientes cuatro horas de viaje hasta Madrid, mi marido y yo nos encontramos con cada accidente, tragedia, despiste, con cada sueño agotado en los arcenes de aquel verano. Eran los restos de la guerra.
Alucinados ante aquel paisaje apocalíptico buscábamos explicación. ¿Hubo lluvias torrenciales? ¿Bancos densos de niebla? ¿Un loco al volante? Al fin, adivinamos la causa. No era cosa del clima, ni de que hubiera habido más despistes de la cuenta, ni más borrachos o chiflados o atentados terroristas. Es que existen las guerras constantes e invisibles. Esas que se barren cada día porque da miedo mirar. Las guerras que nadie sabe que existen hasta que el tipo al que le toca siempre barrer, recoger, ordenar y esconder los restos de todo lo malo, se planta. En el verano de 2004 hubo una huelga de conductores de grúa. Comenzó en el País Vasco y se extendió al resto de España. Nadie retiró los coches siniestrados durante más de un mes y en ese mes, las carreteras se llenaron de fantasmas. Aquel viaje me marcó para siempre, y el corazón, ese que si no ve no siente, aprendió a mirar lo que no está.
A veces hago ese ejercicio mental con otras cosas terribles, como el cáncer. Imagino todos los cuerpos graves, enfermos, asustados, los muertos que causa la enfermedad. Pienso en lo que no se ve y le doy la imagen metafórica de aquel cementerio de coches del verano del 2004.

Susana Díaz: vivir es decidir

David Martínez

Foto: GERARD JULIEN
AFP PHOTO
“Se vive durante 20 años; luego, se sobrevive”, escuché defender una vez a Felipe González. Las preocupaciones de la vida adulta, la toma de conciencia sobre los aspectos más dolientes de la existencia -“envejecer, morir es el único argumento de la obra”, enseñó Gil de Biedma- nos estrechan el camino y lo condicionan todo una vez doblada la esquina de la madurez. Es entonces cuando acaba el prólogo alegre de la infancia y primera juventud para dar paso a lo serio: concatenar golpes, decepcionar, ser decepcionado y embarcarse en el frenesí imparable de la toma de decisiones, que no otra cosa es vivir. Casi siempre, por cierto, dejando con cada una de ellas un notable parte de daños colaterales. Esto es lo sustancial y por eso la psicología nos dice que la felicidad se manifiesta por momentos, nunca como un estado duradero; Cervantes escribió que esta se halla en el camino y no en la posada; o el catolicismo justifica el “valle de lágrimas” con el argumento de que precede a la vida eterna. Y también por eso nos esforzamos en buscar evasiones que nos distraigan de lo mollar, así sea circunstancialmente -excusas para no pensar-.

Decidir, decidir y decidir. No paramos de tomar una alternativa u otra en el laberinto de la vida, sabiendo además que el final será el mismo en cualquier caso, dotando así de una trascendencia a nuestros movimientos que por supuesto no tienen. (¿O sí la tienen?) Esta columna iba a versar sobre la decisión política más importante en la carrera de Susana Díaz, que es la de lanzarse a una batalla que en el mejor de los casos le otorgará el mando de un partido roto y reducido a la mitad de lo que era hace pocos años, con la seguridad de que perderá las próximas elecciones generales. Porque ni ella ni nadie puede remontar 14 puntos en menos de un ciclo electoral.

Iba a ir de eso, pero qué pequeña se queda la contienda política patria cuando se amplia el foco para conseguir una panorámica más completa. Díaz ha tomado una decisión que marcará toda su trayectoria y también -al menos durante un tiempo- la del PSOE y la de la política nacional, pero ninguna decisión de ninguna otra persona te afectará tanto como la menor de las que tomes tú mismo hoy. Será difícil, quizá, probablemente dañes a alguien, y después de ella tampoco te librarás del acoso de la memoria, pertinaz en esa misión de recordarnos que nos estamos muriendo, como supo ver Michi Panero. O que vamos sobreviviendo, que diría el más optimista González. Sí, vivir es decidir y autoengañarse, pero todo vale la pena cuando la elección de turno te lleva a empezar de nuevo. Porque Pavese tenía razón: La mayor alegría del mundo es comenzar.

TOP