Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Elisabeth Moss es protagonista de otra serie y deberías verla

Nerea Dolara

Foto: IMDB
IMDB
Top of the Lake, sus dos primeras temporadas, llegan a HBO este diciembre. El thriller policial es una muestra de que Moss se merece su estatus como la actriz del momento y es también un buen análisis del comportamiento tóxico masculino y la misoginia.

En 2013 la primera temporada de Top of the Lake se estrenó -siendo la primera serie en abrirse paso en un festival de cine- en Sundance. No era tan extraño si se tomaba en cuenta su pedigrí: dirigida por Jane Campion y con reparto que incluía a Jodie Foster, a Peter Mullan y a Elisabeth Moss. En ese momento, Moss sólo era conocida por su impresionante rol en Mad Men (que se puede ver en Netflix  y en HBO actualmente) y no era aún la it girl del audiovisual que es actualmente. Pero como la protagonista de este drama policial probó que su rango era amplio y que debía, como sucedió luego, tener mucho más trabajo del que le habían dado hasta el momento. Este año la segunda temporada de la serie, con Moss, Nicole Kidman y Gwendoline Christie, llegó para ser recibida con peores críticas… aunque ninguna para Moss.

Elisabeth Moss es protagonista de otra serie y deberías verla 1
Elisabeth Moss en Top of the lake | Imagen: IMDB

La actriz se ha convertido en el rostro del año con The Handmaid’s Tale y la película The Square, que ganó en Cannes. Y Top of the Lake es un buen lugar donde explorar sus talentos. Ambas temporadas estarán disponibles en HBO este 31 de diciembre, lo que permite despedir el año con un atracón de Moss.

La primera temporada de la serie se desarrolla en un recóndito pueblo de Nueva Zelanda, un lugar habitado por gente distante y casi cavernaria. Están aislados, rodeados de paisajes y de poca civilización, y el resultado en muchos de sus hombres es el de convertirse en machos territoriales y agresivos. El personaje de Moss, una detective que trabaja en Australia y que es originaria del pueblo, vuelve cuando una adolescente embarazada desaparece. La serie es sorprendentemente perfecta para este año, lleno de reivindicaciones feministas y condenas a las actitudes tóxicas masculinas. Una fábula dura y difícil de ver, pero también llena de suspenso y buenas actuaciones.

Otro personaje importante es el entorno. Misterioso, amplio, salvaje, el pueblo ficticio y su naturaleza oprimen más que liberan y ofrecen una oportunidad para valorar el ojo de cineasta que tiene Campion (que ya lo dejó claro con El piano).

La serie es un buen thriller, la trama, compleja y llena de detalles, se resuelve satisfactoriamente (lo que no pasa con tantas series de este tipo… sí hablo de ti Borgen, o de ti The Killing) y las actuaciones son magistrales, lo que no es difícil si se toma en cuenta que además de Moss están Jodie Foster como una líder feminista de un grupo de mujeres que vive en contenedores en la pradera, aisladas de la tóxica masculinidad del pueblo, o Peter Mullan (Trainspotting, Braveheart), un dañino pater familia lleno de desprecio e ira.

La segunda temporada no fue tan bien valorada y en parte puede deberse a que la primera vez Campion trabajó en la serie sin presiones o alboroto crítico. Esta vez hubo alfombras rojas, reportajes y expectativas… recuerda al fenómeno de True Detective. En China Girl, el subtítulo de la segunda entrega, Moss vuelve, pero la historia y la revisión de la misoginia como problema pierden sutileza y por ende pierden su valor como comentario social. La historia se desarrolla esta vez en Sidney, una ciudad enorme y en que el comportamiento masculino sigue siendo tóxico, pero ya a unos niveles que son menos creíbles (eso sin dejar de tomar nota sobre todos los casos de acoso que últimamente aparecen en entornos “urbanos y educados”). Igualmente, vale la pena volver a ver Moss como Robin. Su conflicto interior con respecto al machismo y su propia feminidad es siempre algo que merece la pena ver.

Elisabeth Moss es protagonista de otra serie y deberías verla 2
Elisabeth Moss y Gwendoline Christie en la última temporada de Top of the lake | Imagen: IMDB

Para los fans de Moss también está la opción de ver The Square, película ganadora de la Palma de Oro en que la actriz interpreta a una periodista en una historia que gira en torno a la inauguración de una instalación de arte en un museo y todos los problemas que se suceden.

A pocos meses de iniciado el año, en abril, llegará la segunda temporada de The Handmaid’s Tale. La serie, sobre una sociedad arcaica que esclaviza a sus mujeres, se convirtió en fenómeno este año, ganó varios Emmy y le va a otorgar, casi de seguro, un Globo de Oro a Moss.

Moss se ha convertido en la chica que tener en cuenta, la actriz del momento. Y revisar su trabajo en Top of the Lake es descubrir que, antes de ser Offred, ya era una estrella en construcción, sólo que nadie se había dado cuenta.

Continúa leyendo: Las mujeres gobernaron los Globos de Oro

Las mujeres gobernaron los Globos de Oro

Nerea Dolara

Foto: LUCY NICHOLSON
Reuters

Anoche se entregaron los Globos de Oro y la ceremonia estuvo marcada por premios a mujeres y discursos señalando la desigualdad y la hora de un cambio. Aquí los mejores momentos.

Todo fue negro. Y no, eso no significa lúgubre o triste. Significa que la alfombra roja de los Globos de Oro otorgados ayer estuvo llena de vestidos y trajes negros, en protesta por el acoso sexual. La ceremonia de este año fue un retrato claro del momento que vive Hollywood, y Estados Unidos. Las mujeres, que ya no callan y se les ve felices y empoderadas por ello, protagonizaron la gala tanto con sus premios como con sus discursos. Fue una noche marcada por un despertar feminista que lleva meses moviendo Hollywood tras las miles de denuncias contra hombres de la industria por acoso. Fue una noche de activismo, una noche memorable. Y aquí reunimos los mejores momentos.

Las mujeres gobernaron los Globos de Oro 1
Oprah con su galardón. Foto: Lucy Nicholson / Reuters

El discurso de Oprah

Oprah no es el fenómeno en España que es en Estados Unidos, pero todos podemos acordar que su discurso fue poderoso y que la mujer tiene carisma para regalar. La presentadora subió al escenario a recibir el premio honorífico Cecil B. Demille y se convirtió en la primera mujer negra en recogerlo. En sus palabras no sólo reconoció esfuerzos y señaló enormes injusticias, también llamó al cambio y animó a la nuevas generaciones de mujeres a celebrar y luchar por mantener ese cambio. Sus palabras de cierre lo dicen todo: “Quiero que todas las chicas viendo sepan que hay un nuevo día en el horizonte. Y que cuando ese día llegue será porque muchas mujeres maravillosas, muchas están aquí esta noche, y hombres fenomenales, pelearon duro para asegurarse de convertirse en líderes y llevarnos a un momento en que nadie tenga nunca que decir ‘yo también’ otra vez”.

Natalie Portman y los nominados a director

Tras el discurso ovacionado de Oprah salieron al escenario Natalie Portman y Ron Howard a presentar el premio a Mejor Director. Howard intentó aligerar el momento y volver al tema de los premios tras el momento emocional anterior, pero Portman no estaba dispuesta a dejar pasar un problema obvio de la industria -justamente el mismo del que todos hablaban en otros términos y uno que los propios Globos de Oro intentaban hacer ver como que ya no tenían- así que soltó una oración que dejó a todos los hombres de la sala pasmados y a los nominados sin saber cómo responder. “Aquí están todos los hombres nominados”. Y dio un paso atrás. Hay pocas imágenes más claras de lo que pasa en Hollywood hoy, que esa.

Barbra Streisand dice verdades

No sólo estuvo Portman atenta al hecho de que los nominados a director eran todos hombres -y lo son el 99% del tiempo- sino que también lo señaló Barbra Streisand cuando subió al escenario a presentar el último premio de la ceremonia, el de mejor película-drama. Streisand es la única mujer que ha recibido un Globo de Oro por mejor dirección y lo recordó ante el micrófono: “En el backstage escuché que he sido la única mujer en ganar el Globo de Oro a mejor directora y, es decir, eso fue en 1984, eso fue hace 34 años. Amigos ¡es hora!”.

Las mujeres gobernaron los Globos de Oro 2
Geena Davis y Susan Sarandon. Thelma y Louise are back! | Foto: Handout / Reuters.

Thelma y Louise vuelven

Aunque sólo sea verlas juntas en un escenario más de 20 años después, es siempre un placer presenciar una reunión de las dos actrices que encarnaron a dos de los personajes femeninos más memorables, complejos e interesantes del cine contemporáneo.

La noche estuvo gobernada por historias sobre mujeres

Las estatuillas fueron a manos de películas (Tres anuncios en las afueras y Lady Bird) y series (Big Little Lies, The Handmaid’s Tale, The Marvelous Mrs. Maisel) marcadas por las historias de mujeres con decisión, mujeres que son el centro de sus historias y el motor de sus ficciones. Fue inspirador ver tantas actrices, directoras y productoras subir al escenario y ser reconocidas, a la vez que recordaban al mundo que ser mujer, aún hoy en día, es estar en desigualdad.

Continúa leyendo: 6 series políticas que pertenecen a la era de Trump

6 series políticas que pertenecen a la era de Trump

Nerea Dolara

Foto: Showtime
Showtime

Algunas empezaron antes de su llegada al poder, pero sus críticas o sus parodias son comentarios claros de su mandato y del estado patético en que está el mundo en la era Trump. Verlas a veces ayuda a entender y, otras veces, sirve para procesar la ira… de una u otra manera, valen la pena.

En los últimos años no ha habido escasez de series políticas. No es de extrañar, en un corto periodo de tiempo se han vivido avances descomunales (como el primer presidente negro de Estados Unidos), crisis con consecuencias a largo plazo (como la bancaria), el surgimiento de un nuevo tipo de terrorismo (como el de ISIS) y, hace poco, varias señales de que si se había previsto un avance hacia el progreso, que podía dar una leve esperanza, eso fue un error… o en otras palabras Brexit, Donald Trump y las últimas elecciones alemanas, por ejemplo, dejan claro que la política está tomando direcciones reprochables.

Y es en las series, así como en los libros o el cine, donde los votantes lidian con lo que sienten ante tales señales de perdición. Por eso la existencia de series políticas ha crecido… no es fácil entender el presente, incluso para quienes las escriben. Y la ficción es siempre una buena forma de procesar información.

Aunque haya muchas, una selección siempre viene bien para adentrarse en los mares políticos televisivos. Y aquí la tenemos. Estas son las series políticas de la era Trump.

6 series políticas que pertenecen a la era de Trump 4
Julia Louise-Dreyfuss en Veep | Imagen vía IMDB

Veep

Julia Louise-Dreyfuss ha ganado el Emmy cinco años consecutivos por su interpretación de Selina Meyers. La serie, sobre una vicepresidenta incompetente y decididamente mala persona, incluso sobrevivió el abandono de su creador original con críticas altamente positivas.

¿Qué hace de Veep una serie de la era Trump? Sí, la serie comenzó antes de que el millonario llegase al poder, pero su retrato de un Washington consumido por la inamovilidad y la incompetencia ha sido llamado uno de los más fieles por gente que trabaja en el gobierno americano. Sí, esta dejadez e ignorancia servían de gran fuente de humor inicialmente, pero ahora se han convertido casi en una crítica mordaz a los manejos de Trump y su gabinete.

6 series políticas que pertenecen a la era de Trump 6
Robin Wright y Kevin Spacey actores de los personajes principales de House of Cards | Imagen vía Netflix

House of Cards

Netflix anunció su cancelación (alegando que la razón son las denuncias contra Kevin Spacey por acoso) y ya era hora. La serie sobre un congresista manipulador y maquiavélico (y su igualmente manipuladora y maquiavélica esposa) y su carrera por ganar el poder, comenzó siendo una especie de gran placer culpable: ver a este malvado brillante, ser su cómplice (habla a cámara), generó un efecto en los espectadores similar a la fascinación con los mafiosos: la seducción del mal.

¿Qué hace de House of Cards una serie de la era Trump? En la medida en que la política americana se acercó más a estas profundas aguas oscuras de corrupción, muerte y amenazas (eso sin contar que la calidad decayó considerablemente) la serie perdió combustible y audiencia. Ya no era tan placentero ver a un psicópata perseguir y ganar poder, no cuando uno parece haber llegado a obtenerlo en el mundo real.

6 series políticas que pertenecen a la era de Trump 3
Carrie Mathison debe lidiar con una presidenta particular de los EEUU en la última temporada de Homeland | Imagen vía Showtime

Homeland

Otra que se inició mucho antes de que el presidente Trump llegase a la Casa Blanca. Esta serie comenzó siendo sobre una obsesiva agente de la CIA convencida de que un héroe de guerra, que es encontrado tras 10 años de secuestro por fuerzas terroristas, es de hecho un terrorista infiltrado. La serie pasó por muchos momentos y altibajos, y su trama cambió considerablemente.

¿Qué hace de Homeland una serie de la era Trump? En sus últimas temporadas, que han vuelto a ganar el amor de la crítica, Carrie Mathison debe lidiar con una presidenta (señal de que los escritores daban por hecho el triunfo de Hillary Clinton) que tiene más de déspota que de líder del mundo libre. La última temporada varió entre presentar a su presidenta como una política sin experiencia -que fue sabia al ignorar a los servicios de inteligencia ya que no eran del todo confiables- alguien que en medio de un ataque de paranoia amplía el Patriot Act y detiene sin pruebas a más de uno, incluidos a personajes queridos.

6 series políticas que pertenecen a la era de Trump 1
American Horror Story-Cult con Sarah Paulson | Imagen vía Frank Ockenfels/FX

American Horror Story-Cult

No es que la serie de terror de Ryan Murphy haya sido política desde sus inicios, pero su última temporada lo es claramente. Cult tiene como protagonista a una mujer que padece de distintas fobias, que empeoran cuando Donald Trump gana las elecciones. Mientras tanto su esposa, además de muchos más personajes que ella no se esperaría, forman parte de una secta secreta cuyo líder alega hartazgo con la situación política de EEUU y con ello justifica actos violentos que producen miedo en la población y favorecen su elección a un cargo público.

¿Qué hace de ACS-Cult una serie de la era Trump? Es la primera de la lista en tener a Trump como presidente real, y es además su elección lo que produjo que se escribiese. Esta serie es claramente una crítica abierta al presidente y al estado de la política y el electorado en Estados Unidos… y, si se mira con un poco de amplitud, al mundo occidental en general.

6 series políticas que pertenecen a la era de Trump 2
The Good Fight, el spin of de The good Wife | Imagen vía IMDB

The Good Fight

El spin-of de The Good Wife tenía un terreno ganado con la calidad y la actualidad que siempre desplegó su material madre. Pero cuando Hillary perdió las elecciones sus creadores se vieron en un aprieto. La protagonista, Diane Lockhart, siempre ha sido una férrea demócrata y defensora de derechos humanos y de causas feministas. La serie, como su antecesora, iba a basarse en casos y noticias reales… la situación sería muy distinta.

¿Qué hace de The Good Fight una serie de la era Trump? Los creadores optaron por regrabar algunas partes (el piloto, por ejemplo, comienza con una Diane hundida viendo a Trump ser nombrado por televisión) y por hacer de su abogada, y demás letrados, sus estandartes en contra de cualquier política anti democrática, xenofóbica, homofóbica, machista y racista. El bufete en que Diane trabaja es el primero de Chicago con mayoría de socios negros y sus abogados han llevado los casos de abusos y asesinatos de la policía contra afroamericanos, por ejemplo. Eso no es ni la punta del iceberg. La serie es claramente anti-trump y no tiene miedo a defender por qué.

6 series políticas que pertenecen a la era de Trump
La sociedad distópica de una criada en The Handmaid’s Tale | Imagen vía Hulu

The Handmaid’s Tale

La ganadora casi indescutible de este año es este drama sobre una sociedad distópica en que un grupo de fanáticos religiosos toman el poder en Estados Unidos y convierten a su sociedad en un patriarcado tal que las mujeres existen como esclavas y sólo para cumplir funciones específicas… como ser violadas ritualmente con el propósito de parir hijos que luego les serán arrebatados.

¿Qué hace de The Handmaid’s Tale una serie de la era Trump? Basada en un libro que Margaret Atwood publicó en los ochenta, la serie es actual debido al claro desprecio por la igualdad que despliega sin vergüenza el presidente Trump. En un mundo en que el gobernante de EEUU es alguien que dijo que había “agarrado a mujeres por el coño” sin su aprobación y como justificación alegó ser famoso o en un mundo en que los derechos reproductivos y de salud de las mujeres están siendo abiertamente limitados, por ejemplo, no es difícil imaginar que algo como The Handmaid’s Tale sea posible. Más si se toma en cuenta uno de los factores más terroríficos de la historia: antes de Gilead, la sociedad en que vivían estas mujeres era muy parecida a la nuestra.

Continúa leyendo: Hollywood no hace buenas películas sobre acoso sexual

Hollywood no hace buenas películas sobre acoso sexual

Nerea Dolara

Foto: LUCY NICHOLSON
Reuters

Harvey Weinstein cayó, pero la industria tiene mucho que avanzar con respecto a su manejo narrativo del acoso y el abuso sexual.

Sí, se ha abierto una olorosa y roñosa caja de Pandora que lleva años cerrada y haciendo imposible la vida de muchas mujeres vinculadas al mundo del cine (en esta ocasión, como han dicho Emma Thompson o Meryl Streep estos indefendibles comportamientos masculinos no pertenecen sólo a Hollywood). Harvey Weinstein, el productor estrella -famoso por sus rabietas, su tendencia a inmiscuirse en el proceso de edición de las películas y su facilidad para ganar Oscars- se ha hecho famoso en las últimas semanas por cargos mucho peores -de hecho está siendo investigado en varias ciudades en EEUU y Reino Unido- como los de acoso, abuso sexual y violación. Primero fueron el New York Times y el New Yorker quienes sacaron a la luz testimonios de varias mujeres, más y menos conocidas, sobre los abusos de Weinstein; ahora se suman más de 50 acusaciones y la ola de se ha expandido a otros depredadores de la industria, como el cineasta James Toback, que ya tiene sus propias 40 acusaciones.

Para hablar del tema pensamos en revisar las películas que el propio Hollywood tendría que ver para aprender sobre acoso sexual, pero haciendo una revisión queda claro que las películas sobre el tema son pocas. No es de extrañar si se piensa un poco. La mayoría de los ejecutivos en los estudios son hombres (blancos y heterosexuales), la mayoría de los directores son hombres (blancos y heterosexuales), la mayoría de los guionistas son hombres (blancos y heterosexuales)… ¿se entiende el panorama? Y no es que a propósito todos estos hombres hayan optado por no hablar del tema para cubrirse las espaldas, por ejemplo. Es más simple. No es un tema que vean, que vivan, y no lo cuentan. Hablan de lo que conocen y esto, el acoso sexual, es una dolencia mayoritariamente femenina.

Hollywood no hace buenas películas sobre acoso sexual 1
Escena de la película North Country.

La búsqueda de películas sobre el tema arroja pocos resultados -cuando se busca acoso sexual y no violación- porque la cotidianidad de estas conductas no es material “suficientemente dramático” para la pantalla, o eso parece. Si se incluye violación, ese acto imperdonable y vil que tantas veces se utiliza como catalizador narrativo sin muchos miramientos, la lista crece. Películas como North Country, nominada al Oscar en 2005, retratan la indiferencia de ciertos ambientes laborales ante el acoso masculino, de hecho la película trata exactamente de eso: la minoría de mujeres trabajadoras de una mina demandan a la compañía por los maltratos sufridos en sus instalaciones… está basado en una historia real y de hecho cambió las leyes sobre acoso sexual en el entorno laboral… la directora de esta cinta es una mujer.

Hollywood no hace buenas películas sobre acoso sexual 2
Escena de la película Disclosure.

En la mayoría de los filmes en que se retrata el acoso sexual sus consecuencias se minimizan, es un acompañante de otras agresiones. O, en los peores casos, es perpetrado por mujeres contra hombres indefensos. ¿No lo recuerdan? El principio de los noventa trajo a los cines los thrillers eróticos y con ellos la figura de la mujer profesional poderosa, obsesiva y peligrosa. El comienzo de la década, tras la entrada masiva de la mujer en el mundo laboral a partir de los setenta, vio a las féminas ocupar cada vez más cargos de responsabilidad (ya no se trataba sólo de secretarias y niñeras) y con ese cambio de paradigma llegó el pánico, transmitido a través de mujeres profesionales que se convertían en violentas acosadoras cuando eran rechazadas. Dos ejemplos claros son Disclosure y Atracción fatal. En ambas, Demi Moore y Glenn Close interpretan a mujeres en altos cargos, centradas en su profesión, que se obsesionan con un hombre (casado, siempre, con una “buena mujer” que le dedica todo su tiempo) a niveles de locura. Nadie dice que el acoso sexual sea exclusivamente masculino (el comportamiento reprochable es unisex), pero es cierto que para ejercerlo se requiere poder sobre el otro… y en la mayoría de los casos en el mundo las mujeres, de una forma u otra, no tienen ese poder.

Hollywood no hace buenas películas sobre acoso sexual

La verdad es que el acoso es un tema que ha sido manejado de forma mediocre, o no manejado en general, en el cine desde hace mucho (la televisión ha tenido avances mucho más claros, un buen ejemplo de la normalización de este comportamiento hace unas décadas es Mad Men y un buen ejemplo actual es el episodio dedicado al tema de Master of None).

La apertura a nuevas voces narrativas, diversas, producirá más amplios resultados en cuanto se ponga en marcha. Las mujeres directoras no llegan ni al cincuenta por ciento de los cineastas que trabajan actualmente, ni hablemos de mujeres en minorías raciales o religiosas. Es hora de sacudir el suelo de una industria que se quedó en tiempos antiguos en que el hombre tenia -y debía tener- todo el poder. La caída de Harvey Weinstein es un comienzo, esperemos que los cambios sean profundos y reales.

Continúa leyendo: La deslumbrante noche de los Emmy, en imágenes

La deslumbrante noche de los Emmy, en imágenes

Redacción TO

Foto: MARIO ANZUONI
Reuters

Las galas de los Emmys son esperadísimas: tienen cada vez menos que envidiar a las de los Oscar y la alfombra roja se llena de estrellas. La fiebre por las series se ha consolidado y el gran cine se hace hoy en la pantalla pequeña. Por ello, los Premios de la Academia de Televisión tienen un impacto mediático único. Este año, la gran triunfadora de la noche ha sido la serie The Handmaid’s Tale  (‘El cuento de la criada’, en castellano), seguida muy de cerca por Big Little Lies y la comedia tradicional de Saturday Night Live, que ha renacido con las imitaciones geniales de Donald Trump hechas por Alec Baldwin.

Aquí están las mejores fotografías de la noche, y cada una de las imágenes de los vencedores de la 69ª edición de los Emmy.

La deslumbrante noche de los Emmy, en imágenes
Ann Dowd (mejor actriz de reparto en una serie dramática), Elisabeth Moss (mejor actriz de serie dramática) and Alexis Bledel (mejor actriz invitada de serie dramática), todas ellas por sus papeles en ‘The Handmaid’s Tale’. | Foto: Lucy Nicholson/Reuters

La deslumbrante noche de los Emmy, en imágenes 1
Nicole Kidman, mejor actriz de reparto de miniserie. | Foto: Chris Pizzello/AP
Nicole Kidman y Reese Witherspoon, con el premio a mejor miniserie por ‘Big Little Lies’. | Foto: Chris Pizzello/AP

La deslumbrante noche de los Emmy, en imágenes 2
Alexander Skarsgard, premio al mejor actor de reparto en miniserie por ‘Big Little Lies’. | Foto: Danny Moloshok/AP

Alec Baldwin, mejor actor de reparto de comedia por sus imitaciones de Donald Trump en ‘SNL’. | Foto: Mario Anzuoni/Reuters

La deslumbrante noche de los Emmy, en imágenes 9
Stephen Colbert, presentador de la gala. | Foto: Mario Anzuoni/Reuters

Kate McKinnon, mejor actriz de reparto de comedia por ‘SNL’. | Foto: Lucy Nicholson/Reuters
Laura Dern, mejor actriz de reparto de miniserie por ‘Big Little Lies’. | Foto: Chris Pizzello/AP
La deslumbrante noche de los Emmy, en imágenes 3
John Oliver recogió los premios al mejor programa de variedades y al mejor guion televisivo por ‘Last Week Tonight with John Oliver’. | Foto: Danny Moloshok/AP
La deslumbrante noche de los Emmy, en imágenes 4
Donald Glover, premiado como mejor dirección de comedia y mejor actor protagonista. | Foto: Danny Moloshok/AP Images
La deslumbrante noche de los Emmy, en imágenes 5
Julia Louis-Dreyfus, mejor actriz protagonista de comedia por ‘Veep’. | Foto: Chris Pizzello/AP
La deslumbrante noche de los Emmy, en imágenes 6
Riz Ahmed, mejor actor protagonista de miniserie o TV movie por ‘The Night Of’. | Foto: Danny Moloshok/AP
La deslumbrante noche de los Emmy, en imágenes 7
Sterling K. Brown, mejor actor protagonista de drama por ‘This Is Us’. | Foto: Lucy Nicholson/Reuters

TOP