Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Esalen Institute, el sitio que buscan los ejecutivos de Sillicon Valley para "reconectar con sus almas"

Redacción TO

Foto: Esalen Institute
Pinterest

Los grandes techies que se reúnen en Sillicon Valley (Califronia) están buscando crear otros tipos de conexiones distintas a las que han logrado con sus importantes empresas de tecnología. No se trata de conseguir más amigos en Facebook, ni seguidores en Instagram o Twitter. Hay un boom entre los ejecutivos de “reconectar con sus almas” que, según han confesado algunos, se encuentran algo extraviadas por el exceso de trabajo e incluso de éxito.

Muchos se preguntan si sus compañías, que han revolucionado al planeta, están realmente “haciendo un mundo mejor”. Para encontrar una respuesta al respecto,  han identificado un lugar. Se trata de Esalen Institute que tiene como misión ser un sitio de introspección y de reflexión para estas personas. Se ubica a tres horas en coche desde San Francisco en Big Sur, una región muy poco poblada donde las montañas de Santa Lucia emergen del Pacífico.

Su director que ha estrenado recientemente el cargo, es un exgerente de Google y ex coach ejecutivo de start ups, Ben Tauber, y asegura que existe cierta frustración entre los CEO’s de las empresas tecnológicas exitosas. “Ellos, en su interior, están dolidos. No pueden dormir de noche. Se preguntan si están haciendo lo correcto para la humanidad y esa incógnita solo se puede responder puertas adentro”, ha dicho Tauber a The New York Times.  

¿Qué ofrece el centro? Hay hasta 600 tipos de talleres con clases de “integración con la vida”, de yoga, de mindfulness (meditación de conciencia plena), de arte y pintura, así como prácticas de compasión e incluso un curso sobre “adicción al internet”. Este último, fue dirigido por Tristán Harris, especialista en ética de Google. Dave Morin, empleado fundador de Facebook, estará encargado de un programa sobre “depresión y tecnología”.

También hay numerosos talleres coordinados por psicólogos como el de “autocompasión” que se realizará del 10 al 15 de diciembre. Entre sus objetivos está “entender la ciencia de la autocompasión”, dice la web del sitio que lo describe como “más que un centro de retiros o un instituto educativo. Esalen es una red mundial de personas que van más allá de los dogmas comunes y buscan explorar las posibilidades espirituales más profundas”. En el bar hay kombucha, cerveza y vino, entre otras cosas. Y en las mañanas hay dance awake o ‘baile para despertar’.  

El Esalen Institute fue creado en 1962 pero entonces era un hotel hippie donde se hacían terapias nudistas en grupo. De hecho, en 1968 ir desnudo en el sitio era la norma. Además, fue uno de los primeros lugares de Estados Unidos donde se impartió yoga y se ofreció comida orgánica. Ahora pasar allí un fin de semana puede costar entre $420 y $2.890. Caben hasta 120 huéspedes que se alojan en cómodas cabañas.

Esalen Institute, el sitio que buscan los ejecutivos de Sillicon Valley para "reconectar con sus almas" 2
En 1968 ir desnudo en el sitio era la norma. | Foto: Ralph Crane – LIFE Picture Collection / Getty Images

El instituto permaneció cerrado hasta octubre de este año porque había sido devastado por unos derrumbes producto de unas torrenciales lluvias en la primavera pasada. Los caminos fueron cerrados y sus dueños perdieron $1 millón. El centro salió en el episodio final de la serie Mad Men, cuando Don Draper acudió a meditar. Ahora espera recibir a aquellos atormentados que en Sillicon Valley sienten que la tecnología los aleja de sus centros espirituales.

Esalen Institute, el sitio que buscan los ejecutivos de Sillicon Valley para "reconectar con sus almas" 1
Se ubica a tres horas en coche desde San Francisco en Big Sur, una región muy poco poblada donde las montañas de Santa Lucia emergen del Pacífico. | Foto: Esalen Institute / Pinterest

Continúa leyendo: ¿Son realmente privados tus mensajes de Facebook Messenger? Descúbrelo y protégelos

¿Son realmente privados tus mensajes de Facebook Messenger? Descúbrelo y protégelos

Redacción TO

Foto: Eric Risberg
AP

Más de 1.000 millones de personas se comunican diariamente a través de la aplicación de mensajería de Facebook Messenger. El gigante de las redes sociales asegura que está tomando medidas para mantener segura la información privada de los usuarios. Pero, ¿son seguros realmente esos millones de mensajes? Vyas Sekar, miembro del laboratorio de ciberseguridad de la Universidad Carnegie Mellon de Pensilvania (Estados Unidos) y profesor de Ingeniería Informática, ha dado a la revista Time las claves para descubrirlo y proteger nuestras conversaciones.

¿Qué medidas de seguridad ha implantado Facebook?

La red social utiliza los mismos protocolos de seguridad que los bancos y las páginas web de tiendas, según la propia red social. Además, en Facebook aseguran que utilizan una protección adicional para frenar el spam y el malware. En 2016, la compañía de Mark Zuckerberg incorporó un filtro adicional de seguridad llamado “conversaciones secretas” que ofrece una encriptación similar a la que ya utiliza WhatsApp (también propiedad de Facebook): de extremo a extremo. Eso supone que los mensajes están cifrados desde el emisor hasta el receptor de manera que ni la propia red social puede tener acceso a ello. Sin embargo, mientras, esta opción de cifrado está activada por defecto en WhatsApp y otras apps como Signal, hay que activarlas manualmente en Facebook Messenger. Ese es uno de los primeros pasos necesarios para proteger la cuenta.

¿Se puede burlar la seguridad de Facebook?

“Es importante recalcar que todo puede ser hackeado“, ha dicho el experto en ciberseguridad. Sekar ha añadido que en ocasiones no cuenta solo la seguridad interna del cifrado, sino también si alguien puede tener acceso físico a los dispositivos. Esta última parte es la más importante, puesto que en el momento en el que dejamos que alguien tenga acceso físico al dispositivo la seguridad se puede ver gravemente comprometida con la instalación de una aplicación espía que de un acceso continuo a la información del teléfono o el ordenador, explica el experto.

¿Son realmente privados tus mensajes de Facebook Messenger? Así puedes descubrirlo
Conferencia de desarrolladores de Facebook en San José, California. | Foto: Noah Berger/AP

Otro punto débil son las contraseñas. Al contrario que apps como WhatsApp a las que se solo se puede acceder desde el teléfono del usuario, Facebook es una web con entrada por contraseña. “Para los hackers es posible utilizar herramientas de robo de contraseñas para entrar en la cuenta de Facebook de la víctima. Además, es muy frecuente que la gente dé en su perfil público suficiente información para encontrar la contraseña”, ha advertido Sekar. Por lo que, otro consejo: utilizar contraseñas elaboradas, los expertos recomiendan una mezcla de números, letras y signos, además de utilizar distintas combinaciones para cada red social, correo y aplicaciones.

Además, los hackers también pueden lanzar una aplicación falsa que imite a la interfaz de Facebook y Messenger, lo que implica que el usuario al intentar entrar con su propia contraseña está, en realidad, dándosela a terceras personas, ha avisado Sekar.

Entonces, ¿cómo puedo proteger mis mensajes?

Esta es la recopilación de consejos:

1. Activar el cifrado de extremo a extremo en Facebook Messenger.

2. Mantener el dispositivo físico seguro, con un código de acceso que solo el usuario sepa para entrar al terminar.

3. Poner contraseñas largas, con letras, números y símbolos, diferentes para el resto de cuentas.

Continúa leyendo: Facebook, ¿la religión del siglo XXI?

Facebook, ¿la religión del siglo XXI?

Lidia Ramírez

Foto: Luca Baggio
Unsplash

El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, cree que su plataforma podría llenar el vacío dejado por el declive de las comunidades religiosas. “Los estadounidenses se están volviendo menos religiosos, se unen a menos grupos comunitarios y reportan bajos niveles de confianza en sus conciudadanos. Esa gente necesita encontrar un apoyo en otro lugar”, apuntaba Zuckerberg este junio en Chicago durante la inauguración de Facebook Communities Summit, el primer evento para los administradores de los grupos que inundan su red social.

Hace dos décadas, la noción de que miles de millones de seres humanos estarían conectados por un solo ‘producto’ habría sido vista absurda, a menos que ese ‘producto’ en cuestión fuera, digamos, un texto religioso. Pero ahora Facebook tiene más adherentes que cualquier otra religión en el mundo, con la excepción del cristianismo, a la que superará en pocos años si atendemos al ritmo al que crece esta red social, aunque de esto hablaremos más adelante.

Facebook, ¿la religión del siglo XXI?
Facebook tiene más seguidores que cualquier religión, excepto el cristianismo. | Fuente: ATLAS

Atendiendo al gráfico superior, se puede ver cómo el número de usuarios de Facebook supera a los seguidores del islam, y se acerca a pasos agigantados a la religión más numerosa, el cristianismo. El Pew Research Center informa que el cristianismo cuenta con 2.300 millones de personas entre sus adherentes, seguido por el islam con alrededor de 1.800 millones. En comparación, Facebook informa que ahora tiene 1,32 mil millones de usuarios activos diarios y 2,01 mil millones de usuarios activos mensuales, a fecha del 30 de junio de 2017.

Otro dato importante para comprender el impacto y la magnitud de la red de Zuckerberg es que cuenta con más usuarios que los hablantes de cualquier lengua del mundo. Los recuentos exactos para saber cuántas personas hablan un determinado idioma son difíciles, pero según la organización de servicios lingüísticos Ethnologue, 1.300 millones de personas hablan el chino mandarín, siendo ésta la lengua con mayor número de hablantes. De esta forma, los ‘me gusta’, los comentarios y las solicitudes de amistad se están convirtiendo en el lenguaje universal.

El explosivo crecimiento de Facebook

Aún más impresionante que su número de usuarios es la velocidad a la que esta red social, que nació el 4 de febrero de 2004, crece. En 2012, apenas ocho años después de su creación, la red registró sus primeros mil millones de usuarios. Conseguir mil millones más sólo le ha llevado cinco años. 

Así, la red de Zuckerberg crece más rápido que cualquier religión establecida. En este sentido, según predice Pew Research Center, el islam, la religión que más rápido crece a día de hoy, lo hace a un ritmo del 1,4% por año. Muy lejos del 22% de Facebook.  Por supuesto, la velocidad de crecimiento irá disminuyendo a medida que aumente de tamaño, sin embargo, los expertos aseguran que en esta década el número de usuarios de esta red social superará al número de cristianos.

Facebook, ¿la religión del siglo XXI? 2
Tasa de crecimiento de las principales religiones en comparación con Facebook. | Fuente: ATLAS

Facebook posee tres de las cinco comunidades en línea más grandes del mundo: su propia red, WhatsApp, que supera ya los 1.200 millones de usuarios, e Instagram, con 700 millones. Los otros dos, son los servicios chinos WeChat y TenCent, que tienen alrededor de 2.000 millones de usuarios.

Continúa leyendo: El futuro tendrá robots tan inteligentes emocionalmente como nosotros y no pasará nada

El futuro tendrá robots tan inteligentes emocionalmente como nosotros y no pasará nada

Rana Kaliouby

Foto: Murad Sezer
Reuters

Viajemos al futuro. Exactamente al año 2030. Una fecha en la que se espera que los humanos ya no seamos los únicos seres con inteligencia, sino que será la época de las máquinas inteligentes. La inteligencia artificial ya no se verá como una posible innovación, sino como una tendencia dominante. Ya no será solo aquello que tienen en una medida limitada nuestros teléfonos o algunos buscadores como los de Google o Netflix. La inteligencia artificial será ya cognitivamente inteligente, capaz de calcular tareas complejas e incluso de aprender por sí mismo. También será emocionalmente inteligente, consciente de nuestros estados mentales, sociales y emocionales más diversos, e íntimamente familiarizado con nuestros estados de ánimo y nuestras preferencias.

Estamos en 2030 y nuestros dispositivos, nuestros vehículos, nuestros aparatos domésticos conectados y ropa tecnológica inteligente tienen un chip emocional integrado que detecta nuestros estados de ánimo a través de nuestras voces y gestos. Actualmente interactuamos con la tecnología de la forma en que interactuamos unos con otros: a través de la conversación, la percepción y la emoción.

Contrariamente a lo que los escépticos de la inteligencia artificial (IA) pronosticaron alguna vez, toda esta IA con capacidad de emoción ha aumentado nuestra humanidad y empatía por los demás. Y no, no todos estamos sin trabajo. De hecho, han surgido nuevas industrias. Hoy hay más trabajo por hacer que nunca; más problemas para resolver.

El futuro tendrá robots tan inteligentes emocionalmente como nosotros y no pasará nada 1
Una fábrica de robots humanoides. | Foto: Stringer/Reuters

Por ejemplo, mi hija: Jana acaba de cumplir 30 años, es socia de Nemit, una empresa de impacto social que aprovecha el poder de la IA empática para brindar igualdad de acceso a la educación y la asistencia médica a personas de todo el mundo. Nemit emplea a 1500 personas en 58 países. La empresa aplica la IA emocional, al extraer perfiles de datos emocionales de las personas para personalizar las experiencias educativas y rastrear el bienestar mental y emocional de las personas, y evitar las crisis de salud antes de que ocurran.

Asistentes virtuales desde pequeños

Actualmente, Jana vive en Londres. De hecho, acaba de aterrizar en Heathrow con un ojo rojo. Mediante el seguimiento de una variedad de señales visuales y vocales, su asistente virtual Zee detecta que está agotada. Zee conoce a Jana desde que era una adolescente, y hoy sigue a Jana a todas partes, pasando por los diversos dispositivos de Jana con todo el contexto de sus actividades diarias, estados de ánimo y recuerdos. Zee sugiere que el programa de Jana para el día es demasiado agitado y ofrece eliminar algunas reuniones de su calendario. Zee también se contacta con mi asistente virtual para avisarme que mi hija aterrizó bien.

Además, Zee recuerda mantener esa cita con Liam, amigo de la escuela desde hace mucho tiempo de Jana y jefe de Operaciones Globales de Nemit. Al encontrarse en el espectro autista, Liam no siempre tuvo una vida fácil. La escuela secundaria fue un verdadero esfuerzo ya que descubrió que las interacciones sociales eran arduas. Era inteligente, solía estar solo, incluso era hostigado debido a su falta de aptitud social. Pero ahora usa anteojos sensibles a las emociones, que aumentan su destreza social y emocional, al traducir las expresiones faciales y vocales de las personas a números y puntajes de probabilidad.

El futuro tendrá robots tan inteligentes emocionalmente como nosotros y no pasará nada
Una niña observa un robot. | Foto: Andy Wong/AP

La empatía es la base de los negocios de Jana. La empresa aplica los últimos desarrollos en IA emocional para medir e impulsar la empatía en su equipo y socios en todo el mundo. Un tablero de control mantiene un registro del pulso emocional de su equipo, e indica que los niveles de ansiedad se elevan en el equipo de Jordan, muy por encima de su base de referencia. Zee está allí, programando un viaje a Amman lo antes posible.

Además de garantizar que las personas de todo el mundo tengan acceso a la salud mental, los asistentes digitales virtuales pueden actuar como compañeros de aprendizaje, utilizando su conocimiento de lo que lo motiva e inspira, para ayudarlo a estudiar y aprender. De esta manera, la IA podría usarse para crear condiciones equitativas en la educación y ayudar a reducir las brechas socioeconómicas en todo el mundo.

Nuevos trabajos sobre ética

Pero donde hay ganancias, también hay trastornos: la IA ha automatizado muchas tareas, lo que ha provocado la eliminación de algunos trabajos. Pero también hay trabajos nuevos: ingenieros que entrenan, evalúan y operan estos sistemas de IA. Los conductores de camiones, que alguna vez temieron que la nueva tecnología los dejara sin empleo, en la actualidad operan cada uno 100 camiones autónomos desde la comodidad de sus salas de estar. Hoy existen nuevos tipos de empresas de consultoría, muchas de las cuales ofrecen cursos de capacitación sobre cómo trabajar junto a los robots. En una sociedad que se preocupa acerca de si la IA se implementa de manera ética, existen nuevas oportunidades para los expertos en ética de la IA y los defensores de la justicia social.

En 2030, la inteligencia artificial emocional ha transformado no solo la manera en que interactuamos con la tecnología, sino lo que es más importante, cómo nosotros, como humanos, interactuamos unos con otros. La empatía es nuevamente el centro de cómo nos conectamos y nos comunicamos. De hecho, son las empresas y las personas las que trabajan para construir un manto de empatía en sus interacciones con los demás, en lugar de centrarse en la eficiencia o el resultado final, que están dando forma al futuro.

_

Artículo publicado originalmente en el World Economic Forum en español.

Continúa leyendo: ¿Cuál es el potencial del periodismo y cuál es su futuro?

¿Cuál es el potencial del periodismo y cuál es su futuro?

Cristina Casabon

Foto: YVES HERMAN
Reuters

Crear interés global es uno de los principales potenciales del periodismo, pero debemos distinguir entre lo que podríamos hacer con internet y para lo que se usa la mayoría de veces. “Hay asuntos que afectan nuestras vidas, y estos asuntos son, cada vez más, globales. Existen fuera de nuestro propio interés inmediato o personal” dice Eli Pariser en El filtro burbuja (Ed. Taurus).

Debemos, como periodistas, ser conscientes de que el periodismo puede resquebrajarse desde dentro por el fenómeno de las fake news. Este tipo de noticias generan una reacción en cadena en redes sociales, una espiral negativa que se retroalimenta.

Pero a su vez, y como indica el Digital News Report de Reuters, se ha demostrado que, en promedio, la digitalización expone a más diversidad que a la que se exponen los lectores de papel. Gracias a Internet y a las redes sociales, el periodismo – bien hecho – puede ser un poderoso ingrediente en el antídoto contra los problemas a los que nos enfrentaremos en las próximas décadas: escasez de energía, terrorismo, cambio climático, superpoblación, conflictos bélicos… Éstos requieren de una red global, una comunidad global informada e identificada con problemas a escala global.

¿Cuál es el potencial del periodismo y cuál es su futuro? 3
Los periodistas se tienen que adaptar a una era digital. | Foto: Yuri Gripas/ Reuters

Para ello debemos seguir apostando por temas interesantes pero complicados. Es una cuestión ética priorizar la importancia por encima de la popularidad o la relevancia personal de un tema, de una noticia. ¿Puede seguir un medio competitivo apostando por estos temas y crear una mayor conciencia ciudadana?

En tiempos de la cultura digital, de la información en tiempo real, de los blogs y las redes sociales, se lee a veces, equivocadamente, que hay tantos periodistas como internautas.

En un momento en el que cualquiera puede “ser periodista”, un profesional de la información debe preguntarse cuál es el valor añadido que puede proporcionar. Y este valor se encuentra en la capacidad de introspección y de análisis. El periodismo consiste en investigar, verificar datos, situar en un contexto, jerarquizar, dar forma, comentar y publicar una información, en sacar a la luz historias que tienen relevancia global.

Si miramos al futuro, es ser más digitales, tener mejores equipos y especialistas, mejor acceso a datos y mejor capacidad analítica. Esta información digital cada vez más procede de informes, de fuentes de datos, y ésta es una parte muy interesante de la labor del periodista hoy en día; cómo procesamos esta información y la ofrecemos de forma amena al público, y cómo abarcar con datos actuales información a escala global, presentarla de forma atractiva, con infografías, con vídeos, mapas interactivos y otras muchas herramientas.

¿Cuál es el potencial del periodismo y cuál es su futuro?
El trabajo de los periodistas es cada vez más digital y está más ligado a las redes sociales. | Foto: Francois Mori/ AP

El mencionado informe de Reuters se basa en una encuesta de más de 70.000 personas en 36 mercados para revelar el futuro del consumo de noticias digitales. Algunos de sus resultados clave para ver por dónde se dirige el periodismo muestran que aunque las perspectivas económicas de la mayoría de las empresas de medios siguen siendo extremadamente difíciles, no todos los indicadores empeoran. Algunos muestran que en el futuro más personas estarán preparadas para pagar si el contenido es lo suficientemente valioso, conveniente y relevante, y es por ello que los medios no debemos de dejar de apostar por información de calidad.

Al mismo tiempo, las redes sociales están cambiando la forma en que interactuamos con las noticias, las conversaciones en redes sociales y los debates, que estimulan al lector a abrirse a nuevos puntos de vista y realidades. El futuro del periodismo es la interconectividad y la interactividad.

La crisis de las noticias falsas podría ser lo peor, o lo mejor que le ha pasado al periodismo. Ciertamente, es una historia fascinante para seguir como periodistas y como lectores, y si no acaba por destruir esta profesión, la hará más fuerte. Google y Facebook están respondiendo de diversas maneras. Las noticias falsas ahora son examinadas por fact checkers y el algoritmo News Feed o el filtro de búsquedas de Google están mejorando los resultados de búsqueda y el muro de Facebook, la red social que envía más tráfico a los medios (alrededor de un 80% de los usuarios de redes sociales se informan a través de Facebook).

¿Cuál es el potencial del periodismo y cuál es su futuro? 2
Las redes sociales han empezado a luchar contra las ‘fake news’. | Foto: Elise Amendola/ AP

Solo queda apostar por un nuevo enfoque de los grandes medios hacia un compromiso con sus audiencias, hacia lo que se denomina “alcance de calidad” en lugar del contenido “quick bite”, aquel que busca más visitas sin tener en cuenta el valor de la información.

Más sensacionalismo, más bombo, o la opinión por encima de los hechos son los valores transmitidos del pasado que necesitan ser desaprendidos por los periodistas y medios. Si los profesionales de la información se aplican estos estándares, podremos hacer del periodismo una herramienta de influencia positiva, y podremos hacer que nuestra audiencia tenga mejor criterio en la selección de información e incluso que se suscriba a aquellos medios que ofrecen contenidos de calidad.

Artículo publicado originalmente en el World Economic Forum en español.

TOP