Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Este 'mashup' de películas de 2017 es perfecto para la temporada de premios

Redacción TO

Foto: Syncopy Films

Con el final de cada año, los mashups empiezan a proliferar por la red. En YouTube, los de música son los más populares, pero no los únicos. Estas mezclas de lo mejor de cada año llegan a otras disciplinas artísticas, como el cine.

El youtuber norteamericano Sleepy Skunk ha editado un tráiler extendido de seis minutos con el que es muy fácil ponerse al día sobre todo lo que 2017 nos ha ofrecido en el mundo del Séptimo Arte. Su vídeo cuenta ya con más de 50.000 reproducciones en YouTube.

De cara a grandes citas cinematográficas como son las entregas de premios de los Globos de Oro o de los Óscar, este vídeo puede resultar muy útil a la hora de recordar las películas o de recordarse a uno mismo el verlas. Desde Wonder Woman a Dunkerque, pasando por Star Wars: Episodio VIII – Los últimos Jedi o T2 Trainspotting, lo más reseñable de la gran pantalla durante este 2017 está incluido en este tráiler. Se trata de una verdadera muestra de pericia en la edición, ya que juntar tan diversas películas de diferentes géneros y hacer que todo fluya no es tarea fácil. Puedes consultar la lista completa de las películas que aparecen en el trailer en el blog de Sleepy Skunk.

Continúa leyendo: Hollywood no hace buenas películas sobre acoso sexual

Hollywood no hace buenas películas sobre acoso sexual

Nerea Dolara

Foto: LUCY NICHOLSON
Reuters

Harvey Weinstein cayó, pero la industria tiene mucho que avanzar con respecto a su manejo narrativo del acoso y el abuso sexual.

Sí, se ha abierto una olorosa y roñosa caja de Pandora que lleva años cerrada y haciendo imposible la vida de muchas mujeres vinculadas al mundo del cine (en esta ocasión, como han dicho Emma Thompson o Meryl Streep estos indefendibles comportamientos masculinos no pertenecen sólo a Hollywood). Harvey Weinstein, el productor estrella -famoso por sus rabietas, su tendencia a inmiscuirse en el proceso de edición de las películas y su facilidad para ganar Oscars- se ha hecho famoso en las últimas semanas por cargos mucho peores -de hecho está siendo investigado en varias ciudades en EEUU y Reino Unido- como los de acoso, abuso sexual y violación. Primero fueron el New York Times y el New Yorker quienes sacaron a la luz testimonios de varias mujeres, más y menos conocidas, sobre los abusos de Weinstein; ahora se suman más de 50 acusaciones y la ola de se ha expandido a otros depredadores de la industria, como el cineasta James Toback, que ya tiene sus propias 40 acusaciones.

Para hablar del tema pensamos en revisar las películas que el propio Hollywood tendría que ver para aprender sobre acoso sexual, pero haciendo una revisión queda claro que las películas sobre el tema son pocas. No es de extrañar si se piensa un poco. La mayoría de los ejecutivos en los estudios son hombres (blancos y heterosexuales), la mayoría de los directores son hombres (blancos y heterosexuales), la mayoría de los guionistas son hombres (blancos y heterosexuales)… ¿se entiende el panorama? Y no es que a propósito todos estos hombres hayan optado por no hablar del tema para cubrirse las espaldas, por ejemplo. Es más simple. No es un tema que vean, que vivan, y no lo cuentan. Hablan de lo que conocen y esto, el acoso sexual, es una dolencia mayoritariamente femenina.

Hollywood no hace buenas películas sobre acoso sexual 1
Escena de la película North Country.

La búsqueda de películas sobre el tema arroja pocos resultados -cuando se busca acoso sexual y no violación- porque la cotidianidad de estas conductas no es material “suficientemente dramático” para la pantalla, o eso parece. Si se incluye violación, ese acto imperdonable y vil que tantas veces se utiliza como catalizador narrativo sin muchos miramientos, la lista crece. Películas como North Country, nominada al Oscar en 2005, retratan la indiferencia de ciertos ambientes laborales ante el acoso masculino, de hecho la película trata exactamente de eso: la minoría de mujeres trabajadoras de una mina demandan a la compañía por los maltratos sufridos en sus instalaciones… está basado en una historia real y de hecho cambió las leyes sobre acoso sexual en el entorno laboral… la directora de esta cinta es una mujer.

Hollywood no hace buenas películas sobre acoso sexual 2
Escena de la película Disclosure.

En la mayoría de los filmes en que se retrata el acoso sexual sus consecuencias se minimizan, es un acompañante de otras agresiones. O, en los peores casos, es perpetrado por mujeres contra hombres indefensos. ¿No lo recuerdan? El principio de los noventa trajo a los cines los thrillers eróticos y con ellos la figura de la mujer profesional poderosa, obsesiva y peligrosa. El comienzo de la década, tras la entrada masiva de la mujer en el mundo laboral a partir de los setenta, vio a las féminas ocupar cada vez más cargos de responsabilidad (ya no se trataba sólo de secretarias y niñeras) y con ese cambio de paradigma llegó el pánico, transmitido a través de mujeres profesionales que se convertían en violentas acosadoras cuando eran rechazadas. Dos ejemplos claros son Disclosure y Atracción fatal. En ambas, Demi Moore y Glenn Close interpretan a mujeres en altos cargos, centradas en su profesión, que se obsesionan con un hombre (casado, siempre, con una “buena mujer” que le dedica todo su tiempo) a niveles de locura. Nadie dice que el acoso sexual sea exclusivamente masculino (el comportamiento reprochable es unisex), pero es cierto que para ejercerlo se requiere poder sobre el otro… y en la mayoría de los casos en el mundo las mujeres, de una forma u otra, no tienen ese poder.

Hollywood no hace buenas películas sobre acoso sexual

La verdad es que el acoso es un tema que ha sido manejado de forma mediocre, o no manejado en general, en el cine desde hace mucho (la televisión ha tenido avances mucho más claros, un buen ejemplo de la normalización de este comportamiento hace unas décadas es Mad Men y un buen ejemplo actual es el episodio dedicado al tema de Master of None).

La apertura a nuevas voces narrativas, diversas, producirá más amplios resultados en cuanto se ponga en marcha. Las mujeres directoras no llegan ni al cincuenta por ciento de los cineastas que trabajan actualmente, ni hablemos de mujeres en minorías raciales o religiosas. Es hora de sacudir el suelo de una industria que se quedó en tiempos antiguos en que el hombre tenia -y debía tener- todo el poder. La caída de Harvey Weinstein es un comienzo, esperemos que los cambios sean profundos y reales.

Continúa leyendo: 5 rodajes de películas que en realidad fueron pesadillas

5 rodajes de películas que en realidad fueron pesadillas

Nerea Dolara

Foto: IMDB
IMDB

Netflix estrenó Jim y Andy, un recopilatorio del material que se grabó tras las cámaras en Man on the Moon… y da la sensación de haber sido un horror. Pero ha habido rodajes peores. ¿Cuáles? Aquí tienes cinco ejemplos.

Jim y Andy se estrenó esta semana en Netflix. Este extraño documental muestras las muchas horas de tiempo detrás de cámara del rodaje de Man on the Moon, donde Jim Carrey interpretó al osado comediante Andy Kaufman. ¿Por qué no se había visto este material? Jim Carrey optó por existir todo el rodaje en personaje y, si se tiene idea de quién era Kaufman, esa decisión le hizo la vida imposible a todo el equipo… el rodaje fue una especie de pesadilla.

Pero tampoco fue como otros, mucho, mucho más desastrosos. En estos tiempos un rodaje desastroso tiende a no sobrevivir: o se detiene la producción o se despide al director o se acaba la carrera de quien hizo la película, así sin más. Los tiempos en que una película podía salirse locamente de presupuesto y de tiempo ya no existen, pero no hace mal recordar esas historias de desmadre.

5 rodajes de películas que en realidad fueron pesadillas
Uno de los fotogramas míticos de Apocalypse Now | Imagen IMDB

Apocalypse Now (1979)

Sí, puede que sea uno de los rodajes complicados más famosos del cine. En resumen: Francis Ford Coppola se salió tanto de tiempos (era temporada de monzones y por alguna razón esto no se tomó en cuenta) y presupuesto (empeñó todo lo que tenía para terminarla) que la película era ya un mito antes de estrenarse. Si se suma a esto que la mayoría del equipo tuvo paludismo, que Martin Sheen sufrió un infarto en pleno rodaje o que Marlon Brando exigió 1 millón de dólares pero luego ni siquiera se aprendió sus diálogos… bueno, es normal que haya sido una experiencia traumática. De ella hay un registro, Eleanor Coppola se dedicó a grabar el proceso y luego se estrenó un documental llamado Corazones en tinieblas. Merece la pena verlo.

5 rodajes que en realidad fueron pesadillas 3
Elizabeth Taylor en Cleopatra | Imagen vía IMDB

Cleopatra (1963)

Bueno, esta es definitivamente la películas más cara (con el ajuste de inflación sigue sin ganarle ninguna) y complicada de la historia. Esta épica histórica fue tal caos que antes de que rodara ni un minuto ya se habían gastado 4 millones de dólares de un presupuesto que se esperaba que llegara sólo a 2 millones. Se construyeron enormes sets que nunca se usaron, se cambió más de una vez de director, Elizabeth Taylor y Richard Burton comenzaron un escandaloso y público romance y al final del rodaje se habían gastado 44 millones de dólares y se entregó una película con una duración de seis horas. Cleopatra fue un éxito cuando por fin llegó al cine, pero el estudio estuvo a punto de quebrar gracias a los costes y fue muy difícil recuperar el gasto.

5 rodajes que en realidad fueron pesadillas 2
El tiburón no era tan grande como lo imaginábamos | Imagen vía IMDB

Tiburón (1975)

En este tiempo Steven Spielberg era un joven director prometedor, con menos de 30 años aún no era el nombre poderoso que es hoy en día y fue esta película la que lo llevó a la gloria… pero no antes de amenazar con acabar con su carrera antes de empezar. Por amor a la exactitud, Spielberg solicitó rodar este thriller no en una piscina controlada sino en la playa, en Martha’s Vineyard. La consecuencia de esta decisión fue que el tiburón animatrónico, que tenía muchísimo más tiempo en cámara del que tiene en el resultado final, se dañase una y otra vez producto del agua salada. Bruce, así lo bautizaron, mal funcionó tanto que todo el rodaje se retrasó y Spielberg estuvo a punto de ser despedido. ¿Además? En una de las escenas en el pequeño bote hubo un accidente y se hundió, Roy Scheider tuvo que romper a golpes el cristal de la cabina para salir y no ahogarse. ¿Más? En medio del rodaje de una escena en el agua el bote donde estaba la cámara se hundió. Técnicos viajaron con el filme en agua, en un avión, para intentar salvar el trabajo ya hecho. ¡Ah! Y no se olvide que Richard Dreyfuss y Robert Shaw (que se pasó borracho todo el rodaje) se odiaban a muerte.

5 rodajes que en realidad fueron pesadillas 1
Klaus Kinski en el rodaje de Fitzcarraldo| Imagen vía IMDB

Fitzcarraldo (1982)

Werner Herzog y Klaus Kinski no eran hombres fáciles. Con egos considerables, una tendencia hacia los gestos dramáticos y hacia la intensidad intelectual, eran buenos trabajando juntos hasta que la marea cambió. Eso pasó en Fitzcarraldo. El descabellado proyecto de Herzog contaba la historia de un hombre amante de la música que decide construir un teatro de ópera en medio de la selva latinoamericana. El rodaje se llevó a cabo, sí, en la selva. Y Herzog, en una de sus más locas decisiones (ha habido más) decidió cumplir con lo que el guion contaba de una forma extrema: Su protagonista decide llevar un barco de vapor a su localización y para ello debe arrastrarlo por la selva. En vez de hacerlo con miniaturas, Herzog lo hizo de verdad. Para llegar a este punto estuvo tres años en pre-producción y tuvo bajas que darían pesadillas a cualquier asegurador como una cortada gigante en la mano de su director de fotografía, que se cosió sin anestesia, o el hecho de que un miembro del equipo tuvo que cortarse el pie (sí, cortarse el pie) para evitar morir cuando le picó una serpiente venenosa.

5 rodajes que en realidad fueron pesadillas
Fotograma de Titanic | Imagen vía IMDB

Titanic (1997)

No era la primera vez que James Cameron asumía un proyecto que terminaba por írsele de las manos. The Abyss había logrado terminarse, pero con amplios excesos de presupuesto y como un recuerdo traumático para equipo y actores que tuvieron que trabajar semanas de 70 horas sin descanso y grabar escenas (una tomaba un día entero) todo el tiempo bajo el agua. ¿Y si tuviste una horrible experiencia con el agua en otra de tus películas por qué no volver? Al parecer eso pensaba Cameron que se metió de lleno en Titanic y salió ileso de milagro (porque la película fue un éxito sin precedentes). Titanic se pasó de presupuesto casi de inmediato, Cameron era un déspota en el rodaje (su actitud es bastante legendaria), el agua estaba realmente helada (los labios morados de Kate Winslet cuando camina por el barco sumergida en agua no son maquillaje) y era tal el descontento que un miembro del equipo vertió un alucinógeno en la sopa de los demás para perjudicar el rodaje. Los productores exigieron a Cameron que terminara la película y este renunció. Al final lo llamaron de vuelta y la película llegó a los cines.

Continúa leyendo: Netflix amenaza con destronar a HBO en los Emmy de 2018

Netflix amenaza con destronar a HBO en los Emmy de 2018

Redacción TO

Foto: MARIO ANZUONI
Reuters

Todavía con la resaca de los Emmy de este año a las espaldas, el papel de Netflix en los premios de la televisión estadounidense hacen pensar ya en la edición del año que viene. En lo que llevamos de siglo, HBO ha sido la cadena que más nominaciones ha acaparado cada ceremonia, un estatus que ha mantenido de manera ininterrumpida. Pero puede que esa corona cambie de cabeza en 2018 ya que Netflix, que empezó a producir contenidos propios en 2013, le pisa los talones a la cadena de Juego de Tronos.

En la pasada ceremonia, HBO mantuvo su primer puesto en el podio de nominaciones gracias a sus 110 candidaturas. Pero la cifra se queda peligrosamente cerca de las 93 de los productores de Grace and Frankie. Las ficciones más nominadas del servicio de streaming fueron la serie de nostalgia ochentera Stranger Things (con 19 candidaturas), la coproducción británica y estadounidenseThe Crown (con 13) y la mezcla de drama y comedia sobre una actor indio que intenta hacerse hueco en Estados Unidos Master of None (con ocho).

Y el ascenso de la presencia de Netflix en los premios más importantes de la televisión estadounidense (y del mundo) ha sido meteórica desde que irrumpió en 2013. Ese año, el servicio de streaming se tuvo que conformar con un modesto 2,5% de las nominaciones.

Pero en solo cuatro años, se ha convertido en la segunda serie con más presencia en los Emmy al acaparar el 14,6% de las candidaturas. Es una una cifra a tener en cuenta, ya que roza (y amenaza) el 17,2% de HBO que, por el momento, es líder indiscutible de los galardones.

Con todo, Home Box Office tiene un importante as en la manga: Juego de Tronos. La serie de poder, guerra y fantasía batió en la edición del año pasado el récord en nominaciones y se llevó el premio a la mejor serie dramática por segunda vez consecutiva.

Sin embargo, por una decisión de la propia cadena, la emisión de la exitosa séptima temporada fue pospuesta. Por este motivo, la ficción no fue elegible en la edición de 2017. Uno de los requisitos para optar a un Emmy es que el último capítulo de la temporada de cualquier programa se emita antes del 31 de mayo y la séptima entrega de Game of Thrones se emitió entre el 16 de julio y el 27 de agosto.

Netflix amenaza con destronar a HBO en los Emmy de 2018 1
El probable éxito de ‘Juego de Tronos’ en los Emmy de 2018 es el balón de oxígeno que necesita HBO para mantenerse a la cabeza.

El año que viene, sin embargo, Juego de Tronos sí podrá optar a un nuevo chorro de galardones y esto puede terminar siendo el balón de oxígeno que necesita HBO para mantenerse a la cabeza en las nominaciones de los premios.

Continúa leyendo: 6 series animadas que no son para niños

6 series animadas que no son para niños

Nerea Dolara

Bojack Horseman estrenó su cuarta temporada la semana pasada rodeada de alabanzas críticas. Pero no es la única serie animada que todos los adultos deberían ver. ¿Qué crees que es tema de niños? No tienes idea.

La semana pasada se estrenó la cuarta temporada de Bojack Horseman en Netflix. Esta serie, que en su última entrega podría definirse con dos adjetivos – devastadora e hilarante – es la última en una lista creciente de show animados para adultos que bien podrían ya tener su propia categoría como series de comedia y drama en los Emmy. Bojack es genial en su mezcla de temáticas fuertes (la nueva temporada se adentra en la herencia del trauma, la demencia y la desintegración de un matrimonio) y de risas encantadoras (como sus chistes visuales, su visión humorística con respecto a sus personajes animales y su enganche con tramas de humor del más tontuno). Una serie que, si no fuese animada (además de no ser tan brillante) sería tomada mucho más en serio.

6 series animadas que no son para niños 7
Los personajes de Bojack Horseman | Imagen vía Netflix

Bojack Horseman tiene como protagonista al personaje homónimo, un ex actor fracasado, que vive del dinero de una vieja mala sitcom que hizo en los noventa. Con él vive Tod, un joven sin trabajo y con una constante necesidad de complacer a todo el mundo, que es también asexual. También le acompañan su agente es una gata rosa llamada Princess Carolyn, que afronta el paso del tiempo y su frustración por no poder formar una familia. Diane, una periodista frustrada que se hace su amiga cuando escribe su biografía, lucha con la depresión y una enorme sensación de insatisfacción. Y el esposo de Diane, Mr. Peanutbutter, un labrador ex actor, es un tonto dulce con nada de maldad y mucha ignorancia. Con el paso de las temporadas la oscuridad de las tramas y la complejidad de las tramas, así como las consecuencias de las malas decisiones, pesan sobre estos personajes de maneras sublimes y dolorosas.

La serie del ex actor-caballo consumido por su vacío existencial no es la única que seduce a adultos en busca de series de buena calidad que ver. Incluso algunas que se suponen para niños… ofrecen tramas y personajes atractivos para un público que dejó la infancia atrás hace rato.

6 series animadas que no son para niños 1
Archer | Imagen vía FX

Archer

Esta serie de FX cuenta con nueve temporadas y tiene como protagonista a Sterling Archer, un espía que se autocataloga como “el mejor del mundo”. Como es de esperar es un ególatra, pero es también una sátira de Don Draper que bebe y trata a las mujeres como, bueno, como estos hombres retro y machistas. Trabaja junto a su madre, jefa de su agencia, una mujer castradora y hostil. La serie dio un giro absoluto en la temporada cinco cuando, tras ser desbancados por el gobierno, deciden convertirse en narcotraficantes… de ahí Archer ha jugado a cambiar y reinventarse muchas veces, siempre con humor negro.

6 series animadas que no son para niños 4
Bob’s Burgers | Imagen vía FOX

Bob’s Burguers

Con ocho temporadas y dos Emmys a programa animado, esta sitcom sobre una familia que lleva un restaurante de hamburguesas. La historia de los Belcher se centra en la lucha por hacer que su negocio funcione y, a la vez, en las relaciones de la familia. Muy graciosa y con corazón, merece la pena ser vista. Y todos los críticos llevan años diciéndolo. En 2012 la eligió la décima mejor serie del año.

6 series animadas que no son para niños 3
Rick y Morty | Imagen vía IMDB

Rick and Morty

Tiene sólo tres temporadas, pero es otra de las que tiene una lista de fieles seguidores. Comenzó como un corto animado de parodia de Regreso al futuro y se convirtió en una oscura (tiene un humor muy negro y sarcástico) serie sobre un abuelo cínico, que además es un cinetífico loco, y su manipulable nieto. La historia salta entre su dinámica familiar y sus experimentos alocados e interdimensionales.

6 series animadas que no son para niños 5
Adventure Time creada por Pendleton Ward para Cartoon Network. | Imagen vía Cartoon Network

Adventure Time

Pensada para niños, esta serie, que lleva nueve años al aire, mezcla la imaginería de videojuegos y juegos de mesa, como Calabozos y dragones. De todas es la que más premios ha recibido: Emmy, Peabody, Critic’s Choice y hasta un premio de Sundance. Los protagonistas son Finn, un niño aventurero, y su hermano adoptivo, Jake, un perro que puede cambiar de tamaño y forma.

6 series animadas que no son para niños 6
Steven Universe fue creada por Rebecca Sugar para Cartoon Network. | Imagen vía Cartoon Network.

Steven Universe

Prima cercana de Adventure Time, fue creada por una ex dibujante de la primera. La serie infantil se centra alrededor de Steven quien vive con tres “Gemas” una mezcla mágica de alien y humanoide. Juntos protegen al mundo. La serie ha ganado seguidores rápidamente, tiene sólo cinco temporadas, por su trato de sus personajes LGBTQ o de las diferencias en el color de piel o la identidad corporal.

Save

TOP