Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Este otoño, de museo en museo: 8 exposiciones imprescindibles en Madrid

Saioa Camarzana

Foto: Henri de Toulouse-lautrec | La pelirroja con blusa blanca, 1889
Museo Thyssen-Bornemisza

Los meses de septiembre y octubre, además de ser una de las mejores épocas para los afortunados que salen de vacaciones, es el momento en el que se reactiva toda la agenda cultural. Los escritores vuelven a publicar, a los teatros vuelven las obras y los museos, que durante el verano siguen abiertos, renuevan su agenda para empezar el curso con sus mejores apuestas. Después de Apertura Madrid Gallery Weekend, iniciativa que lleva en marcha desde hace ya ocho años, el próximo jueves es el turno de Barcelona Gallery Weekend, que con el mismo espíritu madrileño, lleva a sus artistas a inaugurar simultáneamente. Entre unas cosas y otras recomendamos ocho exposiciones que se van a inaugurar en madrileños en los próximos días.

William Kentridge en el Museo Reina Sofía

Sin duda va a ser la exposición del año. Aunque aún queda algo más de un mes de espera, se inaugura el 31 de octubre, es una de las citas que no pueden faltar en las agendas. William Kentridge. Basta y sobra es una muestra hilada a través del trabajo escénico, en el que se incluye ópera, teatro y performance, que cuenta la historia de un solo protagonista. El proceso creativo en el caso de Kentridge es vital y en la muestra se intercalan bocetos, dibujos y grabados que sirven de punto de partida. La obra del último Premio Princesa Asturias de las Artes cuenta con algunas constantes como el dibujo, el collage, el retrato y el cine que, por supuesto, forman parte de la cita del año.

Cai Guo-Qiang en el Museo del Prado

Es uno de los artistas chinos con más proyección internacional hasta la fecha. La chispa de Cai Guo Qiang está en el uso de pólvora para dinamitar su trabajo. Probablemente su obra más célebre sea Escalera al cielo, una obra efímera que le llevó varios intentos y ha tenido la entidad suficiente para el rodaje de un documental sobre su gestación. En el Museo del Prado, que en ocasiones se abre al arte contemporáneo, recibe a este artista en una especie de residencia destinada al diálogo con nuestros maestros más indiscutibles que inspiren nuevas piezas que se expondrán en el Salón de Reinos bajo el nombre de El espíritu de la pintura. Pero el momento clave de su paso por Madrid tiene una fecha concreta: 25 de octubre. Ese día Cai Guo Qiang dinamitará una obra de gran tamaño dentro de las paredes del edificio. Además, Isabel Coixet está preparando un documental sobre su proceso creativo.

Picasso / Lautrec en el Museo Thyssen-Bornemisza

Picasso y Toulouse-Lautrec nunca se llegaron a conocer pero la influencia que el último ejerció sobre el maestro malagueño es palpable en sus obras. Cuando Picasso visitó París a finales de 1900 conoció su obra y su manera de entender el arte y la modernidad. Lautrec aunó alta y baja cultura, arte y publicidad y esta manera de trabajar impactó de manera radical en Picasso y condicionó su futuro estilo artístico. Hasta la fecha no se ha puesto en relación (no al menos en forma de exposición) las afinidades de ambos que pasan por el gusto por temáticas como los burdeles, los retratos caricaturescos, la noche, los cabarets y el circo.

Este otoño, de museo en museo: 8 exposiciones imprescindibles en Madrid 4
Detalle de “Historia do Brasil. Little Girls and Boys”, 1975. | Imagen vía La Casa Endcendida.

Anna Bella Geiger en La Casa Encendida

La experta en arte Estrella de Diego es la comisaria de la muestra Geografía Física y Humana de la artista brasileña Anna Bella Geiger. Se ha alzado como uno de los nombres imprescindibles del arte conceptual brasileño y La Casa Encendida le dedica un recorrido que reúne cerca de 100 obras para que el visitante se adentre en el universo de esta artista radical. Vídeos, fotografías, collage y obras en tres dimensiones reflexionan a cerca de las políticas coloniales, los estereotipos culturales, las exclusiones y los discursos impuestos por la hegemonía. Y si hay algo que le interese en particular ese es el mapa, elemento protagonista de una obra frágil y delicada que convierte los asuntos políticos y sociales en objetos poéticos.

Cristina Lucas en Alcalá 31

La artista de Jaén aterriza en la Sala Alcalá 31 con Manchas en el silencio, un proyecto político y social que aún es sensible de ampliar. El asunto que retrata Cristina Lucas es el de los bombardeos aéreos contra la población civil que se han llevado a cabo desde que en 1912 se inventó la aviación. La pieza central está formada por tres grandes pantallas en las que se muestran los lugares de los bombardeos acompañadas de imágenes documentales de las víctimas. Esta pieza central se complementa con unos tapices en los que ha bordado mapas con esos mismos nombres de los lugares atacados llegando, en ocasiones, a convertirlos en un borrón debido a la cantidad de bombas caídas. En la planta de arriba 360 relojes marcan la hora de todo el globo con un tic tac tan sutil como ensordecer que hace que el tiempo quede suspendido.

Este otoño, de museo en museo: 8 exposiciones imprescindibles en Madrid
Zuloaga Retrato de la condesa Mathieu de Noailles, 1913.

Zuloaga en la Fundación Mapfre

El pintor vasco inaugura una muestra monográfica en la Fundación Mapfre este jueves 28 de septiembre. La fundación se ha centrado en la época en la que Zuloaga se trasladó a la capital francesa cuando tan solo tenía 19 años. Zuloaga en el París de la Belle Époque. 1889-1914 incide en esos años en los que el pintor desarrolla su lenguaje en esta ciudad que se convierte en el centro del mundo moderno. Allí, el pintor encuentra un estilo que va acorde a la ebullición que se encuentra. A través de 90 piezas el espectador puede formarse una idea detallada de cómo Zuloaga gestó un lenguaje que está a medio camino entre la cultura francesa y la española. Además, aparece retratado junto a otros artistas como Picasso, Toulouse-Lautrec, Rodin y Bernard que funcionan como diálogo entre el pintor de Eibar y el París de la época. Además, piezas del Greco, Zurbarán y Goya, que el pintor coleccionó, complementan una exposición que quiere ofrecer un nuevo acercamiento a este genio de la pintura.

Itziar Okariz en el CA2M

A partir del 27 de octubre el CA2M dedica una de las antológicas más completas a la artista vasca Itziar Okariz. Bajo el título …una contrucción, es decir, una jerarquía de momentos, expresiva de cierto concepto grande o pequeño, abstracto esotérico, extracto de Oficio de poeta de Cesare Pavese, la conexión del lenguaje y del cuerpo que erigen todas sus piezas serán los protagonistas en el CA2M. Siendo, como es, una de las artistas del performance que amplía y eleva a un nuevo nivel esta disciplina en la que se inscriben hoy infinidad de artistas, Okariz utiliza la voz y el silencio para crear nuevos contextos.

Este otoño, de museo en museo: 8 exposiciones imprescindibles en Madrid 2
GATO Y GRANADAS
Serie: Bodegones Almodóvar | Imagen vía La Fresh Gallery.

Pedro Almodóvar en La Fresh Gallery

El cineasta se ha pasado a la fotografía y lo hace con unos bodegones tan personales que utiliza la encimera de su casa y los objetos que ha ido comprando. Algunos recuerdan al artista italiano Morandi, otros crean figuras femeninas y estilizadas y en casi todos aparecen detalles de la realidad más cercana. Enchufes, paredes manchadas, clavos que en algún momento han sostenido un cuadro… Almodóvar presenta en La Fresh Gallery 70 fotografías a modo de bodegones posmodernistas que forman una especie de autobiografía íntima. El dinero recaudado con la venta de estas piezas irá destinado a Mensajeros por la paz.

Continúa leyendo: La 'incredible' India no tiene quien hable en sus stands de Fitur

La 'incredible' India no tiene quien hable en sus stands de Fitur

Jorge Raya Pons

Foto: Jorge Raya
The Objective

Estamos sentados frente a una mesa, en silencio. B. B. Mukherjee observa la pantalla de su teléfono, pone la cabeza en alto, con sus gafas de diseño a rayas grises y negras sobre su nariz. Mukherjee luce un estrecho bigote con una forma más parecida a un triángulo que a un cuadrado, y viste un traje descatalogado de franela y color marfil que combina con una corbata de otra década. Estamos sentados a la distancia de un metro y B. B. Mukherjee, que es subgerente del Ministerio de Turismo indio en España, sigue en silencio tras cinco minutos y mirando con atención vídeos indescifrables con un volumen moderadamente alto. Tiene un reloj de oro en su muñeca izquierda y tantos anillos como dedos en sus manos. La responsable de prensa está sentada a mi izquierda y me mira con nerviosismo, como esperando una respuesta, y yo le sonrío y eso le tranquiliza.

Estoy sentado frente a Mukherjee en el stand indio de Fitur porque los dos responsables más importantes de la delegación de la India, que puso mucho interés para promocionar su país y mucho dinero para instalar este espacio tan grande –por no hablar de que el nombre de la marca, Incredible India, aparece prácticamente en cada folleto que circula por aquí dentro como principal patrocinador del evento–, están en sus respectivos hoteles desde una hora indeterminada que no logro averiguar, cuando quedan todavía dos horas para el cierre de la jornada.

La situación es particularmente divertida y extraña. Mukherjee levanta repentinamente la mirada, sonríe mucho y extiende la mano, como advirtiendo –en este momento– que está acompañado. Luego entrecruza los dedos, esperando la primera pregunta, y sus anillos brillan como diamantes.

Le comento, a modo de arranque, que han aumentado mucho su disposición en 2018. Él asiente con la cabeza y dice, con un acento marcadamente indio que solo escuché en películas: “Sí, este año hemos estado en todas las ferias importantes de Europa como patrocinadores”. Pero, casi en una maniobra de escapismo, desvía con velocidad su respuesta y sostiene que India es un país tremendamente rico y diverso, con bosques y templos y ruinas y playas y montañas, y continúa con una explicación nada concisa e inesperada del estado de salud del sistema judicial y político indio y de la calidad sanitaria. “Tendrías que ver qué cirujanos tenemos”, dice, levantando las cejas. “Son muy buenos”.

Después le pregunto por la vocación de su presencia en Madrid y no parece importarle: continúa con su respuesta anterior, explicando las bondades de su presidente y la fortaleza de su democracia, y describe a la India como un país muy rico y “paradójico” donde la riqueza no impide la miseria. Le digo que eso significa que hay mucha desigualdad. El subgerente de Turismo sonríe y concluye: “Sí, qué paradójico, ¿verdad?”.

Y en cada pregunta hay una respuesta similar, como si nos encontráramos en conversaciones ajenas, y la conversación es tan frustrante y claramente incontrolable que finalmente desisto y pienso en la segunda entrevista.

La 'incredible' India no tiene quien hable en sus stands de Fitur
Entrevista a B.A. Devaiah en uno de los stands de ‘Incredible India’. | Foto: Interface

Más al sur, Karnataka

La responsable de prensa se disculpa mientras me conduce hasta el área donde se instala la delegación de Karnataka, una región del sur con 55 millones de habitantes, más salvaje y más verde que el norte –el lugar al que suelen ir a parar los turistas–. La parada está adornada con plantas y una ambientación premeditadamente exótica, con bancos en todas partes y la representación más o menos conseguida de un tigre de Bengala sobre una alfombra verde. Karnataka es una de las zonas que persiguen explotar en los próximos años y hacen un esfuerzo verdadero por crear una imagen atractiva.

Así que el gabinete de comunicación organiza una conversación con el consejero de Turismo, un hombre joven y bien vestido con un inglés perfecto. Esperamos mientras cumple con otro compromiso y al volver se acerca hacia nosotros, con rostro serio, y dice que prefiere no hacerla: se niega, en principio, por estar cansado. Ellos procuran convencerle de lo contrario y finalmente concede una confesión: él no es el consejero de turismo, sino B.A. Devaiah, de Starks Communications, una agencia contratada por el Gobierno regional para representarlos. Lo hace extendiendo una tarjeta que recojo.

Le pregunto si está legitimado para hablar en nombre del Gobierno y él asiente, nos sentamos y hay una conversación fructífera en un primer momento: responde con interés y educación y habla de una región que conoce porque es la suya. Karnataka está en el sur del país y las diferencias respecto al norte, más transitado, más exprimido, son abismales. Un modo distinto de comprender la religión y las tradiciones, un idioma que no es el mismo –hablan mayoritariamente el kannada– y una gastronomía que, presume, únicamente se asemeja en la frecuencia del arroz blanco. Un atributo que, de cualquier modo, comparten la mayor parte de los países de la región.

Devaiah se encuentra menos cómodo y pone más reparos si hay que hablar de seguridad. Él alude, directamente, a las violaciones de mujeres. No las niega, aunque asegura que muchos occidentales viven en la zona y lo hacen con tranquilidad. Dice que si se producen tantas es porque hay muchos habitantes, sin aludir a razones concretas.

–¿Y en cuanto a las infraestructuras?–le planteo.

“Sí, tenemos”, responde, con un largo silencio.

Continúa leyendo: Vídeo | Dylan Farrow habla sobre el presunto abuso sexual por parte de su padre adoptivo, Woody Allen

Vídeo | Dylan Farrow habla sobre el presunto abuso sexual por parte de su padre adoptivo, Woody Allen

Redacción TO

Dylan Farrow, ha hablado por primera vez en la televisión sobre el presunto abuso sexual por parte de su padre adoptivo cuando ella tenía apenas 7 años. En un avance de la entrevista, que será emitida este viernes en el programa ‘CBS This morning’, la mujer, que ahora tiene 32 años, ha dicho que considera importante que “la gente se dé cuenta de que una sola víctima, un acusador, importa y es suficiente para cambiar las cosas”. Por su parte, el cineasta ha insistido -a través de un comunicado- que las denuncias son falsas.

Lee más en nuestra sección de actualidad, aquí.

Continúa leyendo: Fitur 2018: el año de los cyborgs, la inteligencia artificial y el big data

Fitur 2018: el año de los cyborgs, la inteligencia artificial y el big data

Jorge Raya Pons

Foto: Jorge Raya
The Objective

En la nave 4 de Fitur, en el lugar reservado a Oriente Medio, los contrastes provocan que te frotes los ojos: llaman la atención las casetas discretas de Siria –que vuelve a vender turismo- y Palestina –que no se olvida de reivindicar Jerusalén- entre la gama amplia de colores de los puestos turcos e israelíes. La diferencia de presupuestos es enorme y todo se explica por las circunstancias particulares, más si cabe en un año donde la palabra tecnología está presente en cada rincón.

Ya lo decían los organizadores: si el año pasado se impuso la sostenibilidad, en este se impone el maching learning, la computación cognitiva, la inteligencia artificial y una red de términos que no nos resultan tan extraños. El sector turístico nos prepara para un futuro que ya no debe sorprendernos: los colchones sabrán cómo adaptarse a nuestro sueño, las puertas de los hoteles nos reconocerán facialmente –y no importará que olvides la tarjeta-, los usuarios podrán visitar los resorts con realidad virtual y desde casa, las empresas conocerán nuestros deseos antes de conocer nuestros nombres.

Fitur 2018: el año de los cyborgs, la inteligencia artificial y el big data
Myriam Younes, directora comercial de Expedia, durante su charla. | Foto: Jorge Raya Pons/The Objective

Este mundo que llega está hecho a medida para las nuevas generaciones: nada se les escapa sobre los Z y los millennials y esto lo da a entender Myriam Younes, directora comercial de Expedia, desde el inicio de su discurso. Younes proyecta las conclusiones de los análisis de su corporación sobre una pantalla grande y saca a relucir los atributos principales de los jóvenes: viajamos más al exterior que por el propio país, en avión mejor que en tren, y siempre con la clara intención de buscar experiencias, movimiento y conocer cultura. Una especie de culto, dice Younes, a la era del selfi y al concepto YOLO: You Only Live Once. Solo vives una vez.

La inteligencia artificial está presente todo el tiempo, en esta conferencia y en las restantes, que se suceden durante seis horas. Todos comparten el patrimonio común de resaltar que sí, que estamos expuestos y minuciosamente analizados, pero que no importa, que es el espíritu del tiempo y es nuestro beneficio, siempre que no caiga en las manos equivocadas. Es el punto, por ejemplo, de Marta García Aller, autora del libro El fin del mundo y periodista de El Independiente, que hace un alegato a la calma. Existe un peligro, claro, igual que existe la posibilidad de crear una sociedad con mayores privilegios y una tecnología que sea proactiva, que se anticipe a los problemas y produzca una realidad más cómoda.

Fitur 2018: el año de los cyborgs, la inteligencia artificial y el big data 1
Moon Ribas, entrevista durante un acto organizado por Fiturtech. | Foto: Jorge Raya Pons/The Objective

Algo verdaderamente interesante de Fitur es que, si bien todo parece girar en torno a los viajes y el turismo y el consumo, abre una ventana interesante a relatos nada convencionales. Es reconfortante encontrar escenarios tan entregados a la tecnología que, por momentos, uno olvida que se encuentra en una feria de turismo. En este caso, el Fiturtech invitó a la artista catalana Moon Ribas, quien se reconoce como cyborg neurológico. Moon tiene implantes en los pies y puede sentir el pulso de la Tierra. Emplea la tecnología para potenciar sensibilidades biológicamente imposibles. Los dispositivos que tiene bajo la piel le permiten saber si en algún punto del planeta, no importa si Granada o Japón, se está produciendo un terremoto. Ella puede sentirlo, literalmente. Mientras habla le tiemblan los pies, y lo reconoce. Antes, a veces, se despertaba en medio de la noche y se asustaba, pero ahora dice que está acostumbrada y puede continuar con la conversación y sin problema.

Ella es bailarina y se desafía a comunicar esa sensación a través de la danza. En otra época también colgaban de sus orejas unos pendientes que medían la velocidad con la que camina y descubrió, por ejemplo, que inconscientemente uno camina más deprisa en Londres que en Roma, y eso dice mucho de las sociedades. Existe toda una lucha y una reivindicación en su caso: Moon presume de ser cyborg y -en consecuencia- transespecie. Porque asegura que cyborgs, sin saberlo, ya lo somos todos: ¿por qué decimos, si no, que nos hemos quedado sin batería? ¿Lo decimos por el teléfono o lo decimos por nosotros?

Continúa leyendo: Tu cara aparece en una obra de arte y una 'app' de Google te ayuda a encontrarla

Tu cara aparece en una obra de arte y una 'app' de Google te ayuda a encontrarla

Redacción TO

Foto: Kumail Nanjiani
Twitter

Google Arts&Culture es el museo virtual más grande que existe. La aplicación se puede descargar en cualquier dispositivo desde hace más de un año y medio. Google colabora con más de 1.200 museos, galerías e instituciones de 70 países para que sus exposiciones estén disponibles online para todo el mundo. Además de permitir visitas virtuales a exposiciones —todo a través de la pantalla del móvil—, la app recupera historias como la de la Savitribai Phule, la mujer que ayudó a instalar la primera escuela para niñas en la India; cuenta con reportajes visuales sobre las luces de neón en Hong Kong y con reivindicaciones sobre cómo los trabajos de perlas africanos artesanales cambiaron el mundo. Pero Google Arts&Culture no se ha hecho viral por nada de esto.

La verdad es que nos hemos dado cuenta de que existe por una cuestión bastante ególatra. La app de Google ha lanzando una función que encuentra, con solo subir un selfi, la obra de arte, cuadro o retrato a la que te pareces. Así, tu selfi con poca luz en 2018 resulta ser súper parecido a un óleo del Barroco que se encuentra en el Rijksmuseum de Amsterdam. Si es que nada nos gusta más a los humanos que vernos, aunque sea reconvertidos en un retrato de un señor con bigote del siglo XVII.

La aplicación encuentra el parecido entre los autorretratos y las obras de arte gracias a la inmensa colección de cuadros de Google y a una función muy avanzada de reconocimiento facial. Un porcentaje en la parte superior indica el parecido entre ambas imágenes. “Siempre tratamos de encontrar formas interesantes e interesantes para que la gente hable sobre el arte, y esta fue una de ellas”, dijo a The Washington Post Patrick Lenihan, portavoz de Google.

De momento, esta función solo está disponible en Estados Unidos, y no en todo el país. Google ha declinado comentar si hay planes de expandir esta función a otros países. Esto no ha impedido que miles los usuarios hayan encontrado ya su parecido. Además, de la actriz Felicia Day o el actor Kumail Nanjiani, el cantante Gil McKinney, el músico Pete Wentz y numerosos periodistas norteamericanos, los niños de Stranger Things o Bojack también se han apuntado a encontrarse (este último es de los pocos que ha conseguido casi un 90% de parecido).

Ahora solo cabe esperar que estos miles de retratos igualen nuestro interés por el arte al que ya tenemos por los selfis.

Además, si algo ha demostrado esta app, es que Google tiene fichadas no solo las obras de arte mundialmente reconocidas… Aquí la prueba:

TOP