Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Gay World, la carroza independiente del World Pride 2017 en fotos

Marienna García-Gallo

Foto: Marienna García-Gallo
The Objective

Mas de 55 carrozas fueron protagonistas este año durante las fiestas del World Pride en Madrid, pero solo una de ellas, quizás la mas divertida, se subvencionó por sus propios participantes: un grupo de amigos, liderado por Marchelli y Jesús Pelayo, quienes se encargaron de darle el toque mundial a este gran día de celebración en su carroza con el tema Gay World.

En su octavo año de participación, nos han dado la oportunidad de documentar mas allá de la carroza como tal, y meternos un poco en su intimidad para captar esos momentos previos. En una casa llena de luz, un grupo de amigos, diversas nacionalidades… allí estábamos todos y cabíamos todos.

Gay World, la carroza independiente del World Pride 2017 en fotos 1
Los preparativos comienzan muchas horas antes de que la carroza parta.

Gay World, la carroza independiente del World Pride 2017 en fotos 2
El tema de este año es Gay World… pero obviamente no pueden faltar los toreros…

Gay World, la carroza independiente del World Pride 2017 en fotos 3
…o la flamenca.

Gay World, la carroza independiente del World Pride 2017 en fotos 5
Sombra aquí.

Gay World, la carroza independiente del World Pride 2017 en fotos 6
Sombra allá.

Gay World, la carroza independiente del World Pride 2017 en fotos 8
La delegación española… ¡casi lista!

Gay World, la carroza independiente del World Pride 2017 en fotos 9
Coordinando la llegada.

Gay World, la carroza independiente del World Pride 2017 en fotos 10
¡Salida triunfal!

Gay World, la carroza independiente del World Pride 2017 en fotos 11
En camino a Atocha.

Gay World, la carroza independiente del World Pride 2017 en fotos 12
Llegando. Casi todo listo.

Gay World, la carroza independiente del World Pride 2017 en fotos 13
De Noruega al Gay World.

Gay World, la carroza independiente del World Pride 2017 en fotos 14
China, Escocia, Francia… la carroza Gay World está lista para salir.

Save

Save

Save

Save

Save

Continúa leyendo: El Prado se apunta al WorldPride con un itinerario de arte homoerótico

El Prado se apunta al WorldPride con un itinerario de arte homoerótico

Cecilia de la Serna

Foto: Museo Nacional del Prado

Durante dos intensas semanas, Madrid celebra el WorldPride 2017, un acontecimiento de trascendencia global con el que la reivindicación y la fiesta se darán la mano entre unos tres millones de personas. Muchas son las actividades de ocio, deportivas o culturales que acompañarán a madrileños y foráneos en torno a la diversidad, y la mayor pinacoteca de España no podía faltar. Por eso el Museo del Prado inaugura una nueva forma de ver su colección permanente, La mirada del otro: Escenarios para la diferencia.

Este proyecto, que se inscribe en el marco de las actividades relacionadas con la celebración del WorldPride Madrid 2017 y viene acompañado por una publicación patrocinada por la Comunidad de Madrid, es un itinerario inédito en la pinacoteca madrileña.

Diversos recorridos por 30 obras de distintas épocas que revelan, de una forma u otra, una mirada sobre la sexualidad de manera no normativa. No es en sí una exposición de facto, como la que exhibe la Tate Gallery de Londres (Queer British Art), sino una mirada diferente a obras que ya pertenecían al Prado. Sus comisarios rechazan utilizar la palabra “homosexual” para dar nombre a este nuevo itinerario, ya que el término no apareció hasta el siglo XIX y las obras del recorrido son anteriores.

El Prado se apunta al WorldPride con un itinerario de arte homoerótico
Orestes y Pílades o Grupo de San Ildefonso. | Foto: Museo Nacional del Prado

Cada uno de los diferentes recorridos propuestos, independientes pero complementarios entre sí, refleja “una realidad afectiva cuya consideración social ha sido cambiante con el paso de los siglos y en función de los lugares, y que ha ofrecido diversos y atractivos reflejos en el Arte”, aseguran los comisarios del itinerario. En ellos se subraya, por un lado, el carácter inadvertido, o incluso oculto, que se confirió en el pasado a las iconografías del amor más diverso y, por otro, “el hecho naturalmente inclusivo de su existencia”, apuntan desde el museo.

El viaje inclusivo del Museo del Prado lo iniciamos con esculturas de parejas clásicas como Orestes y Pílades, Adriano y Antínoo, Aristogitón y Harmodio o la de Safo de Lesbos, directamente llegada del almacén de la pinacoteca y que, hasta ahora, no se podía ver. Más allá del mundo clásico, destacan piezas de Botticcelli, Leonardo y Caravaggio y dos obras realmente excepcionales de la colección del Prado: El Cid de Rosa Bonheur y El maricón de la Tía Gila de Goya. Ambas son poco conocidas por el público pero visibilizan dos realidades complementarias de una artista y una iconografía claramente alusiva a los contenidos de este itinerario expositivo. Rosa Bonheur, primera pintora que recibió la Legión de Honor francesa y la Gran Cruz de Isabel la Católica, solicitó a las autoridades un permiso de travestismo para poder vestir con pantalones e ir a ferias de ganado, granjas y trabajar con animales salvajes.

El Prado se apunta al WorldPride con un itinerario de arte homoerótico 1
El Cid, de Rosa Bonheur. | Foto: Museo Nacional del Prado

La mirada del otro: Escenarios para la diferencia estará disponible en el Museo Nacional del Prado hasta el 10 de septiembre de 2017.

Continúa leyendo: Nahuel Pérez Biscayart, actor de '120 pulsaciones por minuto': "Los jóvenes tratan el sida como algo del pasado"

Nahuel Pérez Biscayart, actor de '120 pulsaciones por minuto': "Los jóvenes tratan el sida como algo del pasado"

Néstor Villamor

Foto: Céline Nieszawer
Avalon

Nahuel Pérez Biscayart está sorprendido: “Hoy las generaciones más jóvenes tratan el sida como si fuera algo del pasado”. Habla sin enfado pero con contundencia. “Conozco casos de gente joven a la que, de golpe, diagnostican y uno dice: ‘Guau, ¿cómo puede ser que después de tanto trabajo, después de tantas muertes, tanta lucha dada no haya disminuido?'”. La lucha a la que hace referencia es la que retrata 120 pulsaciones por minuto, una película sobre la crisis del sida en Francia en los años 90 que llega este viernes a España después del éxito amasado en la cartelera gala. Protagonizada por Pérez Biscayart y ganadora del Grand Prix, del premio FIPRESCI y de la Queer Palm en la pasada edición del Festival de Cannes, es el tercer largometraje de Robin Campillo, una de las revelaciones del cine francés actual.

“Era un tema que él había vivido, que el coguionista también había vivido, que el productor también había vivido”, cuenta el actor argentino, que tuvo que “afilar” su francés para este trabajo. “Entones uno empieza a decirse: ‘Esto es una historia que tiene detrás a un grupo muy tocado de manera íntima'”. Porque además de director de La resurreción de los muertos (2004) y de Eastern boys (2013), Robin Campillo también fue militante en los 90 de ACT UP-París, organización que centra 120 pulsaciones por minuto. Fundada a finales de los 80 como respuesta al silencio con el que François Mitterrand trataba las más de 2.500 muertes que anualmente dejaba la enfermedad en Francia, la entidad se propuso ponerle cara a la epidemia.

“Silence=Death” (Silencio=Muerte) era el eslogan que se podía leer en las camisetas de los activistas de ACT UP-París durante su primer die-in, una protesta en la que los militantes se se tumbaban en la calle fingiendo estar muertos a modo de reivindicación, de súplica y de doloroso presagio. No fue el único momento en el que la organización intentó llamar la atención sobre el problema que estaba causando el virus. Sus actos incluyeron colgar una pancarta en la catedral de Notre-Dame como crítica a la Iglesia Católica y envolver el Obelisco de la Concordia de París con un inmenso condón rosa para promover el uso del preservativo.

Es un ambiente que refleja 120 pulsaciones por minuto, cuyos personajes asaltan un laboratorio farmacéutico al grito de “Asesinos” para protestar contra la inacción de la compañía. Pérez Biscayart, que interpreta a Sean, rechaza la palabra “radical” para describir el funcionamiento de ACT UP-París. “Decir ‘radical’ a un grupo de personas que pintaba las paredes con sangre artificial me parece radical. Considerar que el valor material de una pared tiene más valor que una vida humana me parece radical”.

“Fuerza, sutileza y delicadeza”

120 pulsaciones por minuto despertó el interés de Pérez Biscayart desde el principio. “Leí un guion que tenía una fuerza y un nivel de sutileza y de delicadeza en los diálogos y en la construcción que me dejaron muy sorprendido. Me emocioné al leerlo, me reía, me pasaban cosas que raramente pasan cuando uno lee guiones”. Porque además de la esfera política, la cinta gira también hacia lo íntimo con una historia de amor en los tiempos del sida que aligera, con una pincelada de romanticismo, la película, en sí misma una fuente de conocimiento prácticamente inaccesible en aquellos años 90 que retrata el drama de Robin Campillo.

Pero a pesar de la información, disponible -ahora sí- en títulos como 120 pulsaciones por minuto, las muertes siguen ocurriendo. De ahí la sorpresa de Pérez Biscayart, que, como Sean, mira hacia la política: “El rol del Estado es todo en estos asuntos. Cuando hay una voz ahí muy fuerte que expande conocimiento e información a la población y que la educa, esas personas tienen la libertad de cuidarse, de saber y de protegerse”.

Continúa leyendo: Fitur LGTBQ: 5 destinos para un turismo Gay Friendly

Fitur LGTBQ: 5 destinos para un turismo Gay Friendly

Lidia Ramírez

Foto: Jorge Raya
The Objective

En el pabellón 3 de Ifema, destinado en su mayor parte a promover el turismo en América, encontramos quizá los stands más alegres y divertidos de este Fitur 2018. Con música que pone a bailar hasta al más hierático de la feria y con drag queens que amenizan aún más si cabe la jornada, junto al espacio dedicado a turismo de festivales –una de las novedades de este 2018– se encuentra la sección dedicada a promocionar el turismo LGTB. 

Casi una decena de stands que intentan vender uno de los sectores más potentes del turismo mundial,  que crece a un ritmo anual del 12% –más del doble que el convencional– y que vuelve a Fitur por quinto año consecutivo.

“El turista LGTB viaja tres veces más que uno convencional”

Entre visita y visita a los diferentes casetas, los asistentes pueden disfrutar de un sinfín de actividades, como asistir a las presentaciones de “GAY/LGTB Pride MADO 2018” y “Madrid, destino de diversidad”, o descubrir la oferta de turismo Lesbian Friendly. También hay tiempo para la música con actuaciones como la de Nacha la Macha, el musical DIVAS DISCO o el Show Mr. Gay Pride España. Y es que el interés por este segmento queda patente al ver las 50.000 visitas que tuvo el año pasado.

De esta forma, con un sector que genera 7.300 millones de euros anuales –un 31,5% más que el turismo de negocios– y con siete millones de turistas internacionales que visitan nuestro país en busca de este turismo LGTB, estos son los destinos Lesbian Friendly en España que recomiendan desde Fitur 2018.

Maspalomas, Gran Canaria

La isla de Gran Canaria es uno de los grandes centros de turismo gay en Europa. Desde el stand, además de aconsejar la visita a sus playas, como la del Inglés, o su kilométrico campo de dunas, recomiendan no perderse el Maspalomas Gay Pride, uno de los eventos más esperados del año. “En invierno, cuando Canarias vive su temporada alta, ningún otro destino gay de Europa se acerca a esas magnitudes”, nos cuentan desde el pabellón, donde nos detallan que este segmento de visitantes representa más del 15 % del negocio turístico total de la isla. Este 2018, Maspalomas Gay Pride se celebrará del 3 al 13 de mayo. 

Además, también ofrece entre un abanico amplio de oferta gay exclusive o entre gran número de establecimientos Gay Friendly. Desde coquetos bungalows en la costa a hoteles rurales en el interior verde.

Stand Maspalomas Fitur 2018. | Foto: L.R. / The Objective

Valencia

En los folletos que desde el stand de Ifema distribuyen a los asistentes se presenta al valenciano como un pueblo “amable, de mente abierta y tolerable. De esta forma, invitan a disfrutar “con libertad” de sus playas y calas. También incluyen ofertas como pubs, discotecas, shows y zonas de ocio. Entre las experiencias para el público LGTB promocionan la celebración anual del Orgullo en Valencia –16 de junio–, la semana del Benidorm Pride –del 3 al 9 de septiembre–, el Moncofa Orgull – en julio– o los Jocs Taronja, un torneo deportivo cuyo objetivo es la no discriminación y que este año tendrá lugar del 2 al 4 de marzo.

Y entre los  municipios que se presentan como atractivo LGTB destacan: Gandía, Pinoso, Torrevieja y Elche.

Ibiza

Ibiza participa de forma muy activa en la promoción del turismo homosexual en la isla. En 2008 Ibiza recibía la medalla de honor en la Pink Corner del salón internacional de turismo de Cataluña, como reconocimiento su trayectoria en la promoción del turismo Gay Friendly.

Antonio Balibrea, director de Ibiza Gay Pride, cuenta a The Objective como desde su stand promocionan todos esos destinos turísticos en Ibiza para que el turista LGTB se sienta “relajado”, como playas, calas, locales, pero sobre todo, el evento LGTB más grande de la isla: el Ibiza Gay Pride. “Una cita para todos los públicos donde todas las actividades son gratuitas, como ponencias y teatros”. “Ibiza es el lugar perfecto para que el público LGTB lo elija como destino”, asegura.  Este año Ibiza Gay Pride volverá a celebrarse del 13 al 16 de junio con la voluntad de “consolidarse” como un evento “festivo y reivindicativo”.

Varios asistentes se aglomeran en el stand de Ibiza LGTB en FItur 2018. | Foto: L.R. / The Objective

Otro evento destacado es el Festival del Mar, que se celebra cada año en esta isla durante el mes de junio. Este Festival Internacional de Cine Gay y Lésbico, muestra los mejores estrenos del cine LGTB.

Madrid

Tras el World Pride Madrid 2017 que consolidaba a la capital de España como uno de los destinos turísticos LGTB por excelencia, el stand de promoción turística Gay Friendly en Fitur se ha convertido así en uno de los más visitados. Con una amplia oferta para este sector, desde este pabellón ofrecen un amplio abanico de oferta gay exclusiva además de un gran número de establecimientos Gay Friendly. Además, con el eslogan ‘Ames a quien ames Madrid te quiere’, impulsan el Orgullo de este año que se celebrará del 28 de junio al 8 de julio .

Stand Madrid LGTB en Fitur 2018. | Foto: L.R./The Objective

Andalucía

El 23 de junio, en Sevilla, tendrá lugar la manifestación del Orgullo LGTBI de Andalucía 2018. De esta forma, además de la promoción de este evento que poco a poco se consolida como uno de las festividades más reivindicativas del colectivo Gay, Torremolinos se presenta por excelencia como la ciudad “más acogedora” para este tipo de turismo. Por ello, desde este pabellón promueven esta localidad de la Costa del Sol que se refuerza un año más como destino Gay Friendly. El Orgullo LGTBI 2018 de Torremolinos se celebrará entre el jueves 31 de mayo y el domingo 3 de junio.

Continúa leyendo: Discursos con conciencia social que nos han dado las estrellas de cine

Discursos con conciencia social que nos han dado las estrellas de cine

Néstor Villamor

Foto: RRSS
RRSS

Oprah Winfrey triunfó. No solo se llevó uno de los mayores galardones de la industria del cine, el premio Cecil B. DeMille a toda una carrera, sino que, en la pasada edición de los Globos de Oro, dio uno de los discursos más memorables que se recuerdan en estos premios. Desde la forma en la que recordó cómo le impactó ver en directo a Sidney Poitier convertirse en el primer actor de color en ganar un premio Oscar a la reinvindicación de la lucha contra el machismo. Sus palabras no solo hicieron estallar (de alegría) a internet, sino que hasta movieron mercados bursátiles y crearon hordas de tuiteros clamando por que la presentadora se postule como candidata a la presidencia de su país. Pero, aunque memorable, no es la primera vez que un discurso de una estrella de cine llega cargado de reivindicaciones políticas o sociales y provoca reacciones intensas entre el público.

Ocurrió el año pasado cuando Meryl Streep recibió el mismo premio que esta vez se ha llevado Winfrey. Con la reciente victoria de Donald Trump en las elecciones, Estados Unidos estaba a punto de estrenar presidente en el momento de la gala. Y la actriz más respetada de Hollywood (y, por extensión, del mundo) quiso aprovechar la ocasión para hablar de la actuación que más le había llamado la atención de todo el año. “Ha habido una actuación este año que ha dejado aturdida. Ha hundido sus garras en mi corazón. No porque fuera buena: no tenía nada de bueno. Pero fue efectiva e hizo su trabajo. Hizo a su público objetivo reír y enseñar los dientes. Fue ese momento en el que la persona llamada a ocupar el asiento más respetado de nuestro país imitó a un periodista con discapacidad, alguien a quien superaba en privilegios, poder y capacidad de devolver un golpe. De algún modo me rompió el corazón cuando lo vi”.

La reacción no se hizo esperar. A Streep le llovieron los aplausos. Quien no se quedó contento fue Donald Trump, que publicó un tuit en el que decía: “Meryl Streep, una de las actrices más sobrevaloradas de Hollywood, no me conoce pero me atacó anoche en los Globos de Oro”. En un tuit siguiente la llamaba “lacaya de Hillary [Clinton] que perdió a lo grande”.

Pero la calma que mostró en su discurso la ganadora de tres Oscar contrasta con el entusiasmo que había exhibido solo dos años antes en la ceremonia de los Oscar, en la que aplaudió con vehemencia el discurso de Patricia Arquette, ganadora del galardón a la mejor actriz de reparto. “A cada mujer que ha dado a luz, a cada pagadora de impuestos y ciudadana de esta nación. Hemos luchado por la igualdad de derechos de todos los demás. Es momento de que tengamos igualdad de sueldos de una vez por todas e igualdad de derechos para las mujeres en los Estados Unidos de América”.

Antibelicismo

Donald Trump no fue el primer presidente vapuleado en el discurso de una personalidad del mundo del cine. Le ocurrió a George Bush, hijo, cuando, en 2003, el director Michael Moore ganó el Oscar al mejor documental y decidió no callarse su opinión sobre la Guerra de Irak. “Nos gusta la no ficción pero vivimos en tiempos ficticios. Vivimos en un tiempo en el que tenemos resultados electorales ficticios que eligen a un presidente ficticio. Vivimos en un tiempo en el que tenemos a un hombre enviándonos a la guerra por razones ficticias”. Moore no solo no se topó con la acogida que sí recibieron Winfrey, Streep y Arquette, sino que recibió abucheos de los asistentes.

A quien no abucheó el público fue a Halle Berry cuando en 2002 se convirtió en la primera mujer afroamericana en recibir un Oscar a la mejor actriz. “Este momento es mucho más grande que yo”, dijo al recibir su galardón. “Este momento es para Dorothy Dandridge, Lena Horne, Diahann Carroll. Es para las mujeres que hay a mi lado, Jada Pinkett, Angela Basset, Vivica Fox. Y es para cada mujer de color sin nombre y sin cara que ahora tiene una oportunidad porque esta puerta se ha abierto esta noche”.

Discursos con conciencia social que nos han dado las estrellas de cine
Al recibir su premio de la Academia, Hale Berry mencionó en su discurso a Dorothy Dandridge, la primera mujer afroamericana en ser nominada al Oscar a la mejor actriz. | Foto: Raw / AP

Y otra puerta se abrió cuando Lena Waithe se convirtió en la primera mujer afroamericana en lograr el Emmy al mejor guion de una serie cómica por Master of None. Después de, en primer lugar, dar las gracias a Dios, dio un discurso que ocupó la atención de la prensa al día siguiente: “A mi familia LGBQTIA [lesbianas, gays, bisexuales, queer -un término paraguas que hace referencia a todas las minorías sexuales-, transexuales, intersexuales y asexuales]. Os veo a todos y cada uno de vosotros. Las cosas que nos hacen diferentes son superpoderes. Cada día, cuando salgáis por la puerta, poneos vuestra capa imaginaria y conquistad el mundo porque el mundo no sería tan bonito como es si vosotros no estuvierais en él”.

También sobre el colectivo LGTB se pronunció Sean Penn cuando, en 2009, ganó su segundo Oscar por interpretar al icónico activista gay Harvey Milk. “Creo que es buen momento para que aquellos que votaron para prohibir el matrimonio gay se sienten y reflexionen y anticipen su gran vergüenza y la vergüenza a ojos de sus nietos si continúan con esos apoyos. Tenemos que tener igualdad de derechos para todo el mundo”.

Quien puso un tinte político a una gala de los Oscar sin hacer alusión a nadie fue Leonardo DiCaprio. Cuando en 2016 se llevó el premio al mejor actor no habló de presidentes, ni de mujeres. Ni de afroamericanos, ni de lesbianas. Ni falta que le hizo: habló del planeta. “El renacido iba sobre la relación del hombre con el mundo natural. Un mundo que colectivamente sentimos en 2015 como el año más caluroso desde que hay datos. Nuestra producción tuvo que mudarse a la punta Sur de este planeta solo para poder encontrar nieve. El cambio climático es real, está ocurriendo ahora mismo, es la amenaza más urgente a la que se enfrenta nuestra especie”. Mientras DiCaprio hablaba, Kate Winslet, en su asiento, estaba al borde de las lágrimas.

TOP