Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

General Ballesteros: "La lucha contra la radicalización consiste en ganar los corazones y las mentes"

Rodrigo Isasi Arce

Foto: Rodrigo Isasi
The Objective

Un sable y un bastón de mando se cruzan bajo una estrella de cuatro puntas y una insignia regia. Símbolos que adornan las hombreras de su camisa de color verde que caracteriza al Ejército de Tierra y que indican que nos encontramos ante un General de Brigada, el primero de los empleos de General que conforman la escala de oficiales de las Fuerzas Armadas españolas. El director del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE), Miguel Ángel Ballesteros, nos recibe en su despacho sito en el Centro de Estudios de la Defensa Nacional (Ceseden). Trece años después de que  diez explosiones por bomba sesgaran la vida de 192 personas en los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, hablamos con el oficial del arma de artillería -así nos lo indica su pisacorbatas- de este día, acerca del terrorismo yihadista en España y en Europa y sobre la lucha antiterrorista.

¿El 11M marcó un antes y un después en el terrorismo en España?

Sin duda. España, antes del 11 de marzo de 2004, tenía como preocupación interna el terrorismo de ETA. A partir de esa fecha la percepción cambió y se hizo un esfuerzo por parte de las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado de volcarse en la lucha contra el terrorismo yihadista. Internacionalmente, que es lo que afecta a las Fuerzas Armadas, puesto que este terrorismo no es exclusivamente interno, se trabaja, si cabe con más ahínco, en todo lo que es acabar con los focos emisores de ese terrorismo yihadista, en colaboración con nuestros socios y aliados.

¿Qué hay de cierto en que los servicios de inteligencia internacionales no comparten la información? ¿Es este uno de los fallos en la lucha antiterrorista?

Es rigurosamente cierto. El 11 de septiembre, el primer gran atentado que pone en las televisiones la evidencia de que existe un terrorismo global, capaz de cometer un mega atentado como fue el ataque contra las Torres Gemelas y el Pentágono, puso de manifiesto que las 15 agencias que manejan información en Estados Unidos no estaban coordinadas. El 11 de marzo en España también dejó ver que los organismos que manejan información sobre terrorismo tampoco estaban lo suficientemente coordinados. De hecho, a raíz del atentado de 2004 en Madrid, se creó el CNCA, el Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista, que quedó disuelto en 2014 y se integró con el  Centro de Inteligencia Contra el Crimen Organizado, consolidandose en el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (Citco). Digamos que todos los países han tenido que reformar el funcionamiento de sus agencias e instituciones que manejan información para una mayor coordinación.

“Es rigurosamente cierto que los servicios de inteligencia internacionales no comparten la información”.

¿Hemos aprendido de nuestros errores?

Siempre. Siempre se aprende los errores. He de decir además, que de los atentados que se han ido produciendo en Europa, no solo aprende el país donde se ha sufrido el atentado, también aprende la comunidad europea en su conjunto, hasta el punto de que recientemente se creó una oficina para compartir y coordinar toda la información. Una oficina que dirige un coronel de la Guardia Civil española.

¿Fue correcta la actuación de los cuerpos de seguridad en el 11M?

El 11 de marzo desde el punto de vista de la investigación policial y judicial, diría que ha sido uno de los casos mejor llevados, porque muy pocas veces se sienta ante los tribunales a los culpables de este tipo de atentados.

¿Podría España sufrir otro 11M?

La seguridad 100% no existe, nadie está exento de un atentado, ningún país, ninguna ciudad; nadie. No obstante, si miramos los resultados, hay que decir que desde el 2004, en estos 13 años que han pasado no ha vuelto a haber ningún atentado y no es que aquello fuera un caso puntual, se han desactivado numerosas células, y se ha detenido a yihadistas, unos en una fase de contribución a la radicalización y otros que estaban preparando acciones para cometer atentados. Si no ha habido un atentado, hay que llegar a la conclusión de que ha sido fruto del éxito policial y de la información, más que de cualquier otro factor, como es la suerte, por ejemplo.

General Ballesteros: "La lucha contra la radicalización consiste en ganar los corazones y las mentes"
Restos de uno de los vagones de la estación de Atocha momentos después de la explosión del 11 de marzo de 2004 | Foto: EFE/Bernardo Rodríguez

¿Es diferente el proceso de radicalización yihadista en España que en el de los países europeos vecinos?

La diferencia entre España y otros países de nuestro entorno europeo es que en España la inmigración es muy reciente, aquí apenas hay segunda generación. La comunidad musulmana que ha inmigrado a España lo ha hecho recientemente y sus hijos que han nacido ya aquí, son susceptibles de ser radicalizados. España tiene esa peculiaridad de no tener un gran número de musulmanes de segunda generación, al contrario que Francia, Reino Unido o Bélgica. En España, el número de personas que probablemente han ido a combatir a Siria no llega a 200. Hay que decir que de estos combatientes lo que preocupa no son tanto los que van como los que regresan, ya que el que regresa es un combatiente más radicalizado, con un plus, no solo sabe combatir, sino que ha pasado la barrera de matar por una ideología, y eso no tiene marcha atrás o es muy difícil; lo cual facilita que llegue a cometer otros actos violentos o llegue a volver a matar.

¿Dónde queda la comunidad musulmana?

Hay que evitar confundir a la comunidad musulmana con los terroristas. Es verdad que la radicalización se produce con mayor frecuencia dentro de esta comunidad entre algunos jóvenes, aunque también se produce entre conversos cristianos que por razones de matrimonio o de convicción se convierten al islam y se radicalizan, esto también existe. Lo que sí que es evidente es que a mayor número de miembros en una comunidad, mayor es la posibilidad de que haya “X” personas que se radicalicen. Es Una cuestión de probabilidades. En Bélgica, en proporción a la población, se ha dado en números muy importantes, se calcula que más de 600 combatientes extranjeros en Siria provienen de Bélgica.

General Ballesteros: 2
Musulmán en la mezquita de Alepo en 2010 | Foto: Rodrigo Isasi

¿Cómo se combate al yihadismo en España?

La lucha contra la radicalización consiste en ganar los corazones y las mentes, evitar que jóvenes musulmanes desilusionados por su situación laboral, familiar, de futuro, caigan en la radicalización. Lo preocupante es que en la actualidad hay procesos de radicalización exprés y los tiempo para reaccionar son más cortos. España tiene mucha experiencia en la lucha contra el terrorismo, y de otra manera ya había estudiado los procesos de radicalización de los jóvenes que se introducían e ETA, lo que ha hecho que el trabajo de la Policía Nacional y la Guardia Civil sea cada vez más eficaz.

“En esa falta de sentimiento de pertenencia que todo ser humano necesita tener, ellos encuentran la solución en el yihadismo”.

Y los ciudadanos  ¿Cómo han de actuar?

Es importante que cuando se cometa un atentado, sea donde sea, la población, las autoridades, todo el mundo, tenga una capacidad de resiliencia, de soportar la presión y el desasosiego que eso va a generar y de reponerse lo más rápidamente posible, pero sin caer en la trampa de quedar atrapado por el terror y dar las respuestas que el terrorista quiere. La resiliencia es la respuesta de Occidente frente al terror.

¿Qué decir sobre el sentimiento de terror en la población?

El terror invalida la capacidad de elección, la de racionamiento, porque por encima de todo está la capacidad de supervivencia. ETA lo logró en gran medida en no pocos sectores de la sociedad, influir con el miedo hasta en la forma de pensar. Los terroristas del Daesh no han logrado esto en España, ni lo van a lograr, porque su ideología es muy lejana al español en general. Otra cuestión es el joven musulmán que se encuentra desarraigado, que no tiene trabajo, no tiene futuro, que se siente discriminado porque cuando va a pedir trabajo le miran como a un extranjero cuando él ya ha nacido en España, Francia o Bélgica y se ha criado como un español, francés o belga más; pero también se siente discriminado cuando en verano viaja con sus padres al país de origen de su familia y allí tampoco le tratan como uno de ellos. En esa falta de sentimiento de pertenencia que todo ser humano necesita tener, ellos encuentran la solución en la radicalización, en el yihadismo. Esto es lo que hay que evitar, evitar cualquier tipo de discriminación, cualquier caldo de cultivo, en la medida de lo posible, que favorezca la radicalización de esos jóvenes.

¿Cómo sienten los ciudadanos que las Fuerzas Armadas les están protegiendo?

Bueno, no estoy seguro. El ciudadano español valora mucho a las Fuerzas Armadas. En los barómetros las instituciones más valoradas son la Guardia Civil, la Policía y las Fuerzas Armadas, en ese orden. Son las tres únicas instituciones que aprueban. Creo que los ciudadanos no son conscientes de la seguridad que les aporta las Fuerzas Armadas en múltiples campos, y uno de ellos es en la lucha contra el terrorismo yihadista, que es un fenómeno global, contra el que no solo hay que luchar en territorio español, sino también en países extranjeros donde están asentados estos grupos terroristas.

General Ballesteros: 3
Dos helicópteros ‘Tigre’ del Ejército de Tierra de España | Foto: Rodrigo Isasi

¿Tenemos una Europa fuerte para combatir el terrorismo?

Tenemos una Europa que necesita fortalecerse para combatir el terrorismo. Hoy no es lo suficientemente fuerte para combatirlo. No tiene una voz en política común en seguridad y defensa, y necesita una voz única que haga que la cohesión europea sea el instrumento principal para luchar contra los focos de yihadismo dentro y fuera de sus fronteras. Europa necesita auto fortalecerse para luchar con más eficacia contra el terrorismo.

¿Cómo debe ser la lucha internacional contra el terrorismo yihadista?

En el caso del grupo Estado islámico, la comunidad internacional no debe permitir que los terroristas se reagrupen en ningún territorio. Esto se debe llevar a cabo exigiendo a todos los gobiernos que sean titulares de la soberanía de territorios débiles, que cumplan con las obligaciones de controlar lo que pasa en sus territorios. Si no son capaces de llevarlo a cabo, su obligación es pedir ayuda a la comunidad internacional, pero en ningún caso dejar que el problema aumente hasta llegar a situaciones como las que hemos vivido en Irak o Siria. Paralelamente hay que luchar contra la radicalización, no solo en Europa, que eso ya se está intentando hacer, hay que pedirles a los países musulmanes en general que luchen ellos también contra la radicalización. Esto a veces puede ser más complicado de lo que parece, pero esa es la vía. La estrategia es trabajar en tres direcciones, como si fuera un tridente: primero, quitar a los terroristas el territorio que los ha hecho tan fuertes; segundo, no permitir que se reagrupen porque llegarían a controlar otros territorios, y la tercera parte es luchar contra la radicalización, cada uno en su país pero también presionando a los demás países para que cumplan con estas tres líneas estratégicas.

Continua leyendo: Así están cambiando los drones nuestra forma de vida

Así están cambiando los drones nuestra forma de vida

Rodrigo Isasi Arce

Foto: U.S. Marine Corps
U.S. Marine Corps

Durante los últimos años, los drones, también conocidos como UAV o RPAS, han tomado una relevancia cada vez mayor en nuestras vidas. Varias empresas e instituciones han volcado sus esfuerzos bien por fabricar drones, bien por adquirir alguno.  La tendencia es que durante los próximos años sigan creciendo, llevando a cabo un mayor número de tareas de manera autónoma y facilitándonos algunas tareas. La producción de drones de uso civil aumentará más de 60 millones de euros durante la próxima década, según una previsión realizada por Teal Group, una empresa estadounidense independiente de investigación y análisis del sector aeroespacial y de defensa. Si bien es verdad que la fama les ha llegado por sus notorios usos militares en lugares de conflicto, lo cierto es que los drones tienen también multitud de aplicaciones en el ámbito civil. Estas son solo algunas de las áreas en las que están revolucionando el mercado:

Comunicaciones

Recientemente Facebook ha probado con éxito el segundo vuelo de Aquila, el dron de energía solar con el que el gigante tecnológico de Zuckerberg quiere hacer llegar Internet a todos los rincones del mundo. El proyecto de la compañía estadounidense es crear una red colocando diferentes drones en forma geoestacionaria (describiendo órbitas sobre el ecuador terrestre) a gran altitud y con el uso de láser conectarlos con los equipos de tierra o satélites de comunicaciones. De esa manera, Zuckerberg espera lograr que el 60% de la población que no tiene Internet logre una conexión asequible.

Aquila tiene una envergadura más ancha que un Boeing 737 (más de 30 metros) pero está hecho de fibra de carbono compuesto por lo que pesa menos de 500 kilogramos. Este UAV está diseñado para ser hipereficiente, por lo que puede volar hasta tres meses seguidos, y se espera que a velocidad de crucero solo consuma 5.000 vatios, lo mismo que tres secadores de pelo o un horno microondas de alta gama.

Aquila es en su mayoría autosuficiente, pero todavía depende de una tripulación de tierra que dirige, mantiene y monitorea el avión. Los componentes de esta tripulación controlan la aeronave a través de un software que les permite determinar el rumbo, la altitud y la velocidad del aire o enviar a Aquila una ruta basada en GPS. El despegue y el aterrizaje son automáticos.

Agricultura

Según estudios recientes, cada año unos 15.000 millones de árboles desaparecen a causa de los incendios o la tala, y tan solo 9.000 se vuelven a plantar, lo que supone que, año tras año, se pierde a nivel mundial la escalofriante cifra de 6.000 millones de árboles. Para luchar contra la deforestación,la compañía británica Biocarbon Engineering ha creado un dron que será capaz de plantar 1.000 millones de árboles al año. Su CEO, Lauren Fletcher, es un ex ingeniero de la NASA.

Los drones se encargan de analizar el terreno mediante modelos en 3d (mapeo) para obtener información valiosa sobre el sustrato y decidir autónomamente qué zonas son las más adecuadas para la reforestación. El dispositivo está provisto de pequeñas cápsulas con semillas pregerminadas que es capaz de soltar en lugares señalados donde el ser humano no llega y sin dañar el medio ambiente.

Según datos de la compañía, cada una de estas máquinas puede sembrar hasta 36.000 semillas diariamente y es capaz de vigilar la salud de los brotes.

El trabajo de este RPAS equivaldría a diez veces el trabajo de reforestación que habitualmente se hace de forma manual, con un coste que solo representa un 20% del actual.

Defensa

Si hay un dron que lidere el ranking de UAVS, es sin duda el Reaper, originalmente conocido como Predator B, con 11 metros de longitud y 20 metros de envergadura, se convierte en uno de los vehículos aéreos no tripulados más grandes del mundo y más mortíferos. El Reaper tiene 27 horas de autonomía, puede volar a una altura máxima de 15,2 kilómetros y desplazarse a una velocidad de hasta 445 kilómetros por hora. Se ha hecho popular tras dar servicio en misiones norteamericanas en Pakistán e Irak.

España recibirá este mes de julio dos drones Reaper, de un pedido de cuatro realizado al Pentágono, previo desembolso de más 200 millones de euros.

Así están cambiando los drones nuestra forma de vida 1
Un soldado estadounidense guía un dron Reaper MQ-9 en un aeródromo en Kandahar, Afganistán | Foto: Josh Smith / Reuters File

Pero no todos los drones que se usan en defensa tienen el tamaño descomunal del Predator, su hermano más pequeño es el Black Hornet, un microdron de ala rotatoria de apenas 10×2,5 centímetros de tamaño y 18 gramos de peso, que ya usan cuerpos militares de EEUU, Reino Unido o Alemania, entre otros. Fyr Systems, la empresa estadounidense que lo fabrica, ya está trabajando en la tercera versión de este UAV, que tendrá un peso superior, 35 gramos, y se dedicará a tareas de vigilancia, reconocimiento e inteligencia militar. Con una autonomía de 25 minutos, el soldado podrá llevar en su chaleco este dron, al igual que su predecesor, que graba vídeo tanto diurno como nocturno, tiene una función para recoger metadatos e instantáneas, un autopiloto con GPS, y también puede operar en zonas en las que no llega la señal GPS.

Salvamento y rescate

El ayuntamiento de Torrevieja, Alicante, intentó poner en marcha el año pasado un sistema pionero de vigilancia y seguridad en zonas de baño mediante drones denominado SalvaDron. Este servicio consiste en usar RPAS controlados de manera remota que pueden acudir rápidamente hasta las personas en riesgo y lazarles un salvavidas mientras llegan los medios tradicionales de rescate. Sin embargo, debido al enorme vacío legal que todavía existe en España para la regulación de UAV, no se pudo llevar a cabo.

Son ya varios países los que están llevando a cabo estos servicios de rescate con drones equipados con sistemas de flotabilidad. Estas aeronaves ayudan a reducir el riesgo de los socorristas y aumentan notablemente las posibilidades de éxito en el rescate, gracias a la rapidez de actuación.

Pero los drones de rescate no solo se emplean en salvamento marítimo. Alemania ya ha creado un UAV ambulancia que posee un desfibrilidador y otra serie de material médico y que puede ser muy útil para llegar a los heridos rápidamente, allá donde los equipos de rescate tienen más dificultades para acceder.

Incendios

Los incendios forestales azotan por desgracia la Península Ibérica todos los veranos. Bomberos, militares, cuerpos de seguridad y de emergencias, hacen todo lo que está en sus manos para combatirlos, pero no están solos, los drones les apoyan.
La Unidad Militar de Emergencias (UME) ya tiene drones para monitorear el avance de las llamas, y el Gobierno español ha reforzado este año 2017 la campaña de prevención y lucha contra los incendios forestales con dos nuevos aviones y con nuevas herramientas tecnológicas, como cuatro drones para uso nocturno, uno de los cuales está ubicado en Albacete.

El Ministerio de Defensa también posee un avión tripulado por control remoto ubicado en el Bierzo, León, para labores de vigilancia contra incendios.

Los UAV, además de dedicarse a tareas de vigilancia y mapeo de zonas forestales, también pueden combatir los incendios directamente. Es el caso concreto de la empresa española Drone Hopper, que ha desarrollado un prototipo que es capaz de almacenar 300 litros de agua y que puede acceder a lugares donde no llegan los bomberos.

Transporte

La compañía china Ehang ha desarrollado el primer dron taxi del mundo, que quiere implantar en los próximos meses en Dubai. Este vehículo aéreo uniplaza permitirá desplazar a las personas con solo seleccionar un punto en el mapa de abordo.

La compañía ya ha realizado varias pruebas con éxito de su UAV, que por el momento puede cargar un peso máximo de 120 kilogramos durante un trayecto que debe ser menor a la media hora de vuelo o unos 50 kilómetros de recorrido.

Espacio

La agencia espacial estadounidense (NASA), en su empeño por conquistar Marte, se ha planteado una revolucionaria forma de explorar el planeta rojo: utilizando drones.

Hasta ahora, los vehículos rover son los encargados de realizar las misiones de exploración, pero son bastante lentos. El desarrollo de un dron autónomo capaz de sobrevolar la superficie marciana de una forma más rápida, y que complemente las tareas realizadas por los rovers, será sin duda un gran avance para las misiones espaciales.

Los dispositivos son de tipo VTOL (vertical takeoff and landing), con lo que despegarían como lo hace un helicóptero. Sin embargo, el vuelo sería como el de un avión, la forma más eficiente de surcar los cielos (también los de Marte). Los drones se alojarán en el interior del rover, quien los sacará a la superficie marciana mediante un brazo robótico. 

Continua leyendo: Érica Couto-Ferreira: “La muerte que queremos ver es exótica, pero nos espanta el fallecimiento cotidiano”

Érica Couto-Ferreira: “La muerte que queremos ver es exótica, pero nos espanta el fallecimiento cotidiano”

Beatriz García

Foto: Gunther Von Hagens
Gunther Von Hagens

Dice la asirióloga e historiadora Érica Couto-Ferreira que “somos porque nuestros cuerpos existen” y aunque el suyo se refleje, como es natural, en la superficie de los espejos, los evita desde niña porque los asocia a presencias sobrenaturales que se mueven a través de ellos. También le recuerdan a la muerte, esa muerte material, de la carne, que le provoca tanta fascinación como miedo. Conocida por los amantes del género por el podcast literario ‘Todo tranquilo en Dunwich’, que conduce junto a José Luis Forteza, esta gallega que vive en Italia, país en el que cada iglesia hay criptas con osarios, reliquias de santos y cuerpos incorruptos expuestos en vitrinas, ha cambiado las ruinas y los ritos de civilizaciones antiguas por los teatros anatómicos del siglo XIX, las sociedades de petrificadores, los cuerpos convertidos en arte y la obsesión por parecer eternamente dormidos, inmortales, en un libro que desentierra uno de los mayores tabúes de nuestra sociedad: la muerte física y la forma en que nos acercamos a ella.

Érica Couto-Ferreira: “La muerte que queremos ver es exótica, pero nos espanta el fallecimiento cotidiano” 5
Érica Couto-Ferreira. Foto via Érica Couto-Ferreira.

El libro ‘Cuerpos. Las otras vidas del cadáver’ (Ed. Gasmask, 2017) es tanto una reflexión sobre el buen y mal morir como un viaje histórico, inquietante y, si se me permite, bastante divertido hacia los mil y un usos del cadáver como objeto político, médico, técnico, artístico y como depositario de la memoria familiar. Un retablo de anécdotas y referencias literarias sobre diarios de verdugos, difuntos convertidos en arte, danzas macabras, vampirismos y aquellos científicos y artistas que creyeron que muertos somos más longevos que vivos.

Érica Couto-Ferreira: “La muerte que queremos ver es exótica, pero nos espanta el fallecimiento cotidiano” 3
Lección de Anatomía, de Rembrandt

A mí la idea de morirme me aterroriza, pero me gusta pasear por los cementerios. Raro, ¿no?

Es que la muerte que queremos ver es una muerte exótica, estética, hermosa, o  bien marcada por la normalidad, como la muerte que sucede de forma violenta, por guerras, terrorismo… Pero el fallecimiento cotidiano por vejez o enfermedad es lo que nos espanta, porque está en nuestro día a día y nos recuerda que nosotros también vamos a morir. Lo que nos atrae es el carácter morboso de la muerte ficticia, la artística, la que no vamos a vivir.

Pienso en las catacumbas de Palermo o en las obras de Fragonard que aparecen en el libro y ya no sé si el arte imita a la vida o la muerte al arte.

Y además muchas de estas obras evocan belleza e incorruptibilidad, y eso no es realmente la muerte, que es putrefacción y decadencia. Y en parte está ligado a que hasta época muy reciente la ciencia y el arte no estaban separados. Por ejemplo, los médicos del siglo XIX y principios del XX estudiaban lenguas clásicas, poesía y arte, y estaban en contacto con grupos intelectuales y literarios, lo que les permitía conjugar más elementos en sus investigaciones y preparados. Y considero que eso lo hemos perdido con la especialización que existe hoy en día.

Érica Couto-Ferreira: “La muerte que queremos ver es exótica, pero nos espanta el fallecimiento cotidiano” 2
El jinete del anatomista Honoré Fragonard

Pero no siempre hubo esa obsesión por embellecer e inmortalizar la muerte…

No, en época medieval encontramos manuscritos iluminados y detalles de iconografía arquitectónica que muestran la muerte real, que es el esqueleto que baila. Al inicio de la edad moderna todavía está muy presente y, poco a poco, se abandonan esos motivos y vamos hacia la idea del muerto vivo, del muerto incorruptible, del muerto dormido.

Cuentas en el libro que algunas familias del siglo XIX tenían las costumbre de exhibir el cadáver de sus difuntos en el salón de casa. Pienso en Martin van Butchell, el excéntrico dentista londinense que embalsamó a su mujer y la colocó en su consulta…

Sí, Butchell tenía fama muy merecida de excéntrico, pero cuando se casó por segunda vez a la nueva esposa no le gustaba la idea de que tuviera expuesto el cadáver de la primera y lo donó al Hunterian Museum de Londres. En cuanto a lo que comentas de los muertos en los hogares, imagino que no habrían muchas familias que pudiesen acceder a ese tratamiento, pero nos habla de una sociedad con menores restricciones legales y sociales a ese respecto. Hoy en día un comportamiento así sería imposible, pero en el siglo XIX todavía podías mantener cerca a los propios difuntos de manera literal.

“El Museo Lombroso de Torino está plagado de cabezas de criminales que fueron sumergidas en formol para servir de ejemplo”

Igualmente, hay comportamientos muy similares hoy en día aunque las formas hayan cambiado. Creo que hay empresas en Japón que fabrican reproducciones exactas de tus hijos muertos y hace unos meses también una compañía proponía realizar vinilos utilizando cenizas del muerto y con la posibilidad de escuchar su voz grabada. No creo que estemos volviendo al pasado, pero tenemos la misma necesidad de lidiar con la muerte y el duelo.

Érica Couto-Ferreira: “La muerte que queremos ver es exótica, pero nos espanta el fallecimiento cotidiano” 4
Las catacumbas de Palermo

¿Estamos perdiendo el pudor a la muerte?

A mí me gustaría pensar que sí, pero tengo mis dudas. Creo que este tipo de encargos que predomina es ficticio, solamente estético, como ir un paso más allá de lo que es la tanatomorfosis y la aniquilación del cuerpo. Me refiero a saltarse esa fase entre la agonía y el después, porque igualmente uno no quiere ver la parte más terrible del cuerpo que se deshacen. Es otro mirar a un lado, o más allá del cadáver.

¿Y eso de que la muerte nos iguala a ricos y pobres?

Nadie puede escapar a la muerte  y eso es cierto, pero no nos iguala. No es lo mismo morir apedreado porque el gobierno de tu país así ha decidido hacer justicia o morir como el gran dictador que nunca ha pagado por sus crímenes y al que realizan un funeral de estado que dura una semana.

“Siento una fascinación ilimitada por la muerte y los cadáveres, pero también me provocan miedo y rechazo”

Por no hablar de quienes antaño aspiraban a vivir eternamente pero no por propia voluntad, como los criminales a los que se les imponían destinos aborrecibles. El Museo Lombroso de Torino está plagado de cabezas de criminales que fueron sumergidas en formol para servir de ejemplo de lo que no debía hacerse.

Así que un cadáver es también un instrumento político…

Lo vemos diariamente, con estas grandes tumbas de generales, dictadores y cabecillas varios que siguen ahí. El mismo Lenin, que quería ser enterrado, sigue en su tumba convertida casi en icono del capitalismo.

Y luego está la venganza en vida y, sobre todo, más allá de ella.

Arqueológicamente se han encontrado muchos ejemplos en distintos periodos cronológicos y áreas de sepulturas que presentan un cadáver enterrado de una manera anormal, que no era consuetudinaria en la cultura o contexto en que ese cadáver se inscribe. En muchos casos era una manera de neutralizar el cadáver o de castigarlo más allá de la muerte, indicando su pertenencia a un credo herético o etnia repudiada… No estamos libres de eso ni cuando nos morimos.

¿Qué te parece que se expongan cuerpos en los museos?

Crea debate y te obliga a pensar y confrontar con otras personas que no piensan como tú. Yo siento una fascinación morbosa por determinadas colecciones, cuando visité el Hunterian estaba emocionadisima, pero al cabo de media hora tuve que salir porque me estaba mareando y tenía náuseas. Eso explica muy bien mi relación con la muerte y los cadáveres, por una parte siento una fascinación ilimitada, pero también una cierta reacción de miedo o rechazo.

Hablas del oficio de verdugo y de las memorias que escribían. Eran peor vistos que el cobrador del frac.

Sí, pero socialmente se estimaba necesario y se ganaban bien la vida, aunque les estuviera vetado el acceso a ciertos espacios públicos y se casasen entre familias de verdugos por su estigma social.

Ya no existen verdugos ni petrificadores pero, ¿se sigue embalsamando gente?

Creo que el Papa Juan Pablo tuvo una embalsamado no permanente para que durase varias semanas incorrupto y poder organizar los funerales de estado, pero ni siquiera hoy duran mucho tiempo. Fue parte de un período de investigación científica y no cuajó por el coste y porque no se consiguió perfeccionar. Aunque es cierto que en países como Estados Unidos hay más tradición, ya que durante la Guerra Civil se embalsamaron muchos cadáveres de soldados para ser devueltos a las familias. En Europa somos más de inhumar o cremar, pero todavía podemos copiar a los norteamericanos…

Como buena gallega, quizás hayas visto algún rito de muerte en los pueblos. He oído que en algunos se siguen haciendo fotografías post mortem.

De fotografía postmortem no sé nada, pero existe todavía una serie de ritos ligados a la muerte o al servicio de ser salvado de la muerte, como las procesiones de las mortajas. Cuando una persona está al borde de la muerte puede hacer un voto con determinado santo y si es salvada su cuerpo es transportado en ataúd, fingiendo que ha muerto, hasta la capilla en la que hizo ese voto. Con los exvotos pasa algo parecido, lo que entregas simboliza tu cuerpo viejo o enfermo, tu vida anterior. Cuando tenía 4 años caí muy enferma y mi familia hizo un voto, cuando me recuperé me llevaron al santuario cubierta con un tul que luego depositaron en el altar y que simbolizaba el cuerpo, el viejo cuerpo enfermo. Quizás sean prácticas menos vigentes ahora, pero se juega mucho con la idea de muerte y de nueva vida.

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Continua leyendo: 6 momentos que han marcado la cumbre del G20

6 momentos que han marcado la cumbre del G20

Redacción TO

Foto: LUDOVIC MARIN
Reuters/Pool

Hamburgo ha acogido una nueva reunión del G20, los países más ricos del mundo, con la canciller alemana Angela Merkel como anfitriona, y con todas las miradas puestas en Donald Trump, no sólo por ser la primera vez que el presidente de Estado Unidos asistía a esta reunión de los más poderosos, sino también por el esperado encuentro con su homólogo ruso, Vladimir Putin. Mientras en el interior los líderes debatían sobre cuestiones globales como el cambio climático, el terrorismo o el comercio, en las calles de la ciudad alemana las manifestaciones y protestas violentas contra la globalización volvían a dejar imágenes de enfrentamientos entre policías y ciudadanos antisistema.

Protestas y seguridad

Durante la cumbre, fuertes medidas de seguridad y protestas han ido de la mano. Manifestantes ataviados con pasamontañas y pertenecientes a grupos antisistema, protagonizaron desde la víspera del inicio de la cumbre y hasta el último día situaciones especialmente violentas, que obligaron al gobierno de Merkel a sitiar literalmente la ciudad alemana y pedir refuerzos a las policías de otros países. Los actos vandálicos incluyeron la quema de contenedores y coches, la rotura de lunas de numerosos comercios con piedras, y mobiliario urbano destrozado.

6 momentos que han marcado la cumbre del G20
Grupos antisistemas prenden fuego a las barricadas colocadas en las calles de Hamburgo con motivo del G20 | Foto: Hannibal Hanschke / Reuters

Un total de 213 policías resultaron heridos y 144 personas fueron detenidas entre el jueves y el sábado, según el balance final oficial que, sin embargo, no ha aportado datos sobre el número de heridos entre los manifestantes. El gobierno alemán criticó la actuación de estos grupos antiglobalización que empañaron la cumbre, comparándolos con yihadistas y nazis.

Donald Trump y Vladimir Putin

La asistencia de Donald Trump a esta cumbre ha acaparado la atención de los medios pero también la de los propios líderes mundiales asistentes. Era su primera vez en este foro y, lo que era más importante, su encuentro con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, creó una expectación inusitada. Más allá de si ambos hablaron o no de la crisis relacionada con la presunta implicación del Kremlin en los comicios presidenciales de EEUU del pasado noviembre y de las supuestas relaciones de miembros del equipo de campaña de Trump con altos cargos rusos, los dos mandatarios acordaron declarar un alto el fuego en el suroeste de Siria a partir del domingo 9. Los analistas han comentado que, al menos, la esperada entrevista tuvo un efecto positivo.

6 momentos que han marcado la cumbre del G20 1
El presidente de EEUU, Donald Trump y su homólogo ruso, Vladimir Putin, en su primer encuentro
en Hamburgo el 7 de julio de 2017 | Foto: Carlos Barria / Reuters

Cambio climático

Angela Merkel dijo que el cambio climático era uno de los principales temas de la cumbre del G20 y el objetivo de los líderes era evitar una ruptura con Estados Unidos, como ocurrió recientemente en la reunión del G7. En Hamburgo, los socios se esforzaron por acercar posiciones con Washington, que culminaron con concesiones a Donald Trump y su política contraria a los principios del Acuerdo de París sobre el clima, del que ha anunciado su marcha. En el comunicado final de la cumbre se indica que el grupo “toma nota” de la decisión de Estados Unidos anunciada en junio de retirarse de las políticas para luchar contra el calentamiento global, mientras que Washington se compromete a lograr una reducción de las emisiones, siempre y cuando sea compatible con el crecimiento económico del país.

Comercio 

La cuestión comercial, otro de los puntos de fricción de la cumbre, junto con la llegada de Trump y sus posiciones proteccionistas, pusieron patas arriba el statu quo que existía hasta ahora en el G20 a favor del libre comercio.

El comunicado final refleja este difícil equilibro entre las dos visiones, porque por un lado renueva su compromiso de luchar contra el proteccionismo, pero por primera incluye también una referencia a los “instrumentos legítimos de defensa comercial”.

Los gobiernos acuerdan aunar esfuerzos contra el terrorismo yihadista actuando sobre sus vías de financiación y compartiendo información

Terrorismo

Si en algún punto de la agenda de trabajo del G20 hubo un acuerdo unánime fue al referirse al terrorismo y la necesidad de aunar esfuerzos para luchar contra los yihadistas. En un documento, los países miembros del G20 se comprometieron a compartir información y a actuar sobre las vías de financiación de los grupos como el Estado Islámico, según se felicitó la canciller alemana, Angela Merkel, que recordó que el terrorismo islamista afecta a todos los países y no entiende de fronteras, como ha quedado patente en los atentados cometidos en los últimos años en muchos países del G20.

Venezuela 

La excarcelación por sorpresa de Leopoldo Lopez en la madrugada del sábado obligó a los presidente de los gobiernos de España, Argentina, México y Brasil a incluir en su agenda el tema de la crisis política y económica que vive Venezuela. Los cuatro coincidieron en pedir al Gobierno de Nicolás Maduro la “liberación de todos los presos políticos y la organización de elecciones libres y democráticas” en el país. López fue trasladado de la prisión de Ramo Verde en Caracas a su residencia donde permanece en arresto domiciliario.

6 momentos que han marcado la cumbre del G20 2
El opositor venezolano Leopoldo Lopez saluda desde su casa en Caracas tras ser excarcelado | Foto: Andres Martinez Casares / Reuters

Continua leyendo: Unidad Militar de Emergencias (UME), una vida entre llamas

Unidad Militar de Emergencias (UME), una vida entre llamas

Rodrigo Isasi Arce

Foto: UME

No tienen capa ni superpoderes, pero sí pueden volar. Volar donde se les necesita y dar respuesta a una emergencia en cualquier parte de España en menos de cuatro horas, con excepción de las islas Baleares y de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. También son capaces de prestar sus servicios fuera de España. Cuando hay un incendio grave, una catástrofe, allí están ellos, los alrededor de 3.500 militares que componen la Unidad Militar de Emergencias (UME). Donde los dispositivos de Protección Civil y de las Comunidades Autónomas no llegan o no son suficientes, estos soldados profesionales aportan su experiencia, su fuerza y su valentía, para actuar en terremotos, incendios, inundaciones y un largo etcétera. 12 años de servicio les avalan, así como su certificación como equipo de búsqueda y rescate urbano (USAR, en inglés) ante los evaluadores internacionales de Naciones Unidas.

La UME, que presentó su campaña contra incendios el 9 de junio, ya ha tenido que hacer tres grandes intervenciones en las últimas semanas. La primera de ellas en el incendio que arrasó miles de hectáreas en Portugal y dejó un saldo de 64 víctimas mortales y más de 250 heridos. Apenas unos días después, parte de los efectivos de este cuerpo militar tuvieron que desplazarse hasta Huelva, para sofocar las llamas que amenazaban el entorno del Parque Natura de Doñana. La tercera intervención, ha sido en Sierra Calderona, entre Valencia y Castellón. Horas y horas duro trabajo, de esfuerzo y valor, con un solo fin, en este caso, acabar con el fuego. ¡Para servir!, como reza su lema.

La UME fue creada en 2005 por acuerdo del Consejo de Ministros de 7 de octubre de 2005, presidido por José Luis Rodríguez Zapatero. Posteriormente, mediante el Real Decreto 416/2006, de 11 de abril, se establece su organización y despliegue y se implanta como una fuerza militar conjunta de carácter permanente dentro de las Fuerzas Armadas. Si bien al principio tuvo ciertas reticencias por otros cuerpos de la milicia profesional, con el paso de los años, se ha convertido en una de las unidades más queridas y valoradas dentro de las Fuerzas Armadas.

Unidad Militar de Emergencias
Un soldado de la UME combate las llamas de un incendio forestal | Foto: UME

En noviembre de 2011 superó el proceso de certificación de un equipo de búsqueda y rescate urbano (USAR, en inglés) ante los evaluadores internacionales de Naciones Unidas, lo que le capacita para poder integrarse en la estructura y normas del Grupo Internacional de Asesoramiento de Búsqueda y Rescate (INSARAG) de Naciones Unidas y actuar en el menor tiempo posible allá donde sea requerida.

La UME se prepara durante todo el año para hacer frente a las urgencias que puedan surgir, bajo el siguiente protocolo de intervención:

Según la gravedad, el nivel 1 es competencia del Ayuntamiento o de la Comunidad Autónoma y la emergencia es atendida con medios de ámbito local.

El nivel 2 es competencia de las Comunidades Autónomas e intervienen con sus propios medios. En estos casos, se puede solicitar ayuda de medios del Estado y/o de otras Comunidades Autónomas, así como internacionales, a través de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior. En este nivel se puede pedir también el apoyo de la UME.

El nivel 3 es el de mayor gravedad, el de emergencia de “interés nacional”, y en él actúa de manera directa la propia UME al completo. El Jefe de la UME dirige y controla operativamente, dependiendo directamente del ministro del Interior.

Unidad Militar de Emergencias, ¡Para servir!
Efectivos de la UME combaten las llamas en el incendio de Portugal de junio de 2017 | Foto: UME

Los militares que forman la UME disponen de preparación específica propia, incluida la sanitaria, y se estructuran en cinco batallones de Intervención situados en Madrid, Sevilla, Valencia, Zaragoza y León.

Pero estos “boinas amarillas” no solo luchan contra el fuego, actúan también ante riesgos derivados por motivos tecnológicos, entre ellos el químico, el nuclear, el radiológico y el biológico, y ante un caso de riesgo terrorista o de contaminación del medio ambiente, aunque por suerte, todavía no ha hecho falta su despliegue ante alguna de estas catástrofes.

Campaña contra incendios 2017

Con la finalidad de apoyar a las autoridades competentes en la resolución de una situación de emergencia producida por incendios forestales, la UME cuenta para esta campaña con un total de 1.400 militares en lucha directa contra incendios forestales, encuadrados en los cinco batallones y articulados en 28 secciones de intervención. Estos militares no dudan en cambiar el G-36E, el fusil reglamentario de las Fuerzas Armadas españolas, por las herramientas necesarias para combatir las llamas.

Para su ardua labor, estos 1.400 militares contarán con los apoyos logísticos y operativos necesarios para las intervenciones, encuadrados tanto en los diferentes Batallones de intervención como en el Regimiento de Apoyo e Intervención en Emergencias, lo que elevará a 3.000 el número de efectivos involucrados, tanto en ataque directo al fuego como en las labores de apoyo.

Como en campañas anteriores, la UME se desplegará temporalmente en aquellos destacamentos que sean precisos en función del riesgo de incendios forestales. Así, la UME, tiene previsto desplegar parte de sus efectivos en Pontevedra, Mallorca, Ibiza, Menorca, Cáceres y Granada.

“La UME se afianza en su compromiso de poder intervenir en todo el territorio nacional en menos de cuatro horas desde que se haya autorizado su presencia”, asegura la unidad, eso sí, con excepción de las islas Baleares y de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, donde el Ejército de Tierra mantendrá, en el plazo de cuatro horas y, si la situación lo requiere, la capacidad para prestar exclusivamente labores de apoyo, hasta que las unidades de la UME efectúen su despliegue.

Además, de acuerdo con los protocolos vigentes, el 43 Grupo de Fuerzas Aéreas continuará operando durante esta campaña los aviones apagafuegos Canadair CL 215-T y CL 415-T, y se desplegarán de manera escalonada hasta un total de 13 aviones en los destacamentos de Zaragoza, Pollensa, Albacete, Santiago, Salamanca, Málaga, Badajoz y en su base principal de Torrejón de Ardoz.

Por su parte, el Batallón de Helicópteros de Emergencias II (BHELEME), perteneciente a las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (Famet), aporta dos helicópteros EC-135 para tareas de mando y control y dos helicópteros modelo Cougar en configuración lucha contra incendios forestales, rescate y evacuación.

Misiones internacionales

Esta fuerza militar conjunta de despliegue rápido se ha convertido en un cuerpo admirado y deseado por parte de otros países del mundo. Son ya 55 los países que han visitado las instalaciones del cuartel general para estudiar su modus operandi.

La UME ha participado en cinco misiones internacionales: los terremotos de Haití, Nepal y Ecuador y los incendios de Chile y Portugal. Desde su inicio de operaciones en 2007, la UME ha llevado a cabo un total de 382 intervenciones.

Unidad Militar de Emergencias, ¡Para servir! 1
La UME actúa en el terremoto de Nepal de 2015 | Foto: UME

Una de las imágenes más mediáticas de estas intervenciones internacionales fue su regreso a España desde el aeropuerto de Chile, donde recibió aplausos y ovaciones por su participación en el terrible incendio que sufrió el país sudamericano. Los militares de la UME se volcaron en la lucha contra las llamas y en la ayuda al pueblo, y los chilenos, no dudaron ni un momento en agradecérselo.

TOP