Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Guam, la ex colonia española amenazada por Corea del Norte

Lidia Ramírez

Foto: Stringer
Reuters

Palmeras, arena blanca, agua cristalina… Guam es un área de tierra de 550 kilómetros cuadrados, más o menos equivalente a la isla de Ibiza, situada en el Océano Pacífico. A pesar de esta descripción postal, propia de un paraíso coralino, esta isla, propiedad de Estados Unidos desde que en 1898
se la arrebatase a España, se ha convertido en el blanco de todos los ataques, hasta el momento verbales, entre Estados Unidos y Corea del Norte. Lo último han sido las amenazas del régimen norcoreano que ha confirmado que está examinando “seriamente”  lanzar cuatro misiles a la isla  para ejecutar un “ataque envolvente”.

Pero, ¿cuál es la importancia de Guam en toda esta escala de violencia?
Siendo la más grande de las islas Marianas, ubicada en la Micronesia, al norte del infinito conjunto de diminutas islas que conforman el Pacífico Sur, su posición es estratégica, ya que tan sólo se encuentra a 3.370 kilómetros de la península de Corea, siendo lo ojos de Estados Unidos en este enclave geopolítico. Sin embargo, su situación también la sitúa al alcance de misiles de medio y largo alcance provenientes de Corea del Norte.

Además Guam cuenta con dos enormes bases, una naval y otra aérea (que ocupan alrededor del 30% de la tierra), del ejército de Estados Unidos, que tiene desplegados unos 6.000 soldados y tres submarinos nucleares, de acuerdo con el medio de comunicación australiano ABC. En la década de los 60 y 70, la base aérea se convirtió en el aeropuerto militar con más tráfico del mundo. De allí salían los B-52 que aniquilaban Vietnam. 

Los habitantes de Guam, preocupados por su seguridad

La isla cuenta con 160.000 habitantes, principalmente chamorros, etnia mayoritaria. “Si algo sucede, todos tenemos que estar listos, estar preparados, y rezar a Dios que no suceda”, cuenta Daisy Mendiola, de 56 años, al diario Honolulu Star Advertiser, después de terminar de almorzar con su familia en un restaurante cerca de Agaña, capital de Guam. “Todo el mundo tiene miedo, porque estamos tratando con poderes que están más allá de nosotros”.

Un bombardero estratégico B-1B Lancer, en la base aérea de Anderson, en Guam. | Foto: Stringer | Reuters

Si bien los 160.000 habitantes de la isla son ciudadanos de Estados Unidos, no han adquirido todos los derechos: ni tienen representación en el Congreso, ni pueden votar al presidente, aunque sí pueden enviar delegados en su nombre y tienen cierto grado de gobierno autónomo.   

De esta forma, si por un lado tienen ciudadanía estadounidense, con todo lo que ello implica, por otro no pueden votar sobre asuntos que les afectan directamente.

Así, en medio de este ambiente hostil, las elucubraciones sobre un revival atómico florecen cuando se cumplen 72 años de los ataques nucleares a Hiroshima y Nagasaki (6 y 9 de agosto de 1945), cuando más de 246.000 personas murieron y 130.000 resultaron heridas.

Continúa leyendo: Corea del Norte amenaza con atacar las bases estadounidenses de Guam

Corea del Norte amenaza con atacar las bases estadounidenses de Guam

Corea del Norte ha amenazado este miércoles con atacar las bases militares de Estados Unidos en la isla de Guam horas después de que el presidente Donald Trump elevara el tono de sus advertencias a Pyongyang y de que el Pentágono enviara de nuevo bombarderos B-1B a la penínsulaCorea del Norte está “analizando cuidadosamente un plan operativo para un fuego envolvente en torno a Guam con misiles de alcance medio largo Hwasong-12 para contener las principales bases estratégicas de Estados Unidos en la isla, incluida la Base Aérea de Anderson (sic)”, ha asegurado un portavoz del Ejército Popular de Corea del Norte (KPA) en un comunicado recogido por la agencia estatal KCNA.

La Base aérea de Andersen aloja los bombarderos estratégicos B-1B con capacidad nuclear, que ayer volvieron a ser enviados por Estados Unidos a la península coreana, según adelantó la agencia Yonhap citando fuentes militares surcoreanas. “En la mañana del 8 de agosto los piratas aéreos de Guam volvieron a aparecer en el cielo por encima del sur de Corea para realizar una alocada maniobra que simula una guerra real”, ha asegurado el portavoz norcoreano, que acusa a Washington de estar movilizando activos nucleares estratégicos desde Guam o California.

El texto norcoreano se publica apenas horas después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, advirtiera al régimen de Kim Jong-un de que “se encontrará con una furia y un fuego jamás vistos en el mundo” si no deja de amenazar a Estados Unidos.

Los anteriores comunicados intimidantes de Pyongyang condenaban el último paquete de sanciones de la ONU, del que consideran a Washington máximo responsable, en castigo por sus programas de armas y amenazaban con llevar a cabo “acciones físicas” contra territorio estadounidense. Estas últimas sanciones constituyen el paquete más severo aprobado hasta la fecha, ya que buscan reducir los ingresos de las exportaciones norcoreanas en unos 1.000 millones de dólares (un tercio del total) al año.

Estas sanciones de la ONU llegan en respuesta al primer misil balístico intercontinental (ICBM) que lanzó en su historia Corea del Norte el pasado 4 de julio, un hito armamentístico al le ha seguido el lanzamiento el 28 de julio de un segundo proyectil de este tipo. Las continuas pruebas de armas de Pyongyang han incrementado en los últimos meses la tensión en la península y elevado el tono de la Casa Blanca, donde se insinúa de manera constante la posibilidad de atacar Corea del Norte de manera preventiva.

Guam descarta un ataque de Corea del Norte

La Oficina de Seguridad Nacional de Guam ha descartado un hipotético ataque con misiles balísticos de Corea del Norte, tras las amenazas vertidas por Pyongyang de bombardear las bases militares de Estados Unidos en esa isla del Pacífico. “Quiero tranquilizar al pueblo de Guam de que actualmente no hay amenazas a nuestra isla o las Marianas”, ha señalado Eddie Calvo, gobernador de EEUU para Guam, al diario Pacific Daily News.

Calvo, no obstante, ha asegurado que ha hablado sobre el desafío bélico con responsables de la Casa Blanca y cargos de militares. “Un ataque o amenaza contra Guam es una amenaza o ataque contra los Estados Unidos”, ha apuntado el gobernador.

Guam, cuyo estatus es de “territorios no incorporados de los Estados Unidos”, se encuentra a 3.430 kilómetros al sureste de Corea del Norte.

Continúa leyendo: Trump promete "fuego y furia" a Corea del Norte si no cesa su programa nuclear

Trump promete "fuego y furia" a Corea del Norte si no cesa su programa nuclear

Foto: Jonathan Ernst
Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha prometido el martes responder con “fuego y furia” a Corea del Norte si prosigue con sus amenazas a Estados Unidos por el desarrollo de su arsenal nuclear, informan varias agencias. “Más vale que Corea del Norte no haga más amenazas a Estados Unidos. Se enfrentará a fuego y furia como nunca ha visto el mundo”, ha declarado Trump desde su club de golf en Bedminster, Nueva Jersey, donde se encuentra de vacaciones.

Las amenazas a las que se refiere Trump son las que ha venido haciendo el Gobierno de Corea del Norte en los últimos meses. El pasado abril, por ejemplo el embajador del país asiático en la ONU, Kim In Ryong, dijo que “la guerra termonuclear” podía empezar “en cualquier momento” La advertencia de Trump viene después de que en las últimas semanas Corea del Norte haya hecho importantes avances en su programa de armamento nuclear y haya lanzado varias pruebas con misiles.

Los servicios de inteligencia de Estados Unidos calculan que los pasos que ha dado Corea del Norte suponen un peligro internacional. De hecho, poco tiempo antes de las declaraciones de Trump, el diario estadounidense The Washington Post publicaba, citando a los servicios de inteligencia del país, que el país había producido con éxito una pequeña cabeza nuclear que puede caber dentro de sus misiles para convertirse en un arma nuclear completa.

Continúa leyendo: Corea del Norte asegura tener 4 misiles preparados para atacar una base militar de EEUU

Corea del Norte asegura tener 4 misiles preparados para atacar una base militar de EEUU

Foto: KCNA
via REUTERS

Corea del Norte ha vuelto este jueves a amenazar con atacar la base militar que Estados Unidos tiene en isla de Guam, asegurando que tiene preparados cuatro misiles de alcance intermedio apuntando en esa dirección para lanzarlos en cuanto dé la orden el líder norcoreano, Kim Jong-un.

El Ejército norcoreano “está seriamente examinando el plan” para ejecutar un “ataque envolvente” con cuatro misiles Hwasong-12 de rango intermedio contra Guam para enviar “una fuerte señal de advertencia a Estados Unidos”, ha informado la agencia estatal norcoreana KCNA en un comunicado, citando al general norcoreano Kim Rak Gyom quien ha indicado que el plan de ataque puede estar listo para mediados de agosto.

La declaración norcoreana fue difundida en respuesta a unos tuits del presidente Donald Trump horas antes en los que ensalzaba el arsenal nuclear norteamericano, “más fuerte y poderoso que nunca”, asegurando que su primera orden al llegar a la Casa Blanca fue “renovar y modernizar nuestro arsenal nuclear“.

Días antes, Trump sorprendió a la comunidad internacional con un mensaje dirigido a Kim Jong-Un que parecía calcado en la retórica habitual de Pyongyang, al amenazar a Corea del Norte con “una lluvia de fuego e ira jamás visto en el mundo”.

“Espero que nunca tengamos que usar este poder”, dijo Trump en sus últimos tuits publicados el miércoles. Lejos de apaciguar la escalada de tensión, el secretario de Defensa estadounidense, Jim Mattis, instó por su parte a Corea del Norte a “renunciar” al desarrollo de armas nucleares y dejar de fomentar acciones que llevarían “al fin de su régimen y a la destrucción de su pueblo”. En la misma línea de los tuits de Trump, el jefe del Pentágono minimizó la fuerza militar de Pyongyang, aseverando que “perdería cualquier carrera armamentística o conflicto que iniciara” con Estados Unidos.

Por el momento, la administración Trump descarta una “amenaza inminente” contra el estratégico enclave militar de Guam, donde tiene desplegados unos 6.000 soldados, u otros objetivos estadounidenses. “Creo que los estadounidenses deben dormir bien, sin tener ninguna preocupación sobre esta particular retórica de los últimos días”, ha manifestado el jefe de la diplomacia, Rex Tillerson, tras justificar el “mensaje fuerte” del presidente Trump “en un lenguaje que Kim Jong-un pueda comprender”.

La remota y paradisíaca isla de Guam, de apenas 550 km2 y donde viven 162.000 personas, en su mayoría dedicados al turismo, permanecía de momento en calma frente a la amenaza norcoreana.

Alarma en la comunidad internacional

La tensión originada entre Corea del Norte y Estados Unidos mantiene en alerta al resto de los países. China ha realizado un llamamiento para evitar “las palabras y actos susceptibles” de agravar la tensión, mientras que Berlín ha pedido “moderación” a ambas partes. Francia, sin embargo, ha elogiado la “determinación” de Trump ante el régimen de Pyongyang.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, admitió estar “preocupado”, y llamó a través de su portavoz a reducir las tensiones y apelar a la diplomacia.

El portavoz del Gobierno japonés, Yoshihide Suga, ha advertido de que su país “jamás podrá tolerar las provocaciones” norcoreanas y ha pedido a Pyongyang “a tomarse en serio las reiteradas advertencias de la comunidad internacional, acatar las resoluciones de la ONU y abstenerse de realizar nuevas provocaciones”.

A instancias de Washington, la ONU endureció días atrás las sanciones a Pyongyang por su programa nuclear, que podrían costarle al régimen norcoreano 1.000 millones de dólares anuales.

Continúa leyendo: Trump alardea de poder nuclear tras amenazar a Corea del Norte con "fuego y furia"

Trump alardea de poder nuclear tras amenazar a Corea del Norte con "fuego y furia"

Foto: Jonathan Ernst
Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado este miércoles que el arsenal nuclear de EEUU es ” mucho más poderoso y fuerte que nunca antes”, un día después de que ayer emitiera una dura amenaza a Corea del Norte, a la que prometió “fuego y furia” si mantiene sus provocaciones. “Mi primera orden como presidente fue renovar y modernizar nuestro arsenal nuclear. Ahora es más poderoso y fuerte que nunca antes”, ha asegurado Trump desde su cuenta de Twitter. Esas declaraciones se suman a la advertencia lanzada el martes contra el régimen de norcoreano, al que indicó que si continúa sus amenazas “se va a encontrar con fuego y furia jamás vistos en el mundo”.

Las declaraciones del martes, que se dieron el mismo día que la prensa estadounidense reveló que la inteligencia del país considera que Corea del Norte ha construido una cabeza nuclear viable, fueron recibidas con preocupación por políticos demócratas y republicanos. Y también han generado malestar y tensión en Pyongyang, que solo hace unas horas ha amenazado con atacar las bases militares estadounidenses de la isla de Guam.

Esta nueva respuesta por parte de Corea ha hecho que Trump decidiera sacar pecho y presumir de arsenal nuclear. Con todo, ha añadido en Twitter: “Esperemos que nunca tengamos que usar este poder, ¡pero nunca habrá un momento en que no seamos la nación más poderosa del mundo!”.

Esta advertencia, que se suma a la de Corea del Norte -que ha dicho que no dudará en utilizar la “fuerza nuclear”- se dan el día en que Nagasaki, la segunda ciudad japonesa atacada en 1945 con bombas atómicas, marca el 72º aniversario de aquella tragedia.

Según informaciones obtenidas por medios estadounidenses, la comunidad de inteligencia nacional considera que Corea del Norte ha conseguido miniaturizar material nuclear lo suficiente para que sea transportado en un misil intercontinental, probado con éxito por el régimen de Kim Jong-un el mes pasado.

Además, Estados Unidos calcula que el régimen comunista norcoreano podría disponer de unas 60 armas nucleares, por encima de estimaciones anteriores. Esa situación lleva a Corea del Norte a una fase de su desarrollo nuclear no alcanzada hasta ahora y pone a Washington ante la tesitura de cómo evitar una escalada y mayor proliferación nuclear en Asia y el resto del mundo.

TOP