Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

'¿Hablamos?', la movilización ciudadana que saca banderas blancas para pedir diálogo con Cataluña

Redacción TO

“Es hora de decir que España es un país mejor que sus gobernantes”. Así empieza el manifiesto que se ha propagado por todas las redes sociales durante los últimos días y que termina con una petición: “Parlem? ¿Hablamos?”. En un momento que España atraviesa una grave crisis política con Cataluña, una plataforma ciudadana conocida por el mismo nombre que su pregunta, Parlem, Hablamos (siempre en las dos lenguas), ha convocado el sábado a mediodía manifestaciones frente a los Ayuntamientos de toda España para pedir a nuestros gobernantes algo muy simple, pero que todavía no han sido capaces de hacer: dialogar.

“Por eso debemos dar un paso adelante toda la ciudadanía y salir el próximo sábado, con ropa blanca o lazos y carteles blancos, para mostrar que no queremos que nos utilicen, que nos enfrenten, que nos mientan, que somos muchos más y que esto no lo resuelven ellos, sino la gente, el diálogo y la convivencia“, dice el manifiesto, que ya ha sido compartido miles de veces en Facebook y en Twitter. Los promotores de esta iniciativa llaman así a dejar las banderas a un lado y a colgar sábanas blancas. “Vemos el blanco como el símbolo de la unidad y el rechazo al enfrentamiento de banderas”, ha dicho uno de los portavoces a Eldiario.es en relación a la pelea de balcones de los que cuelgan esteladas y rojigualdas.

A la convocatoria se han unido muchas caras conocidas, desde actores y actrices como Juan Diego Botto, Clara Lago, Macarena García, Martín Rivas, a presentadores como Paula Vázquez, Dani Mateo, y periodistas como Julia Otero. Además, de muchos otros escritores, artistas, cineastas y hasta la Unión Europa que llevan días pidiendo que Mariano Rajoy y Carles Puigdemont se sienten a hablar.

Después del referéndum de independencia del 1 de octubre, declarado ilegal por el Tribunal Constitucional, el Gobierno central y el catalán han iniciado una escalada de tensión y conflicto cuyo final hacía temblar a la sociedad española. Estaban haciendo posible lo que hasta hace solo unas semanas parecía muy improbable: la salida de Cataluña de España o la aplicación del artículo 155 de la Constitución, o ambas. Los dos malos finales para una película, que aunque también mala, los ciudadanos seguían confiando en que no terminara en desastre.

En ese espacio de esperanza ha entrado la plataforma Parlem. “Tenemos que decir basta ya a esta espiral, frenar, sentarnos y pensar en nuestro país. Es mediante la democracia, la escucha y el diálogo cómo se alcanzan pactos sociales sólidos y duraderos”, dice el manifiesto. Esta movilización ciudadana confía en que son la mayoría de los españoles los que rechazan la violencia del 1O y no quieren el odio que se ha instaurado en redes sociales y amenaza con crear conflictos en familias, amigos, grupos de trabajo.

Sabemos que la convivencia es posible. Es hora de estar juntos para mostrarles que han sido incapaces e irresponsables, y que existe otro modo de hacer las cosas. Sin bloques ni bloqueos, tenemos que apostar por la vía del diálogo, por el respeto y el entendimiento. Somos muchos y muchas, somos diversos, somos respetuosos y, sobre todo, queremos un país mejor y no uno infinitamente peor”, prosigue el manifiesto. Un modelo de país donde “quepamos todos y todas”, donde “frente a la violencia colguemos sábanas blancas en los balcones”, han dicho.

¿Quién está detrás de ‘Parlem’?

Han sido muchos los que se han preguntado quién está detrás de esta iniciativa. “Somos un investigador de la universidad, su hermano y amigos, conocidos, como por ejemplo una amiga que se exilió a Noruega para encontrar el trabajo que aquí nunca iba a tener, compañeras de universidad preocupadas por la situación actual y ahora, después de estos días, cientos de conocidos que se han ido sumando a una iniciativa que al principio era solo una buena idea y que ahora recoge las esperanzas de muchas gente. No cuenta con apoyo, ni lo quiere, de ningún partido político, por eso les pedimos respeto y que se mantengan a un lado. Aunque siempre nos parecerá perfecto que vengan, participen y ayuden quienes quieran, se identifiquen con unos o con otros. Garantizando que se comprometen con el diálogo y la democracia”, han contestado en Facebook. 

Como una iniciativa ciudadana apartidista tienen claro su objetivo: “En los últimos días hemos sentido rabia, y sobre todo, mucha tristeza. Cosas que nunca hubiéramos querido ver y que nos apenan profundamente están ocurriendo por culpa de dirigentes irresponsables que ni escuchan ni habla. Como ciudadanía debemos negarnos a que nos metan en un callejón sin salida. No en nuestro nombre”.

Continúa leyendo: Las 7 respuestas sobre el referéndum que nos ayudan a entenderlo mejor

Las 7 respuestas sobre el referéndum que nos ayudan a entenderlo mejor

Redacción TO

Foto: SUSANA VERA
Reuters

El referéndum de autodeterminación catalán ha sido el centro de las noticias en las últimas semanas y, especialmente, el domingo 1 de octubre, el día de su celebración. Las continuas tensiones entre el Gobierno de España y el de Cataluña, las órdenes de la Fiscalía General del Estado y del Tribunal Constitucional destinadas a impedir la celebración del referéndum y la división de opiniones entre los diferentes cuerpos de seguridad han sido los protagonistas del proceso.

Finalmente, el Govern trató de llevar a cabo el referéndum, que había sido declarado ilegal por el Tribunal Constitucional, en un día marcado por los enfrentamientos entre los cuerpos policiales y los manifestantes, que dejaron más de 800 heridos causados directa o indirectamente por la acción policial y de diversa consideración.

Entre tanta información, recibida en tan pocos días, puede ser algo complicado entender por qué se ha llegado hasta aquí, cómo se ha hecho o qué consecuencias tiene todo lo ocurrido este domingo.

Estas son las preguntas y respuestas que explican de manera resumida cómo se ha llegado al referéndum y qué pasará después de su celebración.

¿Quién quería celebrar el referéndum?

El presidente de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont, ha repetido en numerosas ocasiones que celebrar el referéndum de autodeterminación era una promesa de su campaña electoral que iba a cumplir porque era el deseo de una mayoría de los catalanes.

Aunque no hay encuestas oficiales sobre el número de personas que apoyan o rechazan la independencia o la celebración del referéndum, pero el Govern asegura que un 80% de la población catalana quería que se celebrara la consulta, y que esa es una de las razones principales por las que se debía convocar.

Las 7 preguntas sobre el referéndum que nos ayudan a entenderlo mejor 3
Los manifestantes muestran las estiladas, la bandera secesionista catalana, para mostrar su aprobación al referéndum. | Foto: Susana Vera/ Reuters

Los ciudadanos de Cataluña, una región con 7,5 millones de habitantes, que están a favor de la independencia alegan razones económicas, culturales y lingüísticas para pedir la secesión de Cataluña.

La crisis económica de España y las críticas al sistema de reparto del dinero público entre las Comunidades Autónomas han aumentado cada vez más la polémica sobre el debate independentista.

El Govern asegura también que si Cataluña fuera independiente, sería más rica y tendría una mayor capacidad de proteger su idioma y su cultura.

¿Por qué fue declarado ilegal?

El Parlamento de Cataluña aprobó el día 6 y 7 de septiembre las leyes del referéndum y de transitoriedad, que permitían, en contra de la Constitución, la celebración del referéndum de autodeterminación y la declaración de independencia posterior.

Un día después, el Tribunal Constitucional, se reunió de urgencia para debatir las impugnaciones formuladas por el Gobierno contra el contenido de los textos legales, contra el decreto de convocatoria firmado por Puigdemont, y contra el nombramiento de los cinco miembros de la Sindicatura Electoral.

Tras la petición del Gobierno de declarar nulas estas leyes, el pleno del Constitucional admitió a trámite su recurso y declaró ilegal la Ley del Referéndum y la Ley de Transitoriedad al considerar que iban en contra de lo contenido en la Carta Magna, lo que supuso la suspensión de estas normas durante al menos cinco meses.

¿Cuál ha sido el papel del Gobierno de España en este proceso?

El Gobierno de España ha rechazado la celebración del referéndum de autodeterminación y ha anunciado diferentes medidas para tratar de impedir su celebración. En todo momento, el Ejecutivo ha insistido en que el referéndum del 1 de octubre no se iba a celebrar.

Una de las principales medidas para impedir el referéndum fue la legal. Es decir, la petición al Tribunal Constitucional de admitir a trámite su impugnación de la leyes del referéndum y de transitoriedad.

Las 7 preguntas sobre el referéndum que nos ayudan a entenderlo mejor 5
Mariano Rajoy comparece ante los medios para explicar la posición del Gobierno tras el referéndum catalán. | Foto: Sergio Pérez/ Reuters

Otra de las intervenciones del Gobierno estuvo relacionada con la economía. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció el 20 de septiembre que el Gobierno mantendría de forma indefinida el control del presupuesto de la administración regional de Cataluña para garantizar la estabilidad y el cumplimiento de la legalidad vigente. Este control suponía, entre otras cosas, la declaración de no disponibilidad de créditos a Cataluña.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido también en varias ocasiones que la ley se aplicará de forma “firme, proporcional y rigurosa” para impedir el referéndum catalán. Además, ha defendido la actuación de los jueces y cuerpos policiales. “Tanto el Ejecutivo, como las fuerzas de seguridad, la Fiscalía, los jueces, así como los tribunales, están defendiendo los derechos de todos los españoles”, dijo en una declaración institucional en La Moncloa.

Por su parte, el Govern ha acusado reiteradamente al Estado español de “declarar un estado de excepción”.

¿Cuál ha sido el papel de los cuerpos policiales?

Los Mossos d’Esquadra han sido el centro de atención durante muchos días debido a las dudas sobre cómo actuarían durante la celebración del referéndum.

La Fiscalía ordenó a los Mossos cerrar los colegios electorales y requisar todo el material que permitiera llevar a cabo el referéndum, como las urnas o las papeletas. Tras varias reuniones, el mayor de los Mossos, Josep Lluis Trapero, anunció que acatarían las órdenes de la Fiscalía, pero siempre aplicando los principios de “proporcionalidad y oportunidad”, sin alterar el orden y la paz social.

Las 7 preguntas sobre el referéndum que nos ayudan a entenderlo mejor 2
Los Mossos d’Esquadra vigilan un colegio electoral antes de la votación. | Foto: Adrià Ropero/EFE

A pesar de las peticiones de los Mossos para coordinar el operativo policial del 1 de octubre, la Fiscalía designó a Diego Pérez de los Cobos, coronel de la Guardia Civil y director del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad para coordinar a la Guardia Civil, la Policía y los Mossos para impedir la celebración del referéndum.

El 1 de octubre hubo algunos enfrentamientos entre estos cuerpos policiales, que no estaban de acuerdo con las acciones de los otros cuerpos policiales. El Govern ha asegurado que más de 800 personas tuvieron que ser atendidas por los servicios médicos debido a los enfrentamientos entre los ciudadanos a favor del ‘Sí’ y los agentes de seguridad.

¿Tienen algún valor los resultados del referéndum?

Al final de la jornada del domingo, el portavoz del Govern, Jordi Turull, anunció que 2.262.424 personas votaron en la consulta de independencia, a la que más de cinco millones de personas estaban llamadas a participar.

Según los datos del Govern, el 90% de las personas han votado a favor del sí, mientras que el 7% ha votado a favor del no.

Las 7 preguntas sobre el referéndum que nos ayudan a entenderlo mejor 1
Los miembros de una mesa electoral cuentan los votos tras el cierre de los colegios electorales. | Foto: Enrique Calvo/ Reuters

Sin embargo, con 15.000 votos por contar todavía, los datos de la Generalitat no cuadran. La suma de los porcentajes es superior al 100% de los votos escrutados, un 100,88%. Además, a lo largo de la jornada se denunció que, debido a la falta de censo en la votación, varias personas votaron varias veces en el mismo colegio electoral, por lo que en algunas localidades había más votos que vecinos censados.

El Gobierno de España asegura que estos resultados no tienen ninguna validez porque el referéndum fue declarado ilegal, así como la ley que permite la desconexión de Cataluña.

Por su parte, Puigdemont considera que los catalanes se han ganado “el derecho a tener un Estado independiente en forma de república” y el Govern da por válidos los resultados de la votación, que según su criterio los autoriza a comenzar el proceso de independencia.

¿Qué pasará después del referéndum?

Todavía no está claro lo que ocurrirá en los días próximos al referéndum, ya que ni el Gobierno catalán ni el español han anunciado las medidas concretas que tomarán para impedir o declarar la independencia.

Sin embargo, Puigdemont insinuó en una comparecencia tras el cierre de los colegios electorales que presentará los resultados en los próximos días, abriendo la posibilidad de hacer una declaración unilateral de independencia a través de las leyes de desconexión aprobadas por el Parlament y declaradas nulas por el Tribunal Constitucional.

Las 7 preguntas sobre el referéndum que nos ayudan a entenderlo mejor 4
Puigdemont y Junqueras, tras una reunión extraordinaria un día después del referéndum. | Foto: Albert Gea/ Reuters

Por parte del Gobierno, los expertos políticos plantean que existe la posibilidad de que se aplique el artículo 155 de la Constitución, una de las medidas que contempla la ley. La aplicación de este artículo supondría que el Gobierno, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podría establecer mecanismos excepcionales para establecer dispositivos de control sobre la región para obligarla al “cumplimiento forzoso” de sus deberes.

¿Cómo afecta el referéndum a la economía? 

La consulta sobre la independencia de Cataluña no afecta solo a la situación política en Cataluña o en España, sino que también afecta a la economía.

Este lunes, los dos principales bancos catalanes, Caixa Bank y Banco Sabadell, han caído con fuerza, más de un 3%, en la bolsa de Madrid. Además, la bolsa de Madrid ha abierto con una fuerte bajada de 1,33%.

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ha mostrado la preocupación de los empresarios españoles por la situación en Cataluña. El presidente de la CEOE, Juan Rosell, dijo la semana pasada que la organización pide que se busquen soluciones a este problema cuanto antes, entre las que se encuentran la reforma de la Constitución. “Hay que buscar un pacto territorial entre entre todos, hay que hacer cambios y reformas a nuestra Constitución porque el problema es muy importante y no afecta solo a España, también a Europa”, dijo Rosell días antes de la celebración del referéndum.

La CEOE explicó en un comunicado su preocupación por los efectos que la situación política en Cataluña está creando en “la confianza del mundo empresarial en inversor en Cataluña y en el resto de España”.

Continúa leyendo: Lo que dice la prensa extranjera del referéndum de Cataluña

Lo que dice la prensa extranjera del referéndum de Cataluña

Néstor Villamor

Con el referéndum independentista de Cataluña del 1 de octubre a la vuelta de la esquina, muchos medios de comunicación de todo el mundo ya empiezan a hacerse eco de cómo evoluciona la situación en la región. Las elecciones han sido prohibidas por el Tribunal Constitucional y el Gobierno central insiste en que la consulta no se celebrará. Con todo, la Generalitat sigue adelante con el proceso. Así es como la prensa internacional habla de los comicios.

Financial Times (Reino Unido)

Uno de los diarios económicos más influyentes del mundo se muestra contundente en un editorial publicado recientemente sobre el problema catalán: “Cualquier proclamación de una Cataluña independiente carecería de legitimidad política“. El Financial Times apoya su tesis en dos argumentos: la violación de la Constitución Española y los procesos independentistas llevados a cabo por otras democracias en el mundo.

Además de recordar que el referéndum viola el artículo 2 de la Carta Magna, el rotativo londinense expone que “fuerzas proindependentistas que van desde nacionalistas de centro-derecha a izquierdistas radicales ganaron una estrecha mayoría de escaños, pero no alcanzaron la mayoría de los votos emitidos”, lo cual no las legitima, considera el diario, “para acelerar el programa secesionista”. Y continúa: “Aun así, el Gobierno y el Parlamento regionales han seguido adelante y de una manera que se salta los procedimientos democráticos apropiados para un asunto de tanta importancia”.

“Cuando Quebec votó sobre la separación con Canadá en 1995 y cuando Escocia votó sobre la secesión de Reino Unido en 2014, tuvieron el consentimiento del Gobierno central y lo hicieron de acuerdo a la ley. Cuando los tres Estados bálticos [Estonia, Letonia y Lituania] declararon la independencia de la Unión Soviética en 1990-91, tenían todo el derecho a hacerlo porque Josef Stalin les había robado su Estado y libertad en los 40. Ninguna de estas condiciones se aplica a Cataluña y España”.

E insiste en que la consulta “no establece un mínimo de votos para ser válida”, así que “una pequeña minoría del electorado podría activar la declaración de independencia”. Y sentencia: “En estas circunstancias, y teniendo en cuenta la pasión que ha levantado la legalidad del voto, cualquier proclamación de una Cataluña independiente carecería de legitimidad política”. El diario considera que el objetivo de la Generalitat “no es declarar la independencia, que sería un gesto retórico vacío, sino provocar unas elecciones anticipadas con el objetivo de aumentar el apoyo a la coalición proindependentista”. Según el diario, lo que pretenden los independentistas es que el Gobierno central “aplique una mano tan dura” que les haga “mostrarse como víctimas de la represión política”.

El Financial Times también guarda críticas para el Constitucional: “El paso esencial para ambas partes es abrir negociaciones” para actualizar el Estatut, “aprobado por las Cortes españolas y catalanas y por los votantes catalanes en un referéndum, pero paralizado de forma poco sabia por el Tribunal Constitucional”.

The National (Reino Unido)

En el lado opuesto se encuentra un periódico también británico, en este caso, escocés. The National, un diario de línea editorial independentista (de hecho, empezó a imprimirse el 24 de noviembre de 2014 para dar respuesta a la demanda de un diario de corte secesionista por parte de la población escocesa), sacó en su edición del jueves una página desplegable con una estelada para mostrar su apoyo al independentismo catalán. El titular, en primera página, del rotativo no deja lugar a dudas: “¡Muestre hoy su apoyo a Cataluña con su National! Hágase una foto sosteniendo nuestro póster de la página central y tuitéelo usando #ScotsForCatalonia [#EscocesesPorCataluña]”.

Lo que dice la prensa extranjera del referéndum de Cataluña

El hashtag no llegó a convertirse en trending topic (tema del momento), pero sí logró que el ex ministro principal de Escocia Alex Salmond se uniera a la iniciativa. “Apoyo el derecho a decidir de Cataluña”, defiende Salmond.

Una diputada independentista del Parlamento escocés, Carolyn Leckie, lamentaba la situación en un artículo de opinión publicado el pasado 18 de septiembre. Después de criticar la poca cantidad de información que encontraba en la prensa internacional sobre los acontecimientos, mostraba su sorpresa por la respuesta del Gobierno central para frenar la consulta. “Policía armada en las calles. Políticos acusados de pervertir el curso de la justicia. Más de 700 alcaldes electos -tres cuartos del total- amenazados con ir a la cárcel. Redadas en imprentas. Editores amenazados con cargos criminales. Amplísimas cantidades de material impreso incautado. Páginas web oficiales cerradas. Y una declaración de intentar terminar con la autonomía catalana”, protestaba.

“Todo esto para detener al gobierno electo de Barcelona de celebrar un referéndum –una iniciativa apoyada por el 70% de la gente en Cataluña-“, continuaba. “Puede que Francisco Franco haya muerto hace tiempo pero parece que su fantasma continúa acosando los pasillos del poder en Madrid”, opinaba, antes de comparar los esfuerzos separatistas vascos y catalanes. “En contraste con el País Vasco, el movimiento por la independencia en Cataluña siempre ha evitado la violencia. Pasé allí un tiempo hace unos años, invitada por unos activistas proindependencia para hablar en una serie de encuentros”, relataba.

“La gente me dijo entonces que el Gobierno español no se detendría por nada para bloquear cualquier paso hacia la independencia catalana. Me pareció difícil creer que un país de la Unión Europea en el siglo XXI pudiera bloquear el derecho de una nación constituyente a la autodeterminación”, explicaba, antes de criticar al Ejecutivo central. “El Gobierno español invoca la Constitución de 1978 para defender su hostilidad a la democracia. Pero el mundo ha seguido girando en estos últimos 40 años. Nadie de menos de 60 años ha votado esa constitución“.

The Times (Reino Unido)

Una postura intermedia es la que ha mostrado el británico The Times en un editorial publicado el pasado miércoles. Por una parte, entiende la postura del Gobierno central: “Rajoy insiste, de manera correcta, en que un voto por la independencia choca frontalmente con la Constitución, que alude a la ‘indisoluble unidad de la Nación española'”. Por otra parte, acusa al presidente de utilizar “tácticas de mano dura” y considera que Rajoy “podría explicarse mejor si pareciera menos abusón”. En un tono moderado, el diario londinense aboga por una solución intermedia: “El Gobierno español debería permitir que el referéndum siga adelante aunque rompa la Constitución pero tratarlo de la misma manera que el voto simbólico por la independencia de 2014. Es decir: declararlo legalmente no vinculante“.

The Independent (Reino Unido)

Ya fuera del ámbito de la opinión y centrados en enfoques puramente informativos, muchos otros diarios del mundo han cubierto la información. El británico The Independent, por ejemplo, habla de una “crisis de identidad catalana”.

Lo que dice la prensa extranjera del referéndum de Cataluña 1

La Repubblica (Italia)

El italiano La Reppublica va un paso más allá y habla abiertamente de “guerra catalana”.

Lo que dice la prensa extranjera del referéndum de Cataluña 2

Jornal de Notícias (Portugal)

El Jornal de Notícias portugués, por su parte, destaca que “Madrid usa la fuerza contra los independentistas”.

Frankfurter Allgemeine (Alemania)

“La policía española arresta a doce separatistas”, destaca el diario alemán Frankfurter Alllgemeine en su edición digital. Informa también de que, según “se dice en Madrid”, “el Gobierno español nunca permitirá una separación de Cataluña”.

Continúa leyendo: Vídeo | La lucha histórica de Murcia que dice 'No al muro'

Vídeo | La lucha histórica de Murcia que dice 'No al muro'

María Hernández

Los vecinos de Santiago el Mayor y del Barrio del Carmen, en Murcia, están más unidos que nunca. Y además, han conseguido sumar a su causa a la mayoría de los murcianos. Desde el 12 de septiembre se concentran cada día para pedir al Gobierno regional que, en lugar de construir un muro entre los dos barrios para llevar el AVE a la ciudad, empiecen las obras para soterrarlo.

Puedes leer el reportaje completo aquí.

Continúa leyendo: La lucha histórica de Murcia que dice ‘No al muro’

La lucha histórica de Murcia que dice ‘No al muro’

María Hernández

Foto: Plataforma Soterramiento Murcia

Los vecinos de Santiago el Mayor y del Barrio del Carmen, en Murcia, están más unidos que nunca. Y además, han conseguido sumar a su causa a la mayoría de los murcianos. Desde el 12 de septiembre se concentran cada día para pedir al Gobierno regional que, en lugar de construir un muro entre los dos barrios para llevar el AVE a la ciudad, empiecen las obras para soterrarlo.

El 30 de septiembre, 50.000 personas se manifestaron en Murcia para pedir que no se construyera el muro, pero esta masiva protesta no tuvo mucho efecto, y dos días más tarde la constructora comenzó las obras en las vías del tren.


Sin embargo, los vecinos no sólo no abandonaron sus protestas sino que siguen concentrándose cada día en el paso de Santiago el Mayor, hasta que un grupo de radicales decidió intervenir y tirar el muro que se había empezado a construir. Peleas con los antidisturbios, desalojos de las vías y tres días sin que los trenes pasaran por la estación de la capital de la región, es lo que se ha visto reflejado en los medios de comunicación, pero la reivindicación de los murcianos ha sido y continúa siendo mucho más que eso.

La lucha histórica de Murcia que dice ‘No al muro’ 2
Un grupo de mujeres se manifiesta a diario para pedir el soterramiento. | Foto: María Hernández/ The Objective

Tanto los vecinos como los miembros de la Plataforma Prosoterramiento condenan este acto vandálico que se hizo tan mediático y aseguran que sus protestas siempre han sido pacíficas.

Una lucha histórica

Esta lucha por conseguir el soterramiento del tren no es nada nuevo. En 1989 comenzaron las reivindicaciones, en 1991 las manifestaciones, y fue ese mismo año cuando se firmó el primer acuerdo para soterrar las vías del tren. Tras años de protestas, en 1998 se consiguió financiación para este proyecto.

Sin embargo, el dinero no llegó, y en 2001 se acordó un proyecto para traer el AVE a Murcia. Fue entonces cuando los ciudadanos decidieron continuar con las manifestaciones para “coser esta cicatriz que cruza la ciudad de Murcia”, nos explica Domingo Centenero, de la Plataforma Soterramiento Murcia.

La lucha histórica de Murcia que dice ‘No al muro’ 1
Santiago el mayor está lleno de murales y carteles pidiendo que no se construya el muro. | Foto: María Hernández/ The Objective

Tras otros cinco años de manifestaciones, en 2006 se firmó un convenio que incluía el soterramiento de las vías del tren y del AVE cuando llegara a la ciudad de Murcia.

Pero tampoco esto se cumplió, y a pesar de que en 2011 se creó el primer proyecto para soterrar las vías, en 2012 el Gobierno regional decidió que el AVE llegaría a Murcia por la superficie.

Por ese motivo continuaron las manifestaciones. Y ahora, en 2017, a pesar de haberse reconocido el derecho de los vecinos a que se soterren las vías en un tramo de un kilómetro aproximadamente, han intentado iniciar las obras para construir el muro de cinco metros y medio de alto y 11 kilómetros de largo que dividirá Murcia para que el AVE llegue antes de que se completen las obras del soterramiento.

La lucha histórica de Murcia que dice ‘No al muro’ 7
Los vecinos han llenado el barrio de murales reivindicativos. | Foto: María Hernández/ The Objective

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna dijo en la sesión de control al Gobierno del 27 de septiembre que en marzo de 2018 comenzarán las obras para el soterramiento de 530 metros y que se ha firmado un proyecto complementario para soterrar otros 580 metros. Además, dice que el propósito del Gobierno es soterrar cuatro kilómetros con un proyecto en el que se invertirán 606 millones de euros. Pero los ciudadanos no creerán estas declaraciones hasta que se deje de construir el muro.

¿Qué supondrá la construcción del muro?

Los vecinos de Murcia tienen muy claro que no quieren que un muro parta en dos la ciudad, y tienen sus razones para pedirlo. El Gobierno regional asegura que el muro es temporal, que las obras del soterramiento comenzarán en pocos meses y Murcia volverá a la normalidad. Pero los ciudadanos no confían en estas promesas y temen que, una vez construido el muro, nunca tenga lugar el soterramiento.

El primer problema que supone la construcción de este muro es el cierre del principal paso a nivel que actualmente permite cruzar de una parte de Murcia a la otra. Por este paso a nivel cruzan a diario miles de personas y vehículos que se tendrían que desplazar unos dos kilómetros para poder cruzar las vías y llegar al centro de la ciudad.

“Yo paso todos los días cuatro veces por este paso a nivel para llevar a mi hija al colegio. Si lo cierran, tendré que ir hasta el cruce de Ronda Sur (a casi dos kilómetros) con el carrito de la niña”, nos cuenta Mari Carmen Ruiz, una vecina del barrio, que explica que la otra opción para cruzar es un paso subterráneo que se inunda a menudo por las lluvias y que se ha convertido en el refugio de drogadictos. “Yo no quiero llevar a mi hija por un paso donde hay agujas en el suelo”, añade.

La lucha histórica de Murcia que dice ‘No al muro’ 3
Los vecinos se reúnen cada tarde y cortan el paso a nivel de Santiago el Mayor. | Foto: María Hernández/ The Objective

El otro problema de traer el AVE por la superficie es la instalación de las catenarias que alimentan de energía a los trenes. Se han colocado junto al lugar donde se planea construir el muro, y los vecinos consideran que no cumplen las medidas de seguridad necesarias. “Están poniéndonos unas catenarias con unos cables de alta tensión cerca de las viviendas, cerca de los colegios y cerca del instituto”, nos explica María Dolores Sánchez, otra vecina. “Nosotros solo pedimos un poco de cordura a nuestros dirigentes”, añade.

Además de tener que desplazarse a otro paso para cruzar al otro lado o el peligro que suponen las catenarias, los murcianos tienen otra gran preocupación, la marginación de una gran parte de la población de la ciudad, si finalmente se construye el muro.

“Se trata de la segregación de 200.000 vecinos de Murcia durante años, con el deterioro irreversible que esta marginación y exclusión supondrá para los vecinos por el muro”, denuncia la Plataforma Soterramiento Murcia en un comunicado.

La lucha histórica de Murcia que dice ‘No al muro’ 6
Los vecinos temen que el muro provoque la marginación de más de 200.000 personas. | Foto: María Hernández/ The Objective

Alrededor de 200.000 personas viven al otro lado del muro que quieren construir, y los vecinos consideran que esta separación supondrá su marginación y exclusión debido a sus dificultades para comunicarse con el centro de la ciudad, un problema que afecta no sólo a los ciudadanos sino también a los comercios.

¿Qué demandan los vecinos de Murcia?

Con sus concentraciones diarias, los vecinos de Murcia piden que se adopte una alternativa a la llegada del AVE por la superficie.

La primera opción que proponen los ciudadanos es la llegada del AVE a Beniel, un pueblo situado a unos 15 kilómetros de Murcia, en lugar de a la estación del Carmen. “Si el AVE no llega soterrado, preferimos que se quede en la estación de Beniel”, nos explica Antonio Hernández, de la Plataforma Soterramiento Murica. “Beniel coste cero, no hay que gastar nada, hay una estación que está hecha hace cinco años”, añade María Dolores Sánchez.

La lucha histórica de Murcia que dice ‘No al muro’ 4
Los vecinos piden que el AVE llegue a la estación de Beniel en lugar de a Murcia. | Foto: María Hernández/ The Objective

Su otra alternativa es, simplemente, esperar a que el soterramiento se pueda hacer de forma completa sin necesidad de instalar los muros de manera provisional.

Manifestaciones diarias

De manera espontánea, los vecinos de Santiago el Mayor y el Barrio del Carmen se reúnen todos los días en las vías del tren para protestar por esta situación. Sobre las 20:00 horas, comienzan a concentrarse en el paso a nivel de Santiago el Mayor y poco después cortan el paso.

Una vez se ha concentrado una cantidad de gente suficiente, los manifestantes se dirigen hacia el centro de la ciudad, a la Delegación del Gobierno la mayoría de los días, a pedir que los escuchen.

La lucha histórica de Murcia que dice ‘No al muro’ 5
Dos vecinas del barrio visten a la ‘virgen del muro’. | Foto: María Hernández/ The Objective

Además, un grupo de vecinos ha acampado junto a las vías, donde se reúnen también a diario y organizan actividades para pedir que se les escuche. Y desde este campamento sale todos los días la Virgen del Muro, una ‘virgen’ creada por los manifestantes que sale en procesión con cada manifestación a hombros de cuatro vecinos, sobre una valla amarilla de una obra y al ritmo de un tambor. Esta misma ‘virgen’ los acompaña en su recorrido hasta las sedes del Gobierno, frente a las que piden a diario que paren las obras del muro.

Los vecinos de Murcia han decidido seguir luchando por su causa, y el 28 de octubre han convocado una manifestación en Madrid frente al Ministerio de Fomento con la esperanza de ser escuchados por el Gobierno central.

TOP