Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

HackForGood: así se hackea por un mundo mejor

Clara Paolini

Foto: Alberto Varela
Flicker

No buscan hacerse con datos de tarjetas de crédito, nunca dedicarían sus horas a publicar spam en redes sociales ajenas, entre sus objetivos no aparece infiltrarse en los sistemas informáticos de empresas y gobiernos, ni tienen nada que ver con los piratas informáticos culpables del robo de las fotos íntimas de Emma Watson.

Desmintiendo la falsa aunque aún extendida imagen de los hackers incrustada en el imaginario colectivo, los participantes de HackForGood buscan hacer del mundo un lugar un poco mejor y para ello, ponen sus habilidades al servicio de retos que sirven a causas sociales.

HackForGood demuestra que los hackers pueden elegir su papel en el mundo informático, y entre el bueno, el feo o el malo, hay muchos que no dudan en elegir el primero, además de señalar que la limitada definición que la RAE ofrece sobre hacker (sinónimo de pirata informático) no se ajusta a la realidad.

Ya lo dijo Mark Zuckerberg hace años al dar a conocer el mantra The Hacker Way: “ La palabra hacker tiene una injusta connotación negativa. Hackear significa construir algo rápidamente o probar los límites de lo que puede llegar a hacerse”. Una definición sobre la que Jorge Jiménez, doctor en Comunicación Internacional e Intercultural en la Universidad Europea de Madrid y autor del libro Los hackers contra la universidad zombie, vuelve a insistir: “Parece algo muy moderno, aunque es un concepto muy antiguo: es, simplemente, una persona apasionada por algo”.

Según palabras de Chema Alonso, archiconocido hacker fichado por Telefónica y parte de la organización de HackForGood que patrocina la misma empresa junto con la Universidad Politécnica de Madrid, la Fundación HazloPosible y la startup MashmeTV, el evento sirve como punto de encuentro para la versión más positiva de la definición de hacker y como “el germen de algo grande para cambiar nuestras vidas”.

La receta del evento es sencilla, efectiva y de gran envergadura: En HackForGood se aúnan los retos de carácter social, propuestos por individuos u organizaciones, con las personas capaces de dar una respuesta práctica a los mismos. Se trata de una hackaton (maratón de hackers) donde el fin es programar con utilidad, desarrollando ideas para generar soluciones bajo el abrigo del apoyo institucional y económico que aporta el contexto. Como resultado, en la edición de este año participaron 23 universidades, se propusieron más de 200 retos y el número de proyectos desarrollados superó los 150.

Aunque debido a la cantidad y calidad de los mismos resulta difícil aventurar una lista de los más destacados, la lista de ganadores ofrece una visión de lo que se podría llegar a lograr si instituciones y empresas pusieran mayor empeño impulsar a jóvenes talentos:

Facilitar los semáforos para personas invidentes

El proyecto desarrollado desde Valencia, Luz Verde – Force Guide, primer premio global de HackForGood2017, ofrece una solución para mejorar la calidad de vida de las personas invidentes de las grandes ciudades.

La solución enriquece la información de una app del Ayuntamiento valenciano, que en la actualidad proporciona la posición geográfica de todos los semáforos de la ciudad, consiguiendo facilitar también el estado en el que se encuentra cada uno de ellos.

Apoyar el aprendizaje de personas con Síndrome de Down

Desarrollado desde la sede de HackForGood en Vigo por Juan Fernández, Francisco González, Cristina González, Aarón Diéguez, Susana Díaz y Alberto Alejandro Fernández, Learnfordown es un sistema ideado para que las personas con Síndrome de Down aprendan a leer y a escribir con mayor facilidad y de forma entretenida.

Para ello, se sirve de una app a la que se incorpora un sistema hardware con un joystick, botones, teclado y un sistema de motorización mediante una interfaz web.

Detectar patologías de forma temprana

La detección temprana de enfermedades puede salvar vidas, y esa es justo la meta de Biocast, un sistema predictivo de salud desarrollado desde la hackaton en Sevilla.

Combinando Deep Learning y otras técnicas de Big Data, el sistema podría contribuir a realizar diagnósticos de las patologías con la meta de evitar su desarrollo.

Mejorar las posibilidades de comunicación de las personas con autismo

A través de una app y pictogramas, PicComunica mejora la comunicación entre las personas con autismo y sus cuidadores o familiares. Por un lado, consta de módulos que permiten a las personas autistas acceder a una agenda con las actividades diarias y por otro, dispone de un diccionario compuesto por Pictogramas que le permiten expresar sus necesidades.

Además, la app es personalizable porque permite que sus usuarios suban sus propias fotografías para que los pictogramas les resulten fáciles de reconocer.

Regar pequeños huertos de forma automática

Desde los proyectos participantes de forma remota, una iniciativa verde: WateringTeam controla el riego automático mediante un microcontrolador conectado a una bomba de agua y un sensor de humedad. Puede funcionar de manera estándar como un punto de acceso WiFi y contiene una web donde poner en hora el reloj (RTC) y ver el estado, o como un cliente Wifi y reportar a un servidor.

¿Lo mejor de todo?

Los proyectos no acaban aquí. Como aclara Fabían García Pastor, Director de Relaciones Institucionales en Telefónica y co-organizador de HackForGood, “no es sólo un evento de fin de semana, sino una plataforma en funcionamiento continuo para recoger retos, proponer soluciones, desarrollar proyectos e impulsar la creación de startups“.

Buen ejemplo de ello es es la compañía ShowLeap, que nació gracias a la unión de varios hackers enfocados en un resolver un reto en HackForGood Valencia hace ya unos años: ofrecer un sistema que consiguiera traducir la lengua de signos a voz. A día de hoy y establecidos como empresa, los hackers que formaron el grupo de trabajo gracias al evento continúan hoy haciendo posible su revolucionaria propuesta.

HackforGood impulsa que los proyectos se extiendan en el tiempo, pero también en la geografía, ya que según declara Fabían García Pastor, se espera que la iniciativa empiece a contar con sedes  en otros países, haciendo especial énfasis en América Latina.

Continúa leyendo: El futuro tendrá robots tan inteligentes emocionalmente como nosotros y no pasará nada

El futuro tendrá robots tan inteligentes emocionalmente como nosotros y no pasará nada

Rana Kaliouby

Foto: Murad Sezer
Reuters

Viajemos al futuro. Exactamente al año 2030. Una fecha en la que se espera que los humanos ya no seamos los únicos seres con inteligencia, sino que será la época de las máquinas inteligentes. La inteligencia artificial ya no se verá como una posible innovación, sino como una tendencia dominante. Ya no será solo aquello que tienen en una medida limitada nuestros teléfonos o algunos buscadores como los de Google o Netflix. La inteligencia artificial será ya cognitivamente inteligente, capaz de calcular tareas complejas e incluso de aprender por sí mismo. También será emocionalmente inteligente, consciente de nuestros estados mentales, sociales y emocionales más diversos, e íntimamente familiarizado con nuestros estados de ánimo y nuestras preferencias.

Estamos en 2030 y nuestros dispositivos, nuestros vehículos, nuestros aparatos domésticos conectados y ropa tecnológica inteligente tienen un chip emocional integrado que detecta nuestros estados de ánimo a través de nuestras voces y gestos. Actualmente interactuamos con la tecnología de la forma en que interactuamos unos con otros: a través de la conversación, la percepción y la emoción.

Contrariamente a lo que los escépticos de la inteligencia artificial (IA) pronosticaron alguna vez, toda esta IA con capacidad de emoción ha aumentado nuestra humanidad y empatía por los demás. Y no, no todos estamos sin trabajo. De hecho, han surgido nuevas industrias. Hoy hay más trabajo por hacer que nunca; más problemas para resolver.

El futuro tendrá robots tan inteligentes emocionalmente como nosotros y no pasará nada 1
Una fábrica de robots humanoides. | Foto: Stringer/Reuters

Por ejemplo, mi hija: Jana acaba de cumplir 30 años, es socia de Nemit, una empresa de impacto social que aprovecha el poder de la IA empática para brindar igualdad de acceso a la educación y la asistencia médica a personas de todo el mundo. Nemit emplea a 1500 personas en 58 países. La empresa aplica la IA emocional, al extraer perfiles de datos emocionales de las personas para personalizar las experiencias educativas y rastrear el bienestar mental y emocional de las personas, y evitar las crisis de salud antes de que ocurran.

Asistentes virtuales desde pequeños

Actualmente, Jana vive en Londres. De hecho, acaba de aterrizar en Heathrow con un ojo rojo. Mediante el seguimiento de una variedad de señales visuales y vocales, su asistente virtual Zee detecta que está agotada. Zee conoce a Jana desde que era una adolescente, y hoy sigue a Jana a todas partes, pasando por los diversos dispositivos de Jana con todo el contexto de sus actividades diarias, estados de ánimo y recuerdos. Zee sugiere que el programa de Jana para el día es demasiado agitado y ofrece eliminar algunas reuniones de su calendario. Zee también se contacta con mi asistente virtual para avisarme que mi hija aterrizó bien.

Además, Zee recuerda mantener esa cita con Liam, amigo de la escuela desde hace mucho tiempo de Jana y jefe de Operaciones Globales de Nemit. Al encontrarse en el espectro autista, Liam no siempre tuvo una vida fácil. La escuela secundaria fue un verdadero esfuerzo ya que descubrió que las interacciones sociales eran arduas. Era inteligente, solía estar solo, incluso era hostigado debido a su falta de aptitud social. Pero ahora usa anteojos sensibles a las emociones, que aumentan su destreza social y emocional, al traducir las expresiones faciales y vocales de las personas a números y puntajes de probabilidad.

El futuro tendrá robots tan inteligentes emocionalmente como nosotros y no pasará nada
Una niña observa un robot. | Foto: Andy Wong/AP

La empatía es la base de los negocios de Jana. La empresa aplica los últimos desarrollos en IA emocional para medir e impulsar la empatía en su equipo y socios en todo el mundo. Un tablero de control mantiene un registro del pulso emocional de su equipo, e indica que los niveles de ansiedad se elevan en el equipo de Jordan, muy por encima de su base de referencia. Zee está allí, programando un viaje a Amman lo antes posible.

Además de garantizar que las personas de todo el mundo tengan acceso a la salud mental, los asistentes digitales virtuales pueden actuar como compañeros de aprendizaje, utilizando su conocimiento de lo que lo motiva e inspira, para ayudarlo a estudiar y aprender. De esta manera, la IA podría usarse para crear condiciones equitativas en la educación y ayudar a reducir las brechas socioeconómicas en todo el mundo.

Nuevos trabajos sobre ética

Pero donde hay ganancias, también hay trastornos: la IA ha automatizado muchas tareas, lo que ha provocado la eliminación de algunos trabajos. Pero también hay trabajos nuevos: ingenieros que entrenan, evalúan y operan estos sistemas de IA. Los conductores de camiones, que alguna vez temieron que la nueva tecnología los dejara sin empleo, en la actualidad operan cada uno 100 camiones autónomos desde la comodidad de sus salas de estar. Hoy existen nuevos tipos de empresas de consultoría, muchas de las cuales ofrecen cursos de capacitación sobre cómo trabajar junto a los robots. En una sociedad que se preocupa acerca de si la IA se implementa de manera ética, existen nuevas oportunidades para los expertos en ética de la IA y los defensores de la justicia social.

En 2030, la inteligencia artificial emocional ha transformado no solo la manera en que interactuamos con la tecnología, sino lo que es más importante, cómo nosotros, como humanos, interactuamos unos con otros. La empatía es nuevamente el centro de cómo nos conectamos y nos comunicamos. De hecho, son las empresas y las personas las que trabajan para construir un manto de empatía en sus interacciones con los demás, en lugar de centrarse en la eficiencia o el resultado final, que están dando forma al futuro.

_

Artículo publicado originalmente en el World Economic Forum en español.

Continúa leyendo: ¿Cuál es el potencial del periodismo y cuál es su futuro?

¿Cuál es el potencial del periodismo y cuál es su futuro?

Cristina Casabon

Foto: YVES HERMAN
Reuters

Crear interés global es uno de los principales potenciales del periodismo, pero debemos distinguir entre lo que podríamos hacer con internet y para lo que se usa la mayoría de veces. “Hay asuntos que afectan nuestras vidas, y estos asuntos son, cada vez más, globales. Existen fuera de nuestro propio interés inmediato o personal” dice Eli Pariser en El filtro burbuja (Ed. Taurus).

Debemos, como periodistas, ser conscientes de que el periodismo puede resquebrajarse desde dentro por el fenómeno de las fake news. Este tipo de noticias generan una reacción en cadena en redes sociales, una espiral negativa que se retroalimenta.

Pero a su vez, y como indica el Digital News Report de Reuters, se ha demostrado que, en promedio, la digitalización expone a más diversidad que a la que se exponen los lectores de papel. Gracias a Internet y a las redes sociales, el periodismo – bien hecho – puede ser un poderoso ingrediente en el antídoto contra los problemas a los que nos enfrentaremos en las próximas décadas: escasez de energía, terrorismo, cambio climático, superpoblación, conflictos bélicos… Éstos requieren de una red global, una comunidad global informada e identificada con problemas a escala global.

¿Cuál es el potencial del periodismo y cuál es su futuro? 3
Los periodistas se tienen que adaptar a una era digital. | Foto: Yuri Gripas/ Reuters

Para ello debemos seguir apostando por temas interesantes pero complicados. Es una cuestión ética priorizar la importancia por encima de la popularidad o la relevancia personal de un tema, de una noticia. ¿Puede seguir un medio competitivo apostando por estos temas y crear una mayor conciencia ciudadana?

En tiempos de la cultura digital, de la información en tiempo real, de los blogs y las redes sociales, se lee a veces, equivocadamente, que hay tantos periodistas como internautas.

En un momento en el que cualquiera puede “ser periodista”, un profesional de la información debe preguntarse cuál es el valor añadido que puede proporcionar. Y este valor se encuentra en la capacidad de introspección y de análisis. El periodismo consiste en investigar, verificar datos, situar en un contexto, jerarquizar, dar forma, comentar y publicar una información, en sacar a la luz historias que tienen relevancia global.

Si miramos al futuro, es ser más digitales, tener mejores equipos y especialistas, mejor acceso a datos y mejor capacidad analítica. Esta información digital cada vez más procede de informes, de fuentes de datos, y ésta es una parte muy interesante de la labor del periodista hoy en día; cómo procesamos esta información y la ofrecemos de forma amena al público, y cómo abarcar con datos actuales información a escala global, presentarla de forma atractiva, con infografías, con vídeos, mapas interactivos y otras muchas herramientas.

¿Cuál es el potencial del periodismo y cuál es su futuro?
El trabajo de los periodistas es cada vez más digital y está más ligado a las redes sociales. | Foto: Francois Mori/ AP

El mencionado informe de Reuters se basa en una encuesta de más de 70.000 personas en 36 mercados para revelar el futuro del consumo de noticias digitales. Algunos de sus resultados clave para ver por dónde se dirige el periodismo muestran que aunque las perspectivas económicas de la mayoría de las empresas de medios siguen siendo extremadamente difíciles, no todos los indicadores empeoran. Algunos muestran que en el futuro más personas estarán preparadas para pagar si el contenido es lo suficientemente valioso, conveniente y relevante, y es por ello que los medios no debemos de dejar de apostar por información de calidad.

Al mismo tiempo, las redes sociales están cambiando la forma en que interactuamos con las noticias, las conversaciones en redes sociales y los debates, que estimulan al lector a abrirse a nuevos puntos de vista y realidades. El futuro del periodismo es la interconectividad y la interactividad.

La crisis de las noticias falsas podría ser lo peor, o lo mejor que le ha pasado al periodismo. Ciertamente, es una historia fascinante para seguir como periodistas y como lectores, y si no acaba por destruir esta profesión, la hará más fuerte. Google y Facebook están respondiendo de diversas maneras. Las noticias falsas ahora son examinadas por fact checkers y el algoritmo News Feed o el filtro de búsquedas de Google están mejorando los resultados de búsqueda y el muro de Facebook, la red social que envía más tráfico a los medios (alrededor de un 80% de los usuarios de redes sociales se informan a través de Facebook).

¿Cuál es el potencial del periodismo y cuál es su futuro? 2
Las redes sociales han empezado a luchar contra las ‘fake news’. | Foto: Elise Amendola/ AP

Solo queda apostar por un nuevo enfoque de los grandes medios hacia un compromiso con sus audiencias, hacia lo que se denomina “alcance de calidad” en lugar del contenido “quick bite”, aquel que busca más visitas sin tener en cuenta el valor de la información.

Más sensacionalismo, más bombo, o la opinión por encima de los hechos son los valores transmitidos del pasado que necesitan ser desaprendidos por los periodistas y medios. Si los profesionales de la información se aplican estos estándares, podremos hacer del periodismo una herramienta de influencia positiva, y podremos hacer que nuestra audiencia tenga mejor criterio en la selección de información e incluso que se suscriba a aquellos medios que ofrecen contenidos de calidad.

Artículo publicado originalmente en el World Economic Forum en español.

Continúa leyendo: El top definitivo de regalos 'geeks' para esta Navidad

El top definitivo de regalos 'geeks' para esta Navidad

Redacción TO

Foto: AirSelfie
Kickstarter

Llega la temporada navideña y con ella las compras, a veces, de última hora. Gracias a algunos servicios en línea como Prime de Amazon es fácil obtener los regalos justo a tiempo, aunque se hagan deprisa y corriendo. En el mundo de la tecnología, las opciones son tantas que a veces es fácil perderse. Por ello, hemos recopilado los regalos geeks perfectos para estas Navidades, todos esos musts para los amantes de la tecnología están aquí:

1. R2-D2 Sphero: un detalle para los fans de Star Wars

El top definitivo de regalos 'geeks' para esta Navidad

Este es un presente perfecto para los fans verdaderos de la saga Star Wars. R2-D2 Sphero es la versión de Sphero del famoso astrodroide mecánico R2-D2, que aparece en la película de Star Wars Episodio VIII: Los últimos Jedi. Cuenta con todos los detalles propios del droide, incluidas las características luces LED en sus paneles frontal y trasero. Se puede controlar mediante la app para smartphones R2-D2 de Sphero para entrenarlo con un entrenador de realidad aumentada. Una delicia para los admiradores de esta mítica saga que se puede conseguir por unos 125 euros en Amazon.

2. GoPro Fusion: la cámara de acción por antonomasia

El top definitivo de regalos 'geeks' para esta Navidad 1

A pesar del momento regular que ha pasado GoPro últimamente, la compañía ha lanzado una de las mayores revoluciones de su recorrido: la primera cámara de acción que graba contenidos en 360 grados. Esa es la GoPro Fusion, que cuenta con dos lentes enfrentadas capaces de capturar la acción en grados con calidad de vídeo profesional, además de realizar fotografías a una resolución de 18 MP. Fusion es compatible con la mayoría de accesorios disponibles para las GoPro HERO, un punto muy reseñable para los aficionados a GoPro que ya cuenten con una de sus cámaras. Estará disponible a lo largo de 2018 por 749,99 euros.

3. Nintendo Switch: juegos dentro y fuera de casa

El top definitivo de regalos 'geeks' para esta Navidad 2

Dentro o fuera, en casa o de viaje, los mismos juegos disponibles en cualquier situación. Nintendo ha revivido a las consolas portátiles con Switch, que funciona como consola conectada al televisor o como portátil a elección del jugador. Además, la Nintendo Switch cuenta con decenas de títulos disponibles, tanto originales de la firma japonesa y de otras grandes como Electronic Arts. Puedes conseguirla en Amazon por 324 euros.

4. Polaroid OneStep 2: para los geeks nostálgicos

El top definitivo de regalos 'geeks' para esta Navidad 3

The Impossible Project, la iniciativa que nació en 2008 para recuperar la fotografía analógica, ha logrado -efectivamente- lo imposible: la autorización para usar la marca Polaroid en sus proyectos. A raíz de este hito ha nacido la cámara Polaroid OneStep 2, que rinde homenaje a aquella mítica OneStep de 1977. Este producto respeta la mayoría de las líneas del diseño original, como el color crema de la carcasa, el gran botón color rojo para el obturador y la franja de colores al frente. Un estupendo presente para los geeks más nostálgicos, que puedes conseguir por 119 euros en Amazon.

5. Philips Hue White Ambiance Wellness: entra en el mundo de las lámparas inteligentes

El top definitivo de regalos 'geeks' para esta Navidad 4

Las lámparas inteligentes están en la vanguardia de la domótica conectada -eso que llamamos el ‘Internet de las Cosas’-. Para iniciarse en este mundo, la lámpara de mesa White Ambiance Wellness, que pertenece a la línea Hue de Philips, es sencillamente perfecta. Las posibilidades son infinitas, pero la más relevante es la amplia gama de ambientes que pueden crear esta lámpara: desde una cálida luz para relajarse a una fría para despertarse. Entra en el mundo de las lámparas conectadas por 99 euros en Amazon.

6. B&O Beoplay P2: audio portátil elevado al máximo

El top definitivo de regalos 'geeks' para esta Navidad 5

Bang & Olufsen se caracteriza por ser una marca especializada en unir diseño, calidad de hardware y estabilidad de software. Sus precios no son los más accesibles del mercado, pero sus productos triunfan entre el target de lujo. Uno de sus dispositivos más recientes es el elegante altavoz Bluetooth Beoplay P2, muy práctico para viajar, resistente al agua y que ofrece un sonido de gran calidad para su reducido tamaño. Su batería dura hasta 10 horas y cuenta con un micrófono para llamadas telefónica o activación por voz. Puedes adquirirlo en tres colores diferentes por 169 euros en Amazon.

7. AirSelfie: selfis desde el aire

AirSelfie es una cámara voladora de bolsillo -un dron, básicamente- que se conecta con tu teléfono inteligente y te permite sacar fotos en alta definición de ti, de tus amigos y de tu vida desde el aire. Gracias a sus potentes turbohélices, AirSelfie puede elevarse hasta 20 metros de altura permitiéndote capturar extraordinarias fotos realmente originales. Su mecanismo antivibraciones y su cámara de 5 megapixeles garantizan unas imágenes de altísima calidad. Además, podrás llevarla siempre contigo: pesa tan solo 61 gramos y se inserta perfectamente en una carcasa de teléfono especial que también sirve para cargarla. Puedes adquirirla en este link por 295 euros.

Continúa leyendo: Esalen Institute, el sitio que buscan los ejecutivos de Sillicon Valley para "reconectar con sus almas"

Esalen Institute, el sitio que buscan los ejecutivos de Sillicon Valley para "reconectar con sus almas"

Redacción TO

Foto: Esalen Institute
Pinterest

Los grandes techies que se reúnen en Sillicon Valley (Califronia) están buscando crear otros tipos de conexiones distintas a las que han logrado con sus importantes empresas de tecnología. No se trata de conseguir más amigos en Facebook, ni seguidores en Instagram o Twitter. Hay un boom entre los ejecutivos de “reconectar con sus almas” que, según han confesado algunos, se encuentran algo extraviadas por el exceso de trabajo e incluso de éxito.

Muchos se preguntan si sus compañías, que han revolucionado al planeta, están realmente “haciendo un mundo mejor”. Para encontrar una respuesta al respecto,  han identificado un lugar. Se trata de Esalen Institute que tiene como misión ser un sitio de introspección y de reflexión para estas personas. Se ubica a tres horas en coche desde San Francisco en Big Sur, una región muy poco poblada donde las montañas de Santa Lucia emergen del Pacífico.

Su director que ha estrenado recientemente el cargo, es un exgerente de Google y ex coach ejecutivo de start ups, Ben Tauber, y asegura que existe cierta frustración entre los CEO’s de las empresas tecnológicas exitosas. “Ellos, en su interior, están dolidos. No pueden dormir de noche. Se preguntan si están haciendo lo correcto para la humanidad y esa incógnita solo se puede responder puertas adentro”, ha dicho Tauber a The New York Times.  

¿Qué ofrece el centro? Hay hasta 600 tipos de talleres con clases de “integración con la vida”, de yoga, de mindfulness (meditación de conciencia plena), de arte y pintura, así como prácticas de compasión e incluso un curso sobre “adicción al internet”. Este último, fue dirigido por Tristán Harris, especialista en ética de Google. Dave Morin, empleado fundador de Facebook, estará encargado de un programa sobre “depresión y tecnología”.

También hay numerosos talleres coordinados por psicólogos como el de “autocompasión” que se realizará del 10 al 15 de diciembre. Entre sus objetivos está “entender la ciencia de la autocompasión”, dice la web del sitio que lo describe como “más que un centro de retiros o un instituto educativo. Esalen es una red mundial de personas que van más allá de los dogmas comunes y buscan explorar las posibilidades espirituales más profundas”. En el bar hay kombucha, cerveza y vino, entre otras cosas. Y en las mañanas hay dance awake o ‘baile para despertar’.  

El Esalen Institute fue creado en 1962 pero entonces era un hotel hippie donde se hacían terapias nudistas en grupo. De hecho, en 1968 ir desnudo en el sitio era la norma. Además, fue uno de los primeros lugares de Estados Unidos donde se impartió yoga y se ofreció comida orgánica. Ahora pasar allí un fin de semana puede costar entre $420 y $2.890. Caben hasta 120 huéspedes que se alojan en cómodas cabañas.

Esalen Institute, el sitio que buscan los ejecutivos de Sillicon Valley para "reconectar con sus almas" 2
En 1968 ir desnudo en el sitio era la norma. | Foto: Ralph Crane – LIFE Picture Collection / Getty Images

El instituto permaneció cerrado hasta octubre de este año porque había sido devastado por unos derrumbes producto de unas torrenciales lluvias en la primavera pasada. Los caminos fueron cerrados y sus dueños perdieron $1 millón. El centro salió en el episodio final de la serie Mad Men, cuando Don Draper acudió a meditar. Ahora espera recibir a aquellos atormentados que en Sillicon Valley sienten que la tecnología los aleja de sus centros espirituales.

Esalen Institute, el sitio que buscan los ejecutivos de Sillicon Valley para "reconectar con sus almas" 1
Se ubica a tres horas en coche desde San Francisco en Big Sur, una región muy poco poblada donde las montañas de Santa Lucia emergen del Pacífico. | Foto: Esalen Institute / Pinterest

TOP