Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

HackForGood: así se hackea por un mundo mejor

Clara Paolini

Foto: Alberto Varela
Flicker

No buscan hacerse con datos de tarjetas de crédito, nunca dedicarían sus horas a publicar spam en redes sociales ajenas, entre sus objetivos no aparece infiltrarse en los sistemas informáticos de empresas y gobiernos, ni tienen nada que ver con los piratas informáticos culpables del robo de las fotos íntimas de Emma Watson.

Desmintiendo la falsa aunque aún extendida imagen de los hackers incrustada en el imaginario colectivo, los participantes de HackForGood buscan hacer del mundo un lugar un poco mejor y para ello, ponen sus habilidades al servicio de retos que sirven a causas sociales.

HackForGood demuestra que los hackers pueden elegir su papel en el mundo informático, y entre el bueno, el feo o el malo, hay muchos que no dudan en elegir el primero, además de señalar que la limitada definición que la RAE ofrece sobre hacker (sinónimo de pirata informático) no se ajusta a la realidad.

Ya lo dijo Mark Zuckerberg hace años al dar a conocer el mantra The Hacker Way: “ La palabra hacker tiene una injusta connotación negativa. Hackear significa construir algo rápidamente o probar los límites de lo que puede llegar a hacerse”. Una definición sobre la que Jorge Jiménez, doctor en Comunicación Internacional e Intercultural en la Universidad Europea de Madrid y autor del libro Los hackers contra la universidad zombie, vuelve a insistir: “Parece algo muy moderno, aunque es un concepto muy antiguo: es, simplemente, una persona apasionada por algo”.

Según palabras de Chema Alonso, archiconocido hacker fichado por Telefónica y parte de la organización de HackForGood que patrocina la misma empresa junto con la Universidad Politécnica de Madrid, la Fundación HazloPosible y la startup MashmeTV, el evento sirve como punto de encuentro para la versión más positiva de la definición de hacker y como “el germen de algo grande para cambiar nuestras vidas”.

La receta del evento es sencilla, efectiva y de gran envergadura: En HackForGood se aúnan los retos de carácter social, propuestos por individuos u organizaciones, con las personas capaces de dar una respuesta práctica a los mismos. Se trata de una hackaton (maratón de hackers) donde el fin es programar con utilidad, desarrollando ideas para generar soluciones bajo el abrigo del apoyo institucional y económico que aporta el contexto. Como resultado, en la edición de este año participaron 23 universidades, se propusieron más de 200 retos y el número de proyectos desarrollados superó los 150.

Aunque debido a la cantidad y calidad de los mismos resulta difícil aventurar una lista de los más destacados, la lista de ganadores ofrece una visión de lo que se podría llegar a lograr si instituciones y empresas pusieran mayor empeño impulsar a jóvenes talentos:

Facilitar los semáforos para personas invidentes

El proyecto desarrollado desde Valencia, Luz Verde – Force Guide, primer premio global de HackForGood2017, ofrece una solución para mejorar la calidad de vida de las personas invidentes de las grandes ciudades.

La solución enriquece la información de una app del Ayuntamiento valenciano, que en la actualidad proporciona la posición geográfica de todos los semáforos de la ciudad, consiguiendo facilitar también el estado en el que se encuentra cada uno de ellos.

Apoyar el aprendizaje de personas con Síndrome de Down

Desarrollado desde la sede de HackForGood en Vigo por Juan Fernández, Francisco González, Cristina González, Aarón Diéguez, Susana Díaz y Alberto Alejandro Fernández, Learnfordown es un sistema ideado para que las personas con Síndrome de Down aprendan a leer y a escribir con mayor facilidad y de forma entretenida.

Para ello, se sirve de una app a la que se incorpora un sistema hardware con un joystick, botones, teclado y un sistema de motorización mediante una interfaz web.

Detectar patologías de forma temprana

La detección temprana de enfermedades puede salvar vidas, y esa es justo la meta de Biocast, un sistema predictivo de salud desarrollado desde la hackaton en Sevilla.

Combinando Deep Learning y otras técnicas de Big Data, el sistema podría contribuir a realizar diagnósticos de las patologías con la meta de evitar su desarrollo.

Mejorar las posibilidades de comunicación de las personas con autismo

A través de una app y pictogramas, PicComunica mejora la comunicación entre las personas con autismo y sus cuidadores o familiares. Por un lado, consta de módulos que permiten a las personas autistas acceder a una agenda con las actividades diarias y por otro, dispone de un diccionario compuesto por Pictogramas que le permiten expresar sus necesidades.

Además, la app es personalizable porque permite que sus usuarios suban sus propias fotografías para que los pictogramas les resulten fáciles de reconocer.

Regar pequeños huertos de forma automática

Desde los proyectos participantes de forma remota, una iniciativa verde: WateringTeam controla el riego automático mediante un microcontrolador conectado a una bomba de agua y un sensor de humedad. Puede funcionar de manera estándar como un punto de acceso WiFi y contiene una web donde poner en hora el reloj (RTC) y ver el estado, o como un cliente Wifi y reportar a un servidor.

¿Lo mejor de todo?

Los proyectos no acaban aquí. Como aclara Fabían García Pastor, Director de Relaciones Institucionales en Telefónica y co-organizador de HackForGood, “no es sólo un evento de fin de semana, sino una plataforma en funcionamiento continuo para recoger retos, proponer soluciones, desarrollar proyectos e impulsar la creación de startups“.

Buen ejemplo de ello es es la compañía ShowLeap, que nació gracias a la unión de varios hackers enfocados en un resolver un reto en HackForGood Valencia hace ya unos años: ofrecer un sistema que consiguiera traducir la lengua de signos a voz. A día de hoy y establecidos como empresa, los hackers que formaron el grupo de trabajo gracias al evento continúan hoy haciendo posible su revolucionaria propuesta.

HackforGood impulsa que los proyectos se extiendan en el tiempo, pero también en la geografía, ya que según declara Fabían García Pastor, se espera que la iniciativa empiece a contar con sedes  en otros países, haciendo especial énfasis en América Latina.

Continúa leyendo: ¿Mejoran los árboles nuestra salud? Una ciudad de EEUU planta 8.000 para averiguarlo

¿Mejoran los árboles nuestra salud? Una ciudad de EEUU planta 8.000 para averiguarlo

Redacción TO

Aruni Bhatnagar es un profesor de medicina con un sueño: probar que los árboles pueden tener un impacto directo en la mejora de nuestra salud. Bhatnagar trabaja en la Universidad de Louisville (Estados Unidos) y cree firmemente que la contaminación del aire provoca riesgos cardiovasculares que los árboles pueden prevenir. El enfoque del proyecto es plantar miles de ejemplares para que estos reduzcan la contaminación, y entonces se reduzcan los riesgos de enfermedades cardíacas; por lo que en un futuro, los árboles incluso podrían sustituir a determinadas medicaciones. Para comprobarlo Aruni Bhatnagar ha convertido su sueño en un proyecto de investigación, el Green Heart Project. Esta iniciativa la lleva a cabo con la Universidad de Louisville, la asociación de Conservación de la Naturaleza y el Instituto de Aire, Agua y Suelo Limpios. Juntos quieren probar la correlación directa entre salud cardiovascular y naturaleza.

El proyecto consiste en plantar 8.000 nuevos árboles nativos de Kentucky en un área de Louisville en la que viven 22.000 habitantes. La iniciativa cuenta con una financiación de 14,5 millones de dólares. “El proyecto es esencialmente un estudio controlado a escala de vecindario”, señala Ted Smith, cofundador del Instituto de Aire, Agua y Suelo Limpios. Se trata de una agresivo plan de reverdecimiento que debería eliminar la contaminación del aire, según sus organizadores.

¿Mejoran los árboles nuestra salud? Una ciudad de EEUU planta 8.000 ejemplares para averiguarlo
Bosque cruzado por una carretera en Estados Unidos. | Foto: Will Suddreth/Unsplash

Los ejemplares que se van a trasplantar son grandes árboles autóctonos que pueden superar los nueve metros de altura. Además de estos árboles, se colocarán arbustos y otras plantas donde puedan absorber mejor la contaminación del aire que daña los pulmones, como a lo largo de autopistas y otras vías transitadas dentro del área de estudio. “Se va a convertir en un laboratorio urbano realmente único”, explica a USA Today Chris Chandler, director de conservación urbana de The Nature Conservancy en Kentucky.

Controles periódicos a la población

Durante los próximos cuatro años, a los habitantes que vivan en estas nuevas áreas verdes se les hará controles periódicos para comprobar las posibles mejoras en su salud. “Serían los primeros datos que muestran de forma definitiva la causalidad entre naturaleza y salud. Solo se han hecho estudios correcionales en el pasado [que dependían de más variables], lo que suponía un problema real para los amantes de la naturaleza. Que plantar árboles tiene un impacto directo en la salud no está basado en ningún estudio empírico“, asegura Smith.

La salud de las personas que viven cerca de la vegetación recién plantada se comparará con la de aquellos que viven en otras partes del área de estudio. “No ha habido otros estudios como este, donde se monitoree la salud de las personas antes, durante y después de una importante plantación de árboles“, sostiene el profesor Bhatnagar a USA Today. “En lugar de darle una pastilla a alguien, les estamos dando verdor”, añade Chris Chandler.

¿Mejoran los árboles nuestra salud? Una ciudad de EEUU planta 8.000 ejemplares para averiguarlo 1
Vista área de un bosque. | Foto: Noah Silliman/Unsplash

Además de estudiar la salud cardiovascular, los investigadores también planean ver si hay algún cambio en las tasas de criminalidad, el estrés, la economía y otros resultados sociológicos, puesto que algunos estudios sugieren que los árboles también pueden ayudar en esas áreas.

Los organizadores reconocen que “no es un proyecto pequeño, no es un proyecto rápido y puede no funcionar“, pero “es importante”. Hasta que descubramos los resultados, es bastante excitante pensar que la clave para mejorar la salud de nuestro corazón está escondida en la naturaleza.

Continúa leyendo: Así ven el mundo los millennials: 5 cosas que no sabías de ellos

Así ven el mundo los millennials: 5 cosas que no sabías de ellos

Callum Brodie

Foto: Maxim Shemetov
Reuters/File

Más de la mitad de la población mundial tiene menos de 30 años. Cerca de 25.000 personas de entre 18 y 35 años de edad de 186 países y territorios han participado en la Encuesta Anual de Global Shapers 2017. Esta ha revelado que los millennials son una fuerza cada vez más poderosa y constituyen el futuro de la sociedad pero, el 55,9% de ellos considera que sus opiniones no se tienen en cuenta al tomar decisiones importantes. La influencia de los millennials solo se hará más fuerte a medida que ocupen un porcentaje cada vez mayor de la fuerza de trabajo mundial y la base de votantes, y su poder adquisitivo crezca.

La Comunidad de Impulsores Mundiales (Global Shapers) del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), ha sido la encargada de recoger los datos de la encuesta, que ofrece una perspectiva interesante de cómo los millennials ven el mundo y sus desafíos. Estas son cinco cosas que no sabías de ellos:

El cambio climático, una prioridad

De todos los temas que afectan el mundo de hoy, los jóvenes están más preocupados por el impacto del cambio climático y la destrucción general de la naturaleza. Este es el tercer año consecutivo en que el cambio climático se vota como el problema mundial más importante, lo que indica que los jóvenes aún no están convencidos de los esfuerzos globales —como el Acuerdo de París— para enfrentar el problema.

Quizá no resulte sorprendente que el nivel actual de inestabilidad global, las guerras y la desigualdad se enumeran como la segunda y tercera preocupación más grande. La pobreza, los conflictos religiosos y la responsabilidad y transparencia de los gobiernos también ocupan un lugar destacado.

Así ven el mundo los millennials: cinco cosas que no sabías de ellos 2
El cambio climático es el problema mundial más importante para los millennials | Foto: encuesta Anual de Global Shapers 2017

No confían en los medios ni en los gobiernos

El crecimiento de la desconfianza hacia los medios de comunicación entre los millennials se puede explicar por el surgimiento de noticias falsas durante las recientes elecciones en todo el mundo. Poco más del 30% de los encuestados dijeron que confiaban en los medios de comunicación, en comparación con casi el 46% que dijo que no lo hacían.

Existen niveles similares de desconfianza hacia las grandes empresas, los bancos y los gobiernos. Esto refleja el hecho de que al 22,7% de los millennials les preocupa la corrupción. Las instituciones a las que los jóvenes consideran más dignas de confianza son las escuelas, las organizaciones internacionales, los empleadores y los tribunales de justicia.

Así ven el mundo los millennials: cinco cosas que no sabías de ellos
Instituciones en las que confían los millennials | Foto: encuesta Anual de Global Shapers 2017

Workaholics

En algunas ocasiones se ha tachado a los millennials de ser perezosos, sin embargo, los datos recogidos en la Encuesta Anual de Global Shapers 2017 demuestran que, en realidad, están muy enfocados en su carrera profesional.  Ante el reto de los jóvenes de enfrentarse a nuevas oportunidades de trabajo, el salario es una de sus principales preocupaciones, seguido por la identificación con una meta y el progreso profesional. Solo alrededor del 16% aseguró estar dispuesto a sacrificar la carrera y el salario para disfrutar de la vida.

Para confirmar el punto de que los jóvenes no son holgazanes, la encuesta reveló que el 81,1% de los encuestados estaría dispuesto a trasladarse al extranjero para avanzar en su carrera.

Estados Unidos, Canadá, el Reino Unido, Alemania y Australia se consideran los países más atractivos para trasladarse por una oportunidad de trabajo.

Así ven el mundo los millennials: cinco cosas que no sabías de ellos 1
Países a los que prefieren trabajar los millennials | Foto: encuesta Anual de Global Shapers 2017

¿La tecnología destruirá empleos?

Los avances tecnológicos de los últimos años han despertado la preocupación dentro de la sociedad en general de que los empleadores buscarán cambiar trabajadores humanos por robots. Sin embargo, el 78,6% de los jóvenes  cree que la tecnología generará empleos en lugar de destruirlos.

Cuando se les pidió que nombraran la próxima gran tendencia tecnológica, el 28% de los encuestados dijo que la inteligencia artificial tendrá el impacto más significativo. Consideran que la educación es el sector con más probabilidades de beneficiarse de la adopción de nuevas tecnologías.

Sin embargo, solo el 3,1% de los encuestados confiaría en los robots para tomar decisiones en su nombre. Ante la posibilidad de insertar un implante debajo de la piel, el 44,3% de los jóvenes encuestados rechazó la idea.

Así ven el mundo los millennials: cinco cosas que no sabías de ellos 3
Los millennials no confían en los robots para tomar decisiones en su nombre.| Foto: encuesta Anual de Global Shapers 2017

Se preocupan por los refugiados

Según la encuesta de este año, esta es una generación empática. Esto quizá se refleje mejor con el hecho de que casi tres cuartas partes, el 73,6 %, aseguraron que recibirían refugiados en su país.

Ante la pregunta de cómo deberían responder los gobiernos a la crisis mundial de refugiados, más de la mitad, el 55,4 %, sostuvo que sería necesario hacer más para incluir a los refugiados en la mano de obra nacional. Solo el 3,5% dijo que se debería deportar a los refugiados.

En tiempos de incertidumbre global y de tendencia al aislacionismo, la gran mayoría de los jóvenes, el 86,5%, se considera simplemente “humano”, en lugar de identificarse con un país, una religión o un grupo étnico determinado.

Así ven el mundo los millennials: cinco cosas que no sabías de ellos 4
Los millennials se muestran dispuestos a acoger refugiados. | Foto: encuesta Anual de Global Shapers 2017

Artículo publicado originalmente en el World Economic Forum en español.

Continúa leyendo: TripAdvisor comienza a advertir sobre los lugares donde se han cometido agresiones sexuales

TripAdvisor comienza a advertir sobre los lugares donde se han cometido agresiones sexuales

Redacción TO

Foto: Reuters
Reuters

La página web TripAdvisor, que se ocupa de recomendar viajes y hoteles en función de las opiniones de otros usuarios y de los precios por los que ofrecen sus servicios, ha comenzado a señalar aquellos centros donde se han notificado casos de agresión sexual. Esta iniciativa, que ha sido globalmente aplaudida, no ha surgido por casualidad. La compañía estadounidense, valorada en 1,5 mil millones de dólares, ha tenido que habilitar esta alerta en su plataforma tras una investigación publicada por el periódico Milwaukee Journal Sentinel.

Este medio publicó que la compañía estaba eliminando los comentarios negativos realizados por los usuarios que reportaban este tipo de reseñas. El diario aportó los testimonios personales de varias personas que narran su experiencia. Esta circunstancia ha empujado a la compañía a marcar con un icono, a partir de ahora, aquellos espacios donde se hayan comprobado agresiones sexuales, pero también casos de discriminación o riesgo sanitario. Este símbolo permanecerá junto al nombre del establecimiento durante tres meses, tal y como ha adelantado The New York Times, y estará presente en todas las versiones de la web, también en castellano.

Hasta el momento, solo tres resorts mexicanos –Grand Velas Riviera Maya, Iberostar Paraíso Maya e Iberostar Paraíso Lindo– cuentan con este aviso, y el texto informativo que añade la compañía es el siguiente: “TripAdvisor ha tenido conocimiento de eventos o noticias de los medios de comunicación referentes a este establecimiento que es posible que no estén reflejados en las opiniones publicadas en este perfil. Por ello, entendemos que quizás quieras buscar información sobre dicho establecimiento por tu cuenta para planear tu viaje”.

La advertencia que aparece para alertar sobre los locales donde se han denunciado agresiones sexuales.

Los representantes de la compañía se han apresurado a comunicar a la cadena CBS que la vocación de esta medida es informativa, y no punitiva. Aunque el tiempo inicial de su permanencia es de tres meses, la notificación será prorrogable en el tiempo si así lo consideran los moderadores habilitados por la empresa.

Aquella investigación del diario local de Milwaukee arrancó tras la muerte de un estudiante universitario norteamericano en un resort mexicano. Los autores de la investigación advirtieron que TripAdvisor estaba ocultando aquellos comentarios que denunciaron que el chico fue asaltado en el lugar. La compañía argumentó que esto no se debió a una voluntad de esconder la denuncia, sino que lo hicieron por los términos en que se expresaron aquellas reseñas, que no respetaban el “lenguaje familiar” que exigen en sus foros.

Esta circunstancia motivó a la senadora estadounidense Tammy Baldwin a solicitar una investigación federal sobre TripAdvisor con tal de esclarecer si la empresa estaba priorizando su negocio sobre el mantenimiento de un foro de recomendaciones de viajes honesto. Hay que tener en cuenta que las agresiones sexuales no son una anormalidad en resorts turísticos y hoteles, incluso en cruceros. De hecho, la revista Quartz explicó en un reportaje que los cruceros son un lugar donde las agresiones sexuales están, prácticamente, a la orden del día. Así, de los 92 denuncias que se han registrado por delitos en cruceros en el primer trimestre de 2017, 62 –casi el 70%– son por agresiones sexuales.

Continúa leyendo: El futuro al que nos acerca la biotecnología: plantas con sabor a carne y zapatos de tela de araña

El futuro al que nos acerca la biotecnología: plantas con sabor a carne y zapatos de tela de araña

Andras Forgacs

Foto: Chuttersnap
Unsplash

Hormigón con vida, plantas con el mismo sabor que la carne real o zapatos hechos con tela de araña son algunos de los todavía futuristas pero increíbles avances que nos traerá la biotecnología. Esta combinación entre biología e ingenio humano nos hará la próxima década testigos de productos que ahora nos parecen casi ciencia ficción.

Pero la realidad es que estamos cada vez más cerca. Los expertos consideran que nos estamos aproximando a un punto de inflexión en la biofabricación, la ciencia de usar organismos vivos para fabricar productos cotidianos, y conseguir, por primera vez,  que las maravillas de la biología sean asequibles. Alcanzables no solo para usos farmacológicos o industriales, donde hemos visto enormes avances en las últimas décadas, sino también para los consumidores en general.

Ha llegado una nueva era, donde podemos aprovechar los organismos biológicos para crear materiales de consumo que crecen por sí solos. Materiales que combinan lo mejor de la naturaleza y lo mejor de la ciencia, al tiempo que reducen la enorme presión de las actuales prácticas de producción en los recursos finitos de nuestro planeta.

El futuro al que nos acerca la biotecnología: plantas con sabor a carne y zapatos de tela de araña 2
Los nuevos materiales serán claves para la biotecnología. | Foto: Unsplash

De los primeros ordenadores a la secuenciación del ADN

El camino para llegar hasta aquí ha sido largo. Se remonta a las primeras computadoras comerciales, que eran enormes, costaban una fortuna y hacían cálculos con una lentitud pasmosa si las comparamos con los estándares actuales. Sin embargo, brindaban enormes beneficios a los clientes con necesidades imperiosas de resolver problemas (y bolsillos muy grandes). La NASA usó los primeros sistemas centrales de IBM para dar un salto hacia adelante en la carrera espacial y llevar al primer hombre a la luna.

En las próximas décadas, observamos que la Ley de Moore se convertía en realidad: los transistores por pulgada cuadrada en los circuitos integrados continuaron duplicándose cada año y medio; se redujeron los costos y se democratizó el acceso a la informática.

Hoy en día, el juego de herramientas básico de la ciencia de la informática es accesible para casi cualquier persona. A través de nuestros teléfonos inteligentes, todos tenemos supercomputadoras en los bolsillos, y una idea de mil millones de dólares se puede concebir y codificar casi de la noche a la mañana.

Estamos recorriendo un camino similar hacia la adopción generalizada del conjunto de herramientas biológicas, y las ramificaciones podrían tener un gran alcance. Así como una computadora usa un código binario, o bit, el “0” y el “1” para procesar información, los componentes de construcción básicos de la biotecnología son pares de bases de ADN, específicamente, la capacidad de leerlos y escribirlos en su código de A, T, G y C.

Gráfico que muestra la evolución supuesta por la Ley de Moore y el coste real que ha experimentado la secuenciación genómica. | Gráfico: WEF

En el siglo XXI, la caída de los costos de secuenciación del ADN, una tendencia llamada curva de fatiga de Carlson, en honor al Dr. Rob Carlson, ha llegado a superar la ley de Moore. A medida que los costos de trabajar con ADN han disminuido, ha aparecido una innumerable cantidad de oportunidades.

Pero, ¿qué hace exactamente la biotecnología?

Los ejemplos de éxitos de la biotecnología son muchos. Después de la invención del ADN recombinante en 1973, la tecnología mejoró y los costos se redujeron, lo que llevó a aplicaciones viables en los sistemas de producción de cultivos, la farmacología y diversas industrias más.

Amgen, por ejemplo, utilizó el ADN recombinante para clonar, extraer y producir medicamentos a partir de los años ochenta. Su producto Neupogen, un fármaco estimulante de los glóbulos blancos que ayuda a los pacientes con cáncer y VIH a evitar infecciones, fue aprobado para uso médico en los Estados Unidos en 1991 y ahora está en la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud. Diversas aplicaciones industriales han proliferado, desde plásticos biodegradables hasta biocombustibles.

 1
Imagen que muestra los avances en secuenciación genómica. | Foto: Gabriel Rangel, Ciencias Biológicas del Programa de Salud Pública de la Universidad de Harvard

En agricultura, se usó por primera vez en 1982 para modificar genéticamente una planta de tabaco para desarrollar resistencia a los antibióticos. La comercialización general de los cultivos modificados comenzó una década más tarde, cuando el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos aprobó el tomate FLAVR SAVR, que fue modificado genéticamente para ser más resistente a la pudrición. Desde entonces, la explosión de cultivos modificados ha sido enorme: entre 1996 y 2015, la producción de cultivos biotecnológicos se extendió a más de dos mil millones de hectáreas, lo que equivale a más del doble de la superficie total de los Estados Unidos.

Los gastos dentro de la secuenciación genómica con datos de 2012. | Foto: Dr. Robert Carlson, artículo en Nature

Todas estas aplicaciones especializadas son tan exitosas que pueden soportar enormes costos fijos. Tal vez son el intento de la biotecnología por llegar a la luna. Un fármaco que hace la diferencia entre la vida y la muerte puede tener un vasto presupuesto de investigación y desarrollo, mientras que una variante de cultivo genéticamente modificada puede cosechar recompensas indefinidamente después de los grandes costos iniciales de desarrollo.

Estamos en el umbral de la adopción generalizada de la biotecnología por el consumidor, una nueva categoría que crecerá junto a las aplicaciones médicas, agrícolas e industriales. Ahora podemos usar la biotecnología para fabricar materiales de uso diario.

El futuro al que nos acerca la biotecnología: plantas con saber a carne y zapatos de tela de araña
Gráfico que muestra cómo la caída del coste del ADN ha abierto la puerta a nuevos mercados para la biotecnología. | Gráfico: WEF

¿Qué posibilidades abre para el futuro?

Eben Bayer, CEO y cofundador de Ecovative, que fabrica envases con residuos agrícolas, lo describió en un reciente podcast de Wall Street Journal: “Estamos en el punto de inflexión, como si estuviéramos en, por ejemplo, 1980 con la computadora personal: tenemos la capacidad de programar organismos mediante el ADN y el control CRISPR que avanza a gran velocidad; y creo que vamos a tener una avalancha de desarrollo de materiales, como cuero, envases o muebles que crecen (…) y entonces el siguiente paso será la biofabricación de productos que realizan funciones”.

Bienvenidos a la era de la biotecnología de consumo. Esta se extenderá a todo tipo de materiales cultivados en un laboratorio: productos alimenticios a base de plantas diseñados para que tengan el mismo sabor que la carne real, potencialmente cultivados con las mismas proteínas que encontraría en el animal; y zapatos, corbatas, chaquetas y otros accesorios hechos de telaraña biofabricada. Podríamos ver hormigón con vida que genere microorganismos para reparar las grietas que se forman con el tiempo. Después de varias idas y vueltas de las compañías de biocombustibles, que se esfuerzan por crear algas y microorganismos productores de energía a gran escala, recientemente hemos visto señales de progreso.

El siguiente paso será una transición de la imitación a la innovación pura: materiales y productos que no solo se producen de una manera nueva, sino que exhiben cualidades que aún no existen en la naturaleza.

El futuro al que nos acerca la biotecnología: plantas con sabor a carne y zapatos de tela de araña 1
La tela de araña podrá utilizarse para elaborar zapatos. | Foto: Pexels

Estas empresas que producen fibras que mimetizan la seda de las arañas vislumbran materiales tan suaves como la seda, pero más duraderos. Compañías como Impossible Foods están comenzando a crear alimentos con gusto a hamburguesa, pero sus visiones más elevadas involucran biofabricar sabores completamente nuevos. Los investigadores están incluso trabajando en la ingeniería de una planta que cambia de color en presencia de explosivos.

Todo este progreso en la biotecnología de consumo se basa en la disminución de los costos de trabajar con el ADN. En nuestro laboratorio, modificamos el ADN de las células muchas veces, examinando miles de variantes para escoger a los campeones que exhiben mejores propiedades para nuestros materiales. Hasta hace poco, las estrategias empresariales como la nuestra, que se ven en toda la industria de la biotecnología de consumo, tenían costos simplemente prohibitivos.

En la próxima década, seremos testigos de las implicaciones completas de la biotecnología de consumo. Una serie de nuevas empresas aprovecharán el poder de la naturaleza para crear materiales sin dañar el medio ambiente ni a los animales. Al hacerlo, estaremos explotando las herramientas más antiguas y avanzadas del mundo, la biología y el ingenio humano, para desarrollar productos de uso diario que puedan encender nuestra imaginación.

_

Artículo publicado originalmente en el World Economic Forum en español.

TOP