Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Hollywood no hace buenas películas sobre acoso sexual

Nerea Dolara

Foto: LUCY NICHOLSON
Reuters

Harvey Weinstein cayó, pero la industria tiene mucho que avanzar con respecto a su manejo narrativo del acoso y el abuso sexual.

Sí, se ha abierto una olorosa y roñosa caja de Pandora que lleva años cerrada y haciendo imposible la vida de muchas mujeres vinculadas al mundo del cine (en esta ocasión, como han dicho Emma Thompson o Meryl Streep estos indefendibles comportamientos masculinos no pertenecen sólo a Hollywood). Harvey Weinstein, el productor estrella -famoso por sus rabietas, su tendencia a inmiscuirse en el proceso de edición de las películas y su facilidad para ganar Oscars- se ha hecho famoso en las últimas semanas por cargos mucho peores -de hecho está siendo investigado en varias ciudades en EEUU y Reino Unido- como los de acoso, abuso sexual y violación. Primero fueron el New York Times y el New Yorker quienes sacaron a la luz testimonios de varias mujeres, más y menos conocidas, sobre los abusos de Weinstein; ahora se suman más de 50 acusaciones y la ola de se ha expandido a otros depredadores de la industria, como el cineasta James Toback, que ya tiene sus propias 40 acusaciones.

Para hablar del tema pensamos en revisar las películas que el propio Hollywood tendría que ver para aprender sobre acoso sexual, pero haciendo una revisión queda claro que las películas sobre el tema son pocas. No es de extrañar si se piensa un poco. La mayoría de los ejecutivos en los estudios son hombres (blancos y heterosexuales), la mayoría de los directores son hombres (blancos y heterosexuales), la mayoría de los guionistas son hombres (blancos y heterosexuales)… ¿se entiende el panorama? Y no es que a propósito todos estos hombres hayan optado por no hablar del tema para cubrirse las espaldas, por ejemplo. Es más simple. No es un tema que vean, que vivan, y no lo cuentan. Hablan de lo que conocen y esto, el acoso sexual, es una dolencia mayoritariamente femenina.

Hollywood no hace buenas películas sobre acoso sexual 1
Escena de la película North Country.

La búsqueda de películas sobre el tema arroja pocos resultados -cuando se busca acoso sexual y no violación- porque la cotidianidad de estas conductas no es material “suficientemente dramático” para la pantalla, o eso parece. Si se incluye violación, ese acto imperdonable y vil que tantas veces se utiliza como catalizador narrativo sin muchos miramientos, la lista crece. Películas como North Country, nominada al Oscar en 2005, retratan la indiferencia de ciertos ambientes laborales ante el acoso masculino, de hecho la película trata exactamente de eso: la minoría de mujeres trabajadoras de una mina demandan a la compañía por los maltratos sufridos en sus instalaciones… está basado en una historia real y de hecho cambió las leyes sobre acoso sexual en el entorno laboral… la directora de esta cinta es una mujer.

Hollywood no hace buenas películas sobre acoso sexual 2
Escena de la película Disclosure.

En la mayoría de los filmes en que se retrata el acoso sexual sus consecuencias se minimizan, es un acompañante de otras agresiones. O, en los peores casos, es perpetrado por mujeres contra hombres indefensos. ¿No lo recuerdan? El principio de los noventa trajo a los cines los thrillers eróticos y con ellos la figura de la mujer profesional poderosa, obsesiva y peligrosa. El comienzo de la década, tras la entrada masiva de la mujer en el mundo laboral a partir de los setenta, vio a las féminas ocupar cada vez más cargos de responsabilidad (ya no se trataba sólo de secretarias y niñeras) y con ese cambio de paradigma llegó el pánico, transmitido a través de mujeres profesionales que se convertían en violentas acosadoras cuando eran rechazadas. Dos ejemplos claros son Disclosure y Atracción fatal. En ambas, Demi Moore y Glenn Close interpretan a mujeres en altos cargos, centradas en su profesión, que se obsesionan con un hombre (casado, siempre, con una “buena mujer” que le dedica todo su tiempo) a niveles de locura. Nadie dice que el acoso sexual sea exclusivamente masculino (el comportamiento reprochable es unisex), pero es cierto que para ejercerlo se requiere poder sobre el otro… y en la mayoría de los casos en el mundo las mujeres, de una forma u otra, no tienen ese poder.

Hollywood no hace buenas películas sobre acoso sexual

La verdad es que el acoso es un tema que ha sido manejado de forma mediocre, o no manejado en general, en el cine desde hace mucho (la televisión ha tenido avances mucho más claros, un buen ejemplo de la normalización de este comportamiento hace unas décadas es Mad Men y un buen ejemplo actual es el episodio dedicado al tema de Master of None).

La apertura a nuevas voces narrativas, diversas, producirá más amplios resultados en cuanto se ponga en marcha. Las mujeres directoras no llegan ni al cincuenta por ciento de los cineastas que trabajan actualmente, ni hablemos de mujeres en minorías raciales o religiosas. Es hora de sacudir el suelo de una industria que se quedó en tiempos antiguos en que el hombre tenia -y debía tener- todo el poder. La caída de Harvey Weinstein es un comienzo, esperemos que los cambios sean profundos y reales.

Continúa leyendo: ¿Cuánto dura un orgasmo?

¿Cuánto dura un orgasmo?

Redacción TO

Foto: Matheus Ferrero
Reuters

“De lo bueno poco”, reza el refrán, y cuando se trata de orgasmos este dicho no pierde vigencia. Mucho se ha dicho sobre los orgasmos. Casi todos los que lo han vivido aseguran que se trata del momento más placentero que se pueda experimentar pero ¿sabes cuánto dura ese magnífico y breve instante?

Aunque el tiempo que lleva alcanzar un orgasmo dependerá de muchos factores, su duración suele estar más estandarizada tanto para hombres como para mujeres, coinciden la mayoría de los estudios que se han hecho al respecto, como los dos más famosos publicados en 1980 por la University of Minnesota Medical School.

“El orgasmo comienza con una serie de 6 a 15 contracciones regulares de alta intensidad que ocurren en aproximadamente 20 a 30 segundos. Hay diferencias individuales (pero no diferencias de género) en lo que ocurre después de esta serie de contracciones regulares. Para algunos hombres y las mujeres, estas contracciones regulares son la experiencia orgásmica primaria. Estos orgasmos (denominados tipo I) son los más frecuentes. Otros hombres y mujeres, sin embargo, pueden continuar experimentando contracciones irregulares … por otros 30 – 90 segundos, llamados orgasmos tipo II “, concluyen estos importantes informes.

Aún así, aunque la diferencia sea mínima de acuerdo al género, una buena noticia para ellas es que mientras el orgasmo promedio de los hombres dura aproximadamente 8.7 segundos, el de las mujeres es de casi 11 segundos (10.9). Esto lo ha reafirmado el año pasado una encuesta realizada por el diario británico The Sun junto al minorista de juguetes sexuales Lovehoney. Así, aunque resulte más fácil para los hombres llegar a tener un orgasmo, las mujeres lo disfrutan por más tiempo.

Psychology Today, también coincide con la publicación de The Sun, al señalar que no hay grandes diferencias en la duración de los orgasmos de acuerdo al género sino que ello depende de la sensibilidad de cada persona. También sostiene que el tiempo máximo suele ser de 20 a 30 segundos, aunque este récord solo es para algunos afortunados. “Las grandes diferencias en los orgasmos suelen depender de las personas pero no del género”, afirmó Alan Fogel en la misma revista especializada.

Por otra parte, un hombre puede tener un orgasmo de 2 o 10 minutos de relaciones sexuales, en cambio, hay mujeres que tardan hasta 20 minutos en llegar, según la página web de información de salud Web MD.

Otro estudio publicado en The Journal of Sex and Marital Therapy, en 2015 encontró que casi el 37% de las mujeres estadounidenses necesitaron estimulación del clítoris para experimentar el clímax, en comparación con el 18% de las mujeres que dijeron que la penetración vaginal por sí sola era suficiente. De modo que para ellas suele ser más difícil.

Continúa leyendo: Ana Villanueva, la emprendedora que consigue lo imposible: vender tu casa en menos de una semana

Ana Villanueva, la emprendedora que consigue lo imposible: vender tu casa en menos de una semana

Bea Guillén Torres

España, ese país al que el estallido de la burbuja inmobiliaria sumió en una crisis de la que todavía trata de salir, tiene uno de los mercados inmobiliarios más opacos de Europa. Y esa es una de las razones por las que la emprendedora Ana Villanueva ha decidido intervenir en Madrid con su startup: Tiko. Se trata de una de las primeras empresas de proptech de compra y venta de propiedades en España. Para los que anden perdidos, el proptech  es una de las tendencias tecnológicas que más ha despuntado estos últimos dos años y que promete romper su techo en el 2018. Consiste en llevar la tecnología al sector inmobiliario (al property en su término en inglés). Es lo que el fintech al sector de las finanzas o el insuretech al de los seguros. El mercado inmobiliario ha tenido muy poca evolución digital, por lo que el objetivo de las compañías proptech es hacerlo más eficiente y transparente con tecnología.

¿Qué le lleva a una emprendedora de 35 años a meterse en ese laberinto que ha sido siempre el mercado inmobiliario en España? Pues justo eso: el laberinto. “A mí me atrae el problema que estamos resolviendo: que es muy difícil vender tu casa. Si quieres vender tu casa no existe una forma rápida y fácil de hacerlo. Es un problema muy real con el que mucha gente se siente muy identificada”.

Este no es el primer proyecto de Villanueva que después de seis años en consultoría, de montar una startup de crowdfunding de música en EEUU avalada por un ex CEO de la Warner Bross, y de pasar varios años de experiencia en Job&Talent en México, volvió a España para revolucionar un sector.

Mucha gente me pregunta: ¿pero cómo lo vas a conseguir tú?“. Con dos ingredientes clave: ahorrando costes con la tecnología y convirtiéndose en los compradores finales de las viviendas. El proceso es muy sencillo: un usuario entra en la web de Tiko e inicia una solicitud online de venta de su casa. Después responde un cuestionario telefónico con los datos básicos de la vivienda (dirección, habitaciones, metros, ascensor…). La startup hace una valoración y hace una oferta al vendedor. Todo sin ver la casa. Si este acepta, entonces los técnicos van a hacer la inspección y a comprobar que los datos son reales. Si es así, se compra la vivienda. Así, de fácil.

Ana Villanueva, la emprendedora que hace posible con Tiko que vendas tu casa en tres días 1
La página web de Tiko, una de las primeras empresas de proptech de España. | Foto: Tiko

“Este sistema nos permite no tener que ir a ver la vivienda de gente que no esté de acuerdo en venderla por ese precio. Es un filtro muy fuerte, y un sistema más ágil y eficiente. Pero no compramos sin ver. Si no se corresponde: ajustamos precio o decimos retirar la oferta”, explica Villanueva.

De esta forma, la tecnología acorta los tiempos del proceso y la decisión de ser compradores finales, dinamita el modelo tradicional de intermediarios. “Podemos comprar una casa en pocos días, porque lo hacemos nosotros mismos, no tenemos que encontrar a otro que luego nos los compre. Asumimos ese riesgo”. Para poder empezar, Tiko consiguió una financiación de 35 millones de euros en el que hay fondos de importantes inversores como Rocket Internet y Cabiedes, y financiación bancaria.

Tiko puede hacer hacer la valoración de la casa sin verla porque cuenta con un sistema de control de inmuebles y conoce precios de cierre de viviendas similares en la misma zona. Villanueva asegura que, a pesar de hacerlo tan rápido y fácil, compra a un precio competitivo. “Nuestro modelo de negocio se basa en volumen y agilidad, es decir, no nos llevamos márgenes grandes, pero actuamos sobre un volumen considerable de inmuebles“.

600 transacciones en un año

Su objetivo es que Tiko realice, en cada ciudad que abren, el 1% de las transacciones inmobiliarias de tres a cinco años. En España, han desembarcado en Madrid porque es el mercado más atractivo. “Hay 60.000 transacciones inmobiliarias al año. Pretendemos hacer 600 en este tiempo. Es un volumen considerable, pero las vamos a realizar a lo largo del año”. Una de las peculiaridades del modelo es que Tiko no es competencia de las agencias puesto que también les compra a ella inmuebles directamente.

Pero con una condición muy clara: al mes y medio de haber comprado una casa, la venden. “No queremos acumular un stock de viviendas, todo lo contrario. Entre la compra y la venta de la vivienda, no transcurren más de 90 días. La compramos, la reformamos y la vendemos inmediatamente, no esperamos a que suban los precios. La venta nos permite refinanciarnos, por lo que no necesitamos levantar capital cada vez”.

¿Y el riesgo? “Al mantener la casa durante un período muy corto de tiempo, somos menos sensibles a posibles bajadas de precio. Es un riesgo muy bajo. Si analizamos el sector los últimos 50 años y miramos ciudades europeas de más de un millón de habitantes —que es donde nos movemos—no ha habido bajadas de precio de más del 7% en un período de tres meses. Desde fuera puede parecer muy alto y obvio que hay un riesgo porque estamos comprando una casa sin tener un comprador. Pero no hay riesgo de que caiga el precio realmente“.

¿Pero no da miedo comprar una casa que no sabes cuándo ni si vas a poder vendérsela? “No es algo que nos preocupe. Lo que asusta es tener una casa sin vender un año y eso suele ocurrir porque la vivienda no tiene bien ajustado el precio. Nosotros tenemos un precio muy competitivo y más considerando que renovamos la casa antes de venderla. La tenemos puesta en los principales portales inmobiliarios. Por ejemplo, Idealista es fundamental para dar salida a nuestras viviendas. Además, tenemos muy medido el control de visitas y muy buenas fotos. No es algo complicado”.

Puede parecer imposible pero ya está funcionando. En Estambul, bajo el nombre de Evtiko y con un equipo de 20 personas, llevan ya más de un año funcionando y reciben al día 100 usuarios que solicitan una oferta por la casa. “Como allí tenemos un volumen muy alto de viviendas interesadas, ponemos más restricciones en cuanto a superficie de la casa y valores de la vivienda antes de hacer oferta. De esos 100 al día, se le hace una oferta al 15%. Y un 10% la acepta”. La startup decidió comenzar en la urbe turca porque es la ciudad europea con mayor número de transacciones inmobiliarias: 240.000 al año, cuatro veces Madrid. “Es una ciudad con un potencial brutal”. Y además, Sina Afra, su principal socio y promotor de la idea, es turco. Afra fue elegido por Forbes como una de las 100 personas más influyentes del mundo, lo que ayudó a Tiko a levantar los 35 millones de euros de capital que necesitaban.

Sina Afra y Ana Villanueva, socios principales de Tiko. | Foto: Tiko

Después de Madrid, que es su segunda ciudad, Tiko plantea abrir este año en Milán. “No tenemos una visión de país sino de ciudades atractivas”. Para elegirlas se basan en que tenga un alto número de transacciones inmobiliarias, que los costes de transacción sean bajos y que el sector inmobiliario de la ciudad necesite una revulsivo.

La idea se origina en Estados Unidos, casi como siempre. En EEUU fueron pioneros en crear este modelo súper ágil de compra venta de vivienda. Luego se ha exportado a distintos países. Somos los primeros que estamos en varios países de Europa. Otros players están haciendo este modelo en Londres y hay varias empresas que solo están en un solo país. Nuestra ambición es conquistar Europa“.

Continúa leyendo: El fin del tequila se acerca y su propio éxito es el culpable

El fin del tequila se acerca y su propio éxito es el culpable

Redacción TO

Foto: Larry Crowe
AP

Esta es una mala noticia para los amantes de las margaritas y los chupitos de tequila. Una escasez creciente de agave, la planta de la que se obtiene este licor, tiene seriamente preocupados a los productores y, si sigue así, también acabará preocupando a los consumidores.

Una de las peculiaridades del agave es que necesita siete años de crecimiento para estar en perfectas condiciones para que la planta pueda ser destilada correctamente. La falta de previsión sobre el gran aumento de la demanda de tequila en los últimos años ha provocado que no haya suficiente agave y no sea posible plantar más a tiempo para suplir esta demanda.

El precio del agave

La elevada demanda de tequila y la falta de agave han provocado que el precio de esta planta se haya multiplicado por seis en apenas dos años, según el Consejo Regulador del Tequila. Esto ha reducido los márgenes de los destiladores más pequeños y ha generado una gran preocupación en los agricultores, productores, jornaleros e incluso en las grandes empresas, que ven peligrar sus beneficios.

Esto está obligando a numerosos productores a utilizar plantas de cuatro o cinco años, por lo que todavía no han madurado del todo, para elaborar el licor. Estas plantas más jóvenes producen menos tequila, lo que supone que se necesitan más plantas para producir la cantidad habitual.

El fin del tequila se acerca y su propio éxito puede ser el culpable
El robo de plantas de agave se ha incrementado con la subida de precios. | Foto: Tracie Cone/ AP

Es el pez que se muerde la cola. Los productores no tienen suficiente agave para cumplir con sus pedidos y, al utilizar estas plantas más jóvenes, recrudecen la escasez de esta preciada planta. Los expertos aseguran que esta recogida temprana de la planta hará que la escasez sea aún peor en el año 2018, y continuará hasta al menos el año 2021, pues las nuevas plantaciones y estrategias tardarán años en dar sus frutos.

Los robos en las plantaciones

Es cierto que el principal culpable de la escasez de tequila es su propio éxito. El crecimiento de la demanda se ha convertido en un problema, pero no es el único al que se enfrentan los productores de esta popular bebida alcohólica.

La delincuencia organizada de México ha fijado el agave como uno de sus objetivos y, según el Consejo Regulador del Tequila, en 2017 se denunció el robo de 15.000 plantas, más del triple que en 2016. Los grupos criminales llegan a las plantaciones en mitad de la noche con camiones para robar el agave, explica el Consejo.

El fin del tequila se acerca y su propio éxito puede ser el culpable 3
El jugo del agave se destila tras siete u ocho años de crecimiento de la planta. | Foto: Tracie Cone/ AP

Sin embargo, aunque hablemos de robos, la culpa es en parte también del aumento del precio del agave, que lo convierte en un bien preciado para los ladrones, que no se fijaban en él antes de su escasez.

Aumenta la demanda de otras bebidas

El aumento de la demanda, la escasez de agave, el rápido aumento de su precio y los robos no solo están afectado a los productores, sino que también lo notarán pronto en su bolsillo los consumidores.

El precio del agave hace que el tequila tenga que venderse más caro, lo que implica una competencia más difícil con otros licores como el vodka o el whiskey que, según los expertos, serán más atrayentes para los consumidores cuando los comparen con el precio del tequila.

El fin del tequila se acerca y su propio éxito puede ser el culpable 1
El tequila está subiendo demasiado de precio para competir con otras bebidas alcohólicas. | Foto: Rick Bowmer/ AP

Sin embargo, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Tequila, Luis Velasco, afirma que “no tiene sentido que el tequila sea una bebida barata porque el agave necesita una gran inversión”.

Por tanto, el futuro del tequila podría estar en convertirse en una bebida de lujo o, como apuntan los expertos, en la desaparición de algunas de las empresas de este gran mercado y una reducción de la producción de grandes empresas como Sauza o José Cuervo.

Continúa leyendo: Mo Gawdat: "La mayoría de nosotros no necesitamos un iPhone pero todos necesitamos ser felices"

Mo Gawdat: "La mayoría de nosotros no necesitamos un iPhone pero todos necesitamos ser felices"

Ariana Basciani

Foto: Grupo Editorial Planeta

Encontrar el significado de la palabra felicidad en Google es fácil. El primer resultado que aparece la define como “estado de ánimo de la persona que se siente plenamente satisfecha por gozar de lo que desea o por disfrutar de algo bueno.”. A esta primera definición le siguen varios emoticones con una cara feliz. Sí, encontrar la acepción o la imagen en el móvil o en el ordenador es fácil; sin embargo, la felicidad, para la mayoría de las personas, se convierte en un Santo Grial a lo largo de la vida.

¿Por qué cuesta tanto encontrar ese estado en la vida cotidiana? Mo Gawdat, hasta hace poco Chief Business Officer de Google X, no solo asegura que la felicidad es inherente a nosotros sino que ha creado una ecuación para encontrarla. Gawdat, ingeniero de profesión, ha pasado por varias de las grandes empresas tecnológicas del mundo: Microsoft, IBM o Google X. En esta última, encontramos con varios de los innovadores proyectos en los que ha participado: las Google Glass o las cucharas antitemblores para pacientes de Parkinson.  Pese a su éxito profesional, el dinero o el amor de su familia, no se sentía feliz y esa infelicidad fue aun mayor cuando su hijo Ali de 21 años murió por una mala praxis médica.

Hoy Gawdat tiene una nueva misión: hacer que la gente conozca su ecuación y llevar su mensaje a mil millones de personas a través de su libro, El algoritmo de la felicidad (Zenith, 2018) y de la interpretación que el público haga del contenido y transmita en el “boca a boca” a lo largo del mundo.

Mo Gawdat: creo que la mayoría de nosotros no necesitamos un iPhone pero sí creo que todos necesitamos ser felices. 2
Portada “El algoritmo de la felicidad” | Imagen: Zenith / Grupo Planeta

¿Cuál es la diferencia entre este libro y otros libros que tratan el tema de la felicidad?

El libro está escrito desde el punto de vista de un ingeniero, no quería un lenguaje espiritual o los tonos suaves de todos los libros de autoayuda que hablan sobre la felicidad. Yo dependo de las ecuaciones matemáticas y del aspecto lógico de los humanos para llegar al corazón y no al revés. En segundo lugar, como ingeniero hago una ecuación muy simple: hemos nacido felices y no nos convertimos en personas felices, entonces la infelicidad es la ausencia de la felicidad. Si ves a un niño que ha nacido feliz y tiene el pañal mojado, es infeliz momentáneamente, se lo cambias y el vuelve a la felicidad. En ausencia de motivos de infelicidad, nuestro estado por defecto es la felicidad. Yo lo que hago es darle la vuelta a la perspectiva: lo que puedes hacer para ser feliz es dejar de ser infeliz.

Lo primero que empecé a atacar fueron las razones de la infelicidad, en vez de decirte qué te dará la felicidad. Lo que te digo es que el ahora es la única verdad y si vives en el pasado y en el futuro, por definición no vas a encontrar la felicidad. Como resultado si eliminas esa asociación con el pasado y con el futuro, la razón que te traía infelicidad, desaparecerá. Lo puedes hacer meditando, escuchando música o simplemente escribiendo tus pensamientos, no importa la técnica mientras el presente sea tu momento.

Este libro habla del 6,7,5, son 18 conceptos diferentes y entra en muchos detalles y no porque todos sean aplicable para cada uno de nosotros, sino porque cada uno o cada par de esos conceptos contribuyen a 90% de nuestra infelicidad. Alguno de esos conceptos te afecta a ti puede no afectar a otro lector y viceversa. Es útil como un modelo comprensivo para saber cuál te afecta, y aplicarlo a esa parte de tu vida, porque sin la imagen total, tendrás lo que te da cualquier libro de felicidad, unas pequeñas recetas.

La palabra algoritmo actualmente esta muy mal vista, ¿por qué elegiste esta palabra para vender el libro?

En mi opinión, una ecuación es un reflejo de algo que es extremadamente predecible. Si a = b + c, si yo te doy el valor de b y de c, podrás encontrar el valor de a inmediatamente. Aunque la creencia común es que la felicidad es una cosa aleatoria que no se puede obtener fácilmente, es muy predecible, tan predecible que lo puedes tener en una ecuación.

Mi ecuación original era mucho mas compleja de la que comparto en el libro. En el texto digo que la felicidad es igual o mayor a la percepción de los acontecimientos de tu vida menos los deseos y expectativas de lo que solía ser tu vida. Cuando lo ves así entiendes dos cosas: una es la definición de felicidad porque aunque no lo creas no existe una definición acordada de la felicidad porque aunque todos perseguimos ese sentimiento nadie te dice lo que es.

Algunas personas en estos tiempos confunden la felicidad con la diversión, salir de fiesta un viernes por la noche es la felicidad pero no es así. Eso es un estado de escape, es un estado en el que dejas de pensar en los motivos que te hacen infeliz, en el momento en que esa fiesta se acaba vuelves a la infelicidad. Lo que te interesa es que la felicidad sea ese sentimiento lleno de paz y de calma que sentimos cuando los acontecimientos de la vida están a la altura de las expectativas;  ese momento en el que la vida nos está dando lo que queremos tenemos una sensación de satisfacción, que nos dice “no quiero cambiar nada”; esa es una definición de la felicidad.

La otra definición importante es qué es la infelicidad. Para un ingeniero es el estado en que una maquina no está funcionando. La infelicidad en esta ecuación es un mecanismo de supervivencia. La infelicidad es nuestro cerebro asegurándose de que vamos a sobrevivir, mira su mundo alrededor, entiende los acontecimientos y los compara con un marco mental que es un marco de seguridad. Cuando ves la infelicidad como un mecanismo de supervivencia, empiezas hacerte la pregunta: ¿necesito esto en mi vida? Un 60 o 70% de los pensamientos que aparecen en un cerebro a diario son negativos.

Nuestro cerebro siempre construye hacia la negatividad, ¿por qué?

Es inimaginable que el 60% de nuestro día sea malo. La razón de que esto suceda es porque nuestro cerebro está buscando ver lo que está mal con la vida, porque cuando lo encuentra lo utiliza para hacerte sobrevivir, no hay beneficio para tu cerebro en ver qué es bueno, eso no representa ningún tipo de amenaza, lo que quiere es enseñarte lo que es malo para que puedas remediarlo. ¿Esto puede ser definido en una ecuación? Sí, es la ecuación, es predecible, cada vez que te has sentido infeliz en tu vida, no era algo malo que te daba la vida, no, era algo que la vida te daba pero no querías.

¿Una expectativa llevada a la frustración?

Sí, es una comparación entre lo que esperabas de la vida y lo que te dio. Piensa en la nieve: si tenias ganas de irte con una amiga a pasear al aire libre y nieva, entonces la nieve te haría infeliz pero si querías irte a esquiar y nieva, seguramente serás feliz. La nieve en si misma no es algo que te haga feliz o infeliz.

¿Es sabio que nuestra mente produzca pensamientos negativos?

Realmente es algo muy sabio. Porque si la gente mirara a su entorno debería ver que nuestras vidas son increíbles. Incluso la persona más pobre tiene mejor calidad de vida que un rey hace 150 años. Si un rey quería viajar hace 150 años tenia que coger un caballo y un carruaje durante días o meses. Miramos nuestra vida y aún así la vemos y pensamos que no es lo suficientemente buena. Nuestro cerebro está cableado para ver lo que está mal.

Yo tengo un trato, solo le permito a mi cerebro traerme dos tipos de pensamiento. Uno es un pensamiento alegre y el otro es un pensamiento útil. Si el cerebro me trae un pensamiento infeliz, yo le digo: “lo siento cerebro pero no le veo ningún valor a este pensamiento”. Si mi cerebro me dice: “Tu hijo Ali murió”, es un pensamiento válido y verdadero, pero es un pensamiento que me tortura y no tiene ningún tipo de impacto positivo, mi hijo ya no está, no puedo traerlo de vuelta, entonces yo respondo a mi cerebro diciendo: “Sí, Ali murió pero también vivió” y eso me hace pensar en esos 21 años y medio que fueron increíbles. Eso es un pensamiento alegre, que es la diferencia entre permitir que mi cerebro me torture o traiga pensamientos que me ayuden. Por otra parte, mi cerebro me podría decir: “deberías haber llevado a Ali a un hospital diferente”, es un pensamiento válido y ojalá pudiera hacerlo pero no hay manera de arreglar eso, así que le digo: “no hay manera de que pueda hacer algo con ese pensamiento, ¿puedes traerme un pensamiento útil?”. Mi cerebro dice: “a lo mejor deberías escribir un libro sobre modelos de felicidad y que lo traduzcan a 28 idiomas y hacer que mil millones de personas sean felices”, ese es un pensamiento útil, ninguno de los dos me va a traer a Ali de vuelta pero uno de ellos es útil y el otro es inútil, yo decido quedarme con el útil.

¿Has pensando en llevar este libro a otras plataformas diferentes al papel?

Mi misión es mil millones de personas felices y el libro va sobre cómo puedes encontrar la felicidad incluso si tu vida es difícil. Un libro con mucho éxito va a llegar a un millón o dos millones de personas, pero mi target es mil millones de personas y hay muchas plataformas para llegar a ese numero de personas. Estar online, por ejemplo. Mis vídeos han sido compartidos hasta 10 millones de veces. El contenido y las aplicaciones digitales son importantes pero lo más importante es el material educativo. Hay que convencer a los gobiernos y a las instituciones educativas de que la felicidad es algo importante que enseñar a los niños, que es más importante que la geografía con todo el respeto. Google Maps sabe todo lo que debe saber sobre geografía pero no sabe como hacerte feliz. Hay que enseñar a los padres, sus hijos y a los adolescentes a encontrar la felicidad porque creo que es el problema mas grande al que nos enfrentamos hoy en día.

Mo Gawdat: creo que la mayoría de nosotros no necesitamos un iPhone pero sí creo que todos necesitamos ser felices. 1
Mo Gawdat en Madrid | Foto: Ariana Basciani / The Objective

¿Podríamos decir que la revolución actual no debería ser tecnológica sino cerebral? ¿Deberíamos saber cómo controlar nuestro cerebro?

Sí, totalmente. Yo creo que la mayoría de nosotros no necesitamos un iPhone pero sí creo que todos necesitamos ser felices.

¿Cómo se mezclan tus proyectos en Google X con este libro?

La misión con este libro es algo que en Google llamaría un moonshot. Es un intento de solucionar un problema grande que preocupa a mil millones de personas o más, utilizando la innovación antes de saber cómo solucionarlo. Entonces mi intento en solucionar la felicidad desde un punto de vista de ingeniería es nuevo. Mi target de un millón de personas está a la escala de un moonshot. Mucho de lo que he hecho en el libro son cosas que he aprendido de Google, por ejemplo, he aprendido a estar completamente motivado por los datos, yo me fio de los datos para encontrar mi camino y este libro esta basado en la ciencia, la neurociencia, la matemática y la física de una manera que hace que este libro sea muy lógico para el mundo de hoy en día.

¿Creíble?

Sí, creíble es la palabra correcta. No hay pomposidad, no es un libro que te cierre los ojos y te hable lentamente de una manera espiritual, es muy lógico y funcional. Lo lees, encuentras la solución, lo aplicas y funciona. Hay una similitud con este libro y el enfoque que me enseñó Google para hacer cosas. A pesar de que Google es un negocio enorme, el Google con el que yo crecí creía en hacer un mundo en un lugar diferente. No construimos el buscador de Google para crear publicidad sino porque era una oportunidad para crear un mundo mejor. No escribí este libro para hacer una fortuna, realmente no necesito ganar dinero de este libro, de hecho, estoy invirtiendo mucho de mi propio dinero para que esta misión tenga éxito. Quiero hacer una diferencia, quiero que el mundo vea el modelo que a mi hijo le hizo tan feliz y quiero que la gente encuentre su felicidad porque nuestro mundo lo necesita. Nunca ha habido un momento en que necesitáramos la felicidad más que ahora.

Pero ¿no hay una contradicción entre la misión utópica de la tecnología y cómo la usamos ahora? ¿Las redes sociales, las fake news? Parte de la responsabilidad de la distribución de la información viene de Google o de Facebook…

La tecnología no tiene la culpa, la tecnología no es más que una herramienta que magnifica la verdad de nuestro mundo. ¿Tu crees que hay más guerras en nuestro mundo hoy en día de las que había hace 100 años? La verdad es que no, sabemos de ellas por las noticias, por las redes. ¿Crees que se miente más hoy en día de lo que se mentía hace 100 años? No, pero tenemos un canal mucho más amplio por el cual puedes mentir.

La tecnología es una herramienta como el boli que tienes en la mano; lo puedes usar para escribir o para metérmelo en el ojo. Tenemos que aprender a negarnos al efecto reverso que la tecnología está teniendo en nuestras vidas, nosotros somos responsables de nuestra propia felicidad y este es el mensaje más importante de mi libro. Recuerda que es un libro desde el punto de vista de un ejecutivo de negocios e ingeniero. Yo enseño a la gente como conseguir sus objetivos y para conseguirlos, te haces cargo, no esperas que el mundo cambie mañana y la gente deje de mentir en Internet. Tú te tienes que contar a ti mismo que lo que lees en Internet no siempre es verdad y tendrás que invertir mas tiempo en investigar para discernir esa verdad.

Sabes que la mayoría de lo que ves puede ser agresivo y violento, pero no puedes echarle la culpa a Hollywood por eso, no puedes decir tenemos que dejar que Hollywood produzca violentas para que deje de haber violencia en mi vida. Es mi elección, soy yo el que debo dejar de ver esas películas. Es una elección. Yo no puedo esperar que el mundo cambie, pudiendo yo cambiar yo las cosas. Podemos ponernos todos de acuerdo y decir que es inaceptable el modo que se están desarrollando esas redes sociales con todos esos “me gusta”, pero hasta que nosotros no nos posicionemos, por qué deberían cambiar ellos. Esa es la premisa de mi misión con “10 millones de personas felices” (#10MillionHappy).

El primer paso es saber lo que es bueno para nosotros y priorizar lo que es nuestra propia felicidad. Ya no nos creemos lo que nos dicen los demás, si nos dicen que la vida es ser exitoso y tener ropa de marca, ya sabemos que es mentira. Priorizar mi propia felicidad es lo importante. El segundo paso es invertir en esa felicidad, igual que vas al gimnasio una hora al día cinco veces por semana tienes que invertir en tu propia felicidad. El tercer paso, el más importante, es tener la compasión dentro de tu corazón para que los demás sean felices, eso cambiará tu comportamiento por completo.

¿Eso nos haría vivir en un mundo mejor?

El mundo que vivimos hoy en día está conducido por los valores equivocados. El egoísmo, la violencia y el interés personal, son solo productos de los últimos 75 años, hasta la Segunda Guerra y la Gran Depresión nuestra vida era muy diferente. Esto de la competitividad y del egoísmo es algo que hemos aprendido en los últimos 75 años y es un tiempo muy corto para los humanos. Hoy en día el conocimiento del mundo está diluido, cada año producimos mucho más contenido online del que se había producido el año anterior. Si nosotros estamos online diciendo al mundo entero que nuestra prioridad numero uno es la felicidad, el mundo cambiará.

El problema no es la tecnología, ¿es cómo la usamos?

La tecnología es solo una herramienta. Todos los medios entienden que tu cerebro está buscando una preocupación por eso vemos noticias malas. Desde un punto de vista matemático, ¿crees que hoy en día hay más gente en España que se odia o que se ama?

Quizás hay más que se odian.

No, todos amamos a alguien pero las noticias te dirán cuando dos personas se pelean. Yo te garantizo que hay más besos que puñetazos en España. Yo no veo películas violentas, o con dramas innecesarios, yo no leo las noticias, leo los titulares en internet pero no necesito saber que un niño es descuartizado en Siria cada 10 minutos. Yo ya sé que están pasando cosas terribles en Siria pero en vez de dejarme bombardear por las noticias, creo que deberíamos empezar a hablar de cómo hacer las cosas mejor.

Hasta que nosotros no pidamos visiones del mundo objetivas y equilibradas, nadie va a producirlas. Lo único que hacen es darnos lo que buscamos. Hace poco hice una entrevista para Channel 4 en Reino Unido,  en cuatro días se vio 37 millones de veces y para ese momento fue la entrevista más vista en la historia Channel 4. Entonces los del canal se dijeron: hemos estado dando noticias sobre violencia pero la entrevista más vista es sobre la felicidad, ¿eso no te dice algo? La gente quiere noticias constructivas, no solo quieren la violencia o el debate.

Hace poco hicimos una campaña en el periódico comentando las buenas noticias de 2017, sin embargo, al preguntarle a la gente cuál había sido su buena noticia del año muy pocos recordaban alguna, incluso algunas personas, eran bastante negativas y afirmaban que no había buenas noticias. ¿Realmente queremos buenas noticias?

 Nuestra vida está llena de buenas noticias. ¿Cuál es la norma en tu vida? ¿Estamos enfermos o estamos sanos? Estamos sanos siempre pero la enfermedad interrumpe épocas sanas. Siempre estamos viviendo en terremotos o desastres naturales, algunos lo experimentaran y otros no. La norma es lo bueno, la norma es que tenemos suficiente comida y que el tiempo es soportable. Quieres ver malas noticias, vete a Siria o a Venezuela. Al final todo tiene que ver con expectativas.

¿Las expectativas no han sido creadas por el capitalismo?

Están creadas por el consumismo. El capitalismo es la idea de que si haces las cosas bien vas a tener éxito y vas a ganar dinero. El problema que tenemos es el consumismo que se apoya en la idea de que tu vida no está bien y mi producto la va a mejorar.  Los anuncios que vemos ahí fuera te están intentando convencer de que la respuesta a tu infelicidad está en una Coca Cola o en el iPhone X, pero en el momento en el que adquieres el iPhone X, empiezan a publicitar el iPhone XI y tú empiezas a pensar: “no tengo el XI, necesito el XI”. La ecuación de la felicidad siempre se rompe, porque te bombardean diciéndote que necesitas conseguir lo siguiente. El consumismo nos hace quejarnos de todo.

Creo que no tengo mas preguntas para ti.

Pero yo quiero hablarte no del libro, sino de la misión “Mil millones de personas felices”.

Cuéntame, soy toda oídos.

Yo soy solamente un hombre, he trabajado durante once años en Google y todo lo que he hecho ahí ha estado en millones pero esta misión no se trata de que yo llegue a mil millones de personas. Va sobre que las personas lean este libro o lleguen a este mensaje por si mismos.

De todas formas, el mensaje de la felicidad tiene una sombra con muchas críticas. ¿Cómo le respondes a esos críticos que dicen que la felicidad es una especie de arma para hacernos más productivos o que es algo muy simple o naif?

Te doy varios datos. La felicidad ya no es un lujo, todos nos hemos dado cuenta de que la vida no es lo que queríamos, seamos exitosos o no. Todo el mundo vive estresado y todos queremos felicidad. El 93% de los lectores de este libro le pondrá 4 o 5 estrellas y dirán que ha cambiado su vida. El 96% de las personas que han venido a escuchar mis charlas dirán que le he cambiando la vida, no porque se me da bien esto, sino porque estoy hablando un idioma que es altamente predecible, matemático y lógico, por lo tanto, funcional.

Tengo un 4 o 7% de personas que son críticas pero el mundo está hecho de 7 mil millones de personas y si bien el 7% de eso es un número relevante, todavía podemos afectar al resto y la belleza de esto es que yo no tengo que convencer a cada persona que conozco, yo solo tengo que convencer a una y pedir a esa persona que se lo cuente a otras dos, y así a otras dos, hasta conseguir la ecuación exponencial de las matemáticas.

Con cálculos precisos de dónde estamos hoy podemos llegar a mil millones de personas en cinco años si seguimos esta función exponencial. Cinco años es mi objetivo y yo me he puesto este objetivo delante del mundo entero. Tiene que haber dos personas a las que quieres ver felices, y no tiene que ver con lo que se compren el libro, no se trata de eso, puedes contarle lo que tu has aprendido o que ellos investiguen, eso abrirá un movimiento en nuestro corazón en el que nos importará que los demás sean felices, si hacemos eso conseguimos mil millones en cinco años.

Perfecto, nos vemos en cinco años.

Quizás antes, España lo conseguiría en tres años. Esperemos que pase.

¿Esto te hace feliz? ¿Qué es lo más feliz que ha ocurrido en tu día?

Que estés aquí, llevo todo el día hablando de la felicidad, tenemos un poco de sol y mi libro está en español. Esta es la segunda lengua más hablada, así que esto es un gran paso para mi.

*

Autoayuda o no, la ecuación de Mo Gawdat puede ser infalible o no, como puede funcionar de la misma forma que ir al psicólogo, lo bueno es que leer y creer es gratis.

TOP