Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Jack Nicholson, siete años después

Jorge Raya Pons

Por supuesto que el actor es mejor conforme va comprendiendo ciertas inercias del oficio: solo así puede salir corriendo de ellas. Porque el gran actor no memoriza; el gran actor es otra cosa: piensa el personaje, es el personaje. Y va más allá: el actor –como el periodista, como el carpintero– es mejor conforme va conociendo el oficio –y la industria– en cada una de sus facetas. “Creo que no fui un buen actor hasta que comencé a escribir guiones en serio”, dijo Jack Nicholson en una entrevista de 1981. “Me ayudó a entender los problemas que surgen, aprendí cómo abordarlos. En ese momento dejé de limitarme como actor y ascendí a la categoría de cineasta”. Porque escribir es conocerse y Jack –el rompecorazones de las doce nominaciones al Óscar– hizo de su trabajo un templo.

La obra y la personalidad de Jack evolucionan irremediablemente unidas: una y otra se alimentan y es difícil establecer el punto en que comenzó todo. Jack es el abogado dipsómano de ideas liberales; el agitado y tramposo paciente de un psiquiátrico; el padre de familia esquizofrénico; el psicópata de cara pintada; el neurótico gruñón con la emoción a flor de piel. Su carácter se dibuja en esas arruguitas alrededor de los ojos y en la frente, en esa mirada que va más allá, que dispara las sospechas, en esos dientes ordenados que no significan nada salvo que algo ahí dentro está fuera de control; en las entradas prominentes, en la barbilla que sobresale.

Jack siempre fue como un adolescente con la libido desatada y sin freno y su incapacidad para la monogamia destruyó cada uno de sus noviazgos, lo que se trasladó a sus dos matrimonios: el más duradero con Anjelica Huston. La vida de Jack fue conocida por ser caótica como un torbellino y descubrir a los 37 años que su verdadera madre era su hermana mayor no ayudó a poner las ideas en orden. Por eso comprendí que Jack se había hecho mayor en Cuando menos te los esperas, a los 66 años, cuando interpreta a un viejecito resultón que se aburre de conquistar a las chicas jóvenes y se enamora de una mujer de su edad –que, por otra parte, es Diane Keaton: quién no lo haría–. “Todo lo bueno se acaba”, reconoció en una entrevista promocional, “ya no soy el juerguista de antes: me parece poco atractivo e inapropiado”.

No es extraño que Jack vuelva al cine tras siete años de rumores sobre una memoria frágil: este año protagonizará el remake de Toni Erdmann y repetirá el personaje grotesco de un padre obsesionado por encauzar la vida de su hija, anímicamente devastada por un trabajo que le consume. Una etapa –en abril cumplirá 80 años– donde mostrar el estado de su laberíntico paisaje emocional: nadie conoce al verdadero Jack.

Continúa leyendo: No es 'fake': el Gobierno manda un barco de Piolín para alojar a los policías destinados en Cataluña

No es 'fake': el Gobierno manda un barco de Piolín para alojar a los policías destinados en Cataluña

Redacción TO

Foto: ALBERT GEA
Reuters

Durante esta semana, se han detenido a 14 altos cargos de la Generalitat catalana por su vinculación con el referéndum del 1 de octubre. Se han practicado decenas de registros en empresas de mensajería, impresión, en sedes políticas y civiles. La Guardia Civil se ha incautado de casi 10 millones de papeletas del 1-O. Y se han movilizado a de 4.000 agentes de los cuerpos de Policía Nacional y Guardia Civil para “colaborar con los Mossos en el mantenimiento del orden público”, según ha asegurado el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido. Todo esto son noticias serias. El Gobierno ha mandado para alojar a los 4.000 agentes movilizados dos buques, uno de ellos, llamado Moby, con un dibujo gigante de Piolín, Pato Lucas y el Coyote, personajes de los dibujos animados de Looney Tunes, de Warner Bros. De colores. Gigantes. Sí, esto también es una noticia seria.

No es 'fake': el Gobierno manda un barco de Piolín para alojar a los policías destinados en Cataluña 1
Los dos buques atracados en el puerto de Barcelona. El de la derecha con el dibujo de Piolín. | Foto: Albert Gea/Reuters

Ambos buques están atracados en el puerto de Barcelona desde el jueves. Donde los estibadores —en una decisión compartida también con los de Tarragona han decidido no operar los cruceros enviados por el Ministerio del Interior para alojar agentes que trabajarán para impedir el referéndum. Piolín y Looney Tunes han sido Trending Topic durante toda la mañana. Porque los usuarios de Twitter no iban a desperdiciar semejante oportunidad:

El decorado infantil no solo estaba en la cubierta exterior del buque, sino también dentro, donde los dibujos de los Looney Tunes se mezclan con los parques de bolas:

Y, como siempre, al final, en Twitter se lanzan a conspirar:


Continúa leyendo: La gran ironía del debate de las armas en EE.UU.

La gran ironía del debate de las armas en EE.UU.

Lidia Ramírez

Foto: GEORGE FREY
Reuters

Desde hace tiempo, las perversas dinámicas del mercado de armas han convertido los intentos políticos por cambiar el rol de las armas en la vida de los norteamericanos en campañas de marketing masivas. Barack Obama fue llamado el “mejor vendedor de armas del planeta”. Durante su mandato y tras sus advertencias de prohibir la venta de los fusiles de asalto, los estadounidenses decidieron ‘armarse hasta los dientes’. Un reciente estudio realizado por la Universidad de Harvard, apunta que los estadounidenses poseen un estimado de 265 millones de armas, más de una por adulto. Pero además, la investigación estima que 133 millones se concentran en manos de sólo el 3% de los adultos estadounidenses, 17 cañones cada uno.

Sin embargo, con la llegada de Donald Trump al Gobierno, quien se ha definido así mismo como el auténtico amigo” de los activistas proarmas, los precios de las acciones de los fabricantes han caído, y los minoristas estadounidenses han informado de la desaceleración de las ventas y accesorios de fuego.  Esta es la gran ironía del debate de las armas en EEUU: las políticas antiarmas impulsan los beneficios del sector, y las políticas favorables los reducen. Ahora el mercado parece realmente saturado.

Así se puede ver en los recientes informes presentados por los principales fabricantes armamentísticos de Estados Unidos, Sturm Ruger y American Outdoor Brands Corporation.

Como se puede apreciar en el segundo estudio trimestral de 2017 de Sturm Ruger, la compañía ha reportado ventas netas de 131.9 millones de dólares, en comparación con los 167,9 millones que la empresa ingresó en el mismo trimestre de 2016, una disminución del 22%. Así, según Sturm Ruger, para los seis primeros meses terminados el 1 de julio de 2017, las ventas netas fueron de 299.2 millones frente a los 341.1 millones del ejercicio anterior.

La gran ironía del debate de las armas en EEUU 3

Datos parecidos refleja el informe trimestral de American Outdoor Brands Corporation. Quien para el primer trimestre de 2017 refleja unas ventas netas de 129 millones de dólares en comparación con los 207 millones del primer trimestre del año pasado, una disminución del 37,7%.

La gran ironía del debate de las armas en EEUU 2

“Mucha gente sigue haciendo mejoras de sus armas y comprando accesorios, pero no compran rifles. Incluso en los accesorios ha habido una desaceleración”, se puede leer en la web de American Outdoor Brands Corporation.

Las mujeres, más armadas

Año tras año, las comparaciones en la venta de armas muestran que a pesar de la evidente caída, su venta en Estados Unidos sigue en un punto relativamente alto. Para finales de julio ya se habían registrado 14 millones de ventas. El miedo a ataques violentos y al control gubernamental han servido durante mucho tiempo como impulsores de su venta en Estados Unidos. Según el sistema de registro de venta de armas, estas pasaron de 13 millones al año en 2008, cuando Obama fue elegido presidente, a 27,5 millones al año en 2016, el último de la presidencia de Obama.

Por otro lado, ha quedado demostrado que los grandes incidentes terroristas provocan un incremento de ventas. Tras la matanza en 2012 de 20 estudiantes de primaria y seis adultos en el colegio Sandy Hook de Newtown, Connecticut, los precios de algunos fusiles de estilo militar se dispararon pasando de 100 a 500 dólares, según un estudio realizado por la asociación internacional National Firearm Survey.

El porcentaje de mujeres armadas ha aumentado de un 9% en 1994, a un Jim Joung/Reuters

Sin embargo, el crecimiento en la posesión de armas no parece estar a la altura del crecimiento general de la población estadounidense, según la asociación. Desde una previa encuesta telefónica nacional en 1994, el porcentaje de estadounidenses que dicen poseer armas de fuego ha disminuido ligeramente, de 25% a 22%. La caída fue impulsada por una drástica disminución entre los hombres. De esta forma, la encuesta muestra que el 42% de los hombres estadounidenses poseían un arma en 1994, en comparación con sólo el 32% de los hombres estadounidenses en el nuevo estudio, realizado en 2016.

Por el contrario, el porcentaje de mujeres armadas ha aumentado ligeramente de un 9% en 1994 a un 12% en la actualidad; duplicándose también el número de mujeres que se matriculan cada año en cursos básicos de pistolas. Si en 2011 se registraron unas 25.000, en 2014 ascendió a 46.000.

Continúa leyendo: Dime de qué equipo eres y te diré cuántos kilómetros haces

Dime de qué equipo eres y te diré cuántos kilómetros haces

Redacción TO

Foto: Francisco Bonilla
Reuters

¿Te gustan los viajes y el fútbol? El buscador integral de viajes Gopili.es ha creado el ranking europeo de los aficionados de fútbol más viajeros del continente.

En España, los seguidores de Las Palmas son quienes deberán viajar un mayor número de kilómetros si quieren seguir a su equipo en los partidos fuera de casa la temporada 2017-2018: nada menos que 78.362 kilómetros. La segunda y tercera posición son ocupadas por los equipos gallegos: Celta de Vigo (32.534 km de media) y Deportivo de La Coruña (30.768 km) a bastante distancia de los seguidores insulares.

Por el contrario, al final de la clasificación encontramos a los seguidores de los equipos madrileños como los que menos kilómetros deberán desplazarse si quieren ver en directo los partidos fuera de casa. Los fans del Getafe deberían viajar poco más de 19.000 km, mientras que los seguidores del Real Madrid, Atlético y Leganés se encuentran a la cola del ranking. Colchoneros y merengues deberán viajar 18.840 km de media, mientras que los pepineros recorrerán 18.610 km.

La media de kilómetros a recorrer por los equipos españoles y sus seguidores es de 27.606 km, mientras que el desplazamiento más largo será el efectuado entre Girona y Las Palmas.

Dime de qué equipo eres y te diré cuántos kilómetros haces
Como término medio, los aficionados españoles deberán recorrer 27.606 kilómetros. | Fuente: Gopili.es

Los aficionados de la Premier League, los que menos kilómetros recorren

El número medio de kilómetros recorridos por los aficionados en cada país revela que los aficionados de la Premier League son los que necesitan viajar menos para apoyar a su equipo. Cinco equipos juegan sus partidos en Londres y sus alrededores, lo que repercute en desplazamientos mínimos: Arsenal, Chelsea, Crystal Palace, Tottenham y West Ham. En contraposición, los seguidores españoles son los que viajan más, con un promedio de 27.606 km frente a los equipos de la Premier League, que necesitan viajar sólo 7.156 km.

Dime de qué equipo eres y te diré cuántos kilómetros haces 1
Los aficionados de la Premier League, los que menos kilómetros recorren. | Fuente: Gopili.es

En el resto de Europa, en promedio, los equipos viajarán 22,603 km en Francia, 17,901 km en Italia y 13,034 km en Alemania. En toda Europa, los aficionados que más tendrán que viajar en la temporada 2017-2018 son los de Las Palmas, el Celta de Vigo y los seguidores del equipo italiano Crotone.

Dime de qué equipo eres y te diré cuántos kilómetros haces 2
Los seguidores de Las Palmas, los más viajeros. | Fuente: Gopili.es

¿La distancia recorrida para disputar partidos fuera de casa tiene un impacto en los resultados del equipo?

La distancia recorrida por los jugadores y los aficionados para los partidos fuera de casa es un dato relevante para analizar junto a los resultados de los equipos.

De hecho, Las Palmas fue el equipo que menos partidos ganó lejos de su estadio la temporada pasada (sólo uno), convirtiéndose, además, en el equipo con más derrotas fuera de su casa (15 en total), curiosamente, las mismas derrotas que otro de los conjuntos que más kilómetros realiza, el Deportivo de La Coruña. Resulta interesante comprobar también que, en contraposición, en Alemania y Francia, los equipos campeones de liga la temporada pasada, el Bayern Münich y el AS Mónaco, fueron los conjuntos que más kilómetros hicieron para desplazarse como visitantes. ¡Curioso cuanto menos!

¡La temporada ya está en marcha y las aficiones más fieles ya empiezan a marcar diferencias!

Continúa leyendo: Choque de trenes

Choque de trenes

Gregorio Luri

Foto: ALBERT GEA
Reuters

Una parte de Cataluña, convencida de que representa a la Cataluña genuina, ha decidido crear una situación constituyente para dar forma de Estado a lo que tiene por patria. No soy tan ingenuo como para no saber que las naciones suelen cubrir sus orígenes con un velo púdico, porque así como la moralidad surge con frecuencia de la inmoralidad, la legalidad más de una vez ha nacido de la ilegalidad. No estamos viviendo el primer intento histórico de crear un momento constituyente. Léase a Kelsen o a Schmitt.

Todo momento constituyente es un acto de violencia fundadora que no necesariamente ha de ser sangriento, pero que inevitablemente deja heridas, porque pretende instaurar un nuevo orden jurídico fuera del marco jurídico existente, precisamente porque éste último no contempla otro momento constituyente legítimo que el que de su autoconstitución. Es una apelación a la fuerza de los hechos para romper, de facto, con el orden jurídico que hasta ese momento se había acatado; un intento de crear un contrapoder capaz de impugnar la legalidad imperante por medios no legales para fundar así una fuente legítima de derecho. Se pretende, en suma, imponer la voluntad sobre la legalidad mediante el recurso de presentar a la primera como “voluntad popular”.

En agosto del 2011 Jordi Pujol advirtió: “cal que passi alguna cosa, ni que sigui en forma de xoc de trens, en els anys immediats”. La profecía se ha cumplido. Pero en la Europa actual a nadie le gusta ser señalado como el responsable de un choque de trenes o, de lo que es lo mismo, de un momento constituyente. Por eso hay que presentar verosímilmente el encontronazo como un acto de justicia e incluso como un deber moral. No lo crítico. Lo constato. También constato la torpeza del Estado que, no solamente ha ido siempre detrás de los acontecimientos sino que se muestra incapaz de desarrollar un discurso retórico y simbólico que pueda enfrentarse al discurso independentista. Parece carecer de recursos ideológicos para hacerlo, quizás porque lo que llaman “régimen del 78” los hijos mimados del mismo, sólo supo desarrollar un argumento absurdo para desmontar ideológicamente el nacionalismo vasco y catalán: criticar el nacionalismo.

Pierre Vilar recordaba que mientras Menéndez Pelayo inventaba a “España como ideología”, Michelet, en Francia, se sacaba de la chistera a “Francia como persona”. Quizás por eso cuando hemos querido saber qué era España nos hemos perdido en enigmas, problemas y “vividuras”, mientras que Rovira i Virgili o Soldevila creaban una historia nacional en la que “Cataluña es una persona, no un problema”.

TOP