Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Jeff Bezos, el hombre de los repartos que soñó con la Luna

Bea Guillén Torres

Foto: GARY CAMERON
Reuters

Dice Jeff Bezos que llegó al espacio cuando tenía cinco años. Solo que quien puso entonces el pie en la luna fue Neil Armstrong. Pero él echó a volar ya su pasión por las matemáticas, la ciencia, la física y la exploración. Era 1969 y Bezos, experto en el largo plazo, ya había decidido cómo iba a ocupar sus siguientes décadas. Hoy tiene 53 años y un imperio valorado en más de 70.000 millones de euros. Es dueño y señor de Amazon, y de todos los productos con el apellido de la sonrisa detrás. Se ha metido en los ordenadores, las casas, los móviles, las neveras, el correo y hasta en las cestas de la compra de millones de personas de todo el mundo. Ha sido, durante unas horas, el hombre más rico del mundo, y puede presumir de haberse mantenido fiel al lema de su vida: “Sigue tu pasión”.

El jueves las acciones de Amazon subieron un 1,5%. Ese incrementó hizo que Bezos, que posee el 17% de la empresa, arrebatara la corona de la fortuna a Bill Gates, fundador de Microsoft, según los rankings a tiempo real que prepara desde hace décadas las revista Forbes. Le ganó solo por unos cientos de millones (calderilla para millonarios), así que después de unas horas todo volvió a la normalidad: Bezos al segundo puesto y Gates a su trono.

El hombre que llevará los repartos al espacio 1
Jeff Bezos controla el 17% de las acciones de Amazon. | Foto: Jason Redmond/Reuters

Pero, durante estos momentos dio tiempo para entender la relevancia del imperio de Bezos. Porque la historia de Amazon es la historia de Bezos. Ha crecido en función de la personalidad de su fundador. Despacio, seguro, discreto, imparable.

“Subestimé su brillantez”

Este año, Amazon cumplió 20 años en Wall Street: vale un 50.000% más que entonces. El inversor que aquel 15 de mayo de 1997 vio en Amazon la oportunidad e invirtió 10.000 dólares, hoy tendría una fortuna cercana a los cinco millones de dólares.


Warren Butter, el cuarto hombre más rico del mundo, admitió recientemente que su gran error fue no haber invertido en Amazon. “Subestimé la brillantez de Bezos. Nunca pensé que podría tener un éxito de tal escala. Es el mejor empresario de la historia moderna. Nadie ha sido capaz de dominar así en dos industrias”, destacó el empresario en la junta general de accionistas de Berkshire Hathaway en referencia a su liderazgo aplastante en el comercio electrónico y la gestión de datos. Reed Hastings, fundador de Netflix, va más allá y reconoce que le asusta su genialidad, porque hace cosas que nadie se plantea.

Porque nadie se planteaba que un analista financiero de éxito de Nueva York abandonara todo para irse con su mujer a Seattle a montar una pequeña empresa de venta de libros por Internet. “Me di cuenta de que el uso de la Web crecía a un 2.300% al año. Nunca había visto u oído de algo que creciera tan rápido. Y la idea de construir una librería online con millones y millones de libros —algo que no podía existir en el mundo físico— me parecía muy excitante”, contó Bezos en el discurso de inauguración de Princeton en 2010.

Ante la duda: sigue tu pasión

“Dudé mucho pero decidí darme una oportunidad. No quería arrepentirme de no haberlo intentado. Tomé el camino menos seguro: seguir mi pasión”.

Esa pasión le llevó a un pequeño piso que costaba menos de 700 dólares en Seattle. Hoy le ha llevado a ser uno de los grandes terratenientes de Estados Unidos. Una de las últimas casas que ha comprado para él, su mujer y sus cuatro hijos fue la sede del Museo Textil de Washington D.C. Esa misma pasión le apoyaba cuando eran él y su mujer quienes envolvían con cartón los paquetes de los libros y los cargaban hasta la oficina postal. Hoy manda sobre decenas de miles de trabajadores en sus almacenes, entre los que se incluyen robots. Esa pasión le permitió seguir cuando a los cuatro años de su creación, Amazon.com todavía no daba beneficios. Hoy crece al 20% anual y se le calcula un valor bursátil de 460.000 millones de dólares, la cuarta mayor empresa del mundo.

El hombre de los repartos que soñó con la Luna
La risa de Bezos se ha convertido en un fenómeno de Internet. | Foto: Mike Segar/Reuters

“Estoy orgulloso de esa decisión. Al final, somos lo que elegimos”, dijo en aquel discurso en Princeton, la Universidad donde estudió ingeniería.

Bezos es el hombre que eligió la logística. Es el hombre que vive obsesionado con acortar, cada vez más, los plazos de entrega de sus productos. Con este objetivo, tiene una flota de aviones y de drones, que le permiten en algunos casos completar entregas en 13 minutos con Amazon Prime y Amazon Prime Air.


Pero, ni los aviones ni los drones solucionaban la entrega de productos frescos porque necesitaba más centros logísticos. Así, Amazon compró la cadena de supermercados Whole Foods por 13.700 dólares, pagados en efectivo y entró de lleno en otro de sus mercados objetivo: la alimentación.

Con estos movimientos que tambalean a sus competidores, Bezos demuestra que no solo le interesa el mundo virtual. Para el que ya desarrolla su propia red de mensajería, tiene su propia producción de películas y series, su plataforma de música y su propia asistente artificial, Alexa. La inteligencia artificial más aclamada es capaz de hacerte la compra (¿cómo no?), narrarte las noticias o convertirse en testigo de un crimen.

¿Qué le queda por hacer a Jeff Bezos?

Al considerar el historial, surge la pregunta de qué le queda por conquistar a Jeff Bezos. Los expertos señalan que todavía queda mucho espacio para seguir creciendo. El comercio online solo supone el 8,5% de toda la actividad de ventas en Estados Unidos, según los datos publicado por el Censo de Estados Unidos en mayo. Pero para Bezos el espacio es mucho más grande que cualquier porcentaje.

“¿Vas a pisar la luna algún día?”, le preguntó el periodista Steven Levy para la revista Wired en 2011. “¿Estás diciendo que si lo haría si pudiera?”. “Doy por hecho que podrás, te pregunto que cuándo crees que lo harás”. “Si quisiera comprar un viaje como turista para volar hasta la Estación Espacial Internacional, podría. Pero cuesta 35 millones de dólares. Quiero bajar el coste de acceso al espacio”.

El hombre que llevará los repartos al espacio
Jeff Bezos en una de las naves de Blue Origin. | Foto: Reuters photographers

Entonces llevaba 11 años al mando de Blue Origin, la empresa que ha creado para lanzar viajes espaciales de 11 minutos a partir del próximo año. “Mi modelo de negocio ahora mismo para Blue Origin es vender alrededor de mil millones de dólares en acciones de Amazon por año y lo uso para invertir en Blue Origin”, señaló Bezos hace unos meses en el 33º Simposio Espacial Anual de EEUU en Colorado Springs.

En última instancia, su plan es que Blue Origin se convierta en una empresa autosuficiente, con el objetivo a largo plazo de reducir los costes de los vuelos espaciales para que millones de personas puedan vivir y trabajar fuera de la Tierra. El plan es el mismo que hace 48 años. Que millones de niños de cinco años ya no tengan que soñar más con viajar al espacio, porque puedan hacerlo.

Continúa leyendo: Jeff Bezos supera a Bill Gates como el hombre más rico del mundo

Jeff Bezos supera a Bill Gates como el hombre más rico del mundo

Foto: JOSHUA ROBERTS
Reuters

Jeff Bezos acaba de conseguir lo que desde hace dos décadas era una tarea titánica: desplazar a Bill Gates del puesto del hombre más rico del mundo. La fortuna de Bezos, fundador y CEO de Amazon, supera los 77.000 millones de euros, 430 millones de euros más que el creador de Microsoft, según los últimos datos que ha compartido Forbes. Bezos ha conseguido esta corona después de que las acciones de Amazon subieran esta mañana un 1,5%.

Con este último dato en tiempo real, Bezos se convierte en la séptima persona —todos ellos hombres— en conseguir ser las más rica del mundo, desde que Forbes empezó a completar este ranking en 1978. Gates ha ocupado este puesto 18 de los últimos 23 años, incluido este 2017. El español Amancio Ortega es el tercero, en estos momentos, y consiguió superar a Gates durante dos días en 2016.

Lo esencial de la fortuna de Bezos proviene de su participación en el capital de Amazon. El empresario de 53 años poseía 80.890 millones de acciones, 17% del capital, según el último documento transmitido a la autoridad reguladora de los mercados. Aunque, por el momento, la ganancia que se ha calculado es virtual, puesto que Bezos no vende los títulos.

Su llegada a la cima del ranking de las personas más ricas del mundo representa el surgimiento de las fortunas de la nueva economía, principalmente de los fundadores de los gigantes de internet. Mark Zuckerberg, fundador de Facebook es el quinto más rico del mundo. Así, mientras que Gates ha formado parte de estos listados prácticamente desde su creación, la primera vez que Bezos apareció fue en 1998 con 1.300 millones de euros en el puesto 400. Muy lejos de su puesto actual. Desde la publicación de la clasificación anual de las personas más ricas del mundo por Forbes, el 20 de marzo, la acción de Amazon ha aumentado alrededor de 24% en Bolsa.

Forbes ha destacado en el momento de publicar la noticia que Bezos no hubiera conseguido ser la persona más rica del mundo si Gates no hubiera donado una gran parte de su fortuna a causas benéficas. La revista calcula que el creador de Microsoft ha donado más de 30.000 millones de euros a lo largo de su vida, mientras que el fundador de Amazon no alcanza los 100 millones.

Bezos (Alburquerque, 1964) comenzó a vender libros por Internet desde su garaje a través de la web Cadabra.com, un negocio que más tarde terminaría bautizando como Amazon. Con el tiempo, expandió sus operaciones a la venta de CDs, Vídeos, DVDs, videojuegos, cámaras de fotos, ordenadores, tablets, comida o muebles. La empresa salió a Bolsa en 1997, pero no comenzó a dar beneficios hasta cuatro años más tarde.

En agosto de 2013, Bezos amplió su imperio al comprar el diario estadounidense The Washington Post por 250 millones de dólares, que pudo pagar al contado.

Actualmente, Amazon se ha convertido en un imperio que ha comprado cadenas de supermercados, que reparte en cuestión de horas a todas partes del mundo y que cuenta con una flota de drones. Además, Bezos ha creado uno de los asistentes virtuales más famosos y útiles del momento, Alexa, y está preparando su propia red social.

Continúa leyendo: Así será el interior de la nave para turistas espaciales de Blue Origin

Así será el interior de la nave para turistas espaciales de Blue Origin

Redaccion The Objective

Foto: Blue Origin

“Los asientos con las ventanas más grandes jamás vistas en el espacio”. Así es como Jeff Bezos, CEO de la compañía Blue Origin, describe el interior la nave con la que planea transportar pasajeros al espacio exterior en 2018.

La empresa ha dado a conocer las primeras imágenes del interior del New Shepard, el vehículo que transportará a turistas más allá de la línea Kármán para vislumbrar la Tierra desde la lejanía mientras experimentan la gravedad cero.

Así será el interior de la nave para turistas espaciales de Blue Origin 2
Vislumbrar la Tierra desde el espacio ya no es un sueño futurista | Imagen: Blue Origin

El diseño muestra una cápsula de unos 15 m² (más que suficiente para que 6 personas floten en su interior), enormes ventanas y cómodos asientos de cuero reclinables, adornados con el logo en forma de pluma de la compañía, elegido porque es “el símbolo de un vuelo elegante y poderoso”.

En la representación, los pasajeros llevan “trajes de lanzamiento” más parecidos al vestuario de Star Trek que a la aparatosa parafernalia con la que solemos imaginar a los astronautas, y en el centro de la cápsula, con la estética de una inusual lámpara o mesa de última generación, se sitúa el extremo del motor de la nave.

Así será el interior de la nave para turistas espaciales de Blue Origin 1
Así es el New Shepard | Foto: Blue Origin

Aunque Blue Origin no ha desvelado todavía las tarifas para un vuelo espacial de aproximadamente 10 minutos de duración, algunos medios calculan que el precio oscilará entre los 100.000 y 200.000 dólares. 

Según Bezos, el principal atractivo de este tipo de vuelos no reside únicamente en visitar el espacio, sino también en la “emoción de la aceleración en el momento del ascenso” gracias a un potentísimo motor capaz de salir de la Tierra en pocos minutos.

Con la cápsula New Shepard, Blue Origin competirá con el SpaceX Dragon impulsado por Elon Musk, que se espera que envíe a dos turistas alrededor de la luna el próximo año,  pero no sólo eso: con New Glenn, Bezos espera llegar también allí para fabricar una base permanente en el satélite.

Continúa leyendo: Este es el líder de la "supremacía blanca" en Charlottesville

Este es el líder de la "supremacía blanca" en Charlottesville

Anna Carolina Maier

Foto: Justin Ide
Reuters

El periodista Jason Kessler tiene 34 años y es uno de los organizadores de las manifestaciones por la “supremacía blanca” en Charlottesville, una ciudad situada en el condado de Albemarle (Virginia) en los Estados Unidos que en los últimos días ha vivido un ataque por parte de un supremacista blanco que se ha saldado con al menos tres muertos y una veintena de heridos.

Kessler nació en el lugar y es el presidente de una organización que se identifica como encargada de “defender la civilización occidental” de nombre Unity and Security for America (Unidad y Seguridad para América).

En su descripción, el grupo señala que busca defender los “valores occidentales incluyendo su historia, la cultura, los principios y los pueblos”.

“Creemos que la inmigración desenfrenada está dañado a nuestra civilización. Las intervenciones extranjeras innecesarias y los ataques contra la historia y el patrimonio occidental son perjudiciales para la supervivencia de la tradición que nos trajo la razón, la lógica, la medicina, los derechos humanos y nos llevó al espacio exterior”, destaca.

Este hombre se ha mostrado no solo en contra de los negros sino de los inmigrantes en general. Muchas de sus opiniones están publicadas en su blog personal.

En esa página web se describe a sí mismo como un “periodista, activista y autor”.

Añade que “es conocido” por sus trabajos de investigación publicados en medios como The Washington Post, The Daily Caller y The Daily Progress. Además escribió una “novela de crimen negro” así como un libro de poesía. Tiene una maestría en la Universidad de Virginia.

En mayo, fue responsable de organizar el primer mitín en Charlottesville en rechazo a una propuesta para quitar una estatua de Robert E. Lee – general estadounidense que encabezó los ejércitos de los Estados Confederados de América durante la Guerra de Secesión- de un parque local.

En 2015, cuando un supremacista blanco mató a nueve personas negras en Carolina del Sur, los estadounidenses comenzaron a pedir que se retiraran las referencias a personajes racistas. Esto incluía estatuas, nombres de calles y escuelas. Kessler aboga porque esto no se logre.

La retirada de la estatua del general Lee en Nueva Orleans a principios de 2017 también trajo controversia y manifestaciones en la ciudad que han desencadenado en hechos violentos como los del fin de semana que causaron tres muertos y varios heridos.

Kessler en otra ocasión fue arrestado por desobedecer a un policía. Ha dicho que no pertenece a la organización de extrema derecha Ku Klux Klan y también, en otro momento, comenzó un movimiento para intentar remover del cargo a Wes Bellamy, un concejal negro de Charlottesville.

Continúa leyendo: Dormir en verano es posible: 7 formas de conciliar el sueño sin aire acondicionado

Dormir en verano es posible: 7 formas de conciliar el sueño sin aire acondicionado

Redacción TO

Foto: João Victor Xavier
Unsplash

Cada verano la misma historia. No hay quien viva con este calor que no remite y que hace que pasemos cada noche desesperados y sin dormir, sufriendo las consecuencias al día siguiente. Las habitaciones deben tener una temperatura de entre 18 y 20 grados centígrados, según la Asociación Española del Sueño y, a menos que tengas un aire acondicionado, esto parece un objetivo inalcanzable. Sin embargo, traemos buenas noticias: con los siguientes consejos podrás atenuar los efectos del calor y las noches serán más llevaderas sin necesidad de quedarte a cero a final de mes.

1. Bebe un vaso de agua fría antes de dormir

Cuando menos, un vaso de agua fría antes de acostarse. Y el vaso bien cerca para hidratar el cuerpo. Una receta sencilla y fundamental para combatir el calor.

2. Haz un hueco en el congelador para tus sábanas

Dejarás de ser reacio a hacerlo una vez compruebes su efectividad. Introduce las sábanas en una bolsa de plástico hermética, y deja que se enfríen durante varios minutos. Lo agradecerás toda la noche, o al menos el tiempo suficiente para conciliar el sueño.

Un gazpacho, la mejor cena en una noche calurosa de verano. | Foto: Jeremy Bronson/Flickr

3. Cena algo ligero

Mejor un gazpacho fresco que un chuletón de buey. Las comidas copiosas obligan al organismo a multiplicarse y a generar energía, lo cual deriva en calor. La mejor idea es tomar algo que hidrate y no sature el estómago.

4. Fabrica tu aire acondicionado casero

No subestimes el valor del ingenio. Utiliza un recipiente no muy profundo y llénalo de hielo. Luego pon el ventilador en marcha con el recipiente delante. Siente cómo el vapor helado alcanza tu cuerpo.

5. Dúchate con agua templada

Nuestro cuerpo reacciona generando calor cuando nos duchamos con agua fría. Así que no, no es una buena idea. Mejor hacerlo con agua templada.

Dormir en verano es posible: 7 formas de conciliar el sueño sin aire acondicionado
Muévete lo justo y necesario en las noches calurosas. | Foto: Will Fisher/Flickr

6. Deja de dar vueltas en la cama

Girando no haces otra cosa que aumentar la sensación de calor. La cama va absorbiendo esa temperatura y eso se traslada a tu cuerpo. Además, así podrás contener los nervios y evitarás acabar empapado. La mejor posición en tiempos excepcionales es de costado.

7. Mejor duerme solo, o al menos daos un espacio

Lo que menos necesitas cuando hace un calor extremo es que te achuchen por la noche, o que te pongan un brazo por encima, o que te respiren cerca y en la nuca. Así que mejor dormir solo. Y si no es posible, con un espacio de por medio.

TOP