Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Kurt Cobain, la voz de una generación

Nerea Dolara

Esta semana el líder de Nirvana cumpliría 50 años. Su dramática muerte a los 27 años lo convirtió en un mártir del rock y en un hito pop.

De camino a la escuela en Aberdeen llevaba su lonchera de Snoopy. Su infancia estuvo marcada por el divorcio temprano de sus padres, sólo tenía nueve años, y su adolescencia por la sensación de ser inadecuado, por una relación difícil con su familia, por sus sueños de ser un gran músico (una vez le dijo a un amigo que se haría famoso y rico y luego se suicidaría (sic) como Jimi Hendrix) y por las letras y reflexiones que escribía en sus diarios. Luego, no mucho después, Kurt Cobain dejaría atrás todo lo que le molestó y todo lo que odiaba: lo establecido, las normas, lo normal. Su banda, Nirvana, se convertiría, a poco tiempo de su creación, en una revolución musical y él, el silencioso e introspectivo compositor de rock, en un mito pop que esta semana cumpliría 50 años.

Kurt Cobain con Nirvana
Foto de archivo via Flickr.

Es sabido por todos que Cobain no estaba muy a gusto con la fama o lo establecido. Tras vender 10 millones de discos seguía comiendo sus predilectos Mac & Cheese de Kraft, odiando las entrevistas, negándose a subir a limusinas y viviendo sin guardaespaldas. Además detestaba -con el tiempo tuvo que resignarse a no poder echarlos de los conciertos- a los seguidores de su banda que sentía como fraudes, a quienes no entendían su mensaje: chicos de fraternidad, deportistas agresivos, chicos populares a los que siempre odió y, directamente, fue claro en decir a homófobos, misóginos y xenófobos que no eran bienvenidos en sus presentaciones. Pero el éxito estaba ahí, en forma de dinero, un enjambre de ejecutivos de la discográficas, relaciones públicas y demás lamebotas, conciertos repletos de miles de personas y cada vez menos libertad. Porque como siempre dijo el punk para él era eso, libertad. Y eso, justamente eso, es lo que, paradójicamente, menos tenía.

Nirvana comenzó -tuvo otros nombres como Fecal Matter- temprano. Cobain obtuvo como regalo por su catorce cumpleaños una guitarra usada de parte de su tío y comenzó a practicar. Conoció, al poco tiempo a Krist Novoselic, y la banda nació. Sólo faltaba un batería y Chad Channing fue el elegido. Nirvana tocaba en fiestas en una universidad en Olympia, Washington. Y poco después la discográfica independiente Sub Pop Records financió su primer disco. Así nació Bleach. Corría 1989.

Joan Jett junto a Dave Grohl y Krist Novoselic de Nirvana luego de que la banda ingresó al Hall de la Fama del Rock and Roll Hall of Fame en abril de 2014 | Foto: Lucas Jackson / Reuters
Joan Jett junto a Dave Grohl y Krist Novoselic de Nirvana luego de que la banda ingresó al Hall de la Fama del Rock and Roll Hall of Fame en abril de 2014 | Foto: Lucas Jackson / Reuters

Al año siguiente, tras vender 35 mil copias, Nirvana (que despidió a Channing y a otros varios sustitutos, aceptó a Dave Grohl en la alineación hasta el fin de la banda) grabó nuevas canciones, incluida Smells Like Teen Spirit. Esta canción luego generaría malestar incluso físico en Cobain, que detestaba tocarla por lo famosa que se había hecho. Llegó a decir en una enrevista en Rolling Stone que no recordaba el solo de guitarra y que prefería salir del escenario a interpretarla (aunque continuaba haciéndolo de vez en cuando).

Con las nuevas canciones, y su nuevo batería, Nirvana consiguió un contrato con DGC. Los rockeros detestaban a las grandes discográficas, pero siempre defenderían que trabajaron con DGC para llegar a más personas. El resultado de esta unión fue Nevermind (1991). El éxito fue instantáneo y aplanador. Nirvana se hizo popular, omnipresente y símbolo de su tiempo. Cobain, mientras tanto, estaba cada vez más incómodo con la situación. Y su estómago comenzó a dejárselo claro. El cantante sufría de un dolor crónico que le impedía comer e incluso, a veces, hasta beber agua. Pero continuaba de gira. Y para calmar su desesperación recurrió a la heroína.

En ese tiempo Cobain conoció a Courtney Love, líder de Hole, y se casó con ella poco después. Esperaban un bebé. La prensa, obsesionada con el nuevo rock star, incluyó a la pareja en el reducido altar de las más míticas relaciones amorosas del rock. Allí estaban en atención y escrutinio junto a Yoko y John o Sid y Nancy. Pasaron dos años antes de que Nirvana estrenara su tercer disco, In Utero, y en ese tiempo Cobain sufrió varias sobredosis y fue detenido (y luego liberado) por una denuncia de abuso doméstico contra Love.

Cobain dejó las drogas y, en entrevistas, habló de estar más feliz y satisfecho, además de ya no sufrir de su dolor crónico… también habló de sentir cierto miedo por no tener alimento creativo una vez que su sufrimiento se había detenido. Cuando hizo esa afirmación a Rolling Stone también comentó no tener, en ese momento de la gira de In Utero, ninguna canción nueva.

La banda continuaba con su desacato general y su provocación. En su primera aparición en Saturday Night Live rompieron los instrumentos en televisión nacional y en los premios MTV Novoselic se golpeó a sí mismo con el bajo y la banda se burló de Axl Rose (enemigo declarado de Cobain). Cobain comenzaba a deslizarse por el camino de los estupefacientes de nuevo. Durante la gira mundial, en Roma, Love lo encontró inconsciente debido a una sobredosis de alcohol y Rophynol (luego se encontró una nota de suicidio). Desde ese momento todo fue en picado.La policía de Seattle visitó la casa de la pareja cuando Love llamó diciendo que Cobain se había encerrado en el baño con un arma. Siguió una intervención -Love estaba convencida de que Cobain estaba en un estado suicida y que su abuso de las drogas era peligroso- y el internamiento en un centro de desintoxicación. Cobain escapó tras varios días.

Portada de la revista Rolling Stone.
Portada de la revista Rolling Stone.

La noticia de que un cadáver se había encontrado en una de sus casas en Seattle llegó a las redacciones del mundo. Horas después se confirmaría. Kurt Cobain había muerto. Se había suicidado utilizando una escopeta. Tenía 27 años.
Cobain se convertiría en un mártir de la causa del rock (el álbum del MTV Unplugged grabado en 1993 salió a la venta tras su muerte y debutó como primero en las listas… vendió cinco millones de copias y ganó el Grammy), en un símbolo de un tiempo en que el grunge triunfó sobre una industria prefabricada y en que el pelo sucio, las letras de protesta y las voces desgarradoras llegaban más al público que las coreografías ensayadas y el playback. Su revolución no duraría mucho. Como todo ídolo de la contracultura, Cobain se convirtió en mercancía, en camisetas, pósters y leyendas urbanas.

Flores, velas y dibujos conmemorando el décimo aniversario de la muerte de Cobain en Viretta Park en Seattle, Washington el 5 de abril de 2004 | Foto: Anthoy Bolante / Reuters
Flores, velas y dibujos conmemorando el décimo aniversario de la muerte de Cobain en Viretta Park en Seattle, Washington el 5 de abril de 2004 | Foto: Anthoy Bolante / Reuters

Su vida se removió una y otra vez en libros, reportajes y películas. Hasta sus más íntimos diarios y dibujos salieron a la luz hace poco en un documental autorizado. Su reproducción animada puede verse en Guitar Hero 5. Mientras tanto la industria de la música domó a los rebeldes y parió una nueva camada de bandas con hits edulcorados. Cobain marcó un momento en la historia del rock y con su muerte ese momento, la voz de una generación insatisfecha y molesta, se apagó, entre jingles, coros pegadizos y mega conciertos.

Descubre cuántos datos gastas al usar Spotify

Redacción TO

Foto: Spotify

Spotify se ha convertido en un imprescindible para muchos usuarios de smartphone. Con un catálogo de música gigantesco por una tarifa mensual o, en su defecto, el disfrute de miles de canciones mediante el modo freemium con anuncios intercalados, el servicio líder de música en streaming  ha convencido a 100 millones de usuarios que a golpe de play aprovechan cualquier momento para escuchar sus canciones favoritas. Sin embargo, el uso de este servicio tiene la contrapartida de que consume una gran cantidad de datos si no disfrutas de una cuenta Premium. Sin embargo, ¿te has parado alguna vez a pensar cuántos datos consume exactamente la aplicación?

Dependiendo de la calidad de audio

Los datos que consume Spotify dependerá de la calidad con la que estemos escuchando el contenido.

  • Calidad baja: 96 kilobits (Kbps), supone un gasto por hora de reproducción de unos 43 megas.
  • Calidad alta: 160 Kbps, supone un gasto de unos 72 megas a la hora.
  • Calidad máxima: 320 Kbps, supone el gasto de 144 megas por hora reproducida. Esta opción sólo está disponible para cuenta Premium.

¿Cómo controlar los datos de Spotify?

  1.  Verificar el uso de datos móviles

Puedes hacer un seguimiento de la cantidad de datos que vas gastando al escuchar la aplicación y, de esta forma, elegir la calidad de escucha. Esto lo podrás comprobar en Ajustes Datos móviles.

La cantidad de datos hace uso de Spotify

             2. Seleccionar la calidad de la música

Para ello deberás abrir la aplicación de Spotify en tu teléfono e ir a configuración, que la encontrarás en la esquina superior derecha una vez que has pinchado en tu biblioteca. Una vez ahí, en la parte inferior de la pantalla, aparecerá calidad de la música.

La cantidad de datos hace uso de Spotify

        3. Escuchar música sin conexión

La manera más idónea de escuchar tus canciones favoritas sin gastar datos es hacerlo en modo sin conexión. Sin embargo, esta opción sólo está disponible para suscriptores Premium, que podrán descargar listas, álbumes y podcasts sin gastar datos.

Chris Cornell, vida y muerte del príncipe del 'grunge'

Jorge Raya Pons

Foto: Mark Blinch
Reuters

Todo es nostalgia ahora que Chris Cornell ha muerto. Cornell fue uno de los músicos más importantes de los últimos 30 años. Encarnaba la esencia de esa música enérgica y emocional que fue el grunge, una revolución cultural que sacudió Seattle (Estados Unidos) y el mundo entero en unos tiempos que marchaban sin rumbo ni paradero.

Cuentan que Chris Cornell tuvo una infancia complicada, que salía rara vez a la calle, que convivió con momentos de tristeza y depresión que lo acompañaron siempre. Que comenzó con la delicadeza del piano y terminó golpeando duro los platillos y los bombos, que sentándose frente a la batería logró encontrarse a sí mismo.

Cornell fue descubriendo con el paso de los años que no solo era un gran baterista, sino un gran cantante, y la fama, el éxito, el dinero y las mujeres llegaron al ritmo que Soundgarden, el grupo que él mismo fundó, subía como la espuma. Aquella banda marcó una época; no era extraño que los seguidores del grunge genuino, al ser preguntados por su grupo favorito, forzados a elegir entre Pearl Jam y Nirvana, terminaran decantándose por Soundgarden.

Chris Cornell, vida y muerte del príncipe del grunge 1
Chris Cornell y Kim Thayil, en un concierto de Soundgarden en 2013. | Foto: Chris Pizzello/AP Photo

Ahora que Cornell ha muerto, que Scott Weitland (Stone Temple Pilots) se fue, que Kurt Cobain (Nirvana) y Layne Staley (Alice in Chains) nos dejaron –solo nos queda Eddie Vedder (Pearl Jam)–, llega la conciencia del tiempo irreversible. El último gran proyecto de Cornell en la música llegó con Audioslave, esa banda total que unía su voz con los riffs salvajes de los Rage Against the Machine, y que grabó un primer álbum asombroso y un segundo algo más flojo. Entre los logros más sonados del supergrupo se encuentra la celebración de un concierto en Cuba en 2005 que se convirtió en el primer directo que hacía un conjunto estadounidense en la isla.

“Generalmente miro hacia delante”, dijo Cornell en una entrevista concedida en 2012 a El País. “Cuando miro hacia atrás me siento afortunado de haber superado lo que pasé y de que Soundgarden sea lo que es hoy en día. Fuimos pioneros de la escena musical del tiempo en que empezamos, en los noventa, y hay cierto orgullo en ello, pero en realidad creo que estoy haciendo más ahora y que voy a hacer mucho más en el futuro”. En este siglo Cornell hizo carrera en solitario, persiguió una música más melódica, más calmada, un esfuerzo –logrado o no– de crear canciones intimistas. Con todo, siempre llevó sobre sus hombros el peso de un pasado memorable.

Ayer mismo estaba Chris Cornell sobre el escenario en Detroit con sus viejos amigos de Soundgarden y nada parecía anticipar que aquella sería su última noche. La noticia ha caído como un rayo. Para el recuerdo quedan los años dorados, su espíritu rebelde e inspirador, los tiempos en que la música significaba algo más que música. Cornell no fue uno de tantos.

Diego Amador conquista Argentina con su flamenco más latino

Lidia Ramírez

Foto: Rubén Martín
Alacran Records

Llevando el arte flamenco, su arte flamenco, desde principios de abril por toda América con su último trabajo discográfico, ‘Soy de las 3000′, el pasado jueves Diego Amador hizo vibrar Buenos Aires con esa garra interpretativa que le caracteriza en la voz y en las manos.  Los destellos armónicos y el sonido de su indomable piano flamenco envolvieron la sala Cara y Caretas de la capital argentina, llena hasta la bandera, que nunca sintió de tan cerca el arte andaluz.  Y es que como ya contó el propio artista a The Objective justo antes de comenzar su gira americana, este nuevo trabajo discográfico es una rumba flamenca donde habla de su familia, de su barrio en Sevilla, de todo lo que pasa en las 3.000. “Le tengo mucho cariño. Es el mapa de donde vengo“, aseguraba.

El arte de Las 3.000 conquista Argentina gracias a Diego Amador/Diego Amador conquista Argentina con sus ritmos latinos y su arte flamenco 1
Diego Amador en un momento de la actuación en Buenos Aires. | Foto: El Estímulo

Con una muestra de géneros y culturas, pero sobre todo con esa fusión de salsa con tono flamenco, el cantante español regaló a los porteños una velada inolvidable a través de un concierto que superó las expectativas con un amplio repertorio musical en el que también pudo lucirse su hijo, Diego Amador, en metales. El espectáculo fue un verdadero deleite de pureza y honestidad, pero también un recorrido musical por la historia del flamenco donde no faltaron los homenajes a Paco De Lucía y Camarón, entre otros, brindando la oportunidad de escuchar relatos y anécdotas entre canciones que sellaron una noche cálida y muy íntima para el público porteño. De esta forma, la pasión y el grito desgarrado del flamenco se fusionaron con los ritmos latinos haciendo vibrar a la tanguera ciudad de Buenos Aires.

El arte de Las 3.000 conquista Argentina gracias a Diego Amador/Diego Amador conquista Argentina con sus ritmos latinos y su arte flamenco 3
Diego Amador en un momento de la actuación en Buenos Aires. | Foto: El Estímulo

“‘Soy de las 3.000’ es el mapa de donde vengo”

Diego no es un purista cuando se trata del flamenco, más aún si tenemos en cuenta que su principal instrumento no es tradicional del género. En este sentido, acorde a su espíritu innovador y de la mano del reconocido músico y arreglista cubano Alain Pérez, surgió la idea de dar un vuelco a su carrera artística y crear algo totalmente diferente a lo que Diego nos tiene acostumbrados.  ‘Soy de las 3.000’ es su disco más biográfico, una maravilla artística en la que el salero andaluz y los ritmos latinos se abrazan para dar lugar a algo estremecedor.  “Se trata de un trabajo compuesto para que llegue a todo el mundo, no sólo a los amantes del flamenco. Es un disco muy alegre, para que la gente lo pase bien”, nos contaba desde su casa en Sevilla antes de partir rumbo a América.

Nueve temas son los que conforman su nuevo álbum, siendo el pilar del recopilatorio el tema del mismo nombre que el disco, con el cual ha querido homenajear al barrio donde se crió. Sin embargo, el tema punta de lanza de este material es La Sandunguita, donde junto al venezolano Oscar D’León, ‘El Gran Faraón de la Salsa’, nos brindan una camaradería musical contagiosa y explosiva que hace bailar frenéticamente.

También encontramos hits como Dos Gardenias, de Antonio Machín, Ahora Quién, de Marc Anthony, o El Son de la Madrugada, una emotiva canción que ya había grabado dos décadas atrás con la popular artista cubana Omara Portuondo. Además, junto a Alejandro Sanz interpreta Regálame la silla donde te esperé,  una llamarada musical donde dos de las voces más íntegras del mundo hispano dibujan un pentagrama en el que el nuevo flamenco fulgura en su máximo esplendor.

En los próximos días Diego Amador actuará en Lima, Perú, 16 de mayo; Guadalajara, México, 24 de mayo; y Monterrey, México, 26 de mayo.

Arabismos. Festival de Jóvenes creadores en Madrid

Redacción TO

Foto: Amr Dalsh
Reuters/File

Si no tienes planes para la próxima semana, desde The Objective te proponemos Arabismos. Festival de Jóvenes creadores, que Casa Árabe de Madrid organiza del 18 al 21 de mayo, en el marco de la programación especial de su décimo aniversario. La institución cumple diez años acercando España al mundo árabe y viceversa. Con este evento, Casa Árabe abre sus espacios para acoger diferentes manifestaciones culturales de la mano de jóvenes interesados y comprometidos con el mundo árabe, con sus tradiciones, su cultura y su devenir actual. Durante los cuatro días se presentarán eventos de muy diversa índole: conferencias sobre la actualidad del mundo árabe y la creación poética, un concierto, una exposición, dos obras de teatro, un taller gastronómico y otro de percusión.

Como la propia organización indica “de la misma manera que en nuestro idioma encontramos infinidad de giros provenientes del árabe, denominados ‘arabismos’, este festival pretende visibilizar esta misma impronta en nuestra cultura contemporánea, mostrando la interesante contribución de jóvenes árabes y españoles a la sociedad española y europea con su trabajo creativo o intelectual”.

Idénticos

La compañía “Entre dos orillas” presenta esta obra de teatro dirigida y protagonizada por Ibahim Ibnou Goush. Tras la representación habrá un debate con el director. Ibnou Goush define su obra con esta cita extraída del libro “León el Africano” de Amin Maalouf: “Por mi boca oirás hablar el árabe, el turco, el castellano, el bereber, el latín y el italiano vulgar, pues todas las lenguas, todas las plegarias me pertenecen. Mas yo no pertenezco a ninguna. No soy sino de Dios y de la tierra, y a ellos retornaré un día no lejano…”. El 20 de mayo a las 19:00 en el auditorio de Casa Árabe, por un precio de cinco euros (cuatro si se compra online).

Círculo de percusión afroárabe

El músico Samir Elturky impartirá este taller de improvisación, al que los asistentes pueden traer su propio instrumento o utilizar uno suministrado por Casa Árabe. En el taller, que es gratuito y se llevará a cabo el 20 de mayo de 17:05 a 18:45 horas, los asistentes podrán crear música en grupo con cualquier instrumento de percusióndjembé, darbouka, conga, bongos, cajón…

Exposición “El país que me habita”

Los artistas Dar Al Naim, Bilal Dadou, Bashem Pablo y Kinda Youssef exhibirán sus obras en esta muestra desde el 20 de mayo y hasta el 29 del mismo mes. Los trabajos de los artistas hablan de temas como el drama de los refugiados sirios, la irracionalidad de las fronteras, la nostalgia del exiliado y la reivindicación de su identidad poliédrica. Durante la inauguración tendrá también lugar un encuentro con todos los participantes en el festival y con el diseñador de la imagen del festival, el ilustrador Nader Sharaf.

Cocinar Madrid. Cocinar Beirut: Poéticas del Gusto

Taller de cocina a cargo de Suraia Abud y Susana Moliner en el que se pondrán en juego la antropología alimentaria y audiovisual junto con  la cocina, con el fin de investigar en torno a lo que se cuece y las historias que bullen entre Madrid y Beirut.  “Una propuesta para poner mesa y mantel al Mediterráneo y de esta forma escuchar, ver y probar sabores que resuenan entre las gentes que cruzan y habitan esa región, poniendo en valor la diversidad de las identidades y las memorias culinarias”.

Arabismos. Festival de Jóvenes creadores en Madrid 2
Pintura en una calle cerca a la Plaza de Tahrir en El Cairo | Foto: Rodrigo Isasi

Los participantes pueden llevar un ingrediente, si así lo desean, para aportar su sabor y su memoria a los platos cocinados durante el taller, que se celebra el 21 de mayo de 11:00 a 14:00 horas de manera gratuita, previa inscripción.

“Cocinar Madrid Poéticas del Gusto es un proyecto culinario-cultural itinerante donde se busca poner en valor la vida y las historias de los mercados y de los barrios, así como  conocer distintos significados de la alimentación, de cocinar y de comer”, asegura la organización.

Poesía al aire

Recuperando la idea de los antiguos diwan de bagdad –colección de poemas islámicosOsama Cheikh, Yasser Dutroi y Youssra El Otmany debatirán sobre diversas cuestiones y mostrarán al público asistente cómo está presente la poesía clásica y contemporánea en su vida y hablarán de los poemas de autores españoles y árabes que les han acompañado en los últimos años. El evento se realizará el 21 de mayo a las 18:00 horas.

Arabismos. Festival de Jóvenes creadores en Madrid 1
Una mano de una joven de Cachemira, con tatuajes de henna tradicionales musulmanes | Foto: Yannis Behrakis/Reuters

Tres reflexiones escénicas sobre estética

El Festival Arabismos concluirá el 21 de mayo con esta conferencia escénica que tendrá lugar a las 20:00 horas, y estará a cargo de Nadia El Kastawi y Ahmed Benattia, con música pinchada en directo a cargo de Carlos Alcántara. La pieza reflexiona sobre algunos de los conflictos que median en la construcción de la estética contemporánea en el Magreb: la concepción de Dios, la hegemonía cultural occidental, la sexualidad, etc…

Pero todos estos eventos no serán los únicos que Casa Árabe lleve a cabo este 2017 para conmemorar sus diez años de existencia.  Con la llegada del verano y del festival PhotoEspaña, se podrá disfrutar a partir de junio en esta institución de la exposición “Un impulso extraño” (An Uncanny Impulse) de la Fundación Árabe para la Imagen de Beirut, que explora el arte de coleccionar fotografía a través de los ojos del coleccionista libanés Mohsen Yammine. En esta exposición se podrá ver una selección de fotografías de su archivo de más de 1400 imágenes que hablan de los modos de vida y gustos sociales de principios de siglo en Oriente Medio.

TOP