Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

La fiebre del crossfit

Pablo Mediavilla Costa

Foto: Pablo Mediavilla Costa

La disciplina de fitness extremo ha conquistado medio mundo en apenas unos años

Si te suenan palabras como emom, burpee, amrap, wod o snatch seguro que practicas crossfit o tienes algún conocido que no pierde oportunidad para hablar del tema. Con apenas 16 años de vida, esta disciplina de fitness extremo está arrasando en todo el mundo por los rápidos resultados que ofrece a sus practicantes, grupos de hombres y mujeres que compiten y se divierten levantando pesas, ruedas de camión o escalando por una cuerda. En España y Portugal ya hay más de 300 gimnasios o, en el argot crossfitero, boxes dedicados a este entrenamiento y fenómeno social. Solo en Madrid capital hay 40.

“Empecé a hacerlo hace tres meses después de terminar una relación. Quería despejarme y encontrarme a mí mismo. Lo recomiendo al cien por cien, es adictivo”, dice Gurgen, de 37 años, en una pausa del entrenamiento en el box 28004 del centro de Madrid. Hoy hay diez hombres y cinco mujeres. Suena “Work It” de la rapera Missy Elliott mientras la clase empieza el calentamiento. Hay sonrisas y choques de manos, parece un grupo de amigos. Fran Ruiz es entrenador certificado de crossfit desde hace dos años y maneja las operaciones. “Me ha hecho más fuerte, ágil, flexible, resistente… He mejorado en todas las vertientes”, dice.

Inventado por los norteamericanos Greg Glassman y Lauren Jenai en el año 2000 en California, el crossfit es una mezcla de halterofilia, ejercicios aeróbicos y calistenia, movimientos de fortaleza que aprovechan el propio peso corporal. La clave está en la variedad y combinación de pruebas posibles y, en especial, en la intensidad con la que se hacen las repeticiones. Es un entrenamiento duro y también un deporte. Cada verano desde 2007 se celebran en Estados Unidos los CrossFit Games. Retransmitidos por la cadena ESPN, los mejores del mundo se dan cita para intentar alcanzar el título de World’s Fittest o, en inglés, El o La Más En Forma Del Mundo.

“Me ha hecho más fuerte, ágil, flexible, resistente… He mejorado en todas las vertientes”

Ese título de campeón mundial es una marca registrada porque el crossfit es también un negocio. CrossFit Inc. es la empresa de Greg Glassman se divorció de Lauren Jenai y compró su parte del negocio que controla este deporte y que obtiene alrededor de 100 millones de euros de beneficios anuales y tiene una valoración en el mercado de cerca de 4.000 millones de euros, según Forbes. Los gimnasios que quieren usar su nombre tienen que abonar una cuota anual de 3.000 dólares y los entrenadores que lo imparten deben certificarse en, al menos, uno de los cursos que ofrece la empresa. Además, en la web oficial se puede descargar una revista, visitar la sección para niños, comprar merchandising o consultar el WOD, Workout Of the Day o ejercicio del día.

El entrenador de crossfit Fran Ruiz, 32 años, da instrucciones a la clase.
El entrenador de crossfit Fran Ruiz, 32 años, da instrucciones a la clase.

Una prueba de su rápido crecimiento económico es la guerra que enfrenta a dos gigantes de la ropa deportiva. Reebok firmó en 2011 un contrato de patrocinio exclusivo por diez años con CrossFit Inc. Por su parte, Nike está al acecho de algunos de los mejores atletas de la disciplina y hasta ha sacado un modelo de zapatilla especialmente diseñado para practicarla. En los pasados Games, Reebok prohibió el uso de ese modelo a los participantes, lo que dio lugar a una campaña de Nike en las redes sociales con el lema Don’t ban our shoe, beat our shoe (No prohíban nuestra zapatilla, ganen a nuestra zapatilla) . La batalla por conseguir el patrocinio del universo crossfit en 2021, cuando acabe el contrato de Reebok, será cruenta y, presumiblemente, cubrirá de oro a Greg Glassman.

“Me gusta porque es variado y entretenido. No es como el gimnasio que es todo repeticiones, siempre lo mismo”

Sigue la clase en el 28004. María, de 29 años, está levantado 30 kilos de peso (más la barra) con la técnica propia de la halterofilia. Piernas flexionadas, impulso y barra a los hombros. Tiene las abdominales marcadas y ha empezado a sudar. “Me gusta porque es variado y entretenido. No es como el gimnasio que es todo repeticiones, siempre lo mismo”. Empezó a practicarlo hace un año y medio y es, por lo visto hoy, la más en forma de su clase.

Uno de los comentarios habituales sobre el crossfit es que ha sido abrazado por el público femenino, menos presente en las salas de levantamiento de peso de los gimnasios tradicionales. “Según mi experiencia hay un poco más de hombres casi siempre, pero en este box concreto hemos hecho un esfuerzo por atraer a las mujeres. A mí personalmente me encanta trabajar con ellas porque son en las que más evolución veo”, dice el entrenador Fran Ruiz.

El aspecto más polémico es el de las lesiones. Hay todavía pocos estudios al respecto, aunque suele apuntarse a la falta de preparación técnica en el levantamiento de peso, los niveles inadecuados de intensidad en relación a la forma física de los practicantes y la cualificación de los entrenadores. La compañía CrossFit Inc. ha respondido con estadísticas que indican un grado de lesividad (de 2,4 a 3,1 lesiones por cada 1000 horas de entrenamiento) que es inferior a correr o hacer triatlón. “Es un deporte para todo tipo de gente. Nosotros adaptamos los ejercicios a la persona y no la persona a los ejercicios”, afirma Ruiz.

Popularizado por estrellas de Hollywood como Channing Tatum, Cameron Diaz o Jessica Biel, el crossfit cuenta ya con sus propias leyendas como Rich Froning, campeón de los CrossFit Games durante cuatro años seguidos, del 2011 al 2014, y es practicado por cuerpos de seguridad y de bomberos y por algunas unidades del ejército norteamericano. La clase termina con un aplauso y algunos se quedan practicando ejercicios con la música de fondo. Javier, de 41 años, se acerca y me dice con una medio sonrisa: “desconectas mucho, te olvidas de todo, pero acabas muerto”.

Stefan Zweig y la resistencia tibia contra el nazismo

Jorge Raya Pons

Foto: X CREATIVE POOL

La vida de Stefan Zweig (Viena, 1881- Persépolis, 1942) estuvo marcada por las guerras. No era fácil ser judío en los tiempos en que serlo suponía morir sin dignidad y gaseado en los campos de concentración de los nazis. Zweig fue como “un gitano curioso” que viaja sin fronteras, como él mismo se describió, y sintió como propio el espíritu de Europa, que comprendió como una manera de explicarse el mundo.

El joven Zweig siempre estuvo bien relacionado, y esto fue posible gracias a que creció en una familia de comerciantes y banqueros. Poseía una inteligencia que desbordaba y un hambre de conocimiento que lo llevó a conocer, siendo un adolescente, todos los versos de Rilke, la elocuencia de los clásicos griegos y latinos, la poesía de Verhaeren. Fue Theodor Herzl quien le dio la oportunidad de escribir con apenas 19 años en el Neue Freie Presse, uno de los grandes periódicos de Viena. Este hecho resulta especialmente elogioso si atendemos a que Herzl, además de uno de los periodistas más bravos de su tiempo, ha sido recordado por la Historia como el padre del sionismo.

Stefan Zweig y la resistencia tibia contra el nazismo 1
La casa de Zweig en Petrópolis, Brasil. | Fuente: Wikimedia

Todas las esperanzas depositadas en el joven Zweig fueron confirmándose. En la década de los veinte, Zweig se convirtió en el autor más conocido en lengua alemana, aunque no el más hábil, y su carrera en apariencia imparable únicamente se vio frenada por el auge del fascismo en Europa.

Cuando huyó definitivamente de Austria, con el inicio de la II Guerra Mundial, Zweig era toda una eminencia y no tuvo problemas para iniciar una vida alejada, en términos físicos, de la Solución Final, que amenazaba con acabar con judíos y gitanos. Zweig siempre sintió cierto grado de culpabilidad, de responsabilidad con el prójimo y, por supuesto, de nostalgia por servir como espectador del hundimiento de Europa. En Brasil, donde llegó tras breves estancias en París y Londres, mantuvo la convicción de que el éxito del nazismo se iba a extender a todo el planeta.

Zweig fue señalado como tibio en la crítica, un elemento pobre de la resistencia; algunos de sus contemporáneos lo acusaron de cobarde. Si bien su postura contraria a Hitler era evidente, no solo por su origen sino también por sus ensayos, sus compatriotas ansiaban de él actos mayores.

Stefan Zweig y la resistencia tibia contra el nazismo 3
Retrato de Stefan Zweig. | Foto: AP Photo

En El mundo de ayer, su autobiografía y última obra, que vio la luz de manera póstuma, Zweig parece justificarse por momentos. El autor vienés reconoce que fue ingenuo y que nunca imaginó que la barbarie fuera a llegar tan lejos:

Puesto que trato de ser lo más sincero posible, debo confesar que en el año 1933, y aún en 1934, creíamos imposible en Alemania y en Austria incluso la milésima parte de lo que sucedería semanas después. Cierto que contábamos de antemano con que los autores libres e independientes sufriríamos entorpecimientos, inconvenientes y animosidades. Inmediatamente después del incendio del Reichtag en 1933, advertí a mi editor que pronto se acabarían mis libros en Alemania. Nunca olvidaré su estupor.

–¿Por qué se han de prohibir sus libros? –inquirió, perplejo–. Usted nunca ha escrito una palabra contraria a Alemania, ni intervenido en política.

Sin embargo, como cabía esperar, Zweig fue acosado por el III Reich, que no permitió la lectura de otros libros que no fueran los doctrinarios y la defensa de otras ideas que no fueran las impuestas. Resulta muy interesante su biografía para tomar el pulso de una época que ahora parece remota, pero que no lo es tanto. Con el ascenso constante de los populismos y la ultraderecha en nuestros días, este fragmento parece revelador:

El nacionalsocialismo […] desarrollaba su método con precaución: una dosis pequeña, y, después de una dosis, una pausa. Cada vez, sólo una píldora, y luego, un momento de espera para comprobar si la conciencia universal había asimilado la dosis. Y en vista de que la conciencia europea –para mal y vergüenza de nuestra civilización– demostraba un absoluto desinterés, ya que aquellas brutalidades se realizaban fuera de sus fronteras, las dosis fueron cada vez mayores, y, al fin, Europa entera sucumbió a ellas.

Stefan Zweig y la resistencia tibia contra el nazismo 2
Fotograma de ‘Stefan Zweig. Adiós a Europa’. | Fuente: X Creative Pool

La cineasta Maria Schrader presenta en Stefan Zweig. Adiós a Europa un retrato elogioso del autor de Novela de ajedrez, centrando sus 106 minutos de película en los años que vivió a un océano de distancia de su patria. En una entrevista para El Español, Schrader defiende a Zweig como un hombre comprometido políticamente que, a su modo, supo enfrentarse a la injusticia que gobernaba el continente: “Era una persona que seguía sus propias reglas, y en esas reglas estaba que nunca atacaba a nadie, nunca atacaba con sus palabras. Lo que los periodistas le pedían era un veredicto sobre Alemania, y creo que Stefan Zweig lo que quería era pintar un cuadro del conflicto más complejo y se encontró con un mundo en el que las únicas posibilidades eran sí o no, blanco o negro, y eso era demasiado simplista […] No creo que exista solo una forma de actuar para los artistas”.

La película, que se estrena el próximo viernes, ayuda a dibujar un perfil del afamado escritor judío, que decidió quitarse la vida en la cama junto a su mujer tras reconocerse incapaz de soportar la imagen de una Europa que se destruía a sí misma. En su carta de suicidio, Zweig parece abandonar este mundo con cierta humildad, derrotado. No encuentra otra salida ante la caída del sueño que causándose la muerte. “Dejo saludos para todos mis amigos”, dejó escrito en su despedida. “Quizá ellos vivan para ver el amanecer después de esta larga noche. Yo, más impaciente, me voy antes que ellos”.

Así es la nueva línea de Louis Vuitton que une a Jeff Koons y Da Vinci

Redacción TO

Foto: LOUIS VUITTON

Las obras de Jeff Koons no suelen ser accesibles para el ciudadano de a pie. En 2013, su Perro Globo se convirtió en la pieza artística más cara jamás vendida en una subasta, alcanzando un precio de 58,4 millones de dólares. El año siguiente, más de la mitad de los bienes subastados más valiosos en la base de datos ArtNet pertenecían al autor norteamericano, que se ha consolidado como uno de los autores vivos más cotizados de su tiempo.

Sin embargo, gracias a Louis Vuitton, puedes hacerte con un Jeff Koons por 395 euros. Es por el precio que está a la venta un charm de bolso, el accesorio más asequible de Masters, una colección que combina moda y arte clásico de una forma especial. En esta, podemos encontrar, por ejemplo, diseños de bolsos con el Cúpido de Tiziano Vecelli  o carteras con la Mona Lisa de Leonardo Da Vinci.

“Este proyecto me ha hecho querer hacer más cosas accesibles para la gente”

Para Koons, esta colección es una extensión de su serie Gazing Ball, en la que reproduce los clásicos de artistas como Manet o Rembrandt. En una entrevista para The New York Times, Koons admitió que sus bolsos se aproximan a lo metafísico: “Este trabajo versa acerca del brillo, de los fundamentos de la filosofía, de la pasión, de lo que significa ser un ser humano, de lo que significa ser un animal, de la idea de la trascendencia”.

Las declaraciones hiperbólicas del artista responden a su entusiasmo. Con el mismo ánimo asegura, junto a Michael Burke, director ejecutivo de Louis Vuitton, que sus bolsos han sido pensados para acercarlos a la calle. “Este proyecto me ha hecho querer hacer más cosas accesibles para la gente”, precisó en la misma entrevista Koons. Estas afirmaciones contrastan con los precios de los accesorios. Por ejemplo, un bolso con La caza del tigre, de Rubens, cuesta 3.000 euros.

En cualquier caso, la lista de productos es amplia y aquí se pueden apreciar algunos de ellos:

Así es la nueva línea de Louis Vuitton que une a Jeff Koons y Da Vinci
Bolso con el Cúpido, de Tiziano, por 2.400 euros. | Fuente: Louis Vuitton

Así es la nueva línea de Louis Vuitton que une a Jeff Koons y Da Vinci 3
Una wallet châine de la Mona Lisa, por 2.400 euros. | Fuente: Louis Vuitton

Así es la nueva línea de Louis Vuitton que une a Jeff Koons y Da Vinci 4
Mochila con La caza del tigre, de Rubens, por 2.400 euros. | Fuente: Louis Vuitton

Así es la nueva línea de Louis Vuitton que une a Jeff Koons y Da Vinci 5
Keepall con Campo de trigo con cipreses, de Van Gogh, por 3.000 euros. | Fuente: Louis Vuitton

Así es la nueva línea de Louis Vuitton que une a Jeff Koons y Da Vinci 6
Pañuelo con la misma obra de Van Gogh impresa, por 995 euros. | Fuente: Louis Vuitton

American Apparel ya no es ‘Made in USA’

Cecilia de la Serna

Foto: CARLO ALLEGRI
Reuters

American Apparel construyó su imagen como marca de moda básica e informal sobre dos cimientos: su famosa y atractiva la publicidad, a veces incluso morbosa, y su compromiso por ofrecer todos sus productos made in USA. Bien, pues este segundo cimiento parece haber caído. American Apparel ya no es tan american. Siempre y cuando consideremos que ‘american’ se refiere tan sólo a los Estados Unidos, como hacen muchos estadounidenses.

Esta ya icónica firma de ropa norteamericana estuvo a punto de cerrar. Gildan Activewear, una marca canadiense, salvó a American Apparel de la bancarrota, una bancarrota que amenazaba miles de puestos de trabajo y que se vio envuelta de no pocas polémicas. Ahora, según informa The New York Post, American Apparel hará ropa fuera de suelo estadounidense por primera vez en su historia. Gildan opera fábricas de tela y costura en Centroamérica, y ahora lo hace también para la firma de Los Ángeles. Concretamente, las prendas de AA mostrarán etiquetas de ‘hecho en Nicaragua’ y de ‘hecho en Honduras’ a partir de este mismo verano.

American Apparel había empleado a más de 6.000 trabajadores en varias fábricas en Los Ángeles, antes de que fueran despedidos en enero, según informa la publicación neoyorquina.

American Apparel ya no es ‘Made in USA’ 1
American Apparel ha despedido a 6.000 empleados de sus fábricas de Los Ángeles. | Foto: Mario Anzuoni / Reuters

La producción externalizada en países extranjeros, donde los procesos se abaratan considerablemente, podría reducir los costes de una marca a la que no le han faltado las críticas por sus altos precios. No obstante, esta nueva acción podría también acarrearle problemas, dada la intención del presidente Donald Trump de mantener la fabricación dentro de las fronteras norteamericanas. De hecho, su intención es gravar especialmente a aquellos que viajen fuera para producir. “Pronto habrá un impuesto del 35% para las empresas que quieran vender sus productos, desde vehículos a unidades de aire acondicionado, desde el otro lado de la frontera”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

Cierre masivo de tiendas

La nueva estrategia de la marca pasa también por el cierre masivo de tiendas, un cierre que conlleva liquidaciones de escándalo, que pueden llegar al 80% de descuento. Ya han cerrado cientos de tiendas, y la mayoría de las 72 tiendas que siguen abiertas lo harán a lo largo de este mes, según asegura la web de American Apparel. Las tiendas y el sitio de compra online siguen operándose desde la gerencia de American Apparel, pero la venta online empezará a gestionarla Gildan.

El futuro de American Apparel, referente estético de jóvenes de medio mundo hasta hace pocos años, sigue pendiendo de un hilo. Ahora no será lo mismo. Ha caído un mito.

El intenso ejercicio podría acabar con tu libido

Redacción TO

Corres varios kilómetros diarios, haces abdominales, pesas, sentadillas, spinning…, y todo lo que sea necesario para lograr o mantener un cuerpo perfecto (según gustos, claro). Pues bien, si eres hombre, podrías estar cargándote tu libido, según sugiere un estudio reciente de la Universidad de Carolina del Norte.

Los investigadores realizaron un cuestionario sobre el comportamiento sexual a 1.077 hombres físicamente activos (la mayoría eran atletas que habían participado en entrenamientos durante años). Preguntaron, por ejemplo, con qué frecuencia pensaban en sexo, y crearon un cuestionario de preguntas detalladas acerca de los hábitos de ejercicio, incluyendo la frecuencia y la intensidad con la que hacían deporte semanalmente.

Mucho ejercicio puede conllevar una bajada de la libido. | Foto: Sergei Chuzavkov / AP
Mucho ejercicio puede conllevar una bajada de la libido. | Foto: Sergei Chuzavkov / AP
Mucho ejercicio
Algunos de los hombres que respondieron a la encuesta eran atletas. | Foto: Nir Elias / Reuters Archivo

“El ejercicio vigoroso se asoció con la libido baja”

Los resultados han establecido patrones claros: los hombres con rutinas de ejercicio bajas o moderadas tenían una libido más alta que aquellos que habían realizado entrenamientos más intensos o prolongados. En efecto, el ejercicio vigoroso “se asoció con la libido baja” asegura al New York Times Anthony Hackney, director del estudio. Los científicos esperan seguir investigando para afinar más en los resultados y, sobre todo, poder determinar ese punto de inflexión exacto en el que se produce la disminución de la libido.

Los científicos esperan seguir trabajando para afinar en la relación entre el ejercicio intento y la disminución de la libido. | Foto: Scott Audette / Reuters Archivo
Los científicos esperan seguir trabajando para afinar en la relación entre el ejercicio intento y la disminución de la libido. | Foto: Scott Audette / Reuters Archivo

Claro que es una muestra pequeña de hombres y que, por tanto, es imposible saber si los resultados representan a un grupo tan amplio, pero lo que sí parece quedar claro es que los dos factores están relacionados. Los científicos apuntan que probablemente la fatiga física haga descender los niveles de testosterona después del ejercicio extenuante, y así, las ganas de más actividad (en este caso sexual) son nulas.

El profesor Anthony Hackney también ha afirmado que estos resultados podrían ser importantes para las parejas que quieren quedarse embarazadas. “Los especialistas suelen preguntarle a la mujer sobre sus hábitos deportivos. Basándonos en nuestros datos, creemos que también deberían preguntarle al hombre”.

TOP