Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

La fotografía más salvaje llega a Madrid

Lidia Ramírez

Un orangután macho a 30 metros del suelo sube por la raíz más gruesa de una higuera gigantesca hasta la cima en la rica selva tropical del Parque Nacional de Gunung Palung, en la isla de Borneo, Indonesia. Tres días pasó el fotógrafo estadounidense Tim Laman escalando un árbol de 30 metros para colocar cámaras GoPro que se podían manejar de forma remota. Una de ellas capturó esta espectacular imagen, Vidas entrelazadas, ganadora del premio absoluto en la categoría adulta del prestigioso concurso de fotografía Wildlife Photographer of the Year, en su 50 aniversario. Una historia llena de energía con la que Laman quiere denunciar la deforestación que recorre el sudeste asiático como una peste, y que está provocando que las poblaciones de orangutanes se reduzcan a un ritmo vertiginoso.

El otro gran ganador de este prestigioso galardón pero en la categoría juvenil es el británico Gideon Knight, de 16 años, con su fotografía La luna y el cuervo. Una imagen común en Londres, como puede ser uno de estos animales sobre la rama de cualquier arbusto, le ha hecho a este joven aficionado a alzarse con uno de los más prestigiosos premios de fotografía del mundo. La composición de las siluetas y la luz fantasmagórica han sido claves para validarse como la mejor instantánea en su categoría.

'La luna y el cuervo', de Gideon Knight.  (Foto: Gideon Knight /
La luna y el cuervo, Gran Premio Wildlife Photographer of the Year categoría ‘Juvenil’. (Foto: Gideon Knight / Wildlife Photographer of the Year)

De la mano de una de las instituciones más reconocidas del mundo en el estudio de la Naturaleza, el Museo de Historia Natural de Londres,  Wildlife Photographer of the Year llega a Madrid con las imágenes más bellas del año. 100 fotografías de entre más de 49.865 imágenes presentadas por fotógrafos de naturaleza procedentes de 96 países que te hacen adentrarte en los lugares más salvajes del mundo, mostrando con espectacularidad la esencia de la naturaleza a través de la fauna, flora o paisajes.

Wildlife Photographer of the Year celebra este año su 50º certamen

Las categorías premiadas en este concurso son Diversidad de la Tierra: Mamíferos, Aves, Anfibios y Reptiles, Invertebrados y Plantas; Entornos de la Tierra: Subacuático, Tierra y Urbano; Diseño de la Tierra: Detalles, Impresiones y Blanco y Negro, y una categoría nueva este año: Documental, en la que se premia fotografía individual y reportaje al mejor fotoperiodista de naturaleza. Además, se premian tanto a profesionales como a amateurs, jóvenes y adultos.

A continuación, las imágenes más impactantes del certamen.

El gato callejero, por Nayan Khanolkar

Esta espectacular fotografía ha sido la merecedora del premio Wildlife Photographer of the Year en la categoría ‘Urbano’. El artífice de esta bella imagen, el indio y profesor de Biología en Bombay, Nayan Khanoldar, esperó cuatro meses hasta que su objetivo capturó a la perfección la coexistencia de estos bellos animales con el mundo urbano, en un momento en el que los leopardos son uno de los animales más perseguidos por los cazadores. Con esta imagen, Nayan quiere mostrar cómo estos mamíferos son parte aceptada del pueblo Warli, suburbio de Bombay, donde fue inmortalizada esta instantánea.

ffff
El gato callejero. (Foto: Nayan Khanolkar/Wildlife Photographer of the year)

Vecino entrometido, por Sam Hobson

Este fotoperiodista británico sabía bien con quien podría encontrarse cuando puso su cámara una noche de verano en el muro de una calle en los suburbios de Bristol, ciudad conocida por la abundante presencia de zorros. Tras semanas de exploración y trabajo para encontrar el lugar ideal, esta preciosa imagen fue el resultado a largas horas de espera. Sam quería capturar la naturaleza inquisitiva del zorro rojo urbano acostumbrado a vivir entre la población. Vecino entrometido quedó finalista en la categoría ‘Urbano’. 

Vecino entrometido. (Sam Hobson  / Wildlife
Vecino entrometido. (Foto: Sam Hobson / Wildlife Photographer of the Year)

Bosque de cuentos de hadas, por Agorastos Papatsanis

Los encantadores cuentos que rodean las setas inspiraron a Agorastos a crear esta imagen etérea. Con el blanco y el negro como protagonista, una lente vintage y una amplia apertura, este fotógrafo profesional griego logró una imagen de ensueño. Bosque de cuentos de hadas quedó finalista en la categoría de ‘Blanco y Negro’.

Bosque de cuentos de hadas.  (Foto: Agorastos Papatsanis / )
Bosque de cuentos de hadas. (Foto: Agorastos Papatsanis / Wildlife Photographer of the Year)

Réquiem por un búho, por Mats Andersson

En la primera luz del amanecer, Mats usó el blanco y negro para capturar el momento melancólico de este búho tras la muerte de su pareja. Durante la primavera, el par de aves había acompañado a Mats en sus caminatas diarias a través del bosque. Poco después, el fotógrafo también encontró a esta lechuza muerta. Réquiem por un búho ha sido la ganadora del Wildlife Photographer ‘Blanco y Negro’. Mats estudió fotografía en la Escuela de Arte Industrial de Gotemburgo, Suecia. Posteriormente se consagró como director de las más importantes escuelas de fotografía del país. 

Réquiem por un búho. (Foto: Mats Andersson / )
Réquiem por un búho. (Foto: Mats Andersson / Wildlife Photographer of the Year)

Reliquia de oro, por Dhyey Shah

Lo más espectacular de esta fotografía, además de su indudable belleza, es el artífice de la misma. Dhyey Shah tan sólo tiene 10 años y a su corta edad ya puede presumir de haber quedado finalista en uno de los más prestigiosos premios de fotografía del mundo. La imagen fue tomada en la isla arficial de Umananda, en India, cuando el pequeño fotógrafo realizaba una excursión en barco. Justo después de bajar de la embarcación, contempló este langur dorado sentado en lo alto de un árbol. Más mérito tiene aún la instantánea ya que solamente hay seis de estos primates en la isla, los que, con gran parte de la vegetación arrancada, se ven obligados a depender principalmente de la comida de los visitantes.

dfgsdgdsfgdf
Reliquia de oro. (Foto: Dhyey Shah /  Wildlife Photographer of the Year)

Presencia española en el certamen

Un balance delicado y Picotear y Mirar, por Carlos Pérez Navas

Si hay un nombre que ha dejado bien alto el listón de fotógrafos españoles en Wildlife Fhotographer of the Year 2016, ese es el de Carlos Pérez Naval, y tan sólo tiene diez años. Carlos no sólo quedó finalista con su graciosa fotografía Picotear y Mirar (derecha) en la categoría de menores de diez años, sino que se alzó con el primer galardón de esta clase con Un balance delicado (izquierda). Este joven principiante retrataba desde el coche de sus padres las cañas y arbustos durante las primeras nevadas del invierno cuando un Mosquitero se posó sobre una de ellas, momento que inmortalizó y que le ha hecho consagrarse un año más como uno de mejores fotógrafos amateur del mundo. Y es que no es la primera vez que Carlos alcanza el éxito. El 2014 la princesa Kate Middleton le entregaba el Gran Premio en la categoría infantil. Entonces, un amenazador escorpión en primer plano le había servido para conseguirlo. Además, ha ganado varios premios de fotografía en España, Italia y Francia.

Un balance delicado (izquierda) y  (Foto: Carlos Pérez/Wildlive Fhotographer of the year)
Un balance delicado (izquierda) y Picotear y mirar (derecha). (Foto: Carlos Pérez Naval/Wildlife Fhotographer of the Year)

Cachemira luz y sombras, por Enrique López-Tapia

Llevaba 20 años presentándose a este certamen sin haber tenido la suerte de ser seleccionado entre el centenar de los mejores. Hasta ahora, porque este enamorado de los paisajes ha sido finalista en la categoría ‘Tierra’. Enrique López-Tapia muestra con esta instantánea un espectáculo increíble de luces de un atardecer en la India, en el Valle de Cachemira, a 4.000 metros de altitud.

Cachemira luz y sombras. (Foto: Enrique López-Tapia / Wildlife Fothographer of the Year)
Cachemira luz y sombras. (Foto: Enrique López-Tapia / Wildlife Fothographer of the Year)

El morir de la luz, por Ángel Fitor 

La siguiente imagen es la ganadora de la categoría de ‘Invertebrados’. Tres años esperó este alicantino, fotógrafo especializado en animales marinos, para conseguir la mejor puesta de sol con las aguas del Mar Menor calmadas y eternizar esta singular imagen en la que una medusa está a punto de morir. Según comenta Ángel, esta lágrima de mar estaba a punto de morir al tener una burbuja de aire atrapada en su paraguas, no permitiéndola bucear.

El morir de la luz. (Foto: /Wildlife Photographer of the Year)
El morir de la luz. (Foto: Ángel Fitor /Wildlife Photographer of the Year)

Refugio en una refinería, por Juan Jesús González Ahumada

En un primer plano un nido de cigüeñas blancas encima de una torre de cableado eléctrico y en el fondo una refinería en la que se ve claramente la contaminación lumínica y las emisiones de las torres, además de las oscuras nubes que hacen resaltar aún más la iluminación de la refinería. El autor de la imagen quería mostrar la relación que tienen las cigüeñas blancas con las estructuras que el hombre ha ido creando. Juan Jesús había fotografiado en varias ocasiones estas aves, sin embargo, en la imagen “faltaba algo”. Por eso una noche de tormenta fue el marco perfecto para conseguir esta composición finalista de la categoría ‘Urbana’.

Refugio en una refineria.  (Foto: Juan Jesús González Ahumada / Wildlife Photographer of the Year)
Refugio en una refinería. (Foto: Juan Jesús González Ahumada / Wildlife Photographer of the Year)

Precisión de cristal, por Mario Cea

Cada noche, poco después de la puesta del sol, unos 30 murciélagos del género común o enano, emergen de sus sitios de descanso en una casa abandonada en Salamanca para ir de caza. Cada uno come hasta 3.000 insectos por noche. Su vuelo es característicamente rápido y desigual. Los sonidos que hacen crean ecos que les permiten hacer un mapa sonoro de su entorno. Mario esperó toda una noche para captar con su cámara cómo uno de ellos salía a través de una ventana rota, disparando justo en el momento oportuno para capar al mamífero y resaltar los bordes de los fragmentos de vidrio. Precisión de cristal quedó finalista en la categoría ‘Urbano’.

Precisión de cristal. (Foto: Mario Cea / Wildlife Photography of the Year)
Precisión de cristal.  (Foto: Mario Cea / Wildlife Photography of the Year)

Wildlife Photographer of the Year supone, año tras año, una plataforma para la denuncia contra las amenazas a nuestro entorno natural, así como una ventana al mundo de las grandes maravillas naturales. Hasta el 10 de enero de 2017 puede visitarse en el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid.

El atentado de Londres, en imágenes

Redacción TO

Foto: Stephan Wermuth
Reuters
El atentado de Londres, en imágenes 8
Los primeros homenajes a la memoria de las víctimas del atentado de Westminster llegaron en la misma noche del miércoles. En este ramo de flores puede leerse: “Amor para todos. No tenemos miedo”. | Foto: Hannah McKay / Reuters

El atentado de Londres, en imágenes 15
La policía acordonó las inmediaciones del Parlamento tras conocerse el atentado. | Foto: Stefan Wermuth / Reuters
El atentado de Londres, en imágenes 10
Un helicóptero ambulancia llega a la zona de Westminster. | Foto: Daniel Leal-Olivas / AFP Photo

El atentado de Londres, en imágenes 18
Una de las víctimas del atropello múltiple es atendido por otros ciudadanos. | Foto: Toby Melville / Reuters

El atentado de Londres, en imágenes 20
Otro plano de la víctima asistida en el asfalto del puente de Westminster | Foto: Toby Melville / Reuters

El atentado de Londres, en imágenes 13
Un herido recibe asistencia médica. | Foto: Matt Dunham / AP Photo

El atentado de Londres, en imágenes 6
Los paramédicos tratan de reanimar a una víctima del atentado. | Foto: Toby Melville / Reuters

El atentado de Londres, en imágenes 5
Una de las posibles víctimas mortales, tendida en el asfalto. | Foto: Toby Melville / Reuters

El atentado de Londres, en imágenes 11
Varios hombres y mujeres siendo evacuados del Parlamento, a pocos metros del ataque. | Foto: Daniel Leal-Olivas / AFP Photo

El atentado de Londres, en imágenes 14
El coche implicado en el ataque y, a la derecha, una víctima tendida en la acera. | Foto: James West / AP Photo

El atentado de Londres, en imágenes 3
Un día después, la policía investiga en la zona afectada por el atentado, que sigue acordonada. | Foto: Tim Ireland / AP Photo

El atentado de Londres, en imágenes 1
Los miembros del Parlamento británico homenajean un día después a las víctimas del atentado del 22 de febrero. | Foto: AFP Photo

El atentado de Londres, en imágenes
Una flor en los cordones que acotan la zona investigada por la policía. | Foto: Daniel Leal-Olivas / AFP Photo

El atentado de Londres, en imágenes 21
Ramos de flores colocados frente a la sede de Scotland Yard, en Londres, un día después del ataque. | Foto: Will Oliver / EFE
El atentado de Londres, en imágenes 23
Alemania ilumina la puerta de Brandeburgo con los colores de la bandera de Gran Bretaña | Foto: Fabrizio Bensch / Reuters

Así es como Facebook quiere parar las noticias falsas

Cecilia de la Serna

Foto: Thibault Camus
AP Photo

En los últimos y convulsos meses de la actualidad internacional, con grandes eventos como el referéndum del Brexit en el Reino Unido y las elecciones presidenciales que en Estados Unidos enfrentaron a Donald Trump y a Hillary Clinton, una fórmula de ‘prensa ficticia’ ha aparecido inesperadamente: las fake news o noticias falsas. El periodismo de calidad, veraz, objetivo y con fuentes contrastadas ha sido un pilar fundamental en los grandes momentos clave de la Historia de los últimos dos siglos. Un pilar que ahora se tambalea. Internet ha abierto, sin duda, el conocimiento a escala global, democratizando así el acceso a la información en todo el mundo. Esa democratización, en su vertiente negativa, también ha facilitado la propagación de noticias falsas que pueden llegar a penetrar en la opinión pública.

Facebook ha tenido gran parte de culpa en un asunto que se ha tornado en preocupante para el correcto desarrollo de las democracias modernas. La gran mayoría de estas noticias falsas se han compartido a través de la red social de Mark Zuckerberg, lo cual le ha valido una auténtica avalancha de críticas. Tal ha sido el revuelo que se ha levantado, que Facebook ha tenido que ponerse manos a la obra e idear una forma de parar estas noticias falsas, cuya influencia se cree importante en, por ejemplo, la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos.

Según anunció Facebook a finales del pasado año, su intención era colaborar con “organizaciones externas de verificación de hechos” para identificar historias falsas y advertir así a los usuarios en el momento en el que van a publicar o compartir enlaces a estos hechos ficticios. En el proceso intervienen varios entes externos, como pueden ser medios de referencia o agencias de noticias, que pueden poner en duda la veracidad de lo que se está publicando. En un primer momento, Facebook decidió implementar un procedimiento que consistía en mostrar mensajes debajo de los posts que llevaran a un link sospechoso de contar una historia falsa, de tal manera que el usuario recibiría estas advertencias al revisar su feed. Lo que está probando ahora la red social de Menlo Park es un mensaje similar, pero que es mostrado únicamente al usuario que está intentando publicar ese enlace.

Así es como Facebook quiere parar las noticias falsas
Facebook intenta disuadir a sus usuarios de compartir noticias falsas. | Foto vía Quartz

De esta forma, lo que hace Facebook es tratar de advertir y concienciar al usuario en cuestión sobre la problemática que causa la propagación de noticias falsas. En una segunda advertencia, Facebook reitera su aviso de sospecha sobre el link, e incluso ofrece la posibilidad de consultar las fuentes que indican que se trata de una historia errónea. El usuario sigue teniendo la potestad de publicar el enlace, pero siempre rebasando ambos filtros.

Una herramienta exclusivamente estadounidense

Por el momento, esta herramienta de disuasión en la publicación de fake news sólo está disponible en Estados Unidos. Se trata de una medida más en el empeño de Mark Zuckerberg y su equipo de poner fin al problema de la desinformación en la red.  No obstante, este empeño podría no ser suficiente, ya que no son pocos los activistas y los profesionales de la información que siguen denunciando que estas medidas se quedan cortas en la lucha contra las noticias falsas. En un momento crucial, con los hechos alternativos y la manipulación deliberada por parte de no pocos entes en el marco de la información global, los referentes mediáticos de calidad se hacen imprescindibles. La búsqueda de fuentes fiables ya no es tarea tan sólo del periodista, sino también del lector.

La endometriosis, algo más que un dolor de regla

Lidia Ramírez

Foto: Flickr
Flickr

“Queremos que nos dejen de tratar como si estuviésemos locas y se comience a investigar esta enfermedad”, es la reivindicación que hacen desde la Asociación Afectadas Endometriosis Estatal (ADAEC). La endometriosis, también conocida como cáncer veneno, ya que su forma de reproducción es similar a la de un cáncer, es una enfermedad crónica en la que el tejido endometrial crece fuera del útero provocando la atrofia de otros tejidos y órganos generando intensos dolores pélvicos a las mujeres que la sufren.

Según datos de la Asociación más de 170 millones de mujeres y niñas en el mundo –en España unos dos millones , el 10% de la población femenina– sufren esta enfermedad. Una patología que no es reconocida, se diagnostica tarde y sobre la que no hay suficiente investigación. “Reivindicamos la aplicación de la vía clínica estatal y una unidad de referencia en España para tratarla”, apunta María Antonia Pacheco Cumbre, vocal de ADAEC,  que asegura que se tarda entre cinco y seis años en detectar la enfermedad ya que “los médicos no saben valorarla porque no hay investigación sobre ella”.

Desconocimiento médico

En España son contados los profesionales médicos y técnicos que tienen formación sobre ello, lo que provoca que los diagnósticos tarden años y existan innumerables listas de espera de mujeres que necesitan ser atendidas. De hecho la Asociación recoge en su web tan sólo una veintena de profesionales especializados en endometriosis con clínicas en Madrid, Cataluña, Baleares, Valencia, Asturias, País Vasco, Galicia y Canarias. “A pesar de ser la primera enfermedad en número ginecológica, apenas se sabe nada”, apunta María Antonia, y recalca: “estamos siendo tratadas con fármacos que son recetados a personas con cáncer de próstata avanzado, con los efectos secundarios que eso conlleva”.

Y es que la investigación sobre ‘enfermedades de mujeres’ es en muchos casos olvidada y discriminada. “Hay una clara perspectiva de género: mujer + dolor + regla… Hay médicos que han llegado a decir a afectadas que vayan al psicólogo porque el dolor no era real”, señala la vocal, quien asegura que en muchos casos no sólo sufren incomprensión por parte de los profesionales sino también del entorno familiar. “Si un médico te dice que no tienes nada ¿cómo le explicas tú a tu pareja que no puedes tener relaciones sexuales porque el dolor te lo impide?”

 “1 de cada 10 mujeres sufren endometriosis”

Según la Asociación, la única manera de diagnosticar la endometriosis con seguridad es mediante procedimientos quirúrgicos, ya sea laparoscopia o laparotomía. Ambas técnicas permiten evaluar los endometriomas grandes y las lesiones superficiales diseminadas en la pelvis; sin embargo, los pequeños y algunas lesiones profundas pueden escapar a la observación. “Son en estos casos, en los endometriomas pequeños, cuando los médicos nos dicen que vayamos al psicólogo porque no lo ven, y no lo ven porque no saben diagnosticarlo”. Además, en este proceso de diagnóstico también es importane valorar la fertilidad de las personas que la padecen, ya que se señala que entre el 30% y 40% de las pacientes con infertilidad tienen endometriosis y que aproximadamente la mitad de las mujeres que presentan esta patología son infértiles.

La endometriosis, algo más que un dolor de regla 1
El mes de marzo es el mes de la endometriosis, con actividades que están teniendo lugar en todo el mundo. | Foto: Flickr

El dolor menstrual NO es normal

Como la enfermedad está relacionada con la sangre menstrual, esta patología puede comenzar con la primera regla –aunque es más común que se manifieste entre los 25 y los 35 años–. Hay niñas que desde pequeñas ya sufren estos fuertes dolores y tienen que faltar al colegio. “Muchos padres incluso son denunciados por absentismo escolar”, apunta la vocal. Así, desde el momento de nuestro primer periodo las mujeres aprendemos que los cólicos y el dolor son parte de la menstruación; sin embargo, el dolor no es normal. Éstas son sólo algunas de las teorías machistas que han imperado en la sociedad y en el universo médico hasta la actualidad sin tener en cuenta las necesidades de la mujer. “Necesitamos difusión para que estas situaciones no sigan ocurriendo”, apunta la vocal de ADAEC que asegura que hay muchos mitos sobre la endometriosis, como que desaparece tras la menopausia. “Esto es absolutamente falso. Lo puedo demostrar yo con mi propio cuerpo”, asegura María Antonia que sufre una endometriosis nivel 4 – la más elevada – y que tras quitarle los órganos reproductores sigue teniendo obstrucciones intestinales y problemas de uretra.

“Estamos siendo tratadas con fármacos que son recetados a personas con cáncer de próstata avanzado”

Así, María Antonia anima a todas las mujeres a visitar la página web de la Asociación –adaec.org– donde se puede encontrar todo tipo de información sobre la endometriosis así como testimonios de otras afectadas: “para que las mujeres no se encuentren ni tan solas ni tan locas como las quieren hacer sentir”.

Durante todo este mes y bajo el hashtag #endomarch se está llevando a cabo una iniciativa mundial en la que se ofrecen charlas, jornadas, protestas y mesas informativas para tratar de dar mayor visibilidad a esta afección. En Madrid, hasta el sábado 25 de marzo se realizarán una serie de actividades a través del equipo Endomarch Team Spain. Puedes consultar el programa aquí.

Holi Festival, las imágenes de una explosión de color

Redacción TO

Foto: CATHAL MCNAUGHTON
Reuters

Azul, amarillo, verde, rosa, púrpura, rojo, naranja, turquesa… cualquier tonalidad posible o imaginable forma parte del alegre elenco del Holi, un festival capaz de hacer vibrar retina y espíritu en un torbellino cromático.

Con la primera luna llena de marzo iluminando las noches y la llegada de la primavera a punto de acontecer, el festival Holi vuelve como cada año para disfrazar las calles con los colores del arcoiris. También conocido como el Festival de Primavera, el Festival del Amor o, por razones obvias, el Festival de los Colores, las raíces del Holi se remontan a una antigua fiesta religiosa hindú, cuyo origen se sitúa principalmente en la India, Guyana y Nepal.

Existen varios relatos mitológicos que podrían explicar el nacimiento de la festividad, siendo una de las creencias más extendidas la apunta que a que el Holi celebra la reencarnación de la deidad hindú Vishnu en un avatar mitad hombre y mitad león que protegió a uno de sus más fieles devotos y que mató a un antiguo rey que pretendía acabar con su vida.Otra leyenda apunta al travieso dios Krishna, quien aplicó colores en la cara de Rhada para oscurecer el tono de su piel, más clara que la suya.

En la actualidad, el festival que se ha popularizado en diferentes versiones a lo largo y ancho del mundo, sigue siendo la mejor ocasión para que mujeres, hombres y niños pertenecientes a todos los marcados estratos sociales de la India compartan por un día el espíritu festivo que celebra la llegada de la primavera cargados de polvos multicolores.

Holi Festival, las vibrantes imágenes de una explosión de color
Estudiantes de la Universidad de Rabindra Bharati hacen volar sus pigmentos en el campus de Kolkata | Foto: Rupak De Chowdhuri / Reuters

Holi Festival, las imágenes de una explosión de color
Un devoto hindú muestra su colorido cabello en un templo en Vrindavan | Foto: Cathal McNaughton / Reuters

Holi Festival, las imágenes de una explosión de color 1
Las viudas participan en el Holi en la localidad de Vrindavan, en el estado de Uttar Pradesh | Foto: Cathal McNaughton / Reuters

Holi Festival, las imágenes de una explosión de color 2
Mujeres en Barsana, intentando poner sus rostros a salvo del color | Foto: Cathal McNaughton / Reuters

Holi Festival, las imágenes de una explosión de color 3
El rostro multicolor de una de las estudiantes de la Universidad de Rabindra Bharati | Foto: Rupak De Chowdhuri / Reuters

Holi Festival, las imágenes de una explosión de color 4
Un huracán púrpura en Vrindavan | Foto: Cathal McNaughton / Reuters

Holi Festival, las imágenes de una explosión de color 5
Las calles de la India, un torbellino con los colores del arcoiris | Foto: Cathal McNaughton / Reuters

TOP