Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

'La llamada', el éxito divino que cumple cuatro años sobre los escenarios

Jorge Raya Pons

Foto: Jorge Raya
The Objective

La Corredera Baja es una calle madrileña larga y estrecha con bares a un lado y otro, unas cuantas tiendas, un salón de belleza, y entre medias el Teatro Lara. No queda lejos de la Gran Vía, que asombra en las primeras horas de la noche, donde están las luces de la ciudad y los teatros que son inmensos. Con todo, siempre hay pequeñas joyas en estos rincones casi escondidos como el Teatro Lara.

La llamada celebra esta noche su cuarto aniversario, cuatro años manteniéndose en los teatros, con una crítica magnífica, con un éxito de audiencia enorme; han desfilado por estas butacas más de 150.000 personas. Este musical, coescrito y codirigido por Javier Calvo y Javier Ambrossi –los Javis, como les llaman en el equipo-, tiene como escenario un campamento religioso de verano. Allí, dos adolescentes pasan un fin de semana de encierro extraño después de ser castigadas por haberse escapado para salir de fiesta. Es en la primera noche cuando Dios, un hombre blanco de mediana edad y con el pelo cano, interpretado por Richard Collins Moore, se presenta ante una de ellas, en vigilia, para cantarle canciones de Whitney Houston. Ella, claro, se muestra sorprendida, busca una explicación, y toda la obra se sucede en ese territorio de permanente búsqueda.

'La llamada', el éxito divino que cumple cuatro años sobre los escenarios 1
Angy Fernández y Susana Abaitua son las protagonistas de La llamada. | Foto: Jorge Raya/The Objective

Cuando comenzaron los representaciones de La llamada, las  actrices principales eran Macarena García y Anna Castillo. Ahora, después de que Macarena y Anna se embarcaran en otros proyectos, son Susana Abaitua y Angy Fernández quienes adoptan los roles de las dos adolescentes encerradas en ese laberinto de descubrimiento y madurez que son los últimos años de adolescencia.

Es un reto incorporarse a una obra cuando todo funciona, cuando mover cada pieza supone un riesgo. En este caso, sin embargo, ha funcionado. “Todo es muy rápido en el teatro cuando haces una sustitución”, dice Susana, calmada. “Te aprendes el texto, haces tres ensayos y ya tienes que hacer la función. Es complicado; yo soy muy perfeccionista y lanzarme con tan pocos ensayos… Pero fue bien, ayudó que la había visto muchas veces”.

La recaudación de la noche irá destinada a la Asociación Chrysallis, que atiende a familias con menores transexuales

Susana lleva un año y medio en el papel de María Casado, su primer trabajo en un musicalEs joven, a sus 26 años presume orgullosa de sus comienzos, cuando decidió abrirse camino en la interpretación. “Mi primera obra fue con 17 años y hacía el papel de una prostituta serbobosnia”, recuerda, riendo. Casi 10 años después, ha encontrado en La llamada una obra que le entusiasma, donde trabaja con libertad, donde el equipo ha creado un ambiente familiar que se respira entre camerinos, en los minutos previos y durante el montaje del escenario. “Nunca había hecho tanto tiempo una función”, dice Susana. “Pero La llamada tiene algo especial. Cuando comienza la función, la conozco tanto, la he hecho tantas veces, que es un gusto, no pienso, solo estoy en el momento. No estoy pensando en si se me olvida el texto, no estoy pensando en cosas así. Hay algo de libertad mental, y eso sirve como terapia. Te hace dejar de pensar en tus problemas, vives la vida de María Casado y no la de Susana. Son dos horas de meditación”.

'La llamada', el éxito divino que cumple cuatro años sobre los escenarios 2
El escenario, durante un ensayo previo a la actuación. | Foto: Jorge Raya/The Objective

Angy, de 26 años, mira con complicidad a Susana. Entró en sustitución de Anna Castillo, justo para el día del segundo aniversario, y desde entonces sigue en el reparto. Su trayectoria ha pasado por el cine, por la televisión, por el teatro, y tiene una experiencia más amplia en los musicales. “Es lo que más he hecho”, explica. “Cuando empecé en los musicales tenía 19 años o 20”. Tanto es así que su nombre ha aparecido en las marquesinas de la Gran Vía por Los 40, el musical y Hoy no me puedo levantar.

Aunque la obra solo se representa de jueves a domingo, esta noche, martes 2 de mayo, hace una excepción por su aniversario, y los productores han anunciado que la recaudación se destinará a la Asociación Chrysallis, que atiende a familias con menores transexuales. El guión es sorprendente, tiene giros, un humor cercano, unos personajes reconocibles. “Son de verdad, naturales, como en la calle”, concluye Angy. “Aquí no hay nada pretencioso. Somos dos amigas normales y cualquiera que esté en la butaca se puede sentir identificado”. Quizá de esta fórmula radique su éxito; han pasado cuatro años, tan rápido, y no se vislumbra un final.

Continúa leyendo: ¿Cada cuánto deberías lavar las toallas de tu baño?

¿Cada cuánto deberías lavar las toallas de tu baño?

Redacción TO

Foto: David Cohen
Unsplash

Las toallas sucias tienen todo tipo de microbios y es imposible mantenerse plenamente aislado de ellos. Con todo, limpiando las toallas con frecuencia puedes combatirlos y evitar, así, el riesgo de sufrir infecciones. Porque, nada más lejos de la realidad, las toallas son un nido de bacterias y cada vez que te secas con ellas estás trasladándolas a tu cuerpo.

Aun así, se hace complicado vivir con tranquilidad sabiendo que las toallas son un hábitat perfecto para los gérmenes por estar húmedas, ser absorbentes y permanecer en lugares cálidos, por no mencionar que no suelen recibir la luz del sol. Podríamos decir incluso que el baño no es el lugar más adecuado para una toalla, pero es para el que está destinado. Charles Gerba, microbiólogo de la Universidad de Arizona, asegura que en ellas conviven bacterias que pueden acarrearnos infecciones y enfermedades.

De acuerdo con uno de sus últimos estudios, el 90% de las toallas examinadas presentaban bacterias coliformes, que suelen encontrarse en grandes cantidades en las heces humanas y animales. Asimismo, el 14% tenían la conocida bacteria E. Coli. Gerba reconoce a Newsweek que, cuando no nos lavamos las manos a conciencia y luego las pasamos por la toalla, dejamos bacterias que son peligrosas para nuestro organismo. “Después de dos días, secarse la cara con la toalla de mano supone recibir más E.coli que metiendo la cabeza en el inodoro”, dice el experto en la revista Neewsweek.

¿Cada cuánto deberías lavar las toallas de tu baño? 1
Foto: Jason Briscoe/Unsplash

Emily Martin, profesora asociada de Epidemiología en la Universidad de Michigan, resta importancia a las apreciaciones de Gerba. “Nuestros cuerpos están adaptados para ser capaces de vivir en un entorno rodeado de microbios”, explica. Con todo, el riesgo de contagio de enfermedades a través de las toallas es real.

Un estudio publicado en The New England Journal of Medicine desveló que el brote de SARM –Staphylococcus aureus resistente a la meticilina, una cepa bacteriana que se ha hecho resistente a muchos antibióticos– que afectó a todo un equipo de fútbol americano de Los Ángeles en 2003 se pudo deber a que compartían toallas en los vestuarios.

Así, la solución pasaría por lavar las toallas con mayor frecuencia y en condiciones más severas. Gerba sostiene que lo deseable sería lavar las toallas cada dos días, más si cabe si están al alcance de niños pequeños. Además, sería necesario lavarlas en agua caliente y con detergentes de oxígeno activo para minimizar riesgos. Otra especialista, la directora de microbiología en el Presbyterian de Nueva York, sostiene que mientras se sequen bien y se utilicen con higiene, basta con lavar las toallas una vez por semana.

Continúa leyendo: ¿Por qué no ha acogido España a todos los refugiados que debía?

¿Por qué no ha acogido España a todos los refugiados que debía?

María Hernández

Foto: ALVARO BARRIENTOS
AP

Este martes se acaba el plazo para que España cumpla la cuota de acogida de refugiados establecida por la Unión Europea. Sin embargo, España solo ha recibido al 11% de los refugiados que debía acoger obligatoriamente. La Unión Europea estableció que debía acoger a 17.337 personas, 9.323 de las cuales eran de obligado cumplimiento.

La media de cumplimiento con el cupo de acogida obligatoria en Europa se sitúa en torno al 50%, lo que demuestra que a España aún le queda mucho por hacer en este aspecto, aunque no es la única. El 86% de las personas refugiadas en todo el mundo son acogidas en algunos de los países más empobrecidos, como Pakistán, Irán, Etiopía o Jordania, por lo que Europa solo recibe un pequeño porcentaje de los más de 65 millones de personas que se han visto obligadas a huir de su país, explica la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR).

Los motivos del incumplimiento

Las organizaciones de defensa de los refugiados denuncian a menudo los diferentes motivos por los que la Unión Europea en general, y España en concreto, no cumplen con las cuotas establecidas de acogida de refugiados.

El primero de estos motivos es la limitación de reubicación a personas que tengan una nacionalidad que supere el 75% de reconocimiento de protección internacional por parte de los estados miembro. CEAR critica que este criterio de nacionalidad está dejando fuera a refugiados de países como Afganistán, Sudán o Nigeria.

Además, los criterios de reconocimiento no son iguales en todos los países, por lo que existe una falta de coordinación, especialmente entre la Oficina Europea de Apoyo al Refugiado (EASO) y países como Italia o Grecia.

Otro aspecto de gran importancia respecto a la acogida de refugiados es el acuerdo al que llegaron la Unión Europea y Turquía en marzo de 2016, tras el cual los estados miembros decidieron que las personas que llegaran a Grecia desde ese momento no podrían solicitar su reubicación a otro país europeo.

Esta decisión está estrechamente relacionada con la última comunicación la Unidad de Reubicación Griega, en la que afirmaba que no hay en Grecia más personas con un perfil adecuado para la reubicación. CEAR asegura que esto no es cierto, pues la Comisión Europea cifra en 4.700 las personas “potencialmente elegibles” para ser reubicadas desde Grecia, sumadas a las más de 7.200 personas que han llegado este año a Italia.

Además, CEAR destaca que existe una gran falta de voluntad política en los países de la Unión Europea, cuyos gobiernos han utilizado el discurso del miedo para justificar el incumplimiento de las cuotas de acogida de refugiados que ha establecido la Comisión Europea.

Las peticiones de CEAR

El hecho de que no exista un mecanismo efectivo de sanciones a los países que incumplen las cuotas establecidas por la Comisión Europea ha sido uno de los principales motivos por el que ningún país de la Unión Europea ha cumplido con el 100% de las acogidas obligatorias.

Por esta razón, desde CEAR piden que se impongan sanciones al Gobierno español y al resto de incumplidores para “que no queden impunes”, explica la secretaria general de la organización, Estrella Galán.

¿Por qué no ha acogido España a todos los refugiados que debía? 3
Un grupo de manifestantes pide que España acoja más refugiados. | Foto: Emilio Morenatti/ AP

Además, Galán ha recordado que España cuenta con una ley de asilo que no se está aplicando, así como con una directiva de protección temporal que le permitiría trasladar a personas con necesidades concretas durante un tiempo determinado, por lo que “no hay excusas, España debe seguir con su cumplimiento”, dice Galán.

Desde CEAR también piden a las autoridades que eliminen la discriminación por nacionalidad en el proceso de aceptación de solicitudes de asilo, así como que se deje de discriminar a las personas con vulnerabilidad, especialmente a los menores no acompañados, un grupo a menudo más rechazado por los países europeos debido a que necesitan más recursos que el resto.

El cumplimiento del acuerdo no acaba ahora

La directora de Políticas y Campañas de CEAR, Paloma Favieres, recuerda que, aunque el plazo fue establecido para el 26 de septiembre, el cumplimiento de la cuota de acogida de refugiados no debe finalizar.

¿Por qué no ha acogido España a todos los refugiados que debía? 2
Un grupo de manifestantes protestan contra el acuerdo de la Unión Europea con Turquía. | Foto: Jon Nazca/ Reuters

La Comisión Europea habla de un plazo “razonable” para seguir acogiendo refugiados hasta cumplir con la cuota establecida, explica Favieres, que insiste en que España debe seguir recibiendo a los solicitantes de asilo hasta cumplir con el número fijado a pesar de que se haya cumplido el plazo.

Además, señala que “la carta de Grecia no puede ser la excusa” para dejar de recibir refugiados, sino que todos aquellos que llegaron tras el acuerdo con Turquía también deben ser reubicados, así como los que lleguen hasta el día 26 de septiembre a las costas griegas.

El proceso de acogida en primera persona

Las cifras nos muestran que España se queda muy atrás en lo que respecta a acoger e integrar refugiados, pero son los propios refugiados los que mejor transmiten cómo es el proceso de reubicación a España.

Nedal, un refugiado sirio que llegó a España tras más de dos años de espera, explica que “mucha gente en España no acepta a los refugiados”, por lo que la integración en la sociedad es difícil en algunos casos.

¿Por qué no ha acogido España a todos los refugiados que debía? 1
Un manifestante protesta por los largos procesos que viven los refugiados para entrar en España. | Foto: Francisco Seco/AP

Nedal fue a la universidad en Siria, pero la guerra le impidió llevar una vida normal y tuvo que huir a Líbano, desde donde comenzó el proceso para venir a España. Aquí estudia español, alemán y un curso de Administración y Asistencia a la Dirección.

Todo suena muy bien, pero acabar sus estudios en España tampoco está siendo fácil para Nedal. “No todo el mundo acepta a los refugiados aquí”, explica, motivo por el que le está resultando muy complicado encontrar una empresa donde llevar a cabo las prácticas necesarias para acabar su curso.

También son difíciles otras situaciones cotidianas como la búsqueda de piso. Nedal asegura que en numerosas ocasiones le han denegado el alquiler de un piso por el simple hecho de ser un refugiado árabe. A pesar de todo, asegura que hay mucha gente que le ha ayudado en España y que “claro está, no todos son iguales”.

Continúa leyendo: El incómodo momento de Puigdemont con Évole por el referéndum independentista de Kurdistán

El incómodo momento de Puigdemont con Évole por el referéndum independentista de Kurdistán

Redacción TO

Ocurrió este domingo por la noche. Salvados, el programa de análisis de la actualidad de La Sexta conducido por Jordi Évole, no iba a comenzar todavía su emisión, pero la situación en Cataluña ha obligado a los productores a hacer un especial sobre el tema. El invitado estrella del programa fue el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, al que Jordi Évole, también catalán, preguntó profusamente por el referéndum independentista del 1 de octubre. El programa tuvo su momento culminante cuando el presentador le preguntó a su entrevistado por el referéndum independentista del Kurdistán iraquí, que se celebra este lunes sin el consentimiento del Gobierno central del país asiático. La conversación discurrió así:

Jordi Évole: “La casualidad ha querido que mañana, lunes, haya un referéndum por la autodeterminación del Kurdistán. ¿Está usted a favor de ese referéndum?”

Carles Puigdemont: “Sí, claro. Estoy a favor del referéndum de autodeterminación de todos los pueblos y el Kurdistán por descontado que tiene derecho a este referéndum”.

Évole: “En 2014, en el Parlament, se presentó una moción a favor de la autodeterminación de Kurdistán. ¿Usted recuerda qué votó?

Puigdemont: “No me acuerdo de qué voté. No. No”.

Évole: “Votó que no”.

Puigdemont: “Podría ser, sí”.

El ya conocido como “momento Kurdistán” ha incendiado las redes y Kurdistán se convirtió ayer el trending topic (tema del momento) en Twitter.

El tuit de Jordi Évole que recoge el momento ya ha sido retuiteado más de 20.000 veces. Pero el caso del Kurdistán no fue el único en el que Carles Puigdemont votó en contra de un referéndum de autodeterminación. También en 2014, el ahora presidente de la Generalitat emitió un voto negativo para un referéndum independentista en el Sáhara.

Puigdemont intentó justificar, acto seguido, por qué votó no a ambas ambos referéndums. “No estaban convocados”, dijo. “Si me dicen que están convocados, yo digo que sí, porque debe prevalecer lo que la mayoría o el Gobierno impulse”, defendió.

Después de la emisión de la entrevista, la red se ha llenado de memes y de tuits humorísticos sobre el tema.

Continúa leyendo: Amaya Valdemoro: "Me ha costado asimilar que ya no soy siempre la número uno"

Amaya Valdemoro: "Me ha costado asimilar que ya no soy siempre la número uno"

Bea Guillén Torres

Amaya Valdemoro sonríe sin parar mientras forma un corazón con las manos. Posa y posa otra vez para las fotos. “Estoy muy orgullosa de que hayan pensado en mí para esto. Algo bueno habré tenido que hacer”, dice entre risas en una entrevista a The Objective en la sede de la Fundación Española del Corazón en Madrid, que participa en un encuentro organizado por Sonae Sierra para el Día Mundial del Corazón. Han elegido a Amaya como embajadora de la campaña Cuida tu corazón para contribuir en la prevención de enfermedades cardiovasculares. Su cometido es ayudar a concienciar a los españoles sobre lo importante que es una dieta sana y el ejercicio físico. Una tarea sencilla para la mejor jugadora de baloncesto de la historia de España.

“Es muy fácil para mí decir que rutinas o qué métodos tenemos que seguir para llevar una vida sana. Lo primero hay que decir no a la vida sedentaria, no podemos estar siempre viendo pelis y series en casa. Hay que salir a caminar, ir a bailar, al gimnasio o al campo, no hace falta hacer miles de horas de deporte. Las rutinas que me ha dejado el deporte me vienen muy bien para la prevención de enfermedades cardiovasculares”, nos cuenta.

Ya hace 22 años de esta foto, en Salamanca. Me encanta ⚪️⚫️

Una publicación compartida de Amaya Valdemoro (@valdemoro13) el

Amaya Valdemoro se retiró hace ya cuatro años. Puso el broche final en el Eurobasket de 2013 y lo puso de oro. España ganó el campeonato y Amaya se quedó con el reconocimiento de haber sido 258 veces internacional absoluta con la selección. Un récord que ninguna jugadora había podido superar hasta que lo hizo Laia Palau este año. Amaya es rubia y hoy lleva el pelo recogido en una coleta. Ha ganado tres anillos de la WNBA (la liga de baloncesto femenina de Estados Unidos) y ha participado dos veces en los Juegos Olímpicos con la camiseta de España. Todo con el 13 a la espalda. Hoy se sorprende de los zapatos de tacón que lleva una de sus compañeras de charla y admite riendo que ella no podría. Admite también que sigue siendo tan competitiva como antes. Solo que ahora compite en otras cosas: “Ahora soy la mejor paseando a mi perro”. Y se ríe.

Estos años de retirada han cambiado su forma de ver el deporte y a través de él su vida. Ahora sus horas en el gimnasio son un placer que no implica “seis horas de entrenamiento diarias”. “Me he notado, que cuando toca un día duro, la gente se pone ahí a sufrir y yo como que me lo tomo con mucha más pausa, y les digo yo ya he sufrido todo lo que tenía que sufrir”. Pero, la parte de la jugadora que seguía luchando y peleando por cada canasta sigue ahí. “La gente en el gimnasio está a tope y entonces me ha costado asimilar que estoy por debajo y que me de igual. Eso parece una tontería, pero ha sido un cambio importante no ser la número uno siempre”. 

Amaya Valdemoro es la mejor jugadora de la historia de baloncesto de España. Y no lo dice ella. Lo cuentan todos sus títulos.

¿Fue una presión llevar ese título?

“Es un título que pesa. Pero yo en eso tengo algo muy bueno, que cuando dicen ese título digo, bueno para mucha gente, para otra no. Eso es para gustos los colores. Pero más que una presión para mí ha sido una motivación. De seguir. Una motivación de seguir intentando llegar a la excelencia, a lo máximo posible. Una cosa está clara, yo cuando jugaba había días que lo hacía muy bien, otros días que lo hacía mal, pero siempre me dejaba la piel y en eso no hay nadie que me pueda rebatir. Me dejaba la piel y creo que cuando una va al trabajo, o en mi caso el baloncesto, tiene que dejarse el alma y la piel. Y eso es lo que hice yo durante todos los años y el cuerpo, porque luego, he acabado cómo he acabado…”.  Se ríe.

Eso es otra de las cosas más importantes que ha cambiado. Ahora sí escucha a su cuerpo. “Ahora que he vuelto de vacaciones, en vez de ir todos los días entre semana al gimnasio, pues ahora voy un día y descanso uno o dos y veo si estoy más cargada, que lo estoy, tengo agujetas por todos lados y le escucho, le hago caso”. A su cuerpo y a los consejos de los médicos. Especialmente en lo relativo a las enfermedades del corazón. “Mi padre tuvo dos anginas de pecho y mi tío sufrió una muerte súbita, aunque gracias a Dios se recuperó y está perfectamente. Pero, en nuestra familia somos bastante responsables porque está visto que somos propensos a tener enfermedades cardiovasculares”, explica.

Consejos para un corazón sano

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de mortalidad en nuestro país: uno de cada tres españoles fallece por enfermedades cardiovasculares(29,39%). Está por encima de las muertes por cáncer (26,36%) y por enfermedades del sistema respiratorio (12,27%). “El 70% de las muertes por enfermedades del corazón y hasta el 80% de los infartos podrían prevenirse si integrásemos hábitos de vida saludable en nuestro día a día como caminar durante 30 minutos o comer cinco piezas de fruta al día“, ha explicado la doctora Petra Sanz, jefa de servicio de la unidad de cardiología del Hospital Universitario Rey Juan Carlos y portavoz de la Fundación Española del Corazón. No hay duda de las claves: ejercicio, dieta sana, chequeos y, sobre todo, no fumar.

La tarea de Amaya es lograr transmitir este mensaje. “Yo ando todos los días entre ocho y 10 kilómetros. Además, como soy tan competitiva me pico conmigo misma para conseguir igualar o mejorar la distancia del día anterior, no me hace falta nadie”, se ríe. “Diré en mi defensa que esto lo hago también para pasear a mi perro”. Ejercicio: tick.

By my side 🐾❤️

Una publicación compartida de Amaya Valdemoro (@valdemoro13) el

Siempre voy con el tupper que yo me preparo. Evito comer en restaurantes. Prefiero cocinarme yo y evito las frases. A veces, me dicen que tengo el estómago triste”, dice la jugadora entre risas. Dieta sana: tick.

Pero, la concienciación de Amaya sobre la importancia de cuidar nuestro corazón viene de atrás. De hecho, la propia Amaya sufrió púrpura con menos de un año de edad. “No sabemos cómo la contraje, sí que estuve a punto de morir. Le dijeron a mi padre que mi cuerpo no generaba plaquetas. Afortunadamente mi cuerpo reaccionó y sobreviví. He tenido un montón de percances y este es uno, que no me acuerdo, solo recuerdo que tengo fotos que luego me daban cortisona y estaba ahí gordita”. La jugadora saca la sonrisa también con este tipo de historias. Por esa razón, la jugadora reconoce que es “un poco friki” y que, aunque esté retirada sigue yendo muchas veces al consejo superior de deportes para que le hagan revisiones médicas. Chequeos: tick.

Para facilitar las revisiones médicas, en siete centros comerciales de Sonae Sierra se harán los días 28, 29 y 30 de septiembre chequeos gratuitos.

TOP