Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

No Tinc Por: la marcha de las banderas contra el terrorismo

Andrea Daza

Foto: ALBERT GEA
Reuters

Medio millón de personas han asistido a la manifestación convocada por la Generalitat de Catalunya y el Ayuntamiento de Barcelona, 9 días después de los atentados terroristas de Las Ramblas y la ciudad de Cambrils. El Rey Felipe VI ha sido el eje de los desencuentros: pitada monumental en el momento de su llegada y tensión entre los manifestantes, por una pancarta que le daba las gracias a su ‘majestad’. En medio de todas las banderas que se alzaron desde Els Jardinets de Gràcia hasta la Plaza de Catalunya, el ‘no tenemos miedo’ casi se extravía en el terreno de las diferencias. Pero sobrevivió.

Fue intencional que las autoridades quedasen en la retaguardia. El objetivo expreso era darle el protagonismo a las organizaciones que reaccionaron las primeras, en las horas siguientes a los atentados del jueves 17 de agosto y la madrugada del viernes. Pero el revuelo fue inevitable ante la presencia del Rey, Felipe VI. Era la primera vez que asistía a una manifestación en Barcelona y también la primera, en ser directamente repudiado. Entre las pancartas, se alzaba aquella foto, la de enero de 2015, cuando viajó a Arabia Saudí a presentar condolencias al nuevo rey, Salman Bin Abdulaziz, luego de la muerte del rey Abdalá. Como ésa, tantas otras que le dedicaban mensajes relacionados con la venta de armas y que lo hacían responsable de cadenas favores que acaban financiando el terrorismo internacional.

La marcha de las banderas contra el terrorismo 10
Foto: Diana Rangel / The Objective.

Así como él, compelido a asistir, se sintieron muchas organizaciones musulmanas, obcecadas con marcar la diferencia entre su fe y el fundamentalismo del Estado Islámico. A diferencia de los abucheos, a su paso, los árabes que manifestaron hoy, recibieron aplausos y muestras de afecto. Tarik Ata Rafi, de 30 años de edad, director del departamento de Lengua Española de la Comunidad Musulmana Ahmadía, viajó expresamente desde Córdoba para estar aquí. Sostenía una pancarta que decía ‘amor para todos, odio para nadie’ y otra con un claro llamado a la acción: ‘Soy musulmán, hazme una pregunta’. Dice que recibió un montón de abrazos.

Muy cerca de él, estaba solitario en su silla de ruedas, Frank Rupprecht, un alemán de 56 años de edad, que hace tres tuvo un accidente en bicicleta que lo dejó parapléjico. Luego de 20 años en Barcelona y con esta tragedia a cuestas, es un chico marroquí quien lo ayuda en su día a día: “Me duele lo que ha pasado. Ha sido un ataque muy cobarde”. Por eso ha venido a marchar.

La marcha de las banderas contra el terrorismo 4
Foto: Andrea Daza / The Objective.

Sosteniendo la pancarta del Consell Municipal d’Immigració de Barcelona y de la Taula de Ciutadania i Immigració de la Generalitat, estaba Carmen Rosa Bermúdez, una colombiana de 54 años, presidenta de Fedascat, la Federación de Asociaciones de Colombianos de Cataluña: “Hay una xenofobia horrible”, dijo. “Estamos volviendo a tener inmigrantes de primera y de segunda”, volvió a decir, en referencia a los árabes, “por 4 pendejos que en nombre de dios hacen atrocidades”. Hay que trabajar en red, recomendó. Politizar menos y cooperar más.

Entre el medio millón de personas que marcharon según los cálculos de la Guardia Urbana, estaba Sheila Taberner, una catalana de 32 años que se convirtió al islam hace 12. Vino con todo un grupo del Centro Cultural Islámico Catalán, a reivindicar que el islam es de paz y que los terroristas no los representan. Con ella, María José Queralt, de 54, musulmana hace 32, reivindicó la fe que abrazó por sentir que era una continuación del cristianismo. Es divorciada y marchaba junto a su hijo, Bakary Singateh, nacido el día que su madre cambió de fe: “Los terroristas no actúan conforme al islam, no comparten nuestros valores de paz”.

La marcha de las banderas contra el terrorismo 11
Foto: Diana Rangel / The Objective.

Horas antes, Pascale Coissard, portavoz de la Comisión Catalana de Ayuda al Refugiado, defendía el derecho de asilo de las personas refugiadas, primeras víctimas en huir del terrorismo: “Deseamos que Barcelona y Catalunya sigan siendo tierra de asilo y que no se cierren las puertas”.

Pero toda esta pluralidad se diluyó bajo aquella enorme pancarta, la polémica pancarta, de la organización Movimiento cívico de España y Catalanes. Su vicepresidente, Javier Megino, de 48 años, pidió que no se mezclaran las cosas: “Estamos todos en contra del terrorismo”. Pero ellos, en particular, en contra del separatismo catalán. Y por eso, su pancarta, decía: “España contra el terrorismo. ¡Gracias majestad!”, para terminar, justamente, mezclando las cosas.

La marcha de las banderas contra el terrorismo
Foto: Andrea Daza / The Objective.

Al preguntarle sobre la poca comunicación de los organismos de seguridad, entre la Policía Nacional y los Mossos d’Esquadra, dijo que era un problema de “falta de fidelidad a los cuerpos de seguridad”. Y hubo pitas y más pitas. Algunos jóvenes, con la senyera, la bandera catalana o con la estelada, la independentista, no se pudieron estar de abuchearlos, de llamarlos fascistas, empujarlos o tratar de tumbar alguna de sus banderas españolas.

Cada quién ha salido a defender su identidad, como Fabián Freire, de 56, quien sostenía no una sino dos: la de Bolivia y otra multicolor, que despertaba la curiosidad a su paso. La bandera de los Pueblos Originarios de su país, la bandera plurinacional. Fabián ha marchado para pedir el fin de la hipocresía, del tráfico de armas y la venta de petróleo: “Lo demás son soflamas nacionalistas, excluyentes, que cuando ocurren dan espacio al fascismo”.

La marcha de las banderas contra el terrorismo 6

Alguna otra, como Delfina, ha traído su bandera republicana, impulsada justamente por la presencia de Felipe VI. “¡Guarden las banderas, coño, que hoy no pintan nada!”, gritó un exaltado entre la multitud. Pero en realidad, en esta manifestación, las banderas lo han pintado todo.

Continúa leyendo: Aguantocracia

Aguantocracia

Guillermo Garabito

Foto: Manu Fernandez
AP

Los enemigos de Mariano Rajoy, que no han sido siempre los de España, terminan cayendo uno tras de otro como los frailecillos de los documentales de La 2. Los enemigos de Rajoy fueron amigos en el PP antes de que el presidente se revelara inmortal. Todos caen menos Mariano. El marianismo equivale a una doctrina, una escuela de fijeza. La escuela de Moncloa marca una era y Arriola quedará retratado como alguno de los personajes secundarios del cuadro entre picassiano y olvidado. El marianismo es una forma de ser español, como el ‘cojonudismo’ intuido por Unamuno o el ‘cipotudismo’ que recopila Jorge Bustos ahora.

Mariano Rajoy, como el español a lo largo de la historia, sólo sabe resistir ante la adversidad. Únicamente sabe estar contra viento y marea en los momentos álgidos y ha condensado y refinado esa cualidad inherente del españolito histórico. Porque lo de este país casi siempre han sido victorias por desgaste, largas y al final: como en el Mundial de Sudáfrica.

Aguantar es español, pero el ‘marianismo’ bebe de muchas otras culturas y tradiciones. De la árabe y la paciencia de sentarse a esperar a ver pasar el cadáver del enemigo. Aunque es probablemente que indagando descubrieran que los árabes copiaron el proverbio a un señor de Pontevedra. El ‘marianismo’ es la resistencia pasiva de Gandhi pero a la española y sin huelgas de hambre.

Más ahora, que entre los independentistas hay discordia Y los independentistas huyen o mienten o reniegan. “Si utilizas al enemigo para derrotar al enemigo…” La huida nada menos que a Suiza de Anna Gabriel es cuanto menos irónica. A base de aguantar, Mariano Rajoy ha conseguido que Anna Gabriel se peine. Sólo ha tenido que perseguirla la justicia para cambiar el ‘look’.

“La mejor victoria es vencer sin combatir.” Para algo se inventó la democracia. Y el 155. Puigdemont sigue en Bruselas, Junqueras y compaña en Estremera y poco a poco van desertando de obra y cuerpo presente los llamados por la justicia. Aunque Rajoy probablemente no haya leído ‘El arte de la guerra’. Mariano Rajoy es el último de Filipinas, un soldado de los Tercios españoles. O quizá únicamente sea un señor de Galicia con paciencia y mucho tiempo que perder.

Continúa leyendo: #NeverAgain: el movimiento de los jóvenes de Parkland para acabar con las armas

#NeverAgain: el movimiento de los jóvenes de Parkland para acabar con las armas

Anna Carolina Maier

Foto: JOE SKIPPER
Reuters

Hay muchas formas de llevar un duelo. Algunos prefieren mantenerse en silencio sin salir de casa pero, definitivamente, este no es el mecanismo que prefieren los estudiantes del instituto Marjory Stoneman Douglas que sobrevivieron al tiroteo del 14 de febrero en el que fueron asesinadas 17 personas.

Por el contrario, tan solo cuatro días después de la matanza, los jóvenes iniciaron el movimiento #NeverAgain (Nuncá más). El objetivo es que se hagan “verificaciones más estrictas de antecedentes para los compradores de armas”. También han organizado una protesta, denominada Marcha por Nuestras Vidas, para el 24 de marzo en Washington en la que exigirán un mayor control de armas en Estados Unidos.

Cameron Kasky pertenece al club de teatro de la escuela. Comenzó a publicar en Facebook algunos mensajes desde el coche después de que él y su hermano fueran recogidos por su padre tras sobrevivir al tiroteo. “Estoy a salvo”, publicó dos horas después de la masacre. Durante la tarde de ese oscuro día de San Valentín, la frustración de Kasky fue creciendo.

“No puedo dormir. Pensando en tantas cosas. Estoy tan enfadado que ya no estoy asustado ni nervioso… Estoy enfadado”, escribió. “Solo quiero que la gente entienda lo que sucedió y que no hacer nada no conducirá a nada. ¿Quién hubiera pensado que ese concepto era tan difícil de entender?”, se preguntó.

Estas publicaciones dieron lugar a una invitación por parte de la cadena CNN para que el chico escribiese un artículo de opinión que luego dio lugar a entrevistas televisadas, relata The New Yorker. Poco antes había sido entrevistado por el periodista, también de la CNN, Anderson Cooper.

La noche del jueves, tras la vigilia por los fallecidos, Kasky invitó a algunos amigos a su casa para tratar de iniciar un movimiento. “Manténganse alerta. #NeverAgain (Nunca más)”, puso en sus redes.

Kasky confesó que, al comienzo, había criticado al Partido Republicano, pero él y sus amigos habían decidido que el movimiento no debería ser partidista. Consideró que la mayoría de la gente, sin importar las ideologías, estaría de acuerdo en que las masacres escolares deben terminar.

De hecho, en una publicación en Facebook se disculpó y manifestó: “El objetivo de este movimiento es unir al país y a los que nos apoyan en todo el mundo para hacer algo sobre la violencia armada. Todavía apoyo mis declaraciones sobre Rick Scott y Marco Rubio, pero por el momento, no se trata de eso. Esto es sobre dos cosas: sanar el dolor de la pérdida y recordar a aquellos que hemos perdido, promoviendo el control de armas. Los maestros no necesitan armas. Esa no es la forma de combatir este problema”.

 1

El grupo se quedó despierto toda la noche creando cuentas para redes sociales y concretando el mensaje clave que querían transmitir, “porque lo importante aquí no era hablar de sangre derramada”, dijo Kasky. Fue entonces cuando surgió la idea concreta de solicitar a los políticos que creen una norma que exija una verificación de antecedentes más exhaustiva para aquellas personas que quieran adquirir armas.

Alfonso Calderón, un español nacido en Alcobendas (Madrid), estuvo con Kasky esa noche creando la organización. “Nikolas Cruz, el tirador de mi escuela, fue denunciado a la policía treinta y nueve veces”, contó a The New Yorker.

Antes de la medianoche del 15 de febrero #NeverAgain lanzó su página de Facebook. “Gracias a todos los que han apoyado a nuestra comunidad y, por favor, recuerden mantener en sus mentes el recuerdo de las personas queridas que hemos perdido”, escribió entonces Kasky.

 1

Además de Kasky y de Calderón, Jaclyn Corin -presidenta del curso de primero de bachillerato de Marjory Stoneman Douglas- se despertó la mañana después del ataque ante la confirmación de que su amigo desaparecido, Joaquín Oliver, un joven venezolano de 17 años, estaba entre los muertos.

La hermanastra de Oliver, Andre Ghersi, había compartido horas antes una foto del chico y pedía pistas sobre su paradero. “No hemos oído nada de él. Por favor compartan esta foto y contacténme si tienen cualquier información”. Sin embargo, en la madrugada del jueves la madre de Joaquín confirmó a Univision Noticias que Oliver había fallecido. Llevaba viviendo en Estados Unidos 15 años.

Por esto, Jaclyn Corin comenzó a publicar -al igual que Kasky- su frustración en redes sociales. “Póngase en contacto con sus representantes locales y estatales, ya que debemos tener leyes sobre armas más estrictas de inmediato”, escribió en Instagram.

Please pray for my school, and the students and teachers that were injured or killed in this horrific event. Never would I have EVER thought this would happen in Parkland, my home, for it has long been labeled the safest neighborhood in all of Florida before today. This is NOT something ANYONE should go have to go through or worry about, and I would not wish for any human to endure the petrifying experience that my classmates and I did today. This traumatic event will stay with me for the rest of my life – seeing Marjory Stoneman Douglas on the same list as places like Virginia Tech, Columbine, and Sandy Hook is unbelievable. I am so grateful for the people who comforted and protected me today, along with the law enforcements that reacted so quickly to this emergency. PLEASE contact your local and state representatives, as we must have stricter gun laws IMMEDIATELY. We NEED to work together to bring change to this country so that something like this NEVER happens again. #MSDStrong #ProudToBeAnEagle

Una publicación compartida de Jaclyn Corin (@jackiecorin) el

La joven es hoy una de las líderes que organizó el viaje de más de un centenar de estudiantes a Tallahassee, para pedir al gobernador de Florida y a los legisladores que pongan freno a las armas.

Llegaron este miércoles, tras más de siete horas de trayecto. Amanecieron con una apretada agenda de 70 reuniones planificadas a contrarreloj, según Univisión. Corin ha confesado a varios medios que antes de esta situación no había sido políticamente activa. “Es tan personal ahora. Me sentiría horrible si no hiciera nada al respecto”, señaló. Corin y Kasky han unido fuerzas bajo el mismo movimiento Never Again.

Lo mismo ha hecho Emma González, una chica de padres cubanos, que se ha convertido en uno de los rostros más visibles de esta valiente generación. Salvó su vida al esconderse en un armario del centro y dio un conmovedor discurso en un un mitin en Ft. Lauderdale en contra de las armas que se volvió viral.

“Ciertamente no entendemos por qué es más complicado hacer planes con amigos los fines de semana que comprar un arma automática o semiautomática en Florida”, dijo entonces Emma. También afirmó: “Seremos los niños sobre los que se leerá en los libros de historia. No porque vayamos a ser otra estadística sobre tiroteos masivos en colegios de Estados Unidos, sino porque, tal como dijo David (Hogg), vamos a ser el último”. David Hogg, que lleva adelante el periódico escolar del instituto de Parkland, fue otro de los primeros en presentarse en la televisión para exigir a los legisladores estatales y federales leyes más duras sobre las armas de fuego.

Volviendo a Alfonso Calderón, impulsor de #NeverAgain, le contó a un periodista de The New Yorker que una vez se encontró, junto a un amigo, con Nikolas Cruz en un Walmart. Esto fue después de que Cruz fuese expulsado del instituto donde atentó. Los dos amigos se pararon y escucharon mientras este alardeaba de una escopeta que acababa de comprar. Ese momento pesa sobre Calderón. Insiste en que debió haberlo contado a alguien más pero sus compañeros aseguran que ninguno fue escuchado por las autoridades. El primer paso del movimiento Never Again fue creer en una idea que el resto de Estados Unidos pudiese considerar imposible: que el de Marjory Stoneman Douglas High realmente podría ser el último tiroteo escolar en Estados Unidos. El impulso de hacer del dolor acción podría convertir a esta idea en una realidad.

Entre otros “héroes” se encuentra Anthony Borges. No ha podido unirse al movimiento porque se encuentra convaleciente. El jóven de 15 años y de origen venezolano que junto a una profesora que murió en el acto, logró cerrar la puerta de su aula para evitar que Nicolás Cruz, de 19 años, atentara contra sus 20 compañeros. Recibió cinco balazos y ahora se recupera en un hospital de Broward.

Sus padres tuvieron que apelar a la ayuda económica para pagar los gastos clínicos. La página GoFundMe inició una campaña que en cinco días superó el objetivo de 500.000 dólares.

Uno de sus amigos, Carlos Rodríguez, contó a ABC News que la acción rápida de Borges salvó su vida. “Ninguno de nosotros sabía qué hacer. Él tomó la iniciativa para salvar a sus otros compañeros”, dijo Rodríguez.

Su padre, Royer Borges, señaló en una entrevista en el programa ‘Un nuevo día’ de Telemundo, que una de las balas le afectó un pulmón y el hígado, aunque aseguró que ya Anthony está fuera de peligro. “Es mi héroe. Solo pido a la gente que recen por él”, dijo.

Continúa leyendo: París se indigna con la polémica donación del artista Jeff Koons

París se indigna con la polémica donación del artista Jeff Koons

Redacción TO

Foto: REGINA KUEHNE
AP

El artista estadounidense Jeff Koons ha generado una gran polémica en París a raíz de un acto aparentemente solidario. El cotizado artista anunció en noviembre de 2016 que quería crear una escultura con la forma de un ramo gigante de tulipanes de colores sujetos por una mano para y donarla a París en solidaridad con las víctimas de los atentados de 2015, que provocaron la muerte de 130 personas.

Este ofrecimiento fue recibido con gran entusiasmo por la alcaldía de París, que decidió que la obra se colocaría frente al Museo de Arte Moderno y el Palacio de Tokio, en una elegante avenida a orillas del Sena.

Sin embargo, no todo es tan bonito y solidario como parece. El artista anunció que donaría su obra, pero solo el concepto. Esto implicaba que los fondos necesarios para construir la escultura, que ascienden a unos 3,5 millones de euros, tenían que ser recaudados para que Koons creara su obra.

París se indigna con la polémica donación del artista Jeff Koons 1
Jeff Koons, durante la presentación de la obra en París. | Foto: Michel Euler
/AP

Tras varios retrasos en la construcción de la escultura debido a la dificultad para recaudar el dinero necesario, se ha generado un movimiento en contra de esta donación y del lugar elegido para colocar la obra, formado por numerosos ciudadanos y destacadas figuras del mundo del arte y la cultura del país.

En una carta publicada por el diario Libération, varias personalidades, entre las que se encuentran el cineasta Olivier Assayas y el ex ministro de Cultura, Frederic Mitterand, se oponen a aceptar esta escultura, que consideran que se ha convertido en “un emblema del arte industrial, espectacular y especulativo”.

Aunque la obra ha sido financiada por un mecenazgo privado, algunas de cuyas donaciones permitían obtener beneficios fiscales, sus detractores consideran que un regalo debería ser un acto altruista y no debería pagarse por él. “Apreciamos los regalos”, dice la carta, pero aquellos que son “gratis, incondicionales y sin motivos ocultos”.

París se indigna con la polémica donación del artista Jeff Koons 3
Una escultura de Jeff Koons en el museo The Broad de Los Ángeles, California. | Foto: Nick Ut/ AP

“La elección de la obra, y sobre todo su ubicación, no guardan relación alguna con los eventos trágicos invocados”, aseguran los firmantes en la citada carta. “Por su impacto visual, su dimensión gigantesca y su situación, esta escultura rompería la armonía actual” de la zona, añaden.

Critican que la escultura se vaya a situar en una zona turística, cerca de la Torre Eiffel, y lejos de donde tuvieron lugar los atentados terroristas de 2015, donde consideran que debería colocarse.

Por otra parte, varios escritores y filósofos han calificado la escultura de “regalo denigrante”. “Impedirlo es una necesidad no solo artística, financiera, moral y política, es la necesidad de rechazar ser denigrados”, escriben en una tribuna autores como Pierre Alfieri, Eric Hazan y Jean-Luc Nancy.

París se indigna con la polémica donación del artista Jeff Koons 2
Una de las obras de Jeff Koons, en el Centro Pompidou de París. | Foto: Jacques Brinon/ AP

La obra no ha sido aprobada todavía por las autoridades francesas, y las numerosas críticas forzaron una reunión entre Koons y la ministra de Cultura de Francia, Françoise Nyssen, de la que no ha trascendido nada.

Koons aseguró a The New York Times en 2016, cuando anunció la creación de la obra, que esperaba que “pueda comunicar un sentimiento de futuro, de optimismo, de alegría de ofrecer”.

Las obras de Koons, conocido por esculturas metálicas de globos de animales, generan habitualmente polémica en el mundo del arte, algo que ha vuelto a ocurrir ahora.

Continúa leyendo: 5 poemas cantados para recordar a Antonio Machado

5 poemas cantados para recordar a Antonio Machado

Rodrigo Isasi Arce

El 22 de febrero de 1939 nos abandonaba para siempre uno de los los mayores poetas de España y el representante más joven de la Generación del 98, Antonio Machado. “Nunca perseguí la gloria ni dejar en la memoria de los hombres mi canción”, reza uno de sus poemas más conocidos, ‘Cantares’, pero la verdad es que Machado sí dejó en la memoria sus versos, su canción. Nos dejó una larga lista de obras de incalculable valor literario, como ‘Soledades’ (1907), ‘Campos de Castilla’ (1912), ‘La Lola se va a los puertos’ (1930) o ‘Las adelfas’ (1928), entre muchas otras.

Machado murió en el exilio, en Francia, como tantos otros de su generación, al verse inmersa España en uno de los períodos más negros de su historia, la Guerra Civil entre republicanos y sublevados. Cuentan que pocos días después de su muerte, su hermano José Machado encontró en el bolsillo del gabán un trozo de papel que decía “estos días azules y este sol de la infancia”, los últimos versos del poeta sevillano. El fascismo echó a Machado de España, pero lo que no pudo impedir es que su legado fuese eterno; tanto es así, que varios cantantes decidieron poner voz a sus poemas.

Sin duda, Joan Manuel Serrat es el cantautor español que más poemas de Antonio Machado ha versionado -le dedicó un disco entero- pero no ha sido el único. Desde The Objective, te ofrecemos cinco poemas para recordar a este gran poeta andaluz que han sido cantados por grandes referentes del panorama musical español.

Cantares-Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina

“Todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar, pasar haciendo caminos, caminos sobre el mar. Nunca perseguí la gloria, ni dejar en la memoria de los hombres mi canción; yo amo los mundos sutiles, ingrávidos y gentiles, como pompas de jabón. Me gusta verlos pintarse de sol y grana, volar bajo el cielo azul, temblar súbitamente y quebrarse…”

La saeta-Camarón de la Isla

“¡Oh, la saeta, el cantar al Cristo de los gitanos, siempre con sangre en las manos, siempre por desenclavar! ¡Cantar del pueblo andaluz, que todas las primaveras anda pidiendo escaleras para subir a la cruz! ¡Cantar de la tierra mía, que echa flores al Jesús de la agonía, y es la fe de mis mayores! ¡Oh, no eres tú mi cantar! ¡No puedo cantar, ni quiero a ese Jesús del madero, sino al que anduvo en el mar!”

Inventario galante-Paco Ibáñez

“Tus ojos me recuerdan las noches de verano negras noches sin luna, orilla al mar salado, y el chispear de estrellas del cielo negro y bajo. Tus ojos me recuerdan las noches de verano. Y tu morena carne, los trigos requemados, y el suspirar de fuego de los maduros campos…”

Sobre el olivar-Enrique Montoya

“Campo, campo, campo Entre los olivos Los cortijos blancos Por un ventanal Entra la lechuza En la catedral San Cistrobalón La quiso espantar Al ver que bebía Del velón de aceite De Santa María La Virgen habló Dejalá que beba San Cristobalón. Campo, campo, campo Entre los olivos Los cortijos blancos Por un ventanal Entra la lechuza En la catedral A Santa María Un ramito verde, Volando, traía”.

Españolito-Joan Manuel Serrat

“Ya hay un español que quiere vivir y a vivir empieza, entre una España que muere y otra España que bosteza. Españolito que vienes al mundo te guarde Dios. una de las dos Españas ha de helarte el corazón”.

TOP