Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

La mejor profesora del mundo enseña a jóvenes Inuit del Ártico

Redacción TO

Foto: Martin Dokoupil
AP

“La enseñanza representa la forma ideal para conectar a los jóvenes, que tengan la oportunidad de entender sus realidades, y diseñar programas para ayudarles a alcanzar sus objetivos”. Estas son las motivaciones de Maggie MacDonnell, una maestra canadiense que acaba de ser elegida como la mejor profesora del mundo al hacerse con el Global Teacher Prize, o más conocido como el Nobel de los docentes, en una gala celebrada en Dubái. Esta canadiense ha sido elegida entre 10 finalistas, seleccionados entre 20.000 nominados de 179 países. Ha sido elogiada por “cambiar la vida de sus estudiantes y transformar su comunidad”.

Durante los últimos seis años, Maggie MacDonnell ha estado trabajando en la comunidad Salluit, un pueblo esquimal enclavado en el Ártico canadiense. Allí viven poco más de 1.300 personas, las temperaturas en invierno alcanzan los menos 25 grados, y solo se puede llegar por aire; no hay forma alguna de hacerlo por carretera. En una región con estas características, el aislamiento y la falta de recursos hace que se convierta en una zona marginada en la que ser profesora es mucho más que un mero trabajo.

La mejor profesora del mundo enseña en el Ártico
Maggie MacDonnell subió a recoger el premio con uno de sus estudiantes. | Foto: Martin Dokoupil / AP

Maggie ha tenido que enfrentarse al suicidio de más de diez jóvenes. “Asistir al funeral de mis estudiantes es una de las cosas más duras a las que me he enfrentado nunca”, asegura esta canadiense quien también lidia en su día a día con las altas tasas de consumo de alcohol y droga; con embarazos de chicas adolescentes producto, en muchas ocasiones, de las altas tasas de abuso sexual; y con los roles de género que a menudo cargan a las chicas más jóvenes con todas las tareas relativas al hogar.

Uno de los proyectos que se llevó a cabo para atajar la autodestrucción como vía de escape fue la creación de un gimnasio que se ha convertido en centro para jóvenes y adultos de la comunidad local que están intentando adoptar un estilo de vida más saludable. Maggie ha tenido que ver, y mucho, en este tipo de iniciativas. Su manera de trabajo y su implicación en la comunidad han acercado soluciones a los problemas de los estudiantes. Los llamados “actos de bondad” han mejorado drásticamente la asistencia a la escuela. La creación de un comedor comunitario, la formación en la prevención de los suicidios o las caminatas por los parques nacionales para entender la gestión ambiental, han sido algunas de las actividades que han sembrado la vida y sobre todo la esperanza en este pueblo. Ahora, con la dotación de un millón de dólares del premio para proyectos educativos, podrán seguir invirtiendo en bienestar social de esta comunidad esquimal.

La mejor profesora del mundo enseña a jóvenes Inuit del Ártico
Las duras condiciones de vida de los pueblos esquimales hacen que algunas zonas haya altas tasas de suicidio. | Foto: Stringer Canadá / Reuters Archivo

Entre los finalistas, un español

David Calle es el profesor youtuber madrileño que ha estado a un paso de llevarse este ‘Nobel de los docentes’. Más de 20 millones de alumnos han visto sus clases en YouTube, y aunque no se ha hecho con el millón de dólares para proyectos educativos, David Calle aseguraba antes de la ceremonia que él “ya había ganado”. Ingeniero de profesión, comenzó con la docencia tras quedarse en el paro hace más de diez años; hace cinco comenzó a colgar sus clases en Internet gratis para ayudar a los más jóvenes con las Matemáticas, la Física o la Química. Poco a poco fueron los propios alumnos quienes le pidieron que subiera más, y hoy tiene casi 800.000 suscriptores a su canal. Su proyecto ‘Unicoos’ ha servido para ayudar a muchos con las ciencias y para colocarse entre los diez candidatos a mejor profesor del mundo. Ahí es nada.

En lo que se refiere a la edición de 2016, fue una profesora palestina la que se hizo con este galardón. Hanan Al-Hroub creció en un campo de refugiados y está especializada en el apoyo a niños traumatizados por la violencia. Aún sigue dando clase a sus alumnos de educación primaria, aunque durante el último año ha viajado mucho alrededor del mundo como embajadora de la labor de la enseñanza. “Nuestro trabajo no es solo enseñar conocimiento, también tenemos que ayudarles a aprender a vivir su vida y darles herramientas para que puedan resolver sus problemas”, es una de las lecciones que ha transmitido al mundo Hanan Al-Hroub.

7 películas sobre vampiros que no deberías perderte

Redacción TO

Foto: Recorded Picture Company

Es cierto que la tradición vampírica no nació con Bram Stoker, pero es innegable que fue él quien la puso en el mapa internacional. Con la publicación de la novela epistolar Drácula, un día como hoy de 1897, ha extendido en el imaginario colectivo el mito del ser que vive en las sombras, siempre sediento de sangre humana, vulnerable a los símbolos sagrados y a las estacas bien dirigidas.

Desde entonces, ha dado lugar a numerosas ficciones. En el cine, sin ir más lejos, se ha convertido en una de las temáticas habituales en el género de terror y, en los últimos años, incluso en el de la comedia. Caso aparte –y todavía por descifrar– es la saga de Crepúsculo.

Esta lista reúne con precisión la evolución de la figura de los vampiros en los últimos años del siglo XX y en nuestro días, más de un siglo después de que viera la luz la novela que escribió el autor irlandés.

Déjame entrar (Tomas Alfredson, 2008)

Esta película de violencia y romance es una historia que encoge el alma sobre la soledad, el descubrimiento y las nuevas oportunidades. Una gran ficción de vampiros en los tiempos de Crepúsculo.

Sólo los amantes sobreviven (Jim Jarmusch, 2013)

¿Y si el amor fuera para siempre? La vida eterna es el castigo de dos vampiros que se aman profundamente y a lo largo de los siglos, con todas las asperezas, con todas sus etapas y sus crisis. Pero esta película versa también sobre la caída del sueño americano y las adicciones, dos temas que el autor de la obra conoce bien. Puro existencialismo.

Entrevista con el vampiro (Neil Jordan, 1994)

Esta es un clásico del cine. De alguna forma es la historia que todo cronista desearía narrar por inverosímil y fantástica. La adaptación de la novela de Anne Rice marcó un antes y después en la década de los 90 y relata las memorias de un hombre que escogió ser vampiro a cambio de la vida eterna. Una decisión que ha pesado siempre sobre él.

Abierto hasta el amanecer (Robert Rodriguez, 1996)

Otra obra maestra. Una película con un trasfondo emocional bien distinto a las anteriores. En esta película escrita por Quentin Tarantino dos forajidos huyen de sus crímenes en Estados Unidos y cruzan la frontera con México. Allí, en un bar de carretera, deciden hacer una parada que les dará más sorpresas de las imaginadas. El bar está poblado de vampiros

Lo que hacemos en las sombras (Taika Waititi, Jemaine Clement, 2014)

Una comedia sobre ser vampiro en los tiempos modernos. Un grupo de amigos en Nueva Zelanda que comparte penurias y anhelos de otros tiempos mientras se adaptan a la vida en sociedad en el siglo XXI. Como decíamos, hay relatos vampíricos que trascienden el terror.

The Addiction (Abel Ferrara, 1995)

En esta película la sangre humana es una metáfora. El cineasta italiano, con algunos momentos de pretenciosidad, desvela la caída al abismo de las drogas y la violencia de una joven estudiante de Filosofía tras ser mordida por una vampiresa.

Drácula (Francis Ford Coppola, 1992)

Una pieza colosal de uno de los cineastas más virtuosos de todos los tiempos. Coppola quiso rendir homenaje a la novela de Bram Stoker con una versión algo edulcorada de su novela, pero sin duda magistral. La historia de amor inquietante entre el conde Drácula y Mina Murray, que le recuerda a su amada, muerta cuatro siglos atrás, se concentra en una sola frase: “He atravesado océanos de tiempo para encontrarte”.

Nuevos dilemas morales en las sociedades abiertas

Antonio García Maldonado

Foto: Jonathan Ernst
Reuters

Aunque el presidente Trump y su sospechosa ‘Russian-Connection’ hayan hecho saltar las alarmas en la Comunidad de Inteligencia, parece improbable que los intercambios de información entre distintos servicios dejen de incrementarse en los próximos años ante la persistente amenaza terrorista. El atentado de Mánchester ha vuelto a imponer la realidad del mundo frente a los sueños “emancipadores” de fantasmales soberanías recuperadas que nos mantendrán seguros en nuestro perímetro. Y este atentado ha sido una negación paradigmática de la justificación emocional del Brexit. Por un lado, el terrorista suicida que se inmoló en el Mánchester Arena, Ismael Abedi, no sólo tenía nacionalidad británica, sino que había nacido en el país. Por otro, parte de la red a la que pertenecía (su padre y su hermano incluidos) ya estaba en Libia, su país de origen, plenamente integrada en estructuras del ISIS. Es decir: ninguna frontera impermeable a ningún extranjero habría podido impedir este atentado. Incluso, sin porosidad alguna, quizá estarían aún en suelo británico los detenidos en Libia, y quién sabe si no habrían cometido otros atentados. Ambos han sido detenidos gracias a la cooperación en materia de seguridad e inteligencia con socios europeos, la misma con la que la primera ministra Theresa May amenazó en un primer momento a la próxima UE de 27. El Brexit es un sinsentido que pretendía solucionar una disputa del Partido Conservador a costa de hacer más vulnerable a Gran Bretaña en materia de seguridad.

“Lo que puedo decir es que compartir inteligencia es muy importante”, ha declarado el secretario general de la OTAN, Jens Stoltemberg, al valorar el atentado y las posibles respuestas de los países de la Alianza Atlántica. Declaración que adquiere toda su dimensión cuando vemos, atentado tras atentado, que suele concurrir otro hecho adicional al de que el terrorista es un nacional de segunda o tercera generación de inmigrantes: el sujeto ha estado ya fichado, o de alguna forma bajo el radar de los servicios de inteligencia y seguridad de algún país. Por tanto, en un primer diagnóstico hay que concluir que el trabajo de recolección de información se hace bien, y que en el proceso de inteligencia que transforma esta información en materia sensible para ser considerada relevante por las instituciones, algo ocurre. Quizá es el propio sistema legal, para algunos demasiado garantista. Para otros, aún demasiado opaco. No existe un consenso a este respecto, y las opiniones suelen estar demasiado condicionadas por los apriorismos ideológicos. Pero siempre será un fracaso colectivo (no sé si evitable) escuchar que el terrorista “no era desconocido para las fuerzas de seguridad”. Algunos piensan que es el precio de la libertad. Yo tengo mis dudas, aunque no tengo certezas en contrario. Sólo sé que, paradójicamente, estaremos haciendo las cosas mejor cuando nos empiecen a decir que ninguna fuerza de seguridad, ningún servicio de inteligencia, tenía ni idea de quién se acaba de inmolar.

Éstas son las mejores imágenes de la Tierra tomadas desde el espacio

Lidia Ramírez

Foto: NOAA
NASA

Prepárate para ver otro nivel de belleza planetaria. Esta semana la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) ha mostrado las primeras imágenes de la Tierra tomadas por el satélite climático GOES-16, lanzado en noviembre del 2016.

A unos 35.800 kilómetros sobre nuestro planeta, esta nave espacial pudo realizar unas espectaculares fotografías de nuestro mundo, como esta espectacular imagen de América, tomada el 15 de enero, en la que se aprecian los finos detalles de los fenómenos meteorológicos, como las nubes, el desarrollo de las tormentas e, incluso, el flujo de las corrientes globales de aire.

Estas son las mejores imágenes de la Tierra tomada desde el espacio 1
América desde una órbita geoestacionaria. | Foto: NOAA/ NASA

Las fotografías del GOES-16 fueron tomadas por la cámara en alta definición del satélite llamada ‘Advanced baseline imager‘, que fue construida por la corporación Harris. El aparato puede tomar fotos a través de 16 canales distintos de longitudes de onda: dos visibles, cuatro que son casi infrarrojos y 10 infrarrojos. Esta versatilidad ayuda a los científicos a identificar rastros de humo, cenizas volcánicas, vapor de agua, así como otras sustancias de la atmósfera terrestre.

Estas son las mejores imágenes de la Tierra tomada desde el espacio 2
Imagen tomada con la cámara ‘Advanced Baseline Imager’. | Foto: NOAA/NASA

GOES-16 es la primera nave lanzada al espacio de la nueva generación de flotas GOES-R de NOAA, con la capacidad de tomar fotografías de todo el planeta cada 15 minutos y de todo Estados Unidos continental en sólo cinco minutos. Además, también posee sofisticados instrumentos como un seguidor de rayos, un magnetómetro y sensores solares que en el futuro serán utilizados para tomar imágenes del sol en longitudes de onda ultravioletas y de rayos X. En los próximos años, tres naves más serán lanzadas al cosmos con el objetivo de seguir proporcionando medidas atmosféricas y de superficie del hemisferio occidental de la Tierra para pronosticar el tiempo, tormentas severas, control de tiempo espacial y búsquedas meteorológicas.

Estas son las mejores imágenes de la Tierra tomada desde el espacio 3
Simulación de cómo se vería una imagen del sol en ultravioleta tomada por GOES-16. | Foto: Steve Hill/NOAA

Así, el gran nivel de precisión en estas fotos iniciales es un buen augurio para los objetivos principales de GOES-16: proporcionar pronósticos del clima sin precedentes y monitorear situaciones severas que ocurran con el clima. En este sentido, tras los tornados que recientemente dejaron varios muertos en el sudeste de Estados Unidos, esta misión podría prevenir grandes desastres. Tener una constante vigilancia de los patrones del clima del planeta podría ser esencial para las comunidades que están amenazadas por tormentas extremas, especialmente debido a que se espera que el cambio climático incremente estas situaciones.

Estas son las mejores imágenes de la Tierra tomada desde el espacio 4
Las islas del Caribe y América central. | Foto: NOAA/NASA
Estas son las mejores imágenes de la Tierra tomada desde el espacio 5
El noreste de Estados Unidos, incluyendo la bahía Chesapeake y Long Island. | Foto: NOAA/NASA

Sin embargo, si bien la administración de Barack Obama incrementó la inversión en satélites de observación de la Tierra de NASA y NOAA, los asesores del presidente Donald Trump ya han advertido que apostarán por la exploración humana interplanetaria. Este cambio en el foco podría poner en riesgo misiones como GOES-16, en un tiempo donde muchas regiones del planeta están a punto de colapsar debido al medio ambiente.

Prepárate para viajar en coche y sentirte como en casa

Redacción TO

Foto: Eric Risberg
AP Photo

Tenemos una visión de los coches más tradicional de lo que imaginamos. La distribución interior está inspirada en los viejos carruajes de caballos, donde los asientos están dispuestos de manera que la visión es muy abierta, de 360 grados, con los sistemas de aceleración, dirección y frenado al frente. Sin embargo, esta disposición podría tener los días contados. Todo gracias a las innovaciones tecnológicas y estéticas que están desarrollando las grandes marcas tradicionales, pero también los nuevos gigantes de Silicon Valley.

Uno de los grandes lujos que se conceden quienes pueden permitírselo es contratar a un chófer para ir de un sitio a otro, retirándose al asiento trasero y aprovechando el tiempo entre trayectos para hablar por teléfono o, simplemente, relajarse. Ahora, las marcas trabajan para que esta circunstancia deje de ser un lujo y pueda democratizarse, de modo que cualquiera pueda entrar en el coche y dejarse llevar hasta llegar a su destino.

Conducir sin volante: así serán los coches del futuro 1
Fotograma del vídeo promocional del Volvo Concept 26. | Fuente: Volvo

En este sentido, las compañías están alejando al conductor del salpicadero; el conductor es cada vez más ajeno a la conducción y la llegada de los coches de propulsión eléctrica permite a los diseñadores dibujar nuevos interiores, crear disposiciones hasta ahora inimaginables. Esto se debe a que estos vehículos no requieren de motores tan voluminosos ni de túneles de transmisión cruzando toda la carrocería.

En otras palabras, entre las grandes preocupaciones del sector no se encuentra únicamente la conducción autónoma, momento en el que dejará de ser estrictamente necesario que el conductor intervenga en el pilotaje, sino también la sensación de confort en el interior de los vehículos.

Conducir sin volante: así serán los coches del futuro 2
Fotografía del interior del BMW 5-Series GT. | Fuente: BMW

Éstos podrán ser pequeños por fuera, pero espaciosos por dentro. Ya se puede comprobar en coches eléctricos como el Chevrolet Bolt que, a pesar de sus dimensiones reducidas, está adaptado para quienes superan el metro ochenta de altura. O, en casos de coches de alta gama y tamaño mayor, como el BMW 5-Series Gran Turismo o el Volvo S60 Inscription, que tienen en su parte trasera algo más parecido a sillones de salón que a asientos convencionales, con pantallas de televisión incorporadas.

En cualquier caso, la revolución acaba de comenzar y las verdaderas modificaciones llegarán con los coches autónomos. Waymo, una empresa de Google, ya ha desarrollado un prototipo de coche biplaza sin volante ni pedales. El interior es discreto, de techo relativamente alto, espacioso a pesar de las pequeñas dimensiones. Algo así como un Mercedes Smart, solo que sin todo el relleno que requieren los coches tradicionales.

Volvo, por su parte, ha presentado su modelo Concept 26, que permite adaptar el asiento en función de las exigencias de la conducción, teniendo la opción de mantenerse vertical durante el manejo convencional, reclinado si se desea navegar por internet o leer un libro, y tumbado en trayectos largos y anodinos, como en autopistas, si el piloto opta por echarse una cabezada.

Mercedes-Benz ha llevado la idea a un nivel más alto con la creación del Vision 015 Luxury in Motion, que es como un salón, donde los asientos pueden voltearse y todo se convierte en una sala de sillones enfrentados, con un espacio considerable para estirar las piernas y conversar o disfrutar del viaje mientras el coche conduce de forma autónoma, convertido en nuestro chófer particular.

Con todo, no es sencillo introducir estos cambios drásticos en el mercado, de momento; a fin de cuentas, en el presente, el conductor habitual aún persigue un modelo que le resulte familiar, que no sea excesivamente rompedor. Es necesario mantener algo de la esencia de los vehículos de siempre, del estilo de cada marca, para que el consumidor no quede intimidado, para que no desconfíe. El director de diseño de Mercedes-Benz, Gorden Wagener, reconoció en la revista Wired que este fue un debate que mantuvo con su equipo.

“Cuando hicimos el plano del Mercedes-Maybach 6, uno de los puntos de discusión fue la enorme pérdida de espacio causado por nuestros capós, que son muy largos”, explica. “Pero supimos que es una seña de identidad de la marca y decidimos ser fieles a eso”.

Se trata, a fin de cuentas, de una revolución paralela a la conducción autónoma; las marcas persiguen que podamos entretenernos y sentirnos cómodos mientras dure el trayecto, evitando los ratos muertos, sacando partido a un tiempo que es posible aprovechar, al igual que cuando viajamos en tren o en avión.

TOP