Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

La moda mira hacia La Meca

Lidia Ramírez

Puede ser que Francia haya suscitado meses atrás una gran controversia por el intento de prohibición del burkini, pero una de las casas de moda más famosas de ese país no tiene ningún problema cuando se trata de ropa islámica. Chanel ha sido la última marca occidental en apostar por el mercado musulmán. La semana pasada, siguiendo el ejemplo de otras firmas en el sector, las vitrinas de las tiendas Chanel en Beverly Hills lucían maniquíes con telas cubriendo sus cabezas al estilo hijab, reflejo de una tendencia cada vez mayor para atraer a compradores musulmanes de alto nivel adquisitivo.

dd(Chanel)
Durante 2013, las mujeres musulmanas gastaron 266 mil millones de euros en moda. (Foto: Chanel)
d (Chanel)
El 23% de la población es musulmana. (Foto: Chanel)

Las grandes marcas se islamizan

Parece que el Oriente Medio se ha convertido en un semillero de oportunidades, algo que no ha pasado desapercibido a las grandes marcas que, sin dudarlo, se han lanzado a la llamada ‘moda púdica’. Dolce & Gabbana fue la primera gran marca occidental en apostar por los velos, túnicas y faldas hasta los tobillos con una colección que vio la luz a principios de 2016.  De esta forma Domenico Dolce y Stefano Gabbana rompían con los estereotipos dominantes en la industria de la moda. Capas oscuras, velos y vestidos vaporosos en tonos neutros y estampados geométricos y floreados propios de la cultura árabe dieron lugar a Abaya, su primera colección exclusiva para las mujeres musulmanas.

Dolce & Gabbana fue la primera gran marca occidental en apostar por la moda islámica

ll (Dolce & Gabbana)
Dolce & Gabbana fue la primera gran marca occidental en apostar por la moda islámica.  (Foto: Dolce & Gabbana)

Sin embargo, los Dolce & Gabbana no han sido los únicos en apostar por acercar la moda árabe a Occidente. H&M también contó con una modelo musulmana para una de sus campañas publicitarias. Se trata de Mariah Idrissi, de 23 años y de origen paquistaní y marroquí.  Con la presencia de Mariah, H&M entraba al mercado musulmán que va en constante aumento: se estima que para 2019, los creyentes del Islam gastarán cerca de 484 mil millones de dólares en ropa y zapatos. Idrissi formó parte del film Close the loop, una iniciativa de H&M para concienciar a los usuarios sobre la importancia de reciclar las prendas. Además,  junto a ella, en el vídeo aparecen modelos que reflejan la diversidad de culturas, etnias o rasgos físicos.

 

No son los únicos ejemplos de esta tendencia que, en realidad, solo certifica la querencia capitalista por ocupar cualquier nicho de mercado vacante. También la firma de ropa japonesa Uniqlo empezó el pasado mes de octubre a vender conjuntos con hiyab en sus tiendas londinenses. En la misma ciudad, la cadena Marks & Spencer ha lanzado el ‘burkini’, un mono integral de baño que solo deja al aire cara, pies y manos y que tanto revuelo ha causado este verano en Francia.

Mercado  millonario

Los consumidores musulmanes son de los colectivos que más gastan en compras, sólo faltaba que una enseña global, con millones de clientes en todo el mundo, empatizara con este sector de la población y abriera el camino, ya que el 23% de la población mundial es musulmana. Durante 2013, estas mujeres gastaron 266 mil millones de euros en moda (más que Japón e Italia juntos), según el estudio Global Islamic Economy Report que elabora cada año Reuters en colaboración con el Gobierno de Dubái, lo que supone el 11,9% del gasto mundial en el sector. Y se espera que esta cifra se duplique en 2019, cuando quienes profesan la fe islámica desembolsarán unos 484 mil millones de dólares en ropa y calzado. Esto es lo que gastan hoy Estados Unidos y China juntos, y supone el 14,4% del gasto total.

 Los musulmanes gastarán en 2019 484 mil millones de dólares en ropa y calzado, el 14,4% del gasto total

Actualmente, Estados Unidos es el mayor consumidor de moda del mundo, con un gasto de 395.000 millones de dólares. Le sigue el mercado chino, con 285.000 millones, y Rusia, con 111.000 millones. El top five lo completan Japón, con  109.000 millones e Italia 103.000 millones. Entre los países árabes, el mercado turco y los Países Árabes Unidos se llevan la palma, con 39.300 y 22.5000 millones de dólares respectivamente. Indonesia, Irán, Arabia Saudí y Nigeria son los otros cuatro mayores mercados musulmanes para la moda, según refleja el Informe de la Oficina de Turismo y Convenciones de Los Ángeles.

La eclosión de las hijabistas 

Un nuevo término se cuela entre el mundo de la moda: hijabistas. Una palabra que surge de mezclar ‘hijab’ y ‘fashionista’ y que va asociado a la modernización y a la libertad que las mujeres musulmanas van adquiriendo. Las hijabistas son el nuevo fenómeno de Internet, con una comunidad cada vez más creciente entre las mujeres de todo el mundo. Como auténticas estrellas de la moda, varias blogguers musulmanas han irrumpido en la red social de fotografías polaroid acumulando miles de seguidores.

La más popular es la dubaití Huda Kattan (@hudabeauty), conocida como la Kim Kardashian musulmana. Con maquillajes expresivos y un estilo propio muy marcado, en Instagram cuenta con más de 15 millones de seguidores y sus vídeos alcanzan ya los 55 millones de reproducciones.

Huda Kattan vive en Dubái y es una de las blogueras más influyentes en Oriente Medio. (Foto: Instagram)
Huda Kattan vive en Dubái y es una de las blogueras más influyentes en Oriente Medio. (Foto: Instagram)

Ascia AKF (@ascia_akf) es otra de las hijabistas más influyentes. Ascia se define como una mujer mitad kuwaití y estadounidense, blogger y diseñadora de turbantes. Con más de un millón de seguidores en Instagram, hace tan sólo unas horas subía una imagen anunciando su embarazo que ya cuenta con más de 34.000 likes y 250 comentarios.

El fenómeno blogger ha acabado cediendo ante el poder inmediato y sencillo de Instagram. (Foto: Instagram)
Ascua AKF, además de instagramers es diseñadora de turbantes.  (Foto: Instagram)

Cubierta de pies a cabeza reafirma su feminidad y demuestra que su religión no le impide reinterpretar los códigos de la moda y tener un estilo propio. Ella es la esteticista y blogguer de moda Dalal AlDoub, cuyo perfil en esta red social alcanza casi los dos millones de admiradores.

Blogger de moda y maquillaje de Kuwait. (Foto: Instagram)
Blogger de moda y maquillaje de Kuwait. (Foto: Instagram)

Continúa leyendo: Ana Villanueva, la emprendedora que consigue lo imposible: vender tu casa en menos de una semana

Ana Villanueva, la emprendedora que consigue lo imposible: vender tu casa en menos de una semana

Bea Guillén Torres

España, ese país al que el estallido de la burbuja inmobiliaria sumió en una crisis de la que todavía trata de salir, tiene uno de los mercados inmobiliarios más opacos de Europa. Y esa es una de las razones por las que la emprendedora Ana Villanueva ha decidido intervenir en Madrid con su startup: Tiko. Se trata de una de las primeras empresas de proptech de compra y venta de propiedades en España. Para los que anden perdidos, el proptech  es una de las tendencias tecnológicas que más ha despuntado estos últimos dos años y que promete romper su techo en el 2018. Consiste en llevar la tecnología al sector inmobiliario (al property en su término en inglés). Es lo que el fintech al sector de las finanzas o el insuretech al de los seguros. El mercado inmobiliario ha tenido muy poca evolución digital, por lo que el objetivo de las compañías proptech es hacerlo más eficiente y transparente con tecnología.

¿Qué le lleva a una emprendedora de 35 años a meterse en ese laberinto que ha sido siempre el mercado inmobiliario en España? Pues justo eso: el laberinto. “A mí me atrae el problema que estamos resolviendo: que es muy difícil vender tu casa. Si quieres vender tu casa no existe una forma rápida y fácil de hacerlo. Es un problema muy real con el que mucha gente se siente muy identificada”.

Este no es el primer proyecto de Villanueva que después de seis años en consultoría, de montar una startup de crowdfunding de música en EEUU avalada por un ex CEO de la Warner Bross, y de pasar varios años de experiencia en Job&Talent en México, volvió a España para revolucionar un sector.

Mucha gente me pregunta: ¿pero cómo lo vas a conseguir tú?“. Con dos ingredientes clave: ahorrando costes con la tecnología y convirtiéndose en los compradores finales de las viviendas. El proceso es muy sencillo: un usuario entra en la web de Tiko e inicia una solicitud online de venta de su casa. Después responde un cuestionario telefónico con los datos básicos de la vivienda (dirección, habitaciones, metros, ascensor…). La startup hace una valoración y hace una oferta al vendedor. Todo sin ver la casa. Si este acepta, entonces los técnicos van a hacer la inspección y a comprobar que los datos son reales. Si es así, se compra la vivienda. Así, de fácil.

Ana Villanueva, la emprendedora que hace posible con Tiko que vendas tu casa en tres días 1
La página web de Tiko, una de las primeras empresas de proptech de España. | Foto: Tiko

“Este sistema nos permite no tener que ir a ver la vivienda de gente que no esté de acuerdo en venderla por ese precio. Es un filtro muy fuerte, y un sistema más ágil y eficiente. Pero no compramos sin ver. Si no se corresponde: ajustamos precio o decimos retirar la oferta”, explica Villanueva.

De esta forma, la tecnología acorta los tiempos del proceso y la decisión de ser compradores finales, dinamita el modelo tradicional de intermediarios. “Podemos comprar una casa en pocos días, porque lo hacemos nosotros mismos, no tenemos que encontrar a otro que luego nos los compre. Asumimos ese riesgo”. Para poder empezar, Tiko consiguió una financiación de 35 millones de euros en el que hay fondos de importantes inversores como Rocket Internet y Cabiedes, y financiación bancaria.

Tiko puede hacer hacer la valoración de la casa sin verla porque cuenta con un sistema de control de inmuebles y conoce precios de cierre de viviendas similares en la misma zona. Villanueva asegura que, a pesar de hacerlo tan rápido y fácil, compra a un precio competitivo. “Nuestro modelo de negocio se basa en volumen y agilidad, es decir, no nos llevamos márgenes grandes, pero actuamos sobre un volumen considerable de inmuebles“.

600 transacciones en un año

Su objetivo es que Tiko realice, en cada ciudad que abren, el 1% de las transacciones inmobiliarias de tres a cinco años. En España, han desembarcado en Madrid porque es el mercado más atractivo. “Hay 60.000 transacciones inmobiliarias al año. Pretendemos hacer 600 en este tiempo. Es un volumen considerable, pero las vamos a realizar a lo largo del año”. Una de las peculiaridades del modelo es que Tiko no es competencia de las agencias puesto que también les compra a ella inmuebles directamente.

Pero con una condición muy clara: al mes y medio de haber comprado una casa, la venden. “No queremos acumular un stock de viviendas, todo lo contrario. Entre la compra y la venta de la vivienda, no transcurren más de 90 días. La compramos, la reformamos y la vendemos inmediatamente, no esperamos a que suban los precios. La venta nos permite refinanciarnos, por lo que no necesitamos levantar capital cada vez”.

¿Y el riesgo? “Al mantener la casa durante un período muy corto de tiempo, somos menos sensibles a posibles bajadas de precio. Es un riesgo muy bajo. Si analizamos el sector los últimos 50 años y miramos ciudades europeas de más de un millón de habitantes —que es donde nos movemos—no ha habido bajadas de precio de más del 7% en un período de tres meses. Desde fuera puede parecer muy alto y obvio que hay un riesgo porque estamos comprando una casa sin tener un comprador. Pero no hay riesgo de que caiga el precio realmente“.

¿Pero no da miedo comprar una casa que no sabes cuándo ni si vas a poder vendérsela? “No es algo que nos preocupe. Lo que asusta es tener una casa sin vender un año y eso suele ocurrir porque la vivienda no tiene bien ajustado el precio. Nosotros tenemos un precio muy competitivo y más considerando que renovamos la casa antes de venderla. La tenemos puesta en los principales portales inmobiliarios. Por ejemplo, Idealista es fundamental para dar salida a nuestras viviendas. Además, tenemos muy medido el control de visitas y muy buenas fotos. No es algo complicado”.

Puede parecer imposible pero ya está funcionando. En Estambul, bajo el nombre de Evtiko y con un equipo de 20 personas, llevan ya más de un año funcionando y reciben al día 100 usuarios que solicitan una oferta por la casa. “Como allí tenemos un volumen muy alto de viviendas interesadas, ponemos más restricciones en cuanto a superficie de la casa y valores de la vivienda antes de hacer oferta. De esos 100 al día, se le hace una oferta al 15%. Y un 10% la acepta”. La startup decidió comenzar en la urbe turca porque es la ciudad europea con mayor número de transacciones inmobiliarias: 240.000 al año, cuatro veces Madrid. “Es una ciudad con un potencial brutal”. Y además, Sina Afra, su principal socio y promotor de la idea, es turco. Afra fue elegido por Forbes como una de las 100 personas más influyentes del mundo, lo que ayudó a Tiko a levantar los 35 millones de euros de capital que necesitaban.

Sina Afra y Ana Villanueva, socios principales de Tiko. | Foto: Tiko

Después de Madrid, que es su segunda ciudad, Tiko plantea abrir este año en Milán. “No tenemos una visión de país sino de ciudades atractivas”. Para elegirlas se basan en que tenga un alto número de transacciones inmobiliarias, que los costes de transacción sean bajos y que el sector inmobiliario de la ciudad necesite una revulsivo.

La idea se origina en Estados Unidos, casi como siempre. En EEUU fueron pioneros en crear este modelo súper ágil de compra venta de vivienda. Luego se ha exportado a distintos países. Somos los primeros que estamos en varios países de Europa. Otros players están haciendo este modelo en Londres y hay varias empresas que solo están en un solo país. Nuestra ambición es conquistar Europa“.

Continúa leyendo: El fin del tequila se acerca y su propio éxito es el culpable

El fin del tequila se acerca y su propio éxito es el culpable

Redacción TO

Foto: Larry Crowe
AP

Esta es una mala noticia para los amantes de las margaritas y los chupitos de tequila. Una escasez creciente de agave, la planta de la que se obtiene este licor, tiene seriamente preocupados a los productores y, si sigue así, también acabará preocupando a los consumidores.

Una de las peculiaridades del agave es que necesita siete años de crecimiento para estar en perfectas condiciones para que la planta pueda ser destilada correctamente. La falta de previsión sobre el gran aumento de la demanda de tequila en los últimos años ha provocado que no haya suficiente agave y no sea posible plantar más a tiempo para suplir esta demanda.

El precio del agave

La elevada demanda de tequila y la falta de agave han provocado que el precio de esta planta se haya multiplicado por seis en apenas dos años, según el Consejo Regulador del Tequila. Esto ha reducido los márgenes de los destiladores más pequeños y ha generado una gran preocupación en los agricultores, productores, jornaleros e incluso en las grandes empresas, que ven peligrar sus beneficios.

Esto está obligando a numerosos productores a utilizar plantas de cuatro o cinco años, por lo que todavía no han madurado del todo, para elaborar el licor. Estas plantas más jóvenes producen menos tequila, lo que supone que se necesitan más plantas para producir la cantidad habitual.

El fin del tequila se acerca y su propio éxito puede ser el culpable
El robo de plantas de agave se ha incrementado con la subida de precios. | Foto: Tracie Cone/ AP

Es el pez que se muerde la cola. Los productores no tienen suficiente agave para cumplir con sus pedidos y, al utilizar estas plantas más jóvenes, recrudecen la escasez de esta preciada planta. Los expertos aseguran que esta recogida temprana de la planta hará que la escasez sea aún peor en el año 2018, y continuará hasta al menos el año 2021, pues las nuevas plantaciones y estrategias tardarán años en dar sus frutos.

Los robos en las plantaciones

Es cierto que el principal culpable de la escasez de tequila es su propio éxito. El crecimiento de la demanda se ha convertido en un problema, pero no es el único al que se enfrentan los productores de esta popular bebida alcohólica.

La delincuencia organizada de México ha fijado el agave como uno de sus objetivos y, según el Consejo Regulador del Tequila, en 2017 se denunció el robo de 15.000 plantas, más del triple que en 2016. Los grupos criminales llegan a las plantaciones en mitad de la noche con camiones para robar el agave, explica el Consejo.

El fin del tequila se acerca y su propio éxito puede ser el culpable 3
El jugo del agave se destila tras siete u ocho años de crecimiento de la planta. | Foto: Tracie Cone/ AP

Sin embargo, aunque hablemos de robos, la culpa es en parte también del aumento del precio del agave, que lo convierte en un bien preciado para los ladrones, que no se fijaban en él antes de su escasez.

Aumenta la demanda de otras bebidas

El aumento de la demanda, la escasez de agave, el rápido aumento de su precio y los robos no solo están afectado a los productores, sino que también lo notarán pronto en su bolsillo los consumidores.

El precio del agave hace que el tequila tenga que venderse más caro, lo que implica una competencia más difícil con otros licores como el vodka o el whiskey que, según los expertos, serán más atrayentes para los consumidores cuando los comparen con el precio del tequila.

El fin del tequila se acerca y su propio éxito puede ser el culpable 1
El tequila está subiendo demasiado de precio para competir con otras bebidas alcohólicas. | Foto: Rick Bowmer/ AP

Sin embargo, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Tequila, Luis Velasco, afirma que “no tiene sentido que el tequila sea una bebida barata porque el agave necesita una gran inversión”.

Por tanto, el futuro del tequila podría estar en convertirse en una bebida de lujo o, como apuntan los expertos, en la desaparición de algunas de las empresas de este gran mercado y una reducción de la producción de grandes empresas como Sauza o José Cuervo.

Continúa leyendo: Oxfam, el negocio de la indignación

Oxfam, el negocio de la indignación

José Carlos Rodríguez

Foto: Andres Martinez Casares
Reuters

Somos tan ricos que nos indigna ver pobreza. Nos ofende. Y somos tan ciegos, que al contemplarla nos preguntamos ¿por qué? Cuando lo extraordinario, lo imprevisible, lo que desafía la condición del hombre, es la riqueza. Nosotros somos el fenómeno que crea admiración para quien sepa de historia algo más que unos capítulos de Cuéntame. Pero no. La sociedad opulenta mira la riqueza, heredada de generaciones anteriores y creada de nuevo día a día, con los ojos de un niño. Piensa que siempre ha estado ahí y no se plantea cómo ha legado la tarta que está a punto de tomar.

Hay organizaciones especialmente ciegas, excepto para su propio beneficio. Es el caso de Oxfam. Su modelo de negocio es sencillo. Nos dice que lo nuestro no nos pertenece, que lo que poseemos es la causa de que otros no tengan nada. Y que la desigualdad entre ricos y pobres sólo se solucionará si les entregamos a ellos lo que tenemos para que lo repartan a quien menos tienen. Nos dicen que somos indignos de vivir como lo hacemos, y nos ofrecen el consuelo de pagarles, a ellos, la cantidad de dinero en que valoremos nuestra mala conciencia.

La verdad es que el capitalismo ha llegado allá donde no hay un sátrapa como Nicolás Maduro o Kim Jon-un, y que éste ha hecho que la pobreza se desplome. En 1980 vivía en la pobreza extrema el 44 por ciento de la población mundial. En 2005 se había reducido a la mitad, y hoy estamos por debajo del 10 por ciento. Oxfam lucha, denodadamente, para que la producción y el comercio en libertad, aunque sea vigilada, para que lo que está haciendo de la pobreza un recuerdo para centenares de millones de personas, deje de existir. Y para eso publica unos informes con mentiras sonrojantes, que sólo una prensa adicta a las fake news puede tragarse sin empacho. Mienten para contribuir a que en este mundo se detenga el secular descenso de la verdadera pobreza en el mundo.

Su presidente, Juan Alberto Fuentes, ha sido detenido en una operación contra la corrupción en Guatemala. La organización acoge a personas que abusan de su influencia para organizar fiestas sexuales con menores. Pero la falta de ética ha sido la seña de identidad de Oxfam desde el principio, y por otros motivos.

Oxfam ha hecho de la indignación su negocio. Pero mi indignación es con ellos.

Continúa leyendo: El pan de cada día de Cercanías Madrid: retrasos, esperas y pocas explicaciones

El pan de cada día de Cercanías Madrid: retrasos, esperas y pocas explicaciones

Lidia Ramírez

Foto: J.L. PINO
EFE

¿Quién no ha ido alguna vez a coger el cercanías de Madrid y ha tenido que esperar quince largos minutos en hora punta? Esta misma mañana los usuarios de la línea C-4 en Atocha han tenido que esperar más de 20 minutos hasta la llegada de su tren. Los mismo ocurría en la línea C7, donde los viajeros comenzaban la semana igual que la terminaron, con retrasos. Y en la C2 la frecuencia de trenes era de cada 15-20 minutos. El motivo, un misterio, porque como bien manifiestan los usuarios en redes sociales, las demoras se producen sin información alguna.

Es evidente que el servicio atraviesa por un momento crítico. Durante el año pasado, cercanías Madrid registró 4.224 contratiempos, esto es, unas 11 incidencias al día, según un informe elaborado por CCOO, titulado ‘Cercanías: el tren de la clase trabajadora’. Un “abandono” de la red de trenes regional como consecuencia “de la reducción de empleo en Renfe, el descenso de la inversión en mantenimiento y las externalizaciones de servicio ‘low cost'”, apunta el sindicato. Y es que desde 1999 el servicio de Cercanías ha perdido 2.046 empleados, lo que supone casi el 40% del total de la plantilla actual; algo que llama la atención considerablemente cuando se trata de la red de transporte que más utilizan los madrileños — 900.000 personas a diario de lunes a viernes—. En la actualidad Renfe cuenta con 6.189 trabajadores.

De esta forma, desde CCOO consideran que “urge un plan que cubra las necesidades de personal del servicio de Cercanías, con al menos 2.000 personas más en los próximos dos años”.

Desde Renfe no nos desmienten estos datos, y nos cuentan que, ciertamente, la puntualidad en el servicio en 2017 ha bajado con respecto a 2016 (96,33% frente al 96,06%). “Esto significa que de los 1.300 trenes que Cercanías Madrid pone en servicio cada día son impuntuales 52. La impuntualidad se mide a partir de 3 minutos de demora”, detallan. Sin embargo, aseguran que aunque “el servicio y la información puede ser mejorable” intentan siempre mantener informados a los usuarios a través de megafonía y los paneles informativos.

Incidencias

Cada vez que tiene lugar una incidencia, por lo general, se produce un retraso de diez minutos del tren afectado. La línea C-2 (Guadalajara-Chamartín) se erige como la que mayor incidencias registró en circulación con 686 percances, seguida de la C-5 (Móstoles-Humanes) con 430, la C-4 (Parla-Colmenar Viejo) con 414 incidencias, la C-10 (Chamartín-Príncipe Pío-Villalba) con 346 y la C-7 (Alcalá-Fuente de la Mora) con 285 conyunturas.

¿Y cuáles son las incidencias más frecuentes que hacen que los usuarios pasen largos minutos esperando en las estaciones sin explicación alguna? Las relativas al ‘material motor’ son las más habituales, con el 50% del total. Básicamente consisten en las averías del tren y sus elementos de funcionamiento, desde que un limpiaparabrisas no funcione correctamente hasta una avería en los sistemas de tracción del mismo, siendo la más común las averías en las puertas de acceso.

El pan de cada día de Cercanías Madrid: retrasos, esperas y pocas explicaciones 1
Andenes de cercanías en la madrileña estación de Atocha. 1959. | Foto: EFE

Pero no todo es consecuencia del mal mantenimiento del material rodante, los propios usuarios tenemos mucho que ver en estos retrasos. Y es que según el informe de CCOO, entre las causas ajenas al servicio, en un 17% encontramos el uso inadecuado del aparato de alarma. Los grafitis por otro lado supusieron el 5%. Asimismo, los actos vandálicos, alteraciones del orden público o apedreamientos, supusieron alrededor del 9% del total de incidencias. Esta tipología de incidencia supuso el 35% del total de los retrasos causados en 2017; un tipo de contratiempos que tenderá a aumentarse, según el sindicato, ya que en los últimos 6 años, coincidiendo con una reducción continuada de la plantilla de vigilantes de seguridad, ha supuesto un aumento del 100%, alcanzando su apogeo en 2017, con cerca de 1.500 incidencias registradas.

De esta forma, 2.513 vehículos se han visto suprimidos a causa de estas incidencias, prácticamente el doble que el ejercicio anterior.

Inversión

El 20 de mayo de 2009 el Ministerio de Fomento presentó un plan de 5.000 millones de euros para mejorar Cercanías de Madrid, en colaboración con la Comunidad. El Plan 2009-2015 preveía la construcción de al menos 25 nuevas estaciones (20 en líneas nuevas y las restantes en líneas existentes), con 5 nuevos intercambiadores (todos situados en el Eje Transversal Este–Suroeste), mejoras en las estaciones para la accesibilidad de personas con movilidad reducida, construcción de aparcamientos de disuasión y mejoras en los equipamientos de unas 55 estaciones.

Nueve años después, la Tenería de Pinto nunca se ha llegado a poner realmente en marcha; Mirasierra-Paco de Lucia, aunque terminada, sigue sin estar operativa; y diversas instalaciones de escaleras mecánicas llevan paradas desde el 2 de agosto de 2017, incluidas las de la estación de Atocha, por la que pasan 90 millones de personas cada año. 

Desde Renfe nos detallan que “en el caso concreto de Atocha Cercanías, la licitación incluye la renovación de 60 escaleras y la renovación e instalación de nuevos ascensores que estarán disponibles paulatinamente”.

Por su parte, desde Ministerio de Fomento han anunciado que trabajan en un plan de choque que abarcará el período 2018-2025 y que incluye la adquisición de nuevos trenes o mejoras en algunas estaciones; como por ejemplo, mejoras en seguridad que favorecen los tiempos de recorrido, el bloqueo automático banalizado entre San Cristóbal y Aranjuez o la prolongación de las vías 9 y 10 de Atocha hasta la vía impar de la línea C5 de Móstoles.

Sin embargo, mientras tanto, los usuarios de Cercanías Madrid seguirán esperando con retrasos diarios y sin apenas información. En este sentido, la última encuesta de calidad, realizada en 2016, otorga al transporte una puntuación de 7,33 sobre 10. Pero, ¿cuál sería la calificación que obtendría el servicio si la encuesta se hubiese realizado con respecto a 2017?

Teniendo en cuenta los comentarios en redes sociales de los usuarios habituales de Cercanías Madrid, el aprobado brillaría por su ausencia.

TOP