The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

La obsesión por el bitcoin va a impedir que encontremos extraterrestres

Foto: NASA | NASA

Los científicos que se dedican a escuchar transmisiones extraterrestres están teniendo serias dificultades para desarrollar su investigación, debido a que a la fiebre de criptodivisas está acaparando la tecnología que necesitan, según ha explicado el radioastrónomo Dan Werthimer a la BBC.

Los investigadores del Seti (Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre, en su traducción al castellano) quieren mejorar su capacidad para analizar datos y expandir sus operaciones de búsqueda de señales a dos observatorios más: Green Bank en West Virginia y Parkes en Australia. Sin embargo, su propósito científico se está encontrando con un obstáculo inesperado: una de las piezas claves que necesitan para su investigación no está disponible. Se trata de las GPU, unidades de procesamiento de gráficos, unos chip de alto rendimiento que permiten procesar grandes cantidades de datos al mismo tiempo.

Este tipo de hardware se ha usado habitualmente para videojuegos y proyectos científicos. Sin embargo, ahora ha entrado en al tablero un nuevo jugador: los mineros de criptomonedas. La red de bitcoin —que no tiene una autoridad centralizada— está respaldada por ciudadanos que han ofrecido sus computadoras especializadas para trabajar como engranajes. Cada minero prepara con código su parte de la cadena, cuando termina pasa al siguiente minero. Así se verifican las transacciones. Cada minero recibe bitcoins por cada operación completada. Así, a medida que aumenta el precio del bitcoin, también lo hace el valor de la recompensa, lo que significa que más mineros colocan más computadoras en la red. Es decir, cada vez más ordenadores necesitan de recursos de alto rendimiento como las GPU.

 

La obsesión por el bitcoin va a impedir que encontremos extraterrestres

Foto: NASA

 

“En Seti queremos ver tantos canales de frecuencia como sea posible porque no sabemos en qué frecuencia pueden transmitirse las señales extraterrestres. ¿Será AM o FM? ¿Qué tipo de comunicación están usando? Eso requiere mucho poder de computación“, ha explicado Werthimer, científico principal del Centro de Investigación Seti de Berkeley. “Nos gustaría utilizar las últimas GPU, pero no podemos obtenerlas. Tenemos el dinero y hemos contactado con proveedores, pero no les quedan unidades”, ha dicho Werthimer.

El investigador ha dicho que algunos de sus telescopios necesitan alrededor de 100 GPU para procesar grandes datos de escucha. Estas matrices pueden captar las frecuencias de radio muy débiles que se han lanzado a través de nuestro sistema solar desde otras partes del universo y que, a menudo, provienen de fenómenos naturales como el colapso de estrellas.

Este problema es nuevo, solo ha ocurrido en los pedidos de los últimos meses, según ha explicado el centro de investigación. A principios de este año, los videojugadores ya sufrieron el aumento repentino del coste de las GPU, debido en particular a un aumento en la extracción de Ethereum. En ese momento, el principal fabricante de chips, Nvidia, dijo que las tiendas tenían que planificarse para asegurar que se cumplen las demandas de los jugadores. En una conferencia telefónica la semana pasada, el director ejecutivo de Nvidia les dijo a los inversores que la compañía estaba “trabajando realmente duro” para “alcanzar el suministro” y conseguir GPU para el mercado, según informa BBC.

El del Seti de Berkeley no es el único proyecto científico que se ha visto afectado. El grupo Hera (Hydrogen Epoch of Reionisation Array) que busca con un radiotelescopio evidencias de las primeras estrellas del universo puede sufrir un parón en su investigación debido a la subida alarmante de los precios de las GPU.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.