Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

La Toma de Posesión de Donald Trump

theobjective

Hoy, 20 de enero de 2017, es un día histórico para Estados Unidos y para el mundo, Donald Trump, el magnate inmobiliario políticamente incorrecto e incontinente tuitero ha tomado posesión como el cuadragésimo quinto presidente de Estados Unidos, mientras Mike Pence lo ha hecho como cuadragésimo octavo vicepresidente. Se calcula que más de 900.000 personas han asistido a la ceremonia organizada en el Capitolio.

A sus 70 años, Donald Trump se estrena en política. La victoria del magnate multimillonario en las elecciones presidenciales de noviembre marcó un antes y un después en la historia de Estados Unidos. A partir de su investidura, el mundo entero permanece atento a los movimientos, decisiones y declaraciones del nuevo inquilino de la Casa Blanca.

Aquí compartimos los momentos más importantes de este momento histórico.


21:00 CET

Señores y señoras, Trump es ya presidente de Estados Unidos. Y con esta imagen salida de una película cuyo género dejamos a juicio del lector terminamos nuestra cobertura de la toma de posesión de Donald Trump.

Donald Trump ya es presidente de los estados unidos
Foto: Jonathan Ernst / REUTERS

20:30 CET

De acuerdo con una encuesta de la cadena ABC y el diario The Washington Post, en estos momentos un 40% de los estadounidenses tiene una opinión “favorable” acerca de Donald Trump, frente a un 54% que afirma poseer una impresión “desfavorable” sobre el ya presidente.

Las protestas contra Trump organizadas por este segundo grupo se han saldado con más de 90 detenidos y varios heridos en Washington, según cifras proporcionadas por AFP.

Las movilizaciones anti-Trump no terminarán hoy, ya que entre otras manifestaciones, hay planeada una multitudinaria Marcha de Mujeres en Washington el día siguiente a la investidura, a la que además se espera que asistan personajes famosos del mundo de la cultura y el espectáculo. La Marcha tendrá réplicas internacionales y se han convocado más de 600 protestas por todo el mundo, incluyendo España, donde grupos de manifestantes ya han tomado hoy las calles de Madrid durante la ceremonia de investidura.

Una manifestante durante la protesta organizada en Madrid. (Foto: REUTERS/Susana Vera)

19:50 CET

El mensaje, resumen de su discurso, con el que Donald Trump se ha dirigido a la población estadounidense a través de su cuenta de Facebook:

“A los americanos: Nunca volveréis a ser ignorados. Vuestra voz, vuestras esperanzas y vuestros sueños definirán nuestro destino americano. Vuestro coraje, vuestra bondad y vuestro amor nos guiarán a través del camino. Juntos haremos a América grande de nuevo. Haremos América rica otra vez. Haremos que los Estados Unidos vuelvan a estar orgullosos. Haremos que América sea otra vez – y sí, juntos, ¡HAREMOS AMÉRICA GRANDE DE NUEVO!”.

19:36 CET

Trump y su comitiva llega al tradicional almuerzo en el Capitolio. Está previsto que el propio Donald Trump ofrezca unas palabras y un brindis para los alrededor de 200 invitados.

Todo listo para el almuerzo en homenaje al nuevo presidente. (Foto: MOLLY RILEY / AFP)
Todo listo para el almuerzo en homenaje al nuevo presidente. (Foto: MOLLY RILEY / AFP)

19:25 CET

El presidente Donald Trump está firmando el acta de su nuevo y polémico Gabinete presidencial y sus primeros decretos presidenciales tras ser investido. Está rodeado de los líderes del Congreso y de miembros de su familia.

Los miembros del nuevo Gabinete son:

– Jefe de Gabinete: Reince Priebus
– Secretaría de Estado: Rex Tillerson
– Secretaría del Tesoro: Steven Mnuchin
– Secretaría de Defensa: James Mattis
– Fiscalía General: Jeff Sessions
– Consejero Nacional de Seguridad: Michael Flynn
– Secretaría de Seguridad Nacional: John Kelly
– Secretaría de Interior: Ryan Zinke
– Secretaría de Agricultura: Sonny Perdue
– Secretaría de Comercio: Wilbur Ross
– Secretaría de Trabajo: Andy Puzder
– Secretaría de Salud: Tom Price
– Secretaría de Vivienda: Ben Carson
– Secretaría de Transporte: Elaine Chao
– Secretaría de Energía: Rick Perry
– Secretaría de Educación: Betsy DeVos
– Secretaría de Asuntos de Veteranos: David Shulkin

19:15 CET

Obama ofrece una comparecencia desde la Base Militar de Andrews insistiendo en su desacuerdo con algunas de las ideas de Trump.

 “¡Hola a todos! Michelle y yo le estamos cogiendo el gusto a esto de despedirnos… seré breve. Cuando tomé posesión lo hice con la conciencia de que todos juntos cambiáramos el país, de abajo hacia arriba […] Todos vosotros, juntos, de lugares, procedencias e idiomas distintos generasteis una imagen de esperanza. No era ignorancia ante los retos, fue esperanza ante los dificultades. Todos vosotros habéis demostrado el poder que tiene la esperanza […]  Michelle y yo hemos puesto la cara, hemos sido la imagen pública, pero el legado es vuestro. Todo el trabajo lo habéis hecho vosotros, esto funciona por la gente que hay. Sois vosotros los que habéis demostrado que estáis dispuestos a trabajar para mejorar las cosas”.

19:05 CET

Todo preparado en la Sala de las Estatuas para la comida en honor al nuevo presidente y vicepresidente de los Estados Unidos. En el menú se podrá degustar langosta de Maine, filete de Angus con chocolate y camarones en salsa de azafrán. 

18:50 CET

Estados Unidos reacciona ante su nuevo presidente: tensión en las manifestaciones en las calles de Washington contrastan con el clima de celebración del Capitolio.

Celebraciones en el National Mall. (Foto: REUTERS/Shannon Stapleton)
Celebraciones en el National Mall. (Foto: REUTERS/Shannon Stapleton)
Activists run after being hit by a stun grenade while protesting against U.S. President Donald Trump on the sidelines of the inauguration in Washington, DC, U.S., January 20, 2017. REUTERS/Adrees Latif
La policía intenta dispersar a grupos de activistas en protestas contra Trump. (Foto: REUTERS/Adrees Latif)

18:36 CET

El helicóptero oficial Marine One trasladará al ya expresidente Barack Obama y a su esposa Michelle a la Base Andrews, donde celebrarán una breve ceremonia de despedida junto a sus principales asesores. Una vez finalizado el evento, se trasladarán a Palm Springs, California, donde darán la bienvenida a sus vacaciones.

18:30 CET

El presidente Donald Trump abandona el palco del Capitolio para participar en la tradicional comida junto a los legisladores del Congreso, donde se ofrecerá un brindis en su honor.

La página web oficial de la Casa Blanca ya ha sido actualizada y contiene algunas de las políticas que Trump pretende implementar a lo largo de los próximos días.

Algunas de las primeras propuestas de Trump incluyen: anteponer los intereses de Estados Unidos en política exterior al bienestar de otros países aliados, proponiendo una mayor firmeza en las relaciones exteriores, fortalecer las fuerzas armadas, trabajar por la creación de empleo y el crecimiento económico y eliminar ciertas regulaciones que frenan el crecimiento de empresas e industrias. Entre otras propuestas, Trump tratará de deshacer el plan contra el cambio climático.

La cuenta oficial de Twitter @POTUS también ha cambiado de manos.

La cuenta oficial de la Casa Blanca cambia de manos.
La cuenta oficial de la Casa Blanca cambia de manos.

18:20 CET

donald_trump_fin_discurso
Donald Trump finaliza su discurso en el Capitolio. (Foto: Kevin Lamarque / Reuters)

El ya presidente de Estados Unidos sentencia su discurso con una declaración de intenciones, aprovechando su archiconocido eslogan de campaña:

“Haremos que Estados Unidos vuelva a ser grande, gracias y que Dios os bendiga”

18:05 CET

Donald Trump se dirige a la nación en su discurso de inauguración. (Foto: Rick Wilking / Reuters)
Donald Trump se dirige a la nación en su discurso de inauguración. (Foto: Rick Wilking / Reuters)

Donald Trump inicia su discurso de investidura bajo la lluvia incipiente de Washington. El ya presidente agradece en especial al expresidente Barack Obama y a su esposa Michelle, cuya labor califica de “magnífica”.

“Hoy devolvemos el poder de Washington a vosotros, el pueblo. Durante demasiado tiempo un pequeño grupo de políticos en el Capitolio ha amasado el poder mientras vosotros acarreabais con el coste […] Este momento os pertenece. A todos los que estáis aquí y todos los que nos seguís por toda América. Este es vuestro día y este es vuestro país”

“Los ciudadanos vuelven a ser los líderes de este país. Los hombres y mujeres olvidados de América no volverán a ser olvidados.”

Trump insiste en su discurso de inauguración en su retórica contraria a la política internacional que ha seguido Estados Unidos en las últimas décadas:

“Hemos gastado millones y millones de dólares en el extranjero mientras las infraestructuras de nuestro país se han ido abajo.”

 

18:00 CET

John Roberts, presidente del Tribunal Supremo, le toma juramento a Donald Trump. El ya presidente de Estados Unidos abraza a toda su familia para celebrar su nombramiento oficial.

“Yo, Donald Trump, juro solemnemente que ejecutaré fielmente el cargo de presidente y protegeré, preservaré y defenderé la Constitución de Estados Unidos.”

donald_trump_juramento
Trump jura su cargo ante el presidente del Tribunal Supremo norteamericano. (Foto: Carlos Barria / Reuters)

17:53 CET

Mike Pence jura como el cuadragésimo octavo vicepresidente de Estados Unidos. Su duro perfil como político en varias facetas ha sido conocido por todos, especialmente a través de sus políticas anti-LGTB cuando fue gobernador de Indiana.

17:45 CET

En varias ciudades, no sólo de Estados Unidos sino del mundo, las concentraciones y protestas contra el presidente entrante de Estados Unidos se multiplican. Las acusaciones de racismo, sexismo, islamofobia u homofobia están presentes en las voces de millones de personas que gritan contra la toma de posesión del presidente electo más impopular de la Historia de Estados Unidos.
protestas_anti_donald_trump_1 protestas_anti_donald_trump_5protestas_anti_donald_trump_2

17:45 CET

El arzobispo de Nueva York, Timothy Nolan, oficia el preludio religioso, un acto que fue incluido en las ceremonias de investidura en 1933. Donald Trump ha escuchado con gesto serio la invocación de la misa y los cantos del coro.

17:30 CET

Donald Trump accede al palco presidencial en el Capitolio, a punto de convertirse en presidente de los Estados Unidos.

Vice-president elect Mike Pence (L) applauds as President-elect Donald Trump waves to the crowd as he arrives on the platform at the US Capitol in Washington, DC, on January 20, 2017, before his swearing-in ceremony. / AFP PHOTO / Mandel NGAN
Mike Pence aplaude a Donald Trump a su llegada a la plataforma del Capitolio. (Foto: AFP PHOTO/Mandel NGAN)

17:25 CET

Melania Trump se suma al resto de familiares del presidente electo Donald Trump en el palco inaugural del Capitolio. La próxima primera dama de Estados Unidos lleva un vestuario que podría considerarse un guiño al estilo de Jackie Kennedy, de quien dice será su inspiración en el cargo.

trump-inaugural-ivanka-jackie
La primera dama, Melania Trump y su hijo Barron, rodeados del resto de la familia Trump (Foto: REUTERS/Carlos Barria)

17:10 CET

Donald Trump ha llegado al Capitolio acompañado de su familia. Sus hijos han ocupado los asientos junto al lugar desde el que el presidente electo jurará el cargo. Entre ellos se encuentra el más pequeño, Barron, ausente en las celebraciones anteriores.

La ex secretaria de Estado Hillary Clinton ha accedido al escenario de la investidura entre los aplausos de los asistentes.

investidura-trump-clinton
Hillary y Bill Clinton son recibidos entre aplausos. (Foto: Reuters)

16:10 CET

El matrimonio Obama ha recibido a Donald Trump y a su mujer Melania en la escalinata de la Casa Blanca, donde los dos matrimonios han posado para los fotógrafos antes de entrar en el edificio para tomar un té, como marca la tradición, antes de la investidura.

Los Obama reciben en la escalinata a Donald Trump y a su mujer Melania en las escalinatas de la Casa Blanca ( Foto: Jim Watson / AFP)
Los Obama reciben en la escalinata a Donald Trump y a su mujer Melania en las escalinatas de la Casa Blanca ( Foto: Jim Watson / AFP)

15:00 CET

Obama reitera en Twitter el mensaje de uno de sus últimos discursos: “Todavía les pido que crean – no en mi habilidad de cambiar las cosas, sino en la suya. Yo creo en el cambio porque creo en ustedes.”

  Pedro Sánchez se manifiesta via Twitter acerca de la toma de posesión de Donald Trump.  

13:30 CET

Desde Madrid Río, Unidos Podemos se une a la manifestación “Bridges Not Walls”, un llamado internacional a construir puentes, no muros.

En el Tower Bridge de Londres también se han podido visualizar los carteles de “Bridges Not Walls”.

En el cartel se lee: "Act Now! Build Bridges not Walls" (¡Actúa ahora! Construye puentes, no muros). | Foto: Toby Melville / Reuters.
En el cartel se lee: “Act Now! Build Bridges not Walls” (¡Actúa ahora! Construye puentes, no muros).  (Foto: Toby Melville / Reuters)

13:00 CET

Se van congregando los asistentes a la Toma de Posesión en la zona oeste del Capitolio en Washington, entre ellos no faltan los que han llegado a la capital para manifestar su descontento.

Foto: Brian Snyder / Reuters
Washington recibe a los asistentes a la ceremonia de inauguración de Donald Trump. (Foto: Brian Snyder / Reuters)

Foto: Shannon Stapleton / Reuters
Un cartel se mofa del presidente entrante, Donald Trump. (Foto: Shannon Stapleton /  Reuters)

Miembros del coro de la Iglesia Mormona "Tabernacle" esperan el comienzo de la ceremonia. | Foto: Brian Snyder / Reuters
Miembros del coro de la Iglesia Mormona “Tabernacle” esperan el comienzo de la ceremonia. (Foto: Brian Snyder / Reuters)

12:30 CET

El primer tweet del día de Donald Trump

11:00 CET

Los líderes internacionales aliados de Trump se manifiestan desde temprano.

  00:00 CET

El actor Robert De Niro en la protesta contra Donald Trump en Nueva York. (Foto: Stephanie Keith / Reuters)
El actor Robert De Niro en la protesta contra Donald Trump en Nueva York. (Foto: Stephanie Keith / Reuters)

Miles de personas desafiaron el jueves por la noche el frío de la Gran Manzana durante un multitudinario mitin de protesta contra la investidura de Donald Trump. En él, diferentes políticos y actores unieron sus voces para convocar una campaña de cien días de “resistencia pacífica” contra la entrante Administración de Trump. El acto tuvo lugar en un lateral del Trump International Hotel y cerca de la Torre Trump, ambos vestigios de la presencia en Nueva York de quien se convierte hoy en el próximo presidente de Estados Unidos. Los actores Robert De Niro, Alec Baldwin, Mark Ruffalo, Julianne Moore, Rosie Perez, Marisa Tomei o Sally Field, así como el director Michael Moore, se juntaron con políticos y dirigentes sindicales para unirse y reclamar resistencia ante los peligros que creen representa Trump como gobernante.

Jueves 19 de enero

22:00 CET 

Foto: Jonathan Ernst / Reuters
Donald y Melania Trump en el Lincoln Memorial. (Foto: Jonathan Ernst / Reuters)

Donald Trump y su esposa Melania presencian un concierto en el Lincoln Memorial. En su discurso, Trump se ha referido una vez más a los “olvidados” y les ha asegurado que ya no están olvidados.

“On the campaign I called it “the forgotten man” and “the forgotten woman.” Well, you’re not forgotten anymore. That I can tell you. Not forgotten anymore.”

Sus palabras, de manera tal vez no intencional, hacen referencia a un cuadro del pintor JonMcNaughton.

Donald Trump y Mike Pence en un acto oficial en el Cementerio de Arlington en la víspera de la Investidura.
Donald Trump y Mike Pence en un acto oficial en el Cementerio de Arlington en la víspera de la Investidura. (Foto: Jonathan Ernst / Reuters)

Continúa leyendo: Ser un príncipe ‘moderno’ en Arabia Saudita

Ser un príncipe ‘moderno’ en Arabia Saudita

Redacción TO

Foto: Saudi Press Agency
Reuters

El pasado 4 de noviembre más de 200 personas fueron detenidas en Arabia Saudita sin acusaciones formales ni procedimientos jurídicos. Entre ellas, príncipes, ministros e importantes hombres de negocios cayeron en una operación anticorrupción lanzada por una comisión presidida por el príncipe heredero, Mohamed bin Salmán, que ha tomado ciertas medidas para introducir cambios inéditos en el país como llevarlo de una economía dependiente del petróleo a una diversificada.

Al joven de 32 años no le titubeó la mano. Entre los nombres de los arrestados destacan el de uno de los inversores más poderosos del mundo: el príncipe Alwalid Bin Talal, quien tiene intereses en compañías como Citigroup, 21st Century Fox y Twitter, y el del príncipe Mutaib bin Abdalá, el hijo favorito del difunto rey Abdalá.  Poco antes de las detenciones, Mutaib bin Abdalá había sido retirado de su puesto como jefe de la Guardia Nacional.

Según apuntan medios locales, con esta acción el príncipe heredero y principal asesor del rey Salmán, logró poner bajo su control a los tres servicios de seguridad del país: el Ejército, los servicios de seguridad interna y la Guardia Nacional. Por décadas estos poderes se habían distribuido entre las ramas del clan de la casa de Saúd para mantener un equilibrio de poder.

Con la ‘purga’, Bin Salmán supuestamente intenta combatir uno de los principales problemas que sufre el país: la corrupción. Sin embargo, esta acción ha preocupado a observadores internacionales y a los propios ciudadanos que la han considerado como una “apuesta muy arriesgada”. Incluso algunos lo acusan de buscar “desestabilizar la región” y de pretender deshacerse de personas que no apoyan sus reformas e ideas.

En cambio, otros como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le han dado su apoyo. Un día después de la operación, Trump escribió en su Twitter: “Tengo mucha confianza en el rey Salmán y en el príncipe heredero que saben perfectamente lo que están haciendo”. “¡Algunos de los que son tratados duramente han exprimido a su país durante años!”, añadió.

Quebrantamiento de la línea de sucesión 

En junio de este año, el rey Salmán bin Abdulaziz designó a su hijo “preferido” Mohamed bin Salmán como príncipe heredero, relevando en el cargo y en la línea sucesoria a su sobrino y príncipe Mohamed bin Nayef, según un decreto real. Con esta medida, el rey quebró por primera vez la línea de descendencia aunque contó con el apoyo de 31 de los 34 miembros del Consejo de Lealtad, órgano creado en 2006 por el entonces monarca Abdullah Bin Abdulaziz al Saud para dirimir sobre cuestiones sucesoriales.

En aquel decreto, el rey también ordenó enmendar el segundo párrafo del régimen del Consejo de Lealtad, en el que se determina que el Gobierno debe ser ejercido por los hijos del fundador del reino, Abdelaziz bin Abdelrahman al Faisal al Saud, y agregó que pueden dirigir el país sus nietos.

Mohamed bin Salmán podría convertirse en una de las figuras más poderosas del mundo árabe. The New York Times destaca que, hasta el momento, ha bloqueado a la vecina Catar, ha acusado a Irán de actos de guerra y ha alentado la renuncia del primer ministro libanés. Y en Yemen, sus fuerzas armadas están luchando en el conflicto religioso de esa nación contra una facción de hutíes alineados con Irán. 

Al ser el principal asesor del rey, se dice que ha movido los hilos de sus drásticas decisiones, como la transformación de algunos ministerios, entre ellos el de Economía, y la destitución de algunos líderes de la vieja guardia. Como ejemplo, en mayo del año pasado, Alí al Naimi, que estuvo por dos década a la cabeza del Ministerio de Petróleo, fue relevado por el presidente de la petrolera estatal Aramco, Jalid al Falih, un estrecho aliado del príncipe.

¿Mayores posibilidades para las mujeres?

Mohamed bin Salmán antes de ser designado como heredero al trono,  ya contaba con el puesto de ministro de Defensa. Es el hombre más joven del mundo en ejercer ese cargo. Aunque pertenece a una de las corrientes musulmanas más conservadoras, el wahabismo, Bin Salmán ha elogiado un “islam moderado” en el que las mujeres tendrán mayores derechos.

De acuerdo a una medida que ya ha sido aprobada, las saudíes podrán conducir a partir de junio de 2018 en el único país en el mundo que todavía mantiene la prohibición. Otro de los cambios ‘aperturistas’ fue anunciado en octubre, cuando el Gobierno dijo que autorizará a las mujeres a asistir a estadios deportivos. De momento, el próximo año podrán ir a tres recintos pero solo junto a sus maridos.

Ser un príncipe ‘moderno’ en Arabia Saudita 2
Arabia Saudita es el único país que aún prohibe a las mujeres conducir| Foto: Faisal Al Nasser / Reuters

¿Una ‘Visión 2030’?

En el programa de Gobierno del príncipe Bin Salamán presentado en abril de 2016, llamado ‘Visión 2030’, se menciona explícitamente la intención de “empoderar a las mujeres y hacer efectivo su potencial” con el objetivo de elevar su participación en la fuerza de trabajo y la productividad nacional.

Para el monarca esto se traduce en aumentar la participación femenina en el mercado laboral de 22% a 30%, como lo recoge el documento. Esta cifra forma parte de los índices que el Foro Económico Mundial ha usado para situar a Arabia Saudí en el puesto 138 de 145 países respecto a las oportunidades y participación económica de las mujeres, a pesar de que el 60% de los estudiantes que se gradúan de carreras universitarias son chicas, según la OECD.

A pesar de las promesas, Human Rights Watch ha denunciado que no ha sido concretada la orden real de abril de este año en la que se autorizó suavizar la tutoría del hombre a la que están sometidas las saudíes. En el reino del Golfo ellas todavía deben contar con la autorización de un tutor hombre, que generalmente es su padre, esposo o hermano, para poder viajar, estudiar, sacarse el pasaporte, contraer matrimonio o incluso salir de la cárcel tras haber cumplido alguna condena. De modo, que hasta que las cosas no cambien en la práctica, las ofertas del príncipe serán palabras al viento.

Transformaciones económicas

Otro de los principales giros que busca el príncipe y que también está plasmado en ‘Visión 2030’ es convertir a Arabia Saudita en una economía diversa, no dependiente del petróleo, como lo ha sido hasta ahora. Para ello pretende privatizar la petrolera Aramco.  “En Arabia Saudita hemos desarrollado una adicción al petróleo”, expresó Salmán en una entrevista con la televisora estatal Al Arabiya. Por su parte,  la BBC señala que lograr que el país se sobreponga a esa dependencia no será fácil ya que obtiene más de 70% de sus ingresos por la venta de crudo. Además, entre otro de sus objetivos económicos, está aumentar la aportación del sector privado al PIB a un 65% en 2030 (actualmente es de 40%).

Más novedades

El llamado ‘príncipe detrás del trono’ ha anunciado la restricción de facultades de la policía religiosa llamada ‘Comité de la propagación de la virtud y prevención del vicio’, cuerpo de encargado de aplicar la estricta versión saudí de la sharia. Además de las anteriores, otra muestra de ‘modernidad’ que llamó la atención de los medios fue cuando Mohamed visitó al fundador de Facebook, Marck Zuckerberg, con vaqueros en vez de su túnica blanca, y su reciente encuentro con el co-fundador de Microsoft, Bill Gates.

Ser un príncipe ‘moderno’ en Arabia Saudita 1
El príncipe se reunió recientemente con el co-fundador de Microsoft, Bill Gates. | FOTO: Reuters Handout

Estas reuniones con los ‘reyes de la tecnología’ posiblemente forman parte de sus planes de modernizar la nación. El más ambicioso hasta el momento es el de construir una nueva metrópolis que se extenderá por tres países y costará 500.000 millones de dólares. El proyecto, llamado NEOM, fue anunciado en una conferencia de inversiones. 

De modo que ser un príncipe moderno en Arabia Saudita está lleno de matices. El joven abogado deberá enfrentar a algunos clérigos que no concuerdan con sus ideas ‘vanguardistas’, a una élite empresarial acostumbrada a subsidios estatales y tendrá que crear planes más concretos para la materialización de sus objetivos. Además, sus decisiones en cuanto a mejorar los derechos de la mujer aún están muy lejos de parámetros dispuestos por las organizaciones defensoras.

Continúa leyendo: Benedict Wells: "Nada puede protegernos del fracaso"

Benedict Wells: "Nada puede protegernos del fracaso"

Jorge Raya Pons

Foto: Jorge Raya
The Objective

Benedict está acostumbrado a firmar sus libros con el apellido Wells, pero lo que la verdad oculta es que se apellida von Schirach y que Wells, más que un alias artístico, es un homenaje al personaje de John Irving en Las normas de la casa de la sidra. Lo escogió con un motivo poderoso: “Él es la razón por la que escribo”.

Benedict Wells (Múnich, 1984) –uno de los autores más reconocidos en Alemania– ha estado en España por la publicación en castellano de su última novela, El fin de la soledad, a cargo de la editorial Malpaso, y es un hombre de rostro tranquilo, alto y delgado, con el pelo frondoso y castaño, que esconde tras de sí una historia fascinante. En el libro queda mucho de esa esencia y desde bien pronto, apenas en el segundo capítulo, viene a decirnos cómo se rompe una familia en mil pedazos después de que tres hermanos preadolescentes –Marty, Liz y Jules– pierdan a sus padres en un accidente de tráfico, sin otra salida que continuar con sus vidas en un internado público.

Cuando Benedict escribe sobre la soledad, lo hace desde el corazón y desde el estómago. Benedict supo desde joven que quería ser escritor y con 19 años se fue de Múnich a Berlín, que en 2003 era “una ciudad barata”, “perfecta para la gente que, como yo, no tenía dinero”, tomando un camino que nadie le aconsejó. “Mi vida era miserable”, recuerda. “No fui a la universidad. Los primeros años tras el instituto los viví muy solo, en un apartamento horrible, con la ducha en la cocina. Trabajé en varios empleos temporales, y escribía por las noches. Trabajé de camarero, en la taquilla de un cine, de recepcionista en un hotel, más tarde en un show televisivo que estaba bien, pero al que tuve que renunciar porque no me dejaba tiempo para escribir. No tenía otra vida. Sentía que debía invertir todo mi tiempo en escribir”.

Y continúa: “Hay mucha gente con talento. Pero, para mí, el talento no era el campo en el que podía marcar la diferencia. Lo único que estaba dentro de mi área de control era mi voluntad y mi esfuerzo. Pensaba que nadie estaba tan loco con 19 años como para tener esa vida solitaria y extraña de escribir todo el tiempo. Pensaba que muy pocas personas podían mantener ese ritmo después de dos años. Dediqué todo lo que tenía a la escritura y, después de un par de años, vi que era mejor que cuando comencé. Aun así, seguía pensando que necesitaba dos o tres años más, quizá cuatro. Mi vida era muy solitaria. Tan solitaria que podía pasar cinco semanas sin hablar absolutamente con nadie. Allí estaba yo, solo y escribiendo”.

Benedict Wells: "Nada puede protegernos del fracaso" 1
Portada de ‘El fin de la soledad’, de Benedict Wells. | Imagen: Malpaso

Lo más difícil de todo aquello, cuenta, más incluso que la reclusión y el olvido, era el modo amargo en que sus amigos y familiares renegaban de su esfuerzo. “Nadie me entendía”, dice, con gesto serio. “No podía demostrar que tenía el talento necesario. Habían pasado cuatro o cinco años y seguía sin publicar. Tenía 23 y algunos amigos veían mi apartamento, veían que no estudiaba, que no tenía una red de seguridad, y me decían: ‘Vamos, tienes que buscarte algo más estable’. La presión estaba ahí y era tal que estuve pensando en salir de Alemania. En cada conversación había un recordatorio de mi fracaso. Mi gran ventaja, de algún modo, era que mis padres no tenían dinero, así que podían apoyarme emocionalmente, pero no económicamente. Era totalmente libre. Aunque me pesaba la presión de que no pudieran entenderlo. Yo mismo… estaba esperando a que alguien me animara a intentarlo”.

Dice, con la memoria puesta en sus años en Berlín, que tuvo que luchar contra la soledad y el rechazo, pero también contra sus momentos de ansiedad y vacilación. “Me pasaba el día entero pensando que era un fracasado, que no valía lo suficiente”, dice. “Pero me sentaba frente al escritorio y pensaba que no había nada mejor que pudiera hacer. Vivía todo el tiempo entre dos extremos: excitado por escribir y contar una historia o deprimido porque pensaba que no tenía talento. Lo que me hizo seguir es la voluntad de contar historias. Pensaba que quizá no fuera tan bueno, pero quería terminar lo que había comenzado”.

Conforme Benedict se expresa, los recuerdos se van haciendo sólidos. Casi dibuja imágenes. Dice: “Recuerdo el día que descubrí a Michael Chabon. Simplemente leyendo Chicos prodigiosos y Las asombrosas aventuras de Kavalier y Clay, viendo cómo escribía, cómo jugaba con el lenguaje, sentía que tenía que volver a escribir. Sabía que la literatura era mi vida y estaba dispuesto a fracasar. Prefería fracasar que arrepentirme por no haberlo intentado. Temía más al arrepentimiento que al fracaso”.

Dice que fue en el último instante que apareció un agente, justo cuando tenía planeado su viaje a Escocia. Después de tantos años, la editorial en alemán Diogenes –muy prestigiosa y conocida por publicar un único libro al año– se interesó por él y terminó por publicarle su primera novela, El último verano de Beck. Su nombre fue, definitivamente, cobrando más y más fuerza. Publicó tres novelas más con este sello.

“Uno tiene que encontrar el equilibrio. Cada segundo que estás en la historia, dejas de estarlo en la vida real”

Probablemente su entereza y vocación exclusiva, su capacidad para no torcer el brazo, habrían sido imposibles de no haber soportado un duro entrenamiento previo –vivió de los 6 a los 19 años en un internado público por una grave situación familiar, como Marty, Liz y Jules–. Le pregunto por esta circunstancia, y habla de ello con naturalidad y sin resignación. “Creo que la independencia fue lo primero que aprendí en el internado”, dice, con la mirada puesta en una taza de café que apenas ha probado. “Pero entre los niños que estábamos allí, yo era un afortunado. Allí había niños que habían sufrido abusos, había refugiados… Al menos yo tenía unos padres que me querían. Los otros niños de mi clase iban con padres adoptivos, y yo me iba con los míos. Era extraño. Quizá para mis amigos, que han sido amados y han tenido una infancia protegida, habría sido más difícil”.

La vida de Benedict Wells es fascinante, decía, y en parte lo es por todo a lo que tuvo que renunciar. Le pregunto por las cosas que quedaron en el camino, si las echa de menos. Benedict responde que sí, sin reservas, y explica que es la razón por la que se mudó a Barcelona. “Tenía 26 años, había publicado mi primer libro y sentía que me había perdido muchas cosas”, dice. “Me di cuenta de que uno tiene que encontrar el equilibrio. Cada segundo que estás en la historia, dejas de estarlo en la vida real. Echo cosas de menos, sí. Pero todo tenía un propósito. Me habría gustado disfrutar de lo que llaman la vida del estudiante, pero luego estuve tres años y medio en Barcelona, y más tarde traté de imitar la vida del Erasmus en Montpellier. Me esforcé por hacer lo que no había hecho, y claro que no era lo mismo. Pero nunca dudé del camino que había tomado: amo la escritura y volvería a hacer lo mismo”.

Ahora Benedict es un autor respetado en Europa, sus libros se venden por cientos de miles, y en su país concede raramente entrevistas: es, la mayor parte del tiempo, un hombre solitario. Con todo, más allá de las ventas y de los premios y de ese reconocimiento intangible que es la admiración de sus lectores, todavía experimenta, de vez en cuando, la amargura del rechazo. “Recientemente escribí un artículo sobre el tren transiberiano y traté de venderlo a los periódicos”, cuenta, divertido. “Una vez más: rechazado-rechazado-rechazado. Me di cuenta de que todavía era posible. No hay garantías. Todavía puede ocurrirme”.

Benedict Wells: "Nada puede protegernos del fracaso" 2
Benedict Wells, fotografiado en Madrid. | Foto: Jorge Raya Pons/The Objective

“Después de todos estos años”, le pregunto, “¿qué significa para ti el fracaso?”.

Benedict se toma ocho, nueve segundos, busca una respuesta: “A veces es difícil asimilar que es inherente al ser humano, simplemente inevitable”. Hace una nueva pausa: “Vamos a fracasar y vamos a tener que lidiar con ello. Nada puede protegernos del fracaso. Lo único que puede cambiar es tu actitud. Por supuesto que existe aquella teoría de que el fracaso te hace más fuerte, y de que puedes aprender de ello. Pero hay fracasos de los que no puedes extraer nada. Probablemente ni siquiera puedas cambiar de actitud, pero tienes que esforzarte por hacerlo. Intentar aprender de tus fracasos, intentar hacer las paces con ellos. Es la única manera: intentarlo”.

Benedict, en su camino hacia el fin de la soledad, siempre encontró la literatura. “Es, definitivamente, una parte muy importante en mi vida. En ambas direcciones. Hacia fuera, mi pasión y mi profesión. Hacia dentro, el sentimiento de que no estás solo, de que puedes encontrarte a ti mismo en muchos libros, de que puedes sentirte a salvo”. Entonces habla de Harry Mulisch y de Kazuo Ishiguro, al que admira profundamente y llama profesor, y menciona Los restos del día y Nunca me abandones. Dice: “Hay pocos libros que me hayan cambiado de verdad, y estos son dos de ellos. Los leo y me pregunto: ‘¿Por quéee? ¿Cómo logró manipularme así? ¿Por qué me siento así?’. No es algo que esté entre las páginas. Trato de estudiar estos libros. Los libros que amo son mis profesores“.

Luego Benedict regresa a la idea de que la literatura, en el mejor de los casos, nos ayuda a sentirnos menos solos. “Es la primera experiencia cuando lees”, continúa. “No estás tan solo. Lo que realmente amo de la literatura es que es completamente distinta al resto de artes. En un cuadro, en una fotografía o en una película, todo está acabado. Puedes consumirlo. Pero un libro es simplemente blanco y negro. Todo viene de dentro. Tienes una página y todo depende de ti”.

Y concluye: “Hay algo que me fascina de la literatura: te deja a solas con la historia que tú has construido dentro de ti“.

Continúa leyendo: Los vencedores siempre pagan mejor

Los vencedores siempre pagan mejor

Jordi Bernal

Foto: YouTube
Youtube

Se cumplen 75 años de Casablanca. No es objetivamente la mejor película de la historia del cine, y sin embargo es puro cine. En Casablanca, más precisamente en el humeante bar de Rick, se hacina una manera de hacer cine, de verlo, destriparlo y sobre todo vivirlo. Una mitología anclada en el siglo XX y convertida irremediablemente en nostalgia cinéfila. Aunque algunas líneas de guión todavía refuljan como navajas ansiosas, su invocación solo sirve ya como un guiño cansado o como material con que se forjan ocurrentes tuits.

El film nació con una voluntad manufacturera. Un producto más en la cadena de montaje de la gran fábrica de sueños que fue Hollywood antes de la avalancha de tipos disfrazados de fantoches que vuelan y mareantes videojuegos para adultos infantilizados. Fue pura carambola y azar. Es bien sabido que el libreto se escribió a salto de mata, en orgía de guionistas e improvisando diálogos en el set, que Bogart daba por perdido su pasaje a la fama, que el director de fotografía Arthur Edeson bordeó el ataque de nervios intentando primeros planos de Bergman sin sombras en su peculiar nariz, que el realizador Michael Curtiz naufragó en su intento de imponer control al caos o que los capitostes de la Warner se planearon en varias ocasiones cargarse el proyecto.

Pero tal vez la improvisación y la urgencia sean dos de las condiciones más admirables en esta obra inmarcesible. Pues detrás de una acartonada historia de amor a manera de triángulo melodramático y zurcido con lapidarias sentencias de corazón latiendo a cañonazos, palpamos el transcurrir vertiginoso de su tiempo. El cínico Rick encarna esa América que no tuvo más remedio que mojarse frente a la propagación del horror. Pese a que finja que su nacionalidad es el alcohol y su única bandera un dólar ondeante, el sentimental toma al fin partido por esa Europa amada y perdida (Ilsa) con su mítica y mitificada resistencia (Victor Laszlo). Como compañero de fatigas, el turbio y fascinante capitán Louis Renault, quien mandará al infame gobierno de Vichy a la basura de la historia.

Esa es a mí entender la más emocionante cualidad de Casablanca: convertir un estridente melodrama en un talentoso aldabonazo propagandístico requerido por las circunstancias. Mientras Leni Riefenstahl ofrecía al III Reich un imaginario colosal de fuerza mecánica y masa enardecida, en defensa de los aliados sonaba La Marsellesa empañando ojos y sacudiendo conciencias en un tugurio clandestino de África.

Frente a estadios erizados de antorchas, trapos sangrientos y cánticos oscuros, un enclenque buscavidas neoyorquino prefigura la ética y la estética del héroe existencialista. Luchador contra la anexión de Austria y del lado de los perdedores en la Guerra Civil española. ‘Pagaban bien’, le dice al respecto Rick al capitán Renault. A lo que este último responde inapelable: ‘Los vencedores pagaban mejor’.
Así es. La enseñanza de Rick también supone la aceptación cargada de hombros de que los vencedores siempre pagan mejor.

Continúa leyendo: ¿Cómo logró escapar Antonio Ledezma de Venezuela?

¿Cómo logró escapar Antonio Ledezma de Venezuela?

Anna Carolina Maier

Foto: Anna Carolina Maier
The Objective

Entre Caracas y Cúcuta hay 679,09 km en línea recta, según Google Maps. Para el dirigente político de la oposición venezolana, Antonio Ledezma, fueron “1.200 kilómetros de día y de noche en los que no solamente pensaba en mi pellejo” sino también en su país, el que dejaba atrás. Comenta que pensaba a menudo en que si el Gobierno de Nicolás Maduro lo agarraba en el trayecto de la fuga, lo exhibiría “como un trofeo para desmoralizar a la oposición”. Pero esta vez Maduro no lo logró. Ledezma aporta su relato.

El 19 de febrero de 2015, el alcalde de Caracas, Ledezma, fue detenido por una comisión del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN). Más de 100 agentes de la polícia política encapuchados, con las armas enfundadas y sin orden de detención, entraron en las oficinas privadas del dirigente y se lo llevaron. El pasado 17 de noviembre, 1.002 días más tarde, se dio a conocer a los medios que el dirigente opositor al Gobierno de Maduro estaba en Colombia tras haberse dado a la fuga.

Antonio Ledezma logró burlar los férreos controles a los que estuvo sometido durante su arresto domiciliario desde febrero de 2016, cuando le dictaron la medida de casa por cárcel, haciendo creer a sus vigilantes que se encontraba enfermo. Así consiguió que un día le dejaran de sacar la foto que diariamente le hacían como ‘fe de vida’ para los que él llama sus “secuestradores”: el Gobierno de Nicolás Maduro. Ese día, como él dice, “me la jugué”.

“Estudiamos los hábitos de los funcionarios y cuál era el momento más adecuado”. Confiesa que todo el tiempo que estuvo en su piso recluido, aplicó el “principio mandeliano” de: “No te líes con tus custodios”, lo que lo ayudó a establecer relaciones cordiales que luego facilitarían el análisis de las actitudes de los guardias. “A mi me hacían una fotografía todos los días en la que tenía que mostrar el periódico del día. Logramos, en estos últimos 15 días, que se bajara un poco la guardia diciéndoles que me sentía mal, que no podía dormir (…)”.

Relata que llevó adelante una estrategia evaluando cómo vestirse y lucir para hacer creer a la policía política que se encontraba muy enfermo. Dejó de arreglarse y de peinarse, hasta que logró evitar que le tomaran la fotografía correspondiente. El jueves a las 8:00am escapó. “Me la jugué para que no se repitiera la fotografía y fue cuando salimos a las primeras horas de la mañana”.

Añade que calcularon el tiempo que tardaba la unidad del SEBIN en hacer su cambio de guardia. A partir de allí, “lo que vivimos fueron 29 alcabalas (controles de la Guardia Nacional y de la Policía Nacional), además de otros puestos de vigilancia”.

¿Cómo logró escapar Antonio Ledezma de Venezuela? 1
El dirigente de Ciudadanos, Albert Rivera y el expresidente de Colombia, Andrés Pastrana acompañaron a Ledezma en la rueda de prensa de este lunes en Madrid. | Foto: Paul Hannah | Reuters

Reconoce que hubo colaboración de un equipo militar que se arriesgó a ayudarlo en su huida, “que no tiene nada que ver con colaboradores cercanos de Caracas”.

“Nicolás Maduro sabe que para poder pasar 29 alcabalas tuvo que haber colaboración de efectivos militares que hoy en día sienten vergüenza de lo que ocurre con la Fuerza Armada Nacional”, explica.

Los últimos 14 metros para llegar a la frontera con Cúcuta (Colombia) fueron los más tensos. Una señora que estaba en la cola de inmigración lo reconoció a pesar de que él llevaba un suéter y una gorra para disimular su apariencia. Ella le gritó emocionada: “Ledezma”, justo frente al guardia del último control en la frontera donde revisan las maletas.

“El guardia me reconoció, me hizo un guiño con el ojo y me dijo: ‘Siga adelante’”. “Quedan 14 metros”, fue la última frase que escuchó Ledezma antes de cruzar. Para el político, esos 14 metros parecieron 14 kilómetros.

Como documentación, Ledezma llevaba un carnet falso de inmigración colombiano con la foto de un hombre con rasgos similares. Al presentarlo al funcionario de la aduana del país vecino, este le respondió: “No hace falta”. Le dio una bandera de Venezuela y le dijo: “Usted es hombre libre; está en territorio colombiano”.

La escapada de Ledezma ha traído algunas consecuencias. Entre ellas, el allanamiento de algunos pisos del edificio donde vivía, así como la detención de varias personas com Ignacio Benítez, presidente de la junta de la comunidad de su edificio, quien está retenido en el Helicoide (sede del SEBIN en Caracas) y permanece incomunicado. También están detenidos el vigilante externo de la residencia, Jairo Atencia; Nelson Teixera, dueño de la empresa que presta el servicio de cámaras de seguridad de las residencias; Elizabeth Cardenas, exjefa de protocolo de la Alcaldía Metropolitana de Caracas (AMC); Carlos Luna, exjefe de protocolo de la AMC; y Carmen Catalina Andarcia, directora de administración de la AMC.

El dirigente venezolano ha aprovechado la rueda de prensa que ha dado en Madrid este lunes para denunciar estos casos. También ha prometido que trabajará desde el exilio para sacar a Venezuela de la crisis en la que está inmersa.

Sobre su situación legal ha dicho a los medios que no ha pedido asilo y que está estudiando con el Gobierno español la figura que le permitirá “actuar desde España y moverse por todo el mundo para denunciar la narcodictadura” y la situación de los 380 presos políticos que hay según el Foro Penal venezolano.

TOP