Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Las claves detrás de 'Despacito'

Tal Levy

Foto: YouTube
Youtube

Una chuche para los oídos o, más bien, para el cerebro, un parásito que se queda adherido a la mente reverberando o un truco propio de un mago que sabe lo que hace, lo cierto es que hay canciones que vienen para quedarse y es un fenómeno que se repite verano tras verano. En coches, pistas de bailes, canchas de fútbol y hasta en aviones y hospitales, muchos son los que se rinden a ese “no sé qué” que los científicos intentan descifrar y que ha hecho que “Despacito” no deje de sonar, al punto de posicionarse como el vídeo en castellano más visto en la historia de YouTube.

Más de 2 millones y medio de reproducciones, desde que fue estrenado el pasado 12 de enero, ubica al hit interpretado por Luis Fonsi y Daddy Yankee de quinto entre los vídeos musicales más populares de la plataforma, dejando atrás a “Bailando”, de Enrique Iglesias, y no extrañaría que siguiera escalando hasta desplazar a éxitos globales como “Gangnam Style” o la más reciente número uno, “See you again”.

via GIPHY

Ha cautivado al mercado anglosajón. La pegajosa melodía es la primera después de dos décadas, desde la “Macarena” que impuso el grupo español Los del Río, que lidera la lista Billboard Hot 100 en Estados Unidos, y se ha mantenido en el tope desde mayo. También es la más escuchada en Spotify, claro está que ha contado con un gran empujón para convertirse en un éxito mundial: la versión que lanzó el 17 de abril el superventas canadiense Justin Bieber.

Gracias a “Despacito-Remix”, su legión de fans pudo escucharle por primera vez cantar en castellano, aunque en directo olvide la letra como le ocurrió recién en Nueva York cuando entonó un “no conozco las palabras, así que digo poquito; no sé las palabras, así que digo dorito”, terminando sin más con un “bla, bla, bla”.

Traspié aparte, la canción ha acercado a otros públicos al idioma, tanto que la palabra “despacito” llegó a encabezar las búsquedas en Google.

“El mundo entero está cantando y bailando en español”, ha celebrado en un comunicado Erika Ender, coautora del tema junto a Luis Fonsi. Si bien ella es panameña, los intérpretes son puertorriqueños; los productores, colombianos; el ingeniero, venezolano, y el que hizo la mezcla, estadounidense, todo un mix detrás.

Una droga que engancha

Mientras el neurólogo Néstor Braidot aduce que “la canción tiene una gran capacidad para generar endorfinas, conocidas como las hormonas de la felicidad”, según reporta el diario Clarín, “un informe reciente del Departamento de Psicología de la Western Washington University de Estados Unidos señala que existen tres elementos clave que hacen de una canción la más pegadiza. El primero es que el cantante sostenga la palabra sílaba por sílaba (“Des-pa-cito”), que haya muchos sonidos (agudos y graves, rápidos y lentos) y que el cantante tenga una voz aguda, lo que indica más dosis de energía”.

El compositor y profesor James Kellaris, de la Universidad de Cincinnati, ha acuñado el término de “earworms” o “gusano de oído” para describir el efecto que tienen algunas canciones y jingles que tras escucharlos como un parásito no abandonan la mente. El investigador ha afirmado a BBC Mundo que “Despacito” cumple con elementos de este tipo pues “es animada, simple, repetitiva y tiene un ritmo pegajoso”.

No es obra de magia, esta palabra sólo utilizada a manera de cachondeo por el productor y músico español Nahum García, quien ha desvelado en Twitter lo que denomina un truco muy ingenioso de producción: un pequeño parón intencional, casi imperceptible, que hace que el primer estribillo entre ligeramente “fuera de tiempo” como un efecto sorpresa que llama la atención, rompiendo la simetría y haciéndolo más efectivo.

“Básicamente, la canción se para cuando dice ‘Deees… paaa… cito’, y ese fraseo no encaja en el tempo, es mucho más lento. Se para el ritmo y al contrario que se suele hacer en la música, que se para la base pero se sigue respetando la métrica cuando vuelven a entrar los instrumentos, en este caso se la saltan y por eso la canción parece que frena mucho más. La ruptura en la cadencia es tan radical que remarca muchísimo tanto el enganche del estribillo como la intención sensual de la letra, creando una unidad entre intención y efecto que hace que funcione tan bien”, se explaya en Facebook.

“Vosotros reíros del Despacito, pero la forma en que se rompe el ritmo antes del estribillo es una genialidad. La clave del tema”. Debido a este tuit, @nahum ha sido objeto de mensajes críticos por parte de músicos indignados, como ha revelado. Se ha escudado asegurando: “Nunca he dicho que el tema sea otra cosa, remarcaba con tono humorístico que tras la música comercial hay gente que sabe lo que hace”.

Con un disco de titanio bajo el brazo que Universal le entregó en Madrid, para Luis Fonsi la explicación es quizá más simple. “Una canción sencilla, coloquial, sensual, divertida, fácil de corear, concebida para que todo el mundo se quedara con ella al oírla. Hay otros géneros y medidas para la poética, pero la clave de ‘Despacito’ es su alegría, que a uno le den ganas de bailar, de vivir, aunque no sepa lo que está diciendo”, recoge El País.

Este puertorriqueño criado en Nueva York que recorre España con su gira mundial Love + Dance desconoce, eso sí, cómo el hit logra, según afirma, aquello que necesitamos: hacernos escapar, desconectar de la realidad y los problemas. Relata que nació como una cumbia pop, que terminó entre la balada y la energía del reguetón, entre la melodía pop y un ritmo más urbano.

Más allá de la música que engancha como una droga, su letra subida de tono tan propia del reguetón atrae a grandes, como se ha visto, mientras que los más chicos quedan a merced de expresiones con doble sentido poco adecuadas para su edad y que repiten sin conocer muchas veces su trasfondo como aquello de “Y es que esa belleza es un rompecabezas / Pero pa’montarlo aquí tengo la pieza” o “Despacito / vamos a hacerlo en una playa en Puerto Rico / hasta que las olas griten Ay, Bendito / para que mi sello se quede contigo”.

Buscando remedio

Como todo éxito, no ha permanecido ajeno a los memes virales ni a las interpretaciones en distintos idiomas como el francés, el portugués, el italiano, el alemán o el polaco. También ha sido ejecutado con diferentes instrumentos musicales como un violín, una flauta o hasta una balalaika.

Fue el causante, en junio, de que un piloto argentino de un avión privado bloqueara durante más de diez minutos las comunicaciones de la torre de control del aeropuerto internacional de Ezeiza con las demás aeronaves al dejar accidentalmente el micrófono de la cabina abierto mientras canturreaba entre groserías y chistes la canción que, así, llegó hasta la cumbre, pero no con poco riesgo.

También en Argentina, los hinchas del San Lorenzo han creado su versión en la que se desliza un “pongan huevo y vayan al frente para ser primero” como aliento para su equipo de fútbol, al igual que muchos otros fanáticos de clubes en todo el mundo, hasta en Corea del Sur.

Incluso se le ha calificado como “medicina para el corazón”, cuando el propio Fonsi colgó en Instagram el vídeo de una pequeña paciente de oncología bailando en el que ha sido considerado el mejor #DesafíoDespacito por parte del grupo chileno de risoterapia Clowntagiosos, que buscan alegrar a los internos del Hospital de Puerto Montt en este caso con su coreografía.

Otros pretenden supuestamente ponerle coto con humor, pero obteniendo, a su vez, partido de su gran popularidad. “¡No se puede aguantar! Da asco, es banal. Lo odio. Es el tema más horrible en la historia de la música”, dicen en un  vídeo de YouTube los italianos de The Jackal, al tiempo que como muchos que lo critican no lo dejan de cantar como si de un inevitable contagio se tratara.

Esta parodia no demoró en hacerse viral y dar paso a una secuela. “¿Sabes qué es lo que me hace enojar? Que son siempre los mismos textos, siempre la misma canción, la misma estructura”, se lamentan en el sketch que cuenta con la participación de Fonsi, a quien como parte de la mofa confunden con Enrique Iglesias. Así, unos y otros se montan en la ola.

Un gracioso vídeo en blanco y negro recobra a una de las parejas cómicas más legendarias de la historia del cine cuyo humor no necesitaba de sonido alguno: “El Gordo y el Flaco”. Así, Oliver Hardy y Stan Laurel parecen bailar al ritmo de “Despacito”, haciéndolo para algunos más digerible.

Otro montaje, reproducido más de 20 millones de veces, ha servido en las redes a detractores del tema para exhibir en las redes lo que sienten, resumido en esa escena en la que el actor Chuck Norris visiblemente consternado y haciendo gala del porqué fue excampeón mundial de kárate le asesta una patada al televisor que supuestamente emite la melodía.

En una suerte de campaña antidespacito que también se abre camino, en el local El Dorado de Málaga se ha prohibido escucharla, pues como se lee en el ticket de consumición: “Si me pides que te ponga des-pa-ci-to te echo del bar ra-pi-di-to”.

Sin duda, cuatro sílabas que para bien o para mal son repetidas hasta la saciedad; bueno, a decir verdad, casi hasta la saciedad, pues lo cierto es que no paran de sonar.  

Save

Continúa leyendo: Las calles de Lavapiés se llenan de gastronomía y música con Tapapiés

Las calles de Lavapiés se llenan de gastronomía y música con Tapapiés

Redacción TO

Foto: Tapapiés

Este jueves 19 de octubre vuelve una de las rutas de tapas más conocidas de Madrid. Tapapiés llega a las calles del barrio madrileño de Lavapiés con más de 100 tapas de todo el mundo, a las que se suman 68 actuaciones, para llenar de vida aún más este barrio multicultural de la capital.

Hasta el domingo 29 de octubre, Lavapiés se convertirá en un lugar donde poder disfrutar de una gran oferta gastronómica y cultural que acercará a todo aquel que se paseé por sus calles los sabores y ritmos de diferentes lugares del mundo.

Concurso de tapas

Tapapiés, organizada por la Asociación de Comerciantes de Lavapiés Distrito 12 y patrocinada por Estrella Damm, no es una ruta de tapas cualquiera. Más de 80 bares y restaurantes se preparan durante todo el año para ofrecer a los madrileños y a los numerosos turistas de la ciudad sus mejores creaciones.

Las calles de Lavapiés se llenan de gastronomía y música con Tapapiés 4
La cucutapa, la tapa del bar La Chulapa. | Foto: Tapapiés

Entre todas ellas, con una gran variedad de sabores del mundo y fusión de cocinas de diferentes lugares con la gastronomía española, el público otorga el premio popular a la mejor tapa.

Todo aquel que quiera votar para que su tapa favorita reciba este premio popular puede hacerlo a través de la página web de Tapapiés o a través de su app gratuita. Se puede valorar cada tapa, y además tiene premio, porque los comercios del barrio también participan en esta iniciativa, y quienes voten entrarán en el sorteo de vales de regalo para gastar en los locales de Lavapiés.

Música y mucho más

Tapapiés no es sólo una ruta gastronómica, también cuenta con una gran oferta cultural. Las calles de Lavapiés se convertirán en el escenario de 30 bandas de música, obras de teatro y actuaciones circenses que llenarán de vida las tardes y noches de uno de los barrios más vivos de Madrid.

Del 20 al 22 y del 27 al 29 de octubre tendrán lugar las actuaciones a pie de calle, en las que se escuchará desde rock’n roll, soul, swing o jazz hasta flamenco y reggae, entre otros estilos musicales. Grupos como Blues Lee, Afro Jam, Club del Río o Mighty Vamp alegrarán con sus actuaciones las plazas y calles más típicas de Lavapiés.

Las calles de Lavapiés se llenan de gastronomía y música con Tapapiés 2
El grupo Hakuna Ma Samba actúa en las calles de Lavapiés. | Foto: Tapapiés

La música será la principal protagonista de las calles de Lavapiés en los días en los que dura esta ruta de tapas, pero también habrá otras actividades culturales para que quienes quieran disfrutar al máximo de Tapapiés puedan asistir a jornadas de cine, clases de baile o exposiciones de arte.

Las tapas

En la aplicación de Tapapiés y en su página web se puede ver qué tapa ofrece cada bar o restaurante. Todas ellas cuestan 1,5 o 2,5 euros con un botellín de Estrella Damm, y entre ellas hay algunas de lo más tradicional, como los caracoles de ‘Donde da la vuelta el viento’ o los callos a la madrileña de ‘Peñalaire’, hasta cocina fusión, como el gazpacho de flor de jamaica del ‘Ven ven ven’, pasando por platos de casi todo el mundo.

Las calles de Lavapiés se llenan de gastronomía y música con Tapapiés 3
El gazpacho de flor de Jamaica del ‘Ven ven ven’. | Foto:

Las calles de Lavapiés se llenan de gastronomía y música con Tapapiés 5
La tapa de Caracoles de ‘Donde da la vuelta el viento’. | Foto: Tapapiés

Entre la oferta de Tapapiés hay cocina italiana, senegalesa, india, japonesa o mexicana. Además, entre las tapas hay una muchas aptas para vegetarianos y veganos.

Chollopiés

Los comercios de Lavapiés quieren participar también en estos días de cultura y gastronomía. Por eso, han creado Chollopiés. A través de esta iniciativa, los comercios han preparado un concurso cuyo premio son cheques regalo para gastar en los locales participantes.

Para participar, hay que realizar una compra en dos de los comercios que forman parte de Chollopiés. Con cada compra, el consumidor recibirá un sello en una papeleta que se puede encontrar en el libro de Tapapiés 2017 y que deberán depositar en alguna de las urnas que se encuentran en los propios comercios.

Continúa leyendo: Natalia Lafourcade: “Nosotros tenemos nuestras Billie Hollidays, Ellas Fitzgeralds y Edith Piafs en Latinoamérica”

Natalia Lafourcade: “Nosotros tenemos nuestras Billie Hollidays, Ellas Fitzgeralds y Edith Piafs en Latinoamérica”

Ana Laya

Foto: Sony Music España

Algunas veces sucede algo muy grato con los artistas que seguimos y admiramos y eso es verlos crecer. Digo algunas veces porque otras tantas ese proceso puede resultar poco ameno si ese crecimiento y esa evolución de alguna manera resulta una traición a su esencia. En el caso de Natalia repasarla en el tiempo es satisfactorio y delicioso.

Es maravilloso recordarla (y recordarme) en la época de Búscate un problema o Amarte duele, tanto como es escucharla ahora interpretando algunas de las canciones más bellas –¡y complejas!- de Latinoamérica, como la Tonada de luna llena de Simón Díaz, o La Llorona de Chavela Vargas… y reconocerla. Es ella. Es Natalia, pero más grande. Esta chica ha evolucionado y ha cambiado de una manera hermosa, pienso conectándome con esa personalidad de tía-abuela orgullosa que a veces aparece en mis monólogos internos.

Natalia Lafourcade: “Nosotros tenemos nuestras Billie Hollidays, Ellas Fitzgeralds y Edith Piafs en Latinoamérica” 3
Portada del nuevo trabajo de Natalia junto a sus adorados Macorinos. | Imagen vía Sony Music.

Natalia es una chica curiosa, le gusta hacer y experimentar de todo un poco, diseña la ropa que viste en el escenario, creó los collages del arte del álbum Musas y hasta le dio un poco la lata al director del vídeo promocional del tema Tú si sabes quererme. Le encanta involucrarse, ser parte del proceso creativo, compartir la energía… pero eso sí, aclara, su Wikipedia miente, Natalia por muy handy y genial que sea, no juega fútbol. Aún le intriga saber por qué a alguien le interesaría ponerla de jugadora de fútbol… pero ahí está. Hace poco intentó editarlo y eliminarlo, pero no sabe si lo logró… “la gente hace cosas rarísimas”, me dice.

Nos instalamos en una sala cómoda y espaciosa en las oficinas de Sony Music España y empezamos una conversación centrada en su último trabajo, Musas, que presentará en España en febrero de 2018, con fechas en Barcelona (15 de febrero en la  Sala Apolo) y Madrid (16 de febrero en la tropical Sala La Riviera). En este álbum/homenaje, Natalia -y el universo- decidieron mezclar composiciones propias con iconos del folclor latinoamericano como Omara Portuondo, Violeta Parra y Agustín Lara.

Es mediodía, probablemente lleva haciendo entrevistas desde la mañana, pero su paciencia y su sonrisa parecen infinitas.

 

Cuéntame un poco acerca de Musas, ¿de dónde viene esa necesidad de evolucionar reconectándote con el pasado? ¿De esa mirada hacia atrás y hacia adentro?

Yo creo que poquito a poco me fui dando cuenta de que había que ir para adentro, conectarme más con mi identidad, mis raíces, conmigo, con mi tierra, con México, con mi espacio, con mi casa, o sea con todo lo que me podía hacer acercarme a mi esencia, a mi espíritu, a mi fuerza propia.

Siento que es una cosa que sucedió en parte porque trabajé con la música de Agustín Lara y ahí me di cuenta de que en español y con nuestros géneros se podían hacer cosas maravillosas. Ahí pues empecé a conocer nuevos géneros o a recordar a otros compositores también, a escuchar su música, a escuchar a otras intérpretes cantando en español y decir, ¡mira, nosotros tenemos nuestras Billie Hollidays, nuestras Ella Fitzgeralds o nuestras Edith Piafs pero en Latinoamérica! Tenemos estas mujeres, a estos compositoras y compositores hermosos y yo puedo aprender algo de ellos. Y poco a poco empezaron a capturar mi atención y mi gusto y mis ganas de aprender de todos ellos y aquí estoy. Aprendiendo.

Tú Me Acostumbraste featuring Omara Portuondo (En Manos de Los Macorinos) by Natalia Lafourcade & Omara Portuondo & Los Macorinos on VEVO.

¿Este aprendizaje a través de la cultura, la identidad y de la memoria es algo que crees que necesitamos en este mundo en el que estamos?

Te puedo hablar desde mi experiencia y desde lo que a mi me corresponde que es lo mucho que siento que se ha fortalecido mi artista a través de haberme conectado con este aspecto, de decir amo México con lo bueno, lo malo, lo lamento, me duele mucho, pero con todo y eso amo México, amo ser mexicana y amo poder llevar un poquito de eso que amo de México y que admiro de México a donde sea que me pare. En lugar de tal vez querer hacer cosas que en otros países se hace, que durante mucho tiempo me pasaba. Un poco anhelaba y en mis sueños quería ser como otras personas en otros lugares. Eso cambió en mi, como que ya llega un momento en el que dije ‘bueno ya está, esta soy yo’. Un poco primero el amor a mi misma y el amor a lo que tengo para ofrecer sin tratar de convencer a nadie, sino realmente hacerlo desde el amor y desde el corazón, y después conectarme con mi gente, con mi música y conectarme e investigar y explorar a esos compositores que me gustan.

Eso realmente fue una inquietud propia, cada artista lleva sus propias inquietudes y yo pienso que está bien. Hoy en día hay muchas cosas que nos alejan de la esencia o, a lo mejor, de una cosa más desnuda. Hay muchas herramientas para tapar, hay muchas formas de ponerse máscaras y no abrirse. Y un poco yo decidí ir más hacia la parte de ir abrir el alma, el corazón, el espíritu con la música, ese es mi –no sé como llamarlo- mi bandera, mi lema mi búsqueda. Ir hacia adentro y de ahí hacia fuera también, tratando mucho de conectar con eso. Y siento que he podido fortalecer mi identidad y mi estilo a través de eso. Entonces pues para mi se ha vuelto como una fórmula efectiva, que me ha funcionado pero igual a otras tal vez no les funciona de esa manera.

Natalia Lafourcade: “Nosotros tenemos nuestras Billie Hollidays, Ellas Fitzgeralds y Edith Piafs en Latinoamérica” 4
Los Macorinos, Miguel Peña y Juan Carlos Allende, son el dúo de músicos que acompañó a la gran Chavela Vargas en sus giras desde 2006 y hasta su muerte. | Foto vía Sony Music España.

He leído que el proceso de Musas fue bastante orgánico, no nació con la intención de convertirse en un álbum, pero todo fluyó y se convirtió en eso. ¿En qué momento te diste cuenta de que estabas haciendo un disco?

La disquera me lo dejó saber. La disquera y mi equipo de management. Yo lo que quería realmente era un poco recuperar el ambiente de la bohemia en casa. Estaba viajando mucho, estaba tocando mucho ‘Hasta la raíz’ y quería grabar con Los Macorinos y quería recuperar el ambiente de la bohemia en la casa, entonces primero no le dije a nadie que estaba haciendo este proyecto, la disquera no sabía, nadie sabía más que mi equipo más cercano y entonces eventualmente mi equipo me dijo ‘ya déjanos escuchar eso que estás haciendo’ y yo les decía ‘no, no tiene nada que ver con lo demás que hice, no lo veo para nada de sacarlo, yo sé que esta en la radio no va a tener probablemente entrada y esta no es mi tirada tampoco,… pero bueno, venga, se los voy a enseñar’. Entonces hicimos un ensayo abierto, y ahí fue que empezó a haber esta parte de ‘¡esto es increíble, y más allá de si suena en la radio o no, vale la pena que le demos su lugar y su importancia.’

Entonces ya ahí empezó a cambiar toda la historia. Dijimos que probablemente serían dos volúmenes porque es mucha música y ahí yo ya supe que la música le iba a llegar a la gente, que mi público iba a escuchar este disco. Entonces ahí dije ‘quiero hacer un disco que suene ahora como si yo estuviera en las salas de sus casas tocando para ellos’, un disco que suene a madera y que no tenga ningún instrumento electrónico, ninguna secuencia, nada, sino que sean puros instrumentos de madera y así empezamos a tejer toda la historia.

¿Los temas elegidos por qué fueron ‘los elegidos’?

La tonada iba a ir, por ejemplo, porque era un proyecto de hobby para mi o de capricho. Yo me dije voy a grabar la Tonada de luna llena, voy a grabar Derecho de nacimiento, voy a grabar La Llorona, voy a grabar estos temas que amo, y realmente la selección fue así. La selección era tomar esos temas que me habían acompañado en mis giras, en la voz de Mercedes Sosa, de Chavela Vargas, de Violeta, de Omara Portuondo, realmente agarrar esa música que me inspira y que me encanta e interpretarla.

La selección tenía que ser con eso que me conmueve y ya… fue así.

Quería interpretar a Violeta, nunca me había atrevido a hacerlo. En este disco, de primera no iba a haber nada que fuera demasiado imponente o que de alguna manera me impidiera hacerlo, más que yo misma, entonces realmente lo que decidí fue romper con eso y eventualmente, por ejemplo, ya me empecé a sentir inspirada para escribir canciones, entonces dije ‘por qué no, no pasa nada, voy a meter mi composición en esto’. Le mandé mi primera composición, Rocío de todos los campos, y Rocío fue como una musa para mi también, le mandé esta composición a los productores, a Gustavo y a Cheche y les dije, déjenme saber si ustedes creen que esta composición puede formar parte de este proyecto y ellos me dijeron ‘pero por supuesto’, y así seguí haciendo canciones y de repente el disco se fue tejiendo poco a poco.

Vuelves a España luego de dos años en los que han cambiado un montón de cosas, has cambiado tú, la producción, la música, todo… ¿qué esperas de esta gira y de España?

Pues espero poder compartir esta música que hicimos con la gente. Que la gente lo disfrute. Espero que el disco cumpla su cometido, que era una cosa muy simple, era darle calor a la gente, un ‘apapacho’ al corazón y al alma. Eso era lo que yo quería, por eso hicimos un disco en una casa de madera, con puros instrumentos tradicionales, de madera también y con puras canciones que son muy cálidas, y ya, eso espero que el disco pueda darle mucho calor a la gente.

Si han leído hasta aquí y han conocido a la artista, prepárense para descubrir otras facetas de Natalia y sobre todo su risa, que es adorable.

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Continúa leyendo: Vídeo | 11 Preguntas Random con: Natalia Lafourcade

Vídeo | 11 Preguntas Random con: Natalia Lafourcade

Redacción TO

Conversamos con la cantante mexicana Natalia Lafourcade, quien en 11 preguntas bastante aleatorias nos desvela cosas que no sabías que querías saber de ella. Lee la entrevista completa aquí.

Continúa leyendo: 15 canciones por las que fregarías los platos antes de la siesta, por MÄBU

15 canciones por las que fregarías los platos antes de la siesta, por MÄBU

Redacción TO

Foto: MÄBU

Como cada viernes, os traemos una nueva playlist curada por un artista para amenizar el fin de semana. Esta vez es el turno de MÄBU, una banda de Bilbao pero afincada en Madrid. Podríamos considerar a MÄBU como emergente, aunque lo bastante consolidada como para que su nombre no pueda pasarte desapercibido.

Este grupo bilbaíno nace a principios del año 2008. Está formada por María Blanco (voz y guitarra), Txarlie Solano (bajo, teclados y coros) y Cesar Uña (batería y percusión).
Hasta hoy, con más de 200 conciertos a sus espaldas a lo largo y ancho de la geografía española, MÄBU se ha convertido en una banda imprescindible en la escena musical independiente española y comienza a tener una gran proyección en México, donde ya han realizado varias giras. MÄBU bebe de fuentes tan clásicas como la canción de autor (principalmente anglosajona), no obstante es una banda capaz de deshacerse de tópicos y fórmulas manidas, aglutinando influencias del rock independiente, el pop, o las bandas sonoras, con el fin de definir un estilo inequívocamente personal.

En su ya dilatada experiencia, cabe destacar la participación en 2012 como teloneros de Luz Casal fruto del interés suscitado en la artista por el trabajo del grupo. También han colaborado con artistas de la talla de Rayden, Vega o Marlango.

Este año 2017 ya se les ha visto programados en varios festivales del panorama español como el Sansan Festival (Benicàssim) Ciucuito Son Estrella Galicia, Casa Corona, Escenarios Mahou o el Leturalma (Letur, Albacete), actuando tanto en formato acústico como eléctrico.

Próximamente, se les podrá ver el 14 de octubre en Madrid y el 3 de noviembre en Alcalá de Henares. Para 2018 ya tienen cerradas dos fechas en Portugal: el 19 de enero en Oporto, y el 20 de enero en Lisboa. No os los perdáis en directo y seguidlos en redes que suelen dar gratas sorpresas.

La playlist que nos traen los chicos de MÄBU busca amenizar una tarea bastante engorrosa: fregar los platos, sobre todo si es antes de la siesta.

TOP