Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Las 'fake news': alto alcance pero bajo impacto

Anna Carolina Maier

Foto: David Goldman
AP

Los jóvenes son los menos propensos en leer y creer ‘fake news’ que a la vez tienen, en general, menos impacto de lo que se creía. Estas son las dos principales conclusiones de un estudio publicado a finales de noviembre hecho por tres politólogos en el que destacan que las ‘noticias falsas’ tienen “un alto alcance pero un bajo impacto”.

Brendan Nyhan de Dartmouth College, Andrew Guess de la Universidad de Princeton, y Jason Reifler de la Universidad de Exeter, analizaron los datos de tráfico web recopilados de una muestra representativa de 2.525 estadounidenses que dieron su consentimiento para que su actividad online fuese monitoreada anónimamente por la firma analítica YouGov durante las últimas semanas de la campaña electoral de Estados Unidos de 2016. También fue rastreado el uso de Facebook y los hábitos generales de navegación basados en una encuesta de partidismo político.

El 10% de la población consume el 65% de las noticias falsas

Según los resultados, uno de cada 4 americanos visitó noticias falsas entre el 7 de octubre y el 14 de noviembre de 2016 y aún así, los mayores consumidores de éstas leyeron más del tipo “real” o “verdaderas”.

“Seis de cada 10 visitas a las páginas de ‘fake news’ procedieron del 10% de los lectores”, sostiene el informe. Lo más importante es que ese porcentaje es el del público “más conservador”, desde el punto de vista ideológico, se añade. Estos leyeron solo cinco artículos de noticias falsas, en promedio, durante más de cinco semanas. Además, ese 10% hizo el 65% de visitas a los sitios de información engañosa.

La conclusiones del estudio destacan que los jóvenes cada día más se niegan a ser engañados. Son los mayores de 60 años los más propensos a visitar las páginas ‘mentirosas’.

Las 'fake news': alto alcance pero bajo impacto 2
Uno de cada 4 americanos visitó noticias falsas entre el 7 de octubre y el 14 de noviembre de 2016. | Crédito: Darmouth College

“Estimamos que el 27,4% de los americanos a partir de los 18 años de edad visitaron noticias falsas a favor de Trump o de Hillary Clinton durante el periodo de estudio que cubrió las últimas semanas de la campaña presidencial de 2016”, afirman los investigadores. Aunque ese porcentaje supone un número que parece considerable: de 65 millones de personas, las ‘fake news’ representaron tan solo el 2,6% de todos los artículos que los americanos leyeron.

‘Facebook’, una mala senda

El estudio también señala que Facebook fue, con mucho, la plataforma a través de la cual las personas navegaban con mayor frecuencia hacia un sitio de noticias engañosas. Por esta razón, la red social del joven magante Mark Zuckerberg ha anunciado su intención de colaborar con “organizaciones externas de verificación de hechos” para identificar historias falsas y advertir así a los usuarios en el momento en el que van a publicar o compartir enlaces a estos hechos ficticios.

Las 'fake news': alto alcance pero bajo impacto 1
La red social ha anunciado su intención de colaborar con “organizaciones externas de verificación de hechos”Foto: Martin Meissner / Reuters

El equipo investigador define los sitios de ‘fake news’ como aquellos que publicaron al menos dos historias “demostrablemente falsas”. Para ello, éstas debían afectar a la actitud de los electores, como definieron los economistas Hunt Allcott y Matthew Gentzkow en otra investigación publicada en 2016, en la que demostraron que las redes sociales fueron una fuente importante, pero no dominante, de difusión de noticias durante las últimas elecciones presidenciales de EEUU.

Estos limitaron el significado de “noticias demostrablemente falsas” a los resultados sobre las personas y su efecto en los comicios. “Para que las noticias falsas puedan haber cambiado el resultado de la elección, cada una tuvo que haber convencido a un 0,7% de los electores de Clinton y electores indecisos a votar por Trump”. Es decir, tener un nivel de persuasión equivalente a ver 36 anuncios de campaña en televisión, indicó aquel análisis.

Según el nuevo informe, los seguidores de Trump fueron tres veces más propensos a visitar sitios de historias engañosas que los partidarios de Hillary Clinton. Aún así, fueron una pequeña fracción de la ‘dieta informativa’ general de los más de 2.000 ciudadanos analizados. Independientemente de las preferencias políticas, solo el 1% entre los seguidores de Clinton, y el 6% entre los de Trump basaron su información en páginas que no verifican.

Continúa leyendo: Así es como Facebook quiere parar las noticias falsas

Así es como Facebook quiere parar las noticias falsas

Cecilia de la Serna

Foto: Thibault Camus
AP Photo

En los últimos y convulsos meses de la actualidad internacional, con grandes eventos como el referéndum del Brexit en el Reino Unido y las elecciones presidenciales que en Estados Unidos enfrentaron a Donald Trump y a Hillary Clinton, una fórmula de ‘prensa ficticia’ ha aparecido inesperadamente: las fake news o noticias falsas. El periodismo de calidad, veraz, objetivo y con fuentes contrastadas ha sido un pilar fundamental en los grandes momentos clave de la Historia de los últimos dos siglos. Un pilar que ahora se tambalea. Internet ha abierto, sin duda, el conocimiento a escala global, democratizando así el acceso a la información en todo el mundo. Esa democratización, en su vertiente negativa, también ha facilitado la propagación de noticias falsas que pueden llegar a penetrar en la opinión pública.

Facebook ha tenido gran parte de culpa en un asunto que se ha tornado en preocupante para el correcto desarrollo de las democracias modernas. La gran mayoría de estas noticias falsas se han compartido a través de la red social de Mark Zuckerberg, lo cual le ha valido una auténtica avalancha de críticas. Tal ha sido el revuelo que se ha levantado, que Facebook ha tenido que ponerse manos a la obra e idear una forma de parar estas noticias falsas, cuya influencia se cree importante en, por ejemplo, la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos.

Según anunció Facebook a finales del pasado año, su intención era colaborar con “organizaciones externas de verificación de hechos” para identificar historias falsas y advertir así a los usuarios en el momento en el que van a publicar o compartir enlaces a estos hechos ficticios. En el proceso intervienen varios entes externos, como pueden ser medios de referencia o agencias de noticias, que pueden poner en duda la veracidad de lo que se está publicando. En un primer momento, Facebook decidió implementar un procedimiento que consistía en mostrar mensajes debajo de los posts que llevaran a un link sospechoso de contar una historia falsa, de tal manera que el usuario recibiría estas advertencias al revisar su feed. Lo que está probando ahora la red social de Menlo Park es un mensaje similar, pero que es mostrado únicamente al usuario que está intentando publicar ese enlace.

Así es como Facebook quiere parar las noticias falsas
Facebook intenta disuadir a sus usuarios de compartir noticias falsas. | Foto vía Quartz

De esta forma, lo que hace Facebook es tratar de advertir y concienciar al usuario en cuestión sobre la problemática que causa la propagación de noticias falsas. En una segunda advertencia, Facebook reitera su aviso de sospecha sobre el link, e incluso ofrece la posibilidad de consultar las fuentes que indican que se trata de una historia errónea. El usuario sigue teniendo la potestad de publicar el enlace, pero siempre rebasando ambos filtros.

Una herramienta exclusivamente estadounidense

Por el momento, esta herramienta de disuasión en la publicación de fake news sólo está disponible en Estados Unidos. Se trata de una medida más en el empeño de Mark Zuckerberg y su equipo de poner fin al problema de la desinformación en la red.  No obstante, este empeño podría no ser suficiente, ya que no son pocos los activistas y los profesionales de la información que siguen denunciando que estas medidas se quedan cortas en la lucha contra las noticias falsas. En un momento crucial, con los hechos alternativos y la manipulación deliberada por parte de no pocos entes en el marco de la información global, los referentes mediáticos de calidad se hacen imprescindibles. La búsqueda de fuentes fiables ya no es tarea tan sólo del periodista, sino también del lector.

Continúa leyendo: Scott Kelly, el hombre transformado que regresó tras 340 días en el espacio

Scott Kelly, el hombre transformado que regresó tras 340 días en el espacio

Jorge Raya Pons

Foto: Alfonso Monteserín
Penguin Random House

Es fascinante el interés que despiertan los astronautas: captan la atención de los héroes. Scott Kelly está en Madrid para presentar su libroResistencia (Debate)– en la Fundación Telefónica y la cola en la calle es inmensa: algunas personas llevan incluso chupas y accesorios variados de la NASA y parece más una convención intergaláctica que una conferencia literaria. Eso revela la dimensión del personaje.

Scott Kelly nació en un pequeño pueblo llamado Orange, en Nueva Jersey, y tiene el confuso aspecto de un hincha inglés: es bajo de estatura y tiene la piel rojiza y una prominente barriga. Sin embargo, este estadounidense ha orbitado la Tierra sin pisar el suelo y en compañía de nadie durante 340 días, lo que le convierte en el único hombre en conseguirlo de manera continuada. Habitualmente pensamos en las condiciones físicas que requiere un reto como este, pero ¿cómo se prepara a una persona para vivir en completa soledad y en el vacío durante tanto tiempo sin desmoronarse?

Kelly parece tener la situación bajo control, se siente cómodo ante la insistencia mediática. “Es un placer estar aquí con ustedes”, dice, a modo de presentación. “Es más, es un placer estar en cualquier lugar donde hay gravedad”. [¿Cuántas veces habrá empleado esta broma?]. Una de las preguntas obligadas al astronauta llega a las primeras de cambio: ¿sufres las secuelas físicas y psicológicas de volver del espacio? Kelly responde con una mueca, dice que todo está bien, que le gusta la Tierra, y mientras el público ríe, matiza que solo el tiempo determinará el impacto de la radiación en su organismo. El entrevistador le plantea, entonces, otra cuestión: ¿sigues disfrutando de los amaneceres y de los anocheceres en la Tierra, o son, para ti, nada más que una minucia? Kelly finge perplejidad y sonríe levemente: “Prefiero los anocheceres: falta más tiempo para despertarme”.

Scott Kelly, el hombre transformado que regresó tras 340 días por el espacio 1
Scott Kelly, posando en la Fundación Telefónica. | Foto: Alfonso Monteserín/Penguin Random House

Las respuestas de Kelly son siempre escuetas y apenas se alargan si la pregunta la plantea él mismo. Tiene un sentido del humor muy ácido y agudo, casi cínico, y una gran inteligencia. Hay una circunstancia que define con precisión su carácter, a menos que todo se trate de una escenificación. Cuando le piden que explique cómo fue la despedida con su mujer y sus hijos antes de introducirse en una nave que podía estallar con toneladas de combustible en su depósito, Kelly responde con frialdad: “No recuerdo demasiado de aquello, quizá con un ‘Hasta luego’”. Se escucha una breve carcajada de fondo y el entrevistador le recuerda que aquella misión era altamente peligrosa: su vida estaba en juego. Kelly le resta importancia y dice que asumir riesgos nunca fue un desafío para él: “Nunca tuve miedo al fracaso. Sé que no soy el mejor en nada, salvo en no rendirme nunca”.

“Necesitamos cuidar de este planeta porque no encontraremos un ambiente mejor en el que vivir”

La sala de conferencias está llena de niños y es reconfortante: no es extraño que mientras Kelly relata su aventura en el espacio, se escuche el susurro de unos niños sentados al final de la sala, un bebé reclamando la atención de su padre. Están presentes, también, algunos adolescentes probablemente entusiasmados por su historia y escuchando en silencio. Kelly fue un adolescente como ellos, rendido al romanticismo de viajar por el espacio, y cuenta cómo el descubrimiento de un libroThe Right Stuff, de Tom Wolfe–, que describe la formación de los primeros astronautas de la NASA, le condujo a la determinación de hacia dónde dirigirse. Hasta entonces fue un mal estudiante que invertía más tiempo observando el movimiento de las agujas del reloj que escuchando las lecciones de clase. Kelly le debe tanto a Wolfe que decidió llamarle desde el espacio para agradecerle que su vida nació de la inspiración de su libro.

Debido a esa revelación, Kelly descubrió la belleza de las grandes extensiones verdes del planeta, de la intensidad del azul en los océanos, del rojo violento de los desiertos. “La Tierra es increíblemente bonita desde el espacio”, asegura. “Pero también parece muy frágil”. Kelly lamenta la falta de compromiso de la Administración de Donald Trump hacia la conservación del medioambiente –el público responde con un aplauso– y sostiene una afirmación que preocupa: “Necesitamos cuidar de este planeta, debemos frenar su destrucción, porque no encontraremos un ambiente mejor en el que vivir”.

Scott Kelly, el hombre transformado que regresó tras 340 días por el espacio 2
Scott Kelly, durante la conferencia. | Foto: Jorge Raya Pons/The Objective

El entrevistador, recogiendo el guante, le comenta que Trump –pese a todo– plantea un regreso temprano a la Luna. Kelly considera que el presidente no cumplirá con las condiciones de tiempo y dinero que requiere una misión tan importante: “No tengo esperanzas de que ocurra pronto”.

–¿Ni siquiera con proyectos como el de Elon Musk? –le replantea.

Entonces sonríe y mira al público, y dice que la primera vez que se anunció el lanzamiento de un cohete de SpaceX, pensó que Musk estaba loco. Sin embargo, tantos despegues y aterrizajes exitosos después, piensa que simplemente es ambicioso. “Y es bueno ser ambicioso”, añade.

–¿Volvería usted al espacio? –le pregunta el entrevistador.

–Sí –responde Kelly.

–¿Por un año? –insiste.

Kelly concede un par de segundos y responde con un rotundo “Sí” que acompaña con la cabeza.

Continúa leyendo: Las 10 extraordinarias misiones espaciales que te esperan este 2018

Las 10 extraordinarias misiones espaciales que te esperan este 2018

Rodrigo Isasi Arce

Foto: NASA

La Luna, Marte, Mercurio o el Sol son sólo cuatro de los destinos del sistema solar de los que vamos a oír hablar mucho en 2018. La Agencia Espacial Europea (ESA) y  su homóloga estadounidense, la NASA, ya han presentado sus misiones espaciales para este año; pero no son las únicas. Compañías privadas como SpaceX, Blue Origin o Virgin Galactic, llevarán turistas al espacio más profundo. Si el año pasado despedíamos a una de las misiones más importantes de las dos últimas décadas, Cassini, este 2018 daremos la bienvenida a nuevos grandes retos espaciales, como la búsqueda de vida extraterrestre o acercarnos al Sol como nunca antes lo habíamos hecho.  Pero 2018 no solo se compone de espectaculares misiones, también trae lanzamientos de lo más curiosos, como la puesta en órbita de un coche deportivo Tesla, propiedad de Elon Musk, o de un satélite español, de nombre PAZ, dedicado a tareas de Defensa y seguridad.  Estas son las 10 misiones espaciales de 2018 que no puedes perderte:

SpaceX pone en órbita el Tesla Roadster – Enero

El 29 de enero, SpaceX, la compañía del multimillonaro Elon Musk, lanzará a Marte el primer cohete Falcon Heavy de SpaceX con una carga útil de lo más curiosa, un coche deportivo. Concretamente se trata del Tesla Roadster midnight cherry, uno de los primeros coches que fabricó Tesla, y que Musk se quedó para sí mismo.  “Un coche rojo para un planeta rojo”, bromeó en su cuenta de twitter el empresario estadounidense.

El lanzamiento se llevará a cabo desde el Centro Espacial Kennedy, Florida.

Las X extraordinarias misiones espaciales que te esperan este 2018 4
El Tesla Roadster de Musk a punto de ser embarcado en el cohete Falcon Heavy. | Foto: SpaceX

Lanzamiento del satélite español PAZ – Febrero

España lanzará en febrero, por fin, el satélite PAZ, con tecnología radar y que se enfoca fundamentalmente en atender las necesidades de seguridad y defensa. Su puesta en órbita no ha estado exenta de dificultades, y es que ha sufrido importantes retrasos debido, entre otros motivos, a los problemas surgidos con el lanzador ruso contratado inicialmente, que tuvo que ser anulado como consecuencia de la guerra con Ucrania. Finalmente, la compañía propietaria, Hisdesat, decidió lanzarlo con un cohete Falcon 9 de SpaceX desde la Base de la Fuerza Aérea de Vandenberg en California. Pese a que no se ha fijado una fecha concreta para el lanzamiento, se baraja como probable el 10 de febrero. 

Una vez que el satélite ya esté sobrevolando la Tierra, permitirá a España contar con imágenes de todos los puntos del planeta. Gracias a  su tecnología radar, será capaz de tomar más de cien imágenes diarias de hasta un metro de resolución, tanto diurnas como nocturnas, y con independencia de las condiciones meteorológicas.

Las X extraordinarias misiones espaciales que te esperan este 2018 3
El satélite paz antes de su envío a EEUU | Foto: Hisdesat

El PAZ cuenta con algoritmos programados que ayudarán en aplicaciones relacionadas con la Defensa y seguridad o con tareas civiles de vigilancia. El satélite será operado durante un mes desde Alemania y posteriormente desde la Base del INTA en Torrejón de Ardoz, perteneciente al Ministerio de Defensa. El PAZ, de 1400 Kilogramos de peso y 5 metros de largo, tiene una vida útil de aproximadamente cinco años y medio prorrogable a siete.

Este satélite se desplazará a una velocidad de siete kilómetros por segundo y dará 15 vueltas a la Tierra en 24 horas; en cada órbita empleará una hora y media y necesitará de siete minutos para ejecutar una orden.

TESS (NASA) – Marzo

La NASA y SpaceX volverán a trabajar conjuntamente en marzo de 2018, cuando el satélite TESS (Transiting Exoplanet Survey Satellite) despegará a bordo de un Falcon 9. El objetivo de esta misión es descubrir nuevos mundos que se localicen fuera del sistema solar, denominados exoplanetas.

Los científicos de TESS esperan que la misión catalogará más de 2.000 candidatos planetarios y aumentará enormemente el número actual de exoplanetas conocidos. De estos, se espera que aproximadamente 300 sean exoplanetas del tamaño de la Tierra y super-Tierras.

El lanzamiento del TESS se llevará a cabo el 20 de marzo desde Cabo Cañaveral, Florida, EEUU.

Las 10 extraordinarias misiones espaciales que te esperan este 2018
El satélite ‘cazaplanetas’ TESS. | Foto: NASA

Google Lunar X Prize – Marzo

La competición espacial organizada por la Fundación X Prize, y patrocinada por Google, comenzó en 2017 y la fecha límite para ganar el premio es el 31 de marzo de 2018.  Google Lunar X Prize otorgará 20 millones de dólares (unos 17 millones de euros) al primer equipo que consiga hacer aterrizar un vehículo en la Luna, recorrer 500 metros y transmitir vídeos y fotos a la Tierra.

Los cinco equipos finalistas son: el japonés Hakuto, el indio IndoTeam, el Moon Express de EEUU, el Team Space IL de Israel y el equipo internacional Synergy Moon.

Además de los 20 millones de dólares que recibirá el ganador, se otorgarán otros cinco millones al segundo clasificado y cinco millones más en premios adicionales hasta un total de 30 millones de dólares (unos 25 millones de euros).

Con esta competición,  2018 podría ser el año con más actividad en el satélite en la historia de la exploración espacial.

Aeolus (ESA) – Mayo

Aeolus es la primera misión espacial en adquirir perfiles del viento a escala global. Estas observaciones casi en tiempo real mejorarán la precisión de la predicción meteorológica y climática numérica y avanzarán nuestra comprensión de la dinámica y los procesos tropicales relevantes para la variabilidad climática.

Aeolus lleva uno de los instrumentos más sofisticados jamás puestos en órbita: la sonda Aladin, que incluye dos potentes láseres, un gran telescopio y receptores muy sensibles.

Las 10 extraordinarias misiones espaciales que te esperan este 2018 1
Simulación del satélite Aeolus de la Agencia Espacial Europea. | Foto: ESA

El láser genera luz ultravioleta que se proyecta a la atmósfera para obtener un perfil de los vientos de nuestro planeta: un método completamente nuevo de medir el viento desde el espacio. Además de avanzar en la ciencia, Aeolus desempeñará un papel importante en la mejora de las predicciones meteorológicas.

El lanzamiento se realizará el 1 de mayo desde el puerto espacial de Kourou, en la Guayana Francesa.

Insight (NASA) – Mayo

El 5 de mayo de 2018, la agencia espacial norteamericana enviará al espacio la misión Insight (Interior Exploration using Seismic Investigations, Geodesy and Heat Transport), que alcanzará el próximo 26 de noviembre el planeta rojo, donde permanecerá durante 728 días. Se trata de la primera misión enfocada en examinar el interior profundo de Marte, con el objetivo de comprender mejor los mundos rocosos del sistema solar. La sonda tiene previsto aterrizar a finales de noviembre.

El lanzamiento de la sonda marciana de la NASA InSight, el 5 de mayo, se realizará desde la Base de la Fuerza Aérea Vandenberg, California, EEUU. Es la primera vez que se manda una sonda a Marte desde Vandenberg.

Parker Solar Probe (NASA) – Julio-Agosto

La NASA lanzará una de sus misiones más peligrosas entre julio y agosto de 2018. La sonda Parker Solar Probe se situará a solo 6,4 millones de kilómetros de la superficie del Sol, soportando dosis de radiación y temperaturas muy elevadas (de más de 1.370ºC), nunca vistas anteriormente.

El objetivo de la misión es estudiar el origen del viento solar y de las tormentas que pueden afectar a la Tierra, además de analizar por qué la corona del Sol está mucho más caliente que la fotosfera. Parker Solar Probe usará la gravedad de Venus durante siete sobrevuelos durante casi siete años para acercar gradualmente su órbita al Sol.

Las X extraordinarias misiones espaciales que te esperan este 2018 1
Simulación de la sonda en su llegada al Sol | Foto: NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory

BepiColombo (ESA) – Octubre

La Agencia Espacial Europea (ESA) y su homóloga nipona (JAXA) enviarán al espacio su primera misión a Mercurio en octubre de 2018. Las dos sondas forman parte del programa BepiColombo, que tendrá el objetivo de estudiar el planeta más pequeño y menos estudiado del sistema solar.

Las 10 extraordinarias misiones espaciales que te esperan este 2018 2
Ilustración de la BepiColombo durante un sobrevuelo de Venus. | Foto: Airbus Defence and Space

La sonda viajará por el espacio durante más de siete años antes de alcanzar Mercurio. Cuando llegue, se separará en dos partes. La primera es la sonda Mercury Planetary Orbiter (MPO), que estudiará la superficie del planeta y utilizará instrumentos de alta tecnología para investigar el interior de Mercurio. La segunda, Mercury Magnetospheric Orbiter (MMO), perteneciente a la JAXA, estudiará el campo magnético de Mercurio.

La misión debe su nombre a Giuseppe (apodado familiarmente como Bepi) Colombo, un científico que estudió la órbita de Mercurio y contribuyó decisivamente a desarrollar la tecnología para realizar viajes interplanetarios.

El lanzamiento se realizará el 5 de octubre desde el puerto espacial de Kourou, en la Guayana Francesa.

Cheops – Finales de año

Además del instrumento TESS de la NASA, la Agencia Espacial Europea quiere lanzar la misión Cheops a finales de 2018. Este proyecto tendrá como objetivo descubrir nuevos exoplanetas. La misión, una colaboración entre la ESA y Suiza, tiene como objetivo estudiar los planetas extrasolares de menores dimensiones, los que se sitúan entre el radio de la Tierra y el de Neptuno.

Para llevar a cabo su misión, la sonda utilizará una técnica llamada fotometría de tránsito: “Cheops monitorizará la luz óptica e infrarroja de estrellas individuales y medirá con precisión el descenso en la señal durante el tránsito de un planeta, al atravesar por delante de la estrella, utilizando un fotómetro de ultra alta precisión”, explica  Kate Isaak, científica de proyecto de CHEOPS.

Las 10 extraordinarias misiones espaciales que te esperan este 2018 3
Cheops entrando a la cámara acústica. | Foto: ESA-C. Carreau

Otras misiones sin fecha: transporte de ‘turistas espaciales’

La apuesta espacial más fuerte de 2018 es la de la empresa SpaceX, que planea llevar este año dos turistas a un viaje alrededor de la Luna. En abril realizará una misión robótica no tripulada hasta la Estación Espacial y en agosto la primera misión tripulada. En esta carrera entre empresas privadas  también está Boeing, con un vuelo tripulado previsto para noviembre. Ambas compañías tienen un contrato firmado con la Nasa.

Por su parte, el dueño de Virgin Galactic, Richard Branson, ha confirmado sus planes de enviar pasajeros al espacio en 2018 con su nave SpaceShipTwo. Ya son 500 clientes potenciales los que han reservado un lugar en uno de sus viajes a un coste de 250.000 dólares estadounidenses cada uno. Branson también ha invitado al profesor Stephen Hawking a ir al espacio a bordo de un vuelo de Virgin Galactic. El físico y cosmólogo, de 75 años, ha aceptado.

Asimismo, Blue Origin, la empresa de vuelos espaciales privados del multimillonario Jeff Bezos, prevé llevar a cabo su primer viaje tripulado en 2018 con su nave New Shepard. Bezos, fundador de Amazon, espera construir seis vehículos New Shepard, diseñados para volar de forma autónoma con seis pasajeros a más de 100 kilómetros por encima de la Tierra.

Continúa leyendo: Un año de portadas: Donald Trump, el presidente más ridiculizado de la Historia

Un año de portadas: Donald Trump, el presidente más ridiculizado de la Historia

Cecilia de la Serna

Foto: Der Spiegel

Donald Trump cumple ahora su primer año de mandato. El magnate, que atrajo una gran atención hacia sí mismo tanto durante la campaña de los republicanos como durante la presidencial norteamericana, seguirá previsiblemente tres años más en la Casa Blanca (a falta de un impeachment inmediato a la vista).

El primero de sus ejercicios en el poder ha estado marcado por no pocas controversias: su veto a la entrada de ciudadanos de países de mayoría musulmana, sus comentarios racistas, la relación de su entorno más próximo con agentes rusos o la construcción de un muro con México que por ahora parece más obra de su imaginación que de la realidad.

Una de esas polémicas que ha planeado constantemente sobre Trump y su propio ego ha sido la relación con la prensa, a la que ha acusado constantemente de verter noticias falsas sobre él cada vez que había un tema de actualidad que podía afectarle. La expresión “fake news” ha servido como una especie de escudo, transmitiendo un mensaje que sin duda ha calado sobre sus seguidores y provocando un descrédito desmesurado de la prensa.

Esa prensa a la que él ha acusado de mentirosa ha publicado numerosas portadas, algunas auténticas obras maestras de la ilustración y el humor, que lo han convertido no sólo en el presidente más controvertido sino también en el más ridiculizado que se recuerde. A continuación, un repaso de esas portadas, tanto de medios serios como de publicaciones satíricas, de uno y otro lado del charco.

La revista New Yorker

Desde la polémica por las largas estancias del presidente Trump en sus complejos de golf, al apoyo por parte de grupos de supremacía blanca o el pozo en el que para muchos está el mandatario a estas alturas, las célebres ilustraciones de portada de la prestigiosa revista New Yorker han mostrado a un Donald Trump poco adecuado para el cargo que ostenta.

Imagen: The New Yorker

Imagen: The New Yorker

Imagen: The New Yorker

La revista Time

La famosa publicación Time ha sido una de las más incisivas a la hora de retratar a Donald Trump en su portada. Las dos imágenes que hemos seleccionado son muy violentas, y muestran ese odio y esa furia que lo caracterizan.

Imagen: Time

Imagen: Time

La revista The Week

Con ocasión del lanzamiento de Fire and Fury del periodista Michael Wolff, la publicación The Week divulgó esta portada en la que mostraban al Trump que ama la comida rápida totalmente furioso por lo que el libro cuenta.

Imagen: The Week

El New York Magazine

Por el mismo sendero caminaba New York Magazine cuando publicó esta portada en la que se representan los malos hábitos alimenticios de Donald Trump y que se ven reflejados en el libro de Wolff.

Imagen: New York Magazine

Der Spiegel

Más allá de las fronteras norteamericanas, una de las publicaciones que ha publicado las portadas más notables durante el primer año de Trump en la Casa Blanca ha sido el alemán Der Spiegel. En ellas ha puesto de relevancia temas como el exacerbado patriotismo del presidente e incluso ha llegado a retratarle como la viva imagen de la involución humana.

Imagen: Der Spiegel

Imagen: Der Spiegel

La revista The Economist

Con sus siempre acertados análisis, The Economist ha dedicado varias portadas al presidente norteamericano. De entre todas destacamos la última, en la que pretenden hacer balance del primer año del presidente en el poder ilustrando a un bebé Trump.

Imagen: The Economist

Bloomberg Businessweek

Las polémicas medidas firmadas durante este año por el mandatario estadounidense inspiraron la portada de Bloomberg Businessweek en la que, en lugar de una orden ejecutiva, podemos leer en un documento firmado por Trump: “insertar orden ejecutiva redactada precipitadamente, jurídicamente dudosa y económicamente desestabilizadora”.

Imagen: Bloomberg Businessweek

La revista elJueves

Para terminar: una publicación española. Los chicos de elJueves utilizaron su acertado sentido del humor para alumbrar la boca de Trump con una antorcha sostenida por un miembro del grupo supremacista blanco Ku Klux Klan.

Imagen: elJueves

Un nuevo año comienza para Trump, y para todos aquellos maestros ilustradores a los que les espera mucho trabajo para retratar las facetas de un icono mediático irrepetible.

TOP