Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Las imágenes más influyentes de la Historia que no habrían pasado el escrutinio de Twitter

Cecilia de la Serna

Foto: Eddie Adams
AP

Tras el atentado en las Ramblas de Barcelona el debate sobre la pertinencia de ciertas imágenes en los medios de comunicación volvió a la palestra. Lo ideal sería poder preservar la intimidad de las víctimas y cuidar la sensibilidad de los lectores, pero sin olvidarnos de mostrar sin filtros la realidad. Es una ecuación difícil de resolver, aunque no imposible.

Twitter y otras redes se plagaron de fotos y vídeos de víctimas, muchas de ellas sin pixelar, que hirieron sensibilidades y que valieron la rectificación de más de un gran medio nacional. El debate estaba servido: ¿Qué prima: la intimidad de las víctimas o el derecho a la información? ¿Dónde está el límite?

La prestigiosa revista Time ha publicado una lista de las 100 imágenes más influyentes de todos los tiempos. Lo ha hecho a través de la mirada de expertos en la materia, que han seleccionado minuciosamente cada fotografía por su trascendencia, basándose siempre en criterios muy marcados. Desde Time explican que algunas imágenes están en su lista porque “eran las primeras de su clase, otras porque formaron la manera en que pensamos” o porque “cambiaron la forma en que vivimos”. Muchas de ellas, si fueran publicadas en el año 2017, podrían suscitar debates parecidos en redes al que siguió a la cobertura de los atentados en Cataluña.

Recopilamos a continuación algunas de esas imágenes y las acompañamos del contexto en que fueron tomadas y publicadas:

1. La ejecución de Saigón, 1968 – Eddie Adams

La primera de estas imágenes es la fotografía que encabeza este artículo, tomada por el fotógrafo estadounidense Eddie Adams en 1968. Este fotoperiodista de la agencia Associated Press paseaba por Saigón, la entonces capital de Vietnam del Sur, cuando se topó con la cruda escena que presenta en esta foto. Adams vio al general de brigada Nguyen Ngoc Loan, jefe de la policía nacional, junto a Nguyen Van Lem, el capitán de un escuadrón terrorista que acababa de matar a la familia de uno de los amigos de Loan. El fotógrafo creyó estar ante el interrogatorio de un prisionero, pero lo que sucedió después le sorprendió: el asesinato a sangre fría de un prisionero en plena calle.

La foto se tomó dos días después de que las fuerzas del Ejército Popular de Vietnam y el Viet Cong salieran de la ofensiva de Tet y llegaran a decenas de ciudades de Vietnam del Sur, y valió un premio Pulitzer. Sobre el poder de esta imagen, Adams llegó a afirmar que “las fotografías son el arma más poderosa del mundo”, y algunas como ésta misma ayudaron a convencer a los estadounidenses del absurdo de mantener el conflicto en Vietnam.

2. El hombre que cae, 2001 – Richard Drew

Foto: Richard Drew / AP

Esta es una de las fotos más icónicas del siglo XXI. Retrata un momento clave de nuestra Historia más reciente: los atentados del 11-S en Nueva York. La mayoría de imágenes que se muestran sobre aquellos ataques están protagonizadas por torres y aviones, no por personas. Ésta, sin embargo, toma un cariz más íntimo. Se trata de un hombre cayendo de la Torre Norte tras el ataque, tratando seguramente de no asfixiarse dentro. No fue la única persona que se lanzó al vacío aquel día en aquellas torres, y no se conoce su identidad, aunque se cree que era un empleado del restaurante Windows on the World.

Quien tomó esta fotografía fue Richard Drew, un veterano fotoperiodista de Associated Press. La imagen fue publicada en periódicos de Estados Unidos y del resto del mundo en los días posteriores a los ataques, pero la reacción negativa de los lectores provocó que cayera en el olvido durante muchos años. Es sin duda una imagen difícil de procesar pero que, a fin de cuentas, captura un instante que fue real.

3. Muerte de un miliciano, 1936 – Robert Capa

Foto: Robert Capa

A Robert Capa se le conoce por plasmar muchos y diversos iconos a través del objetivo de su cámara, pero si por uno es célebre en España ese es Muerte de un miliciano, una imagen reconocida a escala global. De hecho, tiene un sitio indiscutible en la lista de las 100 imágenes más influyentes para la revista Time.

Muerte de un miliciano es una de las fotografías más conocidas de la Guerra Civil española. Tomada por el fotógrafo húngaro el 5 de septiembre de 1936 en el término municipal de Espejo, en Córdoba, la imagen muestra la muerte de Federico Borrell García, un miliciano anarquista. La veracidad de la foto ha sido cuestionada, y ha sido objeto de controversia. No obstante, sigue siendo un emblema del gran conflicto bélico español en el siglo XX. Fue publicada por primera vez en el número 447 de la revista Vu el 23 de septiembre de 1936 en un reportaje titulado Comment sont-ils tombés (en francés, “Cómo cayeron”), pero no se hizo mundialmente famosa hasta que apareció en la revista LIFE en un reportaje titulado Death in Spain: the civil war has taken 500.000 lives in one year (en inglés, “Muerte en España: la guerra civil ha segado 500.000 vidas en un año”).

4. Sábado Sangriento, 1937 – H.S. Wong

Foto: HS Wong

La imagen tomada por el fotógrafo chino HS Wong muestra a un bebé llorando dentro de las ruinas bombardeadas de la Estación de Tren Sur de Shanghái, minutos después de un ataque aéreo sobre civiles durante la Batalla de la ciudad china, un conflicto entre Japón y China.

Su autor no dio a conocer jamás la identidad o el sexo del bebé que protagoniza la foto, cuya madre yacía muerta a unos metros. Fue una imagen de notable trascendencia, que generó una gran ola de indignación en occidente por la violencia ejercida por parte de las fuerzas imperiales de Japón en China. Apareció por primera vez en la revista LIFE el 4 de octubre de 1937, fecha en la que se estima que unos 136 millones de personas la habían visto.  Su amplísima difusión revela la fuerza de una imagen para influir en la opinión pública.

5. Pena, 1942 – Dmitri Baltermants

Foto: Dmitri Baltermants

Esta dramática fotografía es obra del fotoperiodista ruso Dmitri Baltermants, que durante muchos años trabajó como fotógrafo oficial del Kremlin soviético. Durante la Segunda Guerra Mundial, cubrió la batalla de Stalingrado, así como las batallas del ejército rojo en Ucrania, Polonia y Alemania. Una de sus imágenes más famosas es la que encabeza estas líneas. En ella se representa una masacre nazi ocurrida en 1942 en Kerch, una aldea situada en Crimea. Podemos ver la pena de las mujeres de la localidad mientras buscan los cuerpos de sus seres queridos.

Las imágenes de asesinatos masivos nazis en suelo soviético eran demasiado gráficas y violentas para los líderes, que se cuidaban mucho de mostrar públicamente el sufrimiento de su pueblo. Al igual que muchas de las fotos Baltermants, Pena fue censurada. No se mostró hasta décadas más tarde, concretamente hasta 1975.

6. Masacre de la Universidad Estatal de Kent, 1970 – John Paul Filo

Foto: John Paul Filo / AP

A principios de la década de los años 70, un suceso violento en la Universidad Estatal de Kent, en el estado de Ohio, conmocionó a la opinión pública norteamericana. El 4 de mayo de 1970, una protesta estudiantil terminó con la muerte de 4 manifestantes a manos de agentes de la Guardia Nacional de Estados Unidos, que habían recibido la orden de contener a los manifestantes. Los estudiantes protestaban por la invasión estadounidense de Camboya en el marco de la guerra de Vietnam y las protestas pacifistas en Estados Unidos.

John Filo, un estudiante y fotoperiodista a tiempo parcial, fue quien capturó este instante lleno de rabia y desolación. La foto de un aficionado llegó a la portada del New York Times y mereció un Pulitzer. Los trágicos sucesos de Kent recibieron respuestas por toda la nación: cientos de universidades, colegios e institutos promovieron una huelga estudiantil, mostrando su solidaridad. El tiroteo duró 13 segundos, pero esta imagen ha terminado pasando a la Historia.

7. El barcos sin sonrisas, 1977 – Eddie Adams

Las imágenes más influyentes de la Historia que no habrían pasado el escrutinio de Twitter 6
Foto: Eddie Adams / AP

Eddie Adams, de quien ya hemos hablado en la primera foto de esta lista, era prolifero a la hora de captar iconos en fotografía. En este caso, la instantánea se fue tomada en un barco. Adams acompañaba a una patrulla marítima de las autoridades tailandesas cuando vio acercarse a un barco repleto de refugiados llegados de Vietnam del Sur que trataban de llegar hasta la costa de Tailandia. Miles de vietnamitas habían huido del país tras la retirada del país de las tropas norteamericanas dos años antes, en 1975, huyendo del comunismo survietnamita.

“Esta es la primera vez en mi vida que nadie sonrió, ni siquiera los niños”, llegó a decir el fotógrafo tiempo después de publicarse la foto. La imagen tuvo tal repercusión que el Congreso norteamericano finalmente abrió las puertas a unos 200.000 survietnamitas asilados, que entraron en Estados Unidos entre 1978 y 1981.

8. El buitre, 1993 – Kevin Carter

Las imágenes más influyentes de la Historia que no habrían pasado el escrutinio de Twitter 7
Foto: Kevin Carter

En 1993, el fotógrafo sudafricano Kevin Cater decidió, tras cubrir los sucesos más violentos del Apartheid en su país de origen, viajar hasta Sudán. Su intención era mostrar al mundo la grave hambruna que azotaba en el territorio centroafricano. Agotado tras pasar el día tomando fotografías en la aldea de Ayod, se dirigió hacia el bosque para descansar. Allí escuchó unos gemidos, a los que decidió acercarse y fue cuando se topó con la impactante escena que muestra su fotografía: un niño escuálido, aturdido y que se había derrumbado de camino a un centro de alimentación. Cuando tomó la imagen del niño, un buitre aterrizó cerca. Carter había sido advertido de no tocar a las víctimas en el desarrollo de su labor, por lo que en vez de ayudar, pasó 20 minutos aguardando con la esperanza de que el ave, que estaba al acecho, abriera sus alas y echara a volar. No lo hizo, por lo que la ahuyentó y observó finalmente cómo el niño continuaba su camino hacia el centro.

Esta imagen copó la portada de varios periódicos, incluido el New York Times, y marcó profundamente a su autor, que se suicidó un año después. Su carta de suicidio decía “estoy atormentado por los recuerdos vívidos de matanzas y cadáveres y la ira y el dolor”.

9. Bosnia, 1992 – Ron Haviv

Las imágenes más influyentes de la Historia que no habrían pasado el escrutinio de Twitter 8
Foto: Ron Haviv

La guerra en Bosnia aún no había comenzado cuando el estadounidense Ron Haviv hizo esta foto de un serbio pateando a una mujer musulmana que había sido fusilada por las fuerzas serbias. Haviv, que es conocido por su amplia cobertura de los conflictos yugoslavos, viajó hasta Bosnia para documentar la guerra que estaba a punto de estallar, y se centró en aquel momento en la práctica de la limpieza étnica realizada por los Tigres de Arkan, una brutal milicia nacionalista que le había advertido de que no fotografiara ningún asesinato. Haciendo caso omiso, y arriesgándose a ser descubierto, decidió capturar el instante en que un miliciano pateaba a una mujer muerta.

La revista Time publicó la foto una semana después del suceso, y la imagen, repleta de odio, provocó un amplio debate sobre la respuesta internacional al empeoramiento del conflicto en Bosnia, y evidenció la limpieza étnica realizada por esta milicia nacionalista.

10. El terror de la guerra, 1972 – Nick Ut

Las imágenes más influyentes de la Historia que no habrían pasado el escrutinio de Twitter 9
Foto: Nick Ut / AP

La última de esta lista de imágenes influyentes es, muy seguramente, la más icónica de todas. El terror de la guerra supuso un auténtico revuelo mediático tras su publicación, fue la revelación al mundo de la crudeza de una guerra que ya duraba más de 15 años y que había provocado una ola de indignación y de protestas antibélicas en muchos países de occidente, especialmente en uno de los beligerantes del conflicto, Estados Unidos.

El 8 de junio de 1972, el fotógrafo de Associated Press Nick Ut estaba en las afueras de Trang Bang, una localidad situada a unos 50 kilómetros al noreste de Saigón, cuando la Fuerza Aérea de Vietnam del Sur lanzó una carga de napalm sobre el pueblo. Ut comenzó a tomar fotografías, en mitad del caos, de todo lo que tenía ante sus ojos y capturó el horror de unos niños gritando y corriendo por una carretera secundaria. En el centro de la imagen, Kim Phuc, la niña del napalm, una pequeña de 9 años desnuda con gesto de pánico a la que salvó la vida el propio Ut al trasladarla a un hospital. Allí, le pidió a los médicos que la atendieran y se aseguró de que no la olvidaran.

Tras ayudar a la pequeña, envió su instantánea a Associated Press, donde tras un largo debate deontológico -entre otras cosas porque la imagen mostraba a una menor desnuda- decidieron publicar la foto, que le valió a Nick Ut el Pulitzer. La imagen se convirtió rápidamente en un icono cultural y su crudeza convenció aún a más gente de que el conflicto de Vietnam se estaba alargando demasiado.

Después de todo, la historia tuvo un final feliz, o algo parecido. Tras terminar la Guerra de Vietnam, Kim Phuc fue utilizada por el Gobierno comunista del país para realizar diversas campañas de propaganda hasta que logró que le permitieran ir a estudiar a Cuba, donde conoció a su marido. En 1992, cuando regresaba de su luna de miel de Moscú a La Habana, aprovechó una escala en Canadá para pedir allí asilo político. Desde hace 20 años es embajadora de Buena Voluntad de la UNESCO.

Continúa leyendo: Atentados en Cataluña: cronología de una masacre

Atentados en Cataluña: cronología de una masacre

Bea Guillén Torres

Foto: SUSANA VERA
Reuters

Los atentados de Barcelona y Cambrils han sido el primer ataque yihadista que sufre España después del 11-M en 2004. Dejaron al menos 15 muertos y más de 120 heridos. La célula terrorista, formada por 12 integrantes, llevaba meses preparando el atentado. Esta es la cronología de esos últimos días.

Martes y miércoles, 1 y 2 de agosto

Los terroristas compran “500 litros de acetona y el material necesario para la confección de artefactos explosivos”, según consta en el auto de detención.

Sábado, 12 de agosto

El Audi A3, que posteriormente los terroristas utilizaron para atacar en Cambrils, fue detectado por un radar en Essonne, en la región de París, con cuatro personas a bordo. Lo confirmó diez días después el ministro de Interior de Francia, Gerard Collomb, en una entrevista con la cadena francesa BMFTV. “Fue un viaje de ida y vuelta extremadamente rápido“, dijo Collomb. Habían llegado la noche anterior. Todavía no se conoce con que propósito hicieron el viaje.

Domingo, 13 de agosto.

Driss Oukabir llega al aeropuerto del Prat de Barcelona procedente de Marruecos.

Miércoles, 16 de agosto

20:25. En Sant Carles de la Rápita (Tarragona), los terroristas compran: “15 fundas de almohada y bridas para, muy probablemente, contener los artefactos explosivos en su interior y listos para ser utilizados”.

23:30. Explota accidentalmente un edificio situado en la urbanización Montecarlo en Alcanar (Tarragona) por una “acumulación de gas”. Los Mossos valoran en un primer momento que fuera un laboratorio de drogas, debido a la presencia de algunas bombonas de butano y de material utilizado habitualmente para tráfico de estupefacientes. En el primer balance se habla de un muerto y seis heridos. La nube que formó la explosión era visible a kilómetros de distancia.

Atentados en Cataluña: cronología de una masacre
La vivienda en la que los terroristas prepararon los atentados. | Foto: Heino Kalis/Reuters

La investigación posterior permite aclarar que en el inmueble había “120 bombonas de butano, productos como acetona, agua oxigenada, bicarbonato, gran cantidad de clavos para ser utilizados como metralla y pulsadores para iniciar la explosión“, según consta en el auto de detenidos de la Audiencia Nacional. Todo esto “deja patente que en aquel lugar se estaban confeccionando artefactos explosivos con la finalidad de cometer una acción terrorista de gran envergadura“. “Se estaba intentando fabricar peróxido de acetona, también conocido como TATP, utilizado habitualmente por la organización terrorista Daesh en sus acciones terroristas, como los atentados de París y Bruselas”.

En esta explosión mueren dos de los integrantes de la célula terrorista: Youssef Aalla y Abdelbaki Es Satty. Este último era el imán de Ripoll al que la investigación señala como el principal culpable de la radicalización del resto de los jóvenes. A su nombre se encuentran billetes de avión con destino a Bruselas y una hoja manuscrita en árabe en la que consta su nombre y el siguiente texto: “En nombre de Ala, El Misericordioso, El Compasivo. Breve carta de los Soldados del Estados Islámico en la tierra del Ándalus para los cruzados, los odiosos, los pecadores, los injustos, los corruptores“.

Atentados en Cataluña: cronología de una masacre 1
La mezquita de Ripoll de la que era imán Abdelbaki Es Satty. | Foto: Susana Vera/Reuters

En la explosión también resulta herido Mohamed Houli Chemlal. Es trasladado al hospital de Tortosa (Tarragona).

Jueves, 17 de agosto

12:58. Mohamed Hichamy, de 24 años, alquila en Parets del Vallés (Barcelona) dos furgonetas Renault modelo Kangoo.

15:25. Una de estas furgonetas sufre un accidente en la autopista AP-7 a la altura de Cambrils (Tarragona). Su conductor, Mohamed Hichamyy, abandona el vehículo. Cuando el ocupante del otro coche avisa de llamar a la policía para reportar el accidente, Hichamy salta la valla de la autopista y se va por un camino.

16:30. Una furgoneta Fiat ocupa el carril central de La Rambla de Barcelona. El vehículo inicia su recorrido en la plaza de Catalunya y avanza 700 metros, hasta estrellarse a la altura del mercado de la Boquería. El automóvil invade la parte peatonal a gran velocidad y “haciendo zig-zag con la finalidad de causar el mayor número de víctimas”, según el auto de detención. Atropella a decenas de personas.

17:10. Los Mossos confirman el atropello masivo. El pánico se desata en el centro de Barcelona.

17:26. Las fuerzas de seguridad piden a los ciudadanos evitar la zona de La Rambla. A los que ya se encuentren en Plaza Cataluña, les recomiendan quedarse refugiadas hasta nuevo aviso de la policía. Se cierran las estaciones de metro y cercanías: Paralelo, Drassanes, Liceu, Catalunya y Paseo de Gràcia.

Mientras, el conductor de la furgoneta, que hoy ya sabemos que fue Younes Abouyaaqoub, de 22 años, huye de la zona a través del mercado de La Boquería. “Se desconoce si portaba algún arma, instrumento o artefacto que hubiera podido causar más víctimas”, señala el auto. “Andando y corriendo” atraviesa la zona vieja de Barcelona hasta llegar a Zona Universitaria, evitando los controles de la policía.

18:10. La policía anuncia que están buscando al autor del atropello. En ese momento, Abouyaaqoub entra en el parking de Zona Universitaria, ya muy lejos del lugar del atentado. Allí se encuentra estacionado con su coche Pau Pérez, un joven de 34 años. Lo asalta y lo apuñala. Coloca el cuerpo del catalán en los asientos traseros de su Ford Focus y emprende la huida.

18:15. Los Mossos confirman el atentado terrorista.

18:50. Los Mossos localizan una furgoneta de similares características a la de los ataques vacía en Vic.

18:57. Se instala el dispositivo que cierra la ciudad.

19:20. Se detiene en el hospital de Tortosa a Mohamed Houli Chemlal que estaba ingresado desde la explosión de Alcanar.

19:24. Abouyaaqoub trata de salir de la ciudad y se salta con un control policial de los Mossos en la avenida Diagonal. Hiere a una de las agentes. Estrella el vehículo tres kilómetros más adelante, frente a la Torre Walden de Sant Just de Desvern. Un testigo le observa huir del vehículo.

20:20. El ministro de Interior Joaquim Forn confirma la muerte de 13 personas. Todavía no se conocía el asesinato de Pau Pérez a manos de Younes Abouyaaqoub. El número de heridos real llegó al centenar.

21:26. Cinco individuos compran cuatro cuchillos y un hacha en un comercio de la población de Cambrils (Tarragona).

21:40. Los Mossos confirman dos detenidos, el otro de ellos es Driss Oukabir.

Viernes, 18 de agosto

Noche. Los Mossos comienzan los registros en las viviendas de Ripoll de los individuos cuyos pasaportes y documentación se encontraron en la casa de Alcanar y en las tres furgonetas encontradas.

01:00. Un Audi A3 con Moussa Oukabir, Said Aalla, El Hussain Abouyaaqoub, Mohamed y Omar Hichamy a bordo comienza a atropellar a los peatones que caminaban por el paseo Marítimo de Cambrils (Tarragona). Colisionan el vehículo contra un control policial de los Mossos d’Esquadra. El coche vuelca y de él salen los cinco ocupantes armados con un hacha y cuchillos de grandes dimensiones. “Llevaban adosados a su cuerpo una serie de elementos que, por su apariencia, parecían cinturones o chalecos explosivos, que luego se demostró que eran falsos”, consta en el auto de detención.

Cuatro de los terroristas se fueron con los cuchillos en dirección sur y uno al norte. Hirieron a seis heridos y mataron a una mujer, antes de ser abatidos por los Mossos d’Esquadra.

13:42. Se detiene en Ripoll al último de los terroristas.  Se sumaron a la lista Salh El Karib, el gerente de un locutorio de la localidad catalana que compró los billetes de avión a Driss Oukabir para ir a Marruecos, puesto que Oukabir no tenía la tarjeta para pagar los vuelos por Internet; y Mohamed Aallaa, hermano del terrorista que murió en la explosión de Alcanar.

17:21. Los Mossos trasladan a la comisaría de Tortosa a Mohamed Houli que estaba hasta ese momento detenido en el hospital de esa misma localidad.

Sábado, 19 de agosto

Mañana. El ISIS asume la autoría de los atentados de Cambrils y Barcelona.

El ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, da por desarticulada la célula terrorista. Sin embargo, los Mossos niegan que esté neutralizada, puesto que queda uno de los integrantes, el conductor de la furgoneta por detener. Se mantiene el nivel 4 de alerta antiterrorista en España.

Domingo, 20 de agosto

Sigue la búsqueda del terrorista fugado.

Lunes, 21 de agosto

09:20. Las últimas dudas comienzan a disiparse. Los Mossos confirman que han identificado al conductor de la furgoneta y los restos del imán en la explosión de Alcanar.

13:16. Las fotografías de Younes Abouyaaqoub recorren la red. Todas las fuerzas de seguridad comparten su complexión y vestimenta. Avisas: podría ir armado y ser peligroso. El mensaje se difunde en todos los idiomas con un número de teléfono vinculado.

16:10. Los Mossos avisan de un incidente en Subirats, una localidad a 50 kilómetros de la capital. Habían recibido el aviso de una vecina que había visto a un individuo con las características de Younes Abouyaaqoub.

17:05. Los Mossos abaten a Younes Abouyaaqoub, el autor material de la matanza de Barcelona. Confirman su identidad una hora después. 

A última hora de la tarde del lunes, la policía catalana confirma la neutralización de todos los miembros de la célula terrorista: ocho están muertos (dos en la explosión de Alcanar, cinco en el operativo de Cambrils y, el último, Abouyaaqoub) y cuatro están detenidos. Sin embargo, advierten, la investigación no ha terminado.

Martes, 22 de agosto

Los cuatro detenidos llegan a la Audiencia Nacional de Madrid para prestar declaración. Se trata de Mohamed Houli, Driss Oukabir, Mohammed Aallaa y Salh El Karib. En su declaración, Houli ha admitido ante el juez Fernando Andreu que preparaban un atentado mayor, con explosivos. Todos ellos son imputados por “pertenencia a una organización terrorista, asesinatos terroristas y posesión de explosivos”. Houli y Oukabir son trasladados a prisión. El juez Andreu pide 72 horas más de detención paraEl Karib y deja en libertad provisional a Aalla.

Atentados en Cataluña: cronología de una radicalización 1
Mohamed Houli, Driss Oukabir, Mohammed Aallaa y Salh El Karib, de izquierda a derecha. | Foto: AP

Jueves, 24 de agosto

Los Mossos identifican al segundo fallecido en la explosión de Alcanar.

Continúa leyendo: Bruce Davidson: la mirada humanista

Bruce Davidson: la mirada humanista

Raquel Céspedes Guirao

Para Bruce Davidson una fotografía no era una imagen fija enmarcada en el instante que fue captada. Sus fotografías eran engranajes de una historia, elementos indivisibles para entender el relato que pretendía dar a conocer.

Bruce Davidson (1933, Chicago) se considera a sí mismo un fotógrafo humanista, es decir, su obra se entiende como confluencia entre el mundo y el fotógrafo, y revela su percepción de lo que le rodea, su voluntad y su sistema de valores. Gran parte de su obra se centra en entornos marginales, perdedores, gente que no había tenido visibilidad en el mundo de la fotografía. Ese entorno, a priori adverso, es capaz de despojarse de toda hostilidad para mostrarse sin reservas frente al objetivo de Davidson, que no invade, sino que dispara a discreción. Lo que caracteriza a su diversa obra es el compromiso ético con los entornos en los que trabaja, lo que le lleva a convivir durante meses, e incluso años, con las comunidades marginales hasta llegar a establecer ese clima de confianza que le permite fotografiar ambientes a los que nunca antes un fotógrafo había podido acceder. De ahí que su trabajo sea indivisible. De ahí que las fotografías de Davidson signifiquen más cuando se agrupan y se observa la serie fotográfica.

bruce_davison_further_central_park
Central Park, Nueva York, 1992-1995.

Todo comenzó en 1943, cuando se monta a los 10 años de edad su propio cuarto en el armario del sótano. Con su primera cámara Falcon 127, regalada por su padre, y un par de carretes empezó a retratar Oak Park, su barrio en el oeste de Chicago, con la visión personal que ha marcado toda su obra. Ese estilo único, unido a su interés por las luchas y los éxitos de las personas a las que fotografía, hacen que su obra ofrezca una perspectiva singular de la evolución de la sociedad del siglo XX, en particular en Estados Unidos.

Para concebir en su totalidad la obra de Bruce Davidson hasta enero de 2017 la Fundación MAPFRE acoge en su sala de Madrid (Paseo de Recoletos, 23) la mayor retrospectiva en España del fotógrafo estadounidense. Organizada con la colaboración de Magnum Photos, agencia de la cual fue miembro, la retrospectiva plantea un recorrido por la larga trayectoria del artista mostrando al visitante algunas de sus series más célebres, como Brooklyn Gang, East 100th Street o Time of Change: Civil Rights Movement; junto a sus últimos trabajos, Nature of Paris y Nature of Los Ángeles.

En concreto, la muestra se adentra en 12 series, que recogen gran parte del viaje vital de Bruce Davidson: desde las tensiones sociales en Inglaterra a los mineros de Gales, de las bandas callejeras de Brooklyn a la lucha de los derechos humanos en Estados Unidos o la dureza de la vida en Harlem. Hasta llegar a las dos últimas décadas de su carrera donde el fotógrafo se ha centrado en la naturaleza.

Intimista y nada sensacionalista

La primera parada de la exposición se detiene en 1955 con la serie Los Wall, dos ancianos (John y Kate) a los que conoció en Arizona, donde hacía el servicio militar. El matrimonio le brindó su casa durante los fines de semana de permiso. Este trabajo destaca por el delicado acercamiento a los planos más íntimos del matrimonio. El espectador puede observar la unión del paso del tiempo narrada a través de sus momentos más cotidianos.

bruce_davison_loswall
John y Kate Wall, Patagonia, Arizona, 1955.

Esa cotidianidad narrativa también define su siguiente obra, La viuda de Montmartre (1956). Un año más tarde de los Wall, Davidson fue destinado a un campamento militar aliado cercano a París, donde conoció a Madame Margaret Fauché, viuda de un pintor impresionista de segunda fila. La retrató durante meses rodeada de los cuadros de su marido, en una especie de impasse para envolver el presente de pasado y recuerdos.

bruce_davison_paris
La viuda de Montmartre, París, 1956.

Ya como profesional, recién incorporado a la agencia Magnum, Bruce Davidson realizó una de sus principales series: El enano (1958). El protagonista de esta serie es Jimmy Armstrong, un enano que trabajaba como payaso en el Circo Clyde Beatty, uno de los más importantes de Estados Unidos. No se trata de un trabajo para mostrar la espectacularidad del mundo circense, sino que retrata todo lo que no se ve tras las carpas, las luces, el maquillaje y los focos.

elenano-bruce-davison
Jimmy Armstrong, Palisades, Nueva Jersey, 1958.

Una mirada sin prejuicios

Una de sus primeras series con un alto contenido social fue la de Bandas de Brooklyn, de 1959. Davidson logró ganarse la confianza de unas peligrosas pandillas callejeras, con las que convivió y a las que retrató con una mirada sin prejuicios que logró como resultado escenas repletas de naturalidad. Una de las imágenes sirvió para ilustrar el disco de Together through life, de Bob Dylan, publicado en 2009.

brooklyn-gang-bruce-davison
Brooklyn, Nueva York, 1959.

Manteniendo el espíritu intimista con la pretensión de visibilizar a los invisibles de una sociedad tan diversa como la norteamericana, surge una de sus series más conocidas: Calle 100 este (1966-1968). En este proyecto se adentra en los suburbios de Harlem, un barrio que se convirtió en un gueto de negros e hispanos donde consiguió adentrarse hasta lo más íntimo. Las imágenes no apelan a la sensibilidad del espectador, sino más bien a su conciencia. Las imágenes no muestran pena y marginalidad con una intención sensacionalista. Los retratos proyectan la mirada desafiante y contundente de sus protagonistas, como queriendo decir “aquí estoy y estoy orgulloso de quién soy”.

calle100Harlem-bruce-davison
Calle 100 Este, Harlem, Nueva York, 1966-1968.

También inmortalizó un momento clave en la historia social de Estados Unidos, como fueron los ‘Viajes a la libertad’ de Alabama a Missippi, una iniciativa de jóvenes activistas multirraciales que luchaban contra la segregación racial. Un viaje vitalista e histórico que fue recogido en su serie Tiempo de cambio (1961-1965).

En la exposición también se encuentra su trabajo en España. En los 60 estuvo en Málaga y Almería para cubrir el rodaje de Mando perdido, la película bélica protagonizada por Anthony Quinn y Alain Delon. Su mirada humanista le hizo alejarse del rodaje para retratar a los habitantes de La Chanca, una zona marginal de Almería.

Almería, España, 1965.

Sin duda, una de las ciudades más exploradas por Davidson fue Nueva York, a la que dedica series sobre el Metro, Central Park o la cafetería Garden, donde conoció a un grupo de judíos, supervivientes del Holocausto, que le contaban sus terribles historias.

La naturaleza suple a la persona

Ya en sus últimos trabajos obvia a la persona para centrarse en el entorno. Entre 1992 y 1995, se enfoca en Central Park en un momento de tremenda evolución, que pasó de ser un lugar peligroso a convertirse en un apacible pulmón verde en mitad de Manhattan.

bruce_davison_further_naturaleza_los_angeles
Trasera del cartel de Hollywood, Los Ángeles, 2008‑2013.

La exposición se cierra con dos de sus últimos trabajos, centrados en la naturaleza de dos ciudades: París (Nature of Paris) y Los Ángeles (Nature of Los Ángeles). Una serie que refleja como lo natural se amolda a la urbe de estas dos grandes ciudades.

Continúa leyendo: El Aylan español que ha pasado desapercibido

El Aylan español que ha pasado desapercibido

María Hernández

Creen que se llama Samuel y que venía con su madre desde el Congo, huyendo de los horrores del conflicto armado que sufre el país africano. Su historia se parece a la de Aylan Kurdi, el niño sirio de tres años que murió ahogado en septiembre de 2015. La diferencia entre estos dos casos es que la imagen de Aylan, tendido en la playa con su camiseta roja y el pantalón azul mientras las olas acariciaban su pequeño cuerpo inerte, protagonizó las portadas de medio mundo, removiendo las conciencias de los políticos y poniendo de manifiesto las peligrosas condiciones a los que los refugiados se enfrentan al huir de las guerras en sus países de origen, y con el caso de Samuel ha ocurrido todo lo contrario. Su cuerpo en una playa del sur de España no ha sido fotografiado. Apenas se habla de él.
Activistas y organizaciones defensoras de los derechos humanos han denunciado las políticas de seguridad que la Unión Europea impone en las fronteras y aseguran que hay muchos más casos como el de Aylan. Además, acusan a las autoridades de intentar ocultar el caso de este niño congoleño, cuya identidad aún no ha podido ser confirmada por las autoridades. Algunas asociaciones, como Andalucía Acoge, están llevando a cabo tareas de identificación para intentar contactar con los familiares.

Aylan Kurdi, un niño sirio de tres años, fue encontrado muerto en 2015. (Foto: Nilufer Demir/AP)
Aylan Kurdi, un niño sirio de tres años, fue encontrado muerto en 2015. (Foto: Nilufer Demir/AP)

Muestras de solidaridad escondidas

Otra organización, la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), llevó a cabo el 31 de enero una concentración en la playa de Barbate (Cádiz), lugar donde apareció el cuerpo del niño, para mostrar su repulsa hacia las numerosas muertes que ocurren en nuestras fronteras. Sin embargo, la manifestación no tuvo toda la repercusión que ellos hubieran querido. Y es que es más fácil encontrar información sobre ella en los medios internacionales que en la propia prensa española. No se habló de ella cuando se convocó, pero tampoco cuando tuvo lugar.

“A veces hay que ponerle nombre y apellido a estas víctimas para darnos cuenta de que estamos hablando de vidas humanas”

El alcalde de Barbate, Miguel Molina, ha dicho que “a veces hay que ponerle nombre y apellido a estas víctimas para darnos cuenta de que estamos hablando de vidas humanas. Tenemos que poner fin a esto”. Pueblos como el suyo, y otros de la costa gaditana, viven en “primera línea” el drama de la inmigración. Para acabar con esta situación, el alcalde cree que es realmente necesario construir nuevas políticas internacionales.

Las playas de Barbate viven en primera línea el drama de la inmigración. (Foto: Anton Meres/Reuters)
Las playas de Barbate viven en primera línea el drama de la inmigración. (Foto: Anton Meres/Reuters)

“Hombres y mujeres debemos recordar a nuestros dirigentes la necesidad y obligatoriedad de poner a disposición de quienes más lo necesitan las herramientas oportunas para favorecer la igualdad de oportunidades y el adecuado desarrollo de cada vida”. Así explicaba Miguel Molina la necesidad de estas concentraciones y manifestaciones solidarias, añadiendo que “queremos decir basta a los políticos retrógrados que impiden la libertad de desplazamiento a cualquier país, basta a los políticos retrógrados que impiden el acogimiento de personas en cualquier país, basta a las diferencias de origen, raza, sexo, religión, condición social, basta a la pobreza de unos para proporcionar riquezas a otros, basta, basta, basta”.
Así, el Ayuntamiento de Barbate fue el escenario de una concentración solidaria en la que la población de la localidad se sumó a la lucha contra las condiciones que llevan a la muerte de tantos inmigrantes, que se juegan la vida por el simple hecho de querer una vida mejor. Los vecinos fueron convocados por el propio Consistorio y a ella acudieron también miembros de su gobierno y de la oposición.

Vidas perdidas

El pequeño, al que algunas organizaciones llaman Samuel, fue encontrado sin vida en la playa de Barbate por un viandante, y todo apunta a que viajaba en una de las dos pateras que el pasado día 13 de enero intentaron cruzar el Estrecho desde Tánger. En ellas viajaban 21 personas. Una de las pateras apareció el mismo día, con siete supervivientes y tres fallecidos. La otra, en la que viajaban 11 personas, nunca llegó a aparecer. Samuel y su madre, que también falleció, viajaban en esta patera.

Un grupo de inmigrantes espera a ser rescatado en el Mar Mediterráneo. (Foto: Emilio Morenatti/AP)
Un grupo de inmigrantes espera a ser rescatado en el Mar Mediterráneo. (Foto: Emilio Morenatti/AP)

“No sabemos cuántos Aylans, cuántos Samueles, cuántos hombres y mujeres hay en el fondo del mar sin que su familia sepa nada de ellos. Todos tienen una vida y una historia que Europa no puede ningunear”, lamenta la APDHA. “Están huyendo de guerras, de situaciones de miseria, de hambre, de explotación y Europa sigue cerrada como una fortaleza ante ellos”, afirman.

“No sabemos cuántos Aylans, cuántos Samueles, cuántos hombres y mujeres hay en el fondo del mar sin que su familia sepa nada de ellos”

Como bien dicen, son muchas las personas que pierden la vida al tratar de huir de situaciones extremas, de guerras, del hambre. Concretamente, 246 personas han muerto en lo que llevamos de año en esta situación, según la Organización Internacional de las Migraciones. Estas muertes se suman a las más de 5.000 personas que fallecieron el año pasado en las mismas circunstancias en el Mediterráneo. Por esta razón, la asociación cree que un cambio en las políticas migratorias es muy necesario. “Como se ha demostrado, el enfoque securitario no funciona; es más, es una auténtica aberración. Son necesarias unas nuevas políticas migratorias.”

Un grupo de inmigrantes es rescatado en las aguas del Mediterráneo. (Foto: Emilio Morenatti/AP)
Un grupo de inmigrantes es rescatado en las aguas del Mediterráneo. (Foto: Emilio Morenatti/AP)

También son muchas las personas que luchan para que esto deje de ocurrir, aunque a veces su labor no consiga una gran difusión. Pero cuando el protagonista de uno de estos tristes sucesos es un niño, como Samuel, que tenía entre 5 y 7 años, se disparan todas las alarma y aumentan las voces que se se suman a las críticas contra las políticas fronterizas.
Por tanto, quizá tenga razón el alcalde de Barbate. Quizá, a veces, es necesario poner nombre a estas tragedias humanas para concienciar a la sociedad, para recordarles que las vidas perdidas en nuestras costas pertenecen a seres humanos con historias propias, con ilusiones, con aspiraciones de conseguir lo que muchos de los que viven en el llamado primer mundo dan por hecho: una vida en paz.

Continúa leyendo: La exposición World Press Photo lleva a Barcelona las mejores fotografías del año

La exposición World Press Photo lleva a Barcelona las mejores fotografías del año

Redacción TO

Foto: Burhan Ozbilici
AP Photo

World Press Photo, la exposición de fotoperiodismo más importante del mundo, llega a Barcelona para repetir el éxito del pasado año, cuando congregó a 56.434 personas en cuatro semanas, según la Fundación Photographic Social Vision, que organiza la muestra. En esta ocasión abrirá las puertas el próximo sábado 29 de abril en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona, el CCCB, y no las cerrará hasta el lunes 5 de junio.

El tema principal de la exposición es la crisis migratoria que vive Europa, pero también hay un lugar destacado para los conflictos políticos internacionales, la influencia de la tecnología en el mundo moderno y el impacto del ser humano en el medio ambiente. “Nuestra misión como Fundación es clara y queda reflejada en el lema Ver para entender”, dice Silvia Omedes, directora de Photographic Social Vision, en un comunicado. “A través de proyectos como World Press Photo Barcelona, la fotografía se convierte en herramienta de sensibilización social; por eso hacemos especial hincapié en ampliar la exposición con actividades paralelas y realizar visitas guiadas, para facilitar la comprensión de las imágenes en toda su profundidad y las historias que hay detrás”.

La exposición World Press Photo lleva a Barcelona las mejores fotografías del año 1
Una tortuga atrapada por una red de pesca. | Foto: Francis Pérez/World Press Photo

Entre los fotógrafos destacados se encuentran varios españoles que reivindican la fotografía como forma de denuncia. Francis Pérez ganó el primer premio en la categoría ‘Naturaleza’ con la fotografía Caretta caretta atrapada, donde la protagonista es una tortuga marina atrapada por una red de pesca cerca de la costa tinerfeña. En esta imagen se representa las consecuencias de la pesca indiscriminada, que afecta a cientos de especies de la biosfera.

La exposición World Press Photo lleva a Barcelona las mejores fotografías del año 2
Monarcas en la nieve ilustra la muerte masiva de mariposas en invierno. | Foto: Jaime Rojo/EFE

En la misma sección, logrando el tercer puesto, aparece Monarcas en la nieve, de Jaime Rojo, donde decenas de mariposas muertas se amontonan sobre el hielo del Michoacán, en México, después de una tormenta de viento y nieve. La deforestación en la región elimina el refugio de estos insectos, y con el cambio climático las tempestades cada vez son más violentas. Estos factores se juntaron justo cuando las mariposas se disponían a migrar a Estados Unidos y Canadá.

La exposición World Press Photo lleva a Barcelona las mejores fotografías del año 5
Dos niños lloran la muerte de su madre. | Foto: Santi Palacios/AP Photo

Santi Palacios obtuvo el segundo premio en la categoría ‘Temas de actualidad’ por la fotografía Abandonados, donde se muestra a dos niños, ella de 11 años y él de 10, llorando la muerte de su madre, ahogada en el mar. La imagen se remonta a julio de 2016, después de ser rescatados por el barco de salvamento de una ONG. Los niños habían navegado durante horas en un bote neumático con otros refugiados y fueron rescatados en el Mediterráneo, a unos 23 kilómetros al norte de Libia.

La exposición World Press Photo lleva a Barcelona las mejores fotografías del año 7
Dos mujeres nigerianas que representan la tragedia de los refugiados de todo el mundo | Foto: Daniel Etter/World Press Photo

En la categoría ‘Temas contemporáneos’ destaca el tercer premio de un fotógrafo alemán afincado en Barcelona: Daniel Etter. Su obra La trampa libia para los migrantes refleja a dos refugiadas nigerianas abrazadas y entre lágrimas en un centro de detención para refugiados en Surman, Libia, en agosto de 2016. En este centro se concentran cientos de mujeres que huyen de sus países y que encuentran en este país del Norte de África un infierno en su trayecto hacia Europa. En estos lugares, por ejemplo, ni siquiera se les proporciona agua o comida, teniendo que vivir en circunstancias profundamente precarias.

A la exposición de World Press Photo se suma la difusión de los premios del Concurso Narrativas Digitales y la celebración de actividades paralelas, incluyendo talleres y clases magistrales para profesionales. La selección, tan asombrosa, se ha reducido a 143 fotografías. Sin embargo, se presentan a concurso algo más de 80.000, estando representados 125 países diferentes. Esto convierte a la muestra en la más ambiciosa y completa del mundo.

TOP