Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Las mayores excentricidades del mundo de la robótica (o quizás no)

Redacción TO

Foto: Miso Robotics
Miso Robotics vía Facebook

Detrás de los fogones del restaurante CaliBurguer, en California, hay un nuevo asistente de cocina que funciona con inteligencia artificial. ‘Flippy’ le da la vuelta a las hamburguesas mientras se cocinan y después las sitúa cuidadosamente en los panes. El resto de los ingredientes los completa un cocinero humano, pero todo se andará…

Este robot, desarrollado por Miso Robotics y Cali Group, utiliza cámaras, sensores y un software de aprendizaje profundo. Además de dar la vuelta a las hamburguesas, ‘Flippy’ puede controlar la temperatura y el tiempo de cocción, así que, si todo va como debiera, en esta cadena de comida rápida no te encontrarás con una hamburguesa cruda o demasiado pasada (si esto sucede, desde luego nadie podrá utilizar como excusa lo de “todos somos humanos”).

David Zito, CEO de Miso Robotics, mencionó que “al igual que los vehículos sin conductor, nuestro sistema va aprendiendo de su propia experiencia para mejorar con el tiempo”. De esta forma, el robot podría ayudar en más tareas en el futuro como por ejemplo cortar vegetales o freír pollo.

Una vez que se apruebe el paso de ‘Flippy’ por la cocina de CaliBurger, la compañía planea colocar al robot en más de 50 locales en los próximos dos años, y se supone que su única función será realizar el trabajo repetitivo que puede frustrar a los humanos. No es difícil que alguien se asuste al pensar que los robots reemplazarán a las personas, aunque, al menos de momento, ‘Flippy’ está diseñado para trabajar en un equipo humano, algo que permitirá mantener el toque innato y poco robotizado de aquellos que tienen mano en la cocina.

Se casa con su mujer-robot por todo lo alto

Pero lo de que un robot te cocine una hamburguesa puede ser de lo más normal, teniendo en cuenta los avances de la robótica. Y si no, presta atención a este titular: “Un ingeniero chino se casa con una mujer-robot construida por él mismo”. Sí, como lo lees. Zheng Jiajia es un ingeniero experto en inteligencia artificial que se ha casado con su mujer-robot, en una ceremonia a la que asistió su madre, amigos y compañeros de universidad, informa la web Sina.com.

El matrimonio no tiene valor legal, ya que las nupcias entre humanos y androides por ahora no están contempladas en la legislación china, aunque no por ello la ceremonia fue menos pomposa: hubo banquete, regalos y el velo rojo sobre el rostro de la novia típico de las bodas tradicionales de esta cultura oriental.

La novia, creada por Zheng en 2016, se llama Yingying y según el novio, que tiene 31 años, comenzó una relación con él hace dos meses. Zheng, que no tenía novia desde hace años, optó por fabricarse su propia esposa después de que su familia y amigos llevaran tiempo presionándole para que se casara, según contó a la prensa.

Yingying es capaz de hablar mediante una conexión a un ordenador con textos y archivos de audio almacenados y también puede reconocer fotografías y objetos. De momento, aún no está programada para caminar pero su esposo y desarrollador afirmó que está trabajando en ello.

El joven Zheng, que trabajó unos años en la multinacional tecnológica Huawei pero en 2014 abrió su propia compañía, aseguró que piensa vivir con Yingying hasta que la muerte -o los problemas de batería- les separe.

Las mayores excentricidades del mundo de la robótica
Algunos expertos predicen bodas entre humanos y robots para 2050. | Foto: Shizuo Kambayashi / AP

Y quizás en unos años la boda entre este ingeniero chino y su mujer-robot no sea tan rara, y no lo decimos solo por Los robots del amanecer, del escritor Isaac Asimov, donde uno de los personajes mantiene una relación duradera con un robot (sexo incluido); sino porque algunos expertos ya predicen que en 2050 nos casaremos con los humanoides de manera legal y que este paso será “positivo para la sociedad”.

El profesional en inteligencia artificial, David Levy, afirma en el medio canadiense CBC que “hay millones de personas por ahí que, por diversas razones, no tienen a nadie a quien amar o alguien que los ame. Y para estas personas, creo que los robots van a ser la respuesta”.

Continúa leyendo: ¿Mejoran los árboles nuestra salud? Una ciudad de EEUU planta 8.000 para averiguarlo

¿Mejoran los árboles nuestra salud? Una ciudad de EEUU planta 8.000 para averiguarlo

Redacción TO

Aruni Bhatnagar es un profesor de medicina con un sueño: probar que los árboles pueden tener un impacto directo en la mejora de nuestra salud. Bhatnagar trabaja en la Universidad de Louisville (Estados Unidos) y cree firmemente que la contaminación del aire provoca riesgos cardiovasculares que los árboles pueden prevenir. El enfoque del proyecto es plantar miles de ejemplares para que estos reduzcan la contaminación, y entonces se reduzcan los riesgos de enfermedades cardíacas; por lo que en un futuro, los árboles incluso podrían sustituir a determinadas medicaciones. Para comprobarlo Aruni Bhatnagar ha convertido su sueño en un proyecto de investigación, el Green Heart Project. Esta iniciativa la lleva a cabo con la Universidad de Louisville, la asociación de Conservación de la Naturaleza y el Instituto de Aire, Agua y Suelo Limpios. Juntos quieren probar la correlación directa entre salud cardiovascular y naturaleza.

El proyecto consiste en plantar 8.000 nuevos árboles nativos de Kentucky en un área de Louisville en la que viven 22.000 habitantes. La iniciativa cuenta con una financiación de 14,5 millones de dólares. “El proyecto es esencialmente un estudio controlado a escala de vecindario”, señala Ted Smith, cofundador del Instituto de Aire, Agua y Suelo Limpios. Se trata de una agresivo plan de reverdecimiento que debería eliminar la contaminación del aire, según sus organizadores.

¿Mejoran los árboles nuestra salud? Una ciudad de EEUU planta 8.000 ejemplares para averiguarlo
Bosque cruzado por una carretera en Estados Unidos. | Foto: Will Suddreth/Unsplash

Los ejemplares que se van a trasplantar son grandes árboles autóctonos que pueden superar los nueve metros de altura. Además de estos árboles, se colocarán arbustos y otras plantas donde puedan absorber mejor la contaminación del aire que daña los pulmones, como a lo largo de autopistas y otras vías transitadas dentro del área de estudio. “Se va a convertir en un laboratorio urbano realmente único”, explica a USA Today Chris Chandler, director de conservación urbana de The Nature Conservancy en Kentucky.

Controles periódicos a la población

Durante los próximos cuatro años, a los habitantes que vivan en estas nuevas áreas verdes se les hará controles periódicos para comprobar las posibles mejoras en su salud. “Serían los primeros datos que muestran de forma definitiva la causalidad entre naturaleza y salud. Solo se han hecho estudios correcionales en el pasado [que dependían de más variables], lo que suponía un problema real para los amantes de la naturaleza. Que plantar árboles tiene un impacto directo en la salud no está basado en ningún estudio empírico“, asegura Smith.

La salud de las personas que viven cerca de la vegetación recién plantada se comparará con la de aquellos que viven en otras partes del área de estudio. “No ha habido otros estudios como este, donde se monitoree la salud de las personas antes, durante y después de una importante plantación de árboles“, sostiene el profesor Bhatnagar a USA Today. “En lugar de darle una pastilla a alguien, les estamos dando verdor”, añade Chris Chandler.

¿Mejoran los árboles nuestra salud? Una ciudad de EEUU planta 8.000 ejemplares para averiguarlo 1
Vista área de un bosque. | Foto: Noah Silliman/Unsplash

Además de estudiar la salud cardiovascular, los investigadores también planean ver si hay algún cambio en las tasas de criminalidad, el estrés, la economía y otros resultados sociológicos, puesto que algunos estudios sugieren que los árboles también pueden ayudar en esas áreas.

Los organizadores reconocen que “no es un proyecto pequeño, no es un proyecto rápido y puede no funcionar“, pero “es importante”. Hasta que descubramos los resultados, es bastante excitante pensar que la clave para mejorar la salud de nuestro corazón está escondida en la naturaleza.

Continúa leyendo: Cómo repoblar la vegetación marina puede salvar nuestros océanos

Cómo repoblar la vegetación marina puede salvar nuestros océanos

Redacción TO

Foto: Chris Gillette
AP

En lugares como la costa del Atlántico Norte se decía que había tantos peces que se podía cruzar el océano sobre sus espaldas. Así, solo en Reino Unido, por ejemplo, se capturaban 1,2 millones de toneladas de pescado en 1913. Hemos explotado los océanos por encima de nuestras posibilidades a lo largo de los siglos y, necesariamente, este nivel ha tenido que descender. Ahora, en el propio Reino Unido, se capturan cerca de 0,4 millones de toneladas anuales.

Hace un siglo la biodiversidad era inmensa, había espacios de praderas marinas y bosques de algas mucho más extensos, pero esa realidad se ha difuminado: los hábitats se han destruido y las aguas están muchos más contaminadas. Todo por la pesca furtiva y el desarrollo de las zonas costeras. Al menos así lo ponen de manifiesto, apoyándose en numerosos estudios científicos, Richard KF Unsworth y Ruth Callaway, investigadores de la Universidad de Swansea, en la revista especializada The Conversation. Estos científicos, del mismo modo que hacen un certero diagnóstico, proponen una medida para revertir la situación: reforestar los océanos.

Cómo repoblar la vegetación marina puede salvar nuestros océanos 3
Una tortuga, en la Gran Barrera de Coral australiana. | Foto: Daniel Muñoz/Reuters

Esta restauración de los océanos a gran escala sería la gran baza para contrarrestar el impacto del hombre. Aunque la propuesta parece una quimera, los precedentes en otros ámbitos son numerosos. Las campañas de repoblación de especies amenazadas, como los castores o los lobos, invitan a pensar que se puede hacer lo propio con especies como las ostras, por ejemplo. También las experiencias de repoblación de bosques y montañas hacen pensar que se puede recuperar la vegetación.

Y, para colmo, existen unos pocos y esperanzadores precedentes que vienen a demostrar que estas prácticas, aplicadas al fondo marino, pueden resultar efectivas en algunos de los lugares más castigados del planeta.

Un ejemplo de éxito sería el caso de Chesapeake Bay, ubicado en la costa de Virgina (Estados Unidos), donde se ha conseguido recuperar parte del entorno marino mediante la dispersión de semillas. El objetivo no ha sido otro que el de crear un pasto marino que configure un hábitat óptimo para la pesca y el desarrollo de vida submarina, y a su vez una vegetación que puede capturar grandes cantidades de dióxido de carbono, uno de los gases causantes del efecto invernadero.

Cómo repoblar la vegetación marina puede salvar nuestros océanos 1
Montones de plástico acumulados en la costa de Panamá. | Foto: Carlos Jasso/Reuters

Teniendo en cuenta que ya se han dado pasos hacia la pesca sostenible y el cuidado del agua costera, los autores del artículo proponen dar otro más para la repoblación de la fauna marina. Para ello se apoyan –también– en su propia experiencia. Desde 2014 han llevado a cabo ensayos de reforestación subacuática, y ahora han comenzado a aplicarlo en superficies marinas. Además, pretenden implantarlo manteniendo unos estándares de respeto medioambiental muy elevados. Porque la idea, en muchos casos, es desarrollar las plantas vegetales en laboratorios para luego llevarlas hasta las zonas necesitadas.

En Países Bajos, además, están haciendo ensayos con superficies de plástico biodegradable para el mantenimiento de estos pastos, pues uno de los principales retos medioambientales para esta generación y la que están por venir es el uso de plásticos, tan contaminantes. De hecho, en España ya existe un compromiso para 2020 de prohibir la venta de bolsas de plástico. Los científicos quieren asegurarse de que sus experimentos no colaboran directamente con la destrucción de otros ecosistemas.

Continúa leyendo: Cómo la elección de Donald Trump hace un año ha afectado la imagen de Estados Unidos en el mundo

Cómo la elección de Donald Trump hace un año ha afectado la imagen de Estados Unidos en el mundo

Tal Levy

Foto: CARLO ALLEGRI
Reuters

¡No!, ¡no!, ¡no!, igual que un niño malcriado que desbarata el juego y se va o, más bien en su caso, da media vuelta y ya se verá, el presidente Donald Trump se desmarca de las deliberaciones internacionales y renuncia al histórico liderazgo desempeñado por Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial para centrarse en avivar el nacionalismo de su “America first” y abocarse a los asuntos domésticos, a los que tampoco acaba de enfrentar.

Ha transcurrido un año desde que fue electo para ocupar la Casa Blanca y desde aquel 8 de noviembre los temores sobre su política exterior se han visto refrendados por polémicas decisiones como el retiro del Acuerdo de París sobre cambio climático, del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) y de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), además de las dudas sembradas sobre su compromiso con los aliados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). A esto hay que sumar –con la consiguiente resta aparejada– el lenguaje belicista con Corea del Norte y la amenaza de romper el pacto nuclear con Irán.

“Él promete situar a Estados Unidos primero, mientras que al mismo tiempo lo condena a un papel secundario en las deliberaciones globales. Es una política extraña y contradictoria: al tratar de liberar a EEUU de obligaciones internacionales y al emprender una guerra contra instituciones multilaterales, no solamente está destruyendo la reputación del país como un aliado de confianza, sino que cede el futuro a los mismos poderes agresivos, especialmente los regímenes autoritarios de China y Rusia, de los que pretende proteger a los estadounidenses”, fijó posición el diario The New York Times hace un par de semanas.

Cómo la elección de Donald Trump hace un año ha afectado la imagen de Estados Unidos en el mundo 2
El “Trump Chicken” enfrente a una escuela en en Alexandria, Virginia. | Foto: Aaron P. Bernstein / Retuers.

Trump sigue siendo el mismo que se lanzó a una campaña a la que pocos apostaban en sus inicios. Como outsider que es, no sólo está cambiando el modo de hacer política, con su verbo encendido, desbocado; también, el rol de Estados Unidos en la escena internacional, a un tiempo que deja en duda el futuro del orden mundial.

Para Federico Guerrero, profesor asociado de Relaciones Internacionales en la Universidad Autónoma de Barcelona y en la Universidad Ramón Llull, el mandatario intenta recuperar la capacidad para marcar la agenda de un sistema internacional en el que Estados Unidos lleva varios años en declive y cuya estructura tiende a la multipolaridad, por lo que resulta difícil, como pretende, lograr recentralizar el poder en manos de una potencia hegemónica en descenso.

“Trump considera que durante los años de la administración Obama la ‘agencia’ internacional de Estados Unidos (capacidad de actuación autónoma) ha ido en retroceso frente a ‘the rise of the rest’ (las potencias emergentes, con China en posición preeminente), porque lo que para Barack Obama significaba el reacomodo estadounidense a un contexto cambiante, para Donald Trump representaba una claudicación ante la influencia y competencia de China y el resto de potencias”.

Impacto impredecible

La política de desvinculación de los mecanismos internacionales se traduce en una reducción de la maquinaria diplomática del país. El Departamento de Estado, según ha informado la prensa estadounidense, prepara un recorte de unos 2.300 puestos de trabajo.

Cómo la elección de Donald Trump hace un año ha afectado la imagen de Estados Unidos en el mundo 3
Reacciones a los conteos en la sede demócrata. | Foto: Carlos Barría / Reuters.

Más aún, muchos cargos clave de la diplomacia permanecen vacantes y Trump ha dejado claro que no tiene interés en cubrirlos. “El único que importa soy yo porque, llegada la hora, esa va a ser la política. Ya la has visto con claridad. Se llama ahorro de costos y no tiene nada de malo”, ha dicho durante una entrevista en la cadena Fox el 3 de noviembre.

Los fondos de ayuda internacional han sido recortados un 28%. De allí, por ejemplo, el anuncio de no renovar la contribución al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en apoyo a proyectos de desarrollo en América Latina, como lo venía haciendo la nación desde que se creó en 1993 el Fondo Multilateral de Inversiones.

“Para Trump el fenómeno de la globalización está afectando negativamente los intereses de Estados Unidos, no sólo los económicos y comerciales, sino también los políticos, mediante esa redistribución de poder, y pretende ‘bajarse’ del tren de la globalización con medidas proteccionistas a nivel comercial y de corte más aislacionista respecto a su participación en organismos multilaterales. El problema es que la globalización es un fenómeno del que es muy difícil ‘bajarse’, incluso aunque seas uno de sus máximos promotores a nivel histórico. Digamos que la globalización dispone de una agencia propia”, explica Guerrero a The Objective.

Pero ¿cuál será el impacto global de la política de Trump de desmarcarse de compromisos internacionales asumidos en pasadas administraciones y reformular el papel de EEUU en el mundo, al disminuir su respaldo a organismos multilaterales y esquemas de integración?

“El impacto global resulta una cierta incógnita a nivel de efectos prácticos, dado que el alto nivel de interdependencia económica y política existente en el sistema internacional dificulta en extremo dicho tipo de medidas. Estados Unidos se convierte en ‘prisionero’ de la propia ‘inercia’ de la globalización liberal. De este modo, se plantean dos escenarios: primero, que la política de Trump quede en simple retórica de consumo interno para sus votantes/ciudadanos siguiendo el discurso de ‘Bring America back’, debido a la imposibilidad técnica de ‘bajarse del tren’ de un sistema del que EEUU ha sido su principal diseñador; segundo, que aplique efectivamente esa política de corte aislacionista pero el sistema de gobernanza internacional no se resienta de manera sustancial, lo que consolidaría la idea de que realmente nos hayamos frente a un sistema de fuerte tendencia multipolar y la confirmación del fin de la hegemonía estadounidense”, contesta el investigador y profesor universitario.

Espejito, espejito

Pero ¿cómo ha afectado el triunfo de Trump, hace un año ya, la imagen de Estados Unidos internacionalmente?

Cuando Barack Obama fue electo presidente, la confianza en su figura creció al mismo tiempo que la imagen favorable de la nación norteamericana en el extranjero. De igual modo, meses después de la llegada de Trump a la Casa Blanca la manera como es vista la superpotencia ha sido afectada, en su caso, por la desconfianza que él inspira más allá de las fronteras.

Cómo la elección de Donald Trump hace un año ha afectado la imagen de Estados Unidos en el mundo
Protestas en contra de Trump en Corea del Sur. | Foto: Kim Kyung-Hoon / Reuters.

De acuerdo con datos del estudio más reciente realizado sobre el tema por el Pew Research Center, que abarcó 37 países, mientras 64% había expresado su confianza en Obama en los últimos años de su mandato, tan sólo 22% cree que Trump está haciendo lo correcto en materia de política internacional, lo que ha impactado negativamente en la imagen que se tiene de EEUU en el extranjero, sobre todo en las economías avanzadas. Entre los españoles, la confianza en el presidente estadounidense se redujo drásticamente de 75% con Obama a 7% con Trump.

El porcentaje de quienes poseen una opinión positiva de Estados Unidos en el mundo ha decrecido en promedio de 64% a 49%, según ese sondeo realizado en junio.

“Tras los dos gobiernos de Obama, que en cierto modo intentaban recuperar la imagen exterior de Estados Unidos como un ‘hegemón’ benévolo –aunque en declive– que retornaba a las instituciones y al respeto por el derecho internacional mediante la promoción del multilateralismo, la llegada al poder de Trump ha significado un claro retroceso en dicha imagen, pero un retroceso que va incluso más allá de la negativa imagen proyectada por George W. Bush durante sus mandatos con las guerras de Irak y Afganistán”, afirma Guerrero.

La confianza en Trump sólo ha experimentado un notable incremento de 42 puntos porcentuales en Rusia, donde 53% apuesta por él, lo que probablemente pueda ser atribuido a su discurso favorable a un entendimiento con el presidente ruso, Vladimir Putin. Es inevitable, también, establecer nexos con el escándalo conocido popularmente como “Russiagate”, la macroinvestigación que comanda el fiscal especial Robert Mueller acerca de la supuesta relación entre Moscú y miembros del equipo de Trump para interferir en la elección estadounidense de 2016.

Cómo la elección de Donald Trump hace un año ha afectado la imagen de Estados Unidos en el mundo 5
Foto: Aaron P. Bernstein / Reuters.

De hecho, el exasesor en política exterior de la campaña de Trump, George Papadopoulos, se confesó culpable de haber mentido al Buró Federal de Investigaciones (FBI) sobre sus contactos con una persona cercana al Kremlin que ofrecía datos “sucios’’ sobre la candidata presidencial Hillary Clinton. Además, Paul Manafort, quien fuera director de campaña de Trump, y su socio, Richard Gates, han sido acusados de una docena de delitos, entre los que destaca lavado de dinero y conspiración contra Estados Unidos.   

Israel es el otro país en el que la valoración positiva del dirigente estadounidense experimentó un aumento, situándose en 56%, lo cual tampoco sorprende más aun tomando en cuenta el apoyo irrestricto que el mandatario ha demostrado hacia el Estado hebreo. Una de las manifestaciones más recientes de este respaldo fue el retiro de EEUU de la Unesco, medida anunciada el pasado 12 de octubre que se hará operativa el 31 de diciembre de 2018 y que fue justificada, entre otros argumentos, por el continuado sesgo de la organización contra Israel.

En México, la confianza en el inquilino de la Casa Blanca ha caído 44 puntos porcentuales desde el término del mandato de Obama, lo cual sin duda se vincula con la promesa de Trump de construir un muro a lo largo de toda la frontera común.

No sólo su política en materia internacional es impopular, también los rasgos de su personalidad. En América Latina, por ejemplo, 82% sugiere que es arrogante; 77%, intolerante; y 66%, peligroso.

El profesor Federico Guerrero destaca que el presidente estadounidense se mueve en unos parámetros fuera de lo que se puede considerar “racional” dentro de los márgenes de la política internacional, lo que dificulta en extremo la aplicación de cualquier modelo de análisis y previsión de sus decisiones políticas.

Cómo la elección de Donald Trump hace un año ha afectado la imagen de Estados Unidos en el mundo 4
Artista pinta un miembro del KKK en una protesta en el barrio de Anapra en Ciudad Juárez. | Foto: José Luis González.

“Al final hay que remitirse al análisis de factores personales y psicológicos para poder entender la mayoría de sus decisiones. Esto comporta una imagen burda y distorsionada de la administración estadounidense, cómica y peligrosa a la vez. El último ejemplo es el intercambio de declaraciones respecto a cómo afrontar –por la vía militar– la amenaza nuclear norcoreana. Digamos que es una imagen ‘machista’ de la política, y no sólo por la manifiesta actitud irrespetuosa de Trump respecto a las mujeres. Por machismo entendemos una forma beligerante y agresiva de afrontar los temas de la agenda de seguridad, económica, medioambiental o migratoria, en contraposición a una actitud más conciliadora y negociadora”, señala.

Entre desaprobación y desconfianza

Y es que cuando en el verano de 2015 Trump anunció su candidatura parecía más bien una broma, una osadía por parte de un magnate más vinculado al mundo del espectáculo, a los medios, que a la política. Pronto emprendió una campaña electoral inusual, de desmesurado tono, a la que pocos apostaban, muy distinta a la de su rival demócrata.

“Yo estaba llevando a cabo una campaña tradicional con políticas muy pensadas y coaliciones meticulosamente construidas, mientras Trump hacía un reality show que, de forma experta e implacable, avivaba la ira y el resentimiento de los estadounidenses”, apunta Hillary Clinton en What happened (Lo que sucedió), el libro lanzado el 12 de septiembre en el que la aspirante presidencial narra las causas de la dolorosa derrota a la que no ha acabado de sobreponerse. 

De nada le valió a Clinton sumar 2.868.000 votos más que su contrincante pues el sistema estadounidense otorga la victoria a quien logre obtener más apoyos en los llamados colegios electorales.

Pasado un año del triunfo de Trump, según la encuesta nacional llevada a cabo por Pew Research Center entre el 25 y el 30 de octubre, su desempeño cuenta con 59% de desaprobación entre los estadounidenses. El número de quienes confían poco o nada en la capacidad del gobernante para manejar una crisis internacional, de igual modo, va en aumento, pues pasó de 51% en abril a 60% en octubre.

Son todas como piezas de dominó que van impactando una sobre otra. Así, el interés por parte de estudiantes internacionales de matricularse en las escuelas de negocios de EEUU ha mermado casi en dos tercios desde que Trump fue elegido presidente, según se desprende de un estudio difundido en octubre de la organización sin fines de lucro GMAC (Graduate Management Admissions Council) sobre las peticiones de ingreso para el año académico 2017-2018 efectuado en 965 programas en 351 escuelas de negocios y facultades ubicadas en 45 países del mundo.

La razón del declive en las solicitudes por parte de candidatos extranjeros se asocia a las políticas antiinmigración del mandatario estadounidense. Los beneficiados: Canadá y Reino Unido, además de otros países europeos.

Lo que Trump dice o quizá más bien tuitea, lo que hace o más bien deja de hacer, repercute, tiene un impacto en derredor. Andrés Ortega, investigador senior asociado del Real Instituto Elcano y director del Observatorio de las Ideas, ha resumido en un artículo reciente : “Un problema central es que no construye nada en lugar de lo que destruye”. Al menos eso es lo que ha sucedido tras un año de su elección.

Continúa leyendo: Vídeo | Los planes de China para convertir en realidad la distopía de Black Mirror

Vídeo | Los planes de China para convertir en realidad la distopía de Black Mirror

Redacción TO

Black Mirror, la serie de Channel 4 y Netflix, muestra un futuro no muy lejano y distópico que nos pone los pelos de punta. Cada capítulo entra en un mundo tecnológicamente horroroso. Ciencia ficción que a veces está demasiado próxima a la realidad. Conoce más sobre los planes de China para convertir la distopía de Black Mirror en realidad aquí.

TOP