Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Las mejores Escape Rooms de Madrid

Redacción TO

Las Escape Rooms son la sensación del momento, especialmente para los más jóvenes. Se trata de un plan de ocio alternativo que está arrasando entre la generación Z. Consisten en un concepto muy básico: una habitación misteriosa, muchas pistas y 60 minutos para escapar de ella. Para huir hay que echar mano del ingenio, la lógica y la imaginación. Esta experiencia se ha extendido rápidamente en medio mundo. Su origen se remonta al año 2006, cuando un grupo de programadores de Silicon Valley desarrolló Origin, un juego ambientado en las novelas de Agatha Cristie. En España hay varias Escape Rooms repartidas por el territorio nacional -especialmente en Gran Canaria, Barcelona y Madrid-. En la capital, la variedad de locales que ofrecen esta experiencia de escapismo es notable, y todos presentan distintos marcos para escapar. Estos son los mejores locales para disfrutarla en Madrid:

1. ParaPark Madrid

Parapark es la primera Escape Room que abrió en Madrid. Desde diciembre de 2013, la franquicia de las Escape Rooms más famosas del mundo, ofrece al público dos niveles: Experimento número 5 y Pasaje número 9. En ellos podemos encontrar dos historias en las que disfrutar mientras se ejercitan el ingenio y la astucia. La experiencia es apta para los más claustrofóbicos. Los únicos requisitos para disfrutarla es ser mayor de 14 años y juntar un grupo de un máximo de 5 personas.

Precio: 50 euros / equipo
Dirección: Calle de la Manzana, 15
Teléfono: 658 86 00 44
Web: http://madrid.parapark.es

2. Exit Game Madrid

Esta Escape Room es de las más emocionantes de la capital. Cuenta con la particularidad de añadir seis minutos extra a los tradicionales 60. Los jugadores pueden elegir entre tres historias diferentes y la posibilidad de resolver el misterio en inglés o en español. Las tres misiones son El marchante de arte, ambientado en 1932, El laboratorio, ambientado en 2010, y El agente doble de la Guerra Fría, ambientado en 1976. Las misiones se pueden combinar para activar el modo combate y competir entre grupos. El objetivo principal de los jugadores será evitar que un sospechoso marchante de arte abandone el país con piezas fundamentales para el patrimonio histórico español, encontrar los exámenes del excéntrico profesor Calma y evitar un conflicto nuclear de desastrosas consecuencias. En los próximos meses, Exit Game Madrid estrenará una nueva y misteriosa misión: Pena de muerte, ambientado en 1962 y sólo apto para expertos.

Precio:

2 jugadores– 45 euros
3 jugadores– 55 euros
4 jugadores– 65 euros
5 jugadores– 75 euros

Dirección: Calle Caracas, 15
Teléfono: 910 161 209
Web: http://exit-game.es

3. Fox in a Box

Fox in a Box está ubicado en un sótano en las profundidades de Chueca, que alberga dos salas ambientadas para las dos misiones a las que el equipo se puede enfrentar: Búnker y Laboratorio Zombi. En la primera, los participantes se enfundarán el uniforme militar con el objetivo de detener la III Guerra Mundial en menos de 60 minutos. Para los más expertos, la propuesta fuerte: un misterioso laboratorio en el que el equipo entrará caracterizado como auténticos científicos y tendrá que acabar con una amenaza zombie. Fox in a Box ofrece también los juegos tanto en inglés como en español, y admite grupos de 2 a 6 personas.

Precio: de 55 a 90 euros / equipo
Dirección: Calle Infantas, 25
Teléfono: 691 666 715
Web: http://foxinaboxmadrid.com/

4. LEVER Escape Room

LEVER Escape Room presenta una propuesta muy cuidada en su ambientación. Consta de dos juegos: La sede y La banda de Leo. La sede es el más fácil, en él el equipo tendrá que colarse en el despacho de una sede de un partido político, acceder al ordenador, ejecutar el protocolo de seguridad y escapar antes de que llegue la policía. En La banda de Leo, el equipo se enfrentará al mayor robo de diamantes jamás conocido.

Precio: de 49 a 75 euros / equipo
Dirección: Calle Carranza, 5
Web: http://www.leverescaperoom.com

5. Escape Room Madrid

Escape Room Madrid acepta grupos de 2 a 5 jugadores. Tiene tres juegos diferentes: El sótano, La pirámide y La cuenta atrás son los tres acertijos. Las misiones a realizar no son sencillas: encontrar la fórmula secreta de una sustancia creada por un científico loco, intentar escapar de una pirámide o conseguir inutilizar los misiles robados por un grupo terrorista. El espacio cuenta con dos salas idénticas para cada uno de los tres juegos, por lo que dos equipos podrían competir simultáneamente en el mismo tipo de misión.

Precio: a partir de 20 euros / persona
Dirección: Calle Orense, 4
Teléfono: 917 034 102
Web: http://www.escaperoommadrid.com

Contra el chotis

José Antonio Montano

Amo Madrid, la ciudad más vivible de España, quizá la única ciudad vivible de España. La ciudad a la que todos los españoles no madrileños huimos, o tenemos la posibilidad de huir, desde nuestras ciudades, desde nuestras regiones. Amo Madrid porque es la Antirregión española. La ciudad blanca, la ciudad negra: la que se chupa todas las particularidades, en la absoluta claridad y en la absoluta oscuridad. La ciudad, mejor dicho, multicolor, verdaderamente multicolor: la única que expone todas las particularidades, en glorioso equilibrio.

Qué fastuoso espectáculo cuando insultan a Madrid: ¡no pasa nada! En esta estólida España del histerismo local y regional, en esta insoportable España municipal y espesa, en que si dices algo chungo de cualquier sitio te crucifican y te nombran, muy pomposa y relamidamente, ‘persona non grata’, se puede insultar a Madrid y no pasa nada. ¡En Madrid se respira! ¡Madrid es la única ciudad respirable de España! ¡Madrid es nuestro (¡único!) pulmón nacional!

Pero ya están los políticos intentando municipalizarlo y espesarlo. Ya están arrojándole paletadas de ‘color local’, de folclor. Las fiestas de San Isidro han sido durante lustros casi clandestinas. Yo he vivido miles de 15 de Mayo en Madrid y jamás me he topado con ellas. Pero nuestros políticos, los nuevos y los viejos, corren ahora a disfrazarse de chulapos y chulapas y a bailar chotis, esa sardana o aurresku o sevillana local que solo bailaban cuatro gatos. Han detectado que quedaba un sitio ventilado en España y van a por él.

Madrid, en nueve huertos urbanos

Redacción TO

Foto: Cortesía del Ayuntamiento de Madrid

San Isidro era labrador. Por eso una de las actividades programadas en el marco de estas celebraciones del patrón de Madrid es una visita a nueve huertos urbanos. Espacios en medio de la urbe y cubiertos por la boina, pero con indeleble sabor rural. Lugares cada vez más presentes en la capital española: solo este 2017 se han sumado ocho huertos a las 18 parcelas que iniciaron hace dos años el Programa municipal de huertos urbanos comunitarios, una iniciativa “con fines ambientales, educativos, social-comunitarios, saludables y para crear vínculos de identidad y sentido de pertenencia de los vecinos con sus barrios”, según la organización. Y el Ayuntamiento sigue preparando la ampliación de la red. Estos nueve son los que participan en las jornadas gratuitas de puertas abiertas con actividades en las celebraciones de San Isidro.

Huerto Manoteras

Este huerto gestionado por la Asociación Vecinal de Manoteras y ubicado en la confluencia de las calles de Roquetas del Mar y Cuevas de Almanzora, en el distrito de Hortaleza, ofrece el 13 de mayo una visita guiada junto con actividades infantiles y una paella popular. Todo gratuito y con juegos y música para amenizar la jornada.

Huerto La bombilla

Ubicado en la Avenida de Valladolid s/n, en el distrito de Moncloa-Aravaca, y gestionado por la asociación de vecinos de Manzanares y Casa de Campo, este huerto urbano ofrece en su jornada de puertas abiertas un cuentacuentos infantil a mediodía y una actividad de plantación para realizar en familia a las 12:30 de la tarde del 14 de mayo.

Madrid, en nueve huertos urbanos 1
Huerto La Bombilla. | Foto: Cortesía del Ayuntamiento de Madrid

Huerto Vicálvaro

Gestionado por la Asociación de Vecinos El Desperar de Vicálvaro, este huerto ubicado en la Plaza de San Alonso, s/n, en el distrito de Vicálvaro ofrece una jornada de puertas abiertas el 14 de mayo de doce a dos de la tarde que incluye una visita al huerto y una explicación de su funcionamiento.

Huerto Las Cárcavas

Este huerto urbano celebra su jornada de puertas abiertas el 14 de mayo entre las once de la mañana y las tres de la tarde. Contará con talleres para los más pequeños entre las once de la mañana y la una de la tarde. El huerto está gestionado por la Asociación de Vecinos Cárcavas – San Antonio y está ubicado en la esquina de las calles de Rafaela Aparicio y Maruja Mallo, en el distrito de Hortaleza.

Madrid, en nueve huertos urbanos 2
Huerto Las Cárcavas. | Foto: Cortesía del Ayuntamiento de Madrid

Huerto Butarque

Este huerto ubicado en la calle de Estefanita s/n, en el distrito de Villaverde, ofrece el 14 de mayo una jornada de puertas abiertas a la que han llamado “Embellecemos el huerto, decoración y color para el mobiliario Huertano”. El espacio está gestionado por la Asociación de Vecinos Independiente de Butarque.

Huerto de la Cornisa

El Huerto de la Cornisa ofrece una visita guiada a sus instalaciones y una sesión de compostaje comunitario de doce y media a una y media de la tarde el 14 de mayo. Está ubicado en el número 21 de la Gran Vía de San Francisco y es gestionado por la asociación La huerta de mi casa.

Madrid, en nueve huertos urbanos 3
Huerto de la Cornisa. | Foto: Cortesía del Ayuntamiento de Madrid

Huerto Ladis

Este huerto celebra sus jornadas de puertas abiertas los días 14 y 15 de mayo e incluyen una exposición sobre la biodiversidad de vertebrados terrestres del distrito de Villaverde y un taller-juego al que han llamado “Descubre el mundo natural usando todos tus sentidos”. El huerto está gestionado por la Cruz Roja y por la asoaciación de vecinos La incolora y se encuentra en el Parque Plata y Castañar, en el distrito de Villaverde.

Huerto Las 40 fanegas

Gestionado por la Asociación Naturbana, este huerto ubicado en la calle de Puerto Rico 56, en el distrito de Chamartín organiza jornadas de puertas los días 14 y 15 de mayo e incluye dos actividades infantiles: “Trueque loco: traes un libro y te llevas dos” para niños de 14 años y un taller de preparación de pasta fresca casera y pasta de colores para niños de entre seis y 12 años.

Madrid, en nueve huertos urbanos 4
Huerto Las 40 fanegas. | Foto: Cortesía del Ayuntamiento de Madrid

Huerto Kúpina Morera

Gestionado por la Asociación de vecinos de Sanchinarro y ubicado en el parque de la calle de Vicente Blasco Ibáñez, en el distrito de Hortaleza, este huerto abrirá sus puertas el 15 de mayo. Además, ofrecerá distintos talleres infantiles entre las doce y la una de la tarde y una cata de cocidos desde la una y media.

25 cosas que solo entenderás si eres de Madrid

Redacción TO

Foto: Surreal Name Given
Flickr

Si eres madrileño, este artículo habla de ti. De tus planes, excentricidades, manías y palabras raras. De tu vida urbanita, de personas que has visto y experiencias que te sonarán familiares. Porque este artículo resume, en general, la existencia en la capital de España.

Pero antes que nada, una aclaración: para ser de Madrid no hace falta ser un “gato” de pura cepa. Puedes haber nacido en Murcia, Tegucigalpa o Nueva York, que si has vivido aquí, ya eres madrileño. Basta considerarse de Madrid y haber absorbido su esencia como para reconocer algunos de los fenómenos que convierten a la capital en lo que es: una ciudad tan peculiar como sus habitantes.

Cosas que solo entenderás si eres de Madrid

¿Qué es lo que te hace indiscutiblemente madrileño? La prueba definitiva: si te sientes identificado con al menos 10 de estas apreciaciones que vienen a continuación, sin duda, eres de Madrid.

1. El acento de Madrid es español neutro de toda la vida y quien diga lo contrario no sabe apreciar la perfecta pronunciación del idioma castellano.

2. Has ido por lo menos una vez al Tigre apreciando el baremo cantidad-precio por encima de cualquier consideración gastronómica.

3. Sabes quiénes son estos dos personajes y te preguntas qué será de sus vidas

Cosas que solo entenderás si eres de Madrid 1
Los heavies del Madrid Rock | Foto: Jose Javier Martin Esparto / Flickr

4. Te has tomado “una y me voy” un domingo en La Latina porque sabes que la cerveza en compañía es la mejor cura contra la resaca.

5. Has hecho cola, o te has quedado picueto observando la misma, en Doña Manolita.

6. Te pusiste muy triste cuando cerraron el Café Comercial aunque ahora que lo han abierto, probablemente nunca irás.

7. Has respirado “aire fresco” como un auténtico montañero en la naturaleza salvaje de La Pedriza. Mientras estabas allí, todos eran domingueros menos tú.

8. Has visto cómo el tiempo entraba en un agujero negro haciendo cola para el Wurlitzer.

9. Te pasaste todo el instituto deseando terminar para irte a estudiar fuera hasta que te diste cuenta que podías hacer cualquier carrera imaginable y que tu madre siguiera poniendo la lavadora. Y aunque no tengas la más mínima idea de arquitectura, celebraste San Cemento como si te fuera la vida en ello.

10. Al menos una vez en tu vida, te has tomado un tercio en El Palentino, esa “cápsula del tiempo”.

11. Sabes insertar en la frase precisa mazo, debuti y tronco. No hace falta que te expliquen qué es un bule, un canteo ni un teki.

12. Se te escapan de vez en cuando un “Madriz”  o un “Ej que”, pero lo negarás hasta la tumba.

13. No te explicas cómo es posible que los “minis” se llamen de otra manera. ¿Maceta?, ¿cacharro? hablad en cristiano, troncos.

Cosas que solo entenderás si eres de Madrid 2
Mini, la palabra oficial reconocida por la RAE madrileña | Foto: Wikimedia

14. Ronaldo haciendo regates. Así es como te sientes cada vez esquivas captadores de ONGs en Fuencarral.

15. Si no te suena la parada de metro, es que está en Mordor. No importa lo grande que sea Madrid, rara vez sales de TU barrio.

16. El cielo de Madrid es el más bonito del mundo y el agua la que mejor sabe; hechos irrebatibles.

17. Nunca has ido a las campanadas en la Puerta del Sol, pero las preuvas te parece una ocasión inmejorable para planear un botellón de calentamiento para Nochevieja.

18. Has sido testigo de los originales escondites en los que los chinos de Gran Vía esconden sus cervezas. Alcantarillas, papeleras o decrépitas cajas de cartón, si está fría y es Mahou, te vale.

19. Sueles quejarte de lo hipster que se ha vuelto Madrid pero disfrutas tomándote un vino en el mercado de San Miguel o cocktails en un bar cuqui de Malasaña.

20. Sabes que el infierno existe: es Madrid en agosto.

21. Te estremeces cuando ves a un turista dando de comer a las palomas. Eres MUY consciente de que son ratas voladoras.

22. Vas al Rastro esperando encontrar de todo y vuelves con las manos vacías tras comerte unas aceitunas carísimas sintiendo paranoia por los posibles carteristas.

23. Has tenido que lavar conciencienzudamente tu calzado tras las fiestas del Orgullo. Prefieres no imaginar de qué se compone la costra incrustada y pringosa de la que de deshaces.

24. Te sentiste como un velocista al recorrer el transbordo de Diego de León en menos de 6 minutos.

25. Puedes estar de viaje en la Luna que si te preguntan de dónde eres tú siempre contestas lo mismo: “De aquí, de Madrid”.

Carteles de San Isidro, un revelador paseo por la estética de cada época

Redacción TO

¿Hasta qué punto la creatividad de cada época ejemplifica la idiosincrasia de un tiempo concreto?, ¿es posible viajar en el tiempo a través de imágenes inventadas?, ¿qué historias son capaces de contar los carteles de San Isidro sobre el pasado de Madrid?

Celebrando la fiesta más castiza de la capital, emprendemos un viaje histórico-estético a través de los carteles que en otro tiempo anunciaron la llegada de las Fiestas de San Isidro. Llegando a alcanzar en determinados momentos la categoría de arte, el cartel ha demostrado ser un medio de expresión vivo y trascendente, ya no sólo en el ámbito publicitario, sino también en el campo de la historia de la estética, consiguiendo transmitir de forma precisa el gusto general por determinadas formas y símbolos.

Como medio de comunicación de masas, el cartel nació para ser expuesto públicamente con el objetivo de comunicar un mensaje de forma clara y sencilla. Su naturaleza es efímera, nacen con un cometido ligado al tiempo concreto, los carteles se revelan también archivos de la memoria, recipientes en los que depositar elementos estéticos de aquel momento fugaz en el que cubrieron las calles. Su mensaje inmediato y pasajero se vuelve trascendente con el paso del tiempo, y al echar la vista atrás para disfrutar de su atractiva visión, el espectador es capaz de impregnarse de la esencia de una época sin necesidad de divagaciones.

Años 40

Tras la Guerra Civil que dividió al país, durante la cual la publicidad y el cartelismo adoptan un marcado sentimiento patriótico, caracterizado por la agresividad de los mensajes y el anonimato de sus creadores, San Isidro vuelve para poner la ínfima nota de color de la posguerra. En 1947 tiene lugar el primer concurso de carteles de San Isidro, aunque siempre bajo las premisas del régimen franquista, y son pocas las innovaciones permitidas. Sin embargo, hacia finales de la década, los diseños vintage, tan influenciados por los carteles franceses y los grabados tradicionales, parecen dar paso a lo que vendría la década posterior: el moderno diseño gráfico que poco a poco se aleja de la ilustración realista para dar cabida a líneas y formas más expresivas.

Carteles de San Isidro, un revelador paseo por la estética de cada época 4

Carteles de San Isidro, un revelador paseo por la estética de cada época 5

Años 50

En 1951 se incluye en el jurado que decide cuál será el cartel elegido para San Isidro a un representante de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y en las bases aparece como requisito indispensable que el cartel incluya la firma del autor. Con esto, los participantes empiezan a considerarse artistas, y no meros publicistas de eventos. En cuanto a la técnica, en 1953 se requiere que los creadores utilicen como máximo cuatro tintas, dando lugar a propuestas más limpias y directas. De la iconografía que se limitaba a imágenes del santo o chulapas, poco a poco se pasa a conceptos más abstractos una representación más libre.

Carteles de San Isidro, un revelador paseo por la estética de cada época 6

Carteles de San Isidro, un revelador paseo por la estética de cada época 7

Años 60

A partir de 1960 se produce el llamado milagro económico español, lo que convirtió a Madrid en una capital europea más cosmopolita y próspera. Empezaron a surgir los grandes rascacielos, la urbe empezó a experimentar un gran aumento de población proveniente de otras provincias y surgieron barrios en las afueras para dar cabida a los nuevos trabajadores. En 1960, el Oso y el Madroño se tiñen de dorado dando la bienvenida a los buenos tiempos, y en 1964, la nueva arquitectura de la urbe llena el tradicional organillo en una curiosa combinación.

Carteles de San Isidro, un revelador paseo por la estética de cada época 8

Según avanza la década, en paralelo al verano del amor en San Francisco y la primavera de de París del 68, España se asoma a la influencia de los nuevos aires que soplan desde el extranjero, dentro de lo que permite el ahora algo más holgado corsé franquista. En 1969, la aureola de San Isidro muestra la típica tipografía de la época, presente en centenares de discos de rock, pero combinada con el catolicismo del patrón.

Carteles de San Isidro, un revelador paseo por la estética de cada época 9

Años 70

Los últimos años del Franquismo están marcados por las ilustraciones de la época, sin grandes alardes creativos ni gráficos, pero apostando por los símbolos más castizos. Aún quedaban algunos años para la aparición estelar de naranjito, pero el oso y el gato presente en estos carteles bien podrían suponer sus antepasados.

Carteles de San Isidro, un revelador paseo por la estética de cada época 10

Años 80

Lleva la “Movida” y con ella, Madrid se desmelena. Alejándose de la sobriedad o el color de otras épocas, el cartel de San Isidro se convierte aquí en un ejemplo de libertad y originalidad acorde a la población de la urbe.

Carteles de San Isidro, un revelador paseo por la estética de cada época 11

Años 90 y principios del siglo XXI

Llegamos a la actualidad, a la era de la tecnología y la globalización, a un Madrid convertido en gran europea que sin embargo no pierde ni un ápice de su singular personalidad.

Carteles de San Isidro, un revelador paseo por la estética de cada época 12

¿Con cuál te quedas?

Carteles de San Isidro, un revelador paseo por la estética de cada época 14

TOP