Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Las 6 canciones que emocionaban a Freddie Mercury

Redacción TO

Foto: Gill Allen
AP Images / Archivo

Era la voz. El 5 de septiembre de 1946 nacía en un hospital de la isla de Zanzíbar, actualmente parte de Tanzania, el hombre que habría de cambiar la historia de la músicaEl líder de Queen, que murió 24 de noviembre del 1991, dejó decenas de esas difíciles canciones por las que los años solo sientan bien. Su legado es inmenso. Hoy le recordamos con aquellas que no solo emocionaban a sus millones de seguidores, sino que le marcaron a él, el rey.

1. Barcelona

No hay duda, es la primera. Mercury adoraba a Montserrat Caballé. Montsy era su cantante favorita, según declaró en muchas ocasiones. Desde que la vio cantar en 1983, cuando la española interpretaba Un Ballo In Maschera (Un Baile De Máscaras) de Verdi en la Royal Opera House de Londres, quiso de inmediato colaborar con ella. Barcelona les unió y su letra es su historia. La interpretaron en múltiples ocasiones. La intención era que ambos la cantaran en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992, donde era el himno oficial. La muerte del británico unos meses antes a causa del sida frustró el acontecimiento. La canción era tan especial para el cantante que pidió expresamente que fuera una de las que sonaran en su funeral. Siempre nos quedará su actuación cuatro años antes en el festival de La Nit en Barcelona.

2. These are the days of our lives

Se lanzó un día como hoy hace 26 años. Como un regalo para su último cumpleaños. Aunque el verdadero regalo era para sus fans. Freddie Mercury se moría y quiso despedirse. Lo hizo en blanco y negro, por el estado en el que ya se encontraba. En su final, sonríe y canta I still love you. Sonríe y repite, pausado: I still love you. Todavía te quiero.

3. Bohemian rhapsody

Seis minutos de Mercury. Mercury a capela, Mercury en la balada, Mercury en la ópera, Mercury en el rock, Mercury en la coda. Escrita por él, forma parte de las mejores canciones de la historia.Como gran apasionado por el género lírico, incluye una parte operística dentro la canción que más tarde se consideraría un guiño precedente a Barcelona.  La canción incluye un vídeo promocional que ha sido considerado en mucha ocasiones como el primer videoclip de la historia. La revista Rolling Stone sentenció: “Su influencia no puede ser exagerada, prácticamente inventan el videoclip siete años antes de que la MTV saliera al aire”.

4. Radio Ga Ga

No fue Mercury quien escribió este temazo. Sino que se la debemos a Roger Taylor, el baterista de Queen, y un poco, si podemos decirlo, al hijo del músico. El pequeño estaba escuchando una canción en la radio —que no debió de gustarle mucho— y dijo: “Radio ca-ca“. Taylor quiso llamar así en un primer momento a la canción, pero después pensó que era demasiado escatológico, así que lo cambio por “Ga Ga”. Aunque siguió conservando su intención original como crítica a la pérdida de variedad de programas musicales y tipos de música que salían en la radio. Era también una de las preferidas de la banda.

5.  Another one bites the dust

Fue escrita por el bajista John Deacon. Supuso un revulsivo para la banda, ya que se convirtió rápidamente en el mayor éxito de Queen con ventas internacionales de siete millones de copias. Fue número 1 en decenas de países. El grupo no iba a incluirla en el álbum porque pensaba que no era suficientemente buena. Solo Michael Jackson pudo hacerles cambiar de opinión, después de decirles que estarían locos si no la lanzaban como sencillo. Así lo hicieron. Gracias también por esto, Michael.

6. Innuendo

Se puede considerar la reminiscencia de Bohemian Rhapsody. Supera a esta última por 35 segundos, lo que la convierte en la canción más larga de Queen, y una de sus más épicas. Aunque no esté entre sus canciones más famosas, este rompecabezas le gustaba mucho a Mercury.

Continúa leyendo: Freddie Mercury perdió un pie antes de morir por sida

Freddie Mercury perdió un pie antes de morir por sida

Foto: MARCO ARNDT
AP

El guitarrista de la banda británica Queen, Brian May, revela en el prólogo de un libro con fotografías del grupo que su líder, Freddie Mercury, perdió la mayor parte de un pie durante su lucha contra el sida, antes de morir en 1991, según ha adelantado el diario The Sunday Times.

En ese texto, que acompaña a un libro de imágenes en tres dimensiones que se publicará el jueves en el Reino Unido, May asegura que Mercury habría evitado las devastadoras consecuencias de la enfermedad si hubiera comenzado a recibir tratamiento “tan solo unos meses antes”.

“El problema era su pie. Trágicamente, quedaba muy poco de él. Una vez nos lo enseñó durante la cena y dijo: ‘Vaya Brian, perdona si te he molestado enseñándote eso'”, relata el músico, de 69 años. “Yo le contesté: ‘No estoy molesto, Freddie, excepto por haberme dado cuenta de que tienes que aguantar todo este terrible sufrimiento'”, rememora el guitarrista.

Mercury murió a los 45 años como consecuencia directa de una neumonía bronquial provocada por el sida. Para May, si el cantante hubiera comenzado a recibir el “cóctel mágico” de pastillas para combatir el sida unos meses antes “todavía estaría con nosotros“.

En una entrevista con The Sunday Times en la que comenta algunas de las fotografías que aparecen en el nuevo libro, May recuerda cómo el cantante reveló al resto del grupo que era homosexual “años después de que resultara obvio”.

“Al principio, el grupo estaba en una situación apretada. No nos podíamos permitir habitaciones de hotel individuales, así que yo compartía habitación con Freddie”, explica el guitarrista.

“No hay mucho que yo no conozca sobre Freddie y con quién se lo hacía en aquellos días -que no eran hombres, tengo que decir-. Fue bastante obvio cuando los visitantes en el camerino comenzaron a dejar de ser chicas guapas y pasaron a ser hombres ‘sexis'”, afirma May.

Continúa leyendo: Freddie Mercury ya tiene un asteroide con su nombre por su 70 cumpleaños

Freddie Mercury ya tiene un asteroide con su nombre por su 70 cumpleaños

Foto: MARCO ARNDT

En el 70 aniversario de Freddie Mercury se le ha otorgado un título acorde a la estrella musical que era. El International Astronomical Union y el Minor Planet Center han solicitado poner el nombre de uno de los artistas más importantes del siglo XX a un asteroide. El planetoide asignado al cantante fue encontrado en 1991, el mismo año en que Mercury murió.

Se trata del planetoide 17473, que se encuentra en el principal cinturón de asteroides entre las órbitas de Marte y Júpiter, y mide 3,5 kilómetros, según ha explicado el antiguo miembro de Queen y astrofísico, Brian May, que ha sido el precursor de este astronómico homenaje. Esta iniciativa se convertirá en una digna reencarnación que dejará clara la influencia del cantante en todo el mundo y se cumplirá, tal y como ha detallado el investigador Joel Parker del Southwest Research Institute, uno de los versos más significativos de Don’t stop me now: “I’m a shooting star leaping through the sky” (soy una estrella fugaz saltando por el cielo).

Continúa leyendo: 'Los sueños de la razón' o cómo descubrir el vínculo desconocido entre Goya y Buñuel

'Los sueños de la razón' o cómo descubrir el vínculo desconocido entre Goya y Buñuel

Jorge Raya Pons

Foto: MUSEO LÁZARO GALDIANO

Solía bromear Buñuel con el hecho de que los tres grandes artistas aragoneses eran Goya, él mismo y Beethoven. ¡Y los tres eran sordos! Ahora, el museo Lázaro Galdiano -ubicado en el barrio madrileño de Salamanca- expone en su muestra Los sueños de la razón los lazos invisibles y emocionales de Goya y Buñuel, dos artistas irrepetibles que tomaron con precisión quirúrgica el pulso arrítmico de España.

Los comisarios de esta exposición, Amparo Martínez y José Ignacio Calvo, dedicaron una gran esfuerzo para crear esta muestra. “Queríamos explorar sus puntos de conexión, su modo de comprender el arte y el mundo, aun con una distancia temporal de 150 años”, dice Martínez. El resultado es una recopilación de guiones y fotografías del cineasta que parecen mantener un diálogo constante con las pinturas y grabados de Goya: hay conexiones quizá inconscientes que vertebran la exposición.

Martínez explica cómo lo lograron a partir de cinco puntos fundamentales que servían como puentes entre un artista y otro.

'Los sueños de la razón' o cómo descubrir el vínculo desconocido entre Goya y Buñuel
‘Desastre 30. Estragos de la guerra’. | Cortesía del Museo Lázaro Galdiano

El primero fue la curiosidad como principio creador y su voluntad de aprender todo el tiempo, tanto es así que en una carta de Buñuel se puede leer cómo, siendo ya un anciano, tenía el deseo fervoroso de ser testigo del rodaje de un director joven: era el modo más efectivo de ver la evolución en la forma de hacer cine.

'Los sueños de la razón' o cómo descubrir el vínculo desconocido entre Goya y Buñuel 1
‘La letra con sangre entra’ (Goya). | Cortesía del Museo Lázaro Galdiano

El segundo, su visión crítica de la realidad, la capacidad que tenían para no ser reconfortantes, sino inspiradores. Su crítica feroz contra la violencia y la guerra, que completan un círculo de absurdos, y se representa en cuadros como La letra en sangre entra o la película Los olvidados.

El tercero, la libertad como concepto esencial y el ser humano como centro de sus preocupación, Goya desde la herencia de la Ilustración y Buñuel desde la vanguardia y el socialismo. Martínez recuerda los grabados de los desastres de la guerra, pero también la ensoñación de Un perro andaluz.

El cuarto, su universo interior. “En este aspecto, la sordera es importante porque los obliga a mirarse hacia dentro“, especifica Martínez. En este punto -y en continuación con el anterior- se revela la importancia de los sueños en sus obras, tanto en los grabados de Goya como en la filmografía de Buñuel, que los empleaba para explorar las pulsiones del ser humano.

'Los sueños de la razón' o cómo descubrir el vínculo desconocido entre Goya y Buñuel 2
Silvia Pinal, fotografiada durante el rodaje de ‘Viridiana’. | Cortesía del Museo Lázaro Galdiano

El quinto y último, los momentos vitales en los que se admiran ciertos paralelismos. Hay uno que para la comisaria está por encima de todos: la ocasión en que le encargaron a Buñuel un guión sobre Goya por el centenario de su muerte. Lo escribió. Y no fue el único guiño que le hizo en su cine: ¿qué hay de los fusilamientos al comienzo de El espíritu de la libertad? ¿Y de la niña que huye de la peste en Nazarín?

La exposición, que estará abierta hasta el próximo 4 de marzo, es una joya. Además de pinturas de Goya que no acostumbran a verse en Madrid o grabados atribuidos recientemente, como el San Antonio Abad, reúne fotografías inéditas de Buñuel, algunas de ellas durante el rodaje de Viridiana o retratándose -curiosamente- junto a pinturas del artista zaragozano, y todos sus guiones. Se crea una atmósfera que corrobora que los dos artistas -sordos, aragoneses y afrancesados- comparten todo un patrimonio común ahora desclasificado.

Continúa leyendo: Un año de portadas: Donald Trump, el presidente más ridiculizado de la Historia

Un año de portadas: Donald Trump, el presidente más ridiculizado de la Historia

Cecilia de la Serna

Foto: Der Spiegel

Donald Trump cumple ahora su primer año de mandato. El magnate, que atrajo una gran atención hacia sí mismo tanto durante la campaña de los republicanos como durante la presidencial norteamericana, seguirá previsiblemente tres años más en la Casa Blanca (a falta de un impeachment inmediato a la vista).

El primero de sus ejercicios en el poder ha estado marcado por no pocas controversias: su veto a la entrada de ciudadanos de países de mayoría musulmana, sus comentarios racistas, la relación de su entorno más próximo con agentes rusos o la construcción de un muro con México que por ahora parece más obra de su imaginación que de la realidad.

Una de esas polémicas que ha planeado constantemente sobre Trump y su propio ego ha sido la relación con la prensa, a la que ha acusado constantemente de verter noticias falsas sobre él cada vez que había un tema de actualidad que podía afectarle. La expresión “fake news” ha servido como una especie de escudo, transmitiendo un mensaje que sin duda ha calado sobre sus seguidores y provocando un descrédito desmesurado de la prensa.

Esa prensa a la que él ha acusado de mentirosa ha publicado numerosas portadas, algunas auténticas obras maestras de la ilustración y el humor, que lo han convertido no sólo en el presidente más controvertido sino también en el más ridiculizado que se recuerde. A continuación, un repaso de esas portadas, tanto de medios serios como de publicaciones satíricas, de uno y otro lado del charco.

La revista New Yorker

Desde la polémica por las largas estancias del presidente Trump en sus complejos de golf, al apoyo por parte de grupos de supremacía blanca o el pozo en el que para muchos está el mandatario a estas alturas, las célebres ilustraciones de portada de la prestigiosa revista New Yorker han mostrado a un Donald Trump poco adecuado para el cargo que ostenta.

Imagen: The New Yorker

Imagen: The New Yorker

Imagen: The New Yorker

La revista Time

La famosa publicación Time ha sido una de las más incisivas a la hora de retratar a Donald Trump en su portada. Las dos imágenes que hemos seleccionado son muy violentas, y muestran ese odio y esa furia que lo caracterizan.

Imagen: Time

Imagen: Time

La revista The Week

Con ocasión del lanzamiento de Fire and Fury del periodista Michael Wolff, la publicación The Week divulgó esta portada en la que mostraban al Trump que ama la comida rápida totalmente furioso por lo que el libro cuenta.

Imagen: The Week

El New York Magazine

Por el mismo sendero caminaba New York Magazine cuando publicó esta portada en la que se representan los malos hábitos alimenticios de Donald Trump y que se ven reflejados en el libro de Wolff.

Imagen: New York Magazine

Der Spiegel

Más allá de las fronteras norteamericanas, una de las publicaciones que ha publicado las portadas más notables durante el primer año de Trump en la Casa Blanca ha sido el alemán Der Spiegel. En ellas ha puesto de relevancia temas como el exacerbado patriotismo del presidente e incluso ha llegado a retratarle como la viva imagen de la involución humana.

Imagen: Der Spiegel

Imagen: Der Spiegel

La revista The Economist

Con sus siempre acertados análisis, The Economist ha dedicado varias portadas al presidente norteamericano. De entre todas destacamos la última, en la que pretenden hacer balance del primer año del presidente en el poder ilustrando a un bebé Trump.

Imagen: The Economist

Bloomberg Businessweek

Las polémicas medidas firmadas durante este año por el mandatario estadounidense inspiraron la portada de Bloomberg Businessweek en la que, en lugar de una orden ejecutiva, podemos leer en un documento firmado por Trump: “insertar orden ejecutiva redactada precipitadamente, jurídicamente dudosa y económicamente desestabilizadora”.

Imagen: Bloomberg Businessweek

La revista elJueves

Para terminar: una publicación española. Los chicos de elJueves utilizaron su acertado sentido del humor para alumbrar la boca de Trump con una antorcha sostenida por un miembro del grupo supremacista blanco Ku Klux Klan.

Imagen: elJueves

Un nuevo año comienza para Trump, y para todos aquellos maestros ilustradores a los que les espera mucho trabajo para retratar las facetas de un icono mediático irrepetible.

TOP