Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Laura Mulvey: “Es siniestro que los algoritmos elijan lo que ves en Netflix”

Clara Paolini

Foto: Clara Paolini
Agencia The Objective

Cine, feminismo y crítica. Tres palabras que caracterizan a la entrevistada y envuelven la conversación. Frente a nosotros, Laura Mulvey, teórica y cineasta británica, pionera del análisis fílmico feminista e incansable pensadora con una admirable habilidad: su pensamiento crítico consigue despertar aletargadas neuronas pensantes en espectadores, lectores e interlocutores, invitándoles a profundizar en el significado que producen 24 fotogramas por segundo.

Corría 1975 cuando Mulvey puso por primera vez en palabras lo que muchas empezaban a sospechar. Con Visual Pleasure and Narrative Cinema la autora dio un instructivo puñetazo en la mesa al explicar el mecanismo con el que el cine clásico de Hollywood logra fascinar al espectador mediante el producto de una mirada falocéntrica que confina a la mujer en objeto pasivo. El miedo y el deseo conjugados mediante el psicoanálisis reducen a fetiche los personajes femeninos, y al presenciar su imagen en la gran pantalla como espectáculo, la audiencia experimenta placeres ligados al voyerismo, el sadismo y la construcción de un ego regido por parámetros patriarcales. El objetivo de Mulvey era argumentar para después derruir aquel orden simbólico. “Suele decirse que analizar el placer, o la belleza, lo destruye. Esta es la intención de este artículo”, aseguraba.

Laura Mulvey: “Es siniestro que los algoritmos elijan lo que ves en Netflix” 1
La mirada masculina, en la cámara, en los personajes y en el espectador. | foto: The Hitchcock Zone

“Usé el cine para crear un discurso político”

Cuarenta años después de aquel incendiario texto, ella misma constata que nunca ha hecho una entrevista en la que no le preguntaran por el ensayo que concibió alejada de pretensiones académicas, sino como manifiesto y arma política: “Visual Pleasure estaba muy influenciado por el movimiento feminista de los 70 y tiene más que ver con ideas políticas que con los estudios fílmicos. Usé el cine para crear un discurso político, como instrumento para llevar mis argumentos más allá”.

Con una modestia sincera, la Mulvey de 2017 no se cansa de delimitar el valor de ese puñado de páginas mitificado como potente revulsivo ante el influjo de la sociedad patriarcal en la gran pantalla: “Es un texto que no podría haber sido escrito antes ni después. Por aquel entonces, la audiencia se sentaba en una sala oscura, miraba lo que ocurría en la pantalla y estaban subordinados al encanto de la película y su narrativa. Absorbían el espectáculo. Hoy en día el contexto es diferente y resulta peligroso generalizar fuera de ése ámbito. Ha perdido relevancia, aunque sí es cierto que sigue sirviendo como punto de partida para que la gente empiece a plantearse nuevas perspectivas. A fin de cuentas esa era la idea, hacer declaraciones chocantes que hicieran a la gente pensar”.

“El espectador posesivo se caracteriza por el deseo de aferrarse a la imagen de tal manera que la convierte en fetiche para disfrutarla al máximo”

Si Mulvey considera anticuado el escrito que la hizo famosa, ¿qué considera relevante a día de hoy la autora? La respuesta se encuentra en Death 24x a Second, un libro en el que sostiene que la digitalización y el botón de pausa han revelado un profunda brecha en el centro de la ilusión del cine: “En él expongo dos tipos de espectador: el posesivo y el pensante. El espectador posesivo es aquel que se caracteriza por el deseo de aferrarse a la imagen de tal manera que la convierte en fetiche para disfrutarla al máximo. Mientras este tipo de espectador se aferra a la imagen, su perspectiva cambia para empezar a pensar sobre su propio proceso. Estas dos visiones acaban equilibrándose hacia lo que propuso Christian Metz al hablar de dos tipos de personas: a las que les gusta la tecnología del cine y las que disfrutan del cine desde una perspectiva exterior al mismo”.

“Hollywood es una máquina corrupta para hacer películas espectaculares”

Con la mención de Metz y las teorías psicoanalíticas aplicadas al cine sobre la mesa, cabe preguntarse si el cine sigue mostrando el inconsciente colectivo. La respuesta de Mulvey difiere de la que hubiera dado allá por los 70: “Ahora el cine es otra cosa. En los viejos tiempos el cine era un sistema industrial que producía películas y nada más, y sí había una relación entre los productos que salían y el inconsciente colectivo, pero ahora se caracteriza por la falta de imaginación. Para mi Hollywood ha desparecido. Ya no es algo admirable ni maravilloso; es una máquina corrupta para hacer películas espectaculares. Se ha convertido en parte de los conglomerados del capitalismo internacional, donde el interés en el cine queda marginado por el aspecto de los beneficios. Se está convirtiendo en algo inimaginativo. Es una secuela tras otra, la misma cosa una y otra vez…”.

Laura Mulvey: “Es siniestro que los algoritmos elijan lo que ves en Netflix” 2
La trampa de Hollywood | foto: Chrysallis / Flickr

En este contexto, donde las ideas quedan supeditadas al afán comercial, Mulvey ofrece una visión poco alentadora identificando la distribución y exhibición como agentes alienantes: “Las superproducciones de Hollywood colonizan los cines y aquellas distribuidoras que antes contaban con cierta libertad para dar a conocer buenas películas ahora han sido adquiridas por enormes conglomerados de distribución. Cada vez hay menos flexibilidad y el margen para seleccionar películas es cada vez más pequeño”.

“Ahora lo que se muestra tiene que ver con esa comercialización, olvidando la imaginación y las ideas”

Laura interrumpe su discurso para puntualizar con una sonrisa sus aseveraciones: “Tengo que confesar que me avergüenza un poco decir todo esto, porque no voy a ver este tipo de películas”. ¿Critica algo que no ha visto? “Bueno… Fui a ver la última película de Star Wars con mi nieta porque todo el mundo me dijo que iba a disfrutar del espectáculo y que encontraría fascinante los efectos especiales etc. No fue así. No me pareció fantástica ni quedé impresionada. Pensé que el espectáculo era demasiado disperso, no estaba lo suficiente esculpido ni controlado, que visualmente era incierto qué estaba haciendo el director. Por otro lado, a nivel narrativo había una fuerte metáfora política con los rebeldes contra el establishment y pensé que se trataba de algo bastante perverso”.

“Las mujeres necesitan críticas que entiendan y apoyen las películas que lo merecen”

¿Qué nos queda ante las superproducciones y la decepcionante cartelera de consumo masivo? Además de alabar el cine proveniente del semicírculo asiático, como el de Kiarostami o Apichatpong, Mulvey opina que “puede que la parte más interesante sea aquella área marginal, entre Hollywood y el cine independiente. Además es donde más mujeres están empezando a escribir guiones que salen a la luz, otras actrices están emergiendo y hay otra realidad que comentar”.

Laura Mulvey: “Es siniestro que los algoritmos elijan lo que ves en Netflix” 3
Mujeres y cine, un largo camino por recorrer. | Foto: Mario Bellavite / Flickr

A pesar de la creciente presencia femenina en el ámbito cinematográfico la teórica observa que los avances son menores de los que hubiera augurado que ocurrirían en el momento que escribió su famoso ensayo: “Hay un mayor apoyo por parte de ciertas instituciones para facilitar el acceso a financiación, especialmente en países como Francia, pero por otro lado, en términos de distribución y exhibición, sigue siendo difícil. Uno de los aspectos que considero también relevantes es el problema de la crítica, porque las mujeres necesitan críticas que entiendan y apoyen las películas que lo merecen pero no siempre es así, ni resulta sencillo cambiarlo”.

“El acceso online a las películas no es incompatible con una programación pensada, meditada y humana”

Mulvey asegura que a pesar de que el cine es cada día más accesible, el problema radica en que todos acabamos viendo lo mismo, dejando poco espacio para fortalecer el valor del cine como artefacto intelectual: “Ahora lo que se muestra tiene que ver con la comercialización, olvidando la imaginación y las ideas y la visión del público es cada vez más estrecha. Por ejemplo, encuentro que es siniestro que los algoritmos elijan lo que ves en Netflix, que su programación no esté creada por una elección humana. Sin embargo, existen otras plataformas de cine online como Mubi, que está programada con una cuidadosa selección bajo criterios cinéfilos pero gozan de una menor audiencia. El acceso online a las películas no es incompatible con una programación pensada, meditada y humana”.

A pesar de todo, el cine sigue siendo un arma política, y desde la perspectiva de la británica “lo es de muchas formas diferentes. Pueden ser como la última película de Ken Loach apoyando a Jeremy Corbyn, que despierta el interés crítico de una audiencia amplia como herramienta de propaganda política, o aquellas cuyo espectro es más restrictivo porque están basadas en la forma, porque usan técnicas de distanciamiento y desfamiliarización. Estas últimas se preguntan sobre el propio cine y los códigos cinematográficos, siguiendo quizá la tradición de lo que hicimos en los setenta. Ambas son políticas y son capaces de aportar valor al espectador”.

Como deducirá el lector, Laura Mulvey recomienda el segundo tipo pero acepta con resignación los nuevos tiempos sin perder un ápice de pasión por lo verdaderamente importante: el lenguaje cinematográfico y su efecto en el espectador. A fin de cuentas, concluye, “el cine es un pantano, qué le vamos a hacer”.

Save

Continúa leyendo: Por qué el Ministerio de Defensa quiere que adoptes un pingüino

Por qué el Ministerio de Defensa quiere que adoptes un pingüino

Redacción TO

Foto: Mark Baker
Reuters/Archivo

En su afán y compromiso por salvaguardar la Antártida y el medio ambiente, el Ministerio de Defensa puso en marcha hace ya años una curiosa y original campaña de apadrinamiento de pingüinos. La de esta edición hace el número 31 y comenzó el 8 de enero y finalizará el 15 de Marzo.

Apadrinar un pingüino es muy sencillo, además de gratis, ya que se trata de rellenar un formulario que el personal de Defensa encargado de la campaña se ocupará de gestionar lo antes posible, aunque ante la avalancha de peticiones ya ha indicado que el proceso puede sufrir algún retraso.

En la ficha debes incluir el nombre que quieres que lleve tu pingüino. Defensa te enviará un diploma con tus datos y los de tu pingüino.

¿Qué supone apadrinar un pingüino?

Cuando uno cumplimenta el formulario está adquiriendo un compromiso personal de “cuidar el medio ambiente” en general. Es una manera, aseguran los responsables de la campaña, de garantizar que nuestros pingüinos apadrinados y sus crías puedan seguir viviendo en la Antártida.

En esta ocasión y como novedad respecto a las anteriores campañas, esta edición va acompañada por otra buena causa. El ‘RETO DE 5.000 pingüinos contra el Cáncer‘, cuya finalidad es recaudar fondos para la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), donde se podrán hacer fácilmente donaciones a esta asociación. “El 100% del dinero recaudado será entregado a dicha asociación”, asegura Defensa, quien anima a todos a colaborar.

Científicos y militares españoles en la Antártida

La pregunta es ¿qué tiene que ver el Ministerio de Defensa con los pingüinos? Lo cierto es que el origen de estas campañas está directamente relacionado con la presencia del Ejército de Tierra en la base española Gabriel de Castilla situada en la Isla Decepción, en el archipiélago de la Sethland del Sur, donde científicos y militares realizan diversas actividades en el marco de la Campaña Antártica.

Por qué el Ministerio de Defensa quiere que adoptes un pingüino
Investigadores del proyecto PINGUFOR estudianel comportamiento y fisiología de los pingüinos barbijos en relación con el cambio climático. Foto: Campaña Antártica ET / RRSS

Algo que ocurre desde 1988 en colaboración con el Ministerio de Educación y Ciencia y el Comité Polar Español. “Nuestra misión en la Antártida tiene como finalidad proporcionar apoyo logístico a la investigación científica en la base Gabriel de Castilla y realizar proyectos de investigación y experimentación de interés para el Ejército en las áreas de transmisiones, medio ambiente, sanidad, bromatología o vestuario y material de campamento”, explica el ministerio.

El Comité Científico para la Investigación en la Antártida, órgano en el que están representados 32 países, recibió el premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 2002, como “reconocimiento al conjunto de la investigación científica en la Antártida, el único continente virgen, libre de tensiones políticas y económicas, y dedicado a la ciencia”.

La representación de España en el continente se encuentra en la base Gabriel de Castilla de la isla Decepción y, según Defensa, es “un símbolo de las capacidades de nuestras Fuerzas Armadas para desempeñar misiones a gran distancia, en condiciones climatológicas extremas, y en cooperación con otros sectores muy diversos de la sociedad como los investigadores científicos y universidades de toda España”.

Continúa leyendo: Los tres ejercicios diarios para rejuvenecer el rostro

Los tres ejercicios diarios para rejuvenecer el rostro

Redacción TO

Foto: Lesly Juarez
Unsplash

Una serie de ejercicios faciales diarios o incluso realizados en días alternos durante 20 semanas –5 meses– mejoran considerablemente la apariencia de nuestra cara, tal y como ha revelado un estudio publicado en JAMA Dermatology. “Ahora tenemos evidencias de que hay ejercicios faciales que reducen los signos visibles de la edad”, explica Murad Alam, director del estudio y profesor de Dermatología en la Northwestern University Feinberg School of Medicine, en unas declaraciones recogidas por la revista Futurity. “El resultado de esta práctica estira y fortalece los músculos de la cara, provocando que se mantengan más firmes y tonificados, igual que los de una persona más joven”.

Alam reivindica las conclusiones de su investigación como un complemento para otros tratamientos cosméticos y defiende que se trata de una solución “low-cost y saludable” para parecer “más joven”, así como la primera que prueba científicamente esta premisa.

Con el paso de los años, la piel pierde elasticidad y la capa de grasa entre el músculo y la piel se vuelve más fina. El principal problema de esta circunstancia es que esta capa es decisiva para dar forma al rostro. A medida que avanzan los años, estas capas de grasa pierden firmeza y la piel presenta una apariencia más caída. Con todo, este equipo científico parece haber encontrado una forma de combatir este fenómeno. “Si el músculo que está por debajo se hace más grande y más firme, la piel mantiene su forma”, relata Emily Poon, profesora de Dermatología en Feinberg y colaboradora del estudio.

Los tres ejercicios diarios para rejuvenecer el rostro
El estudio revela la importancia de sonreír como ejercicio antiedad. | Foto: Alvin Mahmudov/Unsplash

Las mujeres que fueron objeto de análisis tenían edades que oscilan los 40 y los 65 años y recibieron sesiones de entrenamiento para aprender a hacer estos ejercicios durante una hora y media. Después tuvieron que continuarlos en sus casas: las primeras 20 semanas haciendo estas prácticas a diario durante 30 minutos y luego entre nueve y 20 semanas en días alternos. Los participantes aprendieron hasta 32 ejercicios distintos.

Uno de ellos consistía en el siguiente proceso: abrir la boca en forma de O, colocar el labio superior sobre los dientes, sonreír ampliamente para levantar las mejillas, colocar los dedos sobre la parte superior de la mejilla y hacer una pequeña sucesión de levantar y soltar las mejillas. Otro ejercicio se basaba en sonreír sin mostrar los dientes y juntando los labios, forzando a los músculos de las mejillas a quedar bien arriba. Luego se deben poner los dedos en las comisuras de la boca y deslizarlos en un movimiento ascendente, persistiendo en esta presión durante 20 segundos.

Aunque los resultados son esperanzadores, el estudio se realizó sobre una muestra relativamente pequeña –26 personas– y únicamente sobre mujeres de mediana edad. Sin embargo, el análisis posterior determinó que el rejuvenecimiento era visible y de hasta tres años según la Merz-Carruthers. Asimismo, descubrieron que en el proceso hay dos fases determinantes, y estos son la octava y la vigésima semana. En YouTube hay cuentas como la de Dakidissa S. que muestran cómo ejercitar otras modalidades de gimnasia facial.

Continúa leyendo: 5 claves para ganar tu quiniela: aprovecha los premios SAG para predecir el Oscar

5 claves para ganar tu quiniela: aprovecha los premios SAG para predecir el Oscar

Nerea Dolara

¿Quieres adivinar quién ganará el Oscar? Te damos claves (muchas en plan de freak de la estadística) para lograrlo utilizando los resultados de los SAG Awards.

Anoche el sindicato de actores de Hollywood entregó sus galardones de televisión y cine. Y aunque la televisión es hoy una fuente intensa de noticias y satisfacciones narrativas, vamos a mirar qué significa para los actores de cine que en unos pocos meses estarán sentados en el teatro Kodak esperando saber si ganaron un Óscar.

Los SAG Awards, más que los premios de los Writers Guild, Directors Guild y Producers Guild, son un buen referente a tomar en cuenta si estos meses quieres meterte en una quiniela de los Óscar. ¿Por qué?

La mayoría de los miembros de la Academia son actores

Más de 2000 miembros de los más de 6000 trabajadores de la industria del cine que pertenecen a la Academia son actores. Y el proceso de voto para los premios implica que sólo los miembros de cada gremio nominan a sus iguales, pero que el total de miembros votan por quién ganará. En los SAG Awards están muchos de los miembros actores de la Academia… ya que para trabajar en la industria se tiene que pertenecer al sindicato.

5 claves para ganar tu quiniela: aprovecha los premios SAG para predecir el Oscar 2
Gary Oldman como WInston Churchill en “El instante más oscuro” (Darkest Hour).

La película que gana Mejor Reparto coincide regularmente con el Óscar a Mejor Película

En 11 años, de los 23 años en que se ha entregado el Óscar (en 1994 no se entregó), el ganador del mayor premio de los SAG ha recibido el galardón a la Mejor Película. En los premios del Producers Guild la película de Guillermo del Toro, The Shaper of Water, se ganó el mayor galardón. Pero no estuvo ni nominada en los SAG y eso es una mala señal. Por su parte, Tres anuncios en las afueras parece estar asumiendo el rol de favorita (también ganó el Globo de Oro). Sin embargo, si se toma el año pasado como ejemplo puede que el premio a mejor reparto no sea tan trascendente. En 2017, Figuras ocultas se llevó el honor, y, como sabemos, el Óscar (en un momento de caos como pocos) galardonó a Moonlight… la favorita de la Academia, La La Land, ni siquiera fue postulada al mayor premio de los SAG.

5 claves para ganar tu quiniela: aprovecha los premios SAG para predecir el Oscar 1
Sam Rockwell y Frances McDormand, la combinación ganadora de Tres anuncios en las afueras (Three Billboards Outside Ebbing, Missouri).

Y la coincidencia es aún mayor cuando se trata de las estatuillas de Mejor Actriz y Actor

Durante los últimos cinco años la ganadora a Mejor Actriz ha recibido el mismo honor por parte de los SAG (y en total ha coincidido 17 veces en 23 años) y en el caso del Mejor Actor ha tenido el mismo resultado 18 veces en 23 años (de hecho Casey Affleck rompió una racha de 12 años consecutivos de coincidencia cuando ganó el Óscar; Denzel Washington ganó el SAG). Frances McDormand (Tres anuncios a las afueras) también ganó el Globo de Oro y tiene la ventaja de ser muy querida en la industria… la desventaja es que el Óscar pide dedicar mucho tiempo a hacer campaña y McDormand no juega con las normas de Hollywood. Por su parte, Gary Oldman ha sido de los favoritos desde el estreno de El instante más oscuro (aunque le compite de cerca Timothée Chalamet por Call Me By Yor Name). En el caso de los actores de reparto, que también coinciden este año con quienes ganaron el Globo de Oro (Allison Janney por I, Tonya, y Sam Rockwell por Tres anuncios en las afueras), tanto en la categoría masculina como femenina supera las 10 ocasiones de repetición el ganador del Óscar.

Tonya Harding: la infalible anti heroína americana 2
Alisson Janney como LaVona en I, Tonya | Imagen: IMDB

El número general de coincidencia es realmente alto

Según Bustle, en promedio los ganadores del Óscar que ese mismo año se llevaron un SAG a casa sin los mismo en 2,9 de 4 ocasiones. Y ya ni hablar de la necesidad de por lo menos competir por un SAG a Mejor Reparto para poder estar nominado al Óscar a Mejor Película: La única película que ha ganado una estatuilla de la Academia sin estar nominada a los SAG fue Braveheart, en 1995.

5 claves para ganar tu quiniela: aprovecha los premios SAG para predecir el Oscar 3

La Academia ha hecho un esfuerzo por diversificarse… y eso la hace menos predecible

O eso se asume. La verdad es que los más de 100 mil miembros del sindicato de actores ya son diversos (no tanto, pero más que la Academia que hasta hace unos años tenía un 93% de integrantes que eran hombres blancos mayores), pero la Academia ha dedicado dos años a abrir sus puertas a más mujeres, personas de color y de diversas preferencias sexuales. No es casual que Moonlight haya ganado en 2017. Y es posible que, si las crítica al manejo de la raza y el racismo se mantienen contra Tres anuncios en las afueras, que sus actores puedan llevarse algún galardón, pero que la película se quede por el camino. También lo es que justo por el mayor alcance de los SAG, su mayor galardón sea exactamente lo que prefiere el mayor cuerpo votante de la Academia (que es ahora un poco más diverso).

Continúa leyendo: Girl Power: las 13 mujeres que no conocías y van a arrasar en 2018

Girl Power: las 13 mujeres que no conocías y van a arrasar en 2018

Bea Guillén Torres

Foto: Omar Vega
AP

El 2017 empezó y terminó como el año de las mujeres. El año de las mujeres que protestaron contra Trump, de aquellas que rompieron el silencio contra el acoso sexual, de las que tomaron las calles para pedir una igualdad real. Todo apunta a que el 2018 va a seguir esta misma estela. Este año no vamos a perder de vista a Emma Watson, a Oprah Winfrey o Natalie Portman, que ya protagonizaron la primera gala feminista en los Globos de Oro. Pero, además el 2018 va a traer a nuevos iconos que quizás no conocías y que van a arrasar. Te presentamos a algunas de ellas.

Ilfenesh Hadera

Esta neoyorquina no deja de cosechar éxitos en el cine: ha sido protagonista en la película Baywatch, ha participado en la serie feminista de Netflix She’s gotta have it y está cerca de convertirse en la próxima chica Bond. Pero Hadera es mucho más que una estrella de Hollywood. Hija de un refugiado etíope, es una mujer comprometida con la integración de los inmigrantes, con los derechos animales y con la ayuda a las personas sin hogar. Colabora habitualmente con el Comité de Servicios Africanos y su Instagram está lleno de publicaciones sobre la importancia de los programas de alfabetización y asesoramiento para los refugiados.

Aunque reconoce que las redes sociales ayudan a crear conciencia, en alguna tiene 168.000 seguidores, también admite que tienen límites: “Publicaré el enlace para eventos de recaudación de fondos y espero que algunas personas donen o participen. Pero una publicación en Instagram no ayudará a mantener un movimiento. La acción no es un tuit. Pienso en mis seguidores de Instagram: si todos donaran un dólar al Comité de Servicios Africanos, financiarían cinco clínicas en Etiopía durante un año”, escribió en una ocasión.

Charly Cox

Charly Cox tiene 22 años y es insta-poeta. En el cuadrado de Instagram, Cox escribe versos sobre feminismo, sobre su vida diaria, sobre cómo lidiar con las enfermedades mentales. Los redacta a mano y luego los cuadra. Este trabajo empezó a principios de 2017, cuando Charly comenzó a compartir cada día un poema con sus más de 28.000 seguidores de Instagram. Fáciles de leer, divertidos, sinceros y honestos, sus versos se han ganado a miles de jóvenes que tratan de navegar cada día por el mundo moderno. Publica este verano su primer libro recopilatorio de poemas: She must be mad. No se le puede perder la pista.

Sigrid

Girl Power: las 15 mujeres que no conocías y van a arrasar en el 2018 2
Sigrid, la sensación de pop de Noruega. | Foto: Rick Kern/AP

Sigrid tiene 21 años y es la sensación pop de Noruega. Su primer single Don’t kill my vibe, que la ha colocado en el foco internacional, ya tiene más de 30 millones de reproducciones en Spotify y YouTube. 2017 fue un año de éxitos para la cantante: puso la banda sonora a la película de Marvel La liga de la justicia, cantó en el concierto del premio Nobel de la paz y saltó a la fama. Todo sin perder un ápice de naturalidad.

@vevo has chosen me as one of their «artists to watch» for 2018thank you

Una publicación compartida de Sigrid (@thisissigrid) el

Difícil encontrar una mejor representante de la generación millenial. Feminista, luchadora por la igualdad real y creyente en el poder transformador de los jóvenes. Así, la cantante insiste en que sus preocupaciones son las mismas que las de muchas mujeres de 21 años en una época de Trump, Brexit, acoso sexual y cambio climático. “Cuando se trata de mi edad, ¿por qué no debería tener opiniones? Creo que los jóvenes tienen opiniones. Siempre lo han hecho, pero debido a las redes sociales, ahora lo veo mucho más. Porque es muy fácil salir y tuitear algo o ponerlo en Instagram, y creo que es bueno”, dijo en una entrevista con The Guardian.

Halima Aden

Girl Power: las 13 mujeres que no conocías y van a arrasar en el 2018

Halima Aden es la modelo que se ha hecho famosa por desfilar en las pasarelas de Nueva York y Milán con un hijab, pero es mucho más de eso. Forma parte de esa generación de mujeres que no se conforma, que se atreve y desafía los estándares. Aden nació en un campo de refugiados de la ONU en el noreste de Kenia, donde vivió durante 10 años con sus padres, tras huir de la guerra civil de Somalia a principios de la década de 1990. Allí, Aden aprendió algunos de los valores que le acompañan y definen ahora: “En el campamento, no había bandos. La raza no importaba, el género no importaba, la religión no importaba. Cuando la vida se reduce a sus mínimos esenciales, todos somos uno y el mismo”, señaló a Harpers Bazaar.

Nike Pro Hijab has arrived!!

Una publicación compartida de Halima Aden (@kinglimaa) el

Son esas lecciones las que le han dado el valor para convertirse en la primera mujer musulmana que lleva el hijab en pasarelas y sesiones de fotos.”Tengo la oportunidad, a través de mi modelo, de cambiar la forma en que se ven las mujeres musulmanas, de darles una plataforma para que se escuchen sus voces”, dijo a la publicación norteamericana. “Soy consciente y estoy orgullosa de esa responsabilidad“. “Durante mucho tiempo, a las mujeres como yo se nos ha mantenido al margen de la conversación. Se nos habla de ellas, pero no se nos da la oportunidad de hablar por nosotras mismas”, argumentó Aden. Ahora, su sueño es ser una embajadora global de UNICEF y demostrar el valor de la diversidad en la moda.

Awkwafina

Awkafina en realidad se llama Nora Lum y se hizo famosa cuando le compuso un rap a su vagina. Así tal cual. My Vag fue una respuesta a la canción que había hecho Mickey Avalon en 2006 llamada My Dick. Las rimas no tienen desperdicio en esta especie de confrontación entre genitales. La canción fue reivindicada por parte del movimiento feminista, aunque ella insiste en que solo quería hablar de sus partes íntimas. Awkafina nació en Nueva York y es cantante, comediante, rapera y actriz. Además, obtuvo una doble especialización en estudios de mujeres y periodismo. Lo tiene todo.

Tiene ascendencia china y surcoreana, por lo que para ella hacer lo que hace es ya una declaración política. “La existencia de alguien como yo, especialmente en mis videos anteriores, cuando YouTube era un escenario en el que no mucha gente veía a una mujer asiáticoamericana totalmente desvergonzada, es en sí misma provocadora”, señala a The Guardian. Awkwafina ha dado ya el salto de Youtube al cine y va a ser una de las ocho ladronas en la nueva película Ocean’s 8 junto a Rihanna, Cate Blanchet, Sandra Bullock y Anne Hathaway, entre otras. Not bad.

Devermut

Una de las faltas más grandes a las que se enfrenta el colectivo LGTBI es la ausencia de parejas, de historias de amor entre chicas o entre chicos, de transexuales e intersexuales. Eso es una de las fallas que intentan remediar Marta y Sara, la pareja de Youtubers que está detrás del canal Devermut. “Puede parecer una tontería, pero la televisión, el cine y la literatura dan la guía de la normalidad“, explicó Marta a Eldiario.es. Por esa razón, estas españolas tratan de visibilizar al colectivo LGBTI y resuelven dudas a sus suscriptores en base a sus experiencias personales.

Pero, además de esta labor de visibilización, Devermut ahora está involucrada en otro proyecto: denunciar el machismo callejero al que nos tenemos que enfrentar día a día las mujeres. Para eso, han creado una cuenta en Instragram y Twitter en la que recogen los testimonios de chicas que han sufrido estas experiencias.

Por si alguien tenía dudas #nomellamesguapa

Una publicación compartida de Machismo callejero (@machismocallejero) el

Yaeji

Yaeji y su familia hicieron el camino del sueño americano al contrario. Residentes en Atlanta, Estados Unidos, volvieron a Corea del Sur cuando se dieron cuenta de que su hija se estaba “americanizando” demasiado. Yaeji —cuyo nombre real es Kathy Yaeji Lee— agradeció esta decisión que le permitió profundizar más en sus raíces, pero con 19 años volvió a Brooklyn, a la escena neoyorquina de música electrónica underground en la que ahora encaja. Allí fue recibida por Discwoman, la agencia que trabaja exclusivamente con artistas mujeres para promover la inclusión y la igualdad de género en la vida nocturna. Con su apoyo consiguió convertirse en la cantante, DJ y productora musical que es ahora y que no teme romper las categorías culturales y artísticas.

Para sus canciones se inspira en su doble identidad y canta tanto en inglés como en coreano. Esto ha supuesto una verdadera revolución en muchos entornos de EEUU, y las palabras coreanas que flotan en sus canciones se han vuelto simbólicas. “Noté que para muchas chicas asiáticas, es un gran cambio. No hay nada mejor que escuchar a una chica decir después de mi show: ‘Me encanta que haya alguien que se parece a mí haciendo esto‘. Ahora, es muy importante para mí empujar en esa dirección y estar orgulloso de mi herencia”, explicó a Vogue.

Adesuwa Aighewi

Adesuwa Aighewi ha llegado al mundo de la moda con un mensaje claro: puedes ser modelo si tienes rastas y la piel negra, tanto como si no las tienes. Esta nigeriana con ascendencia china y tailandesa se opuso a cambiar su look para entrar en las pasarelas y ahora son las pasarelas las que la reciben con total normalidad. “En el pasado, a la moda le gustaba que las chicas negras tuvieran el pelo realmente lacio para emular a las mujeres blancas y encajar. Es algo que afecta a las modelos femeninas mucho más que a los hombres. Pero más recientemente, las mujeres negras han estado diciendo: ‘No, no voy a arreglar mi pelo’. Existe una creciente sensación de orgullo en los afroamericanos y está teniendo un efecto de goteo en la moda”, escribió en una columna en The Guardian. “El año que viene sospecho que habrá más chicas con rastas en la pasarela. Y eso ayudará a que otros se lancen”.

1st girl with dreads to shoot for @zara ‍♀Bless up

Una publicación compartida de Adesuwa (@adesuwa) el

Esa no es la única lucha de Aighewi que reivindica como ahora gracias a las redes sociales —ella tiene más de 28.000 seguidores en Instagram— las modelos tienen un espacio donde ser algo más que guapa. “Es genial ser tú mismo. Los agentes alientan ahora las chicas a tener más personalidad. El simple hecho de ser bonita ya no funciona“, escribió. La modelo es una habitual de las marchas por los derechos de las mujeres y su objetivo en el futuro es poder hacer documentales que cambien la forma en la que las personas ven África.

Cardi B

Girl Power: las 13 mujeres que no conocías y van a arrasar en 2018

El videoclip Bodak Yellow de la rapera Cardi B tiene ya más de 429 millones de reproducciones. 429 millones con versos como este: “Honestamente, no me importa un carajo a quién yo le caiga mal. He lanzado dos temazos en seis meses, ¿qué perra trabaja tan dura como yo?”.

Bodak Yellow, además de dejar entrever de qué va Cardi B, es solo uno de los éxitos que ha conseguido la rapera en 2017. Un año en el que ha roto techos culturales y se ha erigido como la primera rapera desde Lauryn Hill que tiene un hit en el número 1. Y en 2018, esto solo ha hecho que mejorar: en estos primeros días de enero se ha convertido en la primera mujer en la historia que tiene tres canciones en el top 10 simultáneamente durante tres semanas consecutivas.

En su Instagram, donde tiene casi 17 millones de seguidores, la cantante defiende sus raíces del Bronx, la música y la moda de sus colegas neoyorquinos y el poder transformador de las mujeres contra hombres como su presidente.

Zazie Beetz

Girl Power: las 15 mujeres que no conocías y van a arrasar en el 2018 1
Zazie Beetz es actriz y nueva protagonista del universo Marvel, Deadpool 2. | Foto: Chris Pizzello/Invision/AP

Zazie Beetz está en su momento de oro: este 2018 se estrena en el Universo Marvel con la película Deadpool 2 con Ryan Reynolds, donde va a interpretar a Domino. De 26 años, nacida en Berlin, Beetz ya había aparecido en la serie Atlanta y en Easy, de Netflix. Firme defensora de la belleza real y del poder de la mujer, es un asidua participante a todas las marchas por los derechos de las mujeres. Beetz lo va a petar este 2018.

Naomi Scott

Girl Power: las 13 mujeres que no conocías y van a arrasar en 2018 1
Naomi Scott. | Foto: AP

Naomi Scott es cantante, actriz… y la Power Ranger rosa. Y va a ser la princesa Jasmine en la película de Aladdin que saldrá en 2019. “Ser un personaje femenino también se trata de ser una persona real, ¿y adivina qué? La mujer puede ser fuerte y divertirse, pero también puede equivocarse y ser emocional. Es una mujer multidimensional, y no tiene por qué ser una sola cosa. Así que en esta película, la ves ir en una montaña rusa, su único objetivo no es enamorarse o casarse“, contaba Scott a Elle sobre su personaje Jasmine.

Estos dos papeles la han puesto en el foco de mujeres a quien no perder de vista. Pero lo más guay de Naomi no son sus alter egos, sino ella misma. Divertida, natural, viciada a Youtube y a la comida india, Scott comparte su día a día —y sus outfits molones— en Instagram.

Angourie Rice

Girl Power: las 15 mujeres que no conocías y van a arrasar en el 2018 3

Angourie tiene casi más películas rodadas que edad. 11 a sus espaldas y dos para estrenar en 2018, el año no podía empezar mejor para esta australiana de 17 años. La representante de la Generación Z se codea ya con grandes de Hollywood como Nicole Kidman o Ryan Gosling; y ya ha sido invitada a Cannes. Aun así, mantiene los pies muy en la tierra. Sigue con sus clases para terminar los estudios y le encanta ir a la escuela y los deberes. “Tiene un componente social muy importante, me ayuda a tener los pies muy situados y está bien tener una rutina”, ha dicho en alguna ocasión.

TOP