The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Leila Guerriero: “Me molesta la idea de la literatura feminista. Es literatura”

Foto: Fundacion Telefonica | Espacio Fundación Telefónica

La periodista argentina conversa sobre las mujeres en la literatura y sobre la profesión del periodismo.

 

Leila Guerriero escribe. La periodista argentina vive de y necesita escribir, pero no requiere un lugar fijo. En los últimos tiempos Guerriero ha estado ocupada: lee historias ajenas en concursos tan importantes como el Bogotá39, colabora con muchos medios en el mundo, incluido El País en España, trabaja en un proyecto de libro propio, dirige una colección narrativa en Argentina y trabaja en edición de libros en Chile. Es una periodista de leyenda: independiente, militante con su profesión y un regalo para editores cansados (si es que los medios en que colabora los tienen… los editores son una especie en extinción).

En un momento en que el feminismo está en boca de todos y que las mujeres pelean por su igualdad abiertamente, hablamos sobre la presencia femenina en la literatura, sobre si hay ahora más espacios, responde: “que la literatura es un reflejo de lo que pasa en el resto de la sociedad. Históricamente ha habido menos espacio para las mujeres, la literatura ha reflejado eso durante años. Me molesta eso de la literatura femenina. Es escritura. Caemos en repetir esa idea de que las mujeres escribimos diferente. Hoy en día si llega con un buen manuscrito escritor por una autora a una editorial no hay editor tan obtuso para no publicarla. Me digo feminista, falta mucho camino para llegar a la igualdad, pero se ha avanzado mucho. Las voces ahora son fortísimas. Hay muchas mujeres con voces poderosísimas. No porque sean mujeres sino porque son autores increíbles”.

Guerriero tiene una visión privilegiada del panorama de la literatura latinoamericana, ya que se leyó los trabajos de los mejores autores de menos de 39 años de la región. “Fue un trabajo intenso, una inmersión de meses en leer una generación de gente joven de toda Latinoamérica. Fue muy estimulante porque había un montón de gente que conocía y otra que fue sorpresa total. Y eso que viajo mucho y tengo amigos en muchos países. Lo primero que me pasó por la cabeza cuando empecé a leer fue una pregunta: dónde estaba esta gente que no conocía. Muchas están publicando en editoriales independientes y con poca distribución. Además, me parece que la producción literaria está muy viva, pero eso no es novedad. Y en cuanto a temáticas me llamó la atención que hay algo que aparece claramente: la ausencia de temas relacionados con lo político. Se escribe mucho de los vínculos afectivos, mucho el vínculo padres e hijos, mucha escritura de infancia. Es como una nostalgia por un tiempo pasado que no es tan pasado. Y son prosas muy maduras”.

Leila Guerriero: literatura, periodismo y listas de lectura 1

Leila Guerriero en el evento ‘La verdad de todo esto’ de Fundación Telefónica en Madrid. | Foto vía Fundación Telefónica.

Pero hablar con Guerriero siempre deriva en el periodismo -ningún periodista no le haría preguntas sobre la profesión- y actualmente trabajar en los medios tiene unas características muy de esta época. ¿Afectan al trabajo final? “Hay una crisis de medios y no de periodistas. La idea de hacer llegar la información de forma más directa no está mal, pero hay poca valorización del lector, promovida desde los propios medios, que lo considera no lector o incapaz de entender. No se apuesta por gente inteligente. Las cosas están cambiando. La profesión está muy precarizada. Es una dinámica perversa. Ahora tienes que hacer de todo -redes, videos, fotos, textos- pero necesitas el trabajo, así que no resistes. Pero algo de resistencia sí hay que oponer porque si no terminamos publicando textos reduccionistas. Mi experiencia es que veo que hay mucha avidez de periodistas por hacerlo bien, por ser precisos, por hacer periodismo de calidad… existen experiencias digitales diferentes. Tengo la sensación de que por ahí anda el camino. Ofrecer buen contenido, más en profundidad que esta banalización”.

Y qué dice de la reciente moda que invade las cúpulas del poder de culpabilizar a los medios de todos los problemas o de inventar información falsa y defenderla a capa y espada. “Los políticos tienen su estrategia, sobretodo los populistas, de poner un enemigo fuera y un buen enemigo son los medios. Por un lado me parece bien discutir desde lo racional el grado de verdad, como ha sido verificada la información, quién dijo qué. Pero lo que no me resulta nada grato ni democrático es el ataque perpetuo a los medios como responsables del desastre. La intención clarísima de convertirlos en enemigos es anti democrático. A esos ataques hay que oponerles buen periodismo bien hecho. Y pasa en ocasiones que las respuestas no son las adecuadas. La información que se brinda no está tan blindada como debería estar. Y todo siempre es subjetivo, la noticia es subjetiva. Pero la mejor manera de responder a estas acusaciones es con una subjetividad honesta. La manera de defenderse es publicar información equilibrada y certera”.

Guerriero es de esas periodistas que puede opinar sobre el oficio porque profesa lo que defiende. Sus textos seguirán probando esto. Mientras tanto continúa con sus andanzas, es una nómada de los relatos y como tal debe encontrarlos donde se escondan.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.