Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Los 10 destinos más baratos para ir de vacaciones en 2017

Redacción TO

¿Pensando ya en una escapada? Si quieres viajar por poco dinero, toma buena nota de estos lugares que durante este año se adaptarán a tu bolsillo y son perfectos para unas vacaciones baratas. El sitio web de traslados al aeropuerto, Hoppa, ha publicado su informe anual sobre los destinos de vacaciones más económicos del mundo. Analizando 84 lugares, el informe ha realizado una media teniendo en cuenta el costo de un hotel para dos persona por una noche, una comida para dos, una botella de vino, un viaje en taxi de unos tres kilómetros, un café, un cóctel y una cerveza.

Desde los desiertos de Arabia Saudí hasta una ciudad costera y soleada en Colombia, recopilamos los 10 lugares más baratos del planeta para que nadie se quede sin vacaciones este año.

10. Sliema, Malta – 61,05 € 

Hotel para dos personas: 56,72 €

Comida para dos: 16,15 €

Botella de vino: 5,58 €

Taxi: 2,39 €

Taza de café: 1,19 €

Cóctel: 4,35 €

Pinta de cerveza: 1,76 €

Turistas por el paseo marítimo en la ciudad de Sliema, Malta. (Foto: Darrin Zammit Lupi | Reuters)
Turistas por el paseo marítimo en la ciudad de Sliema, Malta. (Foto: Darrin Zammit Lupi | Reuters)

9. Ciudad de México, México – 47,95 €

Hotel para dos personas: 51,98 €

Comida para dos: 18,56 €

Botella de vino: 7,58 €

Taxi: 1,95 €

Café: 1,97 €

Cóctel: 3,81 €

Pinta de cerveza: 1,16 €

8. Manila, Filipinas – 44,42 €

Hotel para dos personas: 44,66 €

Comida para dos: 15,49 €

Botella de vino: 9,47 €

Taxi: 2,21 €

Café: 2,56 €

Cóctel: 4,49 €

Pinta de cerveza: 0,36 €

Turista en el parque del Rizl, Manila, Filipinas. (Foto: Romeo Ranoco | Reuters)
Turista en el parque del Rizl, Manila, Filipinas. (Foto: Romeo Ranoco | Reuters)

7. Kiev, Ucrania – 44,26 €

Hotel para dos personas: 58,78 €

Comida para dos: 14,48 €

Botella de vino: 3,47 €

Taxi: 1,47 €

Café: 0,89 €

Cóctel: 2,83 €

Pinta de cerveza: 0,71 €

6. Siem Reap, Camboya – 42,52 €

Hotel para dos personas: 42,80 €

Comida para dos: 11,56 €

Botella de vino: 11,37 €

Taxi: 3,98 €

Café: 2,16 €

Cóctel: 3,15 €

Pinta de cerveza: 0,36 €

5. Antalya, Turquía – 41,66 €

Hotel para dos personas: 42,01 €

Comida para dos: 13,11€

Botella de vino: 4,94€

Taxi: 3,10€

Café: 1,88€

Cóctel: 4,47 €

Pinta de cerveza: 2,19 €

Turistas en una playa de Antalya, Turquía. (Foto: Kaan Soyturk | Reuters)
Turistas en una playa de Antalya, Turquía. (Foto: Kaan Soyturk | Reuters)

4. Bucarest, Rumanía – 41,57 €

Hotel para dos personas: 40,45 €

Comida para dos: 19,59 €

Botella de vino: 4,78 €

Taxi: 1,51 €

Café: 2,21 €

Cóctel: 4,22 €

Pinta de cerveza: 1,23 €

3. Cartagena, Colombia – 37,62 €

Hotel para dos personas: 35,43 €

Comida para dos: 11,58 €

Botella de vino: 7,58 €

Taxi: 3,98 €

Café: 1,26 €

Cóctel: 3,77 €

Pinta de cerveza: 1,31 €

Vista aérea de Cartagena, Colombia. (John Vizcaino | Reuters)
Vista aérea de Cartagena, Colombia. (John Vizcaino | Reuters)

2. El Cairo, Egipto – 37,04 €

Hotel para dos personas: 43,44 €

Comida para dos: 10,11 €

Botella de vino: 5,69 €

Taxi: 0,84 €

Café: 1,20€

Cóctel: 3,82€

Pinta de cerveza: 1,56€

1. Sofia, Bulgaria – 36,21 €

Hotel para dos personas: 35,38 €

Comida para dos: 16,51 €

Botella de vino: 4,57 €

Taxi: 1,94 €

Café: 1,46 €

Cóctel: 3,58 €

Pinta de cerveza: 1,00 €

Continúa leyendo: Madrid se prepara para conquistar a la Unesco con la fiesta cultural Luna de Octubre

Madrid se prepara para conquistar a la Unesco con la fiesta cultural Luna de Octubre

Redacción TO

Foto: Luna de Octubre

La noche del próximo 21 de octubre, en el eje Prado-Retiro, Madrid acogerá una fiesta cultural, artística y sensorial al aire libre como homenaje a más de trescientos años de historia que el Paseo del Prado y los Jardines de El Buen Retiro llevan dedicados a la cultura, las ciencias, el ocio y el disfrute de los ciudadanos. “Luna de Octubre es una invitación a un diálogo diferente entre el público y el paisaje cultural, una noche para la contemplación sin perjuicios del arte y el entorno”, se puede leer en la web del evento, que tendrá lugar entre las 20.00 y las 3.00 y que recuerda a la ya extinta Noche en Blanco que, creada en París en 2000, en Madrid tuvo lugar durante 2006 y 2010 de forma bianual. Sin embargo, en 2011, Ana Botella (PP) decidió suprimirla por motivos económicos. 

Dirigido por Delia Piccirilli, Luna de Octubre cuenta con un presupuesto de un millón de euros, el mismo que tenía la Noche en Blanco, para  ofrecer a los asistentes un paseo nocturno donde la luz es la gran protagonista. “Una noche de contemplación amable y participativa en la que los ciudadanos se irán encontrando piezas y juegos visuales que interactúan con los museos que en esta área confluyen”. Además, esta fiesta cultural se ha vinculado a la candidatura de la zona Prado-Retiro para ser reconocida como Paisaje Cultural por la Unesco

Narcissus, un proyecto que pone de manifiesto la obsesión de una sociedad centrada en el sí mismo. | Foto: Luna de Octubre

Así, durante siente horas los ciudadanos podrán disfrutar de decenas de actividades gratuitas que tendrán lugar en diferentes emplazamientos de la capital madrileña, como una cabeza de siete metros en la explanada de Cibeles servirá para reflexionar sobre el yoísmo y la sociedad del ‘selfie’; 60.0000 botellas de plástico en las fuentes de Cibeles, Apolo y Neptuno en señal de denuncia sobre el uso masivo de ese material; o una hormigonera facetada en el Salón de Reinos que invita en primera instancia a la reflexión e, inmediatamente, a la participación festiva y hedonista.

Además, siete instituciones culturales de la zona —como el Thyssen, el CaixaFórum o el Museo Naval— abrirán sus puertas en horario nocturno.

Consulta el programa completo, así como los diferentes emplazamientos, aquí.

Continúa leyendo: 15 canciones por las que fregarías los platos antes de la siesta, por MÄBU

15 canciones por las que fregarías los platos antes de la siesta, por MÄBU

Redacción TO

Foto: MÄBU

Como cada viernes, os traemos una nueva playlist curada por un artista para amenizar el fin de semana. Esta vez es el turno de MÄBU, una banda de Bilbao pero afincada en Madrid. Podríamos considerar a MÄBU como emergente, aunque lo bastante consolidada como para que su nombre no pueda pasarte desapercibido.

Este grupo bilbaíno nace a principios del año 2008. Está formada por María Blanco (voz y guitarra), Txarlie Solano (bajo, teclados y coros) y Cesar Uña (batería y percusión).
Hasta hoy, con más de 200 conciertos a sus espaldas a lo largo y ancho de la geografía española, MÄBU se ha convertido en una banda imprescindible en la escena musical independiente española y comienza a tener una gran proyección en México, donde ya han realizado varias giras. MÄBU bebe de fuentes tan clásicas como la canción de autor (principalmente anglosajona), no obstante es una banda capaz de deshacerse de tópicos y fórmulas manidas, aglutinando influencias del rock independiente, el pop, o las bandas sonoras, con el fin de definir un estilo inequívocamente personal.

En su ya dilatada experiencia, cabe destacar la participación en 2012 como teloneros de Luz Casal fruto del interés suscitado en la artista por el trabajo del grupo. También han colaborado con artistas de la talla de Rayden, Vega o Marlango.

Este año 2017 ya se les ha visto programados en varios festivales del panorama español como el Sansan Festival (Benicàssim) Ciucuito Son Estrella Galicia, Casa Corona, Escenarios Mahou o el Leturalma (Letur, Albacete), actuando tanto en formato acústico como eléctrico.

Próximamente, se les podrá ver el 14 de octubre en Madrid y el 3 de noviembre en Alcalá de Henares. Para 2018 ya tienen cerradas dos fechas en Portugal: el 19 de enero en Oporto, y el 20 de enero en Lisboa. No os los perdáis en directo y seguidlos en redes que suelen dar gratas sorpresas.

La playlist que nos traen los chicos de MÄBU busca amenizar una tarea bastante engorrosa: fregar los platos, sobre todo si es antes de la siesta.

Continúa leyendo: Llega a Madrid el primer festival de Smooth Jazz

Llega a Madrid el primer festival de Smooth Jazz

Redacción TO

Foto: Kim Waters
Smooth Hot Jazz Festival

El Jazz es un género mundialmente conocido pero universalmente inaccesible. Tachado a menudo de elitista, el Jazz no es precisamente el estilo musical más popular estos tiempos. No obstante, todo es encontrar el tipo de Jazz correcto.

A partir de este miércoles 11 de octubre, y hasta el próximo domingo 15, Madrid tendrá la opción perfecta para iniciarse en este género, o para adentrarse aún más en él. Llega a la capital el Smooth Hot Jazz Festival, el primer evento de este tipo en la ciudad. La organización promete “una música brillante, emocionante, armónica y rítmica”. Smooth -del inglés, suave- es la clave de este festival, que ofrece una experiencia armónica a todo aquel que se decida a entrar en este mundo.

Llega a Madrid el primer festival de Smooth Jazz 1

Los expertos sitúan el nacimiento del Smooth Jazz a mediados de los años 70 y su verdadero auge tuvo lugar en la década de los 80. Se considera que los músicos pioneros han sido George Benson (reconvertido al Smooth Jazz después de varios discos de Jazz tradicional), Grover Washington Jr., Kenny G, Larry Carlton, Al Jarreau, Herb Alpert, Chuck Mangione, Gato Barbieri o Dave Koz, entre otros muchos.

El cartel del festival está compuesto por artistas tan diversos y variopintos como subgéneros contiene -aparte del Jazz, también el Soul, el Pop o el Funky harán su aparición estelar-. El cantante italiano Mario Biondi, el saxofonista norteamericano Kim Waters o el dúo español Josemi Carmona y Javier Colina son algunos de los ejemplos de esta diversidad que podrá verse sobre las tablas del Teatro de la Luz Philips Gran Vía durante cinco intensos días de puente en la capital.

No temas al Jazz, deja que entre en tu vida de manera suave. Las entradas y abonos completos están disponibles en este enlace.

Continúa leyendo: El turismo regulado nos hará mejores

El turismo regulado nos hará mejores

Cecilia de la Serna

Foto: Clem Onojeghuo
Unsplash

En los últimos años, y especialmente en los últimos meses, la idea de turismo regulado y responsable ha ido emergiendo en nuestra cultura de ocio. El descanso laboral y el viaje llevan de la mano siglos, pero no fue hasta el siglo XX que ambos conceptos entraron de lleno en las vidas de la gente de a pie.

El boom del turismo acontecido en los 60 en España convirtió un país con una industria pobre en un país turístico con una excelente infraestructura en el sector servicios. Ese boom pionero fue evolucionando durante décadas hasta colocar a España entre las grandes potencias del sector a escala global.

En los últimos 15 años hemos asistido a otro boom más explosivo, si cabe. Las compañías low-cost han ido proliferando hasta ofrecer incluso vuelos de larga distancia, con unos precios que acercan continentes sea cual sea el bolsillo del viajero. Además, las plataformas digitales han ampliado la oferta de alojamiento y ocio, haciendo de la economía colaborativa una realidad muy extendida. La industria ha cambiado a golpe de clic, y el turismo con ella.

El turismo regulado nos hará mejores 1
El nuevo modelo turístico ha cambiado la guía de ruta del sector. | Foto: Sylwia Bartyzel / Unsplash

Este nuevo boom ha provocado una masificación tal que en algunos de los lugares turísticos más emblemáticos se está optando por regular y limitar el turismo. En otros, incluso, el conflicto entre locales y foráneos ha acuñado un término que hace un par de décadas no podíamos ni imaginar: turismofobia. Ahora la cuestión es: ¿Puede el turismo regulado mejorar la industria y hacernos olvidar esa fobia al turista?

De Santorini al Machu Picchu: principales medidas para limitar el turismo

Las medidas para regular el turismo se extienden a lo largo y ancho del atlas global. En Europa son muchas las iniciativas en este sentido. Por ejemplo, recientemente hemos sabido que la isla de Santorini, uno de los destinos más importantes de Grecia, quiere ahora limitar la llegada de los turistas. En el archipiélago residen unas 25.000 personas, por lo que recibir a alrededor de dos millones de visitantes al año no parece algo muy viable. Aspectos como el suministro de agua potable y electricidad, o la gestión de los residuos, se tornan muy complicados con la masificación turística en la isla. Por ello, la isla pronto comenzará a limitar el número de llegadas de turistas en cruceros a 8.000 por día. En temporada alta, Santorini recibe hasta 18.000 personas al día.

El turismo regulado nos hará mejores 2
Santorini atrae por sus playas y sus casas blancas. | Foto: Jason Zeis / Unsplash

Sin salir del continente europeo, ni del Mediterráneo, encontramos otras iniciativas reguladoras del turismo. Este verano conocimos que el Parlamento balear había aprobado la modificación de la Ley Turística de 2012 para regular el alquiler turístico en las islas. Con dicha regulación, se acota minuciosamente el alquiler vacacional -algo que en Baleares y en ciudades como Madrid o Barcelona ha provocado una importante escalada de los precios del alquiler residencial- limitando en 623.624 plazas en total en todo el archipiélago. El Gobierno balear buscaba adoptar así “medidas reguladoras del turismo” para poner fin al incremento de plazas y crear un modelo turístico responsable y sostenible que “ataque la especulación”, en palabras del Ejecutivo. Y es que un turismo desmesurado puede afectar en diversos ámbitos, y es sin duda un aliciente poderoso para los corruptos y especuladores.

Más allá de nuestras fronteras también se están poniendo límites al turismo. En Perú tienen una de las siete nuevas maravillas del mundo, y que constituye en el principal atractivo del país andino: el Machu Picchu. Este santuario histórico recibe a decenas de miles de turistas al año, algo que preocupa a las autoridades en términos de conservación del lugar. Desde el 1 de julio de 2017, y por un periodo de 2 años, las entradas al Machu Picchu se dividen en dos horarios de entrada, y se limitan los ingresos sólo a visitantes acompañados de guías, entre otras medidas. La Unesco, que en 1983 otorgó al Machu Picchu el título de Patrimonio de la Humanidad, advirtió a las autoridades peruanas de que si el modelo turístico seguía como estaba, tendría que poner al sitio en la lista de Patrimonios en peligro. Quedaba así de relieve que el exceso de turismo podía matar nuestro patrimonio histórico.

El turismo regulado nos hará mejores 3
El Machu Picchu fue declarado Patrimonio de la Humanidad allá por 1983. | Foto: Babak Fakhamzadeh / Unsplash

Estos son solo algunos ejemplos de regulación del sector turístico, medidas que parecen una imposición pero que buscan poner orden y cordura en un modelo caduco. Cuando estas medidas no se toman, puede llegar un conflicto entre locales y visitantes, conflicto que se traduce en una palabra de reciente creación: turismofobia.

Turismofobia: el conflicto al límite

La turistificación -fenómeno que quedó plasmado en el documental Síndrome de Venecia (2012)-, que incluye la masificación turística, que se traduce en gentrificación de los barrios de las ciudades y que enfrenta a autoridades, industria y ciudadanos, puede llegar a cotas muy conflictivas. En España se ha empezado a hablar de turismofobia, refiriéndose todos los actos vandálicos, protestas e incidentes de la población local contra la llegada de turistas. Barcelona, Baleares y San Sebastián han sido los puntos más calientes en este nuevo fenómeno, que ha llevado a uno de los líderes del sector a una pésima imagen exterior. Fuera de España, la turismofobia no se entendía dada la importancia del turismo para la economía española, y dentro el debate estaba servido.

El modelo actual no parece ser sostenible. Es importante que las autoridades, las empresas del sector y los individuos asuman la responsabilidad de la superpoblación y que desarrollen soluciones sostenibles a los problemas que pudieran derivarse de la turistificación. Mientras que limitar el número de turistas es una medida extrema y que siempre se toma en última instancia, promover otros destinos y tipos de turismo -como el rural, en boga en toda Europa- puede ser la vía para mejorar un mundo repleto de viajeros.

TOP