Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Los 20 millennials más influyentes de España

Redacción TO

Preparar un ranking con los 20 millennials más influyentes del país es todo un reto. Aquí hay una muestra representativa de estratos sociales, de distintos niveles de popularidad social, incluso de los distintos sectores laborales que conviven. Eso sí: todos los integrantes de la lista comparten el atributo de ser referentes en sus vocaciones, y este es un logro reservado para unos pocos. Los millennials escogidos coinciden en que su éxito no es una casualidad y que todo se debe al trabajo duro. Aunque la suerte siempre ayuda.

Los 20 millennials más influyentes de España 1

Natalia De Molina

A sus 26 años, la actriz jienense ha ganado dos premios Goya, siendo la mujer más joven en lograrlo. Ha trabajado con directores como Paco León o David Trueba y no le falta trabajo: este año es parte del reparto de numerosas producción españolas, tanto en cine como en televisión. Pero no fue siempre así. En una entrevista al diario granadino Ideal, aseguró que “todas las veces que me han dicho ‘no’” le han hecho “tener los pies en la tierra”. Su espejo, como ha sostenido en varias ocasiones, es Gena Rowlands.

David Broncano

Aparece desde hace años en programas de radio y televisión, en algunos canales de YouTube, y da la impresión de llevar en la comedia toda una vida. Pero David Broncano, que ha popularizado su pequeño pueblo de Jaén llamado Orcera, solo tiene 31 años. Ahora presenta un programa en Cadena Ser, otro en #0, y su nombre está incluido entre las grandes estrellas del humor en España. En una entrevista para El Periódico de Catalunya, Broncano aseguró que está dispuesto a hacer humor con cualquier cosa, excepto con aquellas que “te provoquen la muerte”. Como Mahoma.

En Malasaña de terraceo! Be the change you want to be! #afterwork #malasañamola #picoftheday #andamiaje #cubodeplastico #streetart #lifestyle #syria

Una publicación compartida de David Broncano (@davidbroncano) el

Jon Kortajarena

Ha pasado mucho tiempo desde que su nombre comenzó a aparecer en los medios. Este modelo y actor bilbaíno de 32 años es una de las grandes estrellas internacionales de la moda y ha sido el rostro de campañas de John Galliano, Emporio Armani o Dolce & Gavanna. Tal es su fama que Forbes lo designó como uno de los diez modelos más exitosos del mundo. Con todo, más allá de su incursión en el cine, donde tiene mucho que decir el diseñador y cineasta Tom Ford, se encuentra su faceta como medioambientalista: desde 2015 trabaja para la Fundación The Climate Project, de Al Gore, como uno de los principales embajadores en España y América Latina en la lucha contra el cambio climático. Entre sus demandas está que el gobierno español deje de subvencionar las energías fósiles y comience a tomar medidas para el cumplimiento de los Acuerdos de París.

I’m watching you.. everywhere. Thanks to @adriancarvajal_ for sending this from NY. #JONKxTOMFORD

Una publicación compartida de Jon Kortajarena (@kortajarenajon) el

Guillermo Rodríguez (alias Arkano)

Arkano solo tiene 22 años y ya aparece en todos los programas de radio, en televisión, en los grandes espacios de YouTube. Con siete años descubrió el rap y desde entonces no ha hecho otra cosa que combinar rimas. Su estilo es el free-style y su virtuosidad reside en una capacidad innata para improvisar sin entrecortar la voz, sin dejar de moverse. Su mente es rápida como un bólido de carreras. Con 14 años fue campeón de España en Pelea de Gallos y con 21 batió el récord guiness tras improvisar sin descanso y con pausas de tres segundos para beber y comer durante 24 horas, 34 minutos y 27 segundos en la Plaza del Sol de Madrid, ante cientos de personas.

co

¡Gracias por la acogida! Recordad que el miedo nada tiene que hacer contra el amor Link del videoclip en BIO

Una publicación compartida de Arkano (@smootharkano) el

Elvira Sastre

Solo hay que ver las colas que se forman en sus firmas de libros para comprobar la envergadura que ha alcanzado Elvira Sastre como escritora. Esta poeta segoviana de 25 años es uno de los últimos fenómenos literarios del país y su éxito, tal y como cuenta a The Objective, es fruto del esfuerzo. Preguntada por el tiempo que ocupa la escritura en su vida, responde que “casi su totalidad”. “Al final, la poesía es un modo de vida y se encuentra en todo lo que nos rodea. Miro las cosas buscando el detalle, me cuentan algo y rebusco en ello para encontrar el poema, me sucede algo y lo vierto sobre el papel”. A quienes quieren seguir su estela, recomienda que “si se dedican a la literatura sea desde la verdad, desde la más pura necesidad vital, y se olviden de todo lo demás”.

Los 20 millennials más influyentes de España 3

Rubén Doblas Gundersen (alias El Rubius)

Un ejemplo del no espacio que significa internet, donde la única barrera es el idioma, es el éxito de Rubén Doblas, mejor conocido como El Rubius. Sus vídeos comentando videojuegos, comentando su vida, haciendo chistes todo el tiempo, han encandilado a millones de adolescentes en todo el mundo y se ha convertido en una estrella que pasea en alfombra roja allá donde viaja. Famosa fue la escena de su llegada a Buenos Aires: retransmisiones en directo desde la televisión, centenares de jóvenes aguardando en la puerta del hotel, El Rubius escoltado a cada paso. Se trata del segundo youtuber con más seguidores en castellano.

Nuevo video en mi canal kawaiiii

Una publicación compartida de el rubius WTF (@elrubiuswtf) el

Aida Domènech (alias Dulceida)

Es uno de los rostros más populares de las redes sociales. Tiene dos millones de seguidores en Instagram, más de 1,3 millones de suscriptores en Youtube, 200.000 seguidores en Twitter. Sus consejos de moda son una referencia para millones de jóvenes y es todo un reclamo para las marcas. Además, hace unos años anunció abiertamente su bisexualidad y su fama se incrementó más si cabe. Compartió con sus seguidores varios vídeos de su boda que se han convertido en fenómenos virales.

Rubén López

Cada vez el movimiento LGTB+ tiene más visibilidad, pero no siempre fue así. Rubén López es activista y miembro destacado de la Federación Española de Lesbianas, Gais Transexuales y Bisexuales y compagina su lucha política con su vocación como geólogo. Preguntado por si queda mucho trabajo de concienciación por delante, responde a The Objective que “muchísimo”: “Queda mucha intolerancia en nuestro país. Queda concienciación en el colectivo LGTB+ de no resignarse, tenemos derecho a ser felices como somos, no como quieren que seamos”. Por ello, su consejo es que “sean ellos mismos, que no dejen de luchar por lo que creen y que intenten actuar como les gustaría ser, porque si no, acabarán siendo como actúan, y ahí no está la felicidad”.

Moha Gerehou

Este aragonés se ha convertido en el rostro de la minoría negra, que apenas ha tenido voz en el país. Con su trabajo como periodista en eldiario.es y con la plataforma SOS Racismo expone la discriminación que sufren día a día, a menudo sin que nos demos cuenta. “En el mundo de la lucha antirracista lo más importante es saber escuchar y actuar como instrumento y no como protagonista”, explica Moha Gerehou a The Objective. “Queda mucho trabajo y no solo de concienciación, sino también a nivel político. El racismo no son solo estereotipos y prejuicios, sino un sistema político que se manifiesta en distintas vertientes, como la ley de extranjería o el acceso a la vivienda, que dificultan que podamos disfrutar de nuestros derechos humanos”.

Ariadna Masó

Ariadna Masó es la subdirectora del fondo de inversión británico Barings, y dicho así parece una firma popularmente desconocida. Pero si contamos que es una de las directivas más jóvenes, a sus 28 años, y que su instinto empresarial ha conseguido cerrar inversiones por cantidades cercanas a los 200 millones de euros, comenzamos a llevarnos las manos a la cabeza. Su carrera está en auge y ella lo tiene claro: su filosofía de trabajo es “consistencia, equipo y trabajo duro”. Y puesta a dar un consejo a quienes están por venir, Ariadna dice a The Objective que su frase preferida es que “si puedes soñarlo, puedes conseguirlo”.

Los 20 millennials más influyentes de España

Antonio J. Rodríguez

No es sencillo dirigir uno de los medios digitales más importantes de España y América Latina, Playground, con un éxito atronador en los últimos cinco años, y compaginarlo con una familia y con una vocación literaria. “Ya se sabe que para quienes trabajamos en prensa y escribimos, nuestro tiempo de ocio o cuidados es un falso modo avión: un estímulo imprevisto o una observación desde una perspectiva diferente son el desencadenante de una posible nueva historia”, dice a The Objective. Acaba de publicar su segunda novela, Vidas perfectas (Random House), y da un anticonsejo a quienes encuentran en él un referente: “No esperes que las generaciones anteriores validen lo que haces. No lo harán. Por otro lado, es comprensible”.

“Quotations are useful in periods of ignorance or obscurantist beliefs”, Guy Debord • 📸 x @lunamonelle

Una publicación compartida de Antonio J. Rodriguez (@antoniojrodriguez87) el

Óscar Pierre

Hay pocos empresarios jóvenes en España con la carrera fulgurante de Óscar Pierre. Con 24 años, es el fundador de Glovo, una empresa que hace entregas a domicilio sin importar el encargo, y lo hace en menos de una hora. La compañía tiene 100.000 pedidos al mes y espera facturar, tal y como dijo Óscar en una entrevista con El Mundo, entre 35 y 40 millones de euros este año. Se trata de uno de los representantes del pequeño pero significativo Silicon Valley español.

🎈second pic

Una publicación compartida de Oscar Pierre (@oscarpierremi) el

César Velasco

Es uno de los mayores expertos en la lucha contra el ébola y su asombrosa juventud ha despertado un interés enorme. Tanto es así que la revista Forbes lo bautizó como el científico joven más influyente de Europa. Trabaja desde el hospital Vall d’Hebrón de Barcelona y sus opiniones y conclusiones son tenidas muy en cuenta en la Organización Mundial de la Salud. “El trabajo es un pilar muy importante en mi vida, sobre todo porque he convertido mi vocación en mi trabajo”, cuenta a The Objective. Velasco guarda en común con el resto de integrante de la lista este espíritu, y no duda cuando afirma que “el esfuerzo y la dedicación son muchas veces los responsables de la suerte”.

Rebeca Minguela

El Foro Económico Mundial la escogió como una de las cien personas jóvenes más influyentes del planeta. Es ingeniera, vive en Estados Unidos y gracias a la fundación Clarity, una herramienta que calcula el impacto de las empresas en las sociedades en términos sociales, ecológicos y políticos, Minguela se ha convertido en un espejo para multitud de emprendedores millennials con un espíritu más crítico y una concienciación mayor. A pesar de tener la sede de su empresa en Nueva York, reconoció en una entrevista para El País que la gran parte de sus empleados son españoles.

Willy Bárcenas

Saltó a la fama en un momento familiar complicado: su padre, Luis Bárcenas, había entrado en prisión por sus desmanes como tesorero del Partido Popular y su nombre aparecía en cada informativo. Nadie imaginaba que su hijo, Guillermo Bárcenas, o simplemente Willy, iba a convertirse en un fenómeno musical junto a su banda, llamada Taburete. Sus vídeos en YouTube tienen millones de reproducciones y ya llenan estadios; han sido bautizados como los herederos de los Hombres G y van juntos de gira por toda España.

Hablando ugandés con mi gran amigo Jokin Deloxly @joaco.gasset #jammin #grandesreencuentros

Una publicación compartida de Guillermo Bárcenas (@guillermo.barcenas) el

Los 20 millennials más influyentes de España 2

Bruno Hortelano

El atleta Bruno Hortelano es español, aunque creció en Australia en el seno de un matrimonio de científicos especializados en microbiología molecular. A sus 25 años es el mejor corredor español en las pruebas de 100, 200 y 400 metros lisos y ha batido cada uno de los récords nacionales en estas especialidades atléticas. En septiembre de 2016 sufrió un accidente de coche por el que casi pierde la mano; superada la peor parte, ya trabaja para competir por medallas en los Juegos Olímpicos de Tokio en 2020.

David Antón

Dicen que este ajedrecista madrileño sería toda una estrella en Rusia. Fue subcampeón en el Abierto de Gibraltar, que es una de las citas anuales más destacadas del deporte del tablero, y es una de las promesas más mediáticas en Europa. No tiene patrocinadores y apenas una beca estatal de 2.000 euros, pero es todo un ejemplo de ambición y superación. Además, es colchonero y comparte el espíritu combativo del Cholo.

Arantxa Unda

Quizá sea un nombre poco familiar, pero por algún motivo la revista Forbes la designó como la mujer más influyente menor de 30 años de España. Unda es la directora de la empresa Sigesa, una compañía familiar que presenta un modelo innovador de eficiencia en la gestión de hospitales. Dejó a un lado su carrera en el sector financiero y rechazó suculentas ofertas económicas de Estados Unidos para sacar adelante el negocio que puso en pie su padre 20 años antes. Ahora la jugada parece maestra. “No sé si puedo dar consejo a otros jóvenes porque yo todavía tengo mucho que aprender”, dice Unda a The Objective. “Sin embargo, resaltaría la importancia de tener constancia y paciencia, dos cualidades que a veces nos faltan a los jóvenes. Las cosas casi nunca salen ni a la primera ni a la segunda, por ello es importante tener tenacidad y no impacientarse ni frustrarse”.

Ona Carbonell

Tuvo que sobreponerse a la alargada sombra de Gemma Mengual, una de las mejores deportistas españolas que se recuerdan, pero esta barcelonesa de 27 años es actualmente la gran representante nacional de natación sincronizada, un deporte dominada tradicionalmente por las rusas. Sin embargo, su carrera ha tenido un crecimiento fulgurante y, desde 2007, ha obtenido decenas de medallas entre mundiales y juegos olímpicos. En el último mundial, concluido apenas unas semanas, acabó con un palmarés de dos medallas de plata.

☑️Entreno acabado por hoy. Un mes para las #WorldSeries en Uzbekistán. Feliz lunes gente!!! #rewind #wave #training #synchro #monday

Una publicación compartida de Ona Carbonell (@ona_carbonell) el

Alba Farelo (alias Bad Gyal)

En un año ha pasado de compaginar sus estudios con un trabajo en una panadería a ser uno de los iconos del dancehall en España. Esta barcelonesa tiene 20 años y ya llena escenarios en toda Europa: Copenhague, Roma, Madrid.  Su música desconcierta a las generaciones pasadas con unas letras directas, un ritmo reguetonero. Con todo, Bad Gyal es una referencia para el feminismo contemporáneo y un icono nacional del joven y creciente movimiento del trap.

Kuando ve la paga d mil tu la veeee alla esk se le moja la t*taaaa

Una publicación compartida de Pussy K Mana (@akabadgyal) el

Continúa leyendo: Así es el gracioso 'reboot' de Friends para millennials que responde a sus críticas a la serie

Así es el gracioso 'reboot' de Friends para millennials que responde a sus críticas a la serie

Redacción TO

Foto: YouTube

A los millennials no les gusta Friends, o al menos a los millennials más jóvenes. La exitosa sitcom de mediados de los noventa ha sido acusada de homófoba y machista, según recoge una encuesta del diario británico The Independent. Las generaciones más jóvenes rechazan la forma de hacer comedia de la recordada serie de la NBC.

La ficción, disponible para su visionado en streaming a través de Netflix, no ha logrado calar en estos jóvenes ya que están “impactados” por el tratamiento que se hace de determinadas situaciones relacionadas con temas de género e identidad sexual.

Por poner un ejemplo de momentos que molestan, los millennials critican la escena en la que Ross le quita una muñeca Barbie a su hijo, que está jugando con ella, y la cambia por un muñeco de G.I. Joe. Este momento es descrito como un claro ejemplo de perpetuar los roles de género de manera equivocada, y un pensamiento totalmente lejano a la sensibilidad actual sobre la identidad de las personas.

Uno de los momentos descritos como homófobos es de la paranoia de Chandler ante la opción de que el resto lo crea homosexual y los recurrentes chistes en relación a la condición de travesti de su padre, algo que es rechazado por estos jóvenes.

En respuesta a toda esta controversia, un grupo de millennials ha difundido unos títulos de Friends destinados a ellos. En un video que ha se ha hecho viral en las redes sociales se puede ver a los seis amigos haciéndose selfis y utilizando sus móviles, como locos, mostrando esa particular forma de actuar de los millennials.

Continúa leyendo: La próxima generación de 'influencers' no será humana

La próxima generación de 'influencers' no será humana

Cecilia de la Serna

Foto: @lilmiquela
Instagram

Los influencers generan beneficios millonarios, son líderes de opinión para una generación entera y rediseñan día a día el concepto de liderazgo. Estas celebridades, generalmente erguidas gracias al enorme influjo de Internet en la sociedad, sobre todo entre los más jóvenes que se sirven de las herramientas digitales para prácticamente todo, son de igual o mayor relevancia que muchos líderes mundiales.

Los influencers que conocemos son seres humanos, como todos nosotros, que sienten y piensan y viven como el común de los mortales. Por tanto, hierran y tienen sus puntos débiles. Sea en la piel del personaje o en la de la persona, sus propias personalidades generan un vínculo con sus hordas de seguidores a través de un principio humano: la empatía. Y esta empatía que se construye de individuo a individuo puede estar en riesgo con una tendencia que ya empieza a dibujarse: los influencers que llegan no serán necesariamente humanos.

La competencia que le saldrá a Dulceida, a las Kardashian o al youtuber de turno vendrá de la mano de imágenes generadas por ordenador, cyborgs y otros entes virtuales o semi-virtuales. El primer y gran ejemplo es la bloguera Miquela (@lilmiquela), que en Instagram cuenta con más de 520.000 seguidores y no es humana.

mfw I’m buying furniture for my first apartment in LA ☺️💛

Una publicación compartida de *~ MIQUELA ~* (@lilmiquela) el

🐟

Una publicación compartida de *~ MIQUELA ~* (@lilmiquela) el

Miquela Sousa -que es brasileña y americana- tiene una historia y un recorrido propio. Desde 2016 ha ido generando su propio discurso estético, artístico, de estilo de vida e incluso ideológico, un discurso que se ha mantenido coherente y que ha generado esa empatía que mencionaba como necesaria en la relación influencer-seguidor.

La delgada línea entre virtualidad y realidad se hace patente en el caso de Miquela, que a pesar de ser una imagen generada por un ordenador puede llegar a parecer real ante los ojos de los que la siguen. La controversia en este caso ha estado servida por la verosimilitud del personaje, que resulta muy auténtico ante los ojos del espectador. La pregunta que muchos se harán es ¿quién está detrás de esta modelo? No se sabe. Al menos no a ciencia cierta. Se ha especulado con la autoría de Miquela, si es individual o compartida por varios usuarios, pero -al contrario que en el caso de, por ejemplo, Gorillaz– no se sabe exactamente quién o quiénes están detrás de la peculiar bloguera.

Winter in LA 🌴

Una publicación compartida de *~ MIQUELA ~* (@lilmiquela) el

2018 Desert Litty!!

Una publicación compartida de *~ MIQUELA ~* (@lilmiquela) el

El misterio que rodea a esta it girl la convierte en algo aún más atractivo. El secreto tras su verdadera identidad atrapa a sus seguidores, que han llegado a teorizar sobre quién o qué es, hablando de estrategias de marketing, diseñadores gráficos e incluso de que Miquela no sea más que un adelanto de la quinta edición del célebre videojuego de simulación Los Sims. Lo único claro es que sus miles de fans viven con entusiasmo cada paso de Miquela, que cuenta incluso con una tienda de ropa propia y hasta su propia música en Spotify.

Lil Miquela no es la única no humana que está a la caza de la influencia digital. El progreso de la tecnología ha permitido un increíble desarrollo en las herramientas 3D, como en el caso que hemos mostrado, que combinan a la perfección imagen real e imagen generada por ordenador (CGI, por sus siglas en inglés). El mundo CGI es muy extenso, sin embargo en la vida real y gracias a elementos como la Inteligencia Artificial también encontramos a influencers no del todo humanos. Es el caso de los cyborgs, esas criaturas compuestas de elementos orgánicos y dispositivos cibernéticos​ que hemos visto cientos de veces en las películas de ciencia ficción y que no están en absoluto lejos de la realidad.

Estos seres, híbridos entre lo real y lo virtual, están apuntando alto y quieren hacerse también con las redes. Es el caso de LaTurbo Avedon, que en su biografía de Twitter se define como “artista avatar” y que quiere, a través de su presencia en las redes sociales, mostrar un punto de vista distinto sobre su percepción artística.

Club Rothko Save 04 (Mirror) from LaTurbo Avedon on Vimeo.

Las implicaciones verdaderas de estas tecnologías y personalidades inventadas -como muchas de las que actual y humanamente copan los Instagrams más seguidos- no están claras. No obstante, el futuro de estas celebridades cibernéticas podría ofrecer una pista de cuán borrosas pueden ser las diferentes líneas entre lo real y lo virtual. ¿Estás preparado para la nueva generación de influencers no humanos?.

Continúa leyendo: Las 'fake news': alto alcance pero bajo impacto

Las 'fake news': alto alcance pero bajo impacto

Anna Carolina Maier

Foto: David Goldman
AP

Los jóvenes son los menos propensos en leer y creer ‘fake news’ que a la vez tienen, en general, menos impacto de lo que se creía. Estas son las dos principales conclusiones de un estudio publicado a finales de noviembre hecho por tres politólogos en el que destacan que las ‘noticias falsas’ tienen “un alto alcance pero un bajo impacto”.

Brendan Nyhan de Dartmouth College, Andrew Guess de la Universidad de Princeton, y Jason Reifler de la Universidad de Exeter, analizaron los datos de tráfico web recopilados de una muestra representativa de 2.525 estadounidenses que dieron su consentimiento para que su actividad online fuese monitoreada anónimamente por la firma analítica YouGov durante las últimas semanas de la campaña electoral de Estados Unidos de 2016. También fue rastreado el uso de Facebook y los hábitos generales de navegación basados en una encuesta de partidismo político.

El 10% de la población consume el 65% de las noticias falsas

Según los resultados, uno de cada 4 americanos visitó noticias falsas entre el 7 de octubre y el 14 de noviembre de 2016 y aún así, los mayores consumidores de éstas leyeron más del tipo “real” o “verdaderas”.

“Seis de cada 10 visitas a las páginas de ‘fake news’ procedieron del 10% de los lectores”, sostiene el informe. Lo más importante es que ese porcentaje es el del público “más conservador”, desde el punto de vista ideológico, se añade. Estos leyeron solo cinco artículos de noticias falsas, en promedio, durante más de cinco semanas. Además, ese 10% hizo el 65% de visitas a los sitios de información engañosa.

La conclusiones del estudio destacan que los jóvenes cada día más se niegan a ser engañados. Son los mayores de 60 años los más propensos a visitar las páginas ‘mentirosas’.

Las 'fake news': alto alcance pero bajo impacto 2
Uno de cada 4 americanos visitó noticias falsas entre el 7 de octubre y el 14 de noviembre de 2016. | Crédito: Darmouth College

“Estimamos que el 27,4% de los americanos a partir de los 18 años de edad visitaron noticias falsas a favor de Trump o de Hillary Clinton durante el periodo de estudio que cubrió las últimas semanas de la campaña presidencial de 2016”, afirman los investigadores. Aunque ese porcentaje supone un número que parece considerable: de 65 millones de personas, las ‘fake news’ representaron tan solo el 2,6% de todos los artículos que los americanos leyeron.

‘Facebook’, una mala senda

El estudio también señala que Facebook fue, con mucho, la plataforma a través de la cual las personas navegaban con mayor frecuencia hacia un sitio de noticias engañosas. Por esta razón, la red social del joven magante Mark Zuckerberg ha anunciado su intención de colaborar con “organizaciones externas de verificación de hechos” para identificar historias falsas y advertir así a los usuarios en el momento en el que van a publicar o compartir enlaces a estos hechos ficticios.

Las 'fake news': alto alcance pero bajo impacto 1
La red social ha anunciado su intención de colaborar con “organizaciones externas de verificación de hechos”Foto: Martin Meissner / Reuters

El equipo investigador define los sitios de ‘fake news’ como aquellos que publicaron al menos dos historias “demostrablemente falsas”. Para ello, éstas debían afectar a la actitud de los electores, como definieron los economistas Hunt Allcott y Matthew Gentzkow en otra investigación publicada en 2016, en la que demostraron que las redes sociales fueron una fuente importante, pero no dominante, de difusión de noticias durante las últimas elecciones presidenciales de EEUU.

Estos limitaron el significado de “noticias demostrablemente falsas” a los resultados sobre las personas y su efecto en los comicios. “Para que las noticias falsas puedan haber cambiado el resultado de la elección, cada una tuvo que haber convencido a un 0,7% de los electores de Clinton y electores indecisos a votar por Trump”. Es decir, tener un nivel de persuasión equivalente a ver 36 anuncios de campaña en televisión, indicó aquel análisis.

Según el nuevo informe, los seguidores de Trump fueron tres veces más propensos a visitar sitios de historias engañosas que los partidarios de Hillary Clinton. Aún así, fueron una pequeña fracción de la ‘dieta informativa’ general de los más de 2.000 ciudadanos analizados. Independientemente de las preferencias políticas, solo el 1% entre los seguidores de Clinton, y el 6% entre los de Trump basaron su información en páginas que no verifican.

Continúa leyendo: Tiempo nuevo

Tiempo nuevo

Manuel Arias Maldonado

Foto: Edgar Su
Reuters

¡Año nuevo! Y con él, cuando todavía no se ha apagado el eco de las campanadas a lo largo del continente, aparecen los propagandistas del “tiempo nuevo”. ¿Pueden oírlos? Un tiempo a estrenar, dispuesto ante nosotros como el regalo de una tribu extranjera, promesa que creemos aunque ya nos la hayan hecho antes. Hemos sacudido la alfombra del año anterior haciendo listas y balances; tenemos sobre la mesa una Moleskine recién comprada; estamos, en fin, listos para empezar otra vez. De hecho, precisamente, más listos que nunca. Acaso la función de la Nochevieja, que convierte la tragedia del fin de los tiempos en una inofensiva farsa de lamé y matasuegras, sea terminar de cansarnos de la carga acumulada durante los últimos doce meses. Es ya un tiempo vivido y por tanto archivado: gastado. Que nos traigan el nuevo.

Así que amanecemos el primer día del año como transformados en uno de esos espíritus libres que invocaba Nietzsche. Nos parece haber experimentado de golpe ese general desasimiento que el filósofo alemán juzgaba necesario para empezar una vida emancipada de todo prejuicio. Salimos a la calle: el aire parece más limpio, el silencio más elocuente. Todavía vagabundean algunos jóvenes borrachos, que buscan su primer desayuno indiferentes a la brecha que se ha abierto entre un tiempo y otro. Prefieren hacer una última ofrenda a Dioniso antes que mirar de frente la luz del día. Pobres: son los rezagados del tiempo nuevo.

¿Seguro? Desengañémonos: el tiempo nuevo no es más que una ilusión. Solo como consecuencia del exceso de conciencia temporal, de la saturación cronológica que empieza a afectarnos ahora que cada semana trae consigo varios “momentos históricos”, puede entenderse el éxito de una figura semejante. ¡Necesitamos descansar! De la historia universal, de nosotros mismos, de los demás. Esa demanda ha creado su propia oferta, una moda del lenguaje que se propaga rápidamente. Cliché periodístico, recurso para políticos, truco publicitario: el asidero psicológico del tiempo nuevo se banaliza y pierde con ello cualquier virtud terapétutica. Porque un solo profeta puede llamar la atención, pero una legión pasa desapercibida.

De ahí la fuerza simbólica del año que comienza: no deja de ser, aunque solo sea sobre el papel, una auténtica novedad. Y así, al menos por unas horas, esa vieja ilusión consigue ilusionarnos: unos empiezan un diario, otros se inscriben en el gimnasio. El horizonte se ha despejado; el contador está a cero. Finjamos creerlo.

Feliz 2018.

TOP