Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Los cinco mejores restaurantes donde dar la bienvenida al Año Nuevo chino

Lidia Ramírez

Sólo quedan unas horas para que comience el Año del Gallo de Fuego Rojo. La comunidad china dará la bienvenida este sábado 28 al año 4715 según el calendario tradicional chino. Y según su horóscopo, los nacidos en 1909, 1921, 1933, 1945, 1957, 1969, 1981, 1993 y en 2005 están de suerte porque éste será su año.

dfgsdf
55.000 chinos residen en Madrid. (Foto: Aly Song / Reuters)

Difícil es pasear por el barrio madrileño de Usera y no sentirte como si estuvieras en cualquier país asiático. Y es que de los 55.000 ciudadanos chinos que viven en Madrid, unos 10.000 están afincados en este distrito del sur que este fin de semana se convertirá en un lugar donde lo último que harás será aburrirte. Grandes dragones y música tradicional china recorrerán las calles de Usera desde las 11.00 a 13.00. Además, no faltará a la jornada festiva un concierto del grupo de música rock china, Dark N Down, y multitud de talleres para pequeños y mayores durante toda la jornada. El Ayuntamiento también iluminará el Palacio de Cibeles durante estos días y decorará algunas calles con motivo del Año Nuevo Chino mientras la Comunidad de Madrid colgará una pancarta en la Puerta del Sol para dar la bienvenida al Año del Gallo como homenaje a los 55.000 chinos que residen en la región.

Andrea Comas
Momento del pasacalles del Año Nuevo chino 2016. (Foto: Andrea Comas / Reuters)
Andrea Comas
Momento del pasacalles del Año Nuevo chino 2016. (Foto: Andrea Comas | Reuters)

Dos semanas de celebraciones, reuniones, comilonas y mesas repletas de comida china, cada vez más popular en nuestra cultura. Por ello es que, por segundo año consecutivo, regresa a Madrid China Taste 2017, la gran fiesta gastronómica de alta cocina china. 18 restaurante chinos, cuatro más que el año pasado, participan en esta fiesta gastronómica con menús especiales con los mejores productos de su país y con precios para todos los bolsillos, que van desde los 20 a los 80 euros. Así, si eres amante de la cocina oriental de calidad, no puedes perderte estas jornadas que permanecerán hasta el 12 de febrero. Entre los establecimientos, aquí os dejamos algunos destacados que se consideran de los mejores de España:

Royal Cantonés (C/Olvido, 92, Madrid. Tlf.: 915000161)

Es “el chino” de Usera, un restaurante súper popular con excelentes críticas de público y prensa, especializado en cocina cantonesa, sobre todo pescados, dim sum y carnes asadas. Entrantes: Hojaldres de lomo de cerdo asado; Primer Plato: Combinado de asados cantoneses (Pato cantones, Pollo asado al horno, Costillas de cerdo, lomo de cerdo asado, Panceta de cerdo asada); Segundo Plato: A Elegir un plato: Fideos de la buena fortuna, Pollo de la buena suerte. Postre: Tartaletas de huevo. PRECIO: 24,65 euros (menú mínimo para 2 personas)

DDFDSFA
Royal Cantonés está especializado en comida cantonesa. (Foto: Facebook Royal Cantonés)

Casa Lafu (C/ Flor Baja, 1, Madrid. Tlf.: 915 48 70 96)

Es el restaurante chino elegante por excelencia. Se define como “la casa del picante” y está especializado en cocina sichuanesa y huo guo (olla caliente), un plato tradicional de esta región y típico de Año Nuevo. EntrantesUn plato combinado para 2 personas: Costilla con salsa agridulce, Tofu escabechado en especias, Codillo de cerdo al té Pu’er, Rollitos de tofu fritos especiados, Sopa agripicante.; Primer Plato: A elegir uno: Berenjena salteada con salsa de soja, Pato a la Pekinesa, Ternera con salsa agridulce a base de naranja, Langostino frito con finas tiras de patata frita, Dados de lubina con salsa Yuxiang en nido. Acompañamiento de dim sum: Shaomai de ternera; Jiaozi a la plancha de brochetas; Segundo Plato: A elegir un plato para cada 2 personas: Arroz con piña y gambas a la piedra, Tallarines de Arroz salteados con ternera, Tallarines frescos salteados. Postre: A elegir uno: Helado, Sorbete, Tarta de queso,  Tiramisú, Pastel de calabaza, Café o té. PRECIO: 35 euros por persona (menú mínimo para 2 personas).

dfadfdsf
Casa Lafu está especializado sichuanesa. (Foto: Facebook Casa Lafu)

Asia Gallery (Hotel Westin Palace. Plaza de las Cortes, 7, Madrid.  Tlf.: 91 360 00 49)

Alta gastronomía china en un ambiente sofisticado inspirado en la China de los años 20 dentro del Westin Palace HotelEntrantes: Sopa agripicante; Primer Plato: Rollitos de primavera, Langostinos Fenix de Jade; Segundo Plato: Pato lacado estilo pequinés, Noodles salteados con verduras; Postre: Postres Asia Gallery. PRECIO: 45 euros por persona.

dfasdf
Asia Gallery está inspirado en la comida de los años 20. (Facebook Asia Gallery)

Tse Yang (Paseo de la Castellana, 22, Madrid. Tlf.: 914 31 18 18)

La definición ‘lujo asiático’ tiene un claro exponente en Madrid en este restaurante situado en el Hotel Villamagna. Entrantes: Cremoso de soja fresca con boletu; Pichón francés crujiente; Bolita de langosta al aceite roja de pimienta Sichuan; Pollo corral hervido tierno a jengibre. Primer Plato: Sopa de ginseng y pepino de mar, Dimsum de foie, Dimsun de Gamba, Dimsum de hueva; Segundo Plato: Carne de charla con verterá china, Rollito de lenguado relleno de flores rojo, Delicioso pollo de campo al vapor perfumado hoja de loto, Solomillo de ciervo a la plancha; Postre: Fruta y mochi crujiente, Helado de mango con nido de golondrina. PRECIO: 80 euros por persona.

dfadfsdf
El Tse Yang está situado en el interior del Hotel Villamagna. (Foto: Facebook Tse Yang)

Zen Market (Av. de Concha Espina, 1, Madrid. Tlf.: 914 57 18 73)

Copas y recetas de Asia en lujoso salón de estilo oriental con vistas al césped del estadio del Real Madrid. Entrantes: Sopa agripicante; Primer Plato: Rollitos de primavera, Langostinos Fenix de Jade; Segundo Plato: Pato lacado estilo pequinés, Noodles salteados con verduras; Postre: Mango tapioca y coco. PRECIO: 35 euros por persona 

fgsd
En el Zen Market podrás comer con vista al Santiago Bernabeu. (Foto: Facebook Zen Market)

Estas jornadas gastronómicas tienen un carácter solidario y por cada menú que consumamos se entregará un donativo a un proyecto de intersección social de personas con discapacidad en colaboración con la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Intelectual o del Desarrollo.

Continúa leyendo: La galleta dominante

La galleta dominante

Francisco Pou

Los chinos se han adaptado a nuestra lencería y a nuestro nuevo taoísmo del dinero. ¡Qué cerca tenemos a los Chinos! Del país de la tinta china, de las naranjas de la china y de las sedas, de tés de sagrados remedios y culinaria lenta de ánades.

Los chinos se han adaptado a nuestra lencería y a nuestro nuevo taoísmo del dinero

¡Qué cerca tenemos a los Chinos! Del país de la tinta china, de las naranjas de la china y de las sedas, de tés de sagrados remedios y culinaria lenta de ánades, ‘los chinos’ son ahora los proveedores de calcetines, pasta de dientes o una sartén. Los lejanos genéricos ‘chinos de la China’ son ahora nuestros ‘proveedores de proximidad’ que nos miran con sonrisa gélida de mercader, en eternos despachos abarrotados en desordenado orden, como la dentadura de un tiburón. Siempre hay alguien más versado en nuestro idioma para evitar, en lo posible, la gesticulación de nuestro pedido. En algunas mercancías de más íntimo destino, la gesticulación puede ser impactante en horario infantil. Pero en ‘los chinos’ la sonrisa gélida no se altera y siempre se acierta con precisión la lencería, el voltaje y el color, incluso si deben ser combinados.

La foto nos muestra la alegría de la canción del ‘Nuevo Año Chino’: ‘Te deseo que consigas mucho dinero’. Una frase corta, formato de ‘Galleta de la Suerte’, para los españoles ya más cotidiana que los seculares monumentos pasteleros artesanos conventuales de yemas con evocaciones de pasiones anatómicas aplicadas a sus monjas.

Si lo religioso es el ámbito del objeto de nuestra confianza y nuestro destino, Buda y Confucio alumbran un Taoismo que, de galleta en galleta, catequiza hoy el culto universal que nos hermana a todos en la misma pobreza que da el dinero; algo que no existe, que nunca es suficiente, pero por lo que vale la pena todo. En China, hasta las libertades.

Son ya 200.000 chinos viviendo en España. Los profetas sociales hace 50 años anunciaban que nos venían los rusos. Ahora los chinos. Pero nada nos cambia. Se han adaptado a nuestra lencería y a nuestro nuevo taoísmo del dinero. Nada nos cambia. A muchos kilómetros, en Siria, en África, en Asia, la gente muere y no es por dinero, sino en la confianza de lo que realmente cambia para quien vive. Si quiere vivir la vida con sentido más denso que una galleta con suerte.

Continúa leyendo: Chinos, políticos y negros

Chinos, políticos y negros

Jose Maria Inigo

Los chinos, que son muy puntuales para estas cosas, celebran el día 31 el principio de su Año del Caballo, que significa un período de virtud y talento.

Los chinos, que son muy puntuales para estas cosas, celebran el día 31 el principio de su Año del Caballo, que significa un período de virtud y talento. Si es así, se entiende. Toda la virtud y el talento que un día se paseaban por estos lares, han emigrado al país del cerdo agridulce y la ternera con salsa de setas. Así estamos nosotros. De escándalo en escándalo, con la bandera de la corrupción ondeando al viento, sin que los cimientos de este país llamado España se tambaleen haciendo saltar la escala del tal Richter.

Lo peor de todo es que los de a pie, es decir, la mayoría de nosotros, hemos comenzado a desconfiar de los políticos. De los que mandan y de los que tuvieron en su mano el poder. De todos. Cierto es que así pagarán justos por pecadores, pero esto es como es. ¿Dónde están las soluciones que esgrimían en período electoral los políticos ganadores? Se han esfumado.

Y mientras en África los niños se mueren de hambre y sed sin que esto les quite el sueño a los poderosos, ni a las Naciones Unidas, comienza en Nuremberg, Alemania, la Feria Internacional del juguete con 2.700 expositores de 65 países. ¿Alguien pensará en algún momento en los millones de niños que nunca han tenido un juguete?. No hay nada como mirar hacia otro sitio, evitando así la contemplación de la tragedia. Será que es cierto lo de aquel bolero famoso:”Dicen que la distancia es el olvidoooo…” Esos niños famélicos, de piel negra y rodeados de moscas, están ciertamente muy lejos. Demasiado. Reconozcámoslo. Para nosotros que vivimos, a pesar de la crisis, en un mundo nuevo, limpio y sin la miseria más espantosa a las puertas de nuestras casas, lo que les sucede a esa pobre gente, es como si no existiera.

Continúa leyendo: España 155

España 155

Manuel Arias Maldonado

Foto: FRANCOIS LENOIR
Reuters

Tenemos tiempo -hasta la noche del lunes- para reflexionar sobre el paso sin precedentes que ha dado el gobierno con la activación del artículo 155 de la Constitución: en la vida, en fin de cuentas, siempre hay una primera vez. Pero salga lo que salga a estas alturas del Parlament, difícilmente se detendrá su aplicación, a pesar del carácter disuasorio implícito en la elucidación de las medidas que con él se proponen. Siguen unas notas al respecto.

1. Se ha venido discutiendo sobre si su aplicación está o no justificada, pues se interpreta que jamás hubo declaración de independencia; la última misiva del president vendría a confirmarlo. Sin embargo, el supuesto de hecho es incuestionable: tanto la violación de la Constitución que tuvo lugar en el Parlament los días 6 y 7 de septiembre como el daño al interés general de España (y por tanto Cataluña) pueden darse por acreditados. Si no hubo declaración de independencia (aunque mal puede “suspenderse” lo que nunca se declaró), ha habido cuando menos amenaza reiterada de declararla; a lo que se suma un estado de excepcionalidad social marcado por la movilización civil y el deterioro económico, con el consiguiente daño para los derechos e intereses de los ciudadanos catalanes.

2. Por supuesto, hemos oído ya muchas cosas: que la aplicación del 155 es “un fracaso de España”; que el artículo en cuestión es puramente ornamental; e incluso que es un artículo inconstitucional. Pero el comprensible malestar que pueda producirnos a todos su aplicación no debería conducirnos a la incongruencia (un artículo inconstitucional dentro de la constitución), los buenos deseos sin concreción de alternativas plausibles (“se podía haber evitado”) o la fuenteovejunización (fracaso de todos). Hemos llegado hasta aquí porque un gobierno autonómico se ha rebelado contra el Estado y, habiendo gozado de numerosas oportunidades para dar marcha atrás, no lo ha hecho. Habría sido deseable que la larga tradición española del amotinamiento no hubiera sido recuperada por el Govern, pero eso es exactamente lo que ha sucedido. Lo demás son paños calientes.

3. También la idea de que las medidas propuestas configuran un 155 hard pertenece al terreno de los buenos deseos, pues no se ha especificado en ninguna parte qué forma adoptaría un 155 soft. ¿O acaso puede intervenirse la autonomía, para devolverla a la legalidad, manteniendo en sus funciones a quienes la han vulnerado tan gravemente? Otra vez: que una medida nos disguste o abrume no significa que sea injustificada. Tampoco tiene mucho sentido pedir más concreción al artículo 155, pues su formulación ha de ser abierta; solo de ese modo podrá el gobierno de turno dar respuesta a un supuesto de hecho susceptible de adoptar muchas formas. En este caso, el pacto entre los partidos constitucionalistas está concebido para hacer frente a algo muy serio: la apropiación independentista de las instituciones catalanas y el empleo de todos los instrumentos públicos disponibles para la promoción de un fin -la secesión- que no cabe en el orden constitucional. Salta a la vista que ese fin se ha fomentado sin pausa mediante un ejercicio de persuasión colectiva basado en la propagación de una mentira tras otra. Aunque podemos formular el problema de otra manera: ¿de qué otro modo podría entonces el gobierno del Estado, en España o Alemania, desactivar la acción de un poder autonómico en rebeldía?

4. En un sentido puramente político, la respuesta del gobierno encaja con la definición del soberano que proporciona Carl Schmitt: soberano es quien decide en un estado de excepción. En otras palabras: quien ejerce el poder efectivo cuando reina el desorden. En nuestro caso, el Estado acaba de afirmar su poder porque otro poder, el del gobierno autonómico catalán, venía afirmándose como soberano desde los primeros días de septiembre. Sucede que el poder estatal es aquí poder legítimo, pues sus acciones están amparadas por la Constitución y las leyes e incluyen un conjunto de garantías que son propias del Estado de Derecho: entre ellas, la recurribilidad ante el Tribunal Constitucional y el derecho de intervención en el Senado de representantes de la autonomía intervenida. O sea que Schmitt sí, pero menos.

5. Asimismo, se ha cuestionado que el gobierno pueda cesar al president. Pero mal podría cumplir el artículo 155 su finalidad cuando el problema que motiva su aplicación es precisamente la conducta de un presidente autonómico. Es por eso que el texto constitucional habla de “adoptar las medidas necesarias”. O sea: no tendría sentido intervenir el gobierno autonómico manteniendo al primer responsable de su extravío constitucional. Se aduce, sin embargo, que ha sido votado democráticamente. Esto no es del todo cierto en el caso del señor Puigdemont, pero aun si lo fuera el argumento descansa en una concepción algo primitiva -o bastante poco liberal- de la democracia: ¿habría de mantenerse en el poder a cualquier dirigiente elegido por los ciudadanos, haga lo que haga con el poder que los votos le han conferido? Esto no lo admitía ni el iusnaturalismo medieval, que confería informalmente a los súbditos el derecho de rebelión allí donde el príncipe se convirtiera en tirano. Vox populi, vox dei? Ante el auge populista, volvemos siempre a la misma pregunta. Y a la misma respuesta: por supuesto que no. Esa implacable profesora que es la Historia nos ha enseñado de mil formas distintas que no puede sacralizarse la decisión popular. De ahí las cautelas contramayoritarias que distinguen a las democracias liberales: desde la división de poderes al imperio de la ley. Y es que ningún mandato democrático puede justificar un comportamiento destinado a vulnerar de manera grave el orden constitucional. Sea cual sea la cantidad de gente que salga a la calle para gritar lo contrario.

6. Con todo, una cosa es la pregunta sobre la oportunidad del artículo 155 y otra la pregunta sobre su eficacia. ¿Servirá para resolver el explosivo problema que tenemos entre manos? Se trata, me parece, de un debate distinto que no admite conclusiones tajantes; nadie lo sabe. Desde luego, el artículo no fue pensado sino para situaciones como ésta; que la ocasión misma se haya presentado es prueba irrefutable de su necesidad. Si bien se mira, solo cabía una alternativa: seguir esperando a que la situación alcanzase el grado de putrefacción. Pero ni la sociedad española ni la catalana podían seguir de manera indefinida pendientes de la conducta de un govern que ha perseguido -explícita y abiertamente- un objetivo inconstitucional, ilegal e ilegítimo. Esto hay que recordarlo: se trata de un derecho inexistente para cuya promoción se han capturado las instituciones del autogobierno catalán y una parte nada desdeñable de sus presupuestos públicos. Por supuesto, hay riesgos: desde el posible desorden público al resultado de las futuras elecciones autonómicas. Pero esos riesgos se derivan de la naturaleza misma del fenómeno secesionista y el gobierno, junto con los partidos que lealmente lo apoyan, no tiene más remedio que afrontarlos. Si es posible, con los ciudadanos detrás: porque ciudadanos concernidos somos y no meros observadores externos.

Son días vertiginosos, porque vértigo produce asomarse al abismo. Para algunos, la aplicación del artículo 155 supone de hecho arrojarse al vacío. Puede ser. Pero quizá algún día se vea como el primer paso atrás que evitó la caída: la de todos. Pronto, queramos o no, saldremos de dudas.

Continúa leyendo: Vídeo | La lucha histórica de Murcia que dice 'No al muro'

Vídeo | La lucha histórica de Murcia que dice 'No al muro'

María Hernández

Los vecinos de Santiago el Mayor y del Barrio del Carmen, en Murcia, están más unidos que nunca. Y además, han conseguido sumar a su causa a la mayoría de los murcianos. Desde el 12 de septiembre se concentran cada día para pedir al Gobierno regional que, en lugar de construir un muro entre los dos barrios para llevar el AVE a la ciudad, empiecen las obras para soterrarlo.

Puedes leer el reportaje completo aquí.

TOP