Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Los 7 volcanes más peligrosos del mundo

Redacción TO

Foto: Salvatore Allegra
AP Photo

Las listas sobre los volcanes más peligrosos del mundo se repiten en la red siguiendo constantes predecibles, como su tamaño. Sin embargo, a la hora de medir la peligrosidad debería tenerse en cuenta el factor humano, por lo que los volcanes más peligrosos pasarían a ser aquellos cuya actividad resulta más arriesgada para las personas.

En este sentido, una investigación de la revista Wired ha determinado cuáles son los volcanes más peligrosos de acuerdo con el historial de erupciones de cada uno, la cantidad de gente que vive cerca de ellos, la frecuencia y dedicación en controlar su actividad y el nivel de preparación de las ciudades que lo rodean para actuar en caso de emergencia.

Esto significa que existe un componente humano inapelable. Por este motivo, hay volcanes que aparecen en la mente de todos y que, sin embargo, no ocupan un lugar en esta lista. Es el caso del Popocatépetl, en México; el Yellowstone, en Estados Unidos; o el Merapi, en Indonesia.

Los 7 volcanes más peligrosos del mundo 1
El Vesubio, cubierto de nieve y visto desde las ruinas de Pompeya. | Foto: Cesare Abbate/AP Photo

Vesubio, Italia

 Es sin duda uno de los volcanes más peligrosos. Esto se debe a sus constantes erupciones y a que la ciudad de Nápoles crece a sus pies. Es cierto que en Italia hay otros volcanes que encierran preocupaciones mayores, en gran medida a que lleva desde 1944 en calma. Pero su entrada en actividad pondría en riesgo directo a seis millones de personas, una circunstancia que debe ser considerada.

Caldera de Corbetti, en Etiopía

Se trata de uno de los volcanes más infravalorados de cuantos se conocen. La caldera de Corbetti se encuentra dentro de otra caldera muy antigua y que ha registrado la emisión de un alto nivel de escombros volcánicos. Los estudios que se han realizado sobre su capacidad son muy limitados. Sin embargo, tiene todas las condiciones para que una explosión acarreara consecuencias muy dramáticas. No acompaña su proximidad a la ciudad de Addis Abeba, la más poblada del país.

Grupo Volcánico Tatun, Taiwán

Como ocurre con el volcán etíope, es uno de los grandes desconocidos. Incluso para los habitantes de la zona. No obstante, el Grupo Tatun es uno de los volcanes con mayores posibilidades de entrar en erupción. Su proximidad a la capital, Taipei, pondría en aprietos a muchos ciudadanos, principalmente por las consecuencias de los flujos de lodo y la caída de cenizas.
Los 7 volcanes más peligrosos del mundo 2
El volcán mexicano de Paricutín, en Michoacán, entró en acción en 1943. | Foto: AP Photo

Michoacán-Guanajuato, México

La cantidad de habitantes que ocupan esta región volcánica es, probablemente, el factor más importante de los que determinan su peligrosidad. Son casi seis millones de personas las que viven en un radio de distancia de cinco kilómetros. Las erupciones registradas no han sido las más aparatosas, pero su frecuencia y su potencial exponen a sus ciudadanos.

Ilopango, El Salvador

La caldera de Ilopango es una de las más importante de Centroamérica. Se ha registrado actividad en el último siglo y medio y existe constancia de que una erupción en el siglo V arrasó numerosas ciudades mayas. Teniendo en cuenta las dimensiones de este país, el potencial destructivo de una erupción es considerable.
Los 7 volcanes más peligrosos del mundo 4
Emisiones en el monte Sakurajima, sobre la caldera de Aira, en 1995. | Foto: AP Photo/Kyodo News

Caldera de Aira, Japón

Las erupciones que proceden de esta caldera son menores pero constantes. No obstante, este dato no nos debe alejar de la realidad de un zona, donde destaca el volcán de Sakurijama, donde se han registrado erupciones de gran magnitud. En el radio de 100 kilómetros, además, viven cerca de tres millones de personas.

Campos Flégreos, Italia

En esta zona se podría producir la erupción más potente de la era moderna. Según el autor de la revista Wired, una explosión en el monte Yellowstone no sería anda en comparación con una en los Campos Flégreos. Además, se multiplica el riesgo al atender a un dato: en la zona en las que se extiende, habitan seis millones de personas. Se encuentra en Campania.

Pasaportes y 'freesas' en la bienal de Venecia como respuesta a la crisis de refugiados

Rodrigo Isasi Arce

Foto: Stefano Rellandini
Reuters

En 1992, en medio del colapso del socialismo y de la desintegración de la Yugoslavia tumultuosa, un grupo de artistas se unieron para crear un estado de ficción utópica en Eslovenia, el ‘Nuevo Arte Esloveno‘ (NSK, por sus siglas en alemán). Ahora, 25 años más tarde, el colectivo NSK tiene un pabellón nacional en la 57ª edición de la Bienal de Venecia y entrega pasaportes a cualquier persona que desee convertirse en un ciudadano de su “nación”, siempre y cuando se cumplan los requisitos y se consiga superar todas las trabas existentes para acceder al documento de identidad.

El colectivo artístico busca mostrar a los visitantes el proceso al que muchos refugiados se enfrentan a diario.

El NSK, el único Estado sin territorio físico que tiene un pabellón en la bienal, se considera un estado sin fronteras y asegura que su “único territorio es la dimensión del tiempo”. Se trata de un país no reconocido oficialmente y su pasaporte no es un documento válido para viajar por otros países, pero sí una reivindicación artística como respuesta a la crisis de refugiados.

Pasaportes y 'freesas' en la bienal de Venecia como respuesta a la crisis de refugiados 1
Pasaportes del NSK | Foto: cortesía del NSK State Pavilion

El artista turco Ahmet Öğüt es el comisario de la instalación, una especie de oficina de expedición de pasaportes a la que pueden acceder los miles de visitantes que fluyen fácilmente y legalmente por Venecia para que puedan enfrentarse al desesperante trámite burocrático que deben superar todos los refugiados que buscan asilo en Europa.

Una vez en el pabellón de NSK, los visitantes son sometidos a una serie de obstáculos. Tras cruzar una cortina,  deben acceder por unas escaleras inclinadas y con ruedas al piso superior, que es donde se encuentra la oficina de expedición de pasaportes. Otra opción, para los más atrevidos, es acceder a través de la cama elástica que hay en la exposición.

Pasaportes y 'freesas' en la bienal de Venecia como respuesta a la crisis de refugiados 2
El comisario, Ahmet Öğüt | Foto: Batu Tezyüksel, cortesía del artista

Los cuatro agentes designados por NSK para procesar los documentos legales del estado también son muy diferentes de los burócratas que normalmente se encuentran sentados detrás de un escritorio de emisión de pasaportes. Con la ayuda de las ONGs locales, NSK trabaja con cuatro refugiados que han realizado viajes peligrosos desde Nigeria, Ghana e India, antes de terminar en las costas de Italia. Los refugiados actuarán como los funcionarios del pabellón durante los seis meses que dura la Bienal.

Las ‘freesas‘ de Túnez

El NSK no es el único pabellón que ofrece una propuesta de este estilo en la Bienal. El pabellón de Túnez también ha elegido realizar una exposición de arte no tradicional, y en su lugar ha creado un quiosco de emisión de unas visas muy especiales, las ‘freesas, unos documentos que representan un mundo idílico donde “los seres humanos pueden fluir libremente de un país a otro”.

El colectivo de artistas ‘La ausencia de Caminos’, que representa a Túnez este año en la Bienal de Venecia a través de su comisaria, Lina Lazaar, propone un lugar más simbólico e interactivo para fomentar la reflexión sobre el tema de las fronteras y poner de relieve el espíritu de la propia Bienal, sobre la base de una ausencia de éstas. La exposición se verá enriquecida continuamente por diversas contribuciones de los artistas a lo largo de la Bienal para crear una obra de arte al final, que incluirá las obras más importantes presentadas.

A través de tres puntos simbólicos y una plataforma en línea, permitirá a los visitantes estampar su huella en la visa que recibirán en un pequeño libro azul que incluye estadísticas alarmantes sobre la crisis de los refugiados (3,2 millones de personas se encuentran actualmente en un limbo legal) e información sobre pasaportes (un pasaporte alemán es mucho más poderoso que otros, ya que permite obtener una visa gratuita en 176 países).

En la primera página de este libro azul se puede leer un poema persa del del siglo XIII del estudioso del Islam, Maulana Rumi, que dice:

“Yo no he venido aquí por mi propia voluntad,
y no me puedo ir así.
Quienquiera que me haya traído aquí,
tendrá que llevarme a casa”.

Save

El secreto del café más caro del mundo

Rodrigo Isasi Arce

Foto: Fabrizio Bensch
Reuters/File

Encontrar la fórmula precisa es un camino largo y complicado que conoce el canadiense Blake Dinkin, quien durante una década se empeñó en desarrollar un proceso para lograr un café de calidad a partir de granos ingeridos y defecados por un elefante, y que es el más caro del mundo. Se trata del café conocido como Black Ivory – marfil negro -, se cultiva en Tailandia y es un lujo disponible para muy pocos. Tanto es así que una taza de este café puede llegar a valer unos 60 dólares estadounidenses, y un kilogramo hasta 850 dólares, y se puede degustar en hoteles y restaurantes de lujo, aunque los más deseosos de probar esta bebida pueden adquirir el producto por internet.

Desbancando al famoso Kopi Luwak, el café indonesio que era tragado y defecado por la civeta, un mamífero carnívoro originario de esa región, el Black Ivory se ha convertido en el café más caro del mundo. El proceso para la obtención de este “marfil negro”, comienza con la selección de los mejores granos de café 100% tailandés Arábica que se han recogido a una altitud de 1.500 metros. Una vez tragados y defecados por los elefantes, los granos individuales son recogidos a mano por los cuidadores de elefantes y son son lavados, secados al sol y tostados.

El secreto del café más caro del mundo 1
Disfrutar del café Black Ivory en su lugar de producción es un lujo | Foto: Guillermo Fernandes/Flickr

Son las familias las que recogen uno a uno los granos de café que se encuentran en las boñigas de los paquidermos a cambio del pago de 350 baht, unos 9,3 euros por kilo. “Es una cantidad decente que pueden ganar en menos de una hora de trabajo si la comparas con los 7 bath, 18 céntimos de euro por kilo que obtienen en la recolecta del grano en las montañas”, ha afirmado Dinkin, al incidir que paga más que el salario mínimo por jornada en Tailandia, que se sitúa en 300 baht.

Aproximadamente se necesitan 33 kilogramos de granos de café  para producir solamente un kilogramo de Black Ivory. La mayoría de granos se pierden mientras los elefantes caminan por la selva, cuando se bañan en el río o al masticar.

El secreto del café más caro del mundo 2
Los cuidadores bañan a los elefantes antes de empezar la jornada laboral | Foto: Apichart Weerawong/AP Photo.

Mezclado entre arroz, fruta y otros vegetales, los elefantes consumen una cantidad de bayas de café que suponen menos del 1% de su alimentación diaria. Las enzimas del estómago eliminan las proteínas, responsables del amargor del café, y las bayas marinadas con el jugo de frutas y otras hierbas que se fermentan en el vientre crean un sabor más dulce y agradable con aromas afrutados.

Para saborear al máximo este singular café, la empresa recomienda utilizar una cafetera cuyo diseño data de 1840 en Francia, y que por supuesto también comercializa a un precio de 500 dólares.

Para filtrar el café la máquina emplea un filtro de tela, no de papel, ya que este último contiene cloro que afecta negativamente al sabor del café, y calienta el agua a 93º centígrados, considera la temperatura ideal para la extracción del café, puesto que una más alta acabaría quemando la esencia del café y una más baja no permitiría extraer todo su sabor.

En paladar, el Black Ivory sabe a chocolate oscuro, un toque de hierba, especias y un ligero aroma de tabaco, cuero y canela, en función del agua que se utilice; o al menos, eso aseguran sus productores. Lo que si está claro, es que se trata de un café premium ideal para tomar solo, con azúcar natural, no procesado, sin mezclar con leche y servido en una taza de su categoría, por ejemplo de cerámica, que no aporta sabores añadidos.

Este café marida muy bien con chocolate con chili o jengibre, pasteles que tienen especias como el clavo, la nuez moscada o la canela y con frutos secos como pasas o arándanos. “Los más aventureros pueden acompañarlo con un buen puro o con un bourbon”, remarca la compañía.

Blake Dinkin, el dueño

“Cuando por primera vez probé el café del primer experimento, en febrero de 2003, supe perfectamente con el primer sorbo a qué sabe y huele un elefante. Fue horrible”, asegura Dinkin a la agencia Efe, quien a pesar de su desagradable experiencia perseveró en su intento. El empresario ya había trabajado anteriormente en la industria cafetera, concretamente en Etiopía, con el café de civeta, pero quiso llevarlo más allá, experimentar con otros animales y presentar un café único en el mundo. Finalmente se decidió por los elefantes, aunque por su cabeza habían pasado anteriormente animales como jirafas, cebras e incluso leones.

A lo largo de diez años y tras viajar por varios países, Dinkin se asentó en Tailandia donde ahora basa su producción en el poblado de Ban Ta Klang, en la oriental provincia de Surin. Esta región basa su economía en el cultivo del arroz, y en ella hay cerca de 300 elefantes utilizados en el sector agrícola y el turismo, 27 de ellos empleados por Dinkin para la producción de su café, unos 150 kilogramos anuales.

El empresario canadiense, que dona un porcentaje de sus beneficios a la Fundación del Elefante Asiático Triángulo de Oro con el fin de educar a los hijos de familias poseedoras de elefantes sobre la difícil situación de los elefantes salvajes en Tailandia, asegura que con su producto vende “una experiencia”.

Entre los productos con el sello Black Ivory también se encuentra un café con nitrógeno y una cerveza negra, elaborada en colaboración con la cervecería danesa Mikkeller,  y que se vende en exclusiva en el mercado danés y tailandés.

Los millennials se van asentando: estas son sus ciudades favoritas para vivir

Cecilia de la Serna

Foto: Jace Grandinetti

Una generación diferente, a medio camino entre la escéptica Generación X y la hiperconectada Generación Z. Hablamos de los célebres millennials, a menudo tachados de irreverentes, de irresponsables y de desligados de valores o raíces. Estos jóvenes que, con el paso del tiempo, van asentando la cabeza y dejando de lado esa mala fama que los persigue eligen ahora su propio destino. Lo hacen en un mundo radicalmente diferente del que crecieron, en una sociedad que ha cambiado sus prioridades, y por ende también han mutado las suyas. Las ciudades en las que se asientan o sueñan con asentarse estos treintañeros -o casi treintañeros- tienen que cumplir una serie de requisitos básicos.

Año tras año, miles de jóvenes se mudan de lugar para encontrar su sitio. Buscan ciudades vibrantes, llenas de oportunidades y que además se adapten a sus necesidades. Nestpick, una plataforma online de alquiler de viviendas enfocada especialmente a los millennials -los nacidos entre 1982 y 1994-, ha elaborado el Millennial City Ranking con las 100 ciudades preferidas por los individuos de este rango de edad. Para realizar este ranking demográfico, Nestpick ha utilizado diversos parámetros que inciden de forma directa en la vida de los millennials en las urbes. Algunos de estos parámetros se refieren a aspectos más técnicos -como la velocidad de internet, el transporte público, el nivel de empleo o la cobertura de Apple Store-, a niveles de tolerancia -como la igualdad de género, la tolerancia a la inmigración o la simpatía hacia el colectivo LGTB-, y de ocio -esencialmente la vida nocturna, el precio de la cerveza o la vida festivalera-.

A continuación presentamos las 7 primeras ciudades, todas europeas, del Millennial City Ranking:

1. Ámsterdam (Holanda)

La capital holandesa destaca de entre todas las ciudades a escala global. Los millennials la prefieren a otras grandes ciudades como Londres, Nueva York o París. Los encantos de Ámsterdam son de sobra conocidos: es una ciudad abierta, muy atractiva para los que busquen un modo de vida más bohemio, que ofrece un ocio diverso y que cuenta con uno de los usos de bicicleta más importantes del mundo.

Los millenials se van asentando: estas son sus ciudades favoritas para vivir
Ámsterdam encabeza el ranking de la ciudades favoritas de los millennials. | Foto: Ehud Neuhaus

Ámsterdam despunta por aspectos como la simpatía hacia el colectivo LGTB, la tolerancia de la población hacia la inmigración o la igualdad de género. También son reseñables sus calificaciones en cuestiones como la vida nocturna, la vida festivalera o la red de startups de la ciudad.

2. Berlín (Alemania)

Este grupo de nativos digitales tiene otra ciudad perfecta al norte de Europa: Berlín, la capital alemana. Durante décadas, Berlín ha sido un paraíso de bajo coste para jóvenes creativos y, en los últimos tiempos, se afianza también como una de las favoritas de los millennials. Son aproximadamente 40.000 los nuevos habitantes que llegan a la capital germana cada año. La mayoría de las nuevas personas que llegan son millennials atraídos por la energía social y la creciente red de startups que acoge la ciudad.

Los millenials se van asentando: estas son sus ciudades favoritas para vivir 2
La capital alemana es otro must para millennials. | Foto: Soroush Karimi

En el ranking de Nestpick, Berlín destaca por aspectos como la tolerancia de la población hacia las minorías, la igualdad de género, la vida nocturna o la velocidad de internet.

3. Múnich (Alemania)

Otra urbe alemana se encuentra en cabeza de esta lista: Múnich, la capital bávara. Grandes acontecimientos culturales como el Oktoberfest, el gran evento de la cerveza a nivel global, hacen de esta ciudad un atractivo para los más jóvenes.

Los millenials se van asentando: estas son sus ciudades favoritas para vivir 3
Múnich destaca por sus niveles de empleo. | Foto: Tobias Zils

En el ranking de Nespick, Múnich destaca sobre todas las demás en cuanto a las posibilidades profesionales: red de startups, puntuación de empleo y atractivo turístico. Tampoco se queda atrás en cuestiones como la simpatía hacia el colectivo LGTB o el ocio nocturno.

4. Lisboa (Portugal)

Parece que la capital lusa está en boga. Es un lugar barato, con un tiempo bastante estable y agradable y que acoge cada vez a más jóvenes. La revitalización de Lisboa es notable, y está conllevando a veces un fenómeno de gentrificación en algunos de sus barrios.

Los millenials se van asentando: estas son sus ciudades favoritas para vivir 4
La capital lusa está de moda. | Foto: Glauco Zuccaccia

Los aspectos más positivos de Lisboa según el ranking de Nestpick son el precio de la cerveza, el sistema de transporte público, el precio de la comida o el ambiente festivalero de la ciudad.

5. Amberes (Bélgica)

La ciudad belga se erige como la quinta más deseada por los millennials. La ciudad es conocida por sus numerosos edificios históricos, pero en los últimos años también por su conciencia ecológica. En Amberes la sustentabilidad es una forma de vida. El gobierno clasifica los inmuebles por su nivel de ahorro energético, confecciona un mapa geofísico que es utilizado para su control, para el del ciudadano y también para las valuaciones del mercado inmobiliario. Pone por delante el ahorro energético, y eso a los millennials les atrae especialmente.

Los millenials se van asentando: estas son sus ciudades favoritas para vivir 5
Amberes, un paraíso urbanístico ecológico. | Foto: Rucksack Magazine

En el ranking de Nestpick, Amberes se sitúa con excelente puntuación en la vida nocturna, el transporte o la cobertura de Apple Stores.

6. Barcelona (España)

En el sexto puesto encontramos la primera ciudad española, Barcelona -las siguientes son Valencia (puesto 13), Madrid (28), Sevilla (48) y Granada (49)-. Su fama de ‘parque de atracciones para turistas’ la persigue, y lo cierto es que cada vez son más los jóvenes extranjeros que llegan a la capital catalana para instalarse.

Los millenials se van asentando: estas son sus ciudades favoritas para vivir 6
Barcelona es la primera ciudad española en el ranking de Nestpick. | Foto: Dennis van den Worm

La ciudad condal destaca por su atractivo turístico, sus niveles de igualdad y por el ocio nocturno.

7. Lyon (Francia)

Esta generación también centra su atención en Lyon, una ciudad muy universitaria y la tercera más poblada de Francia. Históricamente, Lyon es la cuna de algunos de los chefs más famosos del planeta como Paul Bocuse o Eugénie Brazier y de buena parte de los platos más famosos de la gastronomía francesa. Hoy en día, se coloca también como una gran favorita de los millennials.

Los millenials se van asentando: estas son sus ciudades favoritas para vivir 7
Lyon, la primera francesa en la lista. | Foto: Cyril Campoli

En el ranking, Lyon destaca por su velocidad de internet, su cobertura de Apple Stores, o su acceso a anticonceptivos.

Puedes consultar el listado de las 100 ciudades para millennials de Nestpick aquí.

Save

¿Por qué Rajoy?

Ferrán Caballero

Foto: Pool new
Reuters

¿Rajoy o Rivera? Rajoy, incluso por sus defectos. 

Cuando se trata de definir sus cualidades, pocos políticos como el Presidente Rajoy generan tanto consenso entre críticos y aduladores. Y bien está, porque en nadie como en los políticos se ve tan claro que las virtudes que uno tiene suelen ser indiscernibles de sus defectos.

Sus críticos tienen buena parte de razón cuando dicen, por ejemplo, que Rajoy no es hombre de grandes ideas. Lo que quieren decir es que no es hombre de rígida ideología y de eso dependen tanto el sano escepticismo necesario para comprender los asuntos humanos como la hábil flexibilidad necesaria para gobernarlos. El escepticismo que le hace ser más conservador por talante que por dogmatismo, que entiende perfectamente que sólo puede haber progreso y reforma donde hay estabilidad, y que parece hacerle desconfiar de las ideas de los propios tanto como de los augurios y profecías de los adversarios. Rajoy no compra ni tiene por qué comprar el discurso según el cual la revolución está a las puertas para acabar con él y con todo lo que representa.

Anacrónico e inmovilista, dicen. Porque la serenidad de Rajoy choca con la histeria colectiva y es el mejor antídoto que hemos encontrado a los tumbos de una opinión publicada convencida de adentrarse en una época de grandes cambios pero incapaz de explicarlos y mucho menos de conducirlos. Inmovilista, claro, por entender que sumándose a la agitación reinante es más fácil destruir que reformar y que la única forma de asegurarse la centralidad cuando todos corren en todas direcciones es mantenerse firme y justo donde se está. Inmovilista, decíamos, por entender que donde no hay espacio para el acuerdo moverse es chocar. Y así, sea con Cataluña o sea con la corrupción, Rajoy deja en manos de la ley lo que tampoco podría resolverse sin ella. Consciente, cabe imaginar, de que si la ley resultase insuficiente para resolver todos los problemas políticos es, también, porque no todos los problemas políticos admiten solución.

Uno se hace grande mutando el defecto en cualidad y la necesidad en virtud. El Presidente sin ideología parece ser quien menos necesidad tiene de actualizar su ideario cada cuatro días y el anacrónico e inmovilista quien con mayor serenidad parece capear las tormentas del presente. El progreso, decíamos, depende de la estabilidad. Y la estabilidad pasa por no gobernar al dictado del telediario. 

TOP