Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Los animales no son cosas, aunque lo diga el código civil

Carola Melguizo

Foto: Tanay Mondal
Flickr bajo Licencia Creative Commons

Hace ocho años la Unión Europea hizo una modificación en su Tratado de Funcionamiento para reconocer a los animales como seres sintientes. En ese momento, ya otros países europeos lo había hecho. Austria y Alemania, por ejemplo, especifican en sus leyes que los animales no son cosas. Lo mismo ocurre con el Código Civil catalán, que establece en su libro quinto que los animales de compañía “no tienen consideración de cosas y están bajo la protección de la ley”. Suiza, Francia y Portugal también han tomado las medidas necesarias para modernizar sus legislaciones en este sentido. Pero en el Código Civil español, en cambio, los animales son considerados bienes semovientes, es decir, cosas que se mueven por sí mismas.

No es de extrañar, considerando que el Código Civil español data de 1889. Pero es evidente que a día de hoy la realidad social de los animales es muy diferente. Esto representa un auténtico anacronismo legal que tiene consecuencias importantes ya que deja a los animales desprotegidos ante situaciones como el abandono, los embargos o incluso las separaciones, al considerarlos una propiedad más. Es cierto que los derechos de los animales están reconocidos y protegidos por el mismo Ordenamiento Jurídico del que forma parte el Código Civil, pero la realidad es que para poder garantizar realmente el cumplimiento de dichos derechos, el primer paso es considerarlos seres vivos con capacidad de sentir.

Una reforma en el Código Civil español para cambiar el estatuto jurídico de los animales de ‘cosas’ a ‘seres vivos dotados de sensibilidad’, que es el que ya les otorga el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, que en su artículo 13 reconoce a los animales como seres sintientes, es justo lo que se proponen el Observatorio Justicia y Defensa Animal (OJDA) y la Fundación Affinity. Ha sido un camino largo y complicado, pero ya ha visto frutos. El pasado 14 de febrero, el pleno del Congreso de los Diputados aprobó por unanimidad instar al Gobierno a acometer la reforma legal.

En palabras de Nuria Menéndez de Llano, abogada especialista en Derecho Animal y directora del OJDA, “que España actualice el Código Civil para que los animales sean reconocidos como seres sintientes tiene una trascendencia en la práctica judicial necesaria e imperiosa”. Sobre el acuerdo con la Fundación Affinity, Menéndez del Llano asegura: “Tenemos muy claro cuál es el objetivo y trabajaremos de la mano para modernizar nuestra ley y dar a los animales la consideración que merecen”. Con la presentación de la Proposición de Ley, y su correspondiente publicación en el Boletín Oficial de las Cortes, el cambio en la legislación está más cerca.

#animalesNOsoncosas

Somos muchos los españoles que esperamos que se efectúe lo antes posible. En la plataforma Change.org, sin ir más lejos, hay una petición dirigida a Mariano Rajoy y a otros cinco líderes políticos, entre los que se encuentran Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, que ya ha sido firmada por más de 340.000 personas y que tiene como objetivo conseguir 500.000 firmas.

Famosos como Rudy Fernández, Dani Rovira, Alma Obregón, Nika, Thais Blume y Malena Costa se han hecho eco de la campaña en sus redes sociales utilizando el hashtag #animalesNOsoncosas en fotografías de sus perros y gatos para difundir el mensaje entre sus seguidores. Isabel Buil, directora de la Fundación Affinity, afirma que “necesitamos promover un cambio en la legislación española, por el bien de los animales y porque ellos son mucho más que una simple pertenencia y así se debe reconocer en el Código Civil. Y para ello, el apoyo y el compromiso de la gente es clave.”

Una encuesta realizada por la Fundación Affinity y el OJDA, arroja que un 84% de la población española está a favor de cambiar el código civil español para que los animales dejen de ser considerados cosas. Según datos de la misma encuesta, el 60% considera que en otros países se trata a los animales de compañía con más respeto que en España. En parte por situaciones como la falta de protocolos de rescate o salvamento para los animales que viajan en los vehículos en caso de sufrir un accidente de tráfico. Por absurdo que parezca, actualmente no existe en España ninguna legislación que obligue a recoger al animal, dejándolo en un estado de indefensión total. En este sentido, el cambio del Código Civil es un paso importante para poder seguir trabajando en pro de la defensa y la protección de los animales.

Continúa leyendo: Productos para perros que viven con humanos fanáticos de Star Wars

Productos para perros que viven con humanos fanáticos de Star Wars

Redaccion The Objective

Foto: La Princesa Mia
La Guía del Perro

El viernes llega a los cines ‘Star Wars: Los últimos Jedi’. Sin duda, uno de los estrenos más esperados del año porque pocas franquicias cinematográficas pueden decir que cuentan con el nivel de fidelidad que tienen los seguidores de la saga creada por George Lucas hace más 40 años. ‘Star Wars’ forma parte de la cultura popular y miles de personas están en este momento, entrada en mano, contando las horas para ver el Episodio VIII y reencontrarse con personajes que ocupan ya un lugar importante en la historia del cine.

Es el caso de la icónica princesa Leia, que tristemente dice adiós a la saga tras la muerte de la actriz Carrie Fisher en diciembre del pasado año. Esta película es importante para sus seguidores, no sólo por ser la última que rodó la artista, sino porque en ella participa Gary, el bulldog francés que acompañaba siempre a Fisher y que por ella fue capaz de ir a una galaxia muy, muy lejana vestido de alien. El cameo, aunque breve, refuerza la fama del can que con su característica lengua afuera ha logrado conquistar muchísimos corazones y goza ya de gran popularidad en las redes sociales.

Star Wars y los perros

Las películas de ‘Star Wars’ son de esas que despiertan auténticas pasiones. Sus seguidores se entregan en cuerpo y alma y lucen con orgullo desde maletas hasta bolas para el arbolito, pasando por moldes de silicona, cepillos de dientes, bolígrafos y básicamente cualquier objeto que uno se pueda imaginar, incluyendo, por supuesto, todo el universo canino. Estos cinco productos, listados en orden alfabético, harán que tu perro se sienta como un auténtico fan.

Productos para perros que viven con humanos fanáticos de Star Wars 5

1. Homedog de Oxidedrum

Una cama cómoda y segura que, además de servir como lugar de descanso para perros pequeños o medianos, se puede utilizar como mesa auxiliar o como elemento decorativo. Está hecha con un bidón industrial reciclado y es totalmente personalizable.

Productos para perros que viven con humanos fanáticos de Star Wars 2

2. Collares de MasTazas

Ligeros y resistentes, están hechos a mano con una tira de nylon forrada de tela algodón y cuentan con una anilla metálica para el enganche de la correa y una hebilla de plástico con cierre a presión. Hay varios estampados disponibles.

Productos para perros que viven con humanos fanáticos de Star Wars 3

3. Bandanas de algodón de Corgeus & Co

Son reversibles y se pueden personalizar con el nombre del perro y el teléfono de contacto. Están disponibles en todos los tamaños, desde la talla XS (Chihuahua) hasta la talla L (Gran Danés).

Productos para perros que viven con humanos fanáticos de Star Wars 4

4. Chapitas identificativa de Guau que Miau

Están 100% hechas a mano con arcilla polimérica. Por un lado llevan a uno de los personajes de ‘Star Wars’ en relieve y por el otro, el nombre del perro y el teléfono de contacto, para que nuestro amigo esté siempre identificado en caso de que se separe más de la cuenta.

Productos para perros que viven con humanos fanáticos de Star Wars 1

5. Orejas de Yoda de Funidelia

Diadema de tela, ajustable a la cabeza, con las orejas del famoso maestro Jedi. Sirve como complemento, pero también es el disfraz perfecto para aquellos perros que prefieren no utilizar ropa. “La capacidad de hablar, inteligente no te hace”, dijo Yoda. ¡Y cuánta razón tenía!

Continúa leyendo: La historia de Max, el perro del anuncio de la Lotería de Navidad

La historia de Max, el perro del anuncio de la Lotería de Navidad

Carola Melguizo

Foto: Anuncio Lotería de Navidad 2017 – #DANIELLE, una película de Alejandro Amenábar [Oficial]
Leo Burnett

Todavía falta un mes para el sorteo de la Lotería de Navidad, pero gracias a su anuncio -un cortometraje de 20 minutos dirigido por Alejandro Amenábar- ya se siente la magia en el ambiente. Una magia que adquiere mayor significado cuando descubres la historia de Max, el perro que acompaña a los protagonistas en el spot.

Es un cruce de podenco portugués, tiene cinco años y se llama Maximiliano, pero los amigos le dicen Max. Su vida ha sido una auténtica película. Nació en Sevilla y a los pocos días fue abandonado en una caja de zapatos. En la Asociación Protectora El Buen Amigo lo cuidaron y le pusieron por nombre Bolita. A los 7 meses encontró un hogar, pero la felicidad duró poco y el pequeño volvió al refugio. Dos abandonos en menos de un año. Una realidad tristísima que, por desgracia, se repite con demasiada frecuencia en nuestro país.

El ‘Estudio de la Fundación Affinity sobre el abandono, la pérdida y la adopción de animales de compañía en España (2016)’ arroja cifras alarmantes. El año pasado, más de 100.000 perros fueron recogidos por refugios y protectoras en todo el territorio español. Las camadas no deseadas son la principal motivo de abandono. De ahí la importancia de fomentar la adopción y la esterilización como estrategia para reducir la población de animales abandonados.

La suerte de Bolita cambió el día que Ainhoa Larregui Echenique vió una foto suya y decidió adoptarlo. Con el cambio de familia vino también el cambio nombre y de ciudad. Madrid lo recibió con los brazos abiertos y él demostró que con el cariño y los conocimientos de adiestramiento de su humana podía aprender lo que le pidieran. Consciente de las habilidades de Max, Larregui contactó con Rafael Casado, experto en el adiestramiento de perros para cine y televisión. Con él se formó profesionalmente y las ofertas laborales no tardaron en llegar: anuncios para empresas extranjeras, cortometrajes, etc.

Fue Casado precisamente quien avisó a Larregui que una agencia buscaba un perro que supiera bostezar. Habilidad difícil de encontrar que resultó decisiva a la hora de elegir al perro que acompañaría a Danielle por las calles de Madrid y que al final encontraría su propio final feliz en los brazos del lotero. Un hombre que expresa su simpatía por el animal desde el primer encuentro y que aboga por la tenencia responsable al recordarle a la extraterrestre que el perro debe ir atado. Más allá de sus capacidades interpretativas, en el plano emocional, el papel parece escrito para Max. Son varias las similitudes entre las dos historias.

Max: un viejo conocido

Si su cara te parece familiar, no es porque se trata de un perro mestizo, sino porque lo has visto un montón de veces. Amenábar lo consagró como perro estrella, pero ya había hecho trabajos importantes antes del spot de lotería. Max es el perro que presentaba los cortes de publicidad en Antena3 y el que bailaba al ritmo de la canción de The Bangles en los brazos de la abuela de la familia Sandoval en el anuncio de La Casera de hace un par de veranos.

Son muchas las protectoras que aprovechan la popularidad del sorteo de Navidad para vender décimos o participaciones que les permiten recaudar fondos para financiar la labor que desempeñan durante todo el año. Que la historia del pequeño Max sirva para impulsar estas ventas y que sean muchos los perros sin hogar que se beneficien este año del Sorteo Extraordinario de Navidad. Si el mayor premio es compartirlo, qué mejor que compartirlo con ellos.

Continúa leyendo: 7 productos para perros que no sabías que existían

7 productos para perros que no sabías que existían

Carola Melguizo

Foto: Douglas Tofoli
Flickr bajo Licencia Creative Commons

En España, el registro de animales de compañía es una competencia autonómica. Por lo tanto, la información está dispersa y es complicado saber el número exacto de perros registrados en todo el territorio nacional. Sin embargo, según estimaciones del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, el número ronda los 6 millones. Dicho de otra forma, en uno de cada cuatro hogares españoles vive un perro. No extraña, por tanto, que este sector mueva millones de euros cada año. 1.000 millones en 2016, según la consultora Euromonitor Internacional. Eso nos convierte en el quinto país de Europa en nivel de gasto para animales de compañía.

A alguno le puede resultar chocante, pero si vives con un perro sabes que el gasto va más allá de la comida, las vacunas y el kit básico de tenencia responsable. Mucho más allá. Hay productos que te facilitan el día a día, productos que te lo hacen más divertido o más bonito y productos que no aportan demasiado, la verdad, pero que si están es porque alguien los compra. El sector no para de crecer. Cada vez hay más y más opciones. Y cuando creías que lo habías visto todo, te topas con un invento que promete cambiar tu vida y la de tu mejor amigo.

Estos siete productos, listados aleatoriamente, son un buen ejemplo. ¡Seguro que no sabías que existían!

7 productos para perros que no sabías que existían 2
No más pelos en la cama | Foto vía Shed Defender
  1. Leotardo

Fabricados con tela ecológica, liviana y transpirable, prometen, entre otras cosas, contener el pelo que cae durante la muda, proteger al perro del frío, reducir la exposición a alérgenos, servir como alternativa al collar isabelino y aliviar la ansiedad en situaciones de estrés, ayudándolo a sentirse más seguro.

  1. Recolector de cacas manos libres

Una pinza sujeta bolsas que se coloca en la base de la cola del perro para que en el momento de defecar, las cacas caigan directamente en la bolsa de recolección. Está hecha de plástico, con cojines de silicona suave que además de aportar comodidad, permiten ajustarla a perros de todas las razas y tamaños.

7 productos para perros que no sabías que existían 3
Enjuague y aclarado con una sola mano | Foto vía Woof Washer 360
  1. Cabezal de manguera 360º

Permite bañar al perro en menos de un minuto, se adapta a cualquier manguera y tiene un dispensador que hace que el agua salga ya con el champú. Para cambiar a modo enjuague sólo hay que presionar un botón. Lo mismo ocurre con la presión del agua. Los brazos del cabezal son articulados para que se adapte a perros de todos los tamaños.

7 productos para perros que no sabías que existían 4
Fauna Sauna Pro | Foto vía Wavemaker LLC
  1. Calefacción terapéutica portátil

Sistema que proporciona calor infrarrojo lejano. El único completamente seguro y saludable para todos los animales. Se utiliza para aliviar la artritis, las lesiones articulares, la displasia de cadera y los dolores típicos de la vejez, entre otras muchas dolencias. Al no calentar el aire, no reseca las vías respiratorias. Además, reduce los niveles de estrés y aumenta la circulación, dos elementos esenciales en cualquier proceso de curación.

7 productos para perros que no sabías que existían 10
Los implantes no son sólo para las orejas | Foto de Joe Jungmann vía Flickr bajo licencia Creative Commons
  1. Implante testicular

Prótesis elaboradas con polipropileno o con silicona que asemejan la forma de un testículo normal. Están disponibles en ocho tamaños pero también se pueden mandar a fabricar a medida según la edad, el peso y la raza del perro. Es un producto aprobado por la FDA, que es la agencia del gobierno de los Estados Unidos responsable de la seguridad y la eficacia de los medicamentos humanos y veterinarios, entre otros productos.

7 productos para perros que no sabías que existían 9
¿Cuestión de higiene? | Foto vía Poop-Freeze
  1. Congelador de cacas

Un aerosol con una fórmula especial que al entrar en contacto con las heces crea una película que endurece la superficie y facilita su recogida. Además, elimina el olor de inmediato. Se puede usar tanto en exteriores como interiores y, según el fabricante, es totalmente seguro para toda la familia.

7 productos para perros que no sabías que existían 8

  1. Hueso robot

Un juguete inteligente que se adapta a la edad, el peso, la raza y el estilo de juego del perro con la idea de entretenerlo con más frecuencia y durante más tiempo. En modo de reproducción automática, se mueve durante 10 minutos y duerme otros 20 para darle al can el tiempo suficiente para descansar. Se maneja a través de una app.

Continúa leyendo: El futuro al que nos acerca la biotecnología: plantas con sabor a carne y zapatos de tela de araña

El futuro al que nos acerca la biotecnología: plantas con sabor a carne y zapatos de tela de araña

Andras Forgacs

Foto: Chuttersnap
Unsplash

Hormigón con vida, plantas con el mismo sabor que la carne real o zapatos hechos con tela de araña son algunos de los todavía futuristas pero increíbles avances que nos traerá la biotecnología. Esta combinación entre biología e ingenio humano nos hará la próxima década testigos de productos que ahora nos parecen casi ciencia ficción.

Pero la realidad es que estamos cada vez más cerca. Los expertos consideran que nos estamos aproximando a un punto de inflexión en la biofabricación, la ciencia de usar organismos vivos para fabricar productos cotidianos, y conseguir, por primera vez,  que las maravillas de la biología sean asequibles. Alcanzables no solo para usos farmacológicos o industriales, donde hemos visto enormes avances en las últimas décadas, sino también para los consumidores en general.

Ha llegado una nueva era, donde podemos aprovechar los organismos biológicos para crear materiales de consumo que crecen por sí solos. Materiales que combinan lo mejor de la naturaleza y lo mejor de la ciencia, al tiempo que reducen la enorme presión de las actuales prácticas de producción en los recursos finitos de nuestro planeta.

El futuro al que nos acerca la biotecnología: plantas con sabor a carne y zapatos de tela de araña 2
Los nuevos materiales serán claves para la biotecnología. | Foto: Unsplash

De los primeros ordenadores a la secuenciación del ADN

El camino para llegar hasta aquí ha sido largo. Se remonta a las primeras computadoras comerciales, que eran enormes, costaban una fortuna y hacían cálculos con una lentitud pasmosa si las comparamos con los estándares actuales. Sin embargo, brindaban enormes beneficios a los clientes con necesidades imperiosas de resolver problemas (y bolsillos muy grandes). La NASA usó los primeros sistemas centrales de IBM para dar un salto hacia adelante en la carrera espacial y llevar al primer hombre a la luna.

En las próximas décadas, observamos que la Ley de Moore se convertía en realidad: los transistores por pulgada cuadrada en los circuitos integrados continuaron duplicándose cada año y medio; se redujeron los costos y se democratizó el acceso a la informática.

Hoy en día, el juego de herramientas básico de la ciencia de la informática es accesible para casi cualquier persona. A través de nuestros teléfonos inteligentes, todos tenemos supercomputadoras en los bolsillos, y una idea de mil millones de dólares se puede concebir y codificar casi de la noche a la mañana.

Estamos recorriendo un camino similar hacia la adopción generalizada del conjunto de herramientas biológicas, y las ramificaciones podrían tener un gran alcance. Así como una computadora usa un código binario, o bit, el “0” y el “1” para procesar información, los componentes de construcción básicos de la biotecnología son pares de bases de ADN, específicamente, la capacidad de leerlos y escribirlos en su código de A, T, G y C.

Gráfico que muestra la evolución supuesta por la Ley de Moore y el coste real que ha experimentado la secuenciación genómica. | Gráfico: WEF

En el siglo XXI, la caída de los costos de secuenciación del ADN, una tendencia llamada curva de fatiga de Carlson, en honor al Dr. Rob Carlson, ha llegado a superar la ley de Moore. A medida que los costos de trabajar con ADN han disminuido, ha aparecido una innumerable cantidad de oportunidades.

Pero, ¿qué hace exactamente la biotecnología?

Los ejemplos de éxitos de la biotecnología son muchos. Después de la invención del ADN recombinante en 1973, la tecnología mejoró y los costos se redujeron, lo que llevó a aplicaciones viables en los sistemas de producción de cultivos, la farmacología y diversas industrias más.

Amgen, por ejemplo, utilizó el ADN recombinante para clonar, extraer y producir medicamentos a partir de los años ochenta. Su producto Neupogen, un fármaco estimulante de los glóbulos blancos que ayuda a los pacientes con cáncer y VIH a evitar infecciones, fue aprobado para uso médico en los Estados Unidos en 1991 y ahora está en la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud. Diversas aplicaciones industriales han proliferado, desde plásticos biodegradables hasta biocombustibles.

 1
Imagen que muestra los avances en secuenciación genómica. | Foto: Gabriel Rangel, Ciencias Biológicas del Programa de Salud Pública de la Universidad de Harvard

En agricultura, se usó por primera vez en 1982 para modificar genéticamente una planta de tabaco para desarrollar resistencia a los antibióticos. La comercialización general de los cultivos modificados comenzó una década más tarde, cuando el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos aprobó el tomate FLAVR SAVR, que fue modificado genéticamente para ser más resistente a la pudrición. Desde entonces, la explosión de cultivos modificados ha sido enorme: entre 1996 y 2015, la producción de cultivos biotecnológicos se extendió a más de dos mil millones de hectáreas, lo que equivale a más del doble de la superficie total de los Estados Unidos.

Los gastos dentro de la secuenciación genómica con datos de 2012. | Foto: Dr. Robert Carlson, artículo en Nature

Todas estas aplicaciones especializadas son tan exitosas que pueden soportar enormes costos fijos. Tal vez son el intento de la biotecnología por llegar a la luna. Un fármaco que hace la diferencia entre la vida y la muerte puede tener un vasto presupuesto de investigación y desarrollo, mientras que una variante de cultivo genéticamente modificada puede cosechar recompensas indefinidamente después de los grandes costos iniciales de desarrollo.

Estamos en el umbral de la adopción generalizada de la biotecnología por el consumidor, una nueva categoría que crecerá junto a las aplicaciones médicas, agrícolas e industriales. Ahora podemos usar la biotecnología para fabricar materiales de uso diario.

El futuro al que nos acerca la biotecnología: plantas con saber a carne y zapatos de tela de araña
Gráfico que muestra cómo la caída del coste del ADN ha abierto la puerta a nuevos mercados para la biotecnología. | Gráfico: WEF

¿Qué posibilidades abre para el futuro?

Eben Bayer, CEO y cofundador de Ecovative, que fabrica envases con residuos agrícolas, lo describió en un reciente podcast de Wall Street Journal: “Estamos en el punto de inflexión, como si estuviéramos en, por ejemplo, 1980 con la computadora personal: tenemos la capacidad de programar organismos mediante el ADN y el control CRISPR que avanza a gran velocidad; y creo que vamos a tener una avalancha de desarrollo de materiales, como cuero, envases o muebles que crecen (…) y entonces el siguiente paso será la biofabricación de productos que realizan funciones”.

Bienvenidos a la era de la biotecnología de consumo. Esta se extenderá a todo tipo de materiales cultivados en un laboratorio: productos alimenticios a base de plantas diseñados para que tengan el mismo sabor que la carne real, potencialmente cultivados con las mismas proteínas que encontraría en el animal; y zapatos, corbatas, chaquetas y otros accesorios hechos de telaraña biofabricada. Podríamos ver hormigón con vida que genere microorganismos para reparar las grietas que se forman con el tiempo. Después de varias idas y vueltas de las compañías de biocombustibles, que se esfuerzan por crear algas y microorganismos productores de energía a gran escala, recientemente hemos visto señales de progreso.

El siguiente paso será una transición de la imitación a la innovación pura: materiales y productos que no solo se producen de una manera nueva, sino que exhiben cualidades que aún no existen en la naturaleza.

El futuro al que nos acerca la biotecnología: plantas con sabor a carne y zapatos de tela de araña 1
La tela de araña podrá utilizarse para elaborar zapatos. | Foto: Pexels

Estas empresas que producen fibras que mimetizan la seda de las arañas vislumbran materiales tan suaves como la seda, pero más duraderos. Compañías como Impossible Foods están comenzando a crear alimentos con gusto a hamburguesa, pero sus visiones más elevadas involucran biofabricar sabores completamente nuevos. Los investigadores están incluso trabajando en la ingeniería de una planta que cambia de color en presencia de explosivos.

Todo este progreso en la biotecnología de consumo se basa en la disminución de los costos de trabajar con el ADN. En nuestro laboratorio, modificamos el ADN de las células muchas veces, examinando miles de variantes para escoger a los campeones que exhiben mejores propiedades para nuestros materiales. Hasta hace poco, las estrategias empresariales como la nuestra, que se ven en toda la industria de la biotecnología de consumo, tenían costos simplemente prohibitivos.

En la próxima década, seremos testigos de las implicaciones completas de la biotecnología de consumo. Una serie de nuevas empresas aprovecharán el poder de la naturaleza para crear materiales sin dañar el medio ambiente ni a los animales. Al hacerlo, estaremos explotando las herramientas más antiguas y avanzadas del mundo, la biología y el ingenio humano, para desarrollar productos de uso diario que puedan encender nuestra imaginación.

_

Artículo publicado originalmente en el World Economic Forum en español.

TOP