Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Los cinco mejores restaurantes para tomar el brunch con tu perro en Madrid

Carola Melguizo

Foto: Cortesía de Perrachica

El brunch, esa mezcla perfecta entre el desayuno (breakfast) y la comida (lunch) ideada para satisfacer las necesidades de aquellos que no madrugan, pero que valoran la importancia de comenzar el día con una buena comida, ha encontrado en Madrid muy buenos representantes. Y es una costumbre que cobra cada vez más fuerza. Puede haber comenzado como una moda, pero sin duda, llegó para quedarse.

En verano es fácil salir a pasear con tu perro y luego buscar una terraza bonita para brunchear, son muchas las opciones. Pero en invierno el tema se complica. Siempre existe la posibilidad de llevarlo a casa después del paseo, lógicamente, pero seamos honestos, la vida con ellos es mucho mejor. Como dijo Rühmann: “Se puede vivir sin perro, pero no merece la pena.” Afortunadamente, en España cada vez son más los establecimientos en los que los perros son bienvenidos. Todavía queda mucho camino por recorrer en este sentido, pero poco a poco se va consiguiendo.

En estos cinco restaurantes, listados en orden alfabético, podéis disfrutar de una comida deliciosa y vuestro perro se sentirá como en casa ¿Qué más se puede pedir para cerrar bien la semana?

Los cinco mejores restaurantes para tomar el brunch con tu perro en Madrid 13
Foto vía El Federal.

1. Federal Café

Un local amplio y con mucha luz en el céntrico barrio de Conde Duque que invita a pasar el rato conversando tranquilamente y disfrutando de una variada oferta gastronómica.
Dirección: Plaza de las Comendadoras, 9
Horario del brunch: De lunes a viernes de 9h a 13h y sábados y domingos de 9h a 16h
Recomendación de la casa: Tostada de pan de centeno, con aguacate, nuez moscada y lima, morning hamburger, huevos benedict, café natural con leche fresca, postres y dulces caseros.

Los cinco mejores restaurantes para tomar el brunch con tu perro en Madrid 14
Foto vía Frida.

2. Frida

La atmósfera desenfadada hacen de este rincón del emblemático barrio de Chueca el lugar ideal para saborear una buena comida junto a la mejor compañía.

Dirección: Calle San Gregorio, 8
Horario del brunch: Todos los días de 11h a 14h
Recomendación de la casa: Cualquiera de las modalidades de eggs benedict, de crepes o de pan cakes.

Los cinco mejores restaurantes para tomar el brunch con tu perro en Madrid 12
Foto de Carola Melguizo / La Guía del Perro.

3. MEAT

Restaurante ubicado en la zona de Alonso Martínez con un marcado estilo industrial y un ambiente cuidado y acogedor en el que podrás cargar las pilas a base de buenos sabores.
Dirección: Calle Santa Teresa, 4
Horario del brunch: Sábados y domingos de 11h a 17h
Recomendación de la casa: Tortitas, tacos, granola y la tostada de aguacate con huevo.

Los cinco mejores restaurantes para tomar el brunch con tu perro en Madrid 9
Foto vía Mür Café.

4. Mür Café

Una cafetería en Conde Duque con espíritu inclusivo, opciones para vegetarianos y repostería artesanal, donde comer será una experiencia excelente.
Dirección: Plaza Cristino Martos, 2
Horario del brunch: viernes de 11h a 16h y sábados y domingos a las 11h, a las 13h y a las 15h
Recomendación de la casa: Cualquiera de las versiones del brunch y de las tartas, toda caseras.

Los cinco mejores restaurantes para tomar el brunch con tu perro en Madrid 8
Foto vía Vailima.

5. Vailima

Situada muy cerca de la Puerta de Alcalá, esta tetería es el lugar perfecto para desconectar y relajarse después de una dura semana de trabajo.
Dirección: Calle Salustiano Olózaga, 18
Horario del brunch: Sábados, domingos y festivos de 11:30h a 16h
Recomendación de la casa: Cualquiera de los platos de huevos: Benedict, a la florentina, estrellados… El proveedor de huevos ecológicos es Pedaque, una pequeña empresa familiar dedicada a la producción ecológica de huevos en la que NO utilizan ni abonos en los cultivos de las plantas, ni aditivos en los piensos. Las gallinas se alimentan libremente en su finca de Fuentemilanos, Segovia, de esta manera consiguen que las características organolépticas se mantengan, logrando que sus huevos sepan a los de toda la vida.

Para finalizar, una recomendación extra. Lo perros únicamente pueden acceder a la terraza, no a la totalidad del restaurante, pero no pasa nada porque es cerrada y climatizada:

Los cinco mejores restaurantes para tomar el brunch con tu perro en Madrid 1
Foto vía Perrachica.

6. Perrachica

Restaurante ubicado en el céntrico barrio de Chamberí, muy cerca de la glorieta de Quevedo, con una decoración de estilo colonial-industrial y un ambiente desenfadado perfecto para pasar un buen rato.
Dirección: Calle Eloy Gonzalo, 10
Horario del brunch: Sábados y domingos de 11h a 14h
Recomendación de la casa: Cualquiera de las modalidades de eggs benedict o de los crepes y el French toast.

Continúa leyendo: Llega a Madrid el autocine más grande de Europa

Llega a Madrid el autocine más grande de Europa

Redacción TO

Películas en 3D, en versión original con subtítulos, sin subtítulos, en blanco y negro… en la actualidad tenemos un sinfín de opciones para ver una película en el cine. En pocos días, Madrid contará con una más: el autocine. El primer autocine de la capital española abrirá sus puertas el próximo 24 de febrero, fecha en la que podremos disfrutar de una buena sesión de cine desde nuestro coche, o incluso desde nuestra moto.

Para completar el ambiente americano que se respirará en este autocine, la primera película que emitirá en su pantalla, de 250 metros cuadrados, será el clásico Grease, que estará en cartelera hasta el día 2 de marzo. A partir de ahí y hasta el 9 del mismo mes, los espectadores podrán disfrutar de unas palomitas, o incluso de una hamburguesa, mientras ven Logan desde la comodidad de sus coches.

El Autocine Madrid RACE está situado en el distrito de Chamartín-Fuencarral, cerca del Paseo de la Castellana, y es el más grande de Europa. En un espacio de 25.000 metros cuadrados, cuenta con 350 plazas de aparcamiento y con una zona de butacas con capacidad para 100 personas, aunque esta solo estará disponible durante los meses de verano. Además, un auténtico diner americano y algunos food trucks ofrecerán la posibilidad de hacer que una noche de cine se convierta en mucho más.

Durante los meses de verano también se podrá ver la película en la zona de butacas. (Foto vía autocinesmadrid.es)
Durante los meses de verano también se podrá ver la película en la zona de butacas. (Foto vía autocinesmadrid.es)

Puede parecer difícil que los 350 coches escuchen la película con la misma calidad de sonido, pero en realidad es muy sencillo: el autocine utilizará una emisora de radio FM para que cada espectador reciba el sonido en su vehículo con la mejor calidad. Además, también cuenta con grandes altavoces que permitirán a aquellos que salgan del coche para ver la película desde el área gastronómica, o simplemente para estirar las piernas, no perderse ni un segundo de lo que ocurra en la gran pantalla.

El motor de los coches podrá estar encendido en caso de que los espectadores quieran encender la calefacción o el aire acondicionado, pero siempre con cuidado de no encender las luces, y los coches de mayor tamaño deberán aparcar en las últimas filas o los laterales. Y, aunque no suele ocurrir, en el caso de que algún vehículo se quedara sin batería, el autocine cuenta con arrancadores de emergencia. Así lo único de lo que habrá que preocuparse es de relajarse y disfrutar de la velada. Además, para los que tienen perro, dejarlo solo en casa tampoco será una preocupación, porque también serán bienvenidos en el autocine.

El autocine tendrá también un área con foodtrucks. (Foto vía autocinesmadrid.es)
El autocine tendrá también un área con foodtrucks. (Foto vía autocinesmadrid.es)

El precio de la entrada para disfrutar de los clásicos y estrenos que formarán su cartelera varía según la cantidad de personas que ocupe el coche. Habrá que pagar una entrada de 1 euro por vehículo, a la que se sumarán seis euros por cada adulto y cuatro por cada niño. Así, por ejemplo, una entrada para dos adultos que llegan en un coche costaría 13 euros.

Este proyecto, creado por cuatro jóvenes emprendedores, pretende ser mucho más que un cine. Quieren cubrir un hueco en el mundo del ocio y el entretenimiento en Madrid. Por tanto, no solo proyectará películas, sino que además se podrán ver en su pantalla míticos conciertos de grandes bandas o incluso se podrán organizar eventos privados de diferentes tipos.

El autocine nos hará sentir como los verdaderos protagonistas de Grease. (Foto: Classic Film/Flickr)
El autocine nos hará sentir como los verdaderos protagonistas de Grease. (Foto: Classic Film/Flickr)

Este formato, que en Estados Unidos se convirtió en el favorito de las parejas durante los años 50, no es algo nuevo en nuestro país. El primer autocine en España abrió en 1959, y actualmente existen siete que aún están en funcionamiento: en Valencia, Denia, Alicante, Gijón, Ribadesella, Torrelavega y Getxo. Y a partir del viernes 24, el octavo autocine español abrirá en Madrid para darnos la oportunidad de sentirnos por unas horas como Sandy y Danny en sus primeras citas, rodeados de un ambiente al más puro estilo de Grease.

Continúa leyendo: Los animales no son cosas, aunque lo diga el código civil

Los animales no son cosas, aunque lo diga el código civil

Carola Melguizo

Foto: Tanay Mondal
Flickr bajo Licencia Creative Commons

Hace ocho años la Unión Europea hizo una modificación en su Tratado de Funcionamiento para reconocer a los animales como seres sintientes. En ese momento, ya otros países europeos lo había hecho. Austria y Alemania, por ejemplo, especifican en sus leyes que los animales no son cosas. Lo mismo ocurre con el Código Civil catalán, que establece en su libro quinto que los animales de compañía “no tienen consideración de cosas y están bajo la protección de la ley”. Suiza, Francia y Portugal también han tomado las medidas necesarias para modernizar sus legislaciones en este sentido. Pero en el Código Civil español, en cambio, los animales son considerados bienes semovientes, es decir, cosas que se mueven por sí mismas.

No es de extrañar, considerando que el Código Civil español data de 1889. Pero es evidente que a día de hoy la realidad social de los animales es muy diferente. Esto representa un auténtico anacronismo legal que tiene consecuencias importantes ya que deja a los animales desprotegidos ante situaciones como el abandono, los embargos o incluso las separaciones, al considerarlos una propiedad más. Es cierto que los derechos de los animales están reconocidos y protegidos por el mismo Ordenamiento Jurídico del que forma parte el Código Civil, pero la realidad es que para poder garantizar realmente el cumplimiento de dichos derechos, el primer paso es considerarlos seres vivos con capacidad de sentir.

Una reforma en el Código Civil español para cambiar el estatuto jurídico de los animales de ‘cosas’ a ‘seres vivos dotados de sensibilidad’, que es el que ya les otorga el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, que en su artículo 13 reconoce a los animales como seres sintientes, es justo lo que se proponen el Observatorio Justicia y Defensa Animal (OJDA) y la Fundación Affinity. Ha sido un camino largo y complicado, pero ya ha visto frutos. El pasado 14 de febrero, el pleno del Congreso de los Diputados aprobó por unanimidad instar al Gobierno a acometer la reforma legal.

En palabras de Nuria Menéndez de Llano, abogada especialista en Derecho Animal y directora del OJDA, “que España actualice el Código Civil para que los animales sean reconocidos como seres sintientes tiene una trascendencia en la práctica judicial necesaria e imperiosa”. Sobre el acuerdo con la Fundación Affinity, Menéndez del Llano asegura: “Tenemos muy claro cuál es el objetivo y trabajaremos de la mano para modernizar nuestra ley y dar a los animales la consideración que merecen”. Con la presentación de la Proposición de Ley, y su correspondiente publicación en el Boletín Oficial de las Cortes, el cambio en la legislación está más cerca.

#animalesNOsoncosas

Somos muchos los españoles que esperamos que se efectúe lo antes posible. En la plataforma Change.org, sin ir más lejos, hay una petición dirigida a Mariano Rajoy y a otros cinco líderes políticos, entre los que se encuentran Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, que ya ha sido firmada por más de 340.000 personas y que tiene como objetivo conseguir 500.000 firmas.

Famosos como Rudy Fernández, Dani Rovira, Alma Obregón, Nika, Thais Blume y Malena Costa se han hecho eco de la campaña en sus redes sociales utilizando el hashtag #animalesNOsoncosas en fotografías de sus perros y gatos para difundir el mensaje entre sus seguidores. Isabel Buil, directora de la Fundación Affinity, afirma que “necesitamos promover un cambio en la legislación española, por el bien de los animales y porque ellos son mucho más que una simple pertenencia y así se debe reconocer en el Código Civil. Y para ello, el apoyo y el compromiso de la gente es clave.”

Una encuesta realizada por la Fundación Affinity y el OJDA, arroja que un 84% de la población española está a favor de cambiar el código civil español para que los animales dejen de ser considerados cosas. Según datos de la misma encuesta, el 60% considera que en otros países se trata a los animales de compañía con más respeto que en España. En parte por situaciones como la falta de protocolos de rescate o salvamento para los animales que viajan en los vehículos en caso de sufrir un accidente de tráfico. Por absurdo que parezca, actualmente no existe en España ninguna legislación que obligue a recoger al animal, dejándolo en un estado de indefensión total. En este sentido, el cambio del Código Civil es un paso importante para poder seguir trabajando en pro de la defensa y la protección de los animales.

Continúa leyendo: Los perros pueden leer las expresiones faciales de los humanos

Los perros pueden leer las expresiones faciales de los humanos

Carola Melguizo

Foto: Alan Levine
Flickr bajo Licencia Creative Commons

Los perros tienen un truco infalible para evadir el conflicto: evitar el contacto visual cuando los humanos están enfadados. Miles de años de domesticación han hecho que los canes entiendan eso de que dos no pelean si uno no quiere y que puedan leer las expresiones faciales de los seres humanos, sean o no de su manada, diferenciando las caras felices de las que no lo son. En palabras de la adiestradora Turid Rugaas: “Para un perro es mucho más importante evitar conflictos que ser obediente.” Esto podría explicar, de cierta forma, que cuando se trata de otros perros, en cambio, tiendan a sostener la mirada.

La conexión emocional que existe con los humanos no necesita ningún tipo de estudio. Todo aquél que ha vivido con uno puede dar fe de cómo los perros son capaces de entender el estado de ánimo de los distintos miembros de la familia. Ahora bien, qué pasa cuando perro y humano no se conocen. Responder de forma apropiada a las señales emocionales del otro es fundamental para todas las criaturas sociales, principalmente porque permite anticipar sus intenciones. Supervivencia pura y dura. Los animales son capaces de hacerlo con sus semejantes. Pero interpretar las emociones de otra especie es un proceso complejo que requiere un cerebro capaz de evaluar, comparar y asociar representaciones mentales de imágenes y sonidos. Hay estudios científicos que demuestran que los perros pueden hacerlo.

Un grupo de científicos de la Universidad de Helsinki, Finlandia, demostró, con 31 perros de 13 especies, que los perros evalúan las expresiones faciales amenazantes por su validez biológica, utilizando como evidencia los patrones de observación. En la revista científica PLOS One, los investigadores explican que para el estudio pidieron a los perros que se sentaran frente a una pantalla de vídeo sin ningún tipo de interacción humana y les mostraron imágenes de expresiones amenazantes, agradables y neutrales tanto de perros como de humanos y realizaron un seguimiento de su mirada.

Los perros pueden leer las expresiones faciales de los humanos 1
Los canes entiendan eso de que dos no pelean si uno no quiere. | Foto: John O’Beirne vía Flickr bajo Licencia Creative Commons.

La primera conclusión del estudio es que el comportamiento de observación de los perros varía dependiendo de si miran a otro perro o a un humano. Aunque en términos generales analizan toda la cara, hay determinadas características de las expresiones que llaman su atención. En el caso de los humanos, los perros dedican más tiempo a estudiar los ojos y si la persona está enfadada, tienden a mirar hacia otro lado. Si se trata de otro perro, en cambio, lo que más les llama la atención es la boca, especialmente la de los perros amenazantes y dedican más tiempo a estudiar su cara. Sanni Somppi, jefe del equipo de investigación, asegura que “La domesticación puede haber equipado a los perros con una sensibilidad para detectar las señales de amenaza de los humanos y responderlas con señales pronunciadas de apaciguamiento.”

Otros estudios relevantes

Pero la capacidad de entender nuestras emociones que tienen los perros va más allá de distinguir expresiones faciales. Un estudio de la Universidad de Lincoln, Reino Unido, publicado en la revista científica Biology Letters de la Royal Society británica demostró que los perros comparten con los humanos la capacidad de combinar, comparar y asociar  signos emocionales de otra especie. A 17 perros de diferentes razas y edades se les mostraron dos imágenes de la cara de una misma persona, una visiblemente contenta y otra enfadada, asociadas a una voz que expresaba también ambas emociones.

La actividad permitió a los investigadores comprobar que los perros prestaban más atención si las expresiones faciales eran concordantes con la voz, lo que les permite suponer que los perros eran capaces de analizar el vínculo y establecer si la información era coherente o no. Lo mismo ocurrió al repetir la actividad con imágenes de perros y ladridos. Kun Guo, uno de los investigadores, explica: “Nuestro estudio muestra que los perros tienen la capacidad de integrar dos fuentes de informaciones sensoriales diferentes y tener una percepción coherente de las emociones humanas.” Lo realmente relevante de este hallazgo es que hasta entonces, esta capacidad cognitiva sólo había sido detectada en los seres humanos.

Continúa leyendo: La historia de Max, el perro del anuncio de la Lotería de Navidad

La historia de Max, el perro del anuncio de la Lotería de Navidad

Carola Melguizo

Foto: Anuncio Lotería de Navidad 2017 – #DANIELLE, una película de Alejandro Amenábar [Oficial]
Leo Burnett

Todavía falta un mes para el sorteo de la Lotería de Navidad, pero gracias a su anuncio -un cortometraje de 20 minutos dirigido por Alejandro Amenábar- ya se siente la magia en el ambiente. Una magia que adquiere mayor significado cuando descubres la historia de Max, el perro que acompaña a los protagonistas en el spot.

Es un cruce de podenco portugués, tiene cinco años y se llama Maximiliano, pero los amigos le dicen Max. Su vida ha sido una auténtica película. Nació en Sevilla y a los pocos días fue abandonado en una caja de zapatos. En la Asociación Protectora El Buen Amigo lo cuidaron y le pusieron por nombre Bolita. A los 7 meses encontró un hogar, pero la felicidad duró poco y el pequeño volvió al refugio. Dos abandonos en menos de un año. Una realidad tristísima que, por desgracia, se repite con demasiada frecuencia en nuestro país.

El ‘Estudio de la Fundación Affinity sobre el abandono, la pérdida y la adopción de animales de compañía en España (2016)’ arroja cifras alarmantes. El año pasado, más de 100.000 perros fueron recogidos por refugios y protectoras en todo el territorio español. Las camadas no deseadas son la principal motivo de abandono. De ahí la importancia de fomentar la adopción y la esterilización como estrategia para reducir la población de animales abandonados.

La suerte de Bolita cambió el día que Ainhoa Larregui Echenique vió una foto suya y decidió adoptarlo. Con el cambio de familia vino también el cambio nombre y de ciudad. Madrid lo recibió con los brazos abiertos y él demostró que con el cariño y los conocimientos de adiestramiento de su humana podía aprender lo que le pidieran. Consciente de las habilidades de Max, Larregui contactó con Rafael Casado, experto en el adiestramiento de perros para cine y televisión. Con él se formó profesionalmente y las ofertas laborales no tardaron en llegar: anuncios para empresas extranjeras, cortometrajes, etc.

Fue Casado precisamente quien avisó a Larregui que una agencia buscaba un perro que supiera bostezar. Habilidad difícil de encontrar que resultó decisiva a la hora de elegir al perro que acompañaría a Danielle por las calles de Madrid y que al final encontraría su propio final feliz en los brazos del lotero. Un hombre que expresa su simpatía por el animal desde el primer encuentro y que aboga por la tenencia responsable al recordarle a la extraterrestre que el perro debe ir atado. Más allá de sus capacidades interpretativas, en el plano emocional, el papel parece escrito para Max. Son varias las similitudes entre las dos historias.

Max: un viejo conocido

Si su cara te parece familiar, no es porque se trata de un perro mestizo, sino porque lo has visto un montón de veces. Amenábar lo consagró como perro estrella, pero ya había hecho trabajos importantes antes del spot de lotería. Max es el perro que presentaba los cortes de publicidad en Antena3 y el que bailaba al ritmo de la canción de The Bangles en los brazos de la abuela de la familia Sandoval en el anuncio de La Casera de hace un par de veranos.

Son muchas las protectoras que aprovechan la popularidad del sorteo de Navidad para vender décimos o participaciones que les permiten recaudar fondos para financiar la labor que desempeñan durante todo el año. Que la historia del pequeño Max sirva para impulsar estas ventas y que sean muchos los perros sin hogar que se beneficien este año del Sorteo Extraordinario de Navidad. Si el mayor premio es compartirlo, qué mejor que compartirlo con ellos.

TOP