Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Los doce imperdibles del Festival Eñe

Saioa Camarzana

Llega un año más el Festival Eñe al Círculo de Bellas Artes de Madrid. Pero en esta edición se presentan, por lo menos, dos novedades gustosas. Por primera vez, podemos pensar que con el objetivo de llegar a un público más amplio, todos los eventos son gratuitos. Por otro lado el CBA, aunque seguirá siendo la sede central donde se realicen la mayoría de los encuentros, no es el único punto neurálgico de esta cita con las letras (aquí el programa completo). Pero hay más, porque esta vez no serán solo las voces de los escritores contemporáneos quienes tomen Madrid sino que se abre también a la música, a la fotografía, al cine, al teatro y a la ilustración. El escritor y periodista Antonio Lucas ha sido el encargado de emparejar a más de 139 autores en 50 actividades. Pero, si hay algo que se le puede criticar es que la presencia femenina es, de largo, muy inferior a la masculina. Tan solo 28 mujeres. No nos vamos a meter en terreno activista, que por supuesto daría para ello, y vamos a mencionar las citas imperdibles de esta edición que se celebra del 23 de octubre al 28 de octubre.

Los doce imperdibles del Festival Eñe 2
Imagen del Festival EÑE 2017

Durante los primeros días del festival, del 23 al 26, son los nuevos espacios los encargados de reunir a diversas personalidades. Entre la programación de la Biblioteca Nacional, del Instituto Cervantes y del Club Matador destacamos tres encuentros que desgranamos a continuación:

Día 23 a las 19:00h: Isabel Muñoz y Enrique del Río

La fotógrafa Isabel Muñoz conversará en el Club Matador con Enrique del Río, miembro fundador de WeCollect Club. La obra de Muñoz, Premio Nacional de Fotografía 2016, se centra en la exploración del cuerpo humano y aúna el compromiso social con la belleza que le rodea. Ha viajado por todo el mundo para adentrarse en las culturas de Papua Guinea, China, Cuba… para realizar estudios antropológicos en forma de fotografía. Casi siempre en blanco y negro a la fotógrafa le interesa que los protagonistas de sus instantáneas participen de manera activa en el momento de la captura. Entre ambos desgranarán toda una trayectoria de una de las fotógrafas más importantes de la actualidad.

Día 25 a las 19:00h: Juan Mayorga y Javier Gomá

Juan Mayorga es uno de los dramaturgos más importantes de nuestras tablas y Javier Gomá uno de los filósofos y ensayistas que se ha iniciado en esta profesión con un monólogo. El teatro, del que nos podemos sentir cerca y a la vez lejos, puede plantear preguntas que no tienen respuesta y ahí reside su importancia. Estas cuestiones son las que interesan e importan a Mayorga, un nombre ya vital de nuestra dramaturgia. De sus trabajos conversarán estas dos voces en el Instituto Cervantes.

Día 26 a las 19.00h: Rosa Montero, Álex Grijelmo, Carolina Reoyo y Javier Rodríguez Marcos

Detrás de un gran autor hay (o debería haber) un gran corrector. Así se llama la mesa redonda en la que participan estos cuatro protagonistas a los que reúne la Unión de Correctores en la Biblioteca Nacional. En ella le darán el protagonismo que se merece a la figura del editor de textos que es tan importante como desconocido en el proceso editorial. Lo cierto es que sin una figura como esta los libros no llegarían al lector con la misma calidad. Cada texto requiere de unos ojos vírgenes y objetivos que detecten los fallos, lo que funciona y lo que no. A este oficio en palpable retirada se dedicará la charla.

Los doce imperdibles del Festival Eñe 1
Asistentes a la última edición del Festival EÑE. | Imagen vía Festival EÑE.

El día 27 arranca la programación del Círculo de Bellas Artes con una programación interesante durante dos días. Destacamos varias citas de diferentes disciplinas.

Viernes 27

19.00h: Arturo Pérez Reverte, Javier Marías y Agustín Díaz Yanes

Sin duda son cuatro nombres con tanta personalidad como para poner en marcha la programación del Círculo de Bellas Artes. El viernes 27 en el Teatro Fernando Rojas, dos escritores cinéfilos como Pérez Reverte y Marías, que por cierto participan en la cita por primera vez, se sentarán junto al cineasta Agustín Díaz Yanes en una conversación moderada por el periodista Jacinto Antón. La ficción y la vida, la actualidad y la historia, el humor y la seriedad, serán algunos de los temas que traten con la libertad y la astucia que les caracteriza.

20.30: Marta Sanz y Ramón Andrés

Que la literatura puede ser una herramienta de sanación, un bálsamo para almas atormentadas y un ejercicio catalizador se sabe a través de las novelas que abordan el tema. Una de las voces más singulares de nuestra literatura es Marta Sanz que, junto a Ramón Andrés, uno de los intelectuales más originales del país, se preparan para hablar sobre la literatura y el daño. El periodista Manuel Llorente será el encargado de que ambos aborden cuestiones como si la filosofía puede ser una cura, si la palabra es un pabellón de reposo y la literatura un bálsamo.

20.45h: Joan Fontcuberta, Sofía Moro, José Manuel Navia y Chema Conesa

¿Cómo se crea un buen libro de fotografía? Esa es la pregunta que se plantea este encuentro que nace con motivo de la edición número 100 de la colección PHotoBolsillo. Chema Conesa es, además del director de la colección, uno de esos fotógrafos incombustibles que suma ya más de 40 años de recorrido. Él ha sido el encargado de reunir a Fontcuberta, Moro y Navia en una charla en la que abordarán, seguro, más temas que el que los une inicialmente.

21.30h: Manuel Borja-Villel, Niño de Elche y Pedro G. Romero

Algunos se preguntarán qué conexión existe entre el director del Reina Sofía (Manuel Borja-Villel) y el artista flamenco (Niño de Elche). Pues bien, el cantante ofreció el pasado mes de mayo un concierto en la pinacoteca con motivo del Día de los Museos. Poco a poco las diversas disciplinas se van uniendo creando nuevas sinergias que se retroalimentan y crean nuevos espacios. El arte puede servir de rebelión pero, ¿qué tipo de herramienta puede ser el flamenco en todo esto? Esa es la clave que intentarán desentrañar entre los tres.

Los doce imperdibles del Festival Eñe
Editoriales presentes en la última edición del Festival EÑE. | Imagen vía Festival EÑE.

Sábado 28

17.00h: Isaac Rosa, Daniel Gascón y Elvira Navarro e Inés Martín Rodrigo

¿Puede ser la literatura una herramienta para el desarrollo de una conciencia cívica? Esta es la cuestión troncal que abordarán Rosa, Navarro y Gascón, tres escritores que se relacionan a través de unas obras donde la memoria sirve de herramienta política y la desolación como forma de conciencia. ¿Hasta dónde llega la realidad? Inés Martín Rodrigo modera este encuentro en el que se determinará si realmente la realidad se agota y si la literatura puede ser un estímulo, un bálsamo o todo lo contrario.

18.15h: Eduardo Madina y Bernardo Atxaga

La última vez que el político Eduardo Madina y el escritor Bernardo Atxaga se vieron fue con motivo de <em>La pelota vasca. La piel contra la piedra</em> que dirigió Julio Medem. Han pasado ya varios años de aquel encuentro en 2003 en el que la conversación giraba en torno al terrorismo de ETA. Lo que les une ahora es algo completamente diferente y divertido: la literatura. En la educación sentimental de Madina están algunos de los libros de Atxaga y con Atxaga, que acaba de subir a los escenarios Obabakoak, hablará sobre ello en una conversación moderada por Javier Gómez Santander.

18.15h: Andrés Trapiello y Felipe Benítez Reyes

Gran admirador de Cervantes hace un par de años Andrés Trapiello tradujo El Quijote al lenguaje actual. Fue una labor, que además de ser una tarea ardua, estuvo destinada a ese 80% de españoles que no lo han leído. Felipe Benítez Reyes, por su parte, volvió con a la novela tras diez años silencio con El azar y viceversa, una historia de apariencia picaresca. A ambos les une, por tanto, haber trabajado con vidas de otros y, en algún momento, haber asumido la escritura como una espeleología por vidas ajenas. La conversación entre ambos, que moderará el periodista Luis Alemany, girará en torno a cuestiones como hasta dónde se puede contar y hasta dónde se puede inventar cuando se aborda una biografía.

20.15h: Manuel Vicent y Raúl del Pozo

Un gran momento para los periodistas y los amantes de la profesión. Manuel Vicent y Raúl del Pozo, dos de esos periodistas que llevan el oficio en la sangre abordarán, moderados por Antonio Lucas, cuestiones internas de esta profesión de carácter pasional. Cómo ha evolucionado al periodismo, cuáles son sus mutaciones, la presencia de la literatura en los periódicos, la dicotomía entre el papel y lo digital, los aciertos y los fallos y, sobre todo, la herencia de aquellas generaciones de escritores en prensa del siglo XX serán los temas que entretendrán a todos los asistentes.

21.30h: Carlos Boyero y Borja Hermoso

Si hablamos de crítica de cine seguro que muchos lo relacionarán, de manera automática, con Carlos Boyero, que hace lo propio en el periódico El País. La suya es siempre una opinión tan personal que no tenemos por qué compartir pero es esa libertad de la que goza la que le hace especial. Lleva en esto más de 40 años y no le da miedo equivocarse, porque, como hemos apuntado, su opinión es suya propia. Pero la música y la literatura también son parte de su genética y el periodista Borja Hermoso, con quien comparte mesa, lo conoce bien. Podría decirse que es un encuentro imperdible.

Continúa leyendo: Pulp Fiction: La literatura de tapa blanda que inspiró a Quentin Tarantino

Pulp Fiction: La literatura de tapa blanda que inspiró a Quentin Tarantino

Beatriz García

Foto: IMDB

De Chandler a Hammett, pasando por Leigh Brackett y Fredric Brown, conocemos de la mano de grandes lectores de pulp fiction algunos de los autores imprescindibles del género negro cuyas obras fueron escritas para pagar las facturas y acabaron rompiendo moldes.

La mayoría de la gente pasa por la vida gastando la mitad de sus energías en proteger una dignidad que nunca ha tenido. No lo digo yo, lo escribe Raymond Chandler en ‘El largo adiós’, y aunque se me hayan caído las comillas nos viene como anillo al dedo para hablar de literatura pulp policiaca y de la soberbia con que tantas veces se trata al entretenimiento, cuando grandísimos escritores se curtieron escribiendo novelas de ‘duro’: los pioneros del ‘hard boiled’ como el propio Chandler, Jim Thompson o Dashiell Hammett, sin ir más lejos. E incluso el maestro Kurt Vonnegut emergió del pulp y, aunque lo suyo era la ciencia ficción, fue considerado por Gore Vidal como el peor escritor de Estados Unidos.

A pesar de que las etiquetas solo les sirvan a críticos y libreros, imponen ciertos límites y extienden prejuicios, creando una línea divisoria entre magistrales peñazos y las historias protagonizadas por detectives alcohólicos, femme fatales que fuman como carreteras, vorágines sexuales y drogas. Porque de eso iba un tanto el pulp policiaco, las historias que sirvieron de desarrollo al género y que nacieron en los años 20 y 30 del pasado siglo alrededor de Black Mask, la revista que inspiró en 1994 a Quentin Tarantino para crear ‘Pulp Fiction’. De hecho, cuando Raymond Chandler empezó a escribir lo hizo allí; tenía cuarenta y pocos años, acababa de perder un puesto como ejecutivo en una compañía petrolera y publicó una historia de chantajes, gánsteres y cartas de amor a la que siguieron muchísimas otras. Y Erle Stanley Gardner, el padre de Perry Mason, o Carroll John Daly, creador del arquetipo del detective cínico, duro y callejero.

‘Pulp Fiction’ via GIPHY

Para Antonio Padilla, traductor de numerosas novelas policiacas, escritores como Jim Thompson, autor de las imprescindibles ‘El asesino dentro de mí’ o ‘1.280 almas’, fueron injustamente catalogados de “novelistas para camioneros” antes de que, en el caso de Thompson, empezase a colaborar como guionista en películas de Kubrick (‘Atraco perfecto’, ‘Senderos de gloria’), y así lo explicaba a su paso por BCNegra’18. También Francisco González Ledesma, uno de los grandes del género negro en el estado español, escribió gran parte de su obra como autor de quiosco: Al menos unos mil bolsilibros, la mayoría westerns bajo el seudónimo de Silver Kane, que publicaba después de haber ser censurado durante la Dictadura por “pornógrafo” y “rojo”. Lo cual no quiere decir, como bien recordó el escritor argentino Kike Ferrari en la tertulia sobre ‘Pulp Fiction’ organizada al cierre de BCNegra, que ‘pulp’ sea sinónimo de calidad: “Estamos hablando de revistas en las que escribían miles de personas y solo nos quedamos con una decena que rompieron moldes”, resumía.

Porque no todo es pulp lo que reluce y existe vida más allá de Chandler y Hammett, hemos pedido a cuatro grandes lectores del género que nos recomienden lo que suele llamarse ‘mierda de la buena’:

1. Fredric Brown y las novelas de detectives ‘iniciáticas’

“Siento especial devoción por las novelas de Fredric Brown protagonizadas por Am y Ed Hunter, tío y sobrino que empiezan como detectives aficionados hasta acabar trabajando en su propia agencia.

Pese a ser más conocido por obras como ‘La noche a través del espejo’ o ‘El asesinato como diversión’, Brown imprimió a las novelas de los Hunter una magia que las hace únicas. Se pueden interpretar como “iniciáticas”, ya que en ‘La Trampa fabulosa’ (1947) Ed debe enfrentarse de golpe a la vida adulta cuando su padre es asesinado; la investigación junto a Am, su tío y hermano de la víctima, se convertirá en un auténtico rito de pasaje. La novela se publicó en la revista Mystery Book Magazine, en el ocaso de los pulps, cuando la literatura de género hacía su transición hacia formatos como los paperbacks o los digest y le valió al autor el premio Edgar a la mejor novela de debut.

A esta la siguió ‘La viva imagen’, mi favorita, donde ambos personajes trabajan como feriantes en una feria itinerante y deben resolver varios asesinatos. Brown se recrea en una ambiente entre lo fabuloso y lo grotesco y Ed iniciará su educación sentimental.
A partir de la tercera, ‘Plenilunio sangriento’, hasta la séptima y última novela de la serie, ambos trabajan como detectives privados en Chicago. En ellas, Brown juega a introducir lo anómalo y maravilloso en las tramas, cuando abre la posibilidad de que hombres-lobo, “mad doctors” o extraterrestres estén detrás de los crímenes”. –José Luís González Martín.

Pulp Fiction: La literatura de tapa blanda que inspiró a Quentin Tarantino 1
Las novelas de Brown están protagonizadas por Am y Ed Hunter, tío y sobrino que pasan de detectives aficionados a dirigir su propia agencia.

2. Historias y autores que no deberían desaparecer NUNCA

“Tengo muy claro que el autor de pulp noir que recomendaría sin pensarlo sería Samuel Dashiell Hammett, no solo por tratarse de una figura seminal en el género, -dado que sus cuentos sobre el operativo sin nombre de la Agencia Continental de Detectives consolidaron el género más allá de toda duda-, sino porque su obra, además de ser adelantada a su tiempo, no ha perdido un ápice de frescura y aún hoy se lee con deleite.

Hammett propició el auge del género negro desde las páginas de la revista pulp Black Mask, cosechando un éxito tal que el editor “animaba” al resto de los autores a que escribieran como él. Pero dejando aparte sus creaciones posteriores, como Nick Charles o Sam Spade, el anónimo operativo de la Continental tiene algunas de las mejores piezas cortas que se hayan escrito jamás en ese subgénero que el hard boiled o género negro.

Hammett no hablaba de oídas; había trabajado en la Pinkerton y sabía de primera mano que aquellos que están del lado de la ley no tienen por qué ser “los buenos”, y que los que la infringían no tenían, tampoco, por qué ser unos malvados villanos, ni muchísimo menos. ‘Cosecha Roja’, de la que existen numerosas ediciones, es un claro ejemplo de ello (en realidad se trata de los cuatro cuentos publicados en Black Mask que se desarrollaban en la pequeña ciudad de Personville, amalgamados para formar una unidad narrativa), pero siempre he sentido un especial cariño hacia otras piezas menos conocidas del ‘Continental Op’ como ‘El gran golpe’ (Black Mask, febrero de 1927), ‘Dinero Sangriento’ (Black Mask, Mayo de 1927), o ‘Cinco chinas muertas’ (Black Mask, noviembre de 1925). Las dos primeras forman los que muchos estudiosos han considerado la primera novela de Hammett y no solo muestran algunas de las mejores características de la ficción pulp, como la tremenda agilidad narrativa que hace que el lector se beba, literalmente, la historia, sino que también ofrece algunas de las mejores cualidades del mejor Hammett”.

“Uno de los aspectos de la ficción pulp que más enerva a los que adoramos el material que se publicó en esas revistas de papel malo es, precisamente, la cantidad de autores y sagas que están a punto de desaparecer en el olvido, que, literalmente, “no existen”, porque la sesuda crítica no las consideró en su momento lo bastante buenas.

Y aunque se supone que los lectores deberíamos mostrarnos agradecidos por el hecho de que ciertas editoriales hayan elegido por nosotros qué es lo mejor de lo mejor, no podemos dejar de lamentar lo difícil que resulta encontrar obras en nuestro idioma de gente como Paul Cain (no confundir con James M.), Raoul Whitfield, Lester Dent o Carroll John Daly. Este último inició, literalmente, el género negro, en las páginas de Black Mask, anticipándose en unos meses al propio Hammett e instauró lo que acabarían siendo todos los tópicos del género. Es cierto que carece del calado literario de Hammett, con el que compartió páginas en Black Mask, junto con Erle Stanley Gardner (antes de crear al abogado fullero Perry Mason y cambiar de público y de estilo).

De hecho, ellos tres fueron las estrellas de la revista, al menos hasta que se fue Hammett y entró Chandler, y hasta que todos ellos abandonaron Black Mask para mudarse a la Dime Detective Magazine, que les pagaba más. Pero mientras que en EEUU no resulta tan complicado encontrar recopilaciones de cuentos de Daly, Dent o Gardner (nos referimos a sus cuentos sobre Ed Jenkins publicados en Black Mask, muy al estilo de Hammett), resulta casi imposible encontrar algo de estos autores en castellano, como no sea en alguna que otra antología, como ‘Detective privado’ de Bruguera y similares. Y Carroll John Daly es un autor a reivindicar. Su saga de Race Williams resulta tremendamente divertida y ejerció una tremenda influencia en el género”.

'Pulp' policiaco: Los libros que compraste por dos duros pero valen un imperio 2
La legendaria revista Black Mask, pionera del pulp.

Es cierto que, a diferencia de Hammett, Daly narraba de oídas (en una ocasión se compró una pistola automática, para saber lo que se sentía sosteniéndola, y fue detenido por la policía, porque además se perdió regresando a su casa desde la redacción de Black Mask, algo que solía sucederle a menudo, dado que era un auténtico desastre), y también es cierto que no escribía tan bien como Hammett y que incluso algunas de sus historias pueden llegar a resultar paródicas del género, sin pretenderlo. Pero su importancia es capital.

Resulta curioso que el propio Mickey Spillane reconociera públicamente a su Race Williams como una inspiración (un halago que le valió una demanda por plagio por parte del agente literario de Daly, que por cierto fue enérgicamente retirada por el propio autor; a fin de cuentas Daly llevaba décadas siendo ninguneado por la crítica y declaró estar encantado ante los comentarios de Spillane).

Por desgracia, no es fácil encontrar obras de Daly en nuestro idioma, pero es cuestión de tiempo que alguna editorial se fije en ellas. Los lectores lo agradecerán, pues la diversión está asegurada”. – Javier Jiménez Barco (traductor de pulp y editor de la revista ‘Barsoom’).

3. Una vuelta de tuerca al ‘pulp noir’

“Lo más relevante, en el caso de Leigh Brackett, es cómo toma todos los elementos del ‘pulp noir’ de Hammet y Chandler y los reconfigura desde una perspectiva muy fresca, dándoles un giro a todos los tópicos del género (femme fatales, detectives decadentes, familias corruptas…). Sin duda, los diálogos son geniales, lapidarios e hilarantes y gracias a ellos Howard Hawks quiso a Brackett como guionista de ‘El Sueño eterno’.

También ‘Esta es mi historia’, de Frank McFair, es una de esas joyas del bolsilibro que merecen reivindicarse. Es la historia en primera persona de un personaje al margen de la ley, que no tiene nada que envidiar a la narrativa de Jim Thompson. Moralmente ambigua, llena de acción uy con un toque melancólico que nos deja un poco excelente. Francisco Cortés Rubio (nombre real de McFair) merece una retrospectiva como parte de lo mejor que ha dado el pulp patrio junto a Silver Kane o Curtis Garland”. – Miguel Ángel Wolfville, editor de GasMask Editores.

'Pulp' policiaco: Los libros que compraste por dos duros pero valen un imperio 1
Francisco González Ledesma aka Silver Kane (y muchos otros). Imagen: Bruguera

4. Extremo e híbrido de otros géneros

“Me cuesta escoger una obra de ‘pulp’ más policiaco, pero a mí me gusta mucho el Shudder Pulp, que es un tipo de pulp más extremo y lleno de sexo y violencia. Es un precursor casi directo del terror setentero, el gore, el giallo e incluso del bizarro y para catarlo recomiendo ‘Los hombres topo quieren tus ojos y otros relatos sangrientos de la Era Dorada del Pulp’ (Ed. Valdemar), que tiene un prólogo maravilloso de Jesús Palacios”. -Hugo Camacho, editor de Orciny Press.

Continúa leyendo: Youngsplaining

Youngsplaining

Lea Vélez

Foto: Tiago Muraro
Unsplash

Mi madre tiene una edad. 81 años. Siempre le han dicho que no aparenta los años que tiene, que es algo que se le dice a las personas inteligentes, a los guapos, a los que visten de forma desenfadada. A todos aquellos que no imitan a un grupo o una tribu: la llamada “gente sin edad”, pero la realidad es que es una anciana y como anciana se siente cuando va por el mundo.

Todas las semanas me habla de sus aventuras en la gran ciudad, de sus visitas al cine o al teatro, me tiene al día de la cartelera, de sus lecturas, de lo que merece la pena. Es una mujer informada, que compra la prensa y que disfruta de una grata conversación, a poder ser, literaria. Entre las historias que me cuenta de sus compras, de sus paseos, se repiten incesantemente una serie de frases, de anécdotas, de quejas sobre la gente joven. Un día, un dependiente de una librería le corrigió como si fuera boba la pronunciación de un autor. Ella quería un libro de André Gide (y lo pronunció en francés, es decir, Yid) y él la corrigió sonoramente pronunciándolo en español (diciendo Jide), otro día, una dependienta de otra librería le dijo que no la entendía cuando le pidió un libro de Knausgard y mi madre se lo tuvo que escribir… Y oye, pues será una señora mayor, pero miren, mi madre sabe perfectamente decir Knausgard, porque no hay mayor fan de Knausgard que ella. Otras veces, me comenta lo doloroso que le resulta que ya no se puedan sacar entradas por teléfono para el teatro, porque ahora todo se hace a base de páginas web y ella, dinosauria digital, o bien tiene que pedirle al hijo de una amiga que se las saque, cosa que le fastidia, o bien tiene que presentarse en persona en el teatro, a riesgo de encontrarse con que no haya entradas tras el largo recorrido en autobús, seguido de alguna contestación condescendiente por parte de la taquillera, que siempre la refiere a alguna página web para informarse.

Mi madre me pone al día de los obstáculos que encuentra y en su queja suave y estilosa —siempre lo hace con humor— me he dado cuenta de que lo que creemos un cliché, eso de que los “viejos” siempre se quejan de que los jóvenes de hoy día son unos maleducados, es una realidad. Porque es verdad. No porque los jóvenes de hoy sean peores que nunca, sino porque los jóvenes de todas las generaciones vimos con desprecio a los ancianos que convivían con nosotros. Un desprecio paternalista, lleno de prejuicios, de desconocimiento de lo que es un anciano, como si al ser viejo dejases de ser individuo y te convirtieras en un animal de una raza diferente. Si las mujeres nos quejamos del mansplaining, imaginen lo que los viejos podrían decir del youngsplaining. Ese explicarle al anciano como si fuera imbécil la cosa más tonta y encima, explicárselo mal. “Señora, es que es Jide, Jide, no Yid”.

Yo creo que este es el quid del asunto, que los jóvenes, de hoy y siempre, que probablemente sean muy majos con su novia o con su madre, y unos encantos con sus amigos, se exasperan con los ancianos antes de que toque exasperarse, entablando con ellos una relación tensa desde el inicio por culpa del consabido cliché de que los viejos “no se enteran”. Pues se enteran. Esperad sabiduría y buen humor, y veréis que risa os pasáis con ellos, porque los ancianos son divertidos, se las saben todas, les gusta la interacción.

Así que, jóvenes, no seáis jóvenes con los viejos, guardaos en la mochila el youngsplaining, hombre, no esperéis que una señora de pelo blanco desconozca la existencia de Knausgard o no sepa hablar francés. Al contrario, esperad que un viejo sea, por ejemplo, fan de Bob Dylan… Cause we were so much older then, I am younger than that now.

Continúa leyendo: Farolillos flotantes, arte y gastronomía: el 'perro' llega a Usera por el Año Nuevo Chino

Farolillos flotantes, arte y gastronomía: el 'perro' llega a Usera por el Año Nuevo Chino

Redacción TO

Foto: ALY SONG
Reuters

Madrid celebra el Año Nuevo Chino, que este año es del perro, y la ciudad se llena de eventos y colores. Lo organiza el Ayuntamiento de Madrid con la colaboración de empresas y asociaciones –e incluso de la embajada– y festeja las tres semanas más importante para una de las comunidades que crece a mayor velocidad en la capital. Así, en estas fechas –que se extienden desde el 9 hasta el 28 de febrero, aunque algunas actividades se alargarán hasta marzo–, también se celebra el comienzo del año lunar en el gigante asiático.

Este año, que es el tercero consecutivo en que tiene lugar en Madrid, la participación es significativa en los principales barrios de la ciudad, sobre todo en Usera. El programa incluye un recorrido entre la tradición y el esplendor, el arte y la gastronomía, la caligrafía y la música de una cultura milenaria. La variedad es enorme y amplia. El primer concierto del Año Nuevo tiene lugar el miércoles 14 en el Auditorio Nacional a las 19:30 horas, y es la antesala a una semana llena de novedades.

En el Centro Cultural de China comienza la exposición Arte y diseño al estilo chino –del 12 al 24 de febrero– y el ciclo de cine chino –del 17 al 24 de febrero y del 3 al 10 de marzo–, en una selección de restaurantes se ofrecen menús especiales por el China Taste, la fiesta de la gastronomía china, y el Palacio Cibeles luce una iluminación conmemorativa desde el 12 de febrero hasta el 25.

#chinesefood #CentroCulturaldeChinaenMadrid #celebración #chinosmadrid

Una publicación compartida de Año Nuevo Chino Madrid (@anuevochinomadrid) el

El distrito que festeja con más intensidad el inicio de la nueva estación es Usera, donde reside la mayor comunidad china de Madrid. El viernes 16 la fiesta principal está en la carpa ferial, con la celebración inaugural y las actuaciones musicales a partir de las 17:30, entre las que destaca la banda You and I. En el mismo lugar hay ofertas de todo tipo, para toda la familia. Hay stands de ropa y decoración, paradas para comer, casetas de artesanía china.

Y aunque el recinto ferial es el epicentro de la fiesta, no conserva la exclusividad. Los niños pueden disfrutar el viernes 16 –a las 17:45 horas– y el sábado 17 –a las 16:15 horas– de los cuentacuentos de la Biblioteca José Hierro, donde se prevé la lectura de clásicos de la literatura infantil oriental. Como por ejemplo, la historia del ciervo de los nueve colores. El mismo viernes, en la sala de exposición de la Junta Municipal de Usera, tiene lugar a las 18:45 horas un taller para fabricar farolillos rojos, que suelen colocarse en las calles y en los edificios durante las grandes fiestas, desprendiendo una luz cálida y rojiza en la noche.

Si consigues fabricarlo con éxito, puedes incorporarlo a la ceremonia de farolillos que tiene lugar a las 18:30 horas del sábado en el lago parque Pradolongo, donde se liberan con mensajes de deseos y esperanzas para el año lunar que comienza. Con la llegada de la noche, sobre las ocho, la jornada cierra con unos esplendorosos fuegos artificiales.

Hasta entonces, el propio sábado, a las 11:45 horas y a las 16:45 horas, los niños de entre seis y 12 años pueden disfrutar de clases especiales para aprender las bases de algunas artes marciales chinas –como el kung fu– a través de juegos. Las lecciones no son únicamente físicas: la organización presume de que se imparte la filosofía oriental, fundamentada en la autodisciplina, el honor y el respeto.

Farolillos flotantes, arte y gastronomía: el año nuevo chino llega a Madrid 1
El pasacalles de Usera, en 2017. | Foto: Año Nuevo Chino/Facebook

Dicho esto, el acto central del inicio del Año del Perro llega con la mañana del domingo, a partir de las 11 horas, con el arranque del gran desfile de cientos de personas, entre artistas y vecinos, que visten colores rojos y amarillos y portan dragones gigantes y banderas. El recorrido comienza en la calle Marcelo Usera-Rafael Ybarra y concluye en el edificio de la Junta del Distrito.

Continúa leyendo: Los mejores conciertos de K-Pop en España en 2018

Los mejores conciertos de K-Pop en España en 2018

Redacción TO

Foto: VAV Official
Twitter

Los grupos de K-Pop o, simplemente, pop coreano, llenan estadios dentro y fuera de Corea del Sur con sus conciertos. Melodías pegadizas y bailes perfectamente coordinados, jóvenes vestidos a la última y letras en coreano son algunas de las claves de su éxito.

En sus giras cada vez hay más países y ya triunfan en lugares como París o Londres. España, en especial Madrid y Barcelona, se ha sumado a esta corriente y los fans del K-Pop pueden disfrutar de cada vez más conciertos de sus grupos favoritos. 2018 será un buen año para los amantes de este estilo de música, ya que algunos de los grupos más populares han confirmado fechas de conciertos en España en los primeros meses del año.

Dreamcatcher 

El primero de estos conciertos será el de Dreamcatcher, que el 18 de febrero tocará en la Sala Riviera.

Este grupo formado por siete chicas está además de celebración. Hace dos meses celebraron un año de su re-debut como Dreamcatcher, ya que la banda nació originalmente como Minx. El 12 de enero lanzaron un single especial para celebrar esta fecha, Full Moon.

Las entradas para el concierto en Madrid costarán desde los 50 euros, la entrada normal, hasta los 110 euros de la VIP. Además, habrá un evento de firmas que tendrá un coste de 35 euros. Las chicas han mostrado también el merchandising oficial que se venderá en todos los conciertos de esta gira, que incluye camisetas, lightsticks y bolsos.

MiSO en la K-Pop Party de Young Bros 

No será un concierto tradicional, pero esta fiesta es un evento muy esperado por los amantes de esta música. La empresa organizadora de eventos de K-Pop Young Bros trae este año sus primeras K-Pop Party en España, y lo hace por todo lo alto.

La sala Clamores de Madrid, el 22 de febrero, y la sala Upload de Barcelona, el 25, acogerán a los DJ GeunYoung, YoungHoon y Kevin, que harán a los asistentes disfrutar de los mejores temas de K-Pop y K-Hip Hop que triunfan en todo el mundo. Además, estas fiestas contarán con MiSO, integrante de Girls Girls, como invitada especial.

Las entradas para esta esperada fiesta van desde los 16 euros hasta los 50 euros. Esta última, la entrada VIP, incluye entrar antes a la sala del concierto, disfrutar del pre-stage de MiSO y un encuentro y varias fotografía con la artista.

Ambas fiestas comenzarán a las 23:00 horas y durarán hasta las 6:00, ofreciendo a los fans de MiSO y del K-Pop en general una noche inolvidable.

VAV

El grupo VAV llega a Europa con cuatro paradas dentro de su Spotlight Tour. Madrid es una de ellas, y el 27 de marzo los chicos ofrecerán en la sala Gotham uno de sus primeros conciertos en el continente europeo.

La fecha ha sido anunciada por Young Bros a través de su cuenta de Facebook y las entradas saldrán a la venta el 19 de febrero.

El precio para disfrutar de este concierto va desde los 35 hasta los 140 euros. Las entradas más caras incluyen fotografías con los miembros del grupo y una pulsera de recuerdo, y todas, excepto la más barata, permiten entrar a la sala tres horas antes del concierto.

South Club 

Los chicos de South Club, una banda con claras influencias de rock y blues, actuarán en la sala BUT de Madrid el 23 de abril. Los dos singles que publicaron en 2017, No y Who is this song for?, han consolidado el éxito de la banda, que ya ha agotado algunas de las entradas para su concierto en Madrid.

South Club nació cuando su líder, el cantante Nam Taehyun, abandonó la compañía YG Entertainment y comenzó de nuevo con este grupo. Desde sus inicios en pequeños locales, la banda ha crecido hasta convertirse en una de las más conocidas dentro del K-Pop.

Las entradas para este concierto van desde los 30 hasta los 160 euros, y las más exclusivas, que incluyen un evento privado con los integrantes del grupo, ya están agotadas en su página web.

TOP