Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Los secretos de la Guerra de los Seis Días, el enfrentamiento que transformó el mapa de Oriente Medio

Tal Levy

Foto: Israeli Defence Ministry
Reuters Handout

Y al séptimo día, descansó. Como si del Génesis se tratara, la victoria fulminante de Israel en la Guerra de los Seis Días deparó una nueva realidad. No sólo logró garantizar su pervivencia, al derrotar a los ejércitos de Egipto, Jordania y Siria en tres frentes, sino que triplicó su tamaño y reunificó la ciudad de Jerusalén, dando acceso a los judíos a su lugar más sagrado: el Muro de los Lamentos. Hoy, cincuenta años después, todavía debe lidiar con las consecuencias de ese triunfo que la convirtieron en una fuerza de ocupación.

“Estamos aquí asentados con dos poblaciones: una que goza de todos los derechos y otra a la que se le niegan. Este cuadro con dos tipos de ciudadanos es muy difícil de defender, incluso en el contexto especial de la historia judía. El mundo se pondrá de parte de un movimiento de liberación de un millón y medio (de palestinos para la época)”.

Estas premonitorias palabras enunciadas por el ministro de Exteriores de entonces, Abba Eban, tan sólo cinco días después de terminado el conflicto bélico, y que ponen de manifiesto el dilema de Israel al encontrarse sobre una suerte de “barril de pólvora”, fueron recién reveladas por el gobierno israelí, que desclasificó miles de archivos con motivo del medio siglo de la guerra que se desarrolló entre el 5 y el 10 de junio de 1967. Los tensos debates realizados en el seno del gabinete ya no son más secreto de Estado.

Grabaciones de vídeo, fotografías y más de 15.000 páginas que recogen, entre otros documentos, las transcripciones de 36 reuniones del comité ministerial de Seguridad de Israel, pueden ser consultadas desde el pasado 18 de mayo en la web del Archivo Nacional.

“¿Por qué el período de espera fue tan largo y por qué se decidió atacar? ¿Hasta qué punto logró el gobierno manejar la guerra o los eventos ocurrieron con demasiada rapidez?”, estas son tan sólo algunas de las preguntas que, como ha destacado el archivista estatal Yaakov Lazovik, hallan respuesta.

Así, por ejemplo, se puede leer que el 2 de junio de 1967 el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, el general Isaac Rabin, alertaría sobre la necesidad de actuar pronto ante un conflicto que lucía inminente; en caso contrario, “existiría un grave peligro para la existencia de Israel y la guerra será difícil, dolorosa y con múltiples víctimas”, apunta el periódico israelí Aurora.

En el principio era el miedo

Israel se anticipó y atacó esgrimiendo el derecho a la autodefensa al ser una pequeña nación rodeada de países hostiles que se equipaban militarmente y declaraban abiertamente sus intenciones belicistas. El presidente egipcio, Gamal Abdel Nasser, afirmaría el 26 de mayo de 1967 que “nuestro objetivo básico es la destrucción de Israel, el pueblo árabe quiere luchar”. Al finalizar ese mes, le secundaría su par iraquí, Abdul Rahman Aref, al referir que “nuestra meta es clara: borrar del mapa a Israel”.

No sólo eran palabras. No cesaban los ataques sirios sobre poblaciones agrícolas israelíes desde la privilegiada situación que le ofrecía la meseta del Golán. Egipto, que selló alianzas con Siria, Jordania, Líbano e Irak, exigió la retirada de las fuerzas de paz de las Naciones Unidas de la frontera con Israel y bloqueó el paso de buques israelíes por el estratégico Estrecho de Tirán, único punto de acceso al Mar Rojo a través del Golfo de Aqaba, hecho este que fue considerado causal de guerra.

El ministro de Defensa israelí, Moshe Dayan, que sin sospecharlo entonces se convertiría en el héroe de la contienda, advertía que “hay un límite para nuestra capacidad para derrotar a los árabes”, al tiempo que el primer ministro Levi Eshkol temía una “verdadera masacre”, reseña el diario Haaretz.

A la acometida le antecedió la angustia ante una eventual derrota, que podría significar la aniquilación de Israel, pero pronto el miedo se trocaría en euforia y arrogancia, como se evidencia en los archivos desclasificados, tras lograr conquistar en tan sólo seis días el Sinaí, los Altos del Golán, la Franja de Gaza, Jerusalén este y Cisjordania.

La Guerra de los Seis Días permitió a Israel capturar numerosos territorios que le proporcionaron una vasta profundidad estratégica en el frente sur ante Egipto (el desierto del Sinaí), un obstáculo natural en el frente norte contra Siria (los Altos del Golán) y Cisjordania, que además de brindar profundidad también protegía a Israel de Jordania (en beligerancia formal hasta 1994) y de Irak, que representó una amenaza para Israel hasta la Guerra del Golfo de 1991. No obstante, este frente oriental empieza a tener importancia cuando se ‘cierra’ el frente sur tras la paz con Egipto (1978)”, explica Guillem Colom, profesor de Ciencia Política de la Universidad Pablo de Olavide, a The Objective.

Los secretos de la guerra que hace 50 años transformó el mapa de Oriente Medio 1
Soldados israelíes frente al Muro de los Lamentos en Junio de 1967. | REUTERS/ Ministerio de Defensa israelí / Handout

Un dilema en el tiempo

Los acontecimientos se sucedieron aceleradamente. En tan sólo tres horas, Israel se hizo con el control aéreo y en 36, se abrió paso a la Ciudad Vieja de Jerusalén. Si bien en los documentos de la época revelados por el gobierno israelí se entrevé que este estaba dispuesto a devolver la península egipcia del Sinaí y la meseta del Golán siria a cambio de un acuerdo de paz, Jerusalén no entraba en discusión. La ciudad santa no ha sido vista por Israel como territorio ocupado, sino liberado, reunificado, al considerarla como la capital eterna de los judíos al reposar allí el único vestigio del antiguo Templo de Salomón.

Para Ferran Izquierdo Brichs, profesor de Relaciones Internacionales de la Universitat Autònoma de Barcelona, el objetivo israelí, en junio de 1967, no era la paz sino la expansión, cuya materialización representaba un problema.

“Si Israel anexionaba los territorios de la Franja de Gaza, Jerusalén y Cisjordania, la sociedad israelí se encontraría en una disyuntiva sin solución. O se perdería la esencia judía del Estado con la incorporación de la población palestina, o la democracia desaparecería si los palestinos no eran considerados ciudadanos de Israel”, dice Izquierdo.

“La solución fue mantener la ocupación militar sin anexionar los territorios palestinos a Israel, y al mismo tiempo empezar la política de colonización de estos territorios para modificar la realidad demográfica y facilitar una futura anexión. En la actualidad, el proceso colonial continúa creciendo, y más de medio millón de colonos viven en Cisjordania y en Jerusalén este”, agrega.

Los secretos de la guerra que hace 50 años transformó el mapa de Oriente Medio
Israel en 1967 y ahora. Arriba: las posiciones árabes bajo fuego para despejar el terreno para la toma israelí. Abajo: el barrio de Wadi al-Joz al este de Jerusalen y de fondo el Monte de los Olivos. | Foto: REUTERS/Government Press Office/Handout vía Reuters (top)/Ronen Zvulun.

Ahora bien, más allá de asegurar su pervivencia, desde el punto de vista militar y de seguridad, ¿qué beneficios obtuvo Israel de esa victoria relámpago?

“Aunque influyó en la doctrina de seguridad israelí y proporcionó profundidad estratégica, pues antes era fundamental la transferencia del conflicto a los vecinos porque Israel no se podía permitir el lujo de una contienda en su territorio, la Guerra de los Seis Días no tuvo grandes efectos en los principios tácticos ni operativos de las Fuerzas de Defensa de Israel, que continuaron basados en la defensa a escala estratégica, la predilección por guerras cortas y decisivas por razones demográficas y una disuasión más que evidente gracias al desarrollo de armas nucleares”, señala Colom, doctor en Seguridad Internacional y máster en Relaciones Internacionales.

Colom indica que el efecto más importante fue aislar a Israel en caso de conflicto convencional a gran escala, aunque venía con un coste añadido. “El control de estas áreas que proporcionaba profundidad estratégica sentó las bases de la Guerra de Yom Kippur (1973) y, en cierta medida, fue después el detonante del conflicto de baja intensidad en los territorios palestinos y en el sur del Líbano”, agrega.

La Guerra de los Seis Días dio pie para que el Consejo de Seguridad de la ONU elaborara en noviembre de 1967 la resolución 242, que desde entonces rige las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos al establecer como base de las mismas la devolución de los territorios a cambio de la paz.

Los secretos de la Guerra de los Seis Días, el enfrentamiento que transformó el mapa de Oriente Medio
Aeronave israelí reparte provisiones a los soldados en el frente. | Foto: REUTERS/Israeli Defence Ministry/Handout

Del panarabismo al nacionalismo palestino

Pero, del otro lado, ¿cómo la derrota de la coalición árabe afectó el sueño del nacionalismo panarábico y de qué modo repercutió en el arraigo de una conciencia palestina?

“La derrota y las pérdidas territoriales barrieron muchas de las ilusiones de un mundo árabe unido. El Egipto de Nasser había sido vencido. En aquel contexto, el Movimiento para la Liberación Nacional de Palestina (Fatah) empezó a hacer oír su voz”, afirma Izquierdo, autor de Breve introducción al conflicto palestino-israelí.

Hasta 1967 Fatah había sido un grupo pequeño y con poca influencia, pero la derrota le dio la razón: no se podía confiar en los Estados árabes. Los grupos guerrilleros palestinos, con Fatah al frente, pasaron a controlar la Organización por la Liberación de Palestina (OLP) y su lucha. Las organizaciones palestinas crecieron sobre todo en los campos de refugiados. Así, la identidad política palestina se fue consolidando sobre todo en el exilio. El objetivo central de los grupos palestinos era que el mundo no olvidara su existencia, ni las reivindicaciones de recuperar sus tierras y de crear un Estado independiente”, explica Izquierdo a The Objective.

Como muchos otros movimientos de liberación y anticoloniales de aquella época en Asia, África y Sudamérica, los palestinos siguieron la lucha armada, puntualiza Izquierdo, quien añade que “la vía militar o de atentados terroristas no dio resultados ante el poder israelí; al contrario, se reveló contraproducente”.

Con el fin de abonar perspectiva histórica sobre el actual conflicto palestino-israelí y hacer accesible a las nuevas generaciones la Guerra de los Seis Días con motivo de sus 50 años, el Ministerio de Exteriores de Israel creó el proyecto @Tweeting67 en Twitter, con cuentas ficticias de los personajes históricos involucrados que reviven la contienda al tuitear en una conversación social diseñada por D.J. Shneiweis, quien ha reconocido a la agencia EFE “que la gente ya no lee libros y nos damos cuenta de que hay muchos aspectos de lo que ocurrió en 1967 que siguen siendo relevantes pero no son conocidos”.

Save

Save

Save

Save

Continúa leyendo: WhatsApp y las redes sociales se llenan de bulos sobre el atentado de Barcelona

WhatsApp y las redes sociales se llenan de bulos sobre el atentado de Barcelona

Redacción TO

Foto: SUSANA VERA
Reuters

Cuando apenas habían pasado unos minutos desde que una furgoneta irrumpiera en Las Ramblas de Barcelona y la incertidumbre y la confusión se apoderaba de los ciudadanos, cientos de personas sacaban lo mejor de sí mismas para ayudar a víctimas, heridos y testigos del cruel y vil suceso. Cientos de ciudadanos acudieron a los hospitales a donar sangre, los taxistas hacían carreras gratis para sacar a la gente del centro de la ciudad, residentes en la capital condal ofrecían refugio y alojamiento a todo aquel que lo necesitase… Una avalancha de solidaridad se apoderaba de Barcelona en uno de sus peores días.

Sin embargo, hay quien aprovecha estos momentos de confusión para difundir bulos y falsas noticias. Por WhatsApp circulan diferentes mensajes falsos que alertan sobre un aumento en el nivel de alerta antiterrorista, pasando del nivel 4 al 5. Este mensaje es el mismo que ha circulado en otras ocasiones tras otros atentados, como los de Manchester o Inglaterra. La Policía, una vez más, desmiente la información y pide no difundirlos.

Mediante WhatsApp también han circulado varios mensajes de voz que posteriormente se han podido comprobar que son falsos y malintencionados. Como el de una chica que aseguraba que en esos momentos estaban “atropellando a gente en el Arco del Triunfo”. En otro audio, otra mujer decía: “Justo ahora en Paralelo hay un tío matando a peña con metralleta”.
“Tengo a una amiga en el Ayuntamiento y varios amigos que trabajan con ambulancias y enfermeros que me han confirmado que los han reunido a todos para que se preparen porque hay varias bombas por toda Barcelona”, decía otro chico a través de un audio que circula por WhatsApp.

Emergencias de Cataluña se pronunciaba en Twitter para intententar detener algunos de estos rumores falsos.

Twitter, arma infalible de dispersión debido a su gran uso, millones de usuarios y rápido poder de viralización, también se ha llenado de falsas informaciones. Como la que aseguraba otro incidente terrorista en Reus (Tarragona). Los Mossos d’Esquadra también desmintieron el bulo.

Y más delicados aún son aquellos falsos mensajes que se difundían a través de Twitter y Facebook en el que varias personas fingían estar buscando a un familiar o amigos desaparecidos en los atentados de Barcelona.
WhatsApp y las redes sociales se llenan de bulos por el atentado de Barcelona

Minutos después de esta publicación, algunos usuarios empezaron a dudar de su autenticidad y, el autor, en vez de retractarse, escribía en tono jocoso: “Ya se han dado cuenta de que soy un troll”. Su cuenta fue desactivada.

WhatsApp y las redes sociales se llenan de bulos por el atentado de Barcelona 1

Otra publicación similar también corría como la pólvora, aunque fue borrada minutos después de su publicación. En esta ocasión se buscaba a un joven llamado Alfonso, un chico mexicano que desde hace años, cada vez que hay un atentado, trolls fingen que el joven estaba entre los autores o las víctimas.

WhatsApp y las redes sociales se llenan de bulos por el atentado de Barcelona 2

Mientras tantos, las fuerzas de seguridad estatales y catalanas no se casan de repetirlo: “SEGUID LA INFORMACIÓN DE FUENTES OFICIALES”.

Continúa leyendo: Así ha reaccionado la prensa de todo el mundo a los atentados de Barcelona

Así ha reaccionado la prensa de todo el mundo a los atentados de Barcelona

Redacción TO

Foto: GABRIEL BOUYS
AFP

Los quioscos de todo el mundo han amanecido esta mañana con periódicos que llevan el atentado de Barcelona en sus portadas. Estos son los titulares de las principales cabeceras de todo el mundo.

Prensa española

ABC: “El yihadismo golpea a España en Barcelona”

La Razón: “Unidos contra el terrorismo”

Así ha reaccionado la prensa de todo el mundo a los atentados

El País: “Matanza terrorista en La Rambla de Barcelona”

Así ha reaccionado la prensa de todo el mundo a los atentados 1

El Mundo: “El terror del IS golpea España”

Así ha reaccionado la prensa de todo el mundo a los atentados 2

La Vanguardia: “Terror en Barcelona”

Así ha reaccionado la prensa de todo el mundo a los atentados 3

Prensa extranjera

The Guardian (Reino Unido): “El terror ataca Barcelona”

Así ha reaccionado la prensa de todo el mundo a los atentados 4

The Times (Reino Unido): “El mal ataca de nuevo”

Así ha reaccionado la prensa de todo el mundo a los atentados 5

La Repubblica (Italia): “Teroristas en el corazón de Barcelona”

Libération (Francia): “Terror en Las Ramblas”

Jornal de Notícias (Portugal): “Pánico en Las Ramblas”

Así ha reaccionado la prensa de todo el mundo a los atentados 7

Frankfurter Allgemeine (Alemania): “Muchos muertos en un ataque terrorista en el centro de Barcelona”

Así ha reaccionado la prensa de todo el mundo a los atentados 8

The New York Times (Estados Unidos): “Al menos 13 personas asesinadas en un ataque con un vehículo en la calle en España”

Así ha reaccionado la prensa de todo el mundo a los atentados 9

The Washinggton Post (Estados Unidos): “El terror ataca Barcelona”

Así ha reaccionado la prensa de todo el mundo a los atentados 10

Clarín (Argentina): “Un terrorista atropelló a una multitud en Barcelona y mató a 13 personas”

Así ha reaccionado la prensa de todo el mundo a los atentados 11

El Mercurio (Chile): “Estado Islámico golpea a España con mortal atropello masivo en La Rambla de Barcelona”

Así ha reaccionado la prensa de todo el mundo a los atentados 12

El Universal (México): “Al menos un venezolano entre víctimas de ataque en Barcelona”

Así ha reaccionado la prensa de todo el mundo a los atentados 6

Continúa leyendo: Este es Moussa Oukabir, el principal sospechoso del atentado de Barcelona

Este es Moussa Oukabir, el principal sospechoso del atentado de Barcelona

Redacción TO

Tras las tres detenciones relacionadas con el atentado de Barcelona de este jueves, que ha causado la muerte de 13 personas, las autoridades buscan ahora a Moussa Oukabir, hermano de uno de los detenidos, Driss Oukabir, como presunto conductor de la furgoneta con la que se perpetró el ataque, según han informado fuentes policiales a la agencia Efe.

Moussa Oukabir, de 17 años, se encuentra fugado, y las autoridades lo consideran peligroso. Al parecer, tras cometer el atentado, el sospechoso abandonó el centro de Barcelona cubierto con una gorra y a la carrera.

Driss Oukabir, el hermano de Moussa, ha sido detenido en Ripoll, Gerona, en relación con el atentado. Sin embargo, Driss asegura que su hermano, menor de edad, le robó el pasaporte para poder alquilar dos furgonetas, una de las cuales fue utilizada para arrollar a cientos de personas en La Rambla de Barcelona.

Este es Moussa Oukabir, el principal sospechoso del atentado de Barcelona 1
Driss Oukabir, el hermano de Moussa, fue detenido en Ripoll. | Foto: AFP

Ahora los investigadores están tratando de determinar si Driss participó de algún modo en el terrible atentado o si fue realmente su hermano quién utilizó su documentación para alquilar las furgonetas e incriminarlo a él.

La cuenta de Facebook de Moussa Oukabir ha sido cerrada por la red social pocas horas después del atentado. En ella se podía observar que Moussa nació en Ibiza, que vive en Ripoll, donde se ha detenido a su hermano y que estudia en la Universidad de Barcelona, pero el único dato que ha podido ser comprobado es el de su lugar de residencia. Los dos hermanos están registrados como residentes en el consulado marroquí de Gerona.

Además, Moussa contaba con una cuenta en la red social Kiwi, una aplicación de preguntas y respuestas en la que se mostraba como @moussastreetboy. En una de las últimas informaciones, de hace dos años, un usuario le preguntaba: “En tu primer día como reina/rey absoluto del mundo, ¿qué harías?”, a lo que él contestó: “Matar a los infieles, solo dejar a los musulmanes que sigan la religión”, informa Efe.

Las primeras investigaciones sobre la autoría de los dos atentados de Barcelona y Cambrils apuntan a un grupo compuesto por 12 personas, cinco de las cuales fueron abatidas por la policía en un tiroteo en la localidad de Cambrils, y otros tres detenidos. Por tanto, además de al conductor de la furgoneta, supuestamente Moussa Oukabir, las fuerzas de seguridad buscan a otros tres sospechosos.

Continúa leyendo: La furgoneta y la fascinación tecnológica

La furgoneta y la fascinación tecnológica

Antonio García Maldonado

En el inicio de la película Body of Lies (2008), un oficial de inteligencia de Estados Unidos se dirige ufano a sus superiores, a los que pide un cambio de enfoque en la lucha contra el terrorismo islamista en plena ola de insurgencia tras la invasión de Irak. Les explica que, frente a nuestra fascinación por las tecnologías y los avances en el espionaje electrónico, el enemigo se mueve con costumbres de la Edad Media, se comunica con papelitos y con códigos culturales propios absolutamente ajenos a nosotros. De modo que, a su juicio, se impone una vuelta al terreno distinta, con un mayor esfuerzo por atenuar los sesgos analíticos occidentales y más conocimiento de la cultura y las formas de pensar, sentir y actuar del enemigo. Esa vuelta a lo rudimentario sería, según el analista, uno de los grandes movimientos estratégicos del yihadismo.

Sabemos que muchos yihadistas sí utilizan las nuevas tecnologías, y de hecho es Internet una herramienta básica de radicalización y captación. Pero el razonamiento del oficial no está exento de argumentos válidos tras el atentado de ayer en Barcelona, que se suma a los producidos en Europa estos años: se han utilizado camiones, cuchillos, martillos y armamento básico. De hecho, la película anticipa este escenario de atentados yihadistas permanentes en mercados y centros comerciales de las ciudades europeas.

Por razones comprensibles con el auge de Internet, la cibercriminalidad y el Big Data, en las labores de recogida de información ha primado un enfoque que prioriza perfiles tecnológicos o técnicos (ingenieros, matemáticos, estadísticos) frente a los perfiles más clásicos de la inteligencia, que provenían bien del ejército o bien de carreras humanísticas. En cualquier caso, perfiles en principio más acordes con una vuelta a ciertos orígenes en la inteligencia sobre el terreno que los nuevos tiempos parecen reclamar a criterio del protagonista de la película. En este sentido, la inteligencia ha recorrido un camino similar al de la sociedad en la relegación de antropólogos, filósofos o periodistas.

Las nuevas tecnologías y la información compartida son esenciales, nadie lo duda. Las fronteras clásicas entre inteligencia exterior e interior en las que se había dividido hasta hace pocos años el sector, se han difuminado. Y por tanto, las fronteras entre los distintos servicios cuando asumen retos globales. Fueron los servicios italianos quienes advirtieron de la peligrosidad de uno de los terroristas del puente de Londres, y según informaba ayer El Periódico, la inteligencia americana había avisado a los Mossos de un posible atentado inminente en Las Ramblas.

Pero en la época de la cibercriminalidad, los smartphones, los hackers y la fascinación tecnológica, el factor humano y humanístico, la cultura en su acepción más clásica, sigue siendo esencial, también para nuestra seguridad.

TOP