Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Luis de Guindos, del rescate bancario a la puerta giratoria de Europa

Marta Ruiz-Castillo

Foto: SERGIO PEREZ
Reuters

La propuesta del gobierno español de presentar a Luis de Guindos como candidato a la Vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE) ha cumplido, por fin, las aspiraciones europeas del todavía ministro de Economía, Industria y Competitividad. No es ningún secreto que De Guindos ha estado siempre disponible para puestos de especial relevancia en la Unión Europea sin que, hasta el momento, se hubiera concretado en algo. Si al final sale elegido, será toda una recompensa para quien ha dirigido la política económica española desde 2011.

Él lo tenía claro desde el principio, y así los dijo en varias declaraciones a los medios, que “la vicepresidencia va a ser para un español o una española y eso lo tendremos que dilucidar en el eurogrupo de febrero”. Eso sí, también negó ser candidato…a la Presidencia del BCE.

Que su deseo era el BCE quedó patente en noviembre cuando, ante la falta de consenso, los ministros de Finanzas de la UE le propusieron para ocupar el cargo de presidente del Eurogrupo, pero el ministro español declinó la oferta porque sus aspiraciones eran otras.

Nacido en enero de 1960 y miembro del Opus Dei, De Guindos pertenece al Cuerpo Superior de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado. Antes de ser ministro de Economía en el gobierno de Rajoy, ya ocupó el puesto de secretario de Estado de Economía entre 2000 y 2004, cuando era presidente del gobierno de José María Aznar, con Rodrigo Rato como ministro.

Ambos tenían una buena relación pero el paso del tiempo y, sobre todo, la imputación de Rato en los casos de corrupción de Bankia y las tarjetas black parece que acabaron por separar sus vidas y, desde luego, sus destinos. Mientras sobre Rato pesa la amenaza de la cárcel, a quien un día fue su mano derecha en Economía, le espera la puerta giratoria en Europa.

Luis de Guindos, del rescate bancario a la puerta giratoria de Europa
De Guindos y Rato en un acto en 2012, antes de que sus destinos se separaran. | Foto: Andrea Comas / Reuters

Su vuelta al Ministerio ya como ministro en 2011 fue una apuesta de Rajoy para que este economista liberal convencido se ocupara de sanear la maltrecha economía española que, según el PP, dejó el Gobierno de Zapatero.

A su familia, está casado con Belén Liras de las Heras con quien tiene dos hijos, Belén e Íñigo, no parece que le hiciera muy feliz la idea de que volviera a la escena pública, con lo bien que estaba en el consejo de administración del banco Mare Nostrum. A Luis de Guindos le tocó entonces bailar con la más fea y se puso manos a la obra para evitar el rescate económico de España a cambio del rescate bancario.

Luis de Guindos, el eterno aspirante 1
De Guindos fue nombrado ministro de Economía en 2011. |Foto: Sait Serkan Gurbuz / AP

Quién le iba a decir a él, “un liberal” de los pies a la cabeza, licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por CUNEF, que acabaría hablando de las bondades de una banca pública, como ocurrió cuando explicó a sus señorías en el Congreso de los Diputados en qué iba a consistir el rescate de los bancos y cajas de ahorro en apuros.

Pero antes de convertirse en uno de los ministros más relevantes del PP, su carrera profesional le llevó al Consejo Asesor de Lehman Brothers. Sí, el banco de inversión que antes de quebrar en 2008 y provocar la peor crisis económica desde el crac del 29, era la cuarta entidad más grande de Estados Unidos. De Guindos era director en España y Portugal cuando se produjo el fatal anuncio. Después, De Guindos dirigió el Instituto Empresa y también pasó por el consejo de administración de Endesa como “externo independiente”.

Al rescate

Si de una cosa presume De Guindos, además de jugar muy bien al tenis, es de haber rescatado a España. El título de sus memorias ‘España amenazada: De cómo evitamos el rescate y la economía recuperó el crecimiento‘ así lo atestigua.

En el libro publicado en 2016 cuenta cómo en 2012 se desencadenó en España una crisis sin precedentes. Por su puesto, critica al Gobierno socialista de Zapatero por tomar “decisiones políticas erróneas” y pasa de puntillas por la burbuja inmobiliaria que se cebó con España cuando estalló la crisis económica internacional. Esa burbuja inmobiliaria que se encargó de avivar el gobierno de Aznar y que De Guindos negó en el año 2003. “No hay burbuja inmobiliaria, sino una evolución de precios al alza que se van a ir moderando con más viviendas en alquiler y más transparencias en los procedimientos de urbanismo”, dijo al diario ABC.

De Guindos está orgulloso de haber sacado al país de la crisis, como asegura en su libro ‘España amenazada: De cómo evitamos el rescate y la economía recuperó el crecimiento‘ 

En ese clima de desconfianza, cuenta en sus memorias, nadie prestaba a nadie, nadie se fiaba de nadie y todo empujaba a que España pidiera el rescate a los socios europeos. El Gobierno se puso manos a la obra para evitarlo, no sin dificultad, y tomó las medidas de sobra conocidas que incluyó el rescate de los bancos y una intensa reestructuración del sector financiero.

Así se escribe la historia y De Guindos, orgulloso, cuenta la suya, porque nunca ha reconocido que se equivocó en 2012 cuando dijo que el rescate bancario no le iba a costar un euro a los españoles. Las cifras, sin embargo, dicen otra cosa: el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) solo ha recuperado 4.837 millones de euros de los 58.996 gastados por el estado para mantener a los bancos.

Sin duda no fue un plato de buen gusto para De Guindos, y quizá por eso, dijo que no quería seguir en el ministerio tras las elecciones del 20 de diciembre de 2015, cuando el PP ganó pero perdió la mayoría absoluta.

Pese a contar con el apoyo de su familia en esa determinación, Rajoy le convenció para que siguiera mientras se resolvía la investidura, algo que tardó casi un año, y después, una vez investido el presidente del PP, siguió en el ministerio. Y es que si algo destaca de Luis de Guindos es su capacidad para ser un sufridor.

Luis de Guindos, el eterno aspirante
Luis De Guindos aceptó seguir el gobierno en noviembre de 2016. | Foto Francisco Seco / AP

Algo que ha interiorizado con los años como seguidor del Atlético de Madrid, equipo que sigue contra viento y marea desde sus años de estudiante del colegio El Pilar, a pesar de que su padre y el resto de la familia – sus otros tres hermanos – son del Real Madrid. “Cuando pierde el Atleti, no soy capaz de dormirme hasta las tres de la madrugada“, admitió en una entrevista concedida en noviembre pasado al diario As.

De Guindos es más que probable que acabe en el BCE en junio, pero mientras, seguirá disfrutando de sus partidos de tenis, de sufrir junto a su Atleti y de Marbella, donde le gusta descansar cuando sus obligaciones se lo permiten.

Continúa leyendo: Valientes guerreros

Valientes guerreros

Pilar Cernuda

Foto: Virginia Mayo
AP

Da gusto con algunos líderes independentistas: en cuanto vienen mal dadas, toman las de Villadiego y se marchan al extranjero para escapar de la acción de la Justicia, sin tener en consideración que, con su huida, dejan a su guardia pretoriana bajo las patas de los caballos. Con los jefes fugados en paraísos seguros –o aparentemente seguros-, sus colaboradores han recibido en su trasero las patadas judiciales que debían propinarse a los huidos, de manera que han acabado en prisión preventiva, con fianzas de cinco o seis cifras, los pasaportes retirados y comparecencias periódicas ante el juez para demostrar que seguían en España. Algunos de ellos incluso han tenido que sufrir la humillación de retractarse públicamente de sus ideas para sortear la cárcel, un oprobio que les perseguirá de por vida.

Sin embargo, esos líderes de Junts y -y ahora de la CUP- que distribuyen vídeos paseando por amplias avenidas en Bélgica o en Suiza, mientras sus compañeros no tienen más recurso que el rancho y el monótono recorrido por el patio, siguen contando con el respaldo de un porcentaje alto de independentistas. Incomprensible, aunque siempre es difícil interpretar las actitudes de los fanáticos, sean de derechas o de izquierdas. O independentistas, como es el caso. Cualquier persona con dos dedos de frente consideraría cobardes a los fugados, pero los fundamentalistas del independentismo siguen viendo como héroes a los huidos, e incluso dan por buena esa patraña en la que hacen paralelismo entre su actitud y la de Mandela o Gandhi.

Allá los independentistas con su estrategia, sus luchas por el liderazgo, su empecinamiento en separarse de España y sus pintorescas ideas para investir como presidente de la Generalitat a Puigdemont. Con su pan se lo coman. Lo que no es de recibo es que después de cien días desde la Gran Escapada, continúen presentando a figuras del independentismo como valientes guerreros dispuestos a jugarse la vida por sus ideas. De eso nada. Ni valientes ni guerreros: simplemente, hombres y mujeres de medio pelo que salen corriendo en cuanto hay peligro, dejando atrás en difícil situación a sus más próximos colaboradores.

Continúa leyendo: Transparencia y control en las ONG´s

Transparencia y control en las ONG´s

Melchor Miralles

Foto: Andres Martinez Casares
Reuters

Tras Oxfam le toca ahora a Médicos Sin Fronteras, que reconoce ahora que prefirió actuar ella misma antes que le sacaran el escándalo a la luz y que expulsó a una veintena de trabajadores en 2017 por varios casos de abuso sexual, seis de ellos en MSF España. Estos dos asuntos han puesto en el escaparate un asunto del que se viene hablando hace tiempo y que conocemos todos los que hemos viajado a países necesitados de ayuda. Del mismo modo que he visto con mis ojos y grabado con mis cámaras el formidable trabajo de tantos cooperantes que desinteresadamente entregan su vida para salvar la de otros o para aliviar en parte su sufrimiento en docenas de países de los cinco continentes, también he conocido casos como los que ahora se denuncian. Leo que estos días en España se están dando de baja miles de socios de estas ONG, y me alarma todo, porque su trabajo es necesario, incluso imprescindible, para muchos seres humanos que viven desatendidos en sus países devastados.

Estos comportamientos son inaceptables en cualquiera, pero más aún en quienes forman parte de organizaciones que tienen como estandarte principios éticos de solidaridad y ayuda humanitaria. A partir de ahora, las ONG van a tener que hacer un esfuerzo extra de transparencia para recuperar una credibilidad ante los ciudadanos que sería injusto que perdieran por dos casos entre centenares. Proliferan las ONG. Las hay de todos los tamaños, ideologías y dedicaciones.

La mayoría de ellas no son puramente ONG´s, porque reciben cuantiosas ayudas gubernamentales sin las que no podrían sobrevivir, lo cual ya lastra su identidad de inicio. La mayoría de ellas, también, realizan un trabajo ímprobo que agradecen miles de seres humanos de todo el planeta que padecen situaciones irreversibles e insoportables que les llevan a morir la vida y que sin esa ayuda estarían abandonados a su suerte maldita. No sería justo que tres decenas de indeseables reventaran el trabajo de miles de seres humanos maravillosos que se entregan a los demás a cambio de nada. Pero, la verdad, esperaba que, como ha hecho MSF, fueran las propias organizaciones las que hubieran dispuesto de mecanismos de control primero para evitar que sucedieran estos hechos asquerosos y, en caso de no poder evitar que sucedieran, poder ser ellas mismos quienes lo detectaran, denunciaran y sancionaran. Y, estando las cosas como están, han de estar en disposición de garantizar que no van a volver a suceder hechos de esta gravedad. Para ello han de extremar el cuidado en la selección de su personal, y, una vez consumado este, los controles del trabajo sobre el terreno, donde disponen de manga ancha para manejar el presupuesto y para actuar sin que exista una supervisión de su conducta. Intuyo, además, que ha existido miedo en algunos compañeros a denunciar los hechos. Como espero de algunas organizaciones, como por ejemplo Naciones Unidas, una investigación a fondo, porque a ellos también les ha salpicado el asunto, y hay antecedentes, lo cual es más grave por tratarse de la ONU, donde han fallado a veces también las personas y los controles, como sabemos cualquiera de los que hemos visto actuar a las tropas internacionales, sobre todo en África.

Los hechos son graves, y no sería justo que llevara a generar una sospecha generalizada, pero al no ser un caso aislado, es necesario extremar los controles porque la gravedad es insuperable, como el daño que hacen a tantos como entregan su vida a la ayuda y la solidaridad con los más necesitados del planeta, que cada día son más.

Continúa leyendo: De caravanas de mujeres a casas a un euro: las iniciativas más curiosas para repoblar las zonas rurales

De caravanas de mujeres a casas a un euro: las iniciativas más curiosas para repoblar las zonas rurales

Cecilia de la Serna

Foto: SUSANA VERA
Reuters

El éxodo del pueblo a la ciudad es un drama que no tiene nada de nuevo. Desde hace décadas, las zonas rurales han ido, con pocas excepciones a escala global, despoblándose paulatinamente. Las áreas urbanas se han llenado en detrimento de las campestres. El estudio La sostenibilidad demográfica de la España vacía, publicado por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), refleja en datos esta realidad: más de 4.000 municipios españoles sufren problemas de despoblación, 1.840 localidades ya están consideradas en riesgo de extinción y la peregrinación hacia las urbes se acrecienta.

Para Joaquín Recaño, autor del estudio, la despoblación responde a “un primer factor asociado al envejecimiento, con una relación intensa con variables de estructura; un segundo factor conectado con el ámbito de la emigración y, finalmente, un factor de nido por la cercanía a espacios más poblados”. En cuanto al factor de la emigración, ha sido la marcha de los más jóvenes el más incisivo de todos.

Ante esta problemática estructural, los pueblos que aún y a duras penas se mantienen en pie han puesto en marcha todo tipo de iniciativas para devolverle a la gente sus calles. Desde las ya clásicas caravanas de mujeres a la oferta de casas por un euro, localidades rurales de España y más allá han transformado la desesperación en repoblación, sirviéndose de una admirable creatividad.

Caravanas de mujeres para repoblar con retoños los pueblos

Uno de los clásicos en estas lides es, sin duda, la caravana de mujeres. Westward the Women, una película de William A. Wellman estrenada en 1951 y que relata la historia de Roy Whitman, propietario de un rancho en California, decide ir a Chicago a “reclutar” las mujeres que faltan en su propiedad para sus hombres, sirvió de inspiración para aplicar el concepto en la vida real.

La idea que inició este movimiento surgió en 1985 después de que un grupo de solteros del municipio de Plan, en la provincia de Huesca, vieran esta película y se vieran reflejados en ella. En esta pequeña localidad vivían 40 hombres solteros y una sola mujer sin pareja. Por eso, poner en contacto a los varones del lugar con mujeres de otros lugares (generalmente provenientes de zonas urbanas) parecía una genial y urgente idea. De esta primera iniciativa surgieron 33 matrimonios, con sus consiguientes retoños. Diez años más tarde se creó en Segovia la Asociación de Caravana de Mujeres (ASOCAMU), que ha promovido la celebración de más de 50 caravanas, gracias a las cuales han surgido más de 100 matrimonios. Las caravanas de mujeres, que siguen celebrándose -sobre todo en pueblos de Castilla-La Mancha, Castilla y León y Extremadura-, no han estado exentas de polémica al tratarse, para algunos, de una iniciativa machista.

Miravete de la Sierra (Teruel), el pueblo en el que nunca pasa nada

Miravete de la Sierra es un pueblo de la provincia de Teruel. Es pequeño pero quienes lo visitan aseguran que tiene mucho encanto. Cuenta con un puente de piedra del siglo XVI con suelo enguijarrado que da entrada a un entresijo de calles y casas empedradas. En el centro del pueblo podemos encontrar una iglesia gótico-renacentista de 1574, la Plaza Mayor y el Ayuntamiento. Su especial encanto no evita que se haya despoblado -situación que ha tocado sin excepción a los municipios rurales de Teruel, que han visto menguar sus habitantes de manera incesante-. En Miravete en 1900 vivían 430 personas, en 2017 la población rozaba la treintena.

El pueblo fue objeto en 2008 de un plan de posicionamiento turístico creado por una agencia de publicidad para hacerlo atractivo al turismo rural. Se buscó un pueblo que tuviera las características de tranquilidad, pocos habitantes, con el fin de venderlo como “el pueblo donde nunca pasa nada”, y la iniciativa fue todo un éxito. Uno de sus vecinos, Timoteo, presentaba así a Miravete: “un lugar único lejos del mundanal ruido. En sus apacibles calles no hay coches, no hay semáforos, bueno, de hecho, no hay nadie. La hora punta es la compra del pan”. Aunque su intención no era repoblar el municipio, sino darlo a conocer con fines turísticos -algo que sin duda se logró-, el último año el pueblo contaba con tres habitantes más. Algo es algo.

Casas por 100 euros al mes en Xesta (Pontevedra)

La parroquia de Xesta, en A Lama (Pontevedra), es una de las muchas que en Galicia viven bajo el yugo de la despoblación. Esta pequeña aldea llegó a tener tan sólo 50 casas habitadas de las 176 con las que cuenta el pueblo. Para combatir esta situación, la asociación de vecinos decidió crear un banco de casas antiguas que pusieron en alquiler al módico precio de 100 euros al mes.

De caravanas de mujeres a casas a un euro: las iniciativas más curiosas para repoblar las zonas rurales
En un marco incomparable, en Xesta es posible vivir por 100 euros al mes. | Imagen vía Wikipedia

La iniciativa, obra principalmente de Enrique Vaqueiro, un joven que heredó una de las casas del pueblo de sus abuelos y que estaba apesadumbrado ante la ausencia de gente de su edad en la aldea, fue todo un éxito y los vecinos recibieron numerosas solicitudes. Los criterios de adjudicación eran básicamente tres: querían habitantes jóvenes, que desearan pasar todo el año en Xesta y tener alguna referencia cercana en el pueblo. Además, se pactaron las condiciones entre inquilinos y propietarios, ya que muchas de esas viviendas necesitaban reformas urgentes.

Casas en mitad del paraíso por un solo euro en Ollolai (Italia)

Un paso más allá de los alquileres baratos son las ventas superbaratas. Hace unos días, la localidad de Ollolai, en la isla de Cerdeña, sorprendía al mundo lanzando una gran oportunidad inmobiliaria: casas por un euro. Y es que Italia no está exenta de la despoblación rural, especialmente en el sur. Son 200 las villas ofertadas, que deberán ser rehabilitadas por unos 20.000-30.000 euros en un plazo de tres años pero que, con todo, esta es una ganga en toda regla.

De caravanas de mujeres a casas a un euro: las iniciativas más curiosas para repoblar las zonas rurales 1
Un pequeño paraíso en medio de la isla de Cerdeña está a un euro de distancia. | Foto: Ayuntamiento de Ollolai

Cambiar la vida urbana por una más apacible y seguramente placentera no es un sueño solo de ricos. Las autoridades locales han asegurado que ya han vendido tres casas y han recibido más de 100 solicitudes de países de todo el mundo.

100 castillos gratis para dinamizar el turismo

Italia no es nueva en esto de ofrecer gangas en zonas rurales. Una de las más curiosas es obra del gobierno italiano, que en 2017 cedió más de 100 castillos con el fin de restaurarlos y convertirlos en un atractivo turístico de primer orden. Italia recibe anualmente a millones de visitantes, pero sus centros turísticos se reparten entre unas pocas ciudades, mientras que las zonas rurales están, no solo cada vez menos pobladas, sino también más olvidadas en el recorrido del viajero. Por ello, la iniciativa busca a emprendedores menores de 40 años que estén dispuestos a invertir en sus castillos. La cesión de derechos de las construcciones tiene una duración de nueve años, prorrogables otros nueve. Se contempla la posibilidad de alargar las cesiones hasta 50 años si el proyecto lo justifica. La primera tanda de cesiones ya ha terminado, pero el éxito ha sido tal que el ejecutivo ha anunciado que incluirá en la iniciativa otros 200 edificios más en los próximos dos años. Avisaremos a Julita Salmerón, que igual le interesa.

Continúa leyendo: ¿Por qué España lanza su primer satélite espía con SpaceX?

¿Por qué España lanza su primer satélite espía con SpaceX?

Rodrigo Isasi Arce

España pone en órbita este domingo 18 de febrero PAZ, su primer satélite espía, y lo hace con una de las compañías espaciales más importantes del momento, SpaceX. La historia detrás de su lanzamiento es, sin duda, caótica y conflictiva. Tan sólo dos países europeos, Alemania e Italia, tienen satélites de observación similares, capaces de tomar imágenes día y noche al margen de las condiciones meteorológicas. De esta manera, España entra en el club selecto de los estados con satélites propios dedicados al espionaje. Ante el riesgo que pueda existir, el operador y dueño del sistema, Hisdesat, ha asegurado el PAZ por 160 millones de euros, prácticamente el coste del satélite. El Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (CIFAS) recibirá un 30% de las 100 imágenes de alta resolución que capte diariamente, e Hisdesat ya busca clientes para el 70% restante.

Hisdesat contrató la puesta en órbita del PAZ en 2010 con la empresa rusa ISC Kosmotras, que ya había lanzado con éxito en 2007 y 2010 los satélites alemanes TerraSAR-X y TamDEM-X, gemelos del español. Esta empresa rusa utilizaba el cohete Dnepr, fabricado por la empresa ucraniana Yuzhnoe, para sus lanzamientos. Todo iba bien hasta que, de repente, en 2014, la tensión creciente entre Rusia y Ucrania y la adhesión de Crimea a Rusia provocaron la paralización de los despegues del Dnepr desde territorio ruso.

A raíz del conflicto entre ambos países, la Unión Europa decidió aplicar sanciones y embargos comerciales al país liderado por Vladimir Putin. El lanzamiento del satélite, finalizado en 2015, quedó entonces en un limbo y los retrasos de su puesta en órbita se convirtieron en una constante. Harta de esperar, Hisdesat llevó a Kosmotras ante el Tribunal Internacional de Arbitraje de París por incumplimiento de contrato , y poco tiempo después, el 7 de marzo de 2017, anunció que había contratado a SpaceX, para llevar a finales de año al espacio, de una vez por todas, al PAZ.

Hisdesat optó así por la famosa compañía espacial propiedad del multimillonario Elon Musk, pese a que unos meses antes, el 13 de noviembre de 2016, un cohete Falcon 9 -el mismo que transportará al satélite español- explotó en Florida antes de despegar y acabó con la vida del primer satélite de Facebook, el Amos-6, que iba a llevar internet a varias regiones de África.

Nuevamente, el lanzamiento se ha ido postergando, pero parece que, al fin, podremos ver este domingo cómo el Falcón 9 despega con el PAZ a bordo.

Tecnología punta

El satélite PAZ es la gran apuesta española para cubrir las necesidades de seguridad y defensa, pero está destinado, además, a realizar funciones de carácter civil, aunque en un menor porcentaje. El satélite, cuya carga útil ha sido totalmente desarrollada en España, tiene un radar de apertura sintética (SAR) que le permitirá obtener hasta 100 imágenes diarias de la superficie terrestre. Una vez en su órbita podrá proporcionar seguridad adicional a los más de 2.700 militares españoles desplegados en operaciones en 19 países de África, América, Asia y Europa.

Entre sus componentes más avanzados, están los módulos de transmisión y recepción de datos (TRM), desarrollados por la empresa Indra. Esta tecnología permitirá coordinar la información que recoja el satélite con la de los alemanes TerraSAR-X y TanDEM-X, con lo que podrá cartografiar la Tierra en tres dimensiones.

¿Por qué España lanza su primer satélite espía con SpaceX? 1
El satélite PAZ en las instalaciones de Airbus en Barajas. | Airbus

Su vida operativa nominal es de cinco años y medio, pero con la tecnología de la que dispone es altamente probable que dure el doble. En este tiempo cubrirá un área de más de 300.000 kilómetros cuadrados a 514 kilómetros de altitud viajando a una velocidad de siete kilómetros por segundo.

Con un peso de 1.350 kilogramos, cinco metros de largo y 1,5 metros de diámetro, dará 15 vueltas alrededor de la Tierra cada 24 horas y podrá generar imágenes de hasta 25 centímetros de resolución, de día y de noche, independientemente de las condiciones meteorológicas.

La estación terrestre principal -desde donde se controlará el satélite, se enviarán las órdenes y se recibirán las imágenes- estará en el centro del INTA en Torrejón de Ardoz, Madrid. Además, habrá un centro de respaldo en la estación del INTA en Canarias, que estará de back up en momentos de emergencia.

TOP