Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Mad Cool 2017: En memoria de Pedro Aunión

Jorge Raya Pons

Foto: HANDOUT
AFP PHOTO

Ayer mismo se juntó una cincuentena de personas, quizá menos, para recordar a Pedro Aunión, el acróbata que murió este viernes en un espectáculo entre conciertos, y lo hizo en la acera de enfrente de la puerta principal del Mad Cool, que lidiaba con una cola infinita. Allí había mucho de respetar la memoria del acróbata, pero también de reivindicar una mejora de las medidas de seguridad, de averiguar qué provocó que Aunión cayera a plomo y, sobre todo, de reclamar a los integrantes de la cola que se unieran a ellos: especialmente afilada resultó la frase “Un cuerpo en el suelo, y no le importa a nadie”. ¿A cuántos/contra cuántos iba  dirigida?

Fueron muchos los que dieron media vuelta y se marcharon a casa tras conocer lo que ocurrió. Pero fueron más los que permanecieron. El festival no dijo nada, colgaba llamadas, ignoraba a los medios. Los trabajadores estaban atónitos: la información llegaba de los testigos y no de la organización, que tampoco dio instrucciones en ningún sentido y que, presumiblemente, tampoco informó a Green Day sobre la muerte de un hombre a diez metros del escenario y media hora antes de su concierto.

Y claro, la pregunta más frecuente en cuanto corrió la noticia fue por qué no se detuvieron los espectáculos. Pasó toda la noche y toda la mañana del día siguiente hasta que los organizadores dieron una respuesta. “Si el festival no paró en el momento de los hechos fue porque, en una decisión coordinada entre los responsables de seguridad y los cuerpos de seguridad del Estado, se desaconsejó hacerlo para prevenir un movimiento incontrolado de gente”, argumentan en un comunicado. “Ante el desconocimiento de una parte importante del público se podrían producir situaciones de pánico y tensión que habrían sido contraproducentes y arriesgadas”.

Mad Cool 2017: El año en que murió Pedro Aunión 1
Un ejercicio de acrobacias realizado en la previa del concierto de Foo Fighters, un día antes de la tragedia. | Foto: Cecilia de la Serna/The Objective

La respuesta no hace más que plantear nuevas preguntas: ¿no había protocolos de seguridad preparados? ¿Qué podría ocurrir en caso de tragedia multitudinaria: y si un incendio, y si un atentado? ¿Fue un error del artista o fue un error técnico? ¿Cuánto queda por conocer, qué detalles ignoramos?

El diario El Mundo ha conseguido hablar con una persona próxima a Aunión que prefiere mantener el anonimato y sus declaraciones sobre la organización del Mad Cool son reveladoras. “Todo era un caos”, dice. “El miércoles no se pudo hacer el ensayo general debido a las fuertes lluvias, y eso es fundamental para poder probar la técnica del número. En varias ocasiones pusieron en riesgo la seguridad de las personas“.

Lo cierto es que no han sido los únicos empleados en denunciar las supuestamente pobrísimas condiciones dispuestas por el festival: hay incluso protestas de enfermeros a los que se les exigió aportar su propio material -¿qué tipo de material?- y trabajar durante jornadas muy largas.

Esta madrugada ha cerrado la segunda edición del festival y se desconoce si lo hace por un año o para siempre: las implicaciones derivadas del suceso están por llegar y el caso Madrid Arena continúa reciente. Con todo, el Mad Cool tuvo un gesto con los seres queridos de Aunión y, justo antes del concierto de Kings of Leon, la cita más ambiciosa de la noche, sonó Purple rain, de Prince. En las pantallas se iluminó un mensaje de consuelo: “En memoria de nuestro compañero Pedro, te recordaremos siempre”. El gesto generó división entre los espectadores; muchos de ellos lo encontraron siniestro. A fin de cuentas, se trata de la canción que sonaba cuando Aunión sufrió el accidente.

Estaba previsto que la crónica final del festival fuera sobre música, pero la realidad se acaba imponiendo. No parece descabellado pensar que el nombre del Mad Cool quede ligado para siempre a la tragedia del acróbata Pedro Aunión.

Continúa leyendo: Mad Cool 2017: El monopolio de los Foo Fighters

Mad Cool 2017: El monopolio de los Foo Fighters

Jorge Raya Pons

Foto: Cecilia de la Serna
The Objective

La lluvia había tomado el día y el diluvio era tremendo cuando el Mad Cool se puso en marcha. El mes de julio no eligió otro día para sus tormentas esporádicas y los asistentes desfilaban con sus pelos mojados, secando sus calcetines en los baños, equipados con sus chubasqueros de bazar chino. Pero de pronto salió el sol por la tarde, justo antes de anochecer, y las nubes negras fueron disipándose. Parecía increíble: el cielo despejado, luna llena, todo tranquilo.

La noche no dio planes más allá de los Foo Fighters. La banda se presentó ante un público rendido –coreaba las pruebas de sonido– y superior en número a los asistentes de Foals, que se entregaban a unos pocos metros sin grandes resultados, incluso una hora antes de que los cabezas de cartel pisaran el escenario.

La noria del Mad Cool, cerrada por la lluvia. | Foto: The Objective
La noria del Mad Cool, cerrada por la lluvia. | Foto: Cecilia de la Serna/The Objective

Cuando Dave Grohl, vocalista de los Foo Fighters, tomó el micrófono, el terreno inmenso de la Caja Mágica se vino abajo. Grohl, vestido con su habitual camiseta negra, el colgante en el cuello, las guitarras de un azul eléctrico, sabe qué decir cuando le observan 40.000 personas. “Estábamos en el hotel y comenzamos a escuchar ‘Psssrrrttt…”, dice Grohl, reproduciendo sonidos de lluvia y tormenta. “Nos preguntábamos qué podía pasar. Pero mirad, giraos, qué noche. ¿Habéis visto la luna?”.

La luna está llena y el cielo da una tregua. Los Foo han comenzado con Everlong, una canción que nació para marcar vidas, y no han bajado el ritmo en 150 minutos de directo; esta banda de pop encubierto en guitarras poderosas y una batería durísima se ha convertido en uno de los grandes grupos de rock internacional y se ha ocupado de recordarlo en esta noche de verano. Cada canción ha estado acompañada de solos inesperados, de improvisaciones impostadas, de palabras que embelesan. Foo Fighters no pierde en ningún momento el control.

Mientras tanto, había más vida en otros rincones del recinto, solo que era una vida silenciosa. Había vida en los escenarios pequeños, que sirven de refugio en las horas altas; en las zonas gastronómicas, con unos precios altísimos; en las barras periféricas, con cada cerveza a 40 minutos de espera. Y este ritmo continúa el viernes y el sábado con conciertos de los Kings of Leon, de Green Day, de Cage the Elephant, de Foster the People… Todos ellos actuarán con la ambición del espectáculo y manteniendo presente la cumbre coronada.

Mad Cool 2017: El monopolio de los Foo Fighters 1
Concierto de los Foo Fighters en el Mad Cool 2017. | Foto: Cecilia de la Serna/The Objective

Dave Grohl no se cansó de dar las gracias, como rindiendo cuentas pendientes, y lanzó la promesa imborrable de regresar algún día: “No tardaremos en volver otros cinco años, esto ha sido demasiado bonito”. Luego, mascando su chicle, manteniendo la voz que arriesga en cada noche, creó un silencio efímero y miró al horizonte: “La próxima vez será por más tiempo, la próxima vez será más ruidosa”. Entonces se marcharon con cierta premura, sin simulacro de bises y directos a Lisboa, donde actúan esta noche de viernes.

En Madrid, mientras tanto, se prevén más lluvias torrenciales y entretenimientos de toda clase; si bien la noria sigue a prueba, la lluvia no garantiza la seguridad completa, hay un concierto que volverá a concentrar las miradas: Green Day actúa en unas horas (23:25h), y ya se sabe que el artefacto de la nostalgia funciona con la eficacia de las bombas de relojería.

Continúa leyendo: ¿Cuánto dura un orgasmo?

¿Cuánto dura un orgasmo?

Redacción TO

Foto: Matheus Ferrero
Reuters

“De lo bueno poco”, reza el refrán, y cuando se trata de orgasmos este dicho no pierde vigencia. Mucho se ha dicho sobre los orgasmos. Casi todos los que lo han vivido aseguran que se trata del momento más placentero que se pueda experimentar pero ¿sabes cuánto dura ese magnífico y breve instante?

Aunque el tiempo que lleva alcanzar un orgasmo dependerá de muchos factores, su duración suele estar más estandarizada tanto para hombres como para mujeres, coinciden la mayoría de los estudios que se han hecho al respecto, como los dos más famosos publicados en 1980 por la University of Minnesota Medical School.

“El orgasmo comienza con una serie de 6 a 15 contracciones regulares de alta intensidad que ocurren en aproximadamente 20 a 30 segundos. Hay diferencias individuales (pero no diferencias de género) en lo que ocurre después de esta serie de contracciones regulares. Para algunos hombres y las mujeres, estas contracciones regulares son la experiencia orgásmica primaria. Estos orgasmos (denominados tipo I) son los más frecuentes. Otros hombres y mujeres, sin embargo, pueden continuar experimentando contracciones irregulares … por otros 30 – 90 segundos, llamados orgasmos tipo II “, concluyen estos importantes informes.

Aún así, aunque la diferencia sea mínima de acuerdo al género, una buena noticia para ellas es que mientras el orgasmo promedio de los hombres dura aproximadamente 8.7 segundos, el de las mujeres es de casi 11 segundos (10.9). Esto lo ha reafirmado el año pasado una encuesta realizada por el diario británico The Sun junto al minorista de juguetes sexuales Lovehoney. Así, aunque resulte más fácil para los hombres llegar a tener un orgasmo, las mujeres lo disfrutan por más tiempo.

Psychology Today, también coincide con la publicación de The Sun, al señalar que no hay grandes diferencias en la duración de los orgasmos de acuerdo al género sino que ello depende de la sensibilidad de cada persona. También sostiene que el tiempo máximo suele ser de 20 a 30 segundos, aunque este récord solo es para algunos afortunados. “Las grandes diferencias en los orgasmos suelen depender de las personas pero no del género”, afirmó Alan Fogel en la misma revista especializada.

Por otra parte, un hombre puede tener un orgasmo de 2 o 10 minutos de relaciones sexuales, en cambio, hay mujeres que tardan hasta 20 minutos en llegar, según la página web de información de salud Web MD.

Otro estudio publicado en The Journal of Sex and Marital Therapy, en 2015 encontró que casi el 37% de las mujeres estadounidenses necesitaron estimulación del clítoris para experimentar el clímax, en comparación con el 18% de las mujeres que dijeron que la penetración vaginal por sí sola era suficiente. De modo que para ellas suele ser más difícil.

Continúa leyendo: Los primeros cosméticos para adolescentes

Los primeros cosméticos para adolescentes

Redacción TO

Foto: Pete Bellis
Unplash

¿A partir de que edad debes comenzar a cuidar tu piel? Nuestras madres y abuelas no tuvieron tanta suerte cuando eran adolescentes. Sin duda, los productos de belleza para jóvenes eran un lujo en esa época. Sin embargo, en pleno siglo XXI, las jóvenes corren otra suerte y tienen a sus disposición cientos de cosméticos que, en la mayoría de las ocasiones, son usados de forma incorrecta.

Los expertos aseguran que una piel adolescente, joven, lisa, tersa, firme también tiene sus necesidades, aunque muchas menos que las adultas. De hecho, sólo con una limpieza adecuada y una crema hidratante diarias desde el primer año de menstruación hasta la mayoría de edad es más que suficiente y tu piel estará agradecida toda la vida. Ya habrá tiempo para antiojeras, serums específicos o tratamientos de belleza.

Limpiadoras

Lo más importante y lo que nunca debemos olvidar, según los expertos, es desmaquillarnos antes de acostarnos. Para ello debemos usar leches limpiadoras, toallitas o aceites desmaquillantes, y no usar el mismo jabón que usamos para lavarnos las manos, ya que seguramente su formulación no esté pensada para usarlo sobre la piel del rostro. De esta forma, lo mejor es que utilices productos específicos.

Marcas, una infinidad. Precios, todo un abanico: desde 10 euros hasta 60 euros el frasco. Desde Les Cosmétiques de Carrefour (5 euros), Lancôme Tonique Eclat (28 euros), Biotherm Biopur (21 euros) o Deborah (5 euros).

Por otro lado, es muy importante no olvidar limpiar la cara cada mañana y cada noche, ya que no realizarse una limpieza básica diaria, puede ser la causa de la aparición de esos incómodos granitos.

Cremas hidratantes

La pieles jóvenes necesitan agua y a estas edades las texturas muy ricas pueden parecer un poco pesadas; para no dejar de hidratarte por esta razón, elige cremas hidratantes frescas. De esta forma, hay que tener muy claro, que usar la crema que usa tu madre, una nutritiva o antiarrugas, por ejemplo, es un error ya que le estás aportando a tu piel elementos lípidos que no necesita.

Nivea tiene hidratantes a buen precio (5 euros), Hydrafresh, de L’Oréal Paris, también es un buen producto en relación calidad/precio (7,20 euros), y la línea hidratante Aquamilk de Lancaster sale por unos 32 euros el tarro.

En alta cosmética, Super-Aqua de Guerlain (58 euros), Hydramax de Chanel, (60 euros), Day Moisture Protection de Shiseido (43 euros)…

El primer maquillaje para adolescentes

En muchas ocasiones surgen las dudas de como maquillarse correctamente cuando estas empezando a conocer el mundo de la cosmética. Pues bien, para obtener un maquillaje fresco, no abuses de las sombras de ojos, de los delineados ni de los tonos fuertes o llamativos, ya que no favorecerán nada tu rostro y no parecerás nada natural.

De esta forma, según los expertos, para el primer maquillaje no es recomendable usar base de maquillaje. Las chicas jóvenes deberían usar únicamente un corrector compacto igual al color de su piel para ojeras, pequeñas imperfecciones o granitos.

Para dar color a tus mejillas, lo mejor es que utilices un colorete en polvo. | Foto: Raphael Lovaski/ Unsplash

Para dar color a tus mejillas, lo mejor es que utilices un colorete en polvo. Y en cuanto a las sombras, las más recomendables son los colores pasteles, como: rosas, naranjas, azules suaves, beiges… pero nunca los combines con todos oscuros o con mucha purpurina.

Y en los labios,  siempre muchos brillos. 

Continúa leyendo: Ana Villanueva, la emprendedora que consigue lo imposible: vender tu casa en menos de una semana

Ana Villanueva, la emprendedora que consigue lo imposible: vender tu casa en menos de una semana

Bea Guillén Torres

España, ese país al que el estallido de la burbuja inmobiliaria sumió en una crisis de la que todavía trata de salir, tiene uno de los mercados inmobiliarios más opacos de Europa. Y esa es una de las razones por las que la emprendedora Ana Villanueva ha decidido intervenir en Madrid con su startup: Tiko. Se trata de una de las primeras empresas de proptech de compra y venta de propiedades en España. Para los que anden perdidos, el proptech  es una de las tendencias tecnológicas que más ha despuntado estos últimos dos años y que promete romper su techo en el 2018. Consiste en llevar la tecnología al sector inmobiliario (al property en su término en inglés). Es lo que el fintech al sector de las finanzas o el insuretech al de los seguros. El mercado inmobiliario ha tenido muy poca evolución digital, por lo que el objetivo de las compañías proptech es hacerlo más eficiente y transparente con tecnología.

¿Qué le lleva a una emprendedora de 35 años a meterse en ese laberinto que ha sido siempre el mercado inmobiliario en España? Pues justo eso: el laberinto. “A mí me atrae el problema que estamos resolviendo: que es muy difícil vender tu casa. Si quieres vender tu casa no existe una forma rápida y fácil de hacerlo. Es un problema muy real con el que mucha gente se siente muy identificada”.

Este no es el primer proyecto de Villanueva que después de seis años en consultoría, de montar una startup de crowdfunding de música en EEUU avalada por un ex CEO de la Warner Bross, y de pasar varios años de experiencia en Job&Talent en México, volvió a España para revolucionar un sector.

Mucha gente me pregunta: ¿pero cómo lo vas a conseguir tú?“. Con dos ingredientes clave: ahorrando costes con la tecnología y convirtiéndose en los compradores finales de las viviendas. El proceso es muy sencillo: un usuario entra en la web de Tiko e inicia una solicitud online de venta de su casa. Después responde un cuestionario telefónico con los datos básicos de la vivienda (dirección, habitaciones, metros, ascensor…). La startup hace una valoración y hace una oferta al vendedor. Todo sin ver la casa. Si este acepta, entonces los técnicos van a hacer la inspección y a comprobar que los datos son reales. Si es así, se compra la vivienda. Así, de fácil.

Ana Villanueva, la emprendedora que hace posible con Tiko que vendas tu casa en tres días 1
La página web de Tiko, una de las primeras empresas de proptech de España. | Foto: Tiko

“Este sistema nos permite no tener que ir a ver la vivienda de gente que no esté de acuerdo en venderla por ese precio. Es un filtro muy fuerte, y un sistema más ágil y eficiente. Pero no compramos sin ver. Si no se corresponde: ajustamos precio o decimos retirar la oferta”, explica Villanueva.

De esta forma, la tecnología acorta los tiempos del proceso y la decisión de ser compradores finales, dinamita el modelo tradicional de intermediarios. “Podemos comprar una casa en pocos días, porque lo hacemos nosotros mismos, no tenemos que encontrar a otro que luego nos los compre. Asumimos ese riesgo”. Para poder empezar, Tiko consiguió una financiación de 35 millones de euros en el que hay fondos de importantes inversores como Rocket Internet y Cabiedes, y financiación bancaria.

Tiko puede hacer hacer la valoración de la casa sin verla porque cuenta con un sistema de control de inmuebles y conoce precios de cierre de viviendas similares en la misma zona. Villanueva asegura que, a pesar de hacerlo tan rápido y fácil, compra a un precio competitivo. “Nuestro modelo de negocio se basa en volumen y agilidad, es decir, no nos llevamos márgenes grandes, pero actuamos sobre un volumen considerable de inmuebles“.

600 transacciones en un año

Su objetivo es que Tiko realice, en cada ciudad que abren, el 1% de las transacciones inmobiliarias de tres a cinco años. En España, han desembarcado en Madrid porque es el mercado más atractivo. “Hay 60.000 transacciones inmobiliarias al año. Pretendemos hacer 600 en este tiempo. Es un volumen considerable, pero las vamos a realizar a lo largo del año”. Una de las peculiaridades del modelo es que Tiko no es competencia de las agencias puesto que también les compra a ella inmuebles directamente.

Pero con una condición muy clara: al mes y medio de haber comprado una casa, la venden. “No queremos acumular un stock de viviendas, todo lo contrario. Entre la compra y la venta de la vivienda, no transcurren más de 90 días. La compramos, la reformamos y la vendemos inmediatamente, no esperamos a que suban los precios. La venta nos permite refinanciarnos, por lo que no necesitamos levantar capital cada vez”.

¿Y el riesgo? “Al mantener la casa durante un período muy corto de tiempo, somos menos sensibles a posibles bajadas de precio. Es un riesgo muy bajo. Si analizamos el sector los últimos 50 años y miramos ciudades europeas de más de un millón de habitantes —que es donde nos movemos—no ha habido bajadas de precio de más del 7% en un período de tres meses. Desde fuera puede parecer muy alto y obvio que hay un riesgo porque estamos comprando una casa sin tener un comprador. Pero no hay riesgo de que caiga el precio realmente“.

¿Pero no da miedo comprar una casa que no sabes cuándo ni si vas a poder vendérsela? “No es algo que nos preocupe. Lo que asusta es tener una casa sin vender un año y eso suele ocurrir porque la vivienda no tiene bien ajustado el precio. Nosotros tenemos un precio muy competitivo y más considerando que renovamos la casa antes de venderla. La tenemos puesta en los principales portales inmobiliarios. Por ejemplo, Idealista es fundamental para dar salida a nuestras viviendas. Además, tenemos muy medido el control de visitas y muy buenas fotos. No es algo complicado”.

Puede parecer imposible pero ya está funcionando. En Estambul, bajo el nombre de Evtiko y con un equipo de 20 personas, llevan ya más de un año funcionando y reciben al día 100 usuarios que solicitan una oferta por la casa. “Como allí tenemos un volumen muy alto de viviendas interesadas, ponemos más restricciones en cuanto a superficie de la casa y valores de la vivienda antes de hacer oferta. De esos 100 al día, se le hace una oferta al 15%. Y un 10% la acepta”. La startup decidió comenzar en la urbe turca porque es la ciudad europea con mayor número de transacciones inmobiliarias: 240.000 al año, cuatro veces Madrid. “Es una ciudad con un potencial brutal”. Y además, Sina Afra, su principal socio y promotor de la idea, es turco. Afra fue elegido por Forbes como una de las 100 personas más influyentes del mundo, lo que ayudó a Tiko a levantar los 35 millones de euros de capital que necesitaban.

Sina Afra y Ana Villanueva, socios principales de Tiko. | Foto: Tiko

Después de Madrid, que es su segunda ciudad, Tiko plantea abrir este año en Milán. “No tenemos una visión de país sino de ciudades atractivas”. Para elegirlas se basan en que tenga un alto número de transacciones inmobiliarias, que los costes de transacción sean bajos y que el sector inmobiliario de la ciudad necesite una revulsivo.

La idea se origina en Estados Unidos, casi como siempre. En EEUU fueron pioneros en crear este modelo súper ágil de compra venta de vivienda. Luego se ha exportado a distintos países. Somos los primeros que estamos en varios países de Europa. Otros players están haciendo este modelo en Londres y hay varias empresas que solo están en un solo país. Nuestra ambición es conquistar Europa“.

TOP