Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Más de 600 profesionales participan en Madrid en Liber, la mayor feria del libro en español

Néstor Villamor

Foto: Néstor Villamor
The Objective

Más de 600 profesionales de 11 países distintos participan entre el miércoles y el viernes en Liber, la mayor feria del sector editorial en el mundo hispanohablante, que este año celebra su 35ª edición en Madrid. Organizada por el Instituto Ferial de Madrid (IFEMA, donde se celebra el evento) y promovida por la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), esta cita entre personalidades del mundo editorial acogerá 152 jornadas y mesas redondas, es decir, un 88% más que en la edición de 2015 (Liber se celebra un año en Madrid y otro en Barcelona).

Al contrario que las tradicionales ferias del libro cuyo objetivo es sacar a la calle el fondo editorial directamente para el lector, Liber está dedicada específicamente para profesionales del sector (se venden derechos, se firman acuerdos de colaboración entre empresas…). El encuentro facilita el contacto entre profesionales de distintas áreas del mundo del libro y ya es una cita imprescindible para editores y distribuidores. “Es un punto importante de cara al exterior, tanto a nivel nacional como para la exportación”, valora Roberto Admella, que lleva “casi 20 años” acudiendo al evento como director de la editorial Everest. “Ahora mismo ha venido una futura clienta de India interesada en comprarnos libros”, expone. Es una opinión que comparte Lucía Álvarez, editora e ilustradora del sello Gadir: “Puedes ir haciendo nuevos contactos a la vez que mantienes los contactos con los distribuidores para el tema de exportación y además puedes conocer a nuevas empresas”.

El sector del libro, que tímidamente va remontando el vuelo después de la crisis económica, está viviendo transformaciones (el e-book, la autopublicación) que Liber abordará en sus tres jornadas, que coincidirán con la celebración, dentro del marco de la feria, del segundo Foro Internacional del Español 2.0. El objetivo “prioritario” de esta iniciativa es, según la organización, “impulsar la lengua española como activo generador de negocio”. Pretende, además, “la dinamización e internacionalización de los distintos sectores productivos que operan en torno al español”.

El país invitado de este año es Argentina. Además de la presencia de autores y editores como Ariana Harwicz, Andrés Neuman, Pablo de Santis y Damián Tabarovsky, el país andino contará con un “amplio espacio expositivo en la feria”, según la organización, “con cientos de libros y catálogos editoriales” de distintos sellos. Uno de ellos es Limonero, una editorial fundada hace tres años y enfocada a la literatura infantil ilustrada. Su director, Manuel Rud, acude a esta edición por primera vez porque este año “había lugar y estructura para venir a conocer la feria”, celebra. “Nosotros tenemos distribución en España. Incipiente, pero la tenemos. Entonces lo más importante es afianzar lazos de distribución, afianzar lazos comerciales, visitar libreros, mediadores, especialistas… para tener un poquito más de visibilidad en un mercado muy competitivo para el libro ilustrado, como es el español”, explica.

Más de 600 profesionales participan en Madrid en Liber, la mayor feria del libro en español 1
En el marco de Liber se celebrará el segundo Foro Internacional del Español 2.0. | Foto: Néstor Villamor / The Objective

Pero los libros no son los únicos que participan en la feria, que también da cabida a otros productos editoriales. El periodista Winston Manrique, por ejemplo, lanzó en abril WMagazín, “una revista literaria digital, global e itinerante con vocación panhispánica”, y aprovecha “el evento editorial más importante del mundo en español” para dar difusión a su proyecto. Manrique considera “un paso muy importante” la presencia de WMagazín en Liber. “Estar presente con los editores de América Latina y de España es interesante. Nos conocen un poquito, pero yo creo que nos van a conocer más”. Y ahonda: “Además, ellos se ven reflejados en este magazín con temas importantes como la circulación del libro en el continente americano“.

En el marco de la feria se otorgarán también los premios Liber a distintas personalidades del mundo editorial. Las distinciones, concedidas por la FGEE, se entregarán en una ceremonia que tendrá lugar el jueves en la Real Fábrica de Tapices de Madrid. El suplemento Cultura del diario asturiano La Nueva España recibirá el premio al fomento de la lectura en medios de comunicación mientras que el director de cine Juan Antonio Bayona se llevará el galardón a la mejor adaptación audiovisual por Un monstruo viene a verme, de la que el jurado destaca su “excelente incorporación al lenguaje audiovisual de la novela de Patrick Ness”. El premio al fomento de la lectura en bibliotecas abiertas al público se concederá al Sistema de Bibliotecas Públicas Municipais do Concello de Oleiros (A Coruña) por “su intensa dedicación llena de actividades en un área de población dispersa” y el premio al librero del año recaerá en la librería madrileña  por realizar “una importante labor en el fomento de la cultura escrita”. El galardón al autor hispanoamericano más destacado será para Javier Marías por “su aportación a la modernización de la novela en español y la naturaleza cosmopolita de su obra literaria”. El editor Emiliano Martínez, por su parte, recibirá un homenaje especial en reconocimiento a su trayectoria.

Continúa leyendo: El sector del libro remonta el vuelo

El sector del libro remonta el vuelo

Néstor Villamor

Foto: Mal Langsdon
Reuters

La producción de libros en España aumentó un 8,3% durante 2016. Es decir, se publicaron 86.000 títulos. Y el aumento se ha visto tanto en las ediciones en papel (6,4%) como en otros soportes (13,3%). Los datos proceden del estudio Panorámica de la Edición Española de Libros de 2017, realizado por el Ministerio de Cultura y cuyos datos preliminares ya están publicados en la web del organismo. El informe está “elaborado a partir de un exhaustivo tratamiento y análisis de los datos proporcionados por la Agencia ISBN”.

Al calor de este aumento ha nacido Underwood, una editorial independiente que en noviembre se presentó al mercado con la novela Fat City, del estadounidense Leonard Gardner. Underwood propone una “ficción ambiciosa”, explica a The Objective su fundador, Fernando Peña. “Estamos muy contentos del resultado que hemos obtenido”, se alegra Peña, que señala como claves de su éxito cuidar la edición estética y “elegir al mejor traductor y cuidarlo”. Porque Underwood traerá a España fundamentalmente títulos extranjeros. “Podemos decir que el 80% será ficción yankee“, estima. No obstante, adelanta que su próximo lanzamiento será Vidorra, del francés Jean-Pierre Martinet, que estará en librerías a finales de mayo. Underwood se sitúa así en la minoría, pues el 91,4% de los títulos sacados al mercado el año pasado se publicaron en alguna de las lenguas españolas, según el Ministerio.

Aumento de librerías

Los datos del estudio apuntalan, con moderación, la recuperación de un sector especialmente vapuleado por la crisis económica. No solo aumenta la producción de libros sino también la apertura de librerías. Los últimos datos de la Confederación de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL), referentes a 2015, dibujan un Mapa de librerías en España con 3.824 establecimientos, casi 200 más que los 3.650 del año anterior. Y ese 2014 fue el año más castigado por la crisis en un país que en el que el cierre de puntos de venta fue continuado desde 2008, según el Instituto Nacional de Estadística.

“Hemos notado un ligero repunte

después de años de caída tremenda”

Una de las librerías que abrió el año pasado fue Contrabandos, en la calle del Amparo (Madrid). Su coordinador, Alfonso Serrano, explica que la apertura “es la continuidad” de una labor editorial de un grupo de varios sellos dedicados a la publicación de títulos de temática política. Serrano es prudente a la hora de hablar de mejora en el sector librero pero sí considera que en su faceta editorial “la progresión ha sido siempre positiva”. También optimista se muestra Javier Santillán, que, después de más de diez años al frente del sello Gadir (que lo llevó a ganar el Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial en 2009), abrió el año pasado la librería del mismo nombre en la madrileña plaza del Niño Jesús. “Hemos notado un ligero repunte después de años de caída tremenda”, explica Santillán, que abrió la librería con el objetivo de tener “un punto donde se pueda encontrar todo el fondo” de la editorial.

A pesar de la sangría sufrida durante los años de recesión, España es el tercer país de la Unión Europea con más librerías per cápita, según el último informe de CEGAL. Hay 12,4 puntos de venta por cada 100.000 habitantes, una cifra solo superada por Chipre (19,2) y Grecia (28,7) y que duplica con margen la media de la Unión (5,3). Por Comunidades, Galicia, Castilla y León, La Rioja y Asturias son las regiones con más librerías por cada 100.000 personas (15, 12,3, 12,2 y 12, respectivamente).

El sector del libro remonta el vuelo 1
FOTO: Albert Gea / Reuters

La cara B

La recuperación económica del sector y el músculo que muestra frente a sus vecinos europeos tiene una cara B, con datos que CEGAL considera “escalofriantes” en su informe La lectura en España de 2017: un 39% de los españoles no leyó ni un solo libro en 2015. Pero también este dato supone una mejora. “En los últimos 15 años se registra un incremento de 11,2 puntos en la proporción de lectores frecuentes”, celebra el gremio de libreros.

Y con el objetivo de que mengue ese 39% de españoles ajenos a la literatura, el Ministerio de Cultura acaba de lanzar su Plan de Fomento de la Lectura 2017-2020 bajo el lema “Leer te da vidas extra”. Dotado con un presupuesto de 7,2 millones de euros para este año, se trata de una batería de 57 medidas para arraigar el hábito de la lectura en la población. Entre las líneas de actuación del plan están la “promoción de los hábitos lectores mediante el apoyo a eventos propiamente literarios”, el “impulso de la lectura en el ámbito educativo” y el “refuerzo del papel de las bibliotecas en el acceso a la lectura”.

Continúa leyendo: Póngame un consolador y la última de Stieg Larsson

Póngame un consolador y la última de Stieg Larsson

Néstor Villamor

Foto: Ana Laya
The Objective

Con el sector librero español desangrándose (aunque ahora remonta, la crisis cercenó unos 2.400 puntos de venta, según datos comparados del INE y de CEGAL), la creatividad es materia troncal para la nueva hornada de vendedores de literatura. Así, estos han transformado sus negocios en empresas con amplitud de miras que no solo venden novelas, sino arte, alta cocina y hasta bolas chinas. Sin salir de Madrid, son varias las librerías híbridas. Por ejemplo, las siguientes.

Lorca y el sexo

En la balda superior de la estantería sur de A different life, dos superventas de Stieg Larsson coronan la estancia. Medio metro más abajo, las Cartas a Nelson Algren de Simone de Beauvoir se apoyan lascivamente sobre un ensayo de Foucault, atentamente observado a su vez por un poemario de García Lorca. Esta colección, fundamentalmente de literatura LGTB, está convenientemente custodiada por un nutrido ejército de consoladores, dilatadores anales, bolas chinas y demás enseres pensados para el uso y disfrute (sobre todo disfrute) de las artes amatorias. Lo que podría parecer mezclar el culo con las témporas, literalmente, es para Manuel Pérez, trabajador de esta combinación de librería y sex shop, una “idea obligada” ya que “la gente ha dejado de consumir libros”.
En… Pelayo, 30 (Chueca)
El librero recomienda… El viaje de Marcos, de Óscar Hernández (Egales)

Literatura a fuego lento

Recetarios. Ensayo gastronómico. Ficción narrativa en la que la cocina juega un papel central. A punto, una librería con “alrededor de unas 3.500 referencias” según su copropietaria Sara Cucala, marida este menú con talleres de cocina y eventos gastronómicos. “Tenemos un espacio dedicado al mundo de la docencia y de catas de vino y destilados”, presume Cucala, que define A punto como “una experiencia 360º”, porque las actividades culinarias no se limitan a la enseñanza. Para el Día del Libro, por ejemplo, han invitado a Pomi Ramírez, autor de El chef canino: Cocina para perros, a que haga un showcooking que posteriormente degustarán los canes de todo el que quiera apuntarse.
En… Hortaleza, 64 (Chueca)

La librera recomienda… Dalí: Les dîners de Gala (Taschen)

Hemingway amaba el Rioja

Y después del postre se puede ir uno a rematar la jornada a Tipos Infames, un híbrido ente librería y tienda de vinos. Un lugar para mezclar literatura y bebercio en el que no mirarán mal a nadie por catar un Chianti mientras devora una novela de Robert Walser o por devorar un Chardonnay mientras cata un poema de William Blake. “Cuando uno lee un gran libro, si lo acompaña de un buen vino, el resultado entre ambos será mejor que la suma de los dos”, receta uno de sus socios, Gonzalo Queipo, que explica que la razón de ser de Tipos Infames es “convertir el tiempo de ir a la librería en un momento de ocio”.
En… San Joaquín, 3 (Malasaña)

El librero recomienda… Kanada, de Juan Gómez Bárcena (Sexto piso)

Rock de fondo

Música y literatura. Vinilos nuevos y de segunda mano se funden en Bajo el Volcán con literatura “de calidad”, “sin best sellers“, resume el propietario, Fernando Velasco. El librero aunó los que define como sus dos mayores intereses para crear un espacio en el que el jazz convive con el ensayo y Thomas Pynchon mira de cerca a Led Zeppelin.
En… Ave María, 42 (Lavapiés)

El librero recomienda… Nog, de Rudolph Wurlitzer (Underwood)

Póngame un consolador y el último de Stieg Larsson 1
Librería Bajo el volcán. | Foto: Verónica F. Reguillo / The Objective

Playa o montaña

Madrid tiene muchas librerías con cafetería, pero solo una como La ciudad invisible, en la que se mezclan la cultura literaria y la turística. “Vendemos únicamente literatura de viajes” y, entre otras actividades, “estamos abiertos a cualquiera que quiera dar una charla relacionada con ese mundo”, cuenta el copropietario Alfonso González, que también desliza un consejo para futuros libreros: “Tienes que ofrecer algo diferente si no quieres que lo grandes te coman”.
En… Costanilla de los ángeles, 5 (Palacio)

El librero recomienda… Las ciudades invisibles, de Italo Calvino (Siruela)

Amor al arte

Las dos plantas de local de Swinton and Grant sirven a un propósito doble: la de arriba es una librería-cafetería, la de abajo es una galería de arte. “Somos una librería especializada en arte, novela gráfica y cómic”, explica Sergio Bang, copropietario del negocio. Y la galería también tiene personalidad propia: “Tenemos dos líneas”, detalla Bang: “Una dedicada a artistas que utilizan la inspiración urbana y otra dedicada a artistas que tienen un trabajo más político y social”. Siempre hay una exposición de ambas corrientes en sendas salas. Ahora mismo, cuelgan de las paredes del sótano de Swinton and Grant obras del japonés Naoki Fuku y del barcelonés Spogo.
En… Miguel Servet, 21 (Lavapiés)

El librero recomienda… Disparen al humorista, de Darío Adanti (Astiberri)

Continúa leyendo: Biblioteca paradiso

Biblioteca paradiso

Jaime Mariño Chao

Así que si algún día no saben dónde encontrarme, prueben en la biblioteca. Quizás esté allí, como cuando era un niño y me refugiaba de la lluvia eterna gallega en la biblioteca del colegio.

Yo, que siempre me he imaginado el paraíso como una especie de biblioteca (gracias, maestro Borges), tuve la suerte de trabajar en un gran Archivo-Biblioteca durante 15 años. Sepultado en sus depósitos, podía oler la historia en el medio millón largo de volúmenes que me rodeaban. Mis tareas, en ocasiones, hacían que durante días enteros no viese a ser humano alguno, y pasaba las jornadas tres plantas bajo tierra, limpiando legajos del siglo XVII o moviendo colecciones enteras de protocolos notariales renacentistas.

Las maravillas de las que disfruté allí son difícilmente explicables. La sensación de tocar la historia con tus propias manos; materiales que ya solo se consultan en versiones digitales y que solo tú puedes ver: cartas de exploradores llegados de las Indias, súplicas por la vida de condenados a muerte manchadas de lágrimas, publicidad de funambulistas ofreciéndose para las fiestas y todo lo imaginable.

Ya no trabajo allí. Pero sigo siendo un visitante de las bibliotecas en cualquier lugar en el que viva. Me gusta la Biblioteca Nacional, con su seriedad y sus “lámparas estudiosas” sobre las que se afanan los investigadores. Me gustan las bibliotecas públicas, con sus chicos de la ESO montando bulla y los autodidactas mirando severamente. Adoro las pequeñas bibliotecas municipales, con su dignidad de templo laico y su sencillez de hidalgo pobre. Y, cuando voy a una casa, busco el rincón donde están los libros; un lugar que me habla del anfitrión más que él mismo, sin fingimiento ni doblez.

Así que si algún día no saben dónde encontrarme, prueben en la biblioteca. Quizás esté allí, como cuando era un niño y me refugiaba de la lluvia eterna gallega en la biblioteca del colegio. Allí conocí a tres amigos: Jim Hawkings, Oliver Twist y Huckleberry Finn.

Han pasado ya bastantes años, pero ellos tres siguen conmigo.

Continúa leyendo: Mujer, periodista y directiva: cuando el techo de cristal llega a las redacciones

Mujer, periodista y directiva: cuando el techo de cristal llega a las redacciones

Lidia Ramírez

Foto: RRSS

La limitación velada del ascenso laboral de las mujeres en el interior de las empresas en este país es una realidad evidente.  La igualdad de género y, concretamente en el oficio de periodista, es una mentira. Una farsa. Así lo refleja el nuevo informe presentado por la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) titulado ‘Informe Anual de la Profesión Periodística 2017’, que este año hace ahínco en las mujeres periodistas y los profesionales autónomos. 

Si se consideran los puestos con carácter directivo en las redacciones, el porcentaje de hombres duplica al de mujeres. Así las cifras muestran que, del total de directivos contratados, las mujeres redactores jefas en los medios impresos suponen un 4,3% frente al 5,6% de los hombres; las directoras de programas son el 1,7% frente al 4% de hombres; y las directoras de webs el 0,9% frente al 2,4% de hombres directivos, por ejemplo.

“De 80 periódicos sólo 8 tenían una periodista al frente”

De esta forma, la lista de los diarios impresos que se agrupaban el año pasado en la Asociación De Editores De Diarios Españoles muestra que de 80 periódicos sólo 8 tenían una periodista al frente, y sólo en 3 el responsable de la gerencia era una mujer. Situación bastante parecida muestran también los organigramas de las televisiones y las radios: de unos 84 directivos de primer nivel, en compañías como Atresmedia, Mediaset, RTVE, Movistar TV, Cadena SER y Cope, sólo 13 son mujeres.

En palabras del periodista Luis Palacio, que ha dirigido el estudio, el “factor de discriminación hacia las mujeres” en las redacciones es evidente.

Por el contrario, en el ámbito de la comunicación empresarial e institucional la situación cambia radicalmente, puesto que de las personas con nivel de dirección el 52% son mujeres y el 48%, hombres.

Mujer, periodista y directiva: cuando el techo de cristal llega a las redacciones 1
Victoria Prego, presidenta APM, Luis Palacios, director del Informe y Nemesio Rodríguez, vicepresidente de la APM, durante la presentación del Informe Anual de la Profesión Periodística 2017. | Foto: Fernando Villar/EFE

Así, como consecuencia de que haya más mujeres que hombres en los tramos salariales más bajos (por debajo de los 1.500 euros) y menos en los más altos  (por encima de los 2.000 euros), por regla general, las mujeres cobran menos que los hombres. En este sentido, el Informe muestra como hay un 14,7% de las mujeres frente a un 6,3% de los hombres que cobran entre 600 y 1.000 euros; entre 1.000 y 1.500 el porcentaje es de 25,4% (hombres) frente al 18,7% (mujeres); y las diferencias aún son mayores cuando las cifras se disparan a ingresos medios de entre 2.000 y 3.000, donde sólo un 12% de las mujeres tienen este sueldo, frente al 19% de los hombres periodistas; situación aún más sesgada es cuando cuando hablamos de sueldos entre 3.000 y 4.000 (11,1% hombres – 1,3% mujeres).

Además, analizando las cifras oficiales de paro registrado de periodistas según el Servicio Público de Empleo (SPEE), se constata que el 64% de los parados registrados son mujeres, frente al 34% de hombres. Según Palacio esto, en parte, se debe a que las tituladas en periodismo representan en torno a dos tercios del total, por un tercio de sus compañeros varones; el 65% de mujeres por el 36% de hombres, según datos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECYD), en unas circunstancias en las que “hay muchos más periodistas que los que el mercado puede absorber”, señala durante la presentación del informe Victoria Prego, presidenta de la APM.

En relación a posibles casos de “machismo” o “acoso” a las mujeres en las redacciones, la Asociación ha dicho que no han recibido ninguna petición de amparo sobre este tema.

 Periodistas y comunicadores autónomos: una situación incómoda

Otro de los asuntos en los que se centra el Informe es en la situación de los periodistas autónomos de nuestro país. Una situación que aunque va disminuyendo –2015: 862; 2016: 661; 2017: 648– aún representan  la cuarta parte de los periodista que trabajan informando (25%) o haciendo comunicación empresarial o institucional (27,1%), la mayoría “forzados por las circunstancias (79%) y no por elección propia (21%)”, precisa Luis Palacio, quien destaca la figura del ‘falso autónomo’ que representa en torno al 18% de los autónomos que trabajan en periodismo, según las encuestas realizadas para este informe.

En cuanto a los medios en los que trabaja este sector de profesionales, la mayoría lo hacen en nativos digitales (37 %), seguidos de los que lo hacen para revistas en papel (31,5 %), colaboradores de digitales de medios convencionales (20,4 %) y prensa diaria en papel (19,1 %). Y por lo que se refiere a las retribuciones, si en 2016 los porcentajes que cobraban por encima de los 100 euros por reportaje, entrevista o artículo de opinión eran los más altos; en 2017, el mayor porcentaje por reportaje los reciben quienes cobran entre 50 y 100 euros, mientras que la mayor parte de las colaboraciones en forma de entrevista o de artículos de opinión se pagan a menos de 50 euros.

Aún así, y pese a los datos negativos del Informe, Prego ha recalcado como dato positivo que “hay un poco menos de paro”: 7.137 personas, frente a las 7.890 de 2016.

TOP