Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Mujeres y niñas, víctimas de una pandemia mundial….

Marta Ruiz-Castillo

…. la violencia machista

Mariana, Silvia, Mirella, Isabel, Lucinda, María, Lisa, Ascensión, Ana, Paqui, Soraya, Victoria, Silvia, Tatiana, María del Carmen, Cristina, Yolanda, Rosario, Marina, Lucía, Jana, Aránzazu, Teresa, Karla, Alexandra, Carmen, Benita, Arantza, Juene, Flori, Ada Graciela, Estefanía, Jaqueline, Celia y Juana, son sólo algunas de las mujeres que este 25 de noviembre no podrán participar en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres que se conmemora en todo el mundo. Ninguna está ya para expresar su repulsa contra esta lacra, esta pandemia de la que han sido víctimas este año 2016 en España. Todas han sido asesinadas por hombres que decidieron que tenían el derecho a decidir por ellas.

Campaña de Naciones Unidas 

“La violencia contra las mujeres y niñas es una violación de los derechos humanos, una pandemia de salud pública y un serio obstáculo para el desarrollo sostenible. Supone importantes costes para familias, comunidades y economías. El mundo no puede permitirse pagar este precio”, ha dicho Ban Ki-moon, Secretario General de Naciones Unidas, en su mensaje de este 25 de noviembre.

Transparente. La imagen que Naciones Unidas ha utilizado para este 25 de noviembre, titulada Lágrimas silenciosas. (Foto: Belinda Mason / ONU)
‘Transparente. Lágrimas silenciosas’. La imagen que Naciones Unidas ha utilizado para este 25 de noviembre. (Foto: Belinda Mason / ONU)

Efectivamente, no podemos permitírnoslo y sin embargo, cada día son muchas las mujeres y niñas que son asesinadas, violadas, abusadas, maltratadas en todos los países del mundo.  Por eso desde Naciones Unidas se invita a todos los gobiernos, a los políticos, a las administraciones y al conjunto de los ciudadanos a tener presente que:

– La violencia contra las mujeres es una violación de los derechos humanos

– La violencia contra las mujeres es una consecuencia de la discriminación contra las mujeres, de hecho y de derecho, y una forma de mantener la desigualdad entre hombres y mujeres.

-La violencia contra las mujeres afecta e impide el progreso en muchas áreas, incluida la erradicación de la pobreza, la lucha contra el VIH/SIDA, la paz y la seguridad.

-La violencia contra las mujeres y niñas no es inevitable. La prevención es posible y esencial.

-La violencia contra las mujeres sigue siendo una pandemia global.

Uno de los mayores desafíos para prevenir y acabar con la violencia contra las mujeres y niñas en el mundo es la significativa falta de financiación, denuncia la ONU. Como resultado, hay una importante carencia de recursos para prevenir y acabar con la violencia contra mujeres y niñas. “Es necesario que los recursos se dediquen para lograr un cambio real en las vidas de mujeres y niñas”.

Pinta tu mundo de naranja

La campaña ÚNETE para poner fin a la violencia contra las mujeres de la Secretaría General de las Naciones Unidas, administrada por ONU Mujeres, ha proclamado el 25 de cada mes como “Día Naranja”: un día para actuar a favor de generar conciencia y prevenir la violencia contra mujeres y niñas. Iniciado y dirigido por la Red Mundial de Jóvenes ÚNETE, el Día Naranja hace un llamamiento a activistas, gobiernos y socios de la ONU para movilizar a la población y poner de relieve las cuestiones relacionadas con prevenir y poner fin a la violencia contra mujeres y niñas, no sólo una vez al año, el 25 de noviembre, sino cada día.

La campaña UNiTE de la Secretaría General de Naciones UNidas anima a vestir el planeta de naranja. (Foto: unwomen.org)
La campaña UNiTE de la Secretaría General de Naciones UNidas anima a vestir el planeta de naranja. (Foto: unwomen.org)

Las escalofriantes cifras en España

En nuestro país, en lo que va de 2016 han sido asesinadas 40 mujeres, aunque hay 4 casos que están pendientes de investigación y no se han incluido oficialmente como crímenes machistas, según el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Las medidas legales, como afirman las organizaciones de mujeres, los partidos políticos y el propio Gobierno a través de entidades como el Instituto de la Mujer, han mejorado en los últimos años con órdenes de alejamiento, detenciones de los agresores, endurecimiento de las penas de cárcel, juicios rápidos.

En cuanto a la coordinación y la personalización en la atención a las víctimas, a partir de la puesta en marcha de la primera Estrategia Nacional para la Erradicación de la Violencia contra la Mujer en 2013, los datos reflejan una mejora de estos aspectos, según ha asegurado esta semana la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, quien ha destacado el hecho de que “el teléfono de atención a las víctimas 016 ha vuelto a batir un récord, con 65.787 llamadas de enero a septiembre de este año”. Además, han aumentado los contratos bonificados para mujeres víctimas de violencia.

Queda mucho por hacer y siguen fallando las medidas de alejamiento, en parte, reconocen los expertos porque muchas mujeres bajan la guardia y acaban volviendo con sus maltratadores, pero también por la ausencia de inversiones que permitan un mayor control de los denunciados. El caso más reciente es el de Juana, que fue asesinada el 17 de noviembre por su ex marido en la localidad leonesa de La Virgen del Camino. El matrimonio estaba separado y sobre el marido pesaba una orden de alejamiento, pero ella decidió “por humanidad” volver a vivir con él para cuidarle de un cáncer en estado avanzado. Él, que no tuvo ninguna humanidad, la mató y después se suicidó.

Campaña contra la violencia doméstica y el teléfono 016 con motivo del Día contra la Violencia contra las Mujeres, en Oviedo. (Foto: Eloy Alonso / Reuters)
Campaña contra la violencia doméstica y el teléfono 016 con motivo del Día contra la Violencia contra las Mujeres, en Oviedo. (Foto: Eloy Alonso / Reuters)

El caso de Juana no es una excepción, como tampoco lo es que muchas víctimas no hayan denunciado antes malos tratos, amenazas y acaben siendo portada de los telediarios cuando sus maridos, ex maridos, novios, ex novios han acabado con sus vidas. En este sentido, autoridades, expertos, organizaciones, fuerzas de seguridad coinciden en la “importancia y necesidad” de denunciar”. 

Para ello, es fundamental la prevención y la educación. “Concienciar a la sociedad para que no viva como normales comportamientos machistas”, decía el otro día la ministra, partidaria de cambiar la cultura de la desigualdad entre mujeres y hombres. Dos días antes del asesinato de Juana, el Congreso de los Diputados dio un paso muy importante al aprobar por unanimidad una iniciativa propuesta por PP y PSOE, a la que se sumaron los demás grupos de lograr un Pacto de Estado contra la violencia machista.

Un pacto que proteja a las mujeres, a las niñas y a los hijos de víctimas de malos tratos. Un pacto que condene los comportamientos machistas desde la escuela. Un pacto que aparte de la sociedad a los maltratadores, a los asesinos. Porque las cifras son escalofriantes: Año 2007: 71 mujeres asesinadas; Año 2008: 84 mujeres asesinadas; Año 2009: 68 mujeres asesinadas; Año 2010: 85 mujeres asesinadas; Año 2011: 67 mujeres asesinadas; Año 2012: 57 mujeres asesinadas; Año 2013: 57 mujeres asesinadas; Año 2014: 59 mujeres asesinadas; Año 2015: 64 mujeres asesinadas; Año 2016: 40 mujeres asesinadas.

Asignatura pendiente en todo el mundo

La violencia contra mujeres y niñas se produce en España, sí, pero también en el resto de los países, con situaciones inimaginables en las que muchas veces las víctimas son niñas, objeto de todo tipo de violencia psicológica y física. 

El caso más reciente de brutalidad contra las mujeres que dio la vuelta al mundo es el de Lucía. Tenía sólo 16 años cuando varios hombres la drogaron, la violaron y la empalaron. Murió a las puertas de un centro hospitalario de Mar del Plata el 8 de octubre. La descripción del horror sufrido por esta joven a manos de sus asesinos violadores sacó a las calles de Buenos Aires y de otras ciudades argentinas a miles de personas bajo una persistente lluvia para protestar, para gritar “Ni Una Menos”, para exigir “Basta Ya” de abusar de las mujeres. Una denunciar que traspasó las fronteras. En otras muchas ciudades de numerosos países, sobre todo de Latinoamérica, el caso de Lucía se convirtió en algo personal para millones de personas de países donde el respeto a las mujeres y niñas brilla por su ausencia. Vestidas de negro, como símbolo contra la violencia machista, contra el terrorismo hacia las mujeres, pretendían remover las conciencias de políticos y gobiernos de medio mundo a los que exigen medidas urgentes y efectivas para que no haya más Lucías en ninguna parte del planeta.

Movilización en Buenos Aires contra el brutal asesinato de Lucía, de 16 años, en bajo el lema 'Ni Una Menos', el pasado octubre. (Foto: Marcos Brindicci / Reuters)
Movilización en Buenos Aires contra el brutal asesinato de Lucía, de 16 años, en bajo el lema ‘Ni Una Menos’, el pasado octubre. (Foto: Marcos Brindicci / Reuters)

Si Latinoamérica se movilizó entonces contra el arraigado machismo y violencia que sufren a diario mujeres y niñas con abusos, violaciones y maltrato físico y psicológico, en otras partes  la mujer, sencillamente, ni siquiera puede salir a la calle a manifestarse, ni siquiera puede salir a la calle si no es tapada desde la cabeza a los pies, ni siquiera puede ir junto a un hombre – siempre unos pasos detrás -, ni siquiera puede votar, ni siquiera puede estudiar. Pero sí puede ser violada, torturada, lapidada y vejada con la impunidad que dan unas leyes medievales hechas por y para los hombres. Las niñas, en algunos países, son vendidas, son intercambiadas a temprana edad por sus padres que las entregan a cambio de cuantiosas dotes a hombres mayores, convirtiéndolas en objetos sexuales enmascarados tras una boda. Esta es la realidad de millones de personas estigmatizadas por haber nacido mujer.

Así que, sin duda, queda mucho por hacer y en este 25 de noviembre, las ciudades de medio mundo se movilizan contra esta lacra, edificios emblemáticos lucen con pancartas y colores simbólicos a favor de la igualdad y del respeto a los derechos de las mujeres y niñas. Como ha dicho Ban Ki-moon, “hoy vamos a pintar de naranja el mundo, como símbolo de un futuro brillante para mujeres y niñas. Con inversiones podemos mantener encendidas estas luces,  defender los derechos humanos y eliminar la violencia contra las mujeres y niñas para siempre”.

Continua leyendo: ¿Por qué asesinan a los líderes sociales en Colombia?

¿Por qué asesinan a los líderes sociales en Colombia?

María Hernández

Foto: Gustau Nacarino
Reuters

El proceso de paz firmado por el Gobierno de Colombia y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ha acaparado la atención de los medios de comunicación durante meses. Se habla de los grandes esfuerzos de ambas partes por acabar con la violencia que durante años ha causado la muerte de miles personas y protagonizado las portadas de los medios de comunicación dentro y fuera del país, pero numerosas personas siguen muriendo asesinadas en Colombia, aunque no sea a manos de las FARC.

Los asesinatos de defensores de derechos humanos están aumentando cada vez más, pero la investigación sobre las causas y los culpables no avanzan al mismo ritmo. Muchos indicadores de violencia han descendido en el país, pero lo cierto es que muchos de los lugares que las FARC han abandonado están ahora ocupados por el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la otra guerrilla inmersa en un proceso de diálogo con el gobierno, y algunas organizaciones criminales, y las asociaciones defensoras de los derechos humanos apuntan a esta como la principal causa del crecimiento de los actos de violencia y homicidios de líderes sociales.

Un asesinato cada cuatro días

Los líderes sociales y defensores de derechos humanos se encuentran en una situación crítica en Colombia. Los actos de violencia contra este colectivo se están volviendo algo sistemático, explica la Fundación Paz y Reconciliación en un informe sobre la paz entre el Gobierno y las FARC.

Entre el 24 de noviembre de 2016 y el 11 de julio de 2017, la fundación ha contabilizado 181 actos de violencia contra algún líder social o defensor de los derechos humanos. De todos estos sucesos, 55 fueron homicidios, lo que quiere decir que cada cuatro días un líder social es asesinado en Colombia, y cada dos días uno de ellos sufre una amenaza.

El Defensor del Pueblo habla de 186 asesinatos entre enero de 2016 y julio de 2017, la mayoría de ellos ocurridos en zonas donde operaba la guerrilla de las FARC. Además, “unos 500 líderes sociales y defensores de derechos humanos están amenazados”, explicó el defensor del pueblo, Carlos Negret, durante un recorrido por varios lugares del país para estudiar y comprobar la peligrosa situación de los líderes sociales en Colombia.

El último informe del programa Somos Defensores, que se publicará en las próximas semanas, contabiliza 335 defensores de derechos humanos agredidos entre enero y junio de 2017. De estos 335, 51 han sido asesinados, 32 han sido víctimas de atentados, 225 han recibido amenazas, 18 han sido detenidos y 9 han sido encarcelados, explica a The Objective Carlos A. Guevara, coordinador de Comunicaciones, Incidencias y Sistema de Información de Somos Defensores.

“Aquí solamente hay avances en muy pocas investigaciones”, comenta. En los últimos ocho años, se han registrado 458 homicidios de defensores de los derechos humanos. De todos estos asesinados, “solamente el 13% tiene algún tipo de avance, es decir, nos estamos enfrentando a más de un 85% de impunidad en estos casos”, denuncia Guevara, que considera que tanto el Gobierno actual como el que venga posteriormente debe “poner a trabajar la Justicia” si quiere acabar con esta situación.

Los grupos paramilitares

Las organizaciones y fundaciones que se han dedicado a investigar y denunciar la creciente violencia contra este colectivo coinciden en que la existencia de grupos paramilitares no reconocidos por el gobierno colombiano es uno de los principales motivos para que ocurra esta preocupante situación.

“La acción de presuntos grupos armados ilegales y organizaciones criminales” es común en zonas donde antes operaban las FARC, explica el Defensor del Pueblo. En concreto, habla del grupo Autodefensas Gaitanistas de Colombia y el ELN, pues asegura que ellos “han venido ocupando los espacios que están dejando las FARC”.

Las FARC operaban en 242 municipios y “se esperaba que estos espacios fueran ocupados por la institucionalidad estatal. Sin embargo, hacia estos territorios se han estado desplazando otras estructuras ilegales”, explica la Fundación Paz y Reconciliación.

Por qué están siendo asesinados los líderes sociales de Colombia
El Gobierno ha enviado al ejército a las zonas que antes ocupaban las FARC. | Foto: Fernando Vergara/ AP

“Las fuerzas militares no están moviéndose como cuando estaban las FARC. De alguna manera están enfrentando a estos paramilitares con muchísima suavidad”, denuncia Guevara, que asegura que estos grupos están tomando mucha fuerza en ciertas zonas del país debido a una comodidad proporcionada por parte del gobierno y las fuerzas militares, que no están actuando frente a la situación.

Sin embargo, Guevara explica que a diferencia de las FARC, y en parte el ELN, estos grupos “no son rebeldes políticos, sino grupos delincuentes, grupos criminales de mafias que se nutren de rentas ilegales”.

Cómo acabar con esta situación

“El primer arma que se debe utilizar en este contexto es la justicia. Si la justicia funciona, quienes asesinan, amenazan, atacan, pues van a saber que hay una justicia que funciona y van a ir a la cárcel. Pero desafortunadamente eso no está pasando”, se lamenta Guevara, que considera que el gobierno no está haciendo lo suficiente para castigar los actos de violencia contra los activistas de los derechos humanos, que desarrollan a diario una actividad de riesgo.

Como varias organizaciones destacan, la ocupación de los territorios abandonados por las FARC por otras guerrillas y grupos criminales es uno de los principales motivos del creciente número de agresiones a este colectivo. Por esta razón, el Estado debe llegar a estos lugares y reemplazar el vacío que dejaron las FARC en el poder político y económico. “El Estado no ha llegado de manera efectiva a los lugares donde las FARC ya no están (…) Ese vacío lo está sintiendo la gente pero el Estado no llegó. ¿Qué mandó? Mandó tropas, mandó al ejército. Pero el ejército no reemplaza al poder civil, no reemplaza al poder político, y ese es el que tiene que llegar a los territorios”, explica Guevara.

Además, asegura que es necesario llevar las medidas de protección a las zonas rurales y no a las grandes ciudades, pues es en el campo y en las zonas más apartadas donde los líderes sociales están siendo asesinados.

Por qué están siendo asesinados los líderes sociales de Colombia 2
Un soldado vigila una zona rural anteriormente controlada por las FARC. | Foto: Jaime Saldarriaga/ Reuters

Desde el programa Somos Defensores ayudan a los activistas de derechos humanos y, si se encuentran en un nivel de riesgo muy alto, tratan de sacarlos del país o de trasladarlos a otro lugar dentro de Colombia. Sin embargo, “cada vez más tratamos que esas medidas no se den, porque no queremos sacar más defensores, queremos que se queden en Colombia y que sigan luchando por sus comunidades”.

Guevara afirma además que “hay una relación directa entre el proceso de paz y las agresiones y los asesinatos de defensores”, pues muchos de ellos están siendo agredidos por defender la paz y hacer pedagogía en diferentes territorios.

Continua leyendo: Este es el mapa de los países más ‘vagos’ del mundo y España no es uno de ellos

Este es el mapa de los países más ‘vagos’ del mundo y España no es uno de ellos

Redacción TO

Foto: ELOY ALONSO
Reuters

En la esfera internacional, los españoles tenemos fama de perezosos, de pasar todo el día de fiesta o de dormir la siesta. Estos prejuicios están muy equivocados como pone de manifiesto un nuevo estudio en el que se asegura que España es uno de los países más activos del mundo.

Un grupo de científicos estadounidenses ha estudiado durante meses la actividad física de más de 700.000 personas en todo el mundo a través de la aplicación Argus, y ha usado los datos anónimos de estas personas para elaborar un mapa con los países más activos y más sedentarios del mundo.

Los científicos de la Universidad de Stanford han analizado la actividad física de personas de 111 países, recopilada durante unos 95 días de media, sumando en total 68 millones de días de actividad física registrados.

¿Quiénes son los más activos?

España es el quinto país más activo del mundo. Los españoles dan 5.936 pasos de media al día, solo superados por China, Japón, Rusia y Ucrania.

La aplicación, instalada en los smartphones de 717.000 personas, cuenta los pasos diarios que da cada uno de los individuos, así como las calorías quemadas durante el ejercicio físico, además de controlar los periodos de reposo y la dieta de cada persona.

Este es el mapa de los países más ‘vagos’ del mundo, y España no es uno de ellos 2
Los investigadores han creado un mapa de actividad en el mundo. | Foto: Tim Althoff/ Universidad de Stanford

Hong Kong es el lugar más activo del mundo, con una media de 6.880 pasos al día.

¿Quiénes son los menos activos?

Los países más inactivos se encuentran sobre todo en el Golfo Pérsico, como Arabia Saudí y Qatar, y en el sudeste asiático, como Filipinas y Malasia. Los ciudadanos con menos actividad física diaria son los indonesios, con casi la mitad de pasos que los chinos.

Los países de América Latina se encuentran hacia la mitad de la tabla, con Brasil en el puesto 40, por ejemplo. Los venezolanos, argentinos o colombianos tampoco son muy activos.

Pero quizás los que más destacan en este mapa son países como Canadá, Australia, Nueva Zelanda o Estados Unidos, que se encuentran entre los diez lugares menos activos y los más obesos del mundo.

Desigualdad entre géneros

Además de medir el nivel de actividad física que existe en cada país, con este estudio los investigadores han descubierto una gran diferencia entre hombres y mujeres en ciertos países.

Algunos estudios hechos anteriormente, principalmente en Estados Unidos, habían mostrado que los hombres andan más que las mujeres, y las investigaciones de la Universidad de Stanford demuestran que este hecho es cierto también a nivel global.

Este es el mapa de los países más ‘vagos’ del mundo, y España no es uno de ellos 3
Las mujeres suelen tener menos actividad física en los países con desigualdad entre géneros. | Foto: Bob Edme/AP

Sin embargo, la desigualdad varía según el país. “Por ejemplo, Suecia tiene una de de las menores grietas entre los ‘ricos’ y los ‘pobres’ en lo que se refiere a actividad, y tiene la menor disparidad entre los pasos de los hombres y las mujeres”, explica uno de los autores del informe, Tim Althoff.

Además, explica que la desigualdad afecta mucho más a las mujeres que a los hombres. “Cuando la desigualdad en la actividad es mayor, la actividad de las mujeres se reduce mucho más dramáticamente que la de los hombres”, explica otro de los autores principales del informe, Jure Leskovec.

La desigualdad y la obesidad

Los lugares donde los índices de obesidad son más bajos tienen una mayor igualdad en cuanto a actividad física y sus ciudadanos andan una cantidad de pasos similar.

“En países con poca obesidad, la gente mayoritariamente da una cantidad de pasos similar al día. Pero las grandes diferencias entre la gente que anda mucho y la que anda muy poco coinciden con altos niveles de obesidad”, explica el informe.

Este es el mapa de los países más ‘vagos’ del mundo, y España no es uno de ellos 4
La obesidad es mayor en países donde hay una gran desigualdad entre la cantidad de pasos que anda cada ciudadano. | Foto: Mark Lennihan/AP

Un ejemplo de esto es Estados Unidos, que se sitúa en el cuarto puesto por la cola respecto a desigualdad en actividad, también es el quinto por abajo en diferencias entre géneros y tiene unos elevados índices de obesidad.

Los investigadores querían ayudar con este estudio a determinar por qué la obesidad es un problema mayor en algunos países, ya que alrededor de 5,3 millones de personas mueren por causas asociadas a la falta de actividad física cada año.

Continua leyendo: ¿Qué es lo que no funciona con la globalización?

¿Qué es lo que no funciona con la globalización?

Leticia Martínez

Foto: FABIAN BIMMER
Reuters

La globalización nos afecta a todos, se percibe en los productos que compramos en el súper, en el número de turistas e inmigrantes que pasean por las calles, en las tendencias sociales, las empresas para las que trabajamos, los idiomas que hablamos e incluso en las series que vemos. Sin embargo, la opinión de que la apertura a otros países y mercados solo traería prosperidad y riqueza ha quedado eclipsada por la desigualdad salarial, el desempleo, el daño medioambiental de una sociedad consumista y la deslocalización de la mano de obra, como manifestaron los alemanes durante el G20. La globalización, al igual que el desarrollo, es inevitable, por eso, cabe preguntarse: ¿ Es posible el equilibrio entre las demandas del mercado y el Estado de bienestar, puede realmente la globalización deshacerse de su cara más oscura?

¿Qué es lo que no funciona con la globalización?

“Un mundo más conectado trae consigo nuevas oportunidades. La gente viaja, trabaja, aprende y vive en diferentes lugares del mundo. Interactúan entre sí a través de Internet, comparten sus ideas, culturas y experiencias. La capacidad de colaborar en causas contra el cambio climático es más amplia, la cooperación científica y el intercambio de ideas estimulan la creatividad y aceleran la innovación a nivel internacional. Todo ello sería imposible sin el fenómeno de la globalización”, escriben los dos vicepresidentes de la Comisión Europea, Frans Timmermans y Jyrki Katainen, en su reflexión sobre este movimiento.

Sin embargo, la crisis económica global demostró que no solo estamos interconectados para bien. Como dijo el expresidente estadounidense Barack Obama durante la cumbre del G8 de 2012, “si una compañía quiebra en París o en Madrid, eso significa menos negocio en Pittsburgh o en Milwaukee”. Por eso, la globalización está más que nunca en el punto de mira.

– Competencia interna

En la calle principal del municipio madrileño de Getafe los comercios locales han desaparecido. Ahora, exceptuando un Pull & Bear y algún restaurante, todo parece sacado de una fábrica Made In China. Las tiendas de ropa, de reparación electrónica y sastrerías e incluso bares, en donde te sirven unas bravas, son ahora propiedad de familias chinas. Aunque esto ya no es impactante para la mayoría de los residentes, que aceptan el cambio, algunos vecinos tienen la sensación de estar perdiendo algo.

La protección de los negocios locales está a la orden del día, como defiende Donald Trump en EEUU con su America First. “El proteccionismo, en general, nunca ha llevado a riqueza y prosperidad. Muchas nuevas tendencias y movimientos políticos abogan por ello, como Macron. Sin embargo, si se protege a los locales porque no pueden competir, pero siguen manteniendo sus mismos precios y la gente no compra porque al final compran por Amazon o en las tiendas con precios más bajos, pues todo eso no sirve de nada“, cuenta Miguel Otero, investigación principal para la Economía Política Internacional en el Real Instituto Elcano.

¿Qué es lo que no funciona con la globalización? 3
Fábricas abandonadas. | Foto: Jason Lee/ REUTERS

Deslocalización

Cada vez son más empresas las que se apuntan a producir en países en vías de desarrollo porque la manufacturación es más barata. “Los obreros de poca cualificación, que en su momento tenían buenos salarios y contaban con ciertos derechos, pues ahora mismo, por la competencia de muchos otros países y por la deslocalización de las empresas, han perdido sus puestos de trabajo. Y además ven que sus hijos que han estudiado más, ganan mucho menos proporcionalmente que ellos en los años 70 y 80”, explica Otero.

“El proteccionismo, en general, nunca ha llevado a riqueza y prosperidad” 

“Desde la política y el empresariado nos hemos dedicado durante 30 años en cuerpo y alma a desmantelar toda la industria nacional. Todo empezó desde que cayó el muro de Berlín y comenzó la globalización. Las grandes industrias se marcharon fuera para encontrar mano de obra con salarios más bajos“, aseguraba Ramón Muñoz, autor de España, Destino Tercer Mundo, al periodista Jordi Évole en una entrevista para Salvados, el programa de La Sexta.

¿Qué es lo que no funciona con la globalización?
Trabajadores de la provincia de Bac Giang province, Hanoi, Vietnam. La fábrica produce para marcas como Nike, Adidas, H&M, Gap, Zara, Armani yLacoste. | Foto: Nguyen Huy Kham / REUTERS

En este punto, Ecologistas en Acción se hace eco del fomento del consumismo exacerbado y la producción sin límite en países de desarrollo en los que las normas medioambientales no son tan estrictas. “Vivimos inmersos en un mundo de crecientes desigualdades que se encamina hacia una crisis ecológica sin precedentes. La causa es la actual fase del capitalismo: la globalización, en la cual el principal valor por el que se rigen el mundo es el del beneficio económico a corto plazo”, explican en su plataforma.

– Desigualdad

Existe un consenso en la teoría económica sobre el resultado de la globalización y ese es la desigualdad. “La apertura y el libre comercio suele beneficiar a las sociedades en su conjunto, pero crea perdedores y ganadores. Se entiende que el 1% de la población mundial se ha beneficiado enormemente, al igual que muchas clases medias bajas de países emergentes, sobre todo China, que ha sacado de la pobreza a 600 millones de personas en los últimos 30 años. Los perdedores se han quedado en Europa y EEUU“, aclara Miguel Otero.

¿Qué es lo que no funciona con la globalización? 4
Los productores chinos han sido los más beneficiados. | Foto: Stringer/REUTERS HANDOUT

Entonces, ¿dónde está el equilibrio?

“La historia demuestra que encontrar un equilibrio entre el mercado y el Estado no es fácil. Si se le da demasiado poder al Estado impera el proteccionismo y el autoritarismo, y si se le da demasiada cancha al mercado hay inestabilidad económica y contestación social”, cuenta Otero en un artículo de El País. “La evolución, la tecnología y el desarrollo son imparables, por eso necesitamos empoderar más que proteger, los países nórdicos lo han demostrado. Es necesario empezar por la educación, un sistema que llegue a gran parte de la sociedad y que sea más práctico y menos teórico, que eleve las competencias que se necesitan hoy en día”, agrega.

“La clave para el empoderamiento es el aprendizaje permanente”

La Comisión Europea, consciente de los problemas de la globalización, publicó el pasado mes de mayo algunas medidas a tomar en los próximos años para impedir el avance de las consecuencias de este movimiento. Entre las propuestas destaca la conciliación de los objetivos, es decir, la apertura de los mercados con la proyección de derechos y el aumento del bienestar humano a través de normas más estrictas, la creación de un plan de desarrollo sostenible y en especial, en la necesidad de un sistema social y educativo robusto, pues tal y como Timmermans y Katainen dicen, “la clave para el empoderamiento es el aprendizaje permanente. El igual acceso a una educación y a una formación de alta calidad es la más poderosa herramienta de redistribución de la riqueza en una sociedad”.

Continua leyendo: 5 lugares turísticos donde ser homosexual te puede llevar a la cárcel

5 lugares turísticos donde ser homosexual te puede llevar a la cárcel

María Hernández

Foto: Michael C Corder
AP

Ser homosexual, bisexual o transexual sigue estando mal visto en una gran parte del mundo, y aún hay 72 países donde la identidad de género y la orientación sexual pueden acarrear serias consecuencias, incluyendo penas de cárcel o de muerte.

En Europa esta situación es ya impensable, pero en numerosos países de África, Asia y América la homosexualidad es considerada un crimen. Quienes viven en ellos son los que más sufren las consecuencias de estas leyes, pero también hay turistas que, por un simple beso o por cogerse de la mano, pueden acabar arrestados.

En algunos de estos lugares, como Egipto o Indonesia, pese a que las leyes no prohíben específicamente las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo, las autoridades aprovechan cualquier excusa o resquicio legal para practicar detenciones. En estos países se recurre a menudo a la ley Sharia, la base del Derecho Islámico que rige la conducta y hábitos de los musulmanes, para criminalizar a los homosexuales. Entre estos, destacan algunos destinos turísticos como Maldivas o Marruecos, donde cada año acuden numerosos turistas a disfrutar de unas vacaciones, sin pensar en las consecuencias que pueden tener algunos pequeños gestos.

Los hombres y mujeres homosexuales de estos países no solo se enfrentan a los castigos impuestos por la ley, sino que también tienen que vivir con la intolerancia y los prejuicios del resto de la sociedad.

Maldivas

Uno de los destinos románticos por excelencia, las Islas Maldivas, se puede convertir en una verdadera pesadilla si la pareja que quiere disfrutar de sus playas y paisajes no es heterosexual, pues cualquier muestra de afecto hecha en pública puede ser un gran riesgo.

A pesar de las recomendaciones que varias organizaciones internacionales y ONG han hecho al país para que deje de criminalizar al colectivo LGTB, Maldivas sigue condenando la homosexualidad y cualquier muestra de cariño de una pareja de personas del mismo sexo puede costar muy cara.

Las leyes de Maldivas incluyen varias formas de relaciones entre personas del mismo sexo, desde el matrimonio hasta las relaciones sexuales. En todos los casos, acabar en la cárcel es más que probable, con penas que van desde los tres meses hasta los ocho años.

5 lugares turísticos donde ser homosexual te puede llevar a la cárcel 5
Un simple gesto como este le puede costar caro a una pareja homosexual. | Foto: Charles Platiau/Reuters

Desde julio de 2015, cuando entró en vigor el nuevo Código Penal en el país, los actos sexuales consensuales entre personas adultas del mismo sexo ya no están regidos por la ley civil, que los regulaba hasta entonces, sino por las leyes penales.

Además, también están incluidas las sanciones por llevar a cabo estos actos en la ley Sharia, que establece un castigo de nueve meses a un año de destierro o hasta 30 latigazos para los hombres, mientras que la pena para las mujeres es el arresto domiciliario entre nueve meses y un año.

Egipto

En Egipto, las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo no están prohibidas expresamente. Sin embargo, se han documentado numerosos casos en los que se ha utilizado la ley para el combate de la prostitución y contra el libertinaje como pretexto para encarcelar a personas homosexuales.

Por este motivo, los cargos a los que se enfrentan los acusados se refieren normalmente a “actos inmorales” o “actos escandalosos”.

5 lugares turísticos donde ser homosexual te puede llevar a la cárcel 6
Las redadas contra homosexuales son habituales en Egipto. | Foto: Amr Nabil/ AP

En un país tan conservador como Egipto, las redadas contra la comunidad LGTB son habituales. Entre 2013 y 2015 se llevaron a cabo más de 50 en distintos lugares del país, según estimaciones de las asociaciones de Derechos Humanos.

Destaca el caso de un ciudadano libio, deportado de Egipto por mantener relaciones homosexuales, que acaparó la atención internacional. Tras rechazar su recurso ante los tribunales, la Justicia de El Cairo aprobó la decisión del Gobierno de expulsar a todos los homosexuales extranjeros que se encontraran en el país, por considerar que “amenazan la seguridad nacional con su presencia”.

Marruecos

La homosexualidad en Marruecos está incluida en el Código Penal como un delito “contra natura”. “Quien cometiere actos indecentes o contra natura con otra persona de su mismo sexo, será penado con prisión de entre 6 meses y 3 años y una multa de 200 a 1.000 dirhams, salvo que en el caso concurran circunstancias agravantes”, dice el artículo 489 del Código Penal.
Este artículo es el motivo por el que numerosas personas son detenidas y llevadas ante los tribunales cada año.

En 2016, un español llamó la atención de muchos medios de comunicación al ser detenido en un hotel de Marrakech cuando se encontraba con su compañero marroquí en la habitación. Una mujer de la limpieza los delató ante el administrador, quien llamó a la policía que acudió al hotel donde la pareja fue detenida. El español, de 70 años, fue puesto el libertad cuatro días más tarde y se le dio la opción de volver a España cuando lo deseara.

5 lugares turísticos donde ser homosexual te puede llevar a la cárcel 7
Las lesbianas también sufren el rechazo de la sociedad en Marruecos. | Foto: Stringer/Reuters

En el mismo mes, dos chicas menores de edad fueron arrestadas y llevadas a declarar ante el juez después de que un familiar las fotografiara besándose. Finalmente fueron puestas en libertad condicional en lo que fue un caso inédito en un país donde las relaciones entre hombres son castigadas habitualmente, pero rara vez se acusa a mujeres por ser lesbianas.

El Informe de la Homofobia de Estado 2017, de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Transexuales e Intersexuales (ILGA), destaca que “en los últimos tiempos, se han registrado numerosos reportes de detenciones e intimidación policial”. Además, explica que “el Comité de Derechos Humanos manifestó su preocupación por la tipificación como delito de la homosexualidad, sancionada con una pena de cárcel que puede alcanzar tres años y por las detenciones en ese contexto”.

Indonesia

A pesar de que su Código Penal no condena expresamente la homosexualidad, Indonesia es uno de los lugares más señalados por ser peligroso para el colectivo LGTB. Las relaciones entre personas del mismo sexo están criminalizadas en tan solo dos de sus estados, pero existen normativas, como la Regulación Gubernamental sobre Salud Reproductiva, que hacen referencia a la “desviación de la orientación sexual” como una acción sancionable por la ley.

El documento de la ILGA explica que distintos informes publicados entre 2016 y 2017 indican mayores niveles de amenazas contra defensores de derechos humanos LGTB y contra su trabajo, tanto por parte de actores estatales como no estatales.

Los arrestos y los actos de represión contra los homosexuales son habituales en este país, donde se encuentran algunos de los lugares con más turismo gay del continente asiático, como Bali.

5 lugares turísticos donde ser homosexual te puede llevar a la cárcel
141 hombres fueron detenidos en mayo en una redada en una sauna gay. | Foto: Tatan Syuflana /AP

Este mismo mes de mayo tuvo lugar una gran redada en una sauna gay que se saldó con 141 detenidos. Unos días antes, dos hombres fueron condenados a recibir 80 latigazos después de que sus vecinos los grabaran manteniendo relaciones sexuales. Este suceso tuvo lugar en Aceh, un lugar donde se aplica la ley Sharia para defender el Islam.

A pesar de las reiteradas peticiones de organizaciones como Human Rights Watch para que el país respete los derechos humanos y, en concreto, abandone estas prácticas de represión contra el colectivo LGTB, Indonesia sigue protagonizando incidentes de este tipo.

India

Una ley de 1860 criminaliza la homosexualidad en un país que cada vez se vuelve más popular entre los turistas. La cadena perpetua es el máximo castigo para quien tenga relaciones sexuales con alguien de su mismo sexo.

5 lugares turísticos donde ser homosexual te puede llevar a la cárcel 1
Ciudadanos de India se manifiestan por los derechos del colectivo LGTB. | Foto: Altaf Qadri /AP

El artículo 377 del Código Penal de india es el responsable de las sanciones a las personas homosexuales, pues prohíbe las relaciones entre personas del mismo sexo en privado. En 2009, se eliminó esta prohibición, pero la Corte Suprema del país devolvió la constitucionalidad a esta norma en diciembre de 2013.

Este paso atrás en la legislación conmocionó a activistas y defensores de los derechos humanos de todo el mundo. Además, cientos de personas salieron a la calle en varias ciudades del país, especialmente en Bombay, para protestar en contra de esta sentencia.

TOP