Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

¿Para qué sirve el psicoanálisis?

Anna Carolina Maier

Foto: Fotograma de Los Soprano
HBO

Un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) publicado en enero -que se basa en 500 encuestas– señala que el 57% de la población española cree que ha tenido problemas de ansiedad alguna vez en su vida, mientras que el 34% dice haber tenido depresión en algún momento. Tan solo un 9% de entre el 54% de los encuestados que admitió seguir algún tipo de tratamiento “combinó la medicación y la psicoterapia”. “El 51% recurrió a antidepresivos y ansiolíticos como principal tratamiento de la enfermedad”, añade el informe.

En la actualidad, casi cinco de cada 100 españoles recibe tratamiento. La Encuesta Europea de Salud en España en 2014 señala que de los 38 millones de personas de más de 15 años que viven en España, 1.796.000 (4,61%) acudieron ese año al psicólogo, psicoterapeuta o psiquiatra. Pero ‘¿Para que sirve el psicoanálisis?’. El médico argentino, Luis Chiozza, autor del libro (editado por Libros del Zorzal) que lleva como título esta pregunta, en conversación con The Objective ha dicho que se ha visto en la necesidad de responder a la interrogante debido a que la teoría psicológica se ha desprestigiado “porque se ha difundido tan rápidamente que sus cultores lo han simplificado y banalizado, lo que lleva a que se esté usando de una manera inadecuada”.

“El psicoanálisis hoy en día aparece como si tuviese defectos y no es así. No depende del psicoanálisis sino de cómo se practica. Por ejemplo, cuando uno va a cardiólogo y no sirve cambia de cardiólogo, pero cuando pasa lo mismo con el psicoanalista se piensa que no sirve el psicoanálisis en vez de pensar que puede ser el psicoanalista el que falla”.

Chiozza, ganador del Premio Konex en 1996 y conocido por sus investigaciones sobre medicina psicosomática, se muestra sincero al decir que es muy importante aclarar que comenzar ese largo proceso que muchos identifican con el famoso diván “no es una panacea”. “Se parece más bien a tomar clases de violín en donde tiene que estar muy despierta la persona que aprende del proceso”.

En la vida cotidiana del país de nacimiento de Chiozza es más normal acomodar los horarios para poder ir a una sesión de terapia que en España. Argentina alberga el mayor número de psicólogos per cápita del mundo, con alrededor de 198 psicólogos por cada 100.000 habitantes (según datos oficiales de 2016), de los cuales se estima que el 46% se encuentra en Buenos Aires. Sin embargo, en lugar de recibir tratamientos cognitivos o conductuales, la gran mayoría de los argentinos recurre únicamente al psicoanálisis, una técnica fundada por el austriaco Sigmund Freud en el siglo XIX. Hasta en la famosa tira de prensa desarrollada por el humorista gráfico Quino de 1964 a 1973, protagonizada por Mafalda, “espejo de la clase media argentina y de la juventud progresista”, se hace alusión a la terapia.

¿Para qué sirve el psicoanálisis?

Muestra de esta moda es que “Villa Freud” es la denominación informal para referirse a una zona dentro del barrio de Palermo, en la capital, aunque Chiozza afirma que este ‘boom’ está cambiando. “Ahora hay otras corrientes”, explica. Algunos aplican herramientas del psicoanálisis pero dicen que no es la especialidad que utilizan, mientras que otros se hacen llamar “psicoanalistas” aunque en realidad siguen otras vías.

“Lo malo es usar el nombre de la manera incorrecta porque confunde a las personas. Lo importante del psicoanálisis es que cuando nació la psicología cognitiva, que al principio aparecía como la psicoterapia vinculada a lo racional, aquel (el psicoanálisis) ya le daba valor a lo emocional”.

Asimismo, afirma que en la década de los años 70 la psicología cognitiva se dio cuenta de que tenía que interesarse en las emociones y hoy en día ya “nadie duda de que es muy importante el elemento emocional y no solo el intelectual”.

¿Para qué sirve el psicoanálisis? 3
Un médico escucha a un paciente en el Centro de Tratamiento del Instituto Psicoanalítico de Nueva York en 1956. | Foto: Bob Wands / AP

El doctor, que se ha especializado mucho en la relación entre las emociones y las enfermedades, le da mucha importancia al carácter en las personas en el proceso terapéutico. Considera que para poder avanzar es necesario estar abierto a cambiar, así sea de forma sutil, lo que llamamos: “el carácter”. “Este se cambia con gran esfuerzo y mucha frecuencia de trabajo”. Cita a Mahatma Ghandi quien alguna vez expresó: “Cuida tu palabra porque determina tus pensamientos; cuida tus pensamientos porque determinan tu conducta (…) cuida tu carácter porque determina tu destino”. “Y tu destino es tu vida”, añade el médico.

“El carácter como manera de ser y proceder influye en las dificultades que tenemos en la vida, y muchas veces el paciente quiere cambiar las dificultades pero no el carácter porque todos amamos en el fondo nuestra manera de ser. La verdad es que el carácter no se va a cambiar tanto, pero para resolver las dificultades que arruinan la vida, tenemos que cambiar cosas de este”, acota.

¿Ha cambiado el conflicto inconsciente?

Ante la pregunta de si ha cambiado el conflicto psíquico en las personas debido a que ya no es una sociedad tan reprimida sexualmente como la que vivió Freud aclara: “Hay que disipar malentendidos. Cuando Freud habla de sexualidad no solo habla de genitalidad, sino que intenta explicar que lo que no se descarga en una actividad genital se descarga por otros órganos. La misma energía pasa de un órgano a otro”. Esa energía es la llamada: energía de la ‘líbido’.

“Una persona que se frustra mucho en el aspecto genital lo puede compensar comiendo. A través de un placer sustituto se descarga esta necesidad de gratificación. Esto no significa que es lo mismo comer que tener relaciones genitales sino que una misma excitación orgánica puede viajar de un órgano a otro”. De modo que a pesar de que el mundo afronte, en la teoría, menos tabúes sexuales, la complejidad sigue vigente en el inconsciente.

“Hay muchos deseos de gratificación que no se satisfacen con las relaciones genitales. Los norteamericanos llaman ‘tener sexo’ a la actividad genital que termina con el orgasmo. Para ellos la genitalidad termina con el orgasmo pero no es así. De hecho comienza allí. Es a partir de ese momento que una pareja puede llegar a, incluso, crear una familia”.

¿Para qué sirve el psicoanálisis? 4

El psicoanalista austríaco Sigmund Freud con su perro Jofi, un chow chino, en su oficina en Viena, Austria, en 1937. | Foto: AP Photo

¿Sería más sano el mundo si más personas se psicoanalizaran?

“Es complicado responder eso”, considera el analista. “Para que se psicoanalice más gente tendría que ser más difundido y comprendido el psicoanálisis. Además, hay muchas personas que no se psicoanalizan que están más sanas que algunas que lo hacen. Entonces es como si usted me preguntara hasta qué punto puede mejorar la cultura sanitaria. Depende de muchas cosas. Es una cuestión de proporciones”.

Lo que queda claro, y los plasma en su libro, es que este tipo de terapia “sirve para emprender la búsqueda de la conciliación que nos conduce, desde adentro, hacia el vivir en paz. No será una gran cosa, es largo y es difícil, no está extento de penurias, pero es lo mejor que tenemos para ese tipo de cosas”.

La psicología no tiene respuestas matemáticas, así como tampoco hay una edad específica en la que resulte más o menos adecuado comenzar a hacer terapia. “Cuanto antes se interviene, mejor siempre, y cuando sea, con un buen profesional”, responde Chiozza.

Continúa leyendo: ¿Cómo nos afecta demonizar el envejecimiento?

¿Cómo nos afecta demonizar el envejecimiento?

Ariana Basciani

Foto: Kevin Combs
Reuters/Archivo

La participación de Lynne Segal en el festival de literatura, Kosmopolis, nos ha permitido adentrarnos en el tema de la vejez y cómo nos acercamos a ella. Segal, psicóloga y feminista australiana con residencia en Londres, comienza su conferencia explicándonos cómo el cuerpo se ha doblegado a la mente en los medios de comunicación y cada día, el miedo al envejecimiento se hace inminente, inclusive siendo jóvenes. En líneas generales, Segal plantea que la gerascofobia es más actual que nunca.

Generalmente se representa la vejez con la imagen de una persona encorvada con un bastón, ¿Por qué tiene que ser así? ¿Por qué esa fijación de Goya de asociar mujeres viejas con el demonio o realizando actividades demoníacas?, se pregunta la conferencista. Su análisis reflexivo sobre el envejecimiento ofrece un enfoque combativo y entusiasta. Plantea el término “vértigo temporal”, referido al individuo que absorbe todas las edades vividas, sin sentir el cambio en absoluto, pero con un cuerpo debilitado y lidiando con la inevitable pérdida de seres queridos. Segal utiliza una frase de Virginia Woolf para explicar el “vértigo temporal”:

“A veces siento que ya he vivido 250 años, y a veces que todavía soy la persona más joven en el autobús”

Según Freud, la conciencia no tiene una relación personal, por eso nos cuesta tanto entender que nuestro cuerpo cambia mientras nuestras experiencias quizás no nos hacen más sabios.

¿Cómo nos afecta demonizar el envejecimiento?
LYNNE SEGAL © CCCB, 2017. FOTOGRAFÍA: MIQUEL TAVERNA

La edad para la mujer, el hombre y los homosexuales

Las estadísticas de Segal no mienten, mientras más gente intenta quitarse edad para sentirse más joven, en Gran Bretaña, aproximadamente 10 millones de personas son mayores de 65 años y, en un futuro próximo, debido al aumento de la expectativa de vida, pronto los centenarios serán la norma.

¿Cómo aceptar los estragos físicos y aprovechar las experiencias para vivir plenamente en el presente? ¿Qué significa envejecer bien?

Para las mujeres la edad es una obsesión y ha convertido a las industrias cosméticas en multimillonarias; sin embargo, para algunas la vejez es la etapa más plena. “Ya no eres un objeto sexual” afirma Segal. En el caso masculino, adquiere otro matiz, porque la vejez suele asociarse a la falta de potencia sexual: la salida al mercado de Viagra lo confirma. Por su parte, en el mundo de la homosexualidad se relaciona con la pérdida de deseo y de elasticidad física. En líneas generales, envejecer, más que un temor a la muerte, es el miedo a la “dependencia y a la soledad”, añade Segal.

Lynne Segal cierra la conferencia señalando que se debe analizar y profundizar sobre este tema, creando conciencia y entendiendo que se debe vivir en presente sin mezclarlo con el futuro, aceptando las arrugas y las pieles blandas, preguntándose cómo quieres vivir la vida.

Save

Save

Save

Save

Save

Continúa leyendo: Instagram es la peor red para la salud mental de la Generación Z


Instagram es la peor red para la salud mental de la Generación Z


Redacción TO

Foto: Tuce
Unsplash

Like. Comment. DM. Un bucle que no cesa en nuestro día a día y nuestra relación con las redes sociales. Puede incluso llegar a volverte loco. Esto es precisamente lo que busca demostrar un estudio publicado por la Royal Society of Public Health (RSPH) y la Universidad de Cambridge, que concluye que Instagram es la peor red social para la salud mental de los más jóvenes.

Para llevar a cabo la investigación, se encuestó a 1.500 jóvenes de entre 14 y 24 años sobre 14 temas y cómo las redes sociales (centrándose en Facebook, Twitter, Snapchat, Youtube e Instagram) afectaban a cada uno de ellos. El estudio quería poner en relieve los niveles de ansiedad, soledad, depresión o sueño generados por estas redes y cómo éstas influyen en la imagen personal de los jóvenes o en sus relaciones en el mundo real.

Las redes sociales pueden ser más adictivas que el tabaco y el alcohol

“Las redes sociales han sido descritos como más adictivos que el tabaco y el alcohol, y ahora están tan arraigados en la vida de los jóvenes que ya no es posible ignorarlos cuando se habla de sus problemas de salud mental”, indicaba Shirley Cramer CBE, Directora Ejecutiva del RSPH. La responsable del estudio incidía asimismo en cómo Instagram, y Snapchat en menor medida, ocupan las peores posiciones del ranking en cuanto su incidencia en el bienestar y salud mental de los jóvenes. “Ambas plataformas están muy centradas en la imagen y parece que pueden estar impulsando sentimientos de insuficiencia y ansiedad en los jóvenes”, advertía.

La imagen que proyectan los usuarios en la red millennial por excelencia, Instagram, puede ser un importante factor negativo para la salud mental de los más jóvenes. “Ver a amigos constantemente de vacaciones o disfrutando de las noches puede hacer que los jóvenes sientan que se están perdiendo algo -en inglés existe una palabra, “FOMO – Fear Of Missing Out”, para describir este fenómeno- mientras otros disfrutan de la vida. Estos sentimientos pueden promover una desesperación porque ven fotografías o vídeos que comparan con sus vidas aparentemente mundanas”, recoge el informe. La organización responsable del estudio cree que la red social hermana de Facebook debe tomar cartas en el asunto y responsabilizarse. Una de las formas de hacerlo es identificar a los usuarios con comportamientos susceptibles de tener problemas de salud mental y dar el aviso a tiempo.

Instagram permite que los adolescentes se expresen y formen su propia identidad

Pero no todo es negativo acerca del uso de esta red social. El informe afirma también que Instagram tiene un efecto positivo ya que los jóvenes se expresan y forman su propia identidad. El estudio señala que el 91% de las jóvenes de 14 a 24 años utilizan internet para conectarse a las redes sociales, más que cualquier otra franja de edad.

Influencia sobre el sueño

El sueño es fundamental en cualquier etapa de la vida, pero sobre todo en la infancia y en la adolescencia, ya que forma parte del correcto crecimiento y desarrollo de los jóvenes.

Dormir con dispositivos cerca no es muy buena idea. | Foto: Glen Alejandro / Unsplash

No es una novedad que la luz de los dispositivos móviles afecta directamente a la producción de melatonina, la hormona que ayuda a provocar el sueño, por lo que sacarlos de la habitación es una buena idea. Lo que ahora nos descubre este estudio, y que tiene que ver más con un aspecto psicológico y no fisiológico, es que el uso indiscriminado de las redes sociales puede conducir a un mal sueño.

Según el informe de la RSPH, uno de cada seis jóvenes padecerá un trastorno de ansiedad en algún momento de su vida relacionado por el uso masivo de las redes sociales. La baja autoestima y la búsqueda del perfección en ese mundo del “postureo” puede traducirse en ansiedad a la vez que se puede producir un aumento de los niveles de angustia, que a menudo acaban en un cuadro de depresión. Y es la deficiente salud mental lo que puede afectar directamente al sueño: “El mal sueño se relaciona con una amplia gama de condiciones de salud física y mental en adultos, incluyendo hipertensión, diabetes, obesidad, ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y depresión”, afirma el estudio.

Al final, todo está en el uso que le demos a estas plataformas. Hacerlo desde un prisma sano, sin darle demasiada importancia a las imposturas de los demás y entendiendo cuál es la barrera entre la vida real y la virtual, evitará que los más jóvenes -y más débiles- caigan en la desesperación digital.

Continúa leyendo: ¿Por qué el metro de Madrid circula por la izquierda?

¿Por qué el metro de Madrid circula por la izquierda?

Redacción TO

Foto: Victor R. Caivano
AP

La sorpresa es común en el turista o en el recién llegado a Madrid. ¿Por qué el metro circula por la izquierda? Existen dos teorías principales.

La primera apunta a los látigos como causa fundamental de esta característica del suburbano de la capital. En el momento de la inauguración de la primera línea del metro, el 17 de octubre de 1919, los coches en Madrid circulaban por la izquierda, ya que los conductores de los carruajes llevaban las riendas de los caballos con la mano izquierda y los látigos para fustigarlos con la derecha. Por eso, para no darle un latigazo accidental a un peatón en la cara, se estableció que estos vehículos viajaran por el carril izquierdo. En consecuencia, el metro imitó esta característica y se decidió que el suburbano circulara por la izquierda. Posteriormente, cuando se estableció legalmente que el sentido de la circulación de los coches en la superficie sería el derecho, resultaba demasiado caro volver a señalizar toda la red del metro, así que la cosa se quedó como estaba.

Otra teoría tiene su epicentro en el Reino Unido. Según esta hipótesis, las infraestructuras del suburbano de la capital se compraron y se diseñaron imitando las inglesas, donde ya estaba establecido el carril izquierdo como norma de circulación, así que este sistema se importó a Madrid.

En la superficie, Madrid también circuló inicialmente por la izquierda. Pero no era así en otras ciudades españolas, como Barcelona, que siempre ha circulado por la derecha. En 1924, Madrid cambió su normativa y la circulación pasó a tener lugar por el carril derecho. No obstante, no fue hasta los años 30 del siglo pasado cuando se adoptaron normas nacionales que equipararan la circulación del tráfico en todo el territorio español.

Y el caso de los trenes no es el único en el metro de Madrid. Muchas de las escaleras mecánicas del suburbano de la capital circulan por la izquierda, pero en este punto el caos es mayor, ya que no todas lo hacen. Es decir, si uno ve un par de escaleras mecánicas en el metro, ha de prestar atención al sentido en el que circulan antes de subirse a ellas. E incluso una vez dentro de la escaleras, la dicotomía entre la izquierda y la derecha continúa: un viajero que desee quedarse parado y bajar o subir sin moverse, al ritmo de las propias escaleras mecánicas, debe arrimarse al lado derecho de las escaleras. Por contra, un viajero que tenga prisa y prefiera caminar por las escaleras mecánicas, debe hacerlo por el lado izquierdo.

Y la curiosidad del sentido de la circulación no es la única. La famosa estación fantasma de Chamberí también alimenta conversaciones entre los usuarios del metro, que diariamente cruzan una estación en la que nunca para el metro entre Iglesia y Bilbao. El motivo de que ya no esté operativa es la cantidad de usuarios que tiene el metro. Ante el aumento del uso del suburbano en los años 70, se decidió aumentar la capacidad de los trenes añadiéndoles más vagones. En consecuencia, hubo que ampliar todas las estaciones para que cupieran los nuevos trenes. La ampliación de la estación de Chamberí resultó imposible y Metro de Madrid decidió clausurarla. Eso sí, hoy sigue operativa como museo y como curiosidad histórica de la ciudad.

Continúa leyendo: Estas son los lugares que más turistas reciben del mundo

Estas son los lugares que más turistas reciben del mundo

Whitney Leach

Foto: Kin Cheung
AP

Asia lidera de nuevo la recepción de turistas a lo largo del año con ciudades como Hong Kong, Bangkok o Singapur entre las más visitadas del mundo. Hong Kong mantiene por noveno año consecutivo el título de ciudad más visitada del mundo según el Top 100 City Destinations Ranking, seguido de Bangkok, que en 2017 superó a Londres.

Estas son las ciudades que más turistas reciben del mundo 1
Estas son las ciudades más visitadas del mundo. | Foto: Euromonitor International

Asia lidera la lista 

Las ciudades asiáticas dominan el ranking: hay 41 ciudades de la región de Asia y el Pacífico en la lista de 2017, en comparación con las 34 que había en 2010. Y se espera que esta cifra aumente a 47 en el año 2025.

Un factor importante del boom de turistas en esta región es el “aumento inexorable” del mercado de turismo emisor de China, que es el más grande del mundo, dice el informe.

Se predice que el número de visitantes internacionales de Hong Kong caerá a 25,7 millones durante 2018, debido al aumento de las tensiones con China continental. Pero se espera que la ciudad se recupere, y las visitas llegarán a los 45 millones en 2025.

“Esperamos que la región continúe creciendo en la próxima década, con Singapur superando a Londres como la tercera ciudad más visitada del mundo para 2025, otorgando el podio por completo a Asia”, dijo en un comunicado de prensa un analista senior de viajes de Euromonitor International.

El futuro de Europa 

Euromonitor dice que las recepción de turistas de las ciudades europeas se ha visto afectada por acontecimientos recientes como la crisis de la zona euro, la afluencia de refugiados, el brexit y los ataques terroristas.

Sin embargo, los imanes turísticos como Londres y París siguen siendo resistentes. Y algunos destinos en Grecia, Italia y España experimentaron un crecimiento durante 2016 como resultado de los disturbios en Medio Oriente y norte de África.

Estas son las ciudades que más turistas reciben del mundo 2
Ciudades como París siguen atrayendo a un gran número de turistas. | Foto: Kamil Zihnioglu/ AP

A pesar de sufrir ataques terroristas y la turbulencia política provocada por el Brexit, Londres fue la ciudad más visitada de Europa en 2016 con 19,2 millones de visitantes. De hecho, una libra más débil como resultado del Brexit ha ayudado a atraer más visitantes al Reino Unido.

A largo plazo, sin embargo, las perspectivas para Londres son más sombrías, con Euromonitor prediciendo una caída hasta el sexto lugar para el año 2025 a medida que el turismo se eleve más rápido en las ciudades asiáticas.

La ciudad mejor posicionada de Estados Unidos en el ranking es Nueva York, que se mantiene en la octava posición con 12.7 millones de visitantes, justo por delante de Shenzhen con 12.6 millones.

Artículo publicado originalmente en el World Economic Forum en español.

TOP