Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Piel humana, monumentos, pizzas y corales: las impresoras 3D moldean el futuro

Clara Paolini

Foto: Bryan Snyder
Reuters

Nada de lo que vas a leer a continuación hubiera sido posible hace apenas un par de años. Son soluciones capaces de revolucionar el mundo de la medicina, objetos fabricados en el espacio, sustitutos artificiales para un mundo en ruinas y todos fueron creados gracias a las impresoras en 3D.

Superada la fase de creación de inútiles muñequitos de plástico, las impresoras 3D se han convertido en una herramienta cargada de futuro que ya supera expectativas. La que ha sido calificada como la Tercera Revolución Industrial, está haciendo honor a su nombre al revolucionar numerosos sectores en los que se está aplicando con una eficacia cada vez mayor.

¿Cuáles son las aplicaciones más útiles y necesarias de las impresoras 3D? ¿qué proyectos consiguen sacar el máximo partido a su infinito potencial? ¿con qué ejemplos podemos adivinar los pasos que seguirán en los próximos años? Recopilamos algunos de los ejemplos más relevantes, llamativos e interesantes, dando a conocer sueños que ya son una realidad.

Piel humana, monumentos, pizzas y corales: las impresoras 3D moldean el futuro 7
Angela Merkel con una muñeca de sí misma en la Feria Tecnológica de Hannover. | Foto: Fabian Bimmer / Reuters.

Medicina: Imprimir para curar 

Que las impresoras 3D pueden revolucionar el mundo de la medicina no es una suposición, sino un hecho que ya se ha corroborado con ejemplos reales. Desde hace algunos años, cientos de personas disfrutan de prótesis creadas a medida gracias a la impresión en 3D, pero los avances van mucho más allá.

Por ejemplo, los médicos del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) llevan varios años realizando intervenciones quirúrgicas cardíacas tras imprimir réplicas en 3D de los órganos de sus pacientes. De esta manera, es posible conocer previamente todos los detalles de la cirugía pudiendo evitar riesgos innecesarios y aumentando así el éxito en las operaciones.

En Madrid, científicos de la Universidad Carlos III, del  Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) y del Hospital Gregorio Marañón consiguieron lo increíble, una bioimpresora 3D capaz de crear piel humana totalmente funcional. Esta piel es apta para ser trasplantada a pacientes o para la investigación y prueba de productos cosméticos, químicos y farmacéuticos.

Piel humana, monumentos, pizzas y corales: las impresoras 3D moldean el futuro 2
Bioimpresora de piel humana en la Universidad Carlos III de Madrid | Foto: Sergio Pérez

También en el campo de la medicina, investigadores de la Chalmers University of Technology y de la Sahlgrenska Academy de Suecia lograron imprimir un componente creado a partir de células humanas de cartílago que, introducido bajo la piel de ratones, se desarrolló hasta convertirse en algo muy similar a un tejido presente en los humanos. Tras la mutación dentro de un cuerpo, la estructura impresa llegó a contar hasta con vasos sanguíneos y existen otros centros médicos donde los órganos en 3D son ya una realidad que barajar.

Gastronomía: La tecnología 3D llega a la cocina

Aunque puede que no sea un objetivo tan urgente como lo pudieran ser los desafíos médicos, la gastronomía no podía dejar de subirse al carro de la innovación incluyendo impresoras 3D como herramienta culinaria. En el lado más dulce, la marca Les 3 Dandies, fundada por tres estudiantes franceses de la Escuela de Negocios Skema, unieron alta tecnología con alta cocina imprimiendo delicatessen  personalizadas y este año empezaron a comercializar sus productos.

Además, FabLabs y talleres de creación tecnológica de todo el mundo organizan de vez en cuando talleres y actividades para acercar las impresoras 3D a la creación de figuras de chocolate.

Piel humana, monumentos, pizzas y corales: las impresoras 3D moldean el futuro 3
Un dulce de chocolate con tu propio retrato | Foto: Issei Kato / Reuters

La cocina italiana también su lado tecnológico y no hay mejor ejemplo que la startup BeeHex, que ya ha desarrollado la impresora de comida Chef3D capaz de crear pizzas de unos 30 centímetros y medio en apenas cuatro minutos. Lo único que necesita es una serie de cartuchos con ingredientes básicos como pasta, salsa de tomate y queso, así como salsas y diferentes tipos de toppings.

El fundador de Beetex, el ingeniero y emprendedor estadounidense Anjan Contractor, estaba trabajando para la empresa Systems and Materials Research Corporation cuando surgió la idea: ¿Por qué no hacer la vida del menú de los astronautas algo más aceptable y llevadero? La empresa, que ahora gira por el mundo mostrando sus pizzas impresas consiguió un apoyo financiero de 125.000 dólares de la NASA hace cuatro años; un hecho que nos lleva al siguiente punto.

Espacio exterior: cómo fabricar en Marte

Si una impresora 3D es útil en la Tierra, un lugar lleno de cosas más o menos útiles, imagina el inmenso potencial que podrían llegar a alcanzar donde no hay nada, como en el espacio. Tanto la NASA como la agencia espacial Europea (ESA) ya han dado a conocer sus planes para utilizar impresoras 3D en el espacio, donde las nuevas tecnologías les permitirán crear componentes y herramientas sin necesidad de llevar pesadas y voluminosas cargas que se traducirían en millones de euros en combustible. Además, las herramientas que no vayan a ser utilizadas podrían fundirse para crear nuevos objetos.

La NASA ya está manos a la obra realizando sus primeras pruebas en la Estación Espacial Internacional y los resultados podrían resultar clave para las futuras misiones tripuladas a Marte.

Piel humana, monumentos, pizzas y corales: las impresoras 3D moldean el futuro 4
‘Made in Space’, creando de la nada en gravedad cero | Foto: NASA

Arte y Patrimonio: Lo desaparecido se materializa

El anuario 2017 de Acción Cultural Española (AC/E) recogía un ejemplo inmejorable sobre cómo aplicar la impresión 3D en el contexto cultural: “salvar” la destrucción del patrimonio sirio como consecuencia de la guerra.

Durante 2016, lugares emblemáticos de las ciudades de Londres, Nueva York y Dubai fueron el escenario escogido para ubicar una impresión 3D a escala del recientemente desaparecido Arco Triunfal de la ciudad de Palmira (Siria). Esta propuesta fue encabezada por The Institute of Digital Archaeology (IDA)78, una colaboración conjunta entre la Universidad de Harvard, la de Oxford y la Fundación Futuro Dubai, que promueve el desarrollo y el uso de la imagen digital y las técnicas de impresión 3D en la arqueología, la epigrafía, la historia del arte y la conservación.

Piel humana, monumentos, pizzas y corales: las impresoras 3D moldean el futuro 5
El Arco del Triunfo de Palmira, hoy destruido, llega a Londres | Frank Augstein / AP

Corales: Impresiones que salvan océanos

Las impresoras en 3D son capaces de emular corales de distintos colores y formas resultando una sustitución básica para la supervivencia de otra fauna y flora submarina. Este valioso recurso, que ayuda a recuperar a los corales vivos y a todas las especies que dependen de ellos para sobrevivir, se está empleando ya en el Caribe, Australia, el Golfo Pérsico y Mónaco.

Por ejemplo, Fabien Cousteau, uno de los nietos del mítico comandante y oceanógrafo francés Jacques Cousteau, está trabajando en un proyecto en colaboración con Ocean Learning Centre el que sumerge en los océanos nuevos corales gracias a las impresión 3D con el objetivo de lograr la preservación del coral en la isla caribeña de Bonaire.

Piel humana, monumentos, pizzas y corales: las impresoras 3D moldean el futuro 6
Las impresoras en 3D podrían salvar los océanos | Foto: Jens Meyer / AP

Transporte e infraestructura: Aviones, coches y casas recién hechas

Los ingenieros de la Universidad de Southampton diseñaron e hicieron volar el primer avión impreso en 3D en 2011. Este avión no tripulado se construye en siete días con un presupuesto de 7.000€ y la impresión 3D permite que sus alas tengan forma elíptica; una característica normalmente cara que ayuda a mejorar la eficiencia aerodinámica y reduce al mínimo la resistencia inducida.

Las impresores 3D no sólo han ofrecido buenas alternativas para la ingeniería aerodinámica, sino que también tienen presencia en el campo de la automovilística. Por ejemplo la empresa Kor Ecologic ofrece Urbee, un prototipo de coche cuya carrocería está totalmente diseñada e impresa en 3D y que además pretende ser sostenible con el medio ambiente.

Y para terminar, un proyecto ya hecho realidad del que hablábamos en este mismo espacio hace apenas unas semanas: La startup Apis Cor, que construye casas imprimiéndolas en 3D en menos de 24 horas.

Save

Save

Continua leyendo: Una startup construye casas imprimiéndolas en 3D en un solo día

Una startup construye casas imprimiéndolas en 3D en un solo día

Redacción TO

Foto: Apis Cor
Youtube

El problema del acceso a la vivienda puede tener una solución real y aplicable en un futuro muy cercano. Apis Cor es una stratup de San Francisco, California, que ha desarrollado una solución muy asequible para la construcción de nuevas casas. Puede imprimir en tres dimensiones paredes de hormigón para una casa en menos de 24 horas.

La prueba de fuego la ha realizado en Rusia, donde demostraron su propósito. Gracias una gran impresora 3D, que se parece más a una grúa que a una impresora 3D convencional, se van colocando capas de hormigón y otros materiales para construir la estructura del edificio. Según la compañía, la mezcla que utilizan puede durar más de 175 años. Después de imprimir las paredes, el procedimiento a seguir es retirar la impresora e instalar el aislamiento, las ventanas, electrodomésticos y un techo, un proceso que dura menos de 24 horas.

Una startup construye casas imprimiéndolas en 3D en un solo día
La impresora 3D de Apis Cor en acción. | Foto: Apis Cor / YouTube

Apis Cor asegura poder construir y amueblar estas casas, de unos 38 metros cuadrados, por un coste aproximado de 10.000 dólares. Según la página web de la compañía en el proyecto, las ventanas y las puertas son de lejos el componente más caro de todo el proceso.

Casas urgentes para situaciones urgentes

Estas casas podrían tener diferentes usos, aunque como destaca la propia compañía en su página web, podrían servir para reparar o sustituir rápidamente los hogares destruidos por desastres naturales. También podrían ser una solución viable en casos de conflicto, o para poblaciones más marginales que no tienen acceso a una vivienda digna. La tecnología sigue al servicio del progreso, y progreso significa hacer el mundo un poco mejor.

Continua leyendo: Las niñas afganas que no podían entrar en EEUU ganan un concurso de robótica

Las niñas afganas que no podían entrar en EEUU ganan un concurso de robótica

Redacción TO

Foto: Cliff Owen
AP

Esta es una historia de mujeres imparables. La de seis niñas afganas, amantes de la robótica, que batieron todos los prejuicios y limitaciones para lograr su meta: participar en el First Global Challenge, una competición tecnológica para estudiantes de todo el mundo, que se celebra en Washington D.C. Después de que las autoridades estadounidenses rechazaran en dos ocasiones su visa para poder entrar al país, el equipo ha quedado en segundo lugar en la competición. Los jueces del concurso las han premiado por su “valiente logro” y por su “actitud de puedes lograrlo”, según informa Al Jazeera. El robot que construyeron con materiales domésticos va a volver a Afganistán con una medalla de plata colgada.

Porque esta es también la historia de la lucha por un sueño. El sueño por el que seis niñas lucharon contra las tradiciones de un país que discrimina a las mujeres. Formaron un equipo para construir robots en una región que lleva años azotada por la guerra. Recorrieron los 500 kilómetros que separaban su ciudad de Kabul para conseguir la visa que les permitiera entrar en Estados Unidos y fueron rechazadas. Pero volvieron. Porque 500 kilómetros no iban a poder con ese sueño imparable.

Las niñas afganas que no podían entrar en EEUU ganan un concurso de robótica 1
Una de las integrantes del equipo de Afganistán revisa el funcionamiento de su robot. | Foto: Kawsar Rashan/AP

La segunda vez que su solicitud fue rechazada, más de 150 adolescentes de todo el mundo habían recibido luz verde para entrar en el país y competir. El motivo del rechazo no fue hecho público. Aunque Afganistán no está incluido en la lista de países a los que Estados Unidos ha impuesto un veto migratorio (Irán, Libia, Somalia, Siria, Sudán y Yemen), sí es sometido a controles extremos.

“No somos un grupo terrorista”

La desilusión de las niñas por no poder viajar al concurso dio la vuelta al mundo. “Cuando oímos que éramos rechazadas, perdimos la esperanza”, dijo a Associated Press Sumaya Farooqui, de 14 años. “No somos un grupo terrorista que vaya a América y asuste a la gente“, contó Fatima Qadiryan, de 14 años.

La reacción de los expertos no se hizo esperar. “Esto es una desilusión tremenda, son unas muchachas extraordinariamente valientes”, dijo el presidente del concurso, el excongresista demócrata Joe Sestak, según recogieron los medios.

Finalmente, una semana antes de que empezara la competición, el equipo consiguió una excepción bajo el pretexto de “Importante beneficio público”, después de la intervención de última hora del presidente Donald Trump. “Mi sueño es construir robots. Solo queríamos demostrar al mundo nuestro talento, para que supieran que las chicas afganas también tenemos capacidades“, señaló Qadiryan. Y vaya sí las tenían.

Chicas al poder

De los 830 adolescentes que han participado en esta competición tecnológica, solo 209 eran chicas. Sin embargo, el 60% de los equipos que participaron fue fundado, liderado u organizado por mujeres.

En total, había seis equipos formados exclusivamente por mujeres: Estados Unidos, Gana, Jordania, los territorios Palestinos y la isla del Pacífico Vanuatu. “Es muy díficil para nosotras porque todo el mundo piensa que construir robots es solo para chicos“, dijo a Al Jazeera Samira Bader, de 16 años, del equipo de Jornadia. La joven añadió que buscaban demostrar que las chicas también podían hacerlo.

Las niñas afganas que no podían entrar en EEUU ganan un concurso de robótica
Las estudiantes afganas celebran su victoria. | Foto: Jacquelyn Martin/AP

Colleen Johnson, del equipo de Estados Unidos y también de 16 años, apuntó a la misma cadena que esperaba que llegara el día que “los equipos solo de chicas no fueran más especiales que los equipos solo masculinos o mixtos, porque ya fueran completamente normales y aceptados”.

La atención mediática que ha recibido la competición —donde han desaparecido los seis integrantes del equipo de Burundi— gracias al equipo afgano ayuda a hacer más visible el papel que juegan las mujeres en ciencia y tecnología.  De momento, el mundo ya las conoce a ellas. Son las soñadoras afganas.

Continua leyendo: 7 cervezas belgas imprescindibles

7 cervezas belgas imprescindibles

Rodrigo Isasi Arce

Foto: FRANCOIS LENOIR
Reuters/File

En 2016 se consumieron 184.834 millones de litros de cerveza en el mundo, según estima el Registro Internacional de Vinos y Espirituosos (IWSR). Bebida ya conocida por los romanos y cuyo origen parece incierto, es sin duda uno de los brebajes más típicos de Bélgica, uno de los países con mayor tradición cervecera del mundo que produce miles de tipos distintos de esta bebida.

El 21 de julio, día nacional de este país europeo, miles de personas salen a la calle para brindar con una copa de cerveza. Quizá elegir tan solo 7 cervezas belgas sea un poco osado, pero para ello contamos con las recomendaciones de cuatro grandes referentes en el amplio sector del ‘zumo de cebada’: LabirratoriumLa Maison Belge, La Casa de la Cerveza y Cafeeke

Las cervezas belgas se dividen, en una clasificación amplia, en cuatro grandes grupos:

  • Lager/Pilsen: el 80% de las cervezas que se fabrican en el mundo son de fermentación a baja temperatura y durante poco tiempo.
  • ALE: el 20 % restante son de fermentación alta y durante mucho tiempo (a veces varios meses) y se las conoce también como cervezas especiales.
  • Trapenses: son cervezas fabricadas dentro de conventos, por los mismos monjes y con la misma receta que iniciaron hace varios siglos. Deben acatar reglas muy estrictas, entre otras la de destinar todos los beneficios a obras sociales. En Bélgica hay solo 7 cervezas trappist en la actualidad. Deben recibir una certificación para poder tener la denominación de origen.
  • Abadía: algunos conventos han acabado aceptando que fábricas de cervezas se instalen en sus espacios para elaborar y comercializar su cerveza. Mantienen las mismas recetas ancestrales de los monjes pero al ser empresas mercantiles han perdido la certificación de trapense y en la actualidad se las conoce como cervezas de abadía.

Rochefort Trappistes 10

Desde Labirratorium nos proponen esta clásica cerveza trapense de color marrón oscuro, con buena espuma y cuerpo denso y considerada una de las mejores del mundo. Tiene 11,3% de alcohol y aromas intensos dulces, a frutas tipo pasas o ciruelas, madera o vino.”Es una delicia, para tomar despacito y saboreándola”, nos aseguran. “También es perfecta para añejar unos años“, ya que estos estilos, si se conservan en lugares frescos y oscuros ganan con el tiempo, como los vinos. Es una excelente cerveza relación calidad-precio, ya que por 3,85 euros se puede adquirir una botella en Labirratorium.

7 cervezas belgas imprescindibles 5
Las tres variedades de cerveza Rochefort que se fabrican | Foto: Adam Barhan / Flickr

Tripel Karmeliet

Un clásico entre los clásicos, pero no por ello menos especial, se trata de una ALE. La Tripel Karmeliet se caracteriza por ser la única en el mundo que está hecha con tres cereales -trigo, avena y cebada-, es de alta fermentación y tiene 8,4% de alcohol. “Perfectamente equilibrada en boca, destaca por su delicadeza”, comentan desde La Casa de la Cerveza. Su precio aproximado es de 2,75 euros la botella.

7 cervezas belgas imprescindibles
La Tripel Karmeliet es única | Foto: Sam DeLong / Flickr

Chouffe

Hay varios tipos de esta cerveza, pero bajo el punto de vista de La Casa de la Cerveza, la más llamativa es la blond (rubia) ya que se puede tomar tanto de aperitivo, como de postre y “si se toma con chocolate realza el sabor a violetas”. “Es toda una experiencia”. La Chouffe es de alta fermentación y su contenido en alcohol es de 8%. “Nuestros clientes le han puesto el sobrenombre de la cerveza del enanito, por su característico logotipo”, comentan desde La Maison Belge. “Una rubia sabrosa, no muy fuerte y refrescante”. Su precio ronda los 2,60 euros.

7 cervezas belgas imprescindibles 4
El característico logotipo del enanito | Foto: Marco Zanferrari / Flickr

Kwak

Su nombre hace honor a su creador Pawel Kwak, creador de la cerveza en 1791. Su característica principal es el vaso en el que se toma, en forma de probeta, que se creó para poder ir bebiendo mientras se conducía la carreta. Es una cerveza ámbar tostada rojiza de alta fermentación que tiene 8,4% de alcohol y “es ideal para tomar con carnes a la parrilla, cerdo, embutidos ibéricos, quesos y foie”, aseguran desde La Casa de la Cerveza. Su precio aproximado es de 2,60 euros la botella.

7 cervezas belgas imprescindibles 1
El típico vaso con forma de probeta de Kwak | Foto: Darren Sweeney / Flickr

St. Bernardus 12

Una muy buena cerveza de abadía oscura, fuerte en sabor y en grado de alcohol, un 10%. Con aromas marcados a levadura, caramelo, tostados y ligeramente a frutos rojos y ciruelas. “Su sabor es alcohólico y dulce”, dicen desde La Maison Belge. El precio de la botella es de 3,05 euros.

7 cervezas belgas imprescindibles 10
St. Bernardus, una cerveza de abadía con un sabor fuerte | Foto: Bernt Rostad / Flickr

Westvleteren

Considerada por muchos la mejor cerveza belga, es fuerte, con un 10,20% de alcohol y sabor intenso. Adquirir esta cerveza es complicado, y apenas se la ve en el mercado, ya que para conseguirla se debe ir al convento que la fabrica. De los 26 monjes cistercienses que residen en la abadía, cinco llevan las riendas de la fábrica de cerveza, y cinco más ayudan durante el embotellado. La Maison Belge sí ofrece esta exclusiva cerveza a un precio de 12,90 euros la botella.

7 cervezas belgas imprescindibles 9
La westvleteren no es fácil de conseguir | Foto: Reuben Gray / Flickr

Kasteel

Para finalizar, desde Cafeeke nos proponen una cerveza belga negra. “Combina la calidad sin precedentes del pasado y un sabor decididamente moderno”, nos aseguran. Kasteel es una cerveza marrón y sabrosa, con cuerpo y cremosa, con una graduación alcohólica de 11%. Para su consumo óptimo nos recomiendan servirla a una temperatura de 12º. Es una cerveza con una segunda fermentación en botella y un reposo prolongado en las bodegas del Castillo de Ingelmunster.

“Su aroma a malta tostada nos recuerda el pan recién hecho y frutas en almíbar, sugiriendo que se trata de algo para comer, más que para beber. Los azucares transformados en alcohol, es decir, no fermentados, dan como resultado un sabor dulce, ligeramente caramelizado y confitado, y nos hace pensar en un vino de Oporto”.

La Kasteel Donker es una cerveza para guardar y envejecer, de ahí la costumbre de etiquetar la cerveza con el año de producción, los catadores de cerveza suelen comparar la misma cerveza de diferentes añadas. Acompaña bien al buey asado, quesos fuertes y azules. EL precio de una botella de esta exquisita cerveza ronda los 2,75 euros.

I went with one of my favs: Kasteel Rouge.

  • Labirratorium: calle de Blasco de Garay, 21. Horario: martes a sábado de 11:00 a 14:30 y de 17:00 a 21:00, lunes de 17:00 a 21:00 y domingo cerrado.
  • La Maison Belge: Paseo de Santa María de la Cabeza, 42. Horario: lunes a sábado de 10:00 a 14:00 y de 16:00 y domingo cerrado.
  • La Casa de la Cerveza: calle luchana 15. Horario: lunes a jueves de 17:00 a 01:30, viernes, sábado y domingo de 14:30 a 02:30.
  • Cafeeke: calleCuchilleros, 3. Horario: lunes, miércoles, jueves, viernes, sábado y domingo de 12:00 a 02:00 y martes cerrado.

Continua leyendo: Este es el mapa de los países más ‘vagos’ del mundo y España no es uno de ellos

Este es el mapa de los países más ‘vagos’ del mundo y España no es uno de ellos

Redacción TO

Foto: ELOY ALONSO
Reuters

En la esfera internacional, los españoles tenemos fama de perezosos, de pasar todo el día de fiesta o de dormir la siesta. Estos prejuicios están muy equivocados como pone de manifiesto un nuevo estudio en el que se asegura que España es uno de los países más activos del mundo.

Un grupo de científicos estadounidenses ha estudiado durante meses la actividad física de más de 700.000 personas en todo el mundo a través de la aplicación Argus, y ha usado los datos anónimos de estas personas para elaborar un mapa con los países más activos y más sedentarios del mundo.

Los científicos de la Universidad de Stanford han analizado la actividad física de personas de 111 países, recopilada durante unos 95 días de media, sumando en total 68 millones de días de actividad física registrados.

¿Quiénes son los más activos?

España es el quinto país más activo del mundo. Los españoles dan 5.936 pasos de media al día, solo superados por China, Japón, Rusia y Ucrania.

La aplicación, instalada en los smartphones de 717.000 personas, cuenta los pasos diarios que da cada uno de los individuos, así como las calorías quemadas durante el ejercicio físico, además de controlar los periodos de reposo y la dieta de cada persona.

Este es el mapa de los países más ‘vagos’ del mundo, y España no es uno de ellos 2
Los investigadores han creado un mapa de actividad en el mundo. | Foto: Tim Althoff/ Universidad de Stanford

Hong Kong es el lugar más activo del mundo, con una media de 6.880 pasos al día.

¿Quiénes son los menos activos?

Los países más inactivos se encuentran sobre todo en el Golfo Pérsico, como Arabia Saudí y Qatar, y en el sudeste asiático, como Filipinas y Malasia. Los ciudadanos con menos actividad física diaria son los indonesios, con casi la mitad de pasos que los chinos.

Los países de América Latina se encuentran hacia la mitad de la tabla, con Brasil en el puesto 40, por ejemplo. Los venezolanos, argentinos o colombianos tampoco son muy activos.

Pero quizás los que más destacan en este mapa son países como Canadá, Australia, Nueva Zelanda o Estados Unidos, que se encuentran entre los diez lugares menos activos y los más obesos del mundo.

Desigualdad entre géneros

Además de medir el nivel de actividad física que existe en cada país, con este estudio los investigadores han descubierto una gran diferencia entre hombres y mujeres en ciertos países.

Algunos estudios hechos anteriormente, principalmente en Estados Unidos, habían mostrado que los hombres andan más que las mujeres, y las investigaciones de la Universidad de Stanford demuestran que este hecho es cierto también a nivel global.

Este es el mapa de los países más ‘vagos’ del mundo, y España no es uno de ellos 3
Las mujeres suelen tener menos actividad física en los países con desigualdad entre géneros. | Foto: Bob Edme/AP

Sin embargo, la desigualdad varía según el país. “Por ejemplo, Suecia tiene una de de las menores grietas entre los ‘ricos’ y los ‘pobres’ en lo que se refiere a actividad, y tiene la menor disparidad entre los pasos de los hombres y las mujeres”, explica uno de los autores del informe, Tim Althoff.

Además, explica que la desigualdad afecta mucho más a las mujeres que a los hombres. “Cuando la desigualdad en la actividad es mayor, la actividad de las mujeres se reduce mucho más dramáticamente que la de los hombres”, explica otro de los autores principales del informe, Jure Leskovec.

La desigualdad y la obesidad

Los lugares donde los índices de obesidad son más bajos tienen una mayor igualdad en cuanto a actividad física y sus ciudadanos andan una cantidad de pasos similar.

“En países con poca obesidad, la gente mayoritariamente da una cantidad de pasos similar al día. Pero las grandes diferencias entre la gente que anda mucho y la que anda muy poco coinciden con altos niveles de obesidad”, explica el informe.

Este es el mapa de los países más ‘vagos’ del mundo, y España no es uno de ellos 4
La obesidad es mayor en países donde hay una gran desigualdad entre la cantidad de pasos que anda cada ciudadano. | Foto: Mark Lennihan/AP

Un ejemplo de esto es Estados Unidos, que se sitúa en el cuarto puesto por la cola respecto a desigualdad en actividad, también es el quinto por abajo en diferencias entre géneros y tiene unos elevados índices de obesidad.

Los investigadores querían ayudar con este estudio a determinar por qué la obesidad es un problema mayor en algunos países, ya que alrededor de 5,3 millones de personas mueren por causas asociadas a la falta de actividad física cada año.

TOP