Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

¿Por qué el croissant está en jaque en Francia?

Tal Levy

Foto: Alisa Anton

Es delicioso y para muchos el primer placer de la mañana, tanto que hasta el mundialmente reconocido cardiólogo español Valentín Fuster ha confesado que, más allá de los riesgos para la salud cardiovascular, no concibe otra forma de empezar su día que con un croissant. Da igual que se crea es un invento vienés o que se coma en España o en cualquier lugar del mundo, a todas luces es sinónimo de Francia.

Good morning everyone

A post shared by Justyna Niko (@_justynaniko_) on

“Cada vez que probáis algo que está tan bueno que sobrepasa la imaginación y decís ‘qué lleva esto’, la respuesta siempre será mantequilla. El día en que un meteorito esté a punto de colisionar con la Tierra y nos queden 30 días de vida voy a pasarlos comiendo mantequilla. Aquí tenéis mi última palabra sobre el tema: nunca es demasiada mantequilla”, se escucha en la película Julie y Julia, protagonizada por Meryl Streep y Amy Adams. Y, de hecho, 25% del croissant es pura y rica mantequilla, esa misma que dejó Julie Powell, en la escena final del filme basado en dos historias reales entretejidas, al pie de la foto de Julia Child para rendir tributo a quien cambió el modo de cocinar en Estados Unidos al difundir la gastronomía francesa y su mejor secreto: mantequilla y más mantequilla.

Pero el encarecimiento en 92% en el último año de este derivado lácteo, debido a la falta de leche en Francia como consecuencia de una baja producción y de una alta demanda de los países asiáticos, especialmente de China, pone en peligro el croissant, al ser hecho en una cuarta parte con este ingrediente, así como de otras exquisiteces de la bollería gala.

Mientras el incremento en el consumo de mantequilla en Asia responde a cambios en los hábitos alimenticios, en las naciones occidentales obedece a los hallazgos que apuntan que este producto, demonizado por años por asociarse a un aumento en el riesgo de enfermedades cardiovasculares, al parecer no es tan malo como los supuestos sustitutos “saludables” vegetales.

Una ola de pánico

Imaginar una estantería de una pâtisserie sin croissants, napolitanas (pain au chocolat) o brioches es tan difícil de vislumbrar como a París sin la Torre Eiffel. Pero la alarma ha sido disparada por la Federación de Empresarios de la Boulangerie (FEB): en un año casi se ha duplicado el precio de la mantequilla, al pasar de 3 a 5,7 euros el kilo.

Lejos de ser una preocupación momentánea, existe el “riesgo de que la mantequilla se agote”, como señaló en The Guardian el secretario general de pasteleros franceses, Fabien Castanier, quien cree que la situación puede empeorar porque “la industria está bajo una presión insostenible”.

El 1 de abril de 2015 marcó un punto de inflexión, cuando después de 30 años de restricciones la Unión Europea puso fin a las cuotas de producción lácteas, dejándola al arbitrio de la ley de la oferta y la demanda.

Armelle Favre, responsable de comunicación de la FEB, ha destacado que el problema se ha agravado pues se ha privilegiado el uso de la leche para la elaboración de crema y queso, según reporta Le Figaro.

“El precio de la mantequilla, ciertamente fluctuante, nunca había alcanzado tales niveles. La escasez de mantequilla se presenta como una amenaza real hacia finales de año y podría generar una ola de pánico en los mercados”, ha escrito Matthieu Labbé, director general de la FEB, en un comunicado divulgado en la web de la organización.

Labbé ha puntualizado las dos grandes prioridades ante el alza del precio de la mantequilla: evitar el hundimiento de los márgenes de ganancia de los panaderos y asegurar el suministro de materia prima en el corto y mediano plazo para impedir la paralización de las líneas de producción.

¿Por qué el cruasán está en jaque en Francia? 2
Croissants recién horneados | Foto: Olia Gozha

Con las manos en la masa

Curiosamente, se dice que los orígenes del croissant se remontan a otra alarma, muy distinta, dada esta por los panaderos vieneses allá por 1683. Al trabajar de noche, pillaron a los turcos, digamos, con las manos en la masa: excavando túneles para realizar un ataque sorpresa. Este pudo ser frustrado por tropas del Imperio Austrohúngaro y el emperador Leopoldo I en agradecimiento permitió a los panaderos portar espadas en el cinto, privilegio de militares y autoridades. Ellos, por su parte, para saborear el triunfo sobre el Imperio Otomano, crearon un pastel conmemorativo en forma de media luna, símbolo del islam, que marcó el fin del asedio turco a la capital centroeuropea.

Casi un siglo más tarde, las remembranzas de los gustos de su natal Austria hicieron, según cuenta otra leyenda, que la reina María Antonieta introdujera los llamados kipferl vieneses en Francia, donde serían bautizados con la denominación gala de croissants.

Sin embargo, este relato sería disputado por el de un soldado, como ella también austríaco, convertido en hombre de negocios al fundar, no se sabe con exactitud si en 1838 o 1839, la Boulangerie Viennoise en plena calle de Richelieu, cerca de la Biblioteca Nacional de París. Desde entonces, el nombre de August Zang estaría asociado al del croissant.

Para el historiador en el área gastronómica Alan Davidson, muchas son las referencias al croissant que se pueden rastrear en las postrimerías del siglo XIX y la primera receta hallada data de 1906. Esto le llevó a concluir que “su desarrollo en un símbolo nacional de Francia es una historia del siglo XX”, según se lee en el libro August Zang and the french croissant. How Viennoiserie came to France, de Jim Chevallier.

Mientras hoy día miles de pastelerías intentan día y noche trabajar por conservar esta tradición profundamente arraigada al paladar, el futuro del croissant, o quizá debiéramos decir más bien su precio, así como el de otras delicias a base de mantequilla, luce un tanto incierto como su origen.

“La mantequilla representa alrededor del 75% del costo de los ingredientes de un croissant, así que el precio de la mantequilla sí hace diferencia”, ha dicho el panadero francés François Brault en entrevista concedida a la emisora estadounidense NPR.

En torno a la alerta lanzada por sus colegas, explica que están preocupados porque en Francia los consumidores son muy sensibles al precio del croissant y este puede terminar aumentando. “Si usted debe ir incrementando los precios, es mejor comunicarlo bien. De lo contrario, los clientes pensarán que usted se está aprovechando de ellos”, ha comentado desde su panadería parisina Panifica.

Si bien Brault reconoce que este hojaldre en forma de media luna también pudiera hacerse con margarina, “realmente la mantequilla es el rey”. Por lo pronto, aún está por verse en qué se traducirá este jaque.

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Continúa leyendo: Dabiz Muñoz: "La especia que alimenta mi vida es la ambición"

Dabiz Muñoz: "La especia que alimenta mi vida es la ambición"

Rodrigo Isasi Arce

Foto: Rodrigo Isasi
The Objective

DiverXO presume de ser el único restaurante de Madrid dirigido por un chef con tres estrellas Michelín, Dabiz Muñoz, y eso se nota, siempre está lleno. Se puede reservar a través de su web, pero seguramente no encuentres mesa libre, al menos, hasta dentro de seis meses. Dabiz consiguió su primera estrella en 2010; la segunda, apenas dos años después, y la tercera en 2013. La ambición es lo que mueve a este mediático cocinero, que tiene dos restaurantes en Madrid (DiverXO y StretXO) y otro en Londres,  pero que ya planea inaugurar en 2018 otro en la capital española. Dabiz nos ha abierto  las puertas de “su templo”, DiverXO.

De puertas hacia fuera, se respira tranquilidad, un trato exquisito, exclusividad; de puertas hacia adentro, la cocina de DiverXO es un hervidero, la gente no para, los fuegos están a tope, cada trabajador, centrado en una tarea, y los camareros hacen “malabarismos” para no chocar con nadie y sacar los platos preparados. El resultado final es, sin duda, extraordinario, todo llega perfecto a la mesa de los comensales.

¿ Alguna vez imaginaste estar en la cúspide de la gastronomía española?

No sé si lo que me he imaginado es estar en la cúspide de nada. Yo siempre he soñado grande y sigo haciéndolo, he soñado con hacer grandes cosas que tenían que ver con DiverXO, al igual que ahora tienen que ver con StreetXO, o con todo lo que hagamos. Lo importante es que siempre he tenido claro que cuanto más grande sueñas, más grandes son los sacrificios, y he sido consecuente con ello. Así funciono yo, a través de grandes retos y objetivos que me voy marcando.

Dabiz Muñoz: "la especia que alimenta mi vida es la ambición" 1
El chef Dabiz Muñoz prueba un plato antes de que salga de cocina. | Foto: Jorge Raya/The Objective

¿Qué nos puedes contar de la apertura de un nuevo restaurante en Madrid?

Pues os puedo contar poco, pero estará abierto a comienzos del verano de 2018, que no se parecerá en nada a DiverXO y StreetXO y que creo que va a redefinir un poco nuestras propias reglas dentro del mundo ‘XO’ otra vez.

¿Cuál es la especia esencial en tu vida?

Per se no es solo una especia, es una mezcla de especias, que es el curry tailandés. Puede ser una mezcla de entre dos y 15 especias secas y otros seis u ocho condimentos húmedos. Quizá este sería el paquete de especias sin el que no podría vivir. Que no sea per se, la especia que alimenta mi vida es la ambición.

Dabiz Muñoz: "la especia que alimenta mi vida es la ambición" 5
Un cocinero monta un plato en DiverXO | Foto: Rodrigo Isasi/The Objective

¿Cuál es el precio de la ambición?

Creo que la ambición es necesaria para progresar, cada uno tiene su concepto de vida y cada uno tiene sus retos y objetivos en la vida. Pongo en una balanza lo que he perdido y lo que he ganado, y soy muy feliz. A mí nadie me ha obligado nunca a hacer nada de lo que hago, lo he hecho siempre porque así me ha salido hacerlo y es verdad que yo soy un tipo muy ambicioso, terriblemente competitivo  y que siempre tengo ganas y hambre de más. Esto, evidentemente, tiene consecuencias pero, a mí, siempre me ha merecido la pena.

¿Vale la pena renunciar a algunas cosas?

No conozco a nadie que haya querido conseguir algo y a base de constancia y perseverancia no lo haya conseguido, lo que pasa es que cuando hablamos de esto, a veces la constancia y la perseverancia suponen 15 años de tu vida. ¿Estás dispuesto a hacerlo? Esa es la pregunta. Eso ya es muy personal de cada uno, no creo que nadie sea mejor o peor por ambicionar más o ambicionar menos. Lo que sí creo es que hay que ser consecuente. No concibo el éxito sin un trabajo muy duro detrás.

Una de las lacras que quizá haya detrás de la ambición es la falsa modestia. No pasa nada porque seas ambicioso y a la vez seas consciente de que lo que haces lo haces bien, otra cosa es que caigas en el error de decir que eres el mejor o que eres mejor que el de al lado. Esto es muy subjetivo y no creo en este tipo de valoraciones absolutas. Lo que si que estoy de acuerdo es con competir con uno mismo, cada día ser mejor que tu día anterior, aunque a veces sea difícil de gestionar.

Dabiz Muñoz: "la especia que alimenta mi vida es la ambición" 2
Parte del equipo que dirige Dabiz Muñoz en la cocina de DiverXO | Foto: Rodrigo Isasi/The Objective

¿Qué le dirías a un aspirante a chef?

Sobre todo, si quieres ser cocinero, es porque te gusta mucho cocinar, te gusta hacer feliz a un tercero y tienes pasión por lo que haces. En este sentido, todos los programas de televisión de cocina han tenido muchas cosas buenas, pondero muy positivamente el impacto y la repercusión que han tenido sobre la sociedad y sobre la cultura gastronómica que tenemos en España. Quizá la parte más difícil de gestionar que han tenido estos programas y el boom gastronómico es que muchos chicos y chicas jóvenes, cuando quieren ser cocineros, solamente piensan en el éxito mediático y el reconocimiento social, y eso es un error. A cualquier chico joven que quiera ser cocinero le diría que nunca persiga ese reconocimiento, que ese éxito mediático tiene que ser la consecuencia de lo que hace y nunca tiene que ser el fin.

¿Cómo lograr el éxito en esta profesión?

Yo nunca busqué el éxito, nunca busqué el reconocimiento social, lo que buscaba es tener el éxito de ver mi restaurante lleno cada día, todas las sillas. Para mí, ese ha sido y es el gran éxito. Me voy muy feliz a mi casa cuando tengo los tres restaurantes llenos, que a día de hoy lo están siempre, y sobre todo cuando la gente que ha venido a comer te dice que es espectacular y le ha encantado. Para mí, esa es la definición de éxito en mi profesión.

Dabiz Muñoz: "la especia que alimenta mi vida es la ambición" 4
En DiverXO se cuida hasta el último detalle | Foto: Rodrigo Isasi/The Objective

¿Cómo es colaborar con la ONG ‘Un inicio’?

En un principio empezamos a colaborar con la ONG Cesal, pero luego hubo una escisión en la organización y continuamos trabajando con la ONG ‘Un inicio’, que al frente de ella está Eduardo Roselló, un tipo que conocí hace ocho años, un loco que se dedicaba a la docencia y que hace dos años lo dejó para montar su propia forma de entender la ayuda a chicos que están en riesgo de exclusión social, a través de la cocina. Él no sabía nada de cocina hace ocho años, pero a base de ser un tipo con mucha constancia y muy terco, estuvo trabajando en DiverXO y otros restaurantes, consiguió aprender.

¿Y con Eduardo Roselló?

Roselló tiene mucha hambre por conseguir cosas en ese mundo de la ayuda social. Yo me siento muy vinculado a él y a todo lo que haga él; colaboro con Eduardo en muchas cosas que se ven y en otras muchas que no se ven. Creo mucho más en las personas que en los discursos y en lo que sucede de puertas hacia afuera. Edu es un tipo al que merece la pena conocer y seguir.

Dabiz Muñoz: "la especia que alimenta mi vida es la ambición" 6
El chef elabora una salsa en la cocina de DiverXO | Foto: Rodrigo Isasi/The Objective

¿Una causa por la que merezca la pena luchar?

A lo largo del año colaboro con muchas causas. Tengo un amigo que se llama Carlos Matallanas y tiene Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), una enfermedad terrible que a día de hoy no tiene cura y no tiene un tratamiento definido. Carlos es amigo mío de la infancia, jugábamos juntos al fútbol, pero después perdimos el contacto. Años después supe de él a raíz de su enfermedad. La ELA es una enfermedad que es muy fastidiada, poco a poco te va menguando y mermando las posibilidades físicas y en ocasiones las psicológicas. Es una enfermedad muy triste y por la que merece la pena luchar.

Dabiz Muñoz: "la especia que alimenta mi vida es la ambición" 7
Un cocinero prepara un plato en DiverXO | Foto: Rodrigo Isasi/The Objective

Continúa leyendo: La automatización llega al campo: este es el vino francés cultivado con la ayuda de un robot

La automatización llega al campo: este es el vino francés cultivado con la ayuda de un robot

Redacción TO

Foto: BENOIT TESSIER
Reuters

La automatización se ha ido extendiendo a más y más sectores y desde hace unos años han ido surgiendo opiniones enfrentadas, especialmente en aquellos ámbitos donde el empleo se vería más afectado. No obstante, hay marcas que guardan la pretensión de hacer las dos cosas compatibles. Así, la voluntad de Château Mouton Rothschild es avanzar en la implantación de tecnología en el campo y están empleando un robot dotado de inteligencia artificial y llamado Ted para participar en el mantenimiento de la tierra y el cultivo en sus viñedos situados en Pauillac, al norte de Burdeos, donde nacen los vinos que embotellan bajo la marca Château Clerc Millon. Entre las funciones de Ted se encuentra, por ejemplo, arrancar las malezas o labrar la tierra.

Philipe Dhalluin, portavoz de la compañía Baron Philipe de Rothschild, manifiesta que ven la robótica “como una solución efectiva para el futuro”. De esta manera, llevan varios meses ensayando con Ted en sus cultivos con la colaboración de la empresa Naïo Technologies, tal y como informa la revista Decanter.

Con todo, Philipe augura que la llegada de la automatización del campo no será absoluta y que la mano del hombre, al menos en sus campos, seguirá estando presente. Así, anticipa que los robots nunca ejercerán labores como la recogida y selección de la uva. “Cuando se trata del trabajo en el campo, los más importante para nosotros es el bienestar de nuestros empleados”, manifiesta el portavoz. “Lo que Ted permite es librarles del trabajo más monótono. Pero un robot jamás sustituirá al hombre en el trabajo de la cosecha, que es la garantía para tener un producto de alta calidad”.

La automatización llega al campo: este es el vino francés cultivado con la ayuda de un robot 1
Un hombre recogiendo uva en un cultivo situado en la región de Champagne. | Foto: Benoit Tessier/Reuters

La reducción del esfuerzo humano y el aumento de la productividad no serían las únicas ventajas que encuentra Dhalluin, quien sostiene que la entrada de esta tecnología también se adscribe a la voluntad global de reducir la emisión de gases de efecto invernadero. “Al tiempo que ayudamos a que el trabajo sea menos arduo y se respete más la tierra, cae nuestra dependencia a la energías fósiles y el daño causado por la maquinaría agrícola tradicional”, defiende el portavoz.

De hecho, agrega en declaraciones a la misma revista que este compromiso con el medioambiente viene de lejos y que desde 2008 han reducido un 30% el uso de químicos en sus cultivos, a la vez que han apostado por métodos orgánicos y biodinámicos.

Por otra parte, la empresa Symington Family Estates también ha comunicado la entrada de robots en sus campos, a los que llama ‘vine scouts’ (exploradores de la viña, en castellano), que monitorizan la salud del viñedo y alertan sobre cualquier problema que pueda empeorar la calidad final del producto. Para orientarse de manera autónoma dentro de los cultivos, los robots se sirven de tecnología GPS. En este caso concreto, el proyecto, que cuenta con fondos de investigación europeos, comenzó en 2016 y se enmarca en un plan a tres años que nos ayudará a dilucidar cómo la tecnología puede mejorar la calidad de los productos agrícolas.

Continúa leyendo: Ángel León: "Andalucía merece seguir siendo cocinada desde la excelencia"

Ángel León: "Andalucía merece seguir siendo cocinada desde la excelencia"

Lidia Ramírez

Foto: Ángel León

La noche del miércoles 22 de noviembre, mientras Tenerife acogía la presentación de las novedades de la Guía Michelin 2018, en Cádiz los vientos soplaban a favor de la buena comida, de la cocina suculenta con sabor a mar. El chef gaditano Ángel León y su tripulación hacían historia y sin saberlo cocinaron 4 estrellas Michelin. La máxima distinción de la guía roja fue para su restaurante estrella, Aponiente, situado en el Puerto de Santa María. Alevante, en Chiclana de la Frontera, recibía su primer reconocimiento. “La verdad que estaba en un momento en el que prácticamente tenía asumido que no nos tocaba este año, ya tenía el cuerpo hecho. Pero de repente pasó…”, cuenta el chef a The Objective en una conversación después de una semana de resaca emocional en la que asegura el teléfono no ha dejado de sonar.

–¿Qué pensaste cuando recibiste los galardones?

–Pasaron muchas cosas por mi cabeza, muchas ilusiones, muchas personas, muchos sentimientos, un sueño hecho realidad poder tener los dos vientos de Cádiz estrellados en una misma gala –apunta Ángel.

Ángel León: "Andalucía merece seguir siendo cocinada desde la excelencia" 1
Ángel León junto a su equipo en Aponiente. | Foto: cedida por Ángel León

Con su cocina, el autoproclamado chef del mar reivindica los pescados de descarte y, tras enseñarnos las entrañas marinas con el plancton o ilusionarnos dándonos la posibilidad de comer luz, ahora amenaza con sorprendernos con “cosas muy bestias que sin duda irán viendo la luz poco a poco en próximas temporadas”.

De gustos sencillos, asegura que lloró como un niño cuando su tripulación, como llama a su equipo, lo recibió en Aponiente después de la gala. “Fue muy emocionante llegar a Aponiente y que todo mi equipo estuviera a las puertas para recibirme. Tengo la suerte de contar con un equipazo, con gente que ha apostado por este proyecto y lo sienten como suyo. Todos vamos remando a la vez y lo que nos engancha es la pasión, la constancia y aspirar a lo máximo”.

Atrás queda el antiguo local de la Calle Puerto Escondido, en el que se cocinaron la primera y segunda estrella en los años 2010 y 2014. Ahora 65 personas trabajan para dar de comer a 38 comensales que pueden degustar dos menús: Mar de Fondo, compuesto de 23 platos y con un coste de 205 euros, y Mar en Calma, de 19 platos y con un precio de 175 euros, con los cuales Ángel, como capitán, y su equipo pretenden sorprender a sus huéspedes “re-inventando la cocina marinera del s. XXI”.

Ángel León: "Andalucía merece seguir siendo cocinada desde la excelencia" 2
Arroz de cañaillas. | Foto: cedida por Ángel León

Ubicado en un antiguo Molino de Mareas del s. XIX, Aponiente se convierte así en el primer restaurante andaluz con esta distinción, consagrando a la región en el panorama gastronómico nacional. “Andalucía merece seguir siendo cocinada desde la excelencia. Hay grandes compañeros de profesión en esta tierra”, señala el chef que asegura ha recibido multitud de muestras de cariño por parte de sus colegas de profesión.

Con la presión y la responsabilidad de ser el único triestrellado de la región andaluza, el cocinero asegura que seguirá buceando en nuestras aguas para rescatar nuevas especies y desarrollar nuevos ingredientes con los que seguir dando el mejor servicio para que el cliente pueda vivir una gran experiencia.

Continúa leyendo: El apetito 'online' rompe barreras y se dispara

El apetito 'online' rompe barreras y se dispara

Lidia Ramírez

Foto: Ana Laya
The Objective

El 31 de diciembre de 2001 la peseta dejaba definitivamente de circular, dos meses antes Steve Jobs presentaba por primera vez el iPod, era finales de 2001 cuando Tom Cruise y Nicole Kidman ponían fin a su relación después de varios años de matrimonio, y en este año nacía también el restaurante más grande del mundo, “el Amazon de los alimentos”. Hablamos de Just Eat, la plataforma online que pone en contacto a los amantes de la comida con los restaurantes que quieren expandir su oferta gastronómica más allá de las puertas de su local.

Con una facturación anual de 435,8 millones de euros, llegaba a España en 2010 convirtiéndose en la empresa líder en el sector, con más de 6.500 restaurantes adheridos y 60 tipos de comidas diferentes. Sin embargo, a pesar que en 2016 la compañía registró un total de 136,4 millones de pedidos, un 42% más que el año anterior, donde se contabilizaron 96,2 millones, sólo el 15% de la población hace encargos de comida a domicilio mediante la web o la app, y es que España es –o era– un mercado de pedido telefónico. Así lo confirma Violeta Olagüe, Brand Manager de Just Eat, en una entrevista concedida a The Objective con motivo del XI edición del Festival Inspirational que este año tiene lugar en Madrid durante los días 29 y 30 de noviembre. “Ese es nuestro gran reto, ya que el 85% de la gente que pide comida lo hace por teléfono. Tenemos que educar a la gente de las ventajas de una app móvil”, apunta. Este año Just Eat alcanzó los 3 millones de descargas en España, unas 60.000 al mes.

Sin embargo, lo que a priori parece una dificultad, según la Brand Manager, ha terminado siendo una coyuntura. “El público español se adapta rápido a las nuevas tecnologías, al igual que los restaurantes, que al final nos ven como una oportunidad con la que crecer”. Y es que según datos aportados por Just Eat, con esta línea de negocio los restaurantes pueden incrementar su facturación entre un 15% y un 25% de media. En este sentido, Jesús Rebollo, Country Manager de Just Eat, aseguraba en la ponencia ‘La revolución de la comida a domicilio’ que ha tenido lugar durante el Festival Inspirational, que los restaurantes españoles han ingresado unos 600 millones de euros a través de los pedidos a domicilio.

Por otro lado, si hace unos años el concepto de ‘comida a domicilio’ estaba estrechamente asociado a la comida rápida,  el mercado ya está evolucionando hacia nuevos horizontes. Según Olagüe, en España ya son más de 6.500 los restaurantes adheridos, además la compañía está presente en el 95% de las ciudades con más de 50.000 habitantes. “El tipo de comida mas solicitada es la japonesa, seguida de la china, la italiana, la americana, la turca y la española”, informa Violeta Olagüe.

Fuente: Just Eat

Perfil de usuarios y hábitos de consumo

El perfil del consumidor de Just Eat es muy amplio y heterogéneo: casi tanto como los gustos y variedades gastronómicas que hay en el mundo. Sin embargo, existen una serie de atributos
que ayudan a identificar al usuario de Just Eat como su rango de edad, estilo de vida y costumbres, o su familiaridad con el uso de las nuevas tecnologías. En el caso de España, a grandes rasgos el usuario de comida a domicilio se presenta como una persona joven, cosmopolita, de poder adquisitivo medio y que vive en familia o en pareja.

El apetito 'online' rompe barreras y se dispara
Fuente: Just Eat
El apetito 'online' rompe barreras y se dispara 1
Fuente: Just Eat

Momentos para compartir 

Uno de los momentos por excelencia en el que se opta por pedir comida es el fútbol. Tanto es así que el 62% de los usuarios afirman que piden comida cuando hay partido. En finales como la Champions, la
Copa del Rey o en los partidos de Eurocopa o Mundial, los pedidos suelen incrementarse entre un 30 y un 35%. Otro de los momentos preferidos para pedir comida en casa, según datos aportados por la compañía, es el plan de ver cine y series. El 93% de los usuarios afirma que le encanta hacer su pedido para disfrutar de este plan. Los días preferidos para disfrutar de este momento son el viernes y el sábado.

Así, todo apunta que este hábito de consumo ya no tiene marcha atrás, ya que el pedido por internet es más cómodo y evita costes de gestión telefónica a los restaurantes. El apetito ‘online’ llega pisando fuerte.

TOP