Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

¿Por qué las mujeres indias están llenando las redes con fotos de madrugada?

Lidia Ramírez

El pasado 5 de agosto, Varnika Kundu, una DJ de 29 años, sufrió un intento de secuestro en una carretera de India a las 00.15 horas. Dos hombres en una camioneta blanca intentaron detener en varias ocasiones el vehículo en el que ella viajaba e introducirla a la fuerza en su coche. La policía, a quien la chica agradece su rápida intervención, evitó un final fatal. Así lo ha explicado la joven en su muro de Facebook. “Tengo suerte de no haber sido violada y asesinada y estar ahora en cualquier zanja”.

El caso llegó a los titulares de todos los periódicos cuando se descubrió que uno de los atacantes es hijo de un prominente político del partido gobernante Bharatiya Janata (BJP). Ramveer Bhatti, vicepresidente de BJP, señalaba que el incidente no habría ocurrido si Kundu no hubiera salido tarde. “La chica no debería haber salido a las doce de la noche”, apuntaba. “¿Por qué conducía tan tarde? Necesitamos cuidar de nosotros mismos”.

Sus comentarios han provocado una fuerte respuesta de las mujeres en Twitter, que han estado publicando fotos de sí mismas después de la medianoche bajo el hashtag #AintNoCinderella.

“Si estoy fuera a las 00.00 no significa que debo ser violada, molestada, perseguida. Mi dignidad es mi derecho 24X7 #AintNoCinderella” escribía en Twitter Sharmishta Mukherjee, una conocida política del partido Indian National Congress, dando lugar a una campaña improvisada.

Elixir Nahar, conocida presentadora india, también se ha pronunciado al respecto. “Es medianoche y puedo estar donde quiera cuando quiera, porque yo #AintNoCinderella. India regresiva, por favor tomen nota”.

Seis mujeres violadas al día

Ser mujer en India no es fácil. A pesar de que son el motor en muchas comunidades –lavan, cocinan, cuidan de sus hijos, del ganado y de los cultivos – carecen de derechos y son esclavas del hombre, produciéndose unas 20.000 violaciones cada año.

El problema es mucho más visible desde 2012, cuando una violación en grupo en Nueva Delhi indignó a este país de 1.250 millones de habitantes. Y es que sólo en Nueva Delhi, la capital, se registraron 2.199 violaciones en 2015, una media de seis al día.

Además, una de cada tres víctimas es una niña, y un 95% conocía a sus agresores, según el comité de la ONU para los derechos de los niños. Escalofriante, pero real como la vida misma. Así, mientras las mujeres padezcan estos dramas en tantos países del planeta no debemos parar un segundo de denunciarlo.

Continúa leyendo: ¿Por qué las mujeres indias están llenando las redes con fotos de madrugada?
Continúa leyendo: 'Yo, una mujer, puedo lograr cualquier cosa': la serie que ven más de 400 millones de personas

¿Por qué las mujeres indias están llenando las redes con fotos de madrugada?

Lidia Ramírez

El pasado 5 de agosto, Varnika Kundu, una DJ de 29 años, sufrió un intento de secuestro en una carretera de India a las 00.15 horas. Dos hombres en una camioneta blanca intentaron detener en varias ocasiones el vehículo en el que ella viajaba e introducirla a la fuerza en su coche. La policía, a quien la chica agradece su rápida intervención, evitó un final fatal. Así lo ha explicado la joven en su muro de Facebook. “Tengo suerte de no haber sido violada y asesinada y estar ahora en cualquier zanja”.

El caso llegó a los titulares de todos los periódicos cuando se descubrió que uno de los atacantes es hijo de un prominente político del partido gobernante Bharatiya Janata (BJP). Ramveer Bhatti, vicepresidente de BJP, señalaba que el incidente no habría ocurrido si Kundu no hubiera salido tarde. “La chica no debería haber salido a las doce de la noche”, apuntaba. “¿Por qué conducía tan tarde? Necesitamos cuidar de nosotros mismos”.

Sus comentarios han provocado una fuerte respuesta de las mujeres en Twitter, que han estado publicando fotos de sí mismas después de la medianoche bajo el hashtag #AintNoCinderella.

“Si estoy fuera a las 00.00 no significa que debo ser violada, molestada, perseguida. Mi dignidad es mi derecho 24X7 #AintNoCinderella” escribía en Twitter Sharmishta Mukherjee, una conocida política del partido Indian National Congress, dando lugar a una campaña improvisada.

Elixir Nahar, conocida presentadora india, también se ha pronunciado al respecto. “Es medianoche y puedo estar donde quiera cuando quiera, porque yo #AintNoCinderella. India regresiva, por favor tomen nota”.

Seis mujeres violadas al día

Ser mujer en India no es fácil. A pesar de que son el motor en muchas comunidades –lavan, cocinan, cuidan de sus hijos, del ganado y de los cultivos – carecen de derechos y son esclavas del hombre, produciéndose unas 20.000 violaciones cada año.

El problema es mucho más visible desde 2012, cuando una violación en grupo en Nueva Delhi indignó a este país de 1.250 millones de habitantes. Y es que sólo en Nueva Delhi, la capital, se registraron 2.199 violaciones en 2015, una media de seis al día.

Además, una de cada tres víctimas es una niña, y un 95% conocía a sus agresores, según el comité de la ONU para los derechos de los niños. Escalofriante, pero real como la vida misma. Así, mientras las mujeres padezcan estos dramas en tantos países del planeta no debemos parar un segundo de denunciarlo.

Continúa leyendo: ¿Por qué las mujeres indias están llenando las redes con fotos de madrugada?
Continúa leyendo: 'Yo, una mujer, puedo lograr cualquier cosa': la serie que ven más de 400 millones de personas

'Yo, una mujer, puedo lograr cualquier cosa': la serie que ven más de 400 millones de personas

Redacción TO

Foto: RRSS
RRSS

La violencia doméstica, los ataques con ácido o las altas tasas de aborto son los problemas que se exponen en la serie hindú que está causando furor. ‘Yo, una mujer, puedo lograr cualquier cosa’ se ha convertido en uno de los programas más vistos del planeta con más de 400 millones de espectadores. La cadena pública de India ya anunció en abril que esta serie, cuyo título original es ‘Main Kuch Büchi Kar Sakti Hoon’, estaba batiendo récords.

La serie, que cuenta con ayuda financiera del Reino Unido, ha sido desarrollada por la ONG Fundación para la Población de la India que promueve el cuidado y la salud sexual así como la planificación familiar en el país. El alcance y el éxito del programa ha sido totalmente inesperado asegura en The Guardian el Poonam Muttreja, el director ejecutivo de la ONG.

“Nuestra estimación era que nos llegaran unas 250 llamadas al día” a una línea telefónica que se puso a disposición de los espectadores para recibir opiniones. “El primer día, en el primer episodio, recibimos 7.000 llamadas en una hora. Al cabo de dos horas nuestra centralita estaba colapsada”, cuenta Poonam Muttreja.

'Yo, una mujer, puedo lograr cualquier cosa'. La serie que ven más de 400 millones de personas 5
El 40% de las mujeres están más concienciadas sobre salud sexual y planificación familiar. | Imagen: ‘Main Kuch Bhi Kar Sakti Hoon’ (‘Yo, una mujer, puedo lograr cualquier cosa’)

Cuando acabó la primera temporada, casi 1,5 millones de indios habían llamado para comentar el drama de la protagonista Sneha Mathur. En la serie, esta mujer da la espalda a una prometedora carrera médica en Mumbai para ejercer la profesión en su pueblo natal, Pratappur.

En los distintos episodios de ‘Yo, una mujer, puedo lograr cualquier cosa’ se van tratando y exponiendo los problemas a los que se ven sometidas las mujeres indias en su vida cotidiana. En uno de los capítulos, la protagonista vuelve a su aldea natal después de que su hermana fuera forzada a tener un aborto tardío de una niña y muriera durante el procedimiento. En otro episodio, por ejemplo, otra de sus hermanas es atacada con ácido por un hombre después de que se uniera a un equipo de fútbol mixto.

Los guionistas y directores del programa pasaron un año visitando el interior de la India para entender y empaparse de los problemas sociales que persisten en el país, especialmente en los pueblos. Poonam Muttreja asegura que el desconocimiento sobre salud sexual es clave. “India aún tiene viejos programas de planificación familiar en la región”, y añade que las mujeres de países vecinos “como Sri Lanka, Nepal o Pakistán tienen acceso a más métodos anticonceptivos” que en India.

'Yo, una mujer, puedo lograr cualquier cosa'. La serie que ven más de 400 millones de personas 2
Fotograma de la exitosa serie india. | Imagen: ‘Main Kuch Bhi Kar Sakti Hoon’ (‘Yo, una mujer, puedo lograr cualquier cosa’)

Asegura que las mujeres indias y sus parejas a menudo desconocen los beneficios de usar condones, retrasar su primer embarazo o espaciar dichos embarazos para permitir que sus cuerpos se recuperen. Alrededor del 85% del dinero asignado a la planificación familiar se destina a esterilizar a las mujeres, y también a realizar abortos que, a menudo, se llevan a cabo de manera poco segura provocando la muerte de muchas mujeres.

El feticidio femenino que produce la muerte del feto en el útero de la madre debido al género también persiste en el país, a pesar de décadas de condena por parte del Gobierno indio. Con todo ello, el desequilibrio en el número de hombres y mujeres sigue aumentando.

Resultados

Después de ver la primera temporada, casi el 40% de las mujeres encuestadas coincidió en que el matrimonio a una edad muy temprana arriesgaba la vida tanto de las madres como de los bebés, frente al 25% que lo creían antes de ver la serie. Entre los hombres, sólo el 2% pensaba que el matrimonio precoz era un problema antes de ver el programa, y sin embargo, después de verlo, el número aumentó a casi uno de cada tres hombres.

'Yo, una mujer, puedo lograr cualquier cosa'. La serie que ven más de 400 millones de personas 4
Los feticidios en India siguen siendo la causa de muerte de muchas mujeres. | Foto: Cathal McNaughton / Reuters Archivo

Las actitudes sobre la violencia doméstica también han cambiado. Tras ver la serie, el número de mujeres que pensaban que una esposa merecía ser golpeada si se sospechaba que había engañado a su marido disminuyó en más del 30%.

Sin embargo, los productores del programa son conscientes de que hay líneas que no se pueden cruzar, al menos, no explícitamente. “No se puede hablar de relaciones sexuales”, dice Muttreja. “No hablamos sobre la necesidad de anticonceptivos de los adolescentes solteros, no explícitamente”. “La homosexualidad sería un no-no”, añade. “Sería polémico”.

En diciembre se pudo ver el final de la segunda temporada y debido a la fuerte demanda el Gobierno ha tenido que reponerla, a pesar de que la tercera temporada no tardará en llegar.

Continúa leyendo: Turismo femenino, la experiencia de viajar en solitario

Turismo femenino, la experiencia de viajar en solitario

Leticia Martínez

Cada vez son más las mujeres que se atreven a coger la mochila en busca de aventura, sin importar la edad, la compañía o los obstáculos del día a día. Las historias de estas mujeres, que viajan en solitario, no solo han inspirado a otras a seguir su ejemplo, sino que, además, han servido para reflejar el punto de vista femenino del turismo y la necesaria innovación del sector. Su ambición por explorar el mundo, buscar nuevos modos de vida y expresar sus inquietudes culturales han abierto otra forma de viajar, una en la que es posible disfrutar de la libertad del camino.

Que las mujeres son el factor más influyente en el sector turístico, es un hecho. El 80% de las decisiones relativas al viaje las toman ellas y además, según los operadores turísticos, viajan un 60% más que antes, en solitario y con una franja de edad, sobre todo, entre los 30 y los 47 años. Son mujeres que prefieren la cultura y la aventura sobre el llamado turismo de belleza o de fiesta y su mayor preocupación es la seguridad sobre cualquier otra cosa. Estos datos han desarrollado una nueva manera de entender la industria. Por ejemplo, las agencias de viajes dedicadas a mujeres se han expandido. Es más, han crecido en un 230% en los últimos años, según Forbes, y parece que la tendencia sigue en aumento. ¿Pero por qué este cambio? ¿Cómo ha llegado la industria a reconocer la necesidad de innovar?

“Es un cambio sociológico, la mujer del siglo XXI, tenga la edad que tenga, no es la de los años 70. Es una mujer trabajadora, independiente y creativa con ganas de viajar y disfrutar de la vida de otra manera”, comenta Alice Fauveau, fundadora de Focus on Women (FOW), una agencia de viajes dedicada a visibilizar la cultura femenina en el mundo. FOW ya reconoció esta tendencia hace nueve años cuando comenzó su andadura como empresa pionera en su sector en España. “Había una demanda por parte de las sociedad, porque cada vez hay más mujeres que viajan solas y que lo que realmente buscan es una opción distinta al turismo tradicional de toda la vida”, agrega Fauveau.

Una de estas mujeres es Gaby Carreira, una viajera incansable, que a través de su blog El Futuro Nunca Existió cuenta sus experiencias. “Lo que me empuja a viajar es la curiosidad. Siempre digo, y enfatizo mucho en esto: todo tiene mucho potencial. El viaje es una fuente inagotable de sorpresas, de historias, de personas, de aventuras y de magia”, cuenta.

Lo mismo opina Julia del Olmo, de Camino Salvaje. “Viajar sola es maravilloso. En realidad casi nunca estas sola porque vas conociendo gente. Es una experiencia muy enriquecedora, que te ayuda a conocerte mejor y a superarte constantemente, es la mejor escuela del mundo. Desde que estaba en la universidad ya soñaba con viajar sin billete de regreso, era un sueño que tenía, así que cuando terminé mis estudios no lo dudé y me compré un pasaje a Buenos Aires, sin vuelta. Ahora estoy en Indonesia, disfrutando de este precioso país, uno de mis favoritos, que tiene muchas ventajas para viajar”.

Pese a que la experiencia de vida sea siempre bienvenida y que las estadísticas revelan que los viajes en solitario los emprenden más mujeres que hombres hoy en día, cabe preguntarse cómo es viajar sola en un mundo que no para de encadenar noticias y advertencias sobre los peligros de viajar sin compañía.

“La experiencia geográfica en solitario es un viaje a lo esencial: la realidad de quien eres”

“Viajar sola es como todo en esta vida: tiene sus cosas buenas y sus cosas malas”, admite Carreira. “A veces te sientes sola, la mayoría de las veces te sientes libre. Lo cierto es que cuando vas sola es obligatorio ir con todo y eso da lugar a que suceda la magia”, agrega. “Por otro lado, no diría nunca que viajar sola siendo mujer es menos seguro o más peligroso; claro que la seguridad depende de a dónde vayas o qué hagas, pero, en realidad, una mujer viajando sola despierta simpatía y te encuentras con un montón de gente dispuesta a ayudarte. Nos han hecho creer que hay mucha maldad y que todo lo que queda fuera de nuestra realidad conocida es peligroso, pero es solo un misterio”.


Más allá de estas afirmaciones y de otras tantas que aseguran exactamente lo mismo, la seguridad continúa siendo un tema recurrente. Por eso, la industria del turismo ha comenzado a adaptarse para proporcionar la logística adecuada. Por ejemplo, ahora, dentro de todas las posibilidades que nos ofrece el sector, podemos encontrar Overnight, un aplicación tipo Airbnb, que en colaboración con la comunidad Girls Love Travel, de unas 350.000 usuarias, ha establecido alojamientos seguros a lo largo de los cinco continentes.

De la misma manera, el carácter humano de viajar tampoco se ha dejado de lado gracias a Tourlina, una aplicación que te propone conocer posibles compañeras de viaje con gustos y destinos similares si te apetece algo de compañía, o a la misma FOW, por ejemplo. “Quería que a través de nuestros viajes se pudiera conocer la realidad y la cultura de las mujeres del mundo. Es una manera de cerrar el círculo y de que las mujeres que no tenían una oferta de mercado para hacer este tipo de turismo pudiesen hacerlo y de paso conociesen a todas esas mujeres que están en otros países y que están haciendo cosas alucinantes”, aclara Fauveau

Estas iniciativas invitan a más mujeres a sentirse más seguras y a dar el paso, pero lo que realmente marca la diferencia son esas bitácoras de viaje grabadas en bytes que se encuentran a nuestra disposición cada día. “Hace poco me di cuenta del poder de nuestras historias. Me di cuenta de que a través de mis relatos podía inspirar a otras mujeres a seguir siendo valientes, fuertes, determinadas y viajeras. Creo que este es un poder que he subestimado”, escribe Andrea Ramírez en la web Mujeres Nómadas.

“Es una experiencia muy enriquecedora, que te ayuda a conocerte mejor y a superarte. Es la mejor escuela del mundo.”

Es aquí donde estas aventureras, a modo de diario, cuentan sus sensaciones, sus anécdotas o sus secretos para disfrutar al máximo del día a día. “Decidí abrir mi blog y contar mis viajes para animar a otras mujeres a que superasen sus miedos, a que supieran que el mundo es más amable y seguro de lo que pensamos. Además, quería abrir una ventana para que la gente pudiese descubrir la cultura y las tradiciones de otros lugares, para que todos entendamos que en realidad somos muy parecidos. Mi consejo para todas aquellas que no se atreven a lanzarse a la aventura es que se olviden de lo que ven en la tele, que se olviden de los miedos, ¡el mundo está esperándolas! Con tener un poco de sentido común es posible viajar sola sin problemas a cualquier lugar”, agrega del Olmo.

Good morning ladies! I am @thelifeofasolivagant and I am taking over GLT today along with my girl @travelistabonita. I have been on a 6 week trip right now, starting in Budapest (this photo). I am currently in Slovenia (Lake Bled) and headed to Croatia and Montenegro after. I teach abroad but also write and do photography on the side. I will actually be on an epic adventure today for most the day, which I will attempt to post about in the insta stories during, or at least at the end of the day. So keep an eye out for my Insta stories later on. I will post a couple more photos when I get back tonight after my adventures! Ps have you ever been to Budapest? Fishermans Bastion was the perfect place to watch the sunrise. Worth waking up at 330am. Check insta stories for this morning’s sunrise at Lake Bled.

Una publicación compartida de Girls LOVE Travel® (@girlslovetravel) el

Como experiencia de vida, viajar queda en la memoria de cada una, en sus recuerdos y vivencias, da igual que sea en solitario, en un lugar familiar o en uno lejano, porque como dice Carrerira, “viajando sola he aprendido que lo peligroso son las historias que nos contamos a nosotras mismas sobre lo que no somos capaces de hacer. Que la soledad es un vacío que va dentro de una, que también está en casa, y que estar sola no es lo mismo que sentirse sola. Y creo que, sobre todo, me he aprendido a mí misma; cuando estás sola ahí afuera te ves: cómo te relacionas con el mundo, cómo gestionas la soledad, cómo interactúas con otros, qué te mueve, para qué vives. La experiencia geográfica en solitario es un viaje a lo esencial: la realidad de quien eres.”

Continúa leyendo: El horror de las mujeres pisoteadas

El horror de las mujeres pisoteadas

Melchor Miralles

La imagen tiene una enorme carga simbólica. Una mujer arrastrada por el duro asfalto de una calle cualquiera de la India. Sucede en una manifestación de protesta y es un policía quien tira de ella. Pero cada día le sucede a miles de mujeres allí, que las humillan, las maltratan, las dañan, las golpean, las venden, las masacran. Y según las estadísticas, en 2015 fueron violadas cada día 93 de ellas. Buena parte de quienes fueron obligadas a hacer sexo sin su consentimiento y con violencia eran niñas, y un 95% conocían a sus agresores. Es escalofriante, pero real como la vida misma.

En la India, como en tantos otros lugares del planeta, las mujeres son esclavas del hombre. La cosificación absoluta. El desprecio máximo desde que nacen. Mueren en vida, porque no es vivir solo respirar, y no se vive cuando no se es libre, y cuando uno está a merced de cualquiera con el consentimiento social. Eso es una esclavitud insoportable. Más de 340.000 mujeres son violadas, vendidas, secuestradas o maltratadas cada año en la India. Como lo leen.

Ahora van a poner botones de pánico en los autobuses para evitar violaciones incluso en grupo. Y trabajan para el año próximo instalar botones equivalentes en los móviles. Vale. Está bien. Pero no resuelven casi nada. Incluso me parece casi una broma. Mientras no cambien la educación y la cultura, mientras no endurezcan las labores preventivas la Policía y los jueces, endurezcan las leyes y persigan en serio a tantos canallas, esas medidas serán solo tiritas para detener hemorragias masivas.

Y no es una broma. Ni demagogia. Mientras las mujeres padezcan estos dramas en tantos países del planeta no debemos parar un segundo de denunciarlo. Podemos hacer mucho desde nuestro confortable mundo. Mucho. Aunque para la mayoría sea más cómodo ignorarlo. Y ojo, porque quienes lo ignoran quizá traten de comportarse así entre nosotros, que no andamos libres de este pecado mortal. La mujer arrastrada de la foto, son todas las mujeres a las que cada día pisotean el alma y el cuerpo en el mundo. Un horror.

TOP