Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Primer avance de la segunda temporada de Stranger Things

Jorge Raya Pons

En el pueblo remoto de Hawkins seguirán produciéndose cosas extrañas. Aprovechando el impacto mediático de la Super Bowl, que amarra en los sillones y reúne en los bares a cerca de 112 millones de espectadores en toda Norteamérica, la productora de la serie, Netflix, anunció durante el descanso del partido unos pocos detalles valiosos como pepitas de oro: los niños disfrazados de cazafantasmas, el shérif en medio de una explosión, Will ante una bestia inmensa -arriba todo es cielo rojo y nubes negras-.

En Stranger Things las vidas corrientes y en calma de los habitantes de Hawkins -la vida del americano medio- contrastan con las aventuras que padecen un puñado de niños y unas pocas familias en la búsqueda de sus desaparecidos. La serie es conmovedora y su expectación se comprende: la primera temporada cerró con demasiados asuntos por resolver e internet se colapsa entre teorías inverosímiles y tramas paralelas remotamente probables. Porque tras la desaparición de un niño en el bosque, la evolución psicológica de un shérif con cuentas pendientes y la irrupción de una niña con poderes telequinéticos se esconde una verdad que alguien -algo- se esfuerza por mantener en la sombra.

El relato es una apelación a nuestro corazón y a algo más. Los niños de la serie son todo lo que quisimos ser, moviéndose a todas partes en bicicleta, en un pueblo entre ríos y montañas, todo alrededor es verde, donde las casas están separadas por kilómetros y en los jardines se celebran festines y barbacoas. Un remedo de circunstancias narradas en otros tiempos por Spielberg y Carpenter que respira nostalgia en cada escena.

La fecha de estreno, simbólicamente, se ha fijado para el día de Halloween: el 31 de octubre. Y entonces estaremos unas horas más cerca de comprender la última pregunta: ¿Quién es la pequeña Eleven?

Continúa leyendo: 'Grace and Frankie', icono televisivo de la tercera edad

'Grace and Frankie', icono televisivo de la tercera edad

Néstor Villamor

Las ancianas ya no son ancianas. Al menos en la televisión. Ya no hacen punto ni bizcochos. No están todo el día pendientes de sus hijos, que para algo son mayorcitos. Si ya de por sí las series protagonizadas por mujeres son minoría (aunque tampoco son excepciones: Sexo en Nueva York, Mujeres desesperadas…), Grace and Frankie, la aclamada comedia sobre dos septuagenarias cuya cuarta temporada se estrena este viernes en Netflix, es una propuesta que no solo desafía al sexismo, sino también al ageism, la discriminación por la edad.

Para hacerse una idea más o menos realista de cómo son Grace y Frankie basta con imaginar a las chicas de oro saliendo de farra, quemando la pista, tomando peyote, sufriendo los dolores post-masturbatorios generados por la artritis y poniendo verdes a sus exmaridos homosexuales. Porque la comedia arranca precisamente cuando a Grace (Jane Fonda) y Frankie (Lily Tomlin) les dicen sus respectivos cónyuges, Robert (Martin Sheen) y Sol (Sam Waterston), que se van a divorciar de ellas porque llevan 20 años liados y han decidido casarse. Tras el shock, ambas se van a vivir a una casa que habían comprado las dos parejas en multipropiedad. E intentan seguir con su vida como pueden: Grace crea un perfil en una página web de citas, Frankie intenta poner a la venta un lubricante vaginal orgánico creado por ella misma que además es comestible (“una no debería ponerse en la vagina nada que no se llevase a la boca”, razona) y entre las dos inventan un vibrador para mujeres de la tercera edad que no deje las manos agarrotadas y cuyas instrucciones estén en letra bien grande para poder leerlas sin gafas de cerca.

Señoras que practican sexo

Pero más allá de momentos más o menos divertidos, la serie refleja un cambio de tendencia que se va consolidando en el cine y la televisión mainstream: mostrar la sexualidad de las mujeres de cierta edad. Ocurrió en 2003 con Las chicas del calendario, una historia basada en hechos reales sobre señoras que posan desnudas para hacer un calendario benéfico para luchar contra la leucemia. Del mismo año es Cuando menos te lo esperas, en la que una madurita Diane Keaton se lía con un joven Keanu Reeves. Y también fue Keaton quien, aunque en un papel secundario, conseguía por fin su primer orgasmo en Porque lo digo yo (2007).

Y el avance social no es solo para ellas. Los gays de Grace and Frankie muestran una realidad nueva del colectivo, inequívocamente ligada al avance de los derechos LGTB en Estados Unidos, que culminó con la aprobación del matrimonio homosexual en 2015, año en que se estrenó la primera temporada. La pareja que forman Martin Sheen y Sam Waterston es una de las pocas representaciones televisivas del colectivo LGTB de la tercera edad. Se suma así a la estela de Transparent, drama producido por Amazon sobre una anciana transexual.

Avance por fuera, retroceso por dentro

Pero los avances que la serie proyecta en la pantalla distan mucho de estar reflejados en las condiciones laborales de las actrices. Aunque son ellas las que llevan el peso narrativo (y el título) de la ficción, Fonda y Tomlin cobran lo mismo que los actores que interpretan a sus exmaridos, que si bien aparecen en todos los episodios, tienen un papel secundario. Según Fonda, fue Tomlin quien se enteró de que sus compañeros cobraban lo mismo que ellas. “No nos hace gracia”, se quejó la ganadora de dos Oscar. “El programa no es Sol and Robert, es Grace and Frankie“, lamentó a su vez la otra coprotagonista. Por su parte, Sheen y Waterston han salido en defensa de las actrices y han dicho en una entrevista televisiva que deberían “recibir un aumento” porque “son las que llevan la serie”.

Queda por descubrir si la discriminación salarial se ha solucionado para esta cuarta temporada. Lo que sí se sabe ya es que la nueva entrega contará con la participación de Lisa Kudrow, la inolvidable Phoebe de Friends.

Continúa leyendo: Dark: los 80 están de vuelta en Netflix, más tenebrosos, más sobrenaturales

Dark: los 80 están de vuelta en Netflix, más tenebrosos, más sobrenaturales

Romhy Cubas

Foto: Netflix
Netflix

El nuevo sheriff de Netflix es más sombrío y perturbante que Stranger Things. Dark, la más reciente producción internacional de la cadena, disponible desde el pasado 1 de Diciembre en la plataforma, ya tiene un rating de aceptación de 86% en Rotten Tomatoes y de 8.8 en IMDb. Con un abrebocas de diez episodios de una hora de duración cada uno, el proyecto se ha convertido en la nueva serie por la cual hacer línea en el 2018.

Etiquetada como un show super/natural de thriller /drama y ambientada en un pueblo ficticio de Alemania llamado Winden, la historia de Dark se establece con niños desaparecidos y generaciones de familias conectadas por un hilo de falsas coincidencias.

El concepto central de la serie se reúne en el juego del tiempo y la conexión entre pasado, presente y futuro para construir un misterio que requiere de atención y vigilancia, de gran complejidad por la cantidad de personajes y de espacios temporales que se desarrollan a medida que avanzan los capítulos. La serie está subtitulada en español e inglés debido a que esta ha sido complemente producida y hablada en alemán.

Dark es el primer proyecto desarrollado por Netflix escrito, rodado y producido en Alemania. Dirigida por el cineasta suizo Baran bo Odar (Silencio de hielo), y escrita por la guionista y actriz Jantje Friese, Dark está producida por Quirin Berg, Max Wiedermann y Justyna Müsch, el mismo equipo que estuvo detrás de la cinta La vida de los otros, en el 2006.

La trama comienza con un suicidio, las secuelas de la muerte y la pérdida en un pequeño pueblo donde los pájaros caen muertos del cielo, y las ovejas perecen en manadas. Sin embargo, Dark ahonda más en la maldad humana que en las brujas y espantos escondidos en bosques provincianos. Un cura asesino que viaja en el tiempo para eliminar el mal del mundo, niños desaparecidos y una planta nuclear como un contexto de desastres –una referencia a la tragedia de Chernobyl en 1986- son la base para la explicación de las arenas del tiempo establecidas en tres momentos exactos con 33 años de diferencia entre cada etapa: 1953, 1986 y 2019.

Precisamente 33 son los años que tarda la órbita de la Luna en sincronizarse con la del Sol. También son los cantos del Purgatorio de Dante, las letanías de los santos ángeles o la edad en la que el Anticristo comenzó su reinado. Tres realidades, tres generaciones de las familias y un punto sin retorno en donde las esferas de Dark dejan de ser un juego de niños o viajes en el tiempo y se adentran en conspiraciones y creencias tan reales como sus consecuencias.

Dark: los 80 están de vuelta en Netflix, más tenebrosos, más sobrenaturales 2
Escena de Dark con los personajes principales de la serie | Imagen: Netflix

Stranger Things y los 80

Las comparaciones con el éxito de los hermanos Duffer, Stranger Things, han sido inevitables, sin embargo Jantje Friese y Baran bo Odar aclaran que las similitudes se producen básicamente en el hecho de que tanto ellos como los hermanos Duffer crecieron bajo influencias literarias y culturales similares, como podrían ser las historias de Stephen King y el escenario de los pequeños y misteriosos pueblos en donde la vida no es tan sencilla y luminosa como parece. Además Dark ya estaba en su etapa de producción cuando Stranger Things salió al aire, según recuerda Baran bo Odar.

“Tenemos temas similares. Luego pensamos en ello y nos dimos cuenta de que compartíamos la misma edad con los Duffer Brothers. Ellos son de los 80, nosotros somos de los 80. Eso realmente define a tu personaje, lo que estás escuchando, el arte que te gusta”, explica bo Odar.

No obstante, Dark es una versión oscura de esa década de nostalgia y paseos en bicicletas que nos trajeron de regreso los hermanos Duffer. Menos Steven Spielberg y más David Lynch, menos pijamadas y más circunstancias verídicas. “Somos más perturbantes. Alguien dijo que Dark es un nuevo género, la German Angst o la angustia alemana, me gusta eso” afirma el director.”

El origen de la serie es una combinación de materiales engavetados y viejos guiones que se convirtieron en una elipsis de tiempo. Dark originalmente es una serie de crimen escrita hace un par de años por Friese, quien la fusionó con otro proyecto vigente sobre viajes y máquinas del tiempo.

La guionista explica también la multidimensionalidad de la serie, ya que hay algunas cosas que están ahí para ser entendidas en el mercado alemán. “Por ejemplo, tenemos una referencia a una barra de chocolate que nadie fuera de Alemania entenderá”, aclara la integrante de esta nueva generación de cineastas alemanes que se están exhibiendo en el escenario internacional.

Los protagonistas de la serie, entre ellos Louis Hofmann como Jonas Kahnwald, Oliver Masucci como Ulrich Nielsen , Jördis Triebel como Katharina Nielsen, Maja Schöne como Hannah Kahnwald y Mark Waschke como Noah son actores relativamente nuevos para el mercado pero que han logrado con sus presentaciones un espacio relevante para el talento alemán en la pantalla chica.

Dark: los 80 están de vuelta en Netflix, más tenebrosos, más sobrenaturales
Louis Hofmann como Jonas en Dark | Imagen: Netflix

Pueblos ficticios y no tan ficticios

El pueblo de Dark fue deliberadamente volcado hacia la ficción por los creadores ya que estos no querían colorear un pueblo específico alemán, sino que buscaban proyectar un lugar que se sintiera universal, un bosque que pudiera estar en cualquier parte del mundo. De hecho las grabaciones se realizaron cerca de la capital alemana, Berlín, a pocos minutos del centro de la ciudad.

“Siempre trabajamos de manera que podamos contar una historia que funcione en todas partes”, expresa Odar. “Todos nuestros proyectos hasta ahora han sido bien recibidos internacionalmente, porque queremos llegar a un público amplio. No creemos en lo local, no creemos en el género, solo creemos en buenas historias”.

En conversación con IndieWire, Frise y Obar revelaron que en una hipotética segunda temporada Dark se enfocará en uno de sus personajes principales, Jonas, a quien le suceden la mayoría de las cosas en la serie. También sugieren que cambiarán algunas de las historias de otros personajes. Pero el juego que atrae al espectador hacia el final de la serie aparentemente seguirá siendo el mismo: quién fue primero ¿el huevo o la gallina?

Dark: los 80 están de vuelta en Netflix, más tenebrosos, más sobrenaturales 1
Donde está Mikkel? Escena de Dark | Imagen: Netflix

Entre el tiempo y el espacio

La desaparición del pequeño Mikkel (Daan Lennard Liebrenz) es el motor de arranque de la serie, que al principio se revela como una macabra puesta de algún asesino de niños obsesionado con rituales y épocas pasadas. Ahora, a medida que se desarrollan los elementos de ciencia ficción Dark resuena psicológicamente en las experiencias de la niñez como un rompecabezas que explora los límites de la maldad en el ser humano, especialmente de esos lugares a los que se puede llegar cuando la desesperación y el miedo se apoderan de un individuo.

Mientras que las versiones temporales de los personajes en el pasado y en el presente crean un extraño y novedoso hilo narrativo, el soundtrack de Dark se presenta con una mezcla de compositores americanos y clásicos de pop alemán como la banda Nena y sus 99 Luftballons.

Dark es básicamente esa serie que clama que todo en el universo está conectado, específicamente en el pueblo de Winden, en donde los niños son asesinados y las relaciones familiares se evocan en actos extremos.

El diario británico The Guardian la ha calificado como una especie Stranger Things para adultos, pero el mensaje de la nueva producción de Netflix explaya en los límites del espacio y del tiempo de una forma que los hermanos Duffer perfilaron mucho más nostálgica e infantil. El misterio de Dark es tan hermoso como inquietante, con una vibra que podría hacerlo el show de sci/fi más grande de la plataforma hasta la fecha. Un algoritmo de la realidad que navega entre el espacio y el tiempo.

Continúa leyendo: Netflix amenaza con destronar a HBO en los Emmy de 2018

Netflix amenaza con destronar a HBO en los Emmy de 2018

Redacción TO

Foto: MARIO ANZUONI
Reuters

Todavía con la resaca de los Emmy de este año a las espaldas, el papel de Netflix en los premios de la televisión estadounidense hacen pensar ya en la edición del año que viene. En lo que llevamos de siglo, HBO ha sido la cadena que más nominaciones ha acaparado cada ceremonia, un estatus que ha mantenido de manera ininterrumpida. Pero puede que esa corona cambie de cabeza en 2018 ya que Netflix, que empezó a producir contenidos propios en 2013, le pisa los talones a la cadena de Juego de Tronos.

En la pasada ceremonia, HBO mantuvo su primer puesto en el podio de nominaciones gracias a sus 110 candidaturas. Pero la cifra se queda peligrosamente cerca de las 93 de los productores de Grace and Frankie. Las ficciones más nominadas del servicio de streaming fueron la serie de nostalgia ochentera Stranger Things (con 19 candidaturas), la coproducción británica y estadounidenseThe Crown (con 13) y la mezcla de drama y comedia sobre una actor indio que intenta hacerse hueco en Estados Unidos Master of None (con ocho).

Y el ascenso de la presencia de Netflix en los premios más importantes de la televisión estadounidense (y del mundo) ha sido meteórica desde que irrumpió en 2013. Ese año, el servicio de streaming se tuvo que conformar con un modesto 2,5% de las nominaciones.

Pero en solo cuatro años, se ha convertido en la segunda serie con más presencia en los Emmy al acaparar el 14,6% de las candidaturas. Es una una cifra a tener en cuenta, ya que roza (y amenaza) el 17,2% de HBO que, por el momento, es líder indiscutible de los galardones.

Con todo, Home Box Office tiene un importante as en la manga: Juego de Tronos. La serie de poder, guerra y fantasía batió en la edición del año pasado el récord en nominaciones y se llevó el premio a la mejor serie dramática por segunda vez consecutiva.

Sin embargo, por una decisión de la propia cadena, la emisión de la exitosa séptima temporada fue pospuesta. Por este motivo, la ficción no fue elegible en la edición de 2017. Uno de los requisitos para optar a un Emmy es que el último capítulo de la temporada de cualquier programa se emita antes del 31 de mayo y la séptima entrega de Game of Thrones se emitió entre el 16 de julio y el 27 de agosto.

Netflix amenaza con destronar a HBO en los Emmy de 2018 1
El probable éxito de ‘Juego de Tronos’ en los Emmy de 2018 es el balón de oxígeno que necesita HBO para mantenerse a la cabeza.

El año que viene, sin embargo, Juego de Tronos sí podrá optar a un nuevo chorro de galardones y esto puede terminar siendo el balón de oxígeno que necesita HBO para mantenerse a la cabeza en las nominaciones de los premios.

Continúa leyendo: Estrenos y regresos de series que llegan en otoño

Estrenos y regresos de series que llegan en otoño

Nerea Dolara

Foto: IMDB
IMDB

El verano ya casi se va, pero nos queda la esperanza de ver las nuevas series que vienen y los regresos que tanto esperamos.

Queda poco para que el verano termine y con él se van las vacaciones de las series de televisión (sí, sabemos que no puedes concebir la vida después de Juego de Tronos pero hay más televisión). El otoño significa estrenos y regresos. Y aquí repasamos los que más esperamos.

ESTRENOS

 Marvel’s Inhumans (01/09)

Tras el debut de su trailer en la Television Critic’s Association los comentarios sobre la serie no han sido los mejores (aunque al parecer hay un perro con poderes que es adorable). Originalmente la historia, basada en los cómics homónimos sobre una poderosa raza humana modificada con ADN extraterrestre, iba a formar parte del universo cinematográfico de la casa, pero al final terminó en televisión. Relatará la historia de una familia real Inhumana con poderes. Habrá que ver para juzgar.

Estrenos y regresos de series que llegan en otoño 3
Escena de “The Deuce”, lo más esperado de HBO para el próximo otoño

The Deuce (10/09)

Que una serie tenga asociado el nombre de David Simon (The Wire, para quien no lo identifique en el acto) ya dice mucho, básicamente todo si se confía en la calidad de las creaciones de este creador genial. Y si además tiene a Maggie Gyllenhaal y a James Franco (hay quien lo odia, pero bueno) como dos gemelos que trabajan en la industria del porno en la Nueva York de los 70… la alarma en el calendario casi se pone sola. Es uno de los estrenos más esperados de la temporada. Toca verlo.

Estrenos y regresos de series que llegan en otoño 6
Star Trek estrena su serie para la generación millennial.

Star Trek Discovery (24/09)

La primera incursión de la saga en la era del Peak TV llega este otoño. Ya famosa originalmente por sus varias iteraciones televisivas, una para cada generación, Star Trek apuesta por darle una a los millenials con esta serie. La temporada de 15 episodios se divide en dos partes y es una precuela que probablemente trata el momento en que la paz entre La Federación y los klingon se rompió. Y luego está la protagonista: una chica negra que es la hermana adoptiva de Spock. ¡Ah! Y el hecho de que la serie tendrás un personaje principal abiertamente gay. La nueva Star Trek promete. Sólo queda verla.

Estrenos y regresos de series que llegan en otoño 1
Mindhunter va de asesinos en serie y es en los setenta.

Mindhunter (13/10)

David Fincher es bueno cuando se trata de asesinos en serie (Seven y Zodiac son prueba excelente de ello) y ahora se adentra en los mismos tortuosos caminos pero como productor, y director de algunos episodios, de una serie de televisión. Mindhunter tendrá como protagonistas a dos detectives que, en 1979, entrevistan a asesinos en serie con la intención de entender la forma en que funcionan sus mentes para resolver casos abiertos. Conociendo a Fincher la serie promete. Así lo cree Netflix, que ya la renovó para una segunda temporada.

Estrenos y regresos de series que llegan en otoño 7
Marvel al ataque.

Runaways (21/11)

Marvel está determinado a gobernar al mundo, de eso no hay duda. Esta es la segunda serie que estrena en la temporada. En este caso se trata de un grupo de adolescentes con poderes que se rebelan contra sus padres… y no por ser adolescentes sino porque sus progenitores son jefes de una mega organización criminal. La casa sigue abriendo sus productos a personajes con más corte millennial y esta es una de sus apuestas. Puede ya haya muchos superhéroes, pero algo que recuerde a la genial Misfits nunca viene mal.

She’s Gotta Have It (23/11)

Spike Lee se une al combo de cineastas que se deja seducir por la televisión. Su serie, She’s Gotta Have It, se estrena en Netflix en Acción de Gracias (no una fecha relevante en España, importantísima en EEUU). Tiene como protagonista a una chica negra en sus veintes y relata su vida con amigos, relaciones y familia. Conociendo a Lee esto promete. Y como además comer pavo no quita tiempo por estos lados, pues toca invertirlo en otras cosas.

LOS QUE VUELVEN

(SPOILER ALERT)

Estrenos y regresos de series que llegan en otoño 4
“You’re the worst” vuelve con los mismos impresentables.

You’re the worst (06/09)

Ya casi está aquí la tercera temporada de la serie que reúne a un grupo de impresentables (sí, son lo peor realmente) que por alguna razón enganchan al espectador. La última vez que los vimos Gretchen acababa de aceptar la propuesta de matrimonio de Jimmy, sólo para descubrirlo huyendo de la escena en cuanto pensó un poco más en lo que significaría casarse. Este grupo de gente tiene serios problemas por resolver (Gretchen sufre de depresión clínica, Jimmy acaba de perder a un padre con quien se llevaba mal, por ejemplo) pero su convivencia parecía hacerles bien. La bomba del final de la segunda temporada cambia todas las dinámicas… ¿quién no tiene ganas?

Bojack Horseman (08/09)

Uno de los momentos más devastadores de la televisión en 2016 fue culpa de esta serie animada. Cuando la destructiva adolescente -tan necesitada de afecto y guía- Sarah Lynn se entrega de nuevo a sus adicciones gracias a un deprimido Bojack y vive un viaje de excesos plagado de blackouts, era posible asumir que el final no sería el mejor. Pero el resultado: que, en un hotel de mala muerte, le confiesa a Bojack sus miedos y frustraciones casi en estado catatónico y luego muera dormida en apoyada en su hombro en el Planetario, es de las resoluciones más tristes que se han visto en un mundo televisivo en que GOT y sus matanzas existen. Y luego está la escena final de Bojack, hundido, bajando de su coche y viendo a una manda de caballos salvajes correr. Otra fuente de llanto con un origen completamente diferente. Queda ver qué será del destino de Bojack y compañía: ha alejado a todos quienes le rodean y quieren, los ha alienado hasta la indiferencia y tras ese final lo que promete la cuarta temporada es doloroso y genial… como lo ha sido la serie siempre.

Estrenos y regresos de series que llegan en otoño 5
“This is Us”, estrena su nueva temporada a mediados de septiembre

This Is Us (19/09)

Se ha convertido en el mayor ejemplo de salvación de las networks americanas. En un mundo en que el cable, básico y de lujo, y las plataformas de streaming son los responsable de la mayoría de las buenas series de la era dorada, This Is Us es la luz que dice que también puede haber algo bueno en la vieja guardia. Sí, es cursi. Sí, a veces es básica y manipuladora. Pero las actuaciones son geniales y la familia Pearson es tan convincente (en su versión hermanos adultos y en su versión pareja con niños pequeños) que conmueve. Es de suponer que la gran revelación -ya ha pistas, como que posiblemente Jack murió en un accidente tras irse de casa al final de la temporada- de la muerte del padre de la familia llegará en la segunda temporada. Así como el manejo del genial, porque no es otra cosa que genial, Randall de la muerte de su padre biológico y el hecho de que su madre se lo escondiera (algo tan grave no puede quedarse como se dejó inicialmente).

Estrenos y regresos de series que llegan en otoño 8
She’s the crazy ex-girlfriend.

Crazy Ex-Girlfriend (13/10)

Sí, es una serie con poca audiencia pero debería tener más. Así que aquí se hace referencia de nuevo a esta genial comedia negra musical que debería ser mucho más vista. Al final de la impresionante segunda temporada Rebecca fue abandonada en el altar y la serie que comenzó, en la primera temporada, como una historia de obsesión y problemas mentales; que luego se convirtió en un análisis de la obsesión con el amor y problemas mentales; promete ahora ser algo completamente diferente y, si algo podemos apostar, excelente sobre la venganza y el despecho (y los problemas mentales).

Stranger Things (27/10)

El éxito sin precedentes de Netflix (que ha logrado ser recordada en los Emmy meses después) vuelve este otoño. Inicialmente lo que parecía una historia cerrada continuará en este pobre pueblo y con estos pobres personajes que, en serio, deberían mudarse de ahí. Will vomita babosas (no la mejor señal tras volver de Upside Down) y Dan el policía deja gofres en el bosque (buena señal de que 11 no está muerta). En fin, en una serie tan plagada de giros e inframundos y monstruos las posibilidades son infinitas… a ver qué sucede.

TOP