Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

¿Qué es la teoría de la relatividad?

Redacción TO

Foto: AP Photo

Albert Einstein (1879-1955), a pesar de los rumores que circulan en torno a sus malas calificaciones, fue un estudiante aplicado que se encontró con profesores que se lo pusieron difícil. Era un niño extraordinariamente curioso con una alta tendencia a la soledad que con el paso de la adolescencia fue empeorando sus resultados académicos. De hecho, suspendió las pruebas de acceso a la universidad y algún profesor le sugirió que buscara otro camino. Aquella circunstancia no invitaba a imaginar que Einstein llegaría algún día a desarrollar la teoría científica más conocida del mundo.

Hay una anécdota divertida que compartieron el genio alemán y el cineasta Charles Chaplin. En el estreno de Luces de la ciudad, en 1930, el actor de blanco y negro se le acercó para presentarle su admiración, y acto seguido le susurró: “La gente me aclama porque todos me entienden, y a usted, porque no le entiende nadie”. Tenía mucha razón Chaplin, pues a pesar de ser suya la teoría más conocida, resulta difícil encontrar a quien pueda explicarla. Un día como hoy de 1905 se publicó la teoría de la relatividad especial con la firma de Albert Einstein.

¿Qué es la teoría de la relatividad? 2
Albert Einstein, en una sinagoga de Berlín en 1930. | Foto: AP Photo.

Un periodista le pidió una vez al científico si podía explicarle dicha teoría. Entonces Einstein le preguntó: “¿Me puede explicar usted cómo se fríe un huevo?”. El periodista se sorprendió y le dijo que claro, que podía explicarlo. Fue entonces que Einstein le dijo: “Pues hágalo, pero imaginando que yo no sé lo que es un huevo, ni una sartén, ni el aceite, ni el fuego”.

Esta anécdota pone de manifiesto que comprender en un sentido estricto la teoría es casi imposible si no se tiene un conocimiento elemental de Física y de Matemáticas. Sin embargo, podría determinarse en un sentido básico que esta teoría demuestra que el tiempo no es constante y que depende de nuestra perspectiva que las cosas pasen más rápido o más despacio. Esto mismo ocurre con el espacio, lo que los convierte en relativos. Asimismo, esta teoría sostiene que un objeto material no puede viajar a la velocidad de la luz, que es de 300.000 kilómetros por segundo, y tampoco más rápido. Nada en Física impide viajar a velocidades que se aproximen a la velocidad de la luz, pero, por más que se intente, nunca se sobrepasaran.

Este hecho lo resumió el científico Carl Sagan en una frase elocuente: “No le puedes pedir al universo que esté en perfecta armonía con la ambición humana”.

El motivo por el que no se puede superar la velocidad de la luz es que cuando intentamos acelerar algo, la masa del objeto también crece, y acaba requiriendo de una energía igual a infinito para moverlas. Para Einstein, a su vez, masa y energía son lo mismo; esta es la premisa de E=mc2, lo cual se confirma, por ejemplo, en las explosiones de bombas atómicas.

¿Qué es la teoría de la relatividad? 1
Un agujero negro devora una estrella situada a casi 2.000 millones de años luz de la Tierra. | Foto: NASA/AP

Las teorías de Einstein han sido cuestionadas a menudo. No obstante, en cada uno de los experimentos que se ha puesto en marcha a partir de sus descubrimientos se ha terminado por reforzar sus tesis. Además, pese a que haya pasado más de un siglo desde entonces, estos conocimientos han permitido avanzar a pasos agigantados en la investigación del origen del universo, de la naturaleza de la gravedad, de la formación de agujeros negros, de la expansión de las galaxias o de la radioterapia y la tecnología GPS, por mencionar asuntos más cercanos.

A día de hoy, los manuscritos en los que desarrolló la teoría de la relatividad general, que publicó en 1915 como ampliación a la teoría de la relatividad especial,  se conservan en la Universidad Hebrea de Jerusalén. Son 46 hojas amarillentas y totalmente llenas de fórmulas y comentarios en alemán que, como reconoció el profesor Hanoch Gutfreund, presidente del Comité Académico de los Archivos de Albert Einstein, son “un descubrimiento inmenso que representa una de las mayores revoluciones en la ciencia moderna, pues modificó por completo la comprensión newtoniana del universo”.

Francia y Alemania, otra vez

Víctor de la Serna

Despejemos historias apócrifas: No existe ninguna prueba de que el ‘Times’ de Londres haya publicado jamás ese famosísimo titular, “Niebla en el canal de la Mancha. El continente, aislado”. Pero los últimos acontecimientos, con aquella pacata Theresa May reconvertida a defensora entusiasta de la ruptura de Gran Bretaña con la Unión Europea, devuelven su actualidad a la noción de que los británicos se siguen considerando como ciudadanos aparte, instalados en unas islas situadas más o menos en el centro del océano Atlántico, a medio camino entre aquella Nueva Inglaterra que fundaron y con la que mantienen una relación especial, y esas placenteras tierras francesas que tanto les han dado bajo forma de buenos vinos de Burdeos, amables paseatas por la Promenade des Anglais de Niza y veladas locas junto a los Campos Elíseos. Somos muchos los que queremos y admiramos al Reino Unido, pero hacerlo comulgar con la integración europea sigue siendo, como en tiempos de Maggie Thatcher, una aspiración que choca de bruces con la realidad. El centro del Atlántico sigue atrayéndolos como un imán.

Lo que sucede en 2017 es que las emociones y las frustraciones se han impuesto en muchos sitios a la reflexión y la razón, y que la incómoda europeidad de Gran Bretaña ha dejado paso a una ruptura irreflexiva y que nos va a costar mucho a todos… pero sobre todo a los británicos. Y que, en ese ambiente de desconcierto que ha acompañado a Donald Trump y al Brexit, lo que se pasa a temer es que toda Europa, o quizá toda la democracia occidental, acabe a la deriva, y no precisamente en el centro del Atlántico.

Por eso, tras la primera vuelta de las elecciones francesas, no es mal momento para recordar que hace más de 60 años el general que salvó -desde un micrófono en Londres- la dignidad de Francia en 1940 y el ex alcalde de Colonia que había mantenido el tipo ante Hitler se unieron a unos cuantos supervivientes de las locuras europeas del siglo XX y pusieron en marcha un proceso de integración que ha sido mucho más positivo que negativo, pese a sus carencias -en particular, su exceso de tecnocracia y su falta de contenido político asumible por los ciudadanos- hasta la fecha. Y si sale adelante Emmanuel Macron y restablece con la canciller Merkel aquella sólida compenetración entre dos ex enemigos hechos para entenderse, esto puede salvarse. Quizá haya, como observaban con envidia algunos norteamericanos esta semana, más cabeza ahora mismo en Bruselas y en los países que siguen respaldando a la Unión que en un mundo anglosajón crispadísimo.

¿Y España? Debería ser la tercera pata de una sólida unión europea. Pero por ahora, que no nos esperen, por favor. Estamos de juicios.

Así es como Ivanka Trump define a su padre: un "activista" a favor de las mujeres

Redacción TO

Foto: Markus Schreiber
AP Photo

Ivanka Trump era una de las invitadas este martes a un foro del G-20 centrado en las mujeres (W-20). Sentada junto a la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, y a sólo unas sillas de distancia de la canciller alemana, Angela Merkel, la hija del presidente estadounidense Donald Trump tuvo que hacer frente a los abucheos y las risas que recibió al defender en Berlín la labor de su padre como “activista” a favor de las mujeres. Ivanka fue preguntada además sobre los comentarios misógenos de su padre que se filtraron durante la campaña electoral, a lo que ella no tuvo reparo en contestar que “mi padre no tiene pelos en la lengua. Habla a menudo, pero también es afectuoso y empático”. “Los electores saben, como antes, por qué temas está dispuesto a luchar mi padre y que va a ponerse el primero en la lucha a favor de las mujeres”, añadió.  A partir de ahí, las risas y algún que otro abucheo. Y esto, precisamente es lo que ha dado la vuelta al mundo en las redes sociales, portadas de periódicos y telediarios.

La historia de Trump con las mujeres viene de lejos.

Apenas 24 horas después de ser investido presidente de los Estados Unidos, en 58 países alrededor del globo se levantaban millones de mujeres y hombres en más de 600 marchas para protestar contra su presidencia. Trump es conocido por sus discursos racistas, por sus comentarios sexistas, por sus posicionamientos xenófobos y por su desprecio total a las minorías.

En numerosas ocasiones ha protagonizado escándalos de corte sexista. Durante la campaña presidencial, salieron a la luz unas grabaciones sobre cómo el magnate besaba a las mujeres “sin esperar siquiera” a que ellas aceptaran. También durante esa época sugirió que un grupo de mujeres que entonces lo acusaron de acoso sexual no eran lo suficientemente atractivas para que él hubiera intentado algo con ellas. Además, en una entrevista en 2004 tachó de “inconveniencia” el embarazo de las empleadas.

Los tres momentos más incómodos de Ivanka Trump en la cumbre de mujeres del G-20 (W-20) 1
Ivanka Trump, Christine Lagarde y Angela Merkel en la conferencia W20 en Berlin | Foto: Markus Schreiber/AP Photo

La presentación del acto de su hija este martes ya comenzó duramente. “Eres la primera hija, ¿cuál es tu papel? ¿A quién representas? Tu padre, el pueblo estadounidense, tus empresas”, le preguntó la moderadora, la directora de la revista Wirtschaftswoche, Miriam Meckel. A lo que Ivanka Trump admitió que también es un papel “bastante nuevo” para ella. “Estoy escuchando, aprendiendo, definiendo las maneras en las que puedo ser útil”.

Mi padre “es un gran campeón defendiendo el apoyo a las familias”

“Estoy muy orgullosa de su activismo, desde mucho antes de que llegase a la presidencia”, aseguró, antes de describirlo como defensor del apoyo a las familias. “Es un gran campeón defendiendo el apoyo a las familias”. En ese momento preciso fue cuando la audiencia respondió con abucheos y risas.

La moderadora tampoco quiso dejar pasar de largo ese momento y le preguntó a Ivanka si escuchaba la reacción de la audiencia, y lo explicara mejor. “En referencia a algunas actitudes hacia las mujeres que tu padre ha mostrado públicamente, y si es un defensor de las mujeres, ¿están cambiando las cosas?”

Ivanka no tardó en responder: “desde luego que he oído las críticas de los medios y eso se ha perpetuado, pero sé por experiencia personal, y creo que miles de mujeres que han trabajado con mi padre y para mi padre durante décadas cuando estaba en el sector privado son un testimonio de su creencia y su sólida convicción del potencial de las mujeres y de su habilidad para hacer el trabajo tan bien como cualquier hombre”. Y añadió a continuación: “como hija puedo hablar a nivel personal sabiendo que me alentó y permitió que creciera, no había ninguna diferencia entre mis hermanos y yo“.

“Sí que me etiqueto como feminista y pienso en ello en términos muy amplios”

Con respecto a la inclusión de las mujeres en el mundo económico, Ivanka Trump indicó que queda “mucho trabajo por delante” en términos de “acceso al mercado, al capital y a las redes”, así como en la participación femenina en los trabajos técnicos y científicos. La equiparación, prosiguió, es “crítica” para todo el mundo y tiene un “significado decisivo” porque las mujeres tienen “sin duda un enorme potencial” a nivel económico, argumentó la hija del multimillonario magnate inmobiliario.

La exmodelo de 35 años, ahora consejera de su padre en la Casa Blanca, también se definió como feminista, si bien criticó al movimiento por no ser lo suficientemente inclusivo. “Sí que me etiqueto como feminista y pienso en ello en términos muy amplios”, dijo. “Pienso que se trata de creer en la igualdad social, política y económica para todos los géneros”.

Sin embargo, un día después de las elecciones de noviembre que resultaron con la victoria de Trump,  la #WomensMarch comenzó a gestarse. El movimiento, que abogaba por la diversidad sin tapujos -incluyendo a todas las minorías raciales, religiosas, de identidad y de orientación sexual que caben en Estados Unidos-, comenzó a viralizarse en las redes. Muchas de las estrellas de influencia global que apoyaron la campaña de Hillary Clinton -como Robert De Niro, Scarlett Johanson o Madonna– no dudaron en subirse al carro .

¿Qué países tienen armas nucleares?

Redacción TO

Foto: The Official CTBTO Photostream
Flickr bajo Licencia Creative Commons

“La amenaza de la detonación de un arma nuclear en 2017 se encuentra indiscutiblemente en su punto más álgido desde la disolución de la Unión Soviética”. Es una afirmación extraída de un nuevo informe de Naciones Unidas (ONU), publicado por su Instituto de Investigación sobre el Desarme hace apenas unos días. “El riesgo es inherente y cuando se nos acabe la suerte habrá resultados catastróficos”, advierte el texto.

Cuando Estados Unidos creó el arma más demoledora de la historia esperaba erigir con ella el monopolio sobre la muerte. Sin embargo, no fue así. Tan sólo cuatro años después de Hiroshima y Nagasaki en julio y agosto de 1945, la Unión Soviética llevó a cabo su primera explosión nuclear y a esta bomba atómica le siguieron Reino Unido (1952), Francia (1960) y China (1964) y se calcula que hasta la fecha se han llevado a cabo más de 2.000 ensayos nucleares en diferentes países.

A día de hoy, tal como demuestran las amenazas atómicas de Corea del Norte y las inversiones multimillonarias que varias potencias están haciendo para modernizar su arsenal, el desarrollo de nuevas armas nucleares sigue avanzando con paso firme. Aunque la gran mayoría de los estados miembros de la ONU votaron a favor de la prohibición de las armas nucleares, crecen las tensiones entre la OTAN y Rusia, la volatilidad entre India y Pakistán permanece latente y existen nuevas pesadillas nucleares vinculadas a los actuales escenarios geopolíticos que nunca existieron durante los altibajos de la Guerra Fría.

El nuevo informe de la ONU recalca que la carrera armamentística ha causado “una dinámica que se autoperpetúa” creando un escenario en el que el infierno en la Tierra se convierte en una posibilidad plausible. En contexto, responder algunas preguntas básicas que consigan esclarecer incógnitas resulta más que pertinente.

¿Quiénes forman parte  del “club nuclear”?

El “club nuclear” es el nombre informal con el que se denomina al grupo de países que poseen armas nucleares. Este grupo está integrado históricamente por Estados Unidos, el único que por ahora ha utilizado alguna vez armas nucleares como herramienta de guerra en la práctica; Rusia, que ha realizado pruebas termonucleares durante 2016 y 2017; China, Reino Unido y Francia. Todos ellos han admitido poseer un arsenal nuclear.

A éstos se les suman miembros ilegales del “club nuclear”, entre los que se encuentran Corea del Norte, que anunció su retirada del Tratado de No Proliferación (TNP) en enero de 2003 y ha probado dispositivos nucleares desde entonces, así como India y Pakistán, países enfrentados que nunca firmaron el tratado y poseen arsenales nucleares. Pakistán constituye, supuestamente, la única potencia nuclear islámica dentro del “club nuclear”. Su programa es extremadamente secreto, y lo único que se sabe con certeza es que debe utilizar para sus armas uranio altamente enriquecido (HEU) en vez de plutonio, pues carece de reactores nucleares generadores de los mismos.

Por su lado, Israel ha declarado tener armas nucleares, pero al no dejar entrar las salvaguardias del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) en su país, nunca ha podido llegar a comprobarse; por su parte, Iraq inició un programa nuclear secreto bajo el gobierno de Saddam Hussein antes de la Guerra del Golfo Pérsico. También es conocido que Irán y Libia han llevado a cabo actividades nucleares secretas violando los términos del tratado. Las importantes implicaciones geopolíticas de Irán han generado serias crisis diplomáticas (2005-2007 y 2011-2013) y diversas medidas de bloqueo económico del país a iniciativa estadounidense, israelí y europea, pero la noticia de un acuerdo secreto con grandes potencias europeas hace pensar en la posibilidad de entrada en el club a pesar de las declaraciones contrarias por parte de sus mandatarios.

¿Qué países tienen armas nucleares? 1
El líder norcoreano Kim Jong Un examina una ojiva tras la prueba de un misil balístico en marzo de 2016 | Foto: KCNA / Reuters

¿Qué tamaño tiene su arsenal?

La mayoría de las cabezas nucleares se encuentran en Rusia (7.290 municiones), seguida por Estados Unidos (7.000 armas nucleares). Sin embargo, EEUU dispone de más municiones operativas, es decir, ya desplegadas en sus portadores: 1.930 frente a 1.790 en Rusia. Las demás naciones del club tienen en sus arsenales cantidades significativamente menores: Francia 300, China 260 y Reino Unido 215. Respecto a Pakistán, no existen datos exactos aunque se estima que el país del sur de Asia dispone de entre 100 y 120, mientras que India poseería entre 90 y 110 municiones. Por su parte, Corea del Norte tendría menos de 10 cabezas nucleares. Las municiones nucleares de EEUU y Rusia representan el 93% de todo el arsenal.

¿Qué países tienen armas nucleares? 3
Fuente: ICAN

¿Hay armas nucleares en otros países?

Sí. Como parte de la OTAN, Alemania, Bélgica, Italia, Países Bajos y Turquía son las naciones que albergan armas nucleares de Estados Unidos en su territorio, y existen otras naciones como Albania, Australia, Bulgaria, Canadá, Corea del Sur, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Grecia, Hungría, Islandia, Japón, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Noruega, Polonia, Portugal, República Checa y Rumania que, según la ICAN (Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares), participan en alianzas nucleares.

¿Cuántas armas nucleares tiene España?

 

Durante la dictadura franquista, España llegó a producir 150 kilos de plutonio al año al margen de los controles internacionales para el desarrollo de armas nucleares y pudo desarrollar el llamado “Proyecto Islero“,  con el que se propuso desarrollar una bomba de plutonio en los años 60.

Diferentes estudios revelan que España tiene la suficiente tecnología y recursos y podría construir armas nucleares o desarrollar un programa nuclear, pudiendo construir varias bombas al año. Posee reservas de uranio, 10 grandes centrales nucleares, una fábrica de combustible nuclear en Juzbado (Salamanca) y un centro de almacenamiento de residuos radiactivos de baja y media actividad en El Cabril (Córdoba) pero en la actualidad no posee armas nucleares.

Todo lo que creíamos saber sobre la memoria es falso

Redacción TO

Foto: ARND WIEGMANN
Reuters

A menudo lamentamos nuestra mala memoria cuando olvidamos la fecha de cumpleaños de nuestra pareja o dónde dejamos las llaves de casa la noche anterior. Sin embargo, la memoria no solo es el elemento que nos saca de apuros o nos mete en ellos, sino el recurso a través del cual cobramos conciencia sobre nosotros mismos. Porque los seres humanos construimos nuestra vida a partir de nuestros recuerdos.

Este es el motivo por el que un estudio realizado en Japón es tan importante; sienta las bases de una revolución sobre cuánto conocemos sobre el funcionamiento de nuestra mente.

Todo lo que creíamos saber sobre la memoria es falso 1
El cerebro es el órgano humano del que se poseen menos certezas. | Foto: Jens Meyer/AP Photo

En la actualidad sabemos que nuestro cerebro se divide por áreas y que cada una de ellas cumple con una función, como el almacenamiento de información. Y partiendo de este punto caminamos entre incertezas. Hasta la publicación de este estudio, creíamos que era el hipocampo el encargado de la memoria a corto plazo, mientras que de la corteza prefrontal dependía la memoria a largo plazo. Esta tesis se dio por válida después de que en 1953 una operación de lobotomía para curar la epilepsia de un paciente llamado Henry Molaison tuviera como efecto colateral una incapacidad para retener nuevas informaciones, aun manteniendo intactas las adquiridas tiempo atrás. La explicación que dieron los científicos fue que el hipocampo del paciente se vio dañado por la operación, pero que el córtex prefrontal seguía indemne y que esa era la razón por la que solo se había alterado la capacidad para memorizar datos nuevos.

Durante más de medio siglo, los expertos creyeron que los recuerdos inmediatos se transferían desde el hipocampo hasta la corteza prefrontal y que era ahí donde se almacenaban. Ahora, una investigación del Instituto Riken, en Tokio, en colaboración con el MIT, ha encontrado pruebas suficientes como para poner en entredicho esta teoría.

Las conclusiones del estudio, publicadas en la revista Science, se han confirmado en las pruebas con ratones y se espera que puedan trasladarse a otros mamíferos, incluidos los seres humanos.

Todo lo que creíamos saber sobre la memoria es falso
Los descubrimientos que acaban de revelarse pueden cambiar nuestra concepción del cerebro humano. | Foto: Edgard Garrido/Reuters

De hecho, este mismo equipo de investigadores fue capaz de identificar en 2012 neuronas involucradas en el almacenamiento de recuerdos concretos. Una vez hallaron estas células, crearon un mapa con los circuitos que se activaban al recordar. En otro estudio, más moderno, los científicos experimentaron una técnica con personas mayores, ya octogenarias, en la que estimulaban neuronas concretas para observar las áreas del cerebro que se activaban al hacerlo.

En esta ocasión, los científicos liderados por Takashi Kitamura han demostrado en ratones que los circuitos de la memoria transcurren simultáneamente en el hipocampo y en la corteza prefrontal.

Algunos científicos, como Kitamura, aseguran que esta investigación confirma la teoría de la conciencia de orden superior

Este hallazgo podría ser fundamental para el tratamiento de enfermedades relacionadas con la memoria. Además, en términos potenciales, podría cambiar incluso nuestra idea de cómo funciona el cerebro humano. De acuerdo con algunos expertos, entre los que se encuentra Kitamura, el estudio confirma la teoría de la conciencia de orden superior. Según ésta, los humanos son conscientes de sus experiencias cuando un estado mental superior hace una representación de las mismas.

Existe un ejemplo que ilustra bien esta idea. Si pierdes un reloj que te ha regalado un familiar, te sientes mal en el momento mismo de la pérdida. Sin embargo, con el paso del tiempo, vas olvidando ese dolor. Hasta que llega un día en el que te sucede algo que te conduce de nuevo hasta ese recuerdo y vuelves a sentirte mal. La conciencia de esa pérdida es el pensamiento de orden superior. Parece un asunto complejo, pero es de una importancia capital. Se trata de descubrir cómo funciona nuestra mente, la región más misteriosa de nuestro cuerpo.

TOP