Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

"Queremos tejer barrio para cambiar las cosas"

Verónica F. Reguillo

Foto: The Objective
The Objective

Tiene el pelo morado (como el color asociado a la lucha de las mujeres), y una vitalidad que consigue empapar el ambiente. Toñi Domingo es feminista y participa activamente en varios grupos de mujeres de su barrio, de Vicálvaro (Madrid). Nos cuenta que desde lo local, lo cercano, y lo pequeño, es desde donde se empiezan a cambiar las cosas. “Lo que queremos es tejer barrio. Los trabajos colectivos hechos por mujeres son unos trabajos que unen mucho. Yo creo en lo colectivo, en lo cercano”.

Toñi Domingo es vecina de Vicálvaro y muy activa en la lucha por la igualdad de derechos. | Foto: The Objective
Toñi Domingo es vecina de Vicálvaro y muy activa en la lucha por la igualdad de derechos. | Foto: The Objective

Desde 1999 participa en Entretejiendo, un grupo de entre 20 y 30 mujeres que trabajan la lana juntas para ‘vestir’ Vicálvaro de color. Para este 8 de marzo, más de 80 comercios les han cedido el material, y ellas tienen un objetivo claro: “dar visibilidad a las mujeres que están en casa, y que hacen un trabajo poco valorado, pero muy importante como es el de sostener la vida”.

Toñi también participa en Enredadas, el grupo que engloba a todas las asociaciones de mujeres del barrio. Para el Día de la Mujer han organizado la proyección de cortos sobre la ‘Igualdad en el trabajo de los cuidados’. O lo que es lo mismo, debatir sobre la corresponsabilidad de realizar el trabajo doméstico de manera conjunta. “Es compartir, es algo que tenemos que hacer entre hombres y mujeres”.


Desigualdad traducida en datos

La carga de las tareas en casa, la brecha salarial, la brecha en materia de pensiones, y por supuesto, los asesinatos de mujeres a manos de sus parejas o exparejas son desigualdades diarias que se podrían traducir en datos.

En este 2017 ya han muerto, al menos, 16 mujeres por este motivo, según las cifras del Ministerio de Igualdad.

Según publica el INE, la diferencia de salarios entre hombres y mujeres asciende a un 13,3%, utilizando como base de la comparación lo que se gana por hora trabajada. Además, el número de mujeres que desempeñan un trabajo a tiempo parcial es muy superior al de hombres, en todos los niveles salariales. Estas diferencias se incrementan según la edad: los menores de 25 años tienen salarios más igualitarios, pero la brecha va aumentando con los años.

En lo que se refiere a la brecha salarial entre hombres y mujeres pensionistas la diferencia se sitúa en un 36,1% en 2014. Según un informe europeo, España es uno de los países en los que más se ha ampliado dicha brecha, pasando de un 33% en 2008 a un 36,1% en 2014.

“Las mujeres tenemos que ponernos a la cabeza porque la igualdad no es real”

Ante todo esto, Toñi afirma que hay que seguir luchando y critica una ley de Igualdad que carece de los medios necesarios para abordar todas las carencias de género. “Las mujeres tenemos que ponernos a la cabeza porque la igualdad no es real, es ficticia”.

 1
Toñi y su vecina Rosa son participantes activas en las asociaciones de mujeres del barrio. | Foto: The Objective

Esta vecina de Vicálvaro termina esta pequeña entrevista con lágrimas en los ojos. Lleva un atuendo especial dedicado a otro colectivo que también sufre mucho, dice. Su chaqueta multicolor se solidariza con las personas homosexuales. “Yo me he puesto esta chaqueta porque creo que hay mucha gente sufriendo por este tema. La gente tiene que ser lo que quiera ser: hombre, mujer…, lo que quieran. Y nosotros tenemos que permitirlo”.

El ‘tetazo’ que ha unido a cientos de mujeres argentinas

María Hernández

‘Tetazo’ fue como las mujeres decidieron llamar a esta manifestación en la que protestaban por la prohibición del topless en algunos lugares de Argentina. Cientos de mujeres se concentraron en el Obelisco de Buenos Aires y, con sus pechos desnudos, protestaron por lo que consideran una concepción machista de su cuerpo. Bajo el lema “la única teta que molesta es la que no se puede comprar”, también se unieron a la protesta numerosas mujeres en ciudades como Rosario o Mar del Plata.

Las mujeres se manifestaron bajo el lema “la única teta que molesta es la que no se puede comprar”. (Foto: Juan Mabromata/AFP)
Las mujeres se manifestaron bajo el lema “la única teta que molesta es la que no se puede comprar”. (Foto: Juan Mabromata/AFP)

La convocatoria del ‘tetazo’ surgió a raíz de un incidente ocurrido hace dos semanas: veinte policías ordenaron a tres mujeres, que tomaban el sol en topless, que cubrieran sus pechos. La policía amenazó a estas mujeres con detenerlas si seguían mostrando sus senos desnudos, por violar un norma penal que rige en el país desde 1973. El hecho, que ocurrió en la localidad costera de Necochea -a 500 kilómetros al sur de Buenos Aires-, causó la indignación de varias asociaciones feministas, sociales y políticas y logró la unión de cientos de mujeres contra una actitud machista que consigue que, algo que en Europa se ve con normalidad, siga siendo tabú en Argentina.

“La única teta que molesta es la que no se puede comprar”

El vídeo de esta intervención policial se difundió internacionalmente, y dos días después el caso fue archivado por el juez, que dijo que “la defensa irrestricta de las libertades me lleva a posicionarme en favor de las mujeres que decidieron descubrir sus pechos”.

Varios hombres se unieron a la protesta. (Foto: Natacha Pisarenko/AP)
Varios hombres se unieron a la protesta. (Foto: Natacha Pisarenko/AP)

Pero no son las mujeres las únicas indignadas. También hubo hombres que se sumaron a la protesta con frases como “¿por qué yo puedo hacer topless y ellas no?”. Sin embargo, estos no fueron los únicos hombres que vivieron la manifestación. Las mujeres que descubrieron sus pechos tuvieron que hacerlo junto a aquellas actitudes por las que protestaban, pues a su alrededor se agruparon varios mirones que, ajenos a la lucha de las manifestantes, solo querían aprovechar para ver el cuerpo desnudo de una mujer. Con cánticos de “¡afuera, macho, afuera!”, las participantes intentaron alejar de allí a los hombres, en su mayoría mucho mayores que ellas, que se agrupaban en balcones, o incluso subidos al mástil de una bandera, para poder ver mejor sus cuerpos semidesnudos. También hubo comentarios de algunos hombres indignados e incluso algunos que solo buscaban echar alguna que otra fotografía. Fueron tantos los que mostraron este comportamiento que se creó un momento de gran tensión, en el que se llegó incluso a los enfrentamientos físicos.

“¿Por qué yo puedo hacer topless y ellas no?”

“Hay una concepción machista que hay que desterrar. Somos las dueñas de nuestros cuerpos y nos manifestamos con ellos. No somos bienes de consumo”, dijo una activista de 28 años a AFP. Sus pechos desnudos y las inscripciones en su espalda fueron las armas que esta y otras muchas activistas utilizaron para luchar por la libertad de sus cuerpos, pues afirman que la sociedad solo “quiere tetas para consumir en la televisión, las reales molestan”.

Las mujeres escribían en sus pechos desnudos frases contra la censura (Foto: Natacha Pisarenko/AP)
Las mujeres escribían en sus pechos desnudos frases contra la censura (Foto: Natacha Pisarenko/AP)

Las manifestantes tuvieron que echar de allí a numerosos mirones. (Foto: Marcos Brindicci/Reuters)
Las manifestantes tuvieron que echar de allí a numerosos mirones. (Foto: Marcos Brindicci/Reuters)
Las activistas luchaban por la libertad de poder mostrar su cuerpo. (Foto: Natacha Pisarenko/AP)
Las activistas luchaban por la libertad de poder mostrar su cuerpo. (Foto: Natacha Pisarenko/AP)

Varias caras conocidas se unieron también a la causa. La dirigente de izquierda Vilma Ripoll cree que la marcha fue “un nuevo paso preparatorio hacia el paro internacional de mujeres del 8 de marzo por todos nuestros derechos”.

Este ‘tetazo’ no ha sido el primero protagonizado por las mujeres argentinas. En julio de 2016, miles de mujeres salieron a las calles con sus pechos desnudos para mostrar su indignación por el caso de una mujer que fue expulsada de un lugar público por amamantar a su hijo.

Durante los últimos días, dos diputados del Frente para la Victoria presentaron un proyecto de ley que pretende derogar el artículo del Código Contravencional que sanciona en Buenos Aires a quienes muestran su cuerpo desnudo en público.

No obstante, la muestra de apoyo por parte de los políticos es aún muy reducida. Así, las mujeres argentinas siguen luchando para que su país deje de aprobar las conductas que en otros lugares son consideradas machistas. Pero, sobre todo, las argentinas luchan por la igualdad. Si los hombres pueden mostrar sus pezones en público, ¿por qué no pueden hacerlo ellas?

Los millennials le están perdiendo el miedo al VIH

Lidia Ramírez

Foto: FELGTB

Hombres, entre 15 y 34 años y pertenecientes al colectivo HSH (hombres que tienen sexo con otros hombres). Ese es el perfil, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad, de los nuevos diagnósticos de infección por el VIH. Las cifras hablan por sí solas: los varones suponen el 85,9% de los nuevos diagnósticos, siendo en el 53,6% de los casos HSH.

El preservativo no basta
Nuevos diagnósticos de infección por el VIH. Número de casos, porcentaje y tasas por sexo y edad. Año 2015. | Gráfico: Ministerio de Sanidad

En la tabla inferior podemos observar cómo el porcentaje de nuevos diagnósticos entre HSH ha ido ascendiendo del 47,5% en 2009 al 56% en 2015. Paradójicamente, según nos asegura Juan Ramón Barrios, presidente de la Coordinadora estatal de VIH y sida (CESIDA), es esta comunidad la más concienciada en cuanto a riesgos y prevención del VIH. “Es el grupo que más se hace la prueba”, apunta Barrios. Entonces, ¿cuál es el motivo de este repunte?

Para el presidente de CESIDA, “se han relajado en las medidas de prevención, ya no es la enfermedad mortal de los años 90. Se le ha perdido el miedo al VIH”, asegura. Y es que según un informe publicado por el Ministerio de Sanidad en 2010 que refleja el número de muertes por VIH desde 1981 hasta 2008,  2.033 personas (1.684 hombres y 349 mujeres) murieron a causa del SIDA en 1990. Sin embargo, el número de defunciones alcanzó su máximo en el año 1995, con 5.857 muertes (4.741 hombres y 1.116 mujeres).

El preservativo no basta 1
Distribución de nuevos diagnósticos de infección por el VIH por año de diagnóstico y modo de transmisión. Datos de 15 CCAA, Ceuta y Melilla. Período 2009-2015. | Gráfico: Ministerio de Sanidad

En general,  durante el 2015 se han diagnosticado 3.428 casos de VIH entre toda la población en España, lo que representa una tasa del 7,39% por 100.000 habitantes, y aunque ralentizada, como se puede ver en el gráfico de arriba, continúa la tendencia descendente de los nuevos casos infección. Si en 2009, el porcentaje en la comunidad heterosexual era del 33,6%, para 2015 fue del 27,3%. Igual ocurre entre el colectivo PID (personas que se inyectan drogas), donde el número de casos de infecciones ha disminuido en seis puntos.

Para Juan Ramón Barrios puede tener su lógica desde el punto de vista biológico y social que sea entre los HSH donde el número de infecciones es mayor por “el tipo de prácticas de riesgo”. Estas serían, entre otras, la penetración anal, ya que “la mucosa del recto es más fina que la de la vagina o la boca y cualquier lesión puede hacer que el VIH pueda entrar en el torrente sanguíneo”; el número de parejas sexuales y el uso de distintas sustancias como alcohol u otras drogas, así como la práctica de fenómenos como el chemsex, “que facilita el contacto con otras personas anónimas”.

¿Se le ha perdido el miedo al VIH entre los jóvenes gays? Los millenials le están perdiendo el miedo al VIH 1
Manifestación de la Radical Gay para denunciar la inactividad el gobierno frente al VIH. Mediados de los 90. | Foto: FELGTB

Por otro lado, “el 30% de la población que tiene VIH no lo sabe”, asegura Barrios, quien hace hincapié en que “cualquier persona que haya tenido prácticas de riesgo debe hacerse la prueba lo más pronto posible”. Además, recomienda a todos los HSH la realización del test cada tres meses. La Fundación Triángulo es una de las entidades que realiza este tipo de exámenes de forma anónima, gratis y  en sólo 20 minutos. En su web puedes acceder a todo tipo de información al respecto, así como el lugar de sus sedes y horarios.

Escasas campañas de prevención contra el VIH

Mucho ha llovido ya desde aquel ‘Póntelo, pónselo’. Una arriesgada campaña publicitaria que hace 27 años luchó por convertir el preservativo en algo cotidiano y necesario como medida eficaz para la prevención de embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual.

Casi tres décadas han pasado ya desde que el preservativo saliera del armario con la campaña más ruidosa que ha dado nuestra democracia, y hoy, lejos de esto, pocas son los anuncios de las instituciones públicas sobre prevención del VIH. En este sentido, analizando las campañas contra el virus de inmunodeficiencia humana realizadas por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en el periodo 2005-2017, tan sólo encontramos cinco, en los años 2008, 2009, 2010, 2011 y 2014, dirigidas al público HSH.

¿Se le ha perdido el miedo al VIH entre los jóvenes gays? Los millenials le están perdiendo el miedo al VIH 2
Campañas prevención del VIH. Años 2014, 2011 y 2009. | Fuente: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Y aunque como señala el presidente de CESIDA, Juan Ramón Barrios, “la responsabilidad de hacer campañas de prevención de ITS es de las administraciones públicas”, desde grandes empresas de preservativos como Control o Durex este tipo de acciones también brillan por su ausencia. Así nos lo afirman desde la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTS): “las campañas publicitarias de preservativos generalmente van dirigidas a parejas de diferente sexo –no tienen por qué ser heterosexuales, aclara– dejando a un lado parejas del mismo género e invisibilizando mucho todo lo que tiene que ver ya no sólo con el VIH sino con las infecciones de transmisión sexual (ITS) particularmente y, en general, con la salud sexual”, apunta Loren González, portavoz de Salud y VIH de la organización.

¿Se le ha perdido el miedo al VIH entre los jóvenes gays? Los millenials le están perdiendo el miedo al VIH 3
Publicidad de Durex en su página web. | Imagen: Durex.es

Este periódico se ha puesto en contacto con ambas compañías, y mientras que desde Durex, tras un primer contacto, posteriormente no hemos recibido respuesta alguna, desde Control nos aseguran: “Nosotros hacemos cosas a pequeña escala, con asociaciones y algún instituto, pero siempre a través de alguna asociación. Y el día mundial del Sida solemos hacer alguna acción con entrega de muestras”. Sin embargo, finalmente afirman: “la verdad es que últimamente no se hacen campañas específicas para la concienciación sobre las enfermedades de transmisión“.

Así, tanto desde CESIDA como desde FELGTS aseguran que tan importen son las campañas de prevención del VIH dirigidas al colectivo HSH, como el lenguaje y las formas empleadas, ya que “se podría caer en la estigmatización y en la discriminación como sucedía en los años 80 cuando se asociaba este virus a determinada población creando de esta manera un estigma que a día de hoy sigue vivo”.

Macron, el reaccionario

Daniel Capó

Foto: Pool
Reuters

En términos estrictos, cabe tildar a Emmanuel Macron de reaccionario posmoderno. Su lenguaje no es el del integrismo, sino el de un hombre lúcido que entiende cuál es rostro de la política contemporánea y, sobre todo, en qué consisten sus riesgos. Quiero decir que Macron es un reaccionario postmoderno porque no se bate contra la modernidad –entendida en sus justos términos– sino a favor de ella. Frente a la perplejidad y a ese rumor inquietante propagado por un populismo que nos invita a descreer de la democracia tradicional, el nuevo presidente francés reivindica de forma inusual la responsabilidad del ciudadano adulto. «He apostado por la inteligencia de los franceses y de las francesas –ha declarado Macron en la entrevista concedida a un grupo de periódicos europeos–. No les he adulado, sino que le he hablado a su inteligencia. Lo que agota a las democracias son los responsables políticos que piensan que sus conciudadanos son idiotas, utilizando con demagogia sus temores y contrariedades y apoyándose en sus reflejos. […]. Deseo volver a retomar el hilo de la historia y recuperar la energía del pueblo europeo».

Son palabras mayores que merecen ser subrayadas: historia e inteligencia, responsabilidad y vida adulta. Ante la avalancha de política basura que embrutece los parlamentos y el debate público, se abre ante nuestros ojos una curiosa paradoja: en nuestro tiempo, ser reaccionario –un reaccionario no antiguo sino posmoderno, un reaccionario alla Macron– consiste en rechazar las vulgarizaciones de la ideología, en reivindicar el peso de la razón ilustrada y la inestimable moderación del parlamentarismo. Es algo tan sencillo como atreverse a decir la verdad en una época de posverdades. Del éxito de políticos así –dispuestos a rechazar la salmonella de la mentira–, depende en buena medida el futuro de Europa.

La voz de Leopoldo López

José Carlos Rodríguez

Foto: Ariana Cubillos
AP
“¡Me están torturando!”. Era el grito desesperado de Leopoldo López mientras practicaban el socialismo sobre su cuerpo. López está en la cárcel militar de Ramo Verde por cometer el crimen de convocar una gran manifestación contra el gobierno de Nicolás Maduro. Llevaba 78 días incomunicado con sus abogados, según acababa de denunciar su mujer, Lilian Tintori, y recurrió a la voz que aún tiene, y que llega más allá de las vallas de la cárcel. “¡Denuncien!”, vociferaba utilizando el único medio de defensa que le queda; su voz.
Hay motivos para el miedo y la inquina que siente el régimen por Leopoldo López. Fue nombrado el tercer mejor alcalde del mundo en 2008. Poco después, el régimen le inhabilitó para cargo público, sin que mediara un juicio en su contra. La Corte de Derechos Humanos le rehabilitó, pero la decisión de Hugo Chavez sirvió para apartarle del liderazgo de la Mesa de Unidad Democrática, que es la confluencia de la oposición al régimen. Su lugar lo ocupó Henrique Capriles, que sigue una estrategia menos combativa, aunque no menos firme. Ahora, el régimen ha inhabilitado a Capriles. Cuando Leopoldo recobró la capacidad de maniobra política, se recorrió el país para crear el partido Voluntad Popular. Lo había convertido en el partido con más alcaldes el día de su encarcelamiento. Maduro le teme porque tiene lo que el régimen carece desde la muerte de Chávez: liderazgo.
El socialismo ha llevado la sociedad venezolana al caos, a las colas, al hambre. Es la realidad. Es la vida de la gente. Es lo que llega al salón antes de encender la televisión. Esa realidad ha arruinado al régimen, y la cuestión es cuándo y, sobre todo, cómo va a caer, y los cadáveres que dejará como eternos testigos de la revolución.

TOP