Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

¿Quién es Pine, el misterioso inversor de Bitcoin que ha donado 86 millones de dólares?

Redacción TO

Foto: Marvin Meyer
Unsplash

Una piña ha puesto del revés el mundo Bitcoin. Hace 15 días, un usuario de Reddit llamado Pine anunció que iba a donar 5.057 bitcoins a causas benéficas. Al cambio actual, esa cantidad equivale a unos 86 millones de dólares. 86. Entonces, Reddit y las asociaciones empezaron a echar humo.

Una de las preguntas más repetidas ha sido: ¿por qué? “Porque una vez que tienes suficiente dinero, el dinero no importa”. Ese es el lema de Pineapple Fund.

La fortuna de Pine tiene un origen muy claro: empezó a comprar bitcoins cuando nadie más lo hacía. “Descubrí Bitcoin cuando era una pequeña comunidad de personas que intentaba convertir un proyecto de juguete en un nuevo paradigma monetario descentralizado”, señaló a Bitcoin Magazine. Solo en estos 12 meses el valor de la moneda se ha multiplicado por 10, en los últimos tres años ha pasado de valer 200 dólares a sobrepasar la barrera de los 20.000.

“Recuerdo cuando empecé con bitcoin hace algunos años. Cuando la moneda subió a dos cifras por primera vez, yo ya creí que eso era un triunfo. Esperé y aluciné cuando subía a 15 dólares, a 20, a 30… ¡wow! Ahora, veo que cada BTC vale 17.539 dólares. Y todavía no me lo creo“, explicó en Reddit.

Pine comenzó a acuñar bitcoin en su casa en un ordenador viejo y, a diferencia de muchos otros primeros usuarios visionarios que vendieron monedas para pagar facturas y gastos, él los mantuvo durante todos estos años. “Bitcoin ha cambiado mi vida, y tengo mucho más dinero del que nunca podré gastar. Mis objetivos, mis metas y mis motivaciones con la vida no tienen nada que ver con tener XX millones o con ser mega rico. Así que, estoy haciendo algo diferente: donar la mayor parte de mis bitcoins a causas solidarias. Lo he llamado: 🍍 The Pineapple Fund”, escribió Pine en Reddit.

Pero, ¿quién está detrás de esa piña?

Quien hay debajo de esa corteza amarilla es todavía un misterio. En las escasas entrevistas que ha concedido con la condición de preservar su anonimato, apenas han circulado detalles personales. Ni siquiera sabemos si es hombre o mujer. Y es probable que no se conozca nunca. “Prefiero mantener mi identidad en secreto. El Proyecto Pineapple no se trata de publicidad. De hecho, ninguna persona en mi vida sabe que estoy detrás de esto. Es mejor que la gente piense que tienes suficiente dinero para vivir que piense que eres súper rico”, explicó a Bitcoin Magazine.

¿Quién es Pine, el misterioso millonario de Bitcoin que ha donado 86 millones de dólares? 2
Logo y lema del inversor. | Crédito: Pinneapple Fund

Lo único que ha confesado Pine, de momento, es la razón por la que eligió ese nombre para el fondo: “Siempre me ha gustado la piña, pero debido a que contiene bromelina [una enzima que digiere la proteína], tu boca se pone sensible si comes demasiado”, contó a The Guardian, en referencia a una ocasión en la que tuvo una intoxicación alérgica por haber comido tanta piña. “Entonces, como ahora, es un buen momento para compartir la piña. Tengo demasiados bitcoins para la vida en la que me gustaría vivir, así que los estoy compartiendo “.

¿Cómo elige a las organizaciones?

El fondo juzga a los solicitantes basándose en “la historia, capacidad y transparencia de la organización benéfica”. Una de las primeras advertencias fue que no donaba a particulares. Así, se basa en tres factores para decidir: cuál es el impacto de la organización, qué habilidades nuevas e innovadoras potencia, y cómo es de sostenible. Cualquier organización puede completar el formulario y suscribirse para pedir una donación. Es imprescindible tener un código de cartera bitcoin, en el que se pueda recibir el pago en esta criptomoneda, una identidad virtual que muchas ONG no ha creado todavía. Todas las transferencias se pueden comprobar aquí.

Las donaciones del Fondo Pineapple van a ir principalmente a organizaciones dedicadas a la investigación médica, la salud mental, la conservación del medio ambiente, la lucha contra la violencia doméstica y el abuso sexual; además de otras causas relacionadas con la tecnología (proyectos de código abierto).

¿Por qué estas? “Bueno, no es que yo piense que sean las más importantes (…) Pero estas se alinean con mis valores, y creo que cualquier contribución a esas causas traerá algo bueno a este mundo que todos compartimos”, señaló Pine a Bitcoin Magazine.

¿Qué organizaciones han recibido donaciones?

¿Quién es Pine, el misterioso millonario de Bitcoin que ha donado 86 millones de dólares? 1
Las 14 organizaciones que, hasta el 27 de diciembre, han recibido las donaciones de Pine. | Foto: Pineapple Fund

Hasta el momento, Pineapple Fund ha donado a 14 organizaciones —según recoge en su página web—. GiveDirectly, una ONG dedicada a enviar dinero en efectivo a través de transferencias a móviles a las familias que viven en extrema pobreza en el este de África, ha sido la que más dinero ha recibido: cinco millones de dólares.

Después, han recibido un millón de dólares: Watsi, una organización sin ánimo de lucro que se encarga de desarrollar tecnología para el cuidado de la salud universal; The Water Project y Charity Water que implementan proyectos de agua limpia en África y países subdesarrollados; Electronic Freedom Foundation, una organización que defiende los derechos y la privacidad de los usuarios de Internet; Mona, una fundación que se encarga de conseguir educación igualitaria para niñas; Internet Archive, una página web sin ánimo de lucro cuyo objetivo es compilar y completar un archivo revisable —algo así como una especie de gran enciclopedia— de todas las páginas de Internet (alrededor de 308.000 millones de páginas); Pencils of Home, una ONG que se encarga de construir escuelas y llevar profesores en los países más desfavorecidos; New Story, una organización sin ánimo de lucro que construye viviendas en los suburbios.

También ha enviado medio millón a la Fundación BitGive, que construye proyectos que usan blockchain para la filantropía global. Además de 100.000 y 50.000 dólares, respectivamente, para Green Steps y OpenBSD.

Algunas de las organizaciones han sido propuestas por los usuarios de Reddit. Es el caso de SENS Research Foundation, un instituto con sede en Mountain View (California), dedicado a curar las enfermedades del envejecimiento, que recibió un millón de dólares; y de MAPS (Asociación Multidisciplinaria de Estudios Psicodélicos), una organización sin ánimo de lucro que investiga la legalización de drogas psicodélicas y marihuana para tratar enfermedades mentales y psicológicas, que recibió otro millón.

El plazo para las organizaciones que quieran pedir donaciones acaba este miércoles.

Aunque Pine debe su fortuna a la increíble revalorización de esta criptomoneda, es consciente que puede provocarse un colapso: “Creo que estamos sobrevalorados en este momento. Sin embargo, creo que en el muy largo plazo continuará aumentando su valor como moneda deflacionaria”, señaló a The Guardian.

Continúa leyendo: Mientras el bitcoin se desploma, sus grandes inversores se van de farra

Mientras el bitcoin se desploma, sus grandes inversores se van de farra

Redacción TO

Foto: DADO RUVIC
Reuters

De las 100 principales criptomonedas que actualmente están en el mercado, un total de 96 están en números rojos, es decir, la práctica totalidad de las criptodivisas pierde dinero (y con ellas, sus inversores). Solo se salvan de esta guillotina económica Tether, Gas, Neblio y Cryptonex. El martes se conocía la noticia de que la criptomoneda por antonomasia, bitcoin, se desplomaba un 16% y que sus casi igualmente famosas compañeras Ethereum y Ripple (las dos más populares después de bitcoin) perdían un 16% y un 24% de su valor, respectivamente. Uno podría pensar que este pesimista panorama alertaría a los inversores y que estos cruzarían tierra, mar y aire para salir de semejante embrollo. Pero se equivocaría. Los grandes inversores han cruzado mar sí, pero en crucero, con toda la calma.

Alrededor de 600 entusiastas de las criptomonedas se embarcaron el lunes por la noche en Singapur en el segundo Blockchain Cruise anual, una suerte de vacaciones en el mar con una temática entrada en las criptodivisas. El valor del bitcoin se situaba entonces cómodamente por encima de los 13.500 dólares (unos 11.000 euros) pero para cuando el buque llegó a el miércoles a Tailandia, donde los viajeros pudieron dedicarse a beber, a tomar el sol y a disfrutar de conferencias sobe la criptoeconomía, el bitcoin había caído ya hasta los 10.000 dólares (algo más de 8.000 euros), informa Bloomberg. En el transcurso de esos días, el grupo, compuesto en su mayoría de hombres jóvenes, muchos de los cuales han hecho fortunas gracias a bitcoin, habían perdido probablemente millones de dólares.

Pero el batacazo no detuvo la fiesta. Según ha explicado Ronnie Moas, uno de los conferenciantes del miércoles, el bitcoin alcanzaría, en el mejor de los casos, los 300.000 dólares (más de 245.000 euros) en tan solo siete años. “Nada crece en línea recta”, razona. Pero la lista de conferenciantes del exclusivo crucero no acaba ahí e incluye nombres fuertes como José Gómez, hombre cercano al expresidente de Venezuela Hugo Chávez; Kaspar Korjus, el hombre detrás de la “nación digital” de las e-residencias impulsada por el Gobierno de Estonia; Jorg Molt, que -de ser cierta su afirmación de que posee un cuarto de millón de bitcoins– tiene una fortuna de 2.800 millones de dólares (casi 2.300 millones de euros), e incluso el mismísimo John McAfee, el empresario de la compañía de ciberseguridad McAfee (cuyos antivirus se encuentran hoy en día en dispositivos de todo el mundo).

Precisamente McAfee se ha convertido en los últimos tiempos en un gran promotor de las criptodivisas a través de su cuenta de Twitter, donde también ha incluido una fotografía del crucero.

“¡Que todo el mundo se relaje!”, ha dicho recientemente, citado por International Business Times. “No sé si será el bitcoin o múltiples divisas pero habrá un estándar de criptomonedas para el mundo les guste a los gobiernos o no”.

Con este panorama, el mundo de las criptomonedas sigue festejando su repentino éxito, ajeno a los últimos datos, que apuntan a que estas divisas experimentarán una caída tan potente como lo fue su ascenso. Y olvidan el tortazo que se pegaron en 2007 las hipotecas subprime (disparador de la crisis económica) y de la explosión de la burbuja de las puntocom a principios de siglo. Los seguidores más acérrimos de la moda del bitcoin, según una de las conferencias, tendrán que ver una caída de más del 50% del valor antes de que salgan espantados. 

Continúa leyendo: Por qué gravar a la banca es una idea legítima

Por qué gravar a la banca es una idea legítima

Antonio García Maldonado

Foto: Andrew Kelly
Reuters

La idea de imponer una tasa finalista a los bancos que ha propuesto el PSOE merece más consideración que la burla habitual (muchas veces tan impúdicamente interesada) que se le dispensa a todo lo que venga de este partido. Sin entrar en si el destino final de dichos ingresos suplementarios (las pensiones) es el más adecuado, el Partido Socialista señala en la dirección correcta. El dinero está ahí, o en Apple o en Amazon o en Facebook, no en los autónomos ni en las pymes. Francia y Reino Unido aplican tasas parecidas, aunque no son finalistas.

Los argumentos en contra de la tasa no se sostienen. Se habla de que ese recargo lo pagarán los consumidores en forma de comisiones. Razonamiento que invalidaría cualquier tipo de impuesto indirecto. Como el IVA, que paradójicamente es el que más gusta a los que cargan contra la tasa bancaria. Basta con que se prohíba aplicar nuevas comisiones y las inspecciones sean estrictas al respecto, como se ha hecho ya en otros casos en el sector financiero tras la crisis. Respecto a que “es insuficiente” para la magnitud del problema, sería como pedirle al céntimo sanitario que financiara por sí mismo los sobrecostes del sistema de salud en vez de que ayudara un poco.

No obstante, son los economistas de la Escuela Austríaca, nada sospechosos de tener veleidades socialdemócratas, los que mejor legitiman la nueva tasa. Los representantes de esta escuela hablaban y hablan de Estados y bancos como una perniciosa “sociedad de socorros mutuos”. Al no tener que cubrir con sus depósitos el 100% del capital que prestan, la banca tiene capacidad de generar masa monetaria, amparada en un etéreo aval del Estado sostenido en un “too big to fail” que es innegable que ha funcionado todos estos años. Además, las entidades financieras, a diferencia de pymes y autónomos, cuentan con una institución pública (BCE) como prestamista y avalista de casi primera instancia, no de última. ¿A qué sector se le diseña y crea desde el Estado un banco malo para que no se manche con sus propias malas decisiones?

Por tanto, independientemente de la coyuntura de la crisis, es legítimo considerar que hay una dependencia estructural por la que los bancos deben contribuir más para reparar la crisis político-institucional, si queremos dar por superada la económica. Algo parecido a un cupo por los servicios prestados por el Estado, sin cuyo respaldo implícito los principales bancos se pensarían hacer muchos de sus grandes negocios, en España y en el exterior.

En una interesante columna publicada hace unos días, Ian Buruma, nuevo editor de The New York Review of Books, hacía algunas consideraciones agudas sobre Japón. Se preguntaba por qué no había allí populismos, por más que identificara en el primer ministro Shinzo Abe algunos rasgos ‘trumpianos’. Su diagnóstico conciso era que, por un lado, en Japón seguían funcionando instituciones de intermediación depauperadas en Occidente; y por otro, hablaba de una sociedad con uno de los impuestos de sucesiones más altos del mundo (aumentado en los últimos años, contra la tendencia general global). “La eficiencia no crea de por sí sensación de comunidad”, concluía.

También anotaba un rasgo interesante: los ricos japoneses no hacen ostentación de sus fortunas como hacen sus pares en Occidente, por no hablar de la que hacen gala los rusos o los chinos. El resultado es menos desigualdad y menos percepción de la desigualdad existente. Buruma obviaba rasgos muy negativos de Japón, pero señalaba dos problemas clave de nuestras sociedades, como son la mencionada falta de sensación de comunidad y la percepción de dos injusticias: la generacional y la de clase.

El populismo no ha causado la crisis institucional y política en la que estamos, es su principal síntoma. Si queremos revertir las causas, los bancos y las grandes empresas habrán de aportar mucho más porque habrá que repartir más y mejor. La pornografía financiera de bonus, sueldos disparatados, contratos blindados, pensiones inmorales, fortunas estratosféricas y ostentación yuppie en un entorno de salarios bajos y contratos cutres, tenía y tiene un coste. Parece increíble que creyéramos que no sería así.

Continúa leyendo: La próxima generación de 'influencers' no será humana

La próxima generación de 'influencers' no será humana

Cecilia de la Serna

Foto: @lilmiquela
Instagram

Los influencers generan beneficios millonarios, son líderes de opinión para una generación entera y rediseñan día a día el concepto de liderazgo. Estas celebridades, generalmente erguidas gracias al enorme influjo de Internet en la sociedad, sobre todo entre los más jóvenes que se sirven de las herramientas digitales para prácticamente todo, son de igual o mayor relevancia que muchos líderes mundiales.

Los influencers que conocemos son seres humanos, como todos nosotros, que sienten y piensan y viven como el común de los mortales. Por tanto, hierran y tienen sus puntos débiles. Sea en la piel del personaje o en la de la persona, sus propias personalidades generan un vínculo con sus hordas de seguidores a través de un principio humano: la empatía. Y esta empatía que se construye de individuo a individuo puede estar en riesgo con una tendencia que ya empieza a dibujarse: los influencers que llegan no serán necesariamente humanos.

La competencia que le saldrá a Dulceida, a las Kardashian o al youtuber de turno vendrá de la mano de imágenes generadas por ordenador, cyborgs y otros entes virtuales o semi-virtuales. El primer y gran ejemplo es la bloguera Miquela (@lilmiquela), que en Instagram cuenta con más de 520.000 seguidores y no es humana.

mfw I’m buying furniture for my first apartment in LA ☺️💛

Una publicación compartida de *~ MIQUELA ~* (@lilmiquela) el

🐟

Una publicación compartida de *~ MIQUELA ~* (@lilmiquela) el

Miquela Sousa -que es brasileña y americana- tiene una historia y un recorrido propio. Desde 2016 ha ido generando su propio discurso estético, artístico, de estilo de vida e incluso ideológico, un discurso que se ha mantenido coherente y que ha generado esa empatía que mencionaba como necesaria en la relación influencer-seguidor.

La delgada línea entre virtualidad y realidad se hace patente en el caso de Miquela, que a pesar de ser una imagen generada por un ordenador puede llegar a parecer real ante los ojos de los que la siguen. La controversia en este caso ha estado servida por la verosimilitud del personaje, que resulta muy auténtico ante los ojos del espectador. La pregunta que muchos se harán es ¿quién está detrás de esta modelo? No se sabe. Al menos no a ciencia cierta. Se ha especulado con la autoría de Miquela, si es individual o compartida por varios usuarios, pero -al contrario que en el caso de, por ejemplo, Gorillaz– no se sabe exactamente quién o quiénes están detrás de la peculiar bloguera.

Winter in LA 🌴

Una publicación compartida de *~ MIQUELA ~* (@lilmiquela) el

2018 Desert Litty!!

Una publicación compartida de *~ MIQUELA ~* (@lilmiquela) el

El misterio que rodea a esta it girl la convierte en algo aún más atractivo. El secreto tras su verdadera identidad atrapa a sus seguidores, que han llegado a teorizar sobre quién o qué es, hablando de estrategias de marketing, diseñadores gráficos e incluso de que Miquela no sea más que un adelanto de la quinta edición del célebre videojuego de simulación Los Sims. Lo único claro es que sus miles de fans viven con entusiasmo cada paso de Miquela, que cuenta incluso con una tienda de ropa propia y hasta su propia música en Spotify.

Lil Miquela no es la única no humana que está a la caza de la influencia digital. El progreso de la tecnología ha permitido un increíble desarrollo en las herramientas 3D, como en el caso que hemos mostrado, que combinan a la perfección imagen real e imagen generada por ordenador (CGI, por sus siglas en inglés). El mundo CGI es muy extenso, sin embargo en la vida real y gracias a elementos como la Inteligencia Artificial también encontramos a influencers no del todo humanos. Es el caso de los cyborgs, esas criaturas compuestas de elementos orgánicos y dispositivos cibernéticos​ que hemos visto cientos de veces en las películas de ciencia ficción y que no están en absoluto lejos de la realidad.

Estos seres, híbridos entre lo real y lo virtual, están apuntando alto y quieren hacerse también con las redes. Es el caso de LaTurbo Avedon, que en su biografía de Twitter se define como “artista avatar” y que quiere, a través de su presencia en las redes sociales, mostrar un punto de vista distinto sobre su percepción artística.

Club Rothko Save 04 (Mirror) from LaTurbo Avedon on Vimeo.

Las implicaciones verdaderas de estas tecnologías y personalidades inventadas -como muchas de las que actual y humanamente copan los Instagrams más seguidos- no están claras. No obstante, el futuro de estas celebridades cibernéticas podría ofrecer una pista de cuán borrosas pueden ser las diferentes líneas entre lo real y lo virtual. ¿Estás preparado para la nueva generación de influencers no humanos?.

Continúa leyendo: Tras la era del Bitcoin: las criptodivisas más rentables para este 2018

Tras la era del Bitcoin: las criptodivisas más rentables para este 2018

Cecilia de la Serna

Foto: Carlos Muza
Unsplash

El Bitcoin se ha convertido, gracias al tiempo y la presencia en los medios de comunicación de masas, en la criptomoneda por excelencia. Tal ha sido el acercamiento del gran público a esta divisa virtual, que hasta se venden casas que aceptan como único método de pago el Bitcoin.

Más de 200.000 personas en el mundo compran bitcoins a diario, y la demanda sigue en aumento, por lo que cabe esperar que vuelva a romper récords una vez más. No obstante, hay algunos indicadores -al menos eso aseguran los expertos- que no son demasiado optimistas en este sentido, y es que su alto coste, su vulnerabilidad ante posibles hackeos y su enorme fluidez dejan en duda su viabilidad a medio-largo plazo.

En declaraciones recientes a la CNBC, Warren Buffett aseguró “sobre las criptomonedas, en general, puedo decir casi con total seguridad que van a tener un mal final”. Entonando ese famoso “todo lo que sube, baja”, el oráculo de Omaha dejaba clara su oposición al Bitcoin, y a otras tantas divisas virtuales. No obstante, los casos de éxito han demostrado que hacerse ricos con ellas -como con cualquier inversión- depende del momento en que se invierta y de la astucia del inversor. ¿Forman parte las criptomonedas de una nueva burbuja económica o son el próximo golpe? Sea como fuera, nadie pone en duda que están de moda. Y, como no sólo de bitcoins vive el hombre, seleccionamos las criptodivisas que los expertos señalan como las más prometedoras de este 2018, basándonos en la rentabilidad que han obtenido en el último ejercicio.

Ethereum

Basada, al igual que el Bitcoin, en la tecnología blockchain, esta criptodivisa es seguramente la segunda más conocida por el gran público y el mayor rival de la creada por Satoshi Nakamoto. Se caracteriza por una solidez notable: Ethereum ha resultado comparativamente fuerte en algunas crisis, como por ejemplo en la más reciente que tuvo lugar tras el anuncio de una posible prohibición de las criptomonedas por parte de Corea del Sur. Mientras que el valor del Bitcoin caía hasta en un 10% por esta crisis, el Ethereum se mantenía estable, lo que demuestra que los inversores no tienen prisa por vender las divisas.

Tras la era del Bitcoin: las criptodivisas más rentables para este 2018 1
Logo de Ethereum.

Otro punto a destacar es que varios bancos -incluidos algunos españoles como Bankia, Santander o Abanca– se han dedicado recientemente a invertir en Ethereum, lo que para los expertos demuestra la rentabilidad actual de esta criptodivisa y aseguran que es muy “probable” que Ethereum siga subiendo. El valor de Ethereum ronda actualmente los 1.140 euros.

Nem

Mucho menos popular que Bitcoin o Ethereum, esta criptodivisa creada en 2015 alcanzó una rentabilidad de hasta el 29842% en 2017. NEM (New Economy Movement, por sus siglas en inglés) también funciona -como el resto de criptomonedas- a través de la tecnología de cadena de bloques. El NEM, como el Bitcoin y Ethereum, permite hacer transacciones con su moneda, llamada XEM. Una de sus aplicaciones más destacables del NEM es la del registro de activos inteligentes, que abre la puerta a un sinfín de aplicaciones en la vida real. Estos activos son los tradicionales títulos de la propiedad, documentos notariales o patentes que, al insertarlos en la plataforma, pueden ser transferidos o registrados sin necesidad de la intervención de terceros como notarios o registradores de la propiedad.

Tras la era del Bitcoin: las criptodivisas más rentables para este 2018 2
Logo de Nem.

En los últimos meses, esta criptodivisa ha vivido un crecimiento espectacular, tan sólo superado por Ripple, lo que hace creer a los inversores en que es una divisa virtual a la que seguirle la pista. El valor de NEM ronda actualmente los 1,2267 euros.

Dash

Tras la era del Bitcoin: las criptodivisas más rentables para este 2018 3
Logo de Dash.

Dash, que en 2017 alcanzó una rentabilidad del 9265%, se caracteriza por algunas funcionalidades propias como las transacciones instantáneas (InstantSend) o las transacciones privadas (PrivateSend). Creada en 2014, ha pasado desapercibida por parte del gran público, pero para los expertos su rentabilidad no deja duda de que es una opción a tener en cuenta. Su valor ronda actualmente los 940 euros.

Stellar

La más jovencita de la lista es Stellar, que nació en 2017 y que contra todo pronóstico logró colocarse entre las más rentables de las criptomonedas. Con una rentabilidad del 14441%, el éxito de Stellar reside en ponerle fáciles las cosas a los inversores: su plataforma permite realizar el cambio entre dólares y otras criptomonedas, como el Bitcoin, tan sólo en unos segundos y pagando comisiones bajas, a diferencia de otras plataformas, que cobran comisiones muy altas por realizar estos cambios.

Tras la era del Bitcoin: las criptodivisas más rentables para este 2018 4
Logo de Stellar.

La criptomoneda de Stellar se denomina Lumens, y es la “intermediaria” entre las transacciones de dólares a Bitcoins. Actualmente su valor ronda los 0,5 euros.

Litecoin

Tras la era del Bitcoin: las criptodivisas más rentables para este 2018 5
Logo de Litecoin.

Litecoin se lanzó al mercado a través de un cliente de código abierto en Github en 2011 como una alternativa al reinante Bitcoin. Recientemente ha experimentado un crecimiento notable: el 25 de noviembre de 2017 el litecoin alcanzo los 70 euros, creciendo así de los 3 a los 70 en cuestión de 7 meses. Al finalizar el año, el litecoin rondaba los 250 euros, y es una de las criptodivisas más rentables, según los expertos, para 2018. No obstante, ha sufrido una ligera bajada, ya que actualmente su valor está en torno a los 205 euros.

Ripple

Tras la era del Bitcoin: las criptodivisas más rentables para este 2018 6
Logo de Ripple.

Ripple es una criptomoneda clásica, ya que aunque muchos lo desconozcan, fue creada en 2004 por Ryan Fugger, inventor del sistema de pago RipplePay. Con la intención crear un sistema financiero descentralizado que posibilitara a cualquier usuario ser su propio banco, sin necesidad de intermediarios, Ripple sentó las bases de las criptomonedas años antes de que llegara el famoso Bitcoin. Ripple ha seducido, en los últimos años, a grandes entidades bancarias, incluidas las españolas Santander o BBVA. Su valor actual ronda los 2 euros.

TOP